Skip to main content

Asus TUF Dash F15, análisis y opinión

review asus TUF Dash F15
A.A.H.

Lo mejor

  • Batería, curiosamente
  • Panel a 144 Hz
  • Rendimiento en juegos
  • Diseño

Lo peor

  • Contraste del panel
  • Ruido de ventiladores
  • Sin pegada en los graves
  • Sin webcam

28/07/2021 - 19:00

Tras unas semanas de uso tanto para trabajar como para, sobre todo, jugar, os contamos nuestra opinión del Asus TUF Dash F15 en este análisis. Y es que, ponemos a prueba el rendimiento en juegos y la temperatura de un portátil gaming ultradelgado con RTX 3060 y lo último de Intel de undécima generación.

Desde que llegaron las GTX de la serie 10, los fabricantes de portátiles han empezado a dividir gamas para que cuantos más usuarios puedan jugar en este formato, mejor.

Así han surgido los portátiles gaming ultradelgados, los que siguen siendo mastodontes, pero ultrapotentes y otros que se encuentran en una especie de gama intermedia que ofrecen buena potencia, un diseño atractivo y un precio no demasiado alto.

En esta última línea se encuentra