Skip to main content

Análisis del portátil Toshiba Satellite P70-B-104

Toshiba Satellite P70-B-104
user

12/02/2015 - 09:00

Los portátiles han eclipsado a los ordenadores de sobremesa gracias a aspectos como la movilidad, la ausencia de cables o la posibilidad de funcionar con baterías. El rendimiento es la baza de los PC tradicionales, pero los laptops para gaming están ganando también en este campo.

Marca Toshiba
Modelo P70 - B - 104
Tipo Portátil
Dimensiones 41,3 x 26,8 x 2,83 (frontal) / 3,3 (trasero)
Peso 2,9 Kg
Sistema Operativo Windows 8.1
Procesador Intel Core i7-4710HQ
Memoria RAM 16384 Mb
Disco duro 2 TB SATA SAMSUNG Spinpoint M9T ST2000LM003, 5400 rpm
Tarjeta gráfica AMD Radeon R9 M265X, 4GB GDDR5 con AMD Enduro
Tarjeta de red / inalámbrica Intel Dual Band Wireless AC 3160
Cámara frontal 0,92 mpx
Tamaño de pantalla 17,3''
Resolución de pantalla 1.920 x 1.080
Batería 6 celdas, 48 Whr
Conectividad inalámbica / redes Wifi 802.11n, Bluetooth 4.0, Gigabit Ethernet
Conectores de datos / A/V 1 x LAN, 1 x VGA, 1 x HDMI, 1 x micrófono, 1 x auriculares, 2 x USB 2.0, 2 x USB 3.0, 1 x lector multi tarjeta SDCard

Toshiba Satellite P70-B-104, un portátil para jugones ocasionales (y algunos no jugones)

Hoy en día, la necesidad de tener una tarjeta gráfica dedicada se reduce a dos ámbitos concretos: el del gaming, para mover juegos con una complejidad visual por encima de las posibilidades de los procesadores gráficos integrados en los chips de Intel o AMD, y el ámbito de la computación paralela o GPGPU, donde se usa la arquitectura de los procesadores gráficos para realizar cantidades gigantescas de cálculos en paralelo que se beneficien del paralelismo implícito en su funcionamiento.  

El Toshiba Satellite P70-B-104 entra, a primera vista, dentro de la categoría de portátiles para jugones (o gamers) por el hecho de tener una tarjeta gráfica dedicada (la Radeon R9 M265x) con nada menos que 4GB de memoria de vídeo GDDR5.

Aunque a la vista de las pruebas de rendimiento obtenidas, y del posicionamiento de la gráfica dentro de la gama de procesadores de AMD (se queda en la parte baja de la gama R9 M200), habría que decir que es un portátil para jugones ocasionales.

Por encima de la R9 M265x están los modelos R9 M270x, R9 M275x y R9 M290x.

Toshiba Satellite P70-B-104

Más adelante profundizaremos en las pruebas de rendimiento.

En otros aspectos, el Toshiba Satellite P70-B-104 ofrece argumentos de gran valor para usuarios (no necesariamente gamers) que busquen un portátil con un rendimiento incluso superior al de muchos equipos de sobremesa. El procesador Intel Core i7-4710HQ de cuatro núcleos físicos y ocho lógicos exprime al máximo todos los Vatios que consume.

La RAM de 16 GB, junto con un disco Samsung de 2 TB y 5.400 rpm son la guinda perfecta para un portátil en el que es posible hasta afrontar tareas de autoría multimedia. El teclado es de muy buena calidad, con un tacto firme y preciso, con las teclas numéricas separadas convenientemente. 

Toshiba Satellite P70-B-104

Como contrapartida, están el tamaño, el peso o la autonomía, que no son precisamente sus argumentos más convicentes de cara a la movilidad.

Aunque es evidente que a día de hoy es una utopía pretender empaquetar el rendimiento de un Core i7 de cuatro núcleos, 47 Vatios de TDP y una gráfica dedicada en un portátil de menos de 1,5 Kg

Los gráficos

La evolución de los procesadores gráficos integrados en los procesadores de Intel y AMD ha hecho que la necesidad de usar chips dedicados se reduzca significativamente.

De hecho, el uso de los procesadores gráficos dedicados se limita a los equipos destinados a un público que encuentre en los juegos una dimensión lúdica tan importante como para que justifique el mayor desembolso de dinero y las exigencias en cuanto a tamaño y peso que también se asocian irremediablemente a los portátiles para gaming.

Portátiles con la tecnología óptima para mover títulos como FarCry 4, Assassins Creed o cualquier otro título donde la dimensión gráfica esté especialmente cuidada.

Para juegos de estilos menos exigentes, como MMO (Massively Multiplayer Online), de estrategia o de rol, la carga gráfica es asumible incluso por procesadores integrados, pero no sucede así para los Shooters 3D en primera persona, por ejemplo.

