Análisis TV 4K Samsung UE65HU8500Z: Envolvente cien por cien

Análisis TV Samsung UE65HU8500Z: Envolvente cien por cien

Lo mejor

  • Diseño de lujo
  • Hardware
  • Facilidad de uso

Lo peor

  • Precio
  • Sin base giratoria

Nota de análisis

82

Características y Ficha Técnica

Marca:
Samsung
Modelo:
UE65HU8500Z
Tipo:
TV
Dimensiones:
88,2 x 144,9 x 31,4
Peso:
31,5 Kg
Tamaño pantalla:
65"
Resolución de pantalla:
3.840 x 2.160
Tipo de pantalla:
LED
Relación de aspecto:
16:9
Entradas AV:
4 HDMI, 1 componentes, 1 compuesto, 1 SCART
Salidas de audio:
Analógico 2.0, digital óptico
Cámara / control por gestos y voz:
Sí + micrófono / Smart Interaction
Soporte wifi / DLNA:
Sí (802.11 a/b/g/n/ac), integrado / sí
Tecnología 3D:
Activa
Sensación 3D:
Muy buena
Precio de lanzamiento:
€ 4499.00

Pruebas de Rendimiento

Brillo / Contraste:
208 cd/m2 7 1.040:1
Distribución de la luminosidad:
Poco variable
Gamut:
104% sRGB
Interfaz Smart TV / Apps:
Samsung Smart hub 2014 / Sí
La esencia del lujo

Reconocemos que es difícil tener este televisor delante y ponerse a escribir, en lugar de dedicar cada minuto a seguir disfrutándolo. Si la primera impresión es la que cuenta, lo único que se puede decir es: ¡queremos una!

Desde el ámbito del diseño, es prácticamente imposible encontrarle un defecto al Samsung UE65HU8500Z, pues incorpora todos los elementos que se pueden exigir a un equipo de esta gama.

Aunque parezca contradictorio, la primera señal sobre la categoría de este televisor es la ausencia de “florituras”.

TV Samsung UE65HU8500Z

Contradictorio porque uno espera sacarlo de la caja y encontrar un derroche de complementos en forma de marcos iluminados, completas botoneras de control, led indicadores e, incluso, aparatosos sistemas de altavoces. Cuando, en realidad, la esencia de un producto de lujo y elegante radica, precisamente, en la capacidad de los ingenieros de ocultar todos esos complementos, bajo un diseño limpio y minimalista.

Un acabado en el que el usuario se pueda centrar en lo que realmente importa, es decir, en la pantalla. Y en disfrutar de la imagen sin desviar su atención a ninguna otra cosa.

El secreto mejor guardado

Para poder ofrecer un televisor completo y de diseño minimalista, hay que encontrar una forma de eliminar del marco todas sus conexiones. La solución más eficiente es acompañar al equipo con una base que sea la que integre toda la electrónica y la conectividad. Y que será lo único que se conecte a la tele con un único cable.

TV Samsung UE65HU8500Z

Al Samsung UE65HU8500Z le acompaña el Samsung One Connect, dispositivo encargado de cumplir esta función. En él se encuentran todas las conexiones que puedes necesitar en un televisor: 3 USB, 4 HDMI (uno de ellos compatible con MHL), conectores coaxiales para antena (TDT y satélite), Common Interface y un conector propietario con funcionalidades AV.

Todo es envolvente

Acostumbrados ya al sonido envolvente, ofrecido por tantos fabricantes de tan diversos dispositivos, lo que toca ahora es disfrutar de una imagen igualmente envolvente. Y es este el principal atractivo de este gran equipo de Samsung.

¿Es realmente interesante un televisor curvo?

Las ventajas de este diseño son principalmente dos.

En primer lugar, la comodidad a la hora de ve el Samsung UE65HU8500Z.

El acercar, ligeramente, los extremos de la imagen a la zona de visión periférica, reduce el esfuerzo que debemos hacer para contemplar una escena. Esto, potenciado además por la gestión inteligente de las zonas de contraste que realiza con Auto Depth Enhancer, consigue una imagen clara, nítida y, sobre todo, con sensación de profundidad.

La segunda ventaja de este diseño, es la relativa a los reflejos. Un televisor común, de pantalla plana, devuelve, frontalmente, la luz que recibe ya venga esta del sol o de la iluminación artificial. Un diseño curvo reduce esta cantidad de reflejo directo, haciendo sufrir menos a los ojos y, por lo tanto, mejorando la calidad de visionado.

Tv Curvo

Pruebas de laboratorio

La forma de saber objetivamente la calidad de un panel pasa por evaluar su capacidad para representar los colores, mediante un colorímetro. El resultado salta a la vista, supera el 100% del espacio sRGB. Lo que se traduce en imágenes muy reales y de alta calidad.

Respecto al brillo, la evaluación se hace sobre una pantalla completamente blanca. El resultado puede no coincidir con un uso cotidiano, pues la naturaleza de la misma impide al televisor utilizar uno de sus puntos fuertes, su capacidad para gestionar de forma independiente la iluminación por zonas, en función de la imagen.

Uso real

En el uso diario es donde aparecen todas las cartas de este Samsung UE65HU8500Z.

Empezando por la facilidad de uso llevada al extremo. No sólo por el intuitivo modo de navegación por menús, sino por las posibilidades de control y conexión.

El mando Smart Control

Es un pequeño y ergonómico mando a distancia con los botones justos,  y con un panel táctil que convierte el mando en un puntero, con el que sólo necesitas apuntar a la zona de pantalla sobre la que quieres interactuar. Y, por si eso fuera poco, con un micrófono, a través del que podrás enviar comandos a la tele para subir o bajar el volumen, o cambiar de canal.

El mando Smart Control

Conectividad asegurada

Y puestos a amortizar el desembolso económico de este equipo, qué mejor que poder conectarlo, prácticamente, a cualquier otro dispositivo.

Desde el tradicional USB, hasta los más actuales NFC, MHL. Sin olvidar la posibilidad de utilizarlo para replicar la pantalla de tu smartphone mediante Screen Mirror. E, incluso, de reproducir contenido almacenado online (Dropbox y otros).

Si a todo esto le añades sus 65 pulgadas de Ultra Alta Definición, su doble sintonizador TDT-HD y el modo 3D (real y emulado), al final llegas a la conclusión de que lo que creías caro es, incluso, barato.

Hardware
9
Conectividad
8
Diseño
10
Relación calidad-precio
8