¿Qué es... Raspberry Pi?

Raspberry Pi es uno de los Mini PCs más populares del mercado, tanto por su atractivo precio como por las enormes opciones. Para hacernos una idea, tiene una potencia cercana a la de un Pentium II con la capacidad gráfica de la consola Xbox.

En función del modelo que escojamos, dispondremos de más o menos opciones de conexión, pero siempre tendremos al menos un puerto de salida de video HDMI y otro de tipo RCA, minijack de audio y un puerto USB 2.0 al que conectar un teclado y ratón.

La primera Raspberry Pi cuenta con una diminuta placa base de 85 x 54 milímetros (un poco más grande que una cajetilla de tabaco) en el que se aloja un chip Broadcom BCM2835 con procesador ARM hasta a 1 GHz de velocidad, GPU VideoCore IV y hasta 512 Mbytes de memoria RAM. En cuanto a su precio, suele estar por debajo de los 40 euros, una de las razones que explica su popularidad.

¿Qué es... una OMV?

Para que funcione, basta con que añadamos nosotros mismos un medio de almacenamiento (como por ejemplo una tarjeta de memoria SD), enchufarlo a la corriente gracias a cualquier cargador de tipo microUSB (el mismo que sirve para recargar la mayoría de los teléfonos móviles, cuyo coste es ínfimo)

También, si se desea, podemos incorporar un chasis para que todo quede a buen recaudo y su apariencia sea más estética.

El modelo más actual es la Raspberry Pi 2 Model B, que equipa un chip Broaddcom BCM2836 con una nueva CPU ARM Cortex-A7 de cuatro núcleos a 900 MHz, así como 1 GB de memoria RAM a 450 Mhz. Según sus creadores, es 6 veces más potente que los modelos anteriores, posibilitando la ejecución de Windows 10, cuando salga al mercado.

Y lo mejor de todo es que este nuevo Mini PC mantiene el mismo precio: puedes comprar Raspberry Pi por una cifra cercana a los 35€.