El Gadget de la semana: la fregona robot iRobot Scooba 450

Desde que vimos a Mickey Mouse en la película de Fantasía utilizando una fregona mágica para que la casa se limpiara por su cuenta, nuestra parte procrastinadora ha soñado con que la tecnología avanzase lo suficiente como para que esta idea se hiciese realidad. Al final no ha sido la mágia, sino la robótica: os presentamos el iRobot Scooba 450.

El iRobot Scooba 450 es uno de esos tímidos primeros pasos en el mundo de la robótica aplicado al hogar. Obviamente es el siguiente escalón desde aquel primer Roomba que iRobot puso a la venta. Y ¿qué es más avanzado que un robot aspirador? Pues un robot aspirador que además, friega el suelo. 

Echa un vistazo a nuesto último Gadget: el Intel Compute Stick

Dado que el vídeo está cargado con las características técnicas, vamos a haceros un resumen de cómo ha sido nuestra prueba. En primer lugar, como cabía esperar, el embalaje está optimizado: punto para Scooba por el medio ambiente. 

En las instrucciones de encendido rápido todo queda bastante claro: con la caja se incluye una botellita de preparado que, mezclado con agua, se introduce en un depósito del iRobot Scooba 450. Ese preparado será el que haga las veces de agua de fregar, y al estar preparado para cualquier tipo de suelo, no tenemos que preocuparnos de que nos trastorne el PH.

Ahora bien, un par de advertencias nacidas de la dolorosa experiencia:

  • Mantened a las mascotas lejos del Scooba 450: pueden llevarse bien con él u odiarlo, pero ninguna de las dos cosas nos ayudarán a que friegue mejor. 
  • Utilizadlo sobre todo en sitios bien ventilados, porque en las habitaciones grandes desde que empieza hasta que acaba pueden pasar horas, con lo que puede quedar bastante olor a humedad. 
  • Aunque el Scooba 450 incluye un pequeño aspirador, conviene quitarle algo de trabajo dándole antes un repaso al suelo, ya que no tiene la potencia de aspirado de sus hermanos mayores.

Por lo demás, darle un buen uso es cosa de sentido común: evitad las alfombras, utilizad el sensor de bloqueo "Virtual Wall" con cuidado, acordáos de retirar los muebles... en fin, ponédselo fácil.