Análisis del Moto E 2015 4G

Lo mejor

  • Precio, precio, precio
  • 4G LTE
  • Android 5.0 limpio

Lo peor

  • Cámara trasera con poca luz
  • Cámara frontal vga
  • Pantalla en exteriores
Motorola Moto E (2015)

Moto E (2015) Motorola

Nota de análisis

74
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android Lollipo 5.0.2
    Tamaño 4.5 pulgadas
    Resolución 960x540
    Cámaras 5.0/0.3 mpx
    Capacidad 2390 mAh
    Memoria Interna 8 GB
¿Qué necesitas realmente en un móvil?

Ésa es la pregunta que debieron hacerse en Motorola cuando decidieron volver al mercado apostando por fabricar smartphones de gama baja, media y alta, pero con precios lo más ajustados posible.

El Moto X 2014, que ya analizamos aquí, era -y sigue siendo- un estupendo smartphone que poco tiene que envidiar al resto de la gama alta. Del Moto G 2014 poco podemos decir que no dijéramos en su día cuando lo probamos -aquí tienes el análisis del Moto G-. Sigue siendo el mejor móvil de gama media del mercado, a un precio con el que pocos pueden competir.

¿Y el Moto E 2015? Estamos ante la evolución del primer Moto E que vimos el año pasado. Aquél ya era un buen terminal por el precio al que se vendía, pero tenía demasiadas lagunas como para convertirse en el rey de su franja.

La apuesta, eso sí, está clara: ¿qué necesita la mayoría de usuarios en un smartphone, en su día a día? ¿Podemos fabricar un terminal lo más barato posible que cubra esas necesidades básicas?

 

Y es que tenemos que tener claro que, aunque a los aficionados a la tecnología les gusta tener un smartphone potente, con un gran hardware, buena batería y buena óptica, la gran mayoría de los usuarios de smartphone no necesitan todo eso.

Hay mucho mercado para el usuario básico, el que utiliza su smarpthone para navegar, whatsapp, redes sociales y alguna que otra foto. Si no necesitan más, no deberían tener que pagar 800 euros cada vez que renuevan su smartphone.

¿Habrá conseguido Motorola mejorar su terminal estrella de gama baja? Vamos verlo en este análisis del nuevo Moto E 2105.

Unboxing Moto E 2015 4G

Diseño y pantalla

En cuanto a diseño, el nuevo Moto E 2015 no se diferencia mucho del modelo del año pasado. Las dimensiones cambian, porque pasamos de una pantalla de 4.3 pulgadas a otra de 4.5, aunque se mantiene el mismo grosor, 12.3mm, y pesa sólo 2 gramos más pese al aumento de tamaño de display. Como siempre, tienes las medidas completas, así como el resto de datos técnicos, en nuestra ficha completa, que encabeza este análisis del Moto E 2015.

Seguimos contando, como es habitual en los terminales de Motorola, con una carcasa trasera con curvatura, que hace que el agarre del móvil sea bastante cómodo.

El nuevo Moto E está fabricando en plástico, algo que no debería sorprendernos. No creemos que a estas alturas alguien espere un unibody metálico a este precio. Sería de locos.

Los bordes exteriores cuentan con una textura que facilita también el agarre, y además son bandas intercambiables. No esperes el grado de personalización de otros modelos de Motorola, como el Moto X, donde casi podías construir el terminal a tu gusto, pero sí podrás darle un toque de color distinto al Moto E 2015 según tus gustos.

moto e 2015 carcasa grip shell

También puedes reemplazar esa banda completamente por carcasas de colores, o Grip Shells, como las llama Motorola, y que están disponibles en 5 colores.

En cualquier caso, y aunque la batería no es reemplazable, para acceder a las ranuras para la micro-SIM y la microSD tendrás que desmontar dicha carcasa o, en el caso de que no la tengas, quitar al menos la banda, ya que ambos elementos no se encuentran a la vista normalmente.

moto e 2015 microsd microsim

Contamos también con un altavoz en la parte superior frontal del móvil, y esta vez sí contamos con cámara delantera, frente al modelo anterior que no tenía. Hablaremos de ella en el apartado de cámara de este análisis del nuevo Moto E 2015 4G.

En cuanto a la pantalla, lo más llamativo es el aumento de tamaño, como ya hemos dicho, de 4.3 a 4.5 pulgadas. Llama la atención también que esté protegida con Corning Gorilla Glass 3, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de un terminal de gama baja.

La resolución no cambia. La pantalla sigue siendo qHD, con 960x540 píxeles. Esto significa que, con el aumento de tamaño de 0.2 pulgadas, perdemos densidad: pasamos de 256 ppp en el Moto E original a los 245 ppp del nuevo modelo. Está claro que la resolución de pantalla es uno de los puntos débiles del dispositivo.

moto e 2015 pantalla

Aún así, tenemos que decir que, pese a que la pantalla no es el fuerte del Moto E 2015, sí nos parece de calidad suficiente y razonable teniendo en cuenta su precio. Con la mayoría de apps y webs no hemos tenido ningún problema de visualización, aunque en webs no adaptadas a móvil sí hemos tenido que ampliar al navegar para poder leer el contenido correctamente.

