Logo Computerhoy.com

Le ponen una etiqueta lujosa a un vino malo de 2 euros, y gana un prestigioso concurso internacional

Un elaborado engaño con un vino de los malos, acabó demostrando la nula profesionalidad de un prestigioso concurso de vinos.

Le ponen una etiqueta lujosa a un vino de supermercado de 2 euros, y gana un prestigioso concurso internacional
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Un vino de supermercado de 2,5 euros, el más malo que pudo encontrar un sumiller, acabó ganando el concurso de vinos Gilbert & Gaillard International Wine Competition, hace unos días. La historia de cómo lo consiguió es bastante curiosa y reveladora.

Existen cientos de concursos o catas de vinos en Europa, y en muchos casos son solo un negocio comercial que favorece a todas las partes. Dice el marketing que los vinos que llevan una medalla de oro de un concurso, venden un 15 o un 20% más. Al mismo tiempo estos concursos cobran un dinero por participar, y por cada medalla que se coloca en una botella.

No habría nada de malo en esto si la cata fuese imparcial y se premiase a los mejores vinos. Seguramente en muchos concursos es así. Pero no parece el caso del Gilbert & Gaillard International Wine Competition, que cobra 50 euros por participar y a los ganadores les vende 1.000 etiquetas de medalla para poner en las botellas por 60 euros, según OddityCentral.

La trampa al concurso de vinos

El programa de televisión belga On n’est pas des pigeons, se compinchó con Eric Boschman, elegido mejor sumiller de Bélgica en 1988, para elaborar la broma.

Boschman buscó en un supermercado el vino más malo que pudo encontrar. Costaba 2,5 euros la botella. Después diseñaron una etiqueta lujosa y se inventaron el origen del vino. Lo bautizaron como Chateau Colombier, elaborado con uvas de las variedades Côtes de Sambre y Meuse (Valonia).

La cata exige presentar datos de laboratorio con los niveles de alcohol y azúcar, así que entregaron una ficha de un vino prestigioso.

Dias antes del concurso, el sumiller Eric Boschman publicitó el vino en redes sociales, calificándolo de "excepcional", ya que se sabe que la opinión de sumilleres famosos influye en sus colegas de profesión.

Cuatro vinos de calidad por menos de 4 euros recomendados por un experto, que solo venden en Mercadona

La elaborada trampa funcionó a la perfección. Este vino malo de supermercado ganó la medalla de oro en el concurso Gilbert & Gaillard International Wine Competition.

Los jueces lo describieron como "Color rojo granate brillante. Nariz tímida que combina frutas de hueso, grosellas, roble discreto. Paladar suave, nervioso y rico con aromas jóvenes y limpios que prometen una agradable complejidad. Evolución sobre finas especias y un toque de hollín. Muy interesante".

El resultado revela, primero, que no comprobaron el análisis de laboratorio. Y segundo, que sus sumilleres no hicieron bien su trabajo al probar los vinos, o que quizá se dejaron llevar por la campaña que había hecho Eric Boschman, alabándolo falsamente.

No quiere decir que todas las catas y concursos de vinos sean así, ni mucho menos. Pero este vino malo de supermercado que ganó un concurso de vinos internacional demuestra que, al menos en algunos, prima más lo comercial, y se deja en un segundo plano la calidad del vino en sí.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: ViralCuriosidades