Resident Evil 6 benchmark

En este equipo, el procesador gráfico elegido es un AMD Radeon R9 M265x. Emplea la tecnología GCN de AMD, con litografía de 28 nm y unos 30 Vatios de TDP. En este equipo, Toshiba ha optado por usar la configuración con 4 GB de memoria GDDR5.

Es una decisión que no encuentra demasiado fundamento tecnológico, teniendo en cuenta que estamos ante un procesador gráfico de gama media donde el cuello de botella está en el número de procesadores stream, el ancho de banda del bus de memoria y otros apartados que dependen de la arquitectura del chip. Usar 4 GB de memoria GDDR5 en vez los 2 GB habituales en tarjetas menos ambiciosas, es como poner ruedas de coche de F1 a un turismo de gama alta. Impresiona, pero no tiene demasiada utilidad

En cuanto al rendimiento, usando la resolución de pantalla FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), la potencia gráfica del procesador AMD R9 M265x no permite configurar los parámetros de calidad al máximo sin que ello revierta en una tasa de frames bien por debajo de los 30 fps (los mínimos aconsejables para que la experiencia lúdica sea fluida).

En las pruebas de rendimiento con 3DMark, Unigine Heaven 4.0, Resident Evil 6 o 3DMark 11, los resultados confirman que los gamers más exigentes tendrán que elegir un equipo con mejor tecnología gráfica si quieren jugar con los parámetros de calidad y niveles de detalle configurados a su máximo nivel.

Para jugadores menos exigentes, que acepten de buen grado sacrificar calidad gráfica o incluso resolución de pantalla a cambio de la fluidez, la tarjeta AMD Radeon R9 M265x ofrece argumentos mucho mejores que la tarjeta gráfica Intel HD Graphics 4600 integrada en el procesador Intel Core i7.

Toshiba Satellite P70-B-104

Del lado de la configuración, AMD permite usar la tecnología Enduro, que facilita enormemente elegir qué tipo de gráficos queremos usar: o los integrados de Intel (Intel HD Graphics 4600) o la gráfica AMD.

Si ni vamos a jugar o no estamos usando aplicaciones de autoría multimedia (que en algunos casos se benefician del paralelismo de los procesadores de NVIDIA y AMD), es mejor usar los gráficos integrados: tendremos más autonomía de batería, o bien evitaremos que el ventilador del portátil esté funcionando a máxima velociad, y de paso generando ruido.

La selección de la tecnología gráfica puede realizarse automáticamente o bajo demanda

El resto de "las tripas"

Si entramos en detalle a ver las características técnicas del Toshiba P70-B-104  vemos que puede presumir de tener un procesador Core i7 4710HQ de 4 núcleos físicos y 8 lógicos, con un TDP de 47W.

Prácticamente un procesador de sobremesa empaquetado en formato de portátil. Este consumo de energía definido en Vatios por el TDP es incompatible con una autonomía prolongada, pero el formato del portátil hace que lo lógico sea tenerlo enchufado en la práctica totalidad de las ocasiones, así como moverlo lo justo para cambiarlo de mesa dentro de casa, o llevarlo de vacaciones.

En última instancia, estamos ante un procesador apto para afrontar todo tipo de tareas, con un grado de satisfacción alto para usuarios domésticos o profesionales liberales. 

Toshiba Satellite P709-B-104 benchmarks

Además, este tipo de procesadores es óptimo también para maximizar la experiencia lúdica en juegos: apartados como la IA (inteligencia artificial) o la física son relevantes de cara a los gamers. Y ese tipo de cálculos se lleva a cabo en el procesador del sistema.

La RAM, de 16 GB, es suficiente para que no necesitemos más memoria durante toda la vida útil del equipo. Se rtrata de una cantidad excelente para todo tipo de usos, tanto para Windows 8.1 como para futuras versiones del sistema operativo y las aplicaciones. 

El disco duro de 2 TB de capacidad ofrece tanta capacidad de almacenamiento como los discos duros en ordenadores de sobremesa, pero en un formato de 2,5'' y con una velocidad de rotación de 5.400 rpm. Lo ideal sería disponer de almacenamiento SSD de estado sólido. Y más teniendo en cuenta que este equipo no permite un acceso sencillo a sus componentes internos para realizar tareas de bricolaje una vez se haya comprado.

La unidad de Blu-Ray se desmonta muy fácilmente, eso sí. Pero la parte inferior del equipo es de tipo monolítico, de modo que para tener acceso a la memoria o el disco duro hay que quitar toda la parte inferior de la carcasa. Lo intentamos, pero no es tan evidente como desatornillar todas las fijaciones y quitar la tapa de plástico.

El Toshiba P70-B-104 cuenta con un transformador externo de 120 Vatios, con un tamaño que no es en absoluto desdeñable, y entrega la energía necesaria para hacer funcionar a este portátil que en los momentos de más consumo alcanza cifras de más de 100 Vatios.

La batería tiene una capacidad suficiente para hacer funcionar al equipò a pleno rendimiento una hora aproximadamente. En la prueba PCMark 8, la autonomía conseguida fue de 2 horas y 18 minutos. Con la tarjeta gráfica integrada, claro está. Con la dedicada de AMD la autonomía no llegó ni a una hora y media. Y eso que limitamos la velocidad de la CPU a 800 MHz para minimizar su consumo,

La autonomía no es el punto fuerte de este portátil

Pruebas de rendimiento

Para poner en valor las habilidades tecnológicas de este equipo hemos empleado programas de benchmarking capaces de mostrar de un modo numérico el nivel de rendimiento de la tecnología que exhibe. PCMark 8 de Futuremark evalua el rendimiento en escenarios de uso convencionbales, así como 3DMark o 3DMark 11 específicos para el apartado gráfico.

Resident Evil 6 o Unigine Heaven 4 también evaluan el rendimiento gráfico, mientras que Cinebench, Kribibench o GeekBench miden el rendimiento del procesador del sistema y la memoria en especial. 

Pruebas de rendimiento del Toshiba Satellite P70-B-104

Pruebas de rendimiento Resultados
3DMark FireStrike (Gráficos AMD / gráficos  Intel) 1953 / 776
3DMark 11 Performance (Gráficos AMD / gráficos Intel) 2749 / 1312
Kribibench (Escena ultra, modo realistic) 4,156
Geekbench 3 (32 bits multi core) 10229
Geekbench 3 (64 bits multi core) 10847
Cinebench R15 (Open GL Radeon / Open GL Intel) 59 / 32
Cinebench R15 (Multi core / single core) 580 / 137
Cinebench R11.5 (Open GL Radeon / Open GL Intel) 63 / 31
Cinebench R11.5 (Multi core / single core) 6,21 / 1,54
PCMark 8 Autonomía (Gráficos integrados) 2 h 18 min
PCMark 8 Autonomía (Gráficos AMD y CPU a 800 MHz) 1 h 25 min
Resident Evil 6 Demo (Gráficos AMD / gráficos Intel) 2576 / 1058 
Unigine Heaven 4 Extreme (Gráficos AMD / gráficos Intel) 11,5 / 2,5
PCMark 8 Home (Normal / acelerado) 3348 / 3934

Los benchmarks tienen diferentes utilidades. Por un lado está el evidente de medir el rendimiento global o de ciertos componentes del sistema. Y por otra está la de identificar de un modo cualitativo las fortalezas y debilidades de un dispositivo o un servicio.

En este caso hemos usado pruebas de rendimiento como las de la compañía Futuremark , PCMark 8 para evaluar el rendimiento del portátil en condiciones que simulan las habituales de uso por parte de los usuarios. También permite calcular la autonomía de la batería. 3DMark y 3DMark 11, también de Futuremark, evaluan el comportamiento en juegos.

Kribibench mide el rendimiento de la CPU y la memoria. Cinebench R11.5 y R15 evaluan tanto el rendimiento de los gráficos como del procesador o la memoria. Unigine Heaven está pensada para evaluar el rendimiento gráfico, así como Resident Evil 6 Benchmark Demo.

Cada prueba de rendimiento tiene sus propias unidades de medida: PCMark se mide en puntos. así como 3DMark. Kribibench se mide en fps, Geekbench en puntos, así como Cinebench. PCMark en el apartado de batería se mide en horas y minutos, y Resident Evil 6 en frames (el número de cuadros que la tarjeta es capaz de renderizar durante el tiempo que dura la prueba). Unigine Heaven también mide en fps, en este caso la tasa media de fps que puede ofrecer la tarjeta gráfica

En conjunto, el rendimiento de la CPU Intel Core i7 es más relevante que el de su tarjeta gráfica.

La gráfica dedicada, si bien ofrece mejor rendimiento que la integrada, no es suficiente para poder configurar la calidad máxima en los juegos. Así que tendrás que encontrar el equilibrio óptimo entre nivel de detalle y resolución que permita obtener una tasa de frames decente y jugable

Toshiba Satellite P70-B-104 rendimiento

Conclusiones

Si analizamos las características del Toshiba Satellite P70-B-104 vemos que estamos ante un portátil de elevadas prestaciones a la vista de sus especificaciones tecnológicas en el apartado de procesador.

Pero no hay que dejarse llevar por el entusiasmo en el apartado gráfico. A pesar de su precio, la tecnología de gráficos que usa es la más modesta de la familia Radeon R9 de AMD, y a pesar de tener 4 GB de memoria GDDR5, el rendimiento no es tan elevado como podría desprenderse de este dato, pues el cuello de botella está en la arquitectura del chip Radeon R9 M265x y no en la memoria de vídeo. 

Es mejor que los gráficos integrados de Intel, pero no tan avanzada como podría pensase a partir de sus 4 GB de memoria de vídeo.

Así pues, es un portátil que se queda a medio camino entre dos posibles opciones: o prescindir de la gráfica dedicada y elegir algún modelo con un procesador similar en cuanto a rendimiento de CPU (cuatro núcleos físicos y ocho lógicos), con un coste sustancialmente inferior, o elegir un ordenador portátil con mejores prestaciones gráficas si lo que se quiere es disfrutar de los juegos sin los condicionantes de este modelo concreto.

En este segundo caso, el precio se incrementará. Por supuesto, el término medio combinando rendimiento de CPU y una potencia gráfica media,también es factible, aunque se corre el riesgo de quedarse cortos o de encontrarnos con un ordenador que para juegos no es tan buena opción como podría parecer a priori habiendo pagado una cantidad de dinero significativamente mayor que en el caso de no necesitar una tarjeta gráfica dedicada.

Toshiba Satellite P70-B-104 blu-Ray

La pantalla del Toshiba Satellite P70-B-104 es FullHD, lo cual es correcto, pero no excelente teniendo en cuenta que la tendencia es la de usar pantallas de más resolución como 2.160 x 1.440 píxeles.

Su acabado es correcto, pero no brillante. Y es un buen equipo en conjunto, pero su precio es lo suficientemente elevado como para que haya que examinar con lupa sus argumentos antes de invertir el dinero en él. 

Si el interés está en el rendimiento, existen propuestas en torno a los 1.000 € que no tienen gráficos dedicados pero sí una CPU, memoria y pantalla equivalentes sin descuidar detalles como el teclado.

Si el interés está en los juegos, existen equipos con mejor tecnología gráfica, aunque el coste será mayor  (sustancialmente mayor dependiendo de cuan buena sea la tecnología de aceleración elegida).

A pesar de que cuenta con salida HDMI, la máxima resolución de su pantalla integrada es óptima para jugar. Si usásemos pantallas de más resolución que FullHD, la experiencia lúdica sería muy pobre.

Toshiba Satellite P70-B-104 y la conectividad

La experiencia lúdica también dependerá del tipo de juego. Los "first person shooters" como Far Cry 4, los de conducción como The Crew o Grid, o los de tipo bélico como Battelfield 4 son exigentes en cuanto a hardware, pero los de rol, arcade, MMO o estrategia, suelen demandar menos recursos gráficos.

Dependiendo de los juegos que te gusten, podrás afinar la elección del portáil con más o menos potencia para gráficos. Y en el caso de este Toshiba, es una experiencia gráfica media.

Su componente multimedia está bien cuidado gracias a la unidad de Blu-Ray que abre las puertas a disfrutar de contenidos de vídeo de alta calidad. Y el sonido está de la mano de altavoces que si bien no hacen milagros, sí tienen entidad para ofrecer sonido sin necesidad de altavoces externos en espacios no demasiado amplios. 

Toshiba Satellite P70-B-104 altavoces

Toshiba Satellite P70-B-104 es un portátil para usar en el hogar esencialmente, o para un trasiego moderado en movilidad. No es especialmente resistente y en caso de sacarlo fuera de casa habría que ser muy cuidadoso con él. Se puede hacer, pero no es la propuesta óptima para ello. 

En cualquier caso es una propuesta con puntos fuertes claramente recomendables como el del rendimiento, equipamiento de memoria y disco o calidad de teclado.

Pero en el apartado gráfico hay elementos que hacen necesario pensar bien esta elección, máxime teniendo en cuenta su precio, que no es reducido precisamente.

Podríamos decir que más que un portátil para jugar, estamos ante un equipo muy potente para afrontar prácticamente todo tipo de tareas, con el que además puedes atreverte a echar una partida a juegos que con una gráfica integrada no tendrían ni por donde empezar, pero que con la que tiene este portátil no van a poder mostrarse en todo su esplendor.

Por desgracia, ni siquiera por el precio del Toshiba Satellite P70-B-104 (1.411 euros) se puede tener todo, aunque lo que tienes no es precisamente poco.

Lo mejor

  • Rendimiento del procesador Intel Core i7
  • Teclado 
  • Capacidad de memoria RAM y de disco duro

Lo peor

  • El rendimiento gráfico no es brillante
  • El precio es elevado
  • La resolución de pantalla no pasa de Full HD

Nota técnica

78

Ver ahora:

Te recomendamos