Los drones y robots más curiosos y espectaculares

Los drones son una toda una novedad, pero su irrupción en el mercado español ha sido tan fuerte que no hay ninguna duda que son el gadget de moda de este 2015.

Vuelan, graban y toman imágenes. Los hay de muchas clases, formas,  tamaños y precio y en este vídeo os vamos a contar cuáles son 5 drones que más nos han llamado la atención.

El portfolio de drones que hay actualmente en nuestro mercado es muy amplio y ya no hace falta rascarse el bolsillo para comprar uno de estos robots. Ejemplo de ello es Syma X5C Explorers (apenas 50 euros). Un gadget que, según sus prestacione sy precio, es ideal para aquellas personas que quieran iniciarse en el pilotaje de drones.

Otro ejemplo es Skeye Nano Drone, uno de los quadricópteros más pequeños del mundo (mide 4x4 centímetros) y que también podrás comprar por poco más de 50 euros.

Cuenta con un sistema de control de vuelo de 6 ejes y posee sensibilidad de giroscopio ajustable y es capaz de realizar acrobacias en el aire de hasta 8 formas distintas, además lo mejor de todo, su precio, alrededor de unos 50 euros.

Pero también hay otros que tienen un precio prohibitivo para muchos de nosotros. Por ejemplo, Lily, cuesta 999 dólares, pero que tiene una particularidad de la que ninguno otro puede presumir, es un dron que te persigue y graba sin necesidad de ningún tipo de control. Lo cojes, lo lanzas y a volar.

Pero no todos estos pequeños robots son capaces de volar. Jumping Sumo no tiene alas, pero es capaz de realizar algunas maniobras realmente asombrosas, siendo capaz de saltar hasta 80 centímentros en horizontal y vertical.

Review Jumping Sumo

Otros, todavía no están en el mercado, como el que vemos en el segundo lugar del podium, y al que hemos nombrado erroneamente Hycopter Drone (un fallo lo tiene cualquiera). Este pequeño robot volador fabricado papel y oblea de poliestireno parece un insecto, pero también es de lo más llamativo. Es capaz de disolverse de manera autónoma así como plegarse sobre su propio cuerpo para llegar a desaparecer por completo. De momento está en desarrollo y pero el equipo de investigadores espera que esté disponible para finales de este año.