Mencionar por último otros dos puntos negativos: el sensor de luminosidad no termina de funcionar del todo bien, por lo que el nuevo Moto E tarda demasiado en reaccionar a los cambios de luz en su entorno, lo que además perjudica también la visibilidad de la pantalla en exteriores, que no es ni mucho menos óptima.

Al ritmo que evolucionan estos terminales, el año que viene seguramente un futuro Moto E 2016 cuente con la pantalla que ahora mismo tiene el Moto G, lo que supondría un salto de calidad bastante interesante.

Galería de fotosNuevo Moto E 2015ver las 24 fotos
Hardware, rendimiento y batería

Sobre el papel, las características técnicas del nuevo modelo de Motorola son más que aceptables -recuerda que puedes consultar la ficha técnica completa del Moto E 2015 4G aquí-.

Sorprende un salto evidente en el procesador, que pasa de los dos a los cuatro núcleos. El Moto E utiliza un Qualcomm SnapDragon 410 a 1.2 GHz con una GPU Adreno 306 a 400 Mhz.

Cuenta con 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno, ampliable mediante tarjeta SD de hasta 32 GB. La pena, eso sí, es que de los 8 GB internos tienes disponible algo menos de 5, el resto viene ya ocupado -sistema operativo y apps imprescindibles-.

A nivel de conectividad va más que sobrado: tarjeta microSIM, conector para auriculares de 3.5 mm, micro USB, Bluetooth 4.0 LE, WiFi 802.11 b/g/n, y dos micrófonos. Soporta redes GSM/GPRS/EDGE, UMTS/HSPA, y conexión de alta velocidad 4G LTE. No tiene NFC, eso sí.

La batería alcanza los 2390 mAh, lo que sí supone un aumento respecto al primer Moto E, que sólo contaba con 1980 mAh. Puede parecer poco, pero no lo es: el aumento en capacidad junto con una mejor optimización del procesador para trabajar con un nuevo y más eficiente sistema operativo -Android Lollipop- consiguen alargar la autonomía, hasta el punto de que ahora el terminal nos dura el día entero sin problemas con un uso 'medio', algo impensable con el modelo anterior.

moto e 2015

Terminado el repaso a las características técnicas, tiempo de impresiones. La verdad es que en ningún momento hemos tenido la sensación de que el nuevo Moto E 2015 4G no cumpliera lo que promete a nivel de rendimiento. 

Es un móvil para lo que es: navegar por la web, utilizar apps comunes, sacar alguna que otra foto y poco más. Dirigido a un público no muy exigente con el hardware de su smarpthone y sí más interesado en la facilidad de uso y la fluidez del sistema en general. Y ahí el Moto E 2015 no defrauda.

Excepto a la hora de correr alguno de los juegos más potentes que puedes encontrar en Google Play, como Asphalt 8, por ejemplo, no hemos encontrado mayores problemas de rendimiento al realizar las funciones más comunes del día a día. El salto a Android 5.0 ha venido muy bien a la mayoría de terminales nuevos de gama baja, y a este nuevo Moto E especialmente.

Software y cámara

En cuanto al software, un nuevo aplauso a Motorola. Mientras que otros fabricantes siguen empeñados en personalizar al máximo sus terminales con software propio, la compañía americana -ahora 'china', desde que la compró Lenovo- apuesta por incluir Android Lollipop 5 stock, esto es, limpio, casi idéntico al que encontraríamos en un Nexus.

Está claro que sacaron rendimiento a su paso por Google, y es una apuesta ganadora: suelen llegar antes que nadie a las nuevas versiones del sistema operativo y la compra de un Motorola casi garantiza que no te quedarás sin actualizaciones antes de cambiar de móvil.

moto e 2015 android lollipop

Excepto un par de apps preinstaladas, como por ejemplo la que ayuda al trasvase de contactos de tu anterior móvil al nuevo, poca más personalización encontrarás en este nuevo Moto E, y es algo que yo, personalmente, agradezco. Esto, como casi todo, es cuestión de gustos.

Además, el nuevo Moto E incorpora los gestos de otros terminales de Motorola de mayor gama, bastante útiles en determinadas ocasiones. Por ejemplo, para acceder a la cámara con la pantalla bloqueada sólo necesitamos realizar un giro rápido de muñeca. Ese mismo giro nos valdrá para cambiar de la cámara trasera a la frontal una vez dentro de la aplicación de cámara.

Contamos también con Moto Display, que permite mostrar las notificaciones con la pantalla bloqueada, utilizando los píxeles justos y ahorrando así batería.

Si tienes el móvil en la mesa, por ejemplo, y lo coges, verás que se iluminan ciertos píxeles para mostrar el icono de bloqueo y las notificaciones recientes, nada más. Algo muy útil para saber si te interesa desbloquearla porque has de responder a un mensaje urgente o una llamada perdida, o de lo contrario volverlo a dejar donde estaba sin haber encendido la pantalla, con el ahorro que eso supone si eres de los que está constantemente pendiente del móvil.

De Android Lollipop hemos hablado ya mucho en ComputerHoy.com, así que pasemos directamente a hablar de la cámara. Tienes más información sobre Android 5 aquí si la necesitas.

cámara

La cámara es, junto con la pantalla, lo que más nos ha decepcionado en este análisis del nuevo Moto E 2015. Si te gusta la fotografía, quizás debas pensar en invertir un poco más de dinero en un terminal que cuente con una mejor óptica.

Eso sí, su manejo es muy sencillo, como es habitual en todos los modelos de Motorola y, por ejemplo, en los Nexus de Google. Deslizando el dedo desde la izquierda accedes a los ajustes básicos, y desde la derecha entras en la galería. Contamos con enfoque automático y la posibilidad de cambiar la exposición arrastrando los 'corchetes' del visor por la pantalla.

Ajustes básicos / Control de exposición

La cámara trasera del Moto E es de 5 megapíxeles, y funciona decentemente cuando cuentas con una buena iluminación. En condiciones de luz pobres, se nota que no está a la altura, y se nota bastante. Tampoco cuenta con Flash LED, por lo que olvídate de sacar fotos de noche en interiores poco iluminados.

De hecho, sólo 3.7 megapíxeles de esos 5 son efectivos, y aunque ofrece un buen contraste y colores naturales con buena luz, cuando ésta falta las fotos tienen demasiado ruido. Es algo, por otra parte, bastante común en terminales de gama baja. Estamos hablando de un móvil de 129€, no podemos pedirle peras al olmo.

La novedad la encontramos en la inclusión de una cámara delantera, algo que no tenía el primer Moto E y que fue lo que más criticamos aquí en su momento. Un terminal como este, que puede ir dirigido a adolescentes como primer smartphone, no puede prescindir de cámara delantera. Los selfies están de moda, nos guste o no.

Eso sí, la calidad de la cámara delantera también deja bastante que desear. Es VGA, es decir, cuenta con 0.3 megapíxeles, por lo que no esperes selfies maravillosos. Sufre el mismo problema que la cámara trasera, si cabe aún más destacado, en condiciones de poca iluminación.

En cuanto a vídeo, ahora podemos grabar en HD 720p, algo que se agradece, aunque la óptica es la misma. Lo dicho, si lo más importante para ti en un smartphone es la cámara, quizá el Moto E 2015 no sea tu smartphone ideal.

Aquí tienes algunas imágenes de prueba tomadas con las cámaras del nuevo Moto E 2015 4G.

Galería de fotosPrueba de cámara del Moto E 2015 4Gver las 15 fotos

Conclusión

Vamos a lo que interesa: ¿Merece la pena el Moto E 2015? ¿Me lo compro? La respuesta, como casi siempre: sí y no.

Estamos ante un fantástico terminal de gama baja. Fantástico, sin más. Pocas opciones hay en el mercado más baratas con este hardware y una garantía de actualizaciones de software como la que ofrece Motorola. 

Sí, por este precio podríamos encontrar alguna joya china, como los últimos gama baja de Xiaomi, pero estamos en lo de siempre: fiarse o no de qué pasará si se nos estropea el móvil. Ese problema no existe con marcas más comunes como Motorola.

Smarpthone 4G, con batería más que decente y Android 5 puro, con un buen rendimiento. Cogea en pantalla y cámara, como la mayoría de gamas bajas del mercado.

moto e 2015 analisis y review

La duda, entonces, estaría en si podemos invertir un poco más para conseguir un terminal mejor, y no nos tenemos que ir muy lejos. Por 40€ más podemos adquirir un Moto G 2014, que es bastante más smarpthone que este Moto E.

Lo que sí debemos tener claro es que el Moto E 2015 es un móvil perfecto para adolescentes -o niños- que quieran ya su primer móvil, para usuarios no muy exigentes con su teléfono móvil, o para personas mayores que necesitan algo simple y no quieren complicarse demasiado ni gastarse mucho dinero.

O simplemente para cualquier usuario que acabe utilizando siempre las mismas apps, mensajería, navegación web y poco mas, y quiera un móvil decente a un muy buen precio. Este nuevo Moto E, que se vende por 129€ en Amazon, no le defraudará.

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla66/10
  • Hardware77/10
  • Software99/10
  • Cámara55/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio1010/10