Así es la sala de tortura de móviles de bq

¿Quién no se ha guardado alguna vez  el teléfono en el bolsillo trasero del pantalón, o ha visto cómo se caía desde la mesilla de la habitación? En bq quieren que tu smartphone o tablet sea lo suficientemente resistente como para soportar todo este tipo de vicisitudes.

Por eso han creado un laboratorio donde les someten a todo tipo de pruebas físicas para comprobar su resistencia y, en el caso de que detecten algún fallo, mejorar sus características antes de que el producto final salga al mercado. Te contamos las pruebas, casi torturas, a las que es sometido un móvil antes de obtener el OK para salir a la venta. 

Tiene máquinas de todo tipo.  En una de ellas exponen al dispositivo a altas y bajas temperaturas, y a diferentes niveles de humedad. En la contigua el elemento “peligroso” es el polvo, y para simularlo utilizan polvos de talco debido a su baja densidad y color. Así, si se cuela dentro de teléfono o tablet, es posible detectarlo con facilidad y corregir el fallo.

Los golpes son los males más sufridos por nuestros smartphones. Para comprobar su resistencia, en bq cuentan con dos tipos de pruebas: en una simulan caídas desde 1 y 0,5 metros en una caja con que gira repetidas veces, y en otra le someten a microcaídas desde menos distancia.

Uno de los test más curioso es el que desde bq han bautizado como “la máquina del culo”. En ella han reproducido lo que ocurre cuando metes tu teléfono en el bolsillo de un pantalón vaquero. También es llamativa la prueba en la que, un aparato construido por ellos mismos, comprueba cuántas pulsaciones admite el botón de encendido de sus smartphones

El bq Aquaris E5 4G, es uno de lo móviles que ha tenido que superar todas estas pruebas

En el vídeo puedes ver cada una de las pruebas de resistencia, a cada cual más curiosa, a la que son sometidos los smartphones y tablets de la marca española bq. ¿Te imaginabas algo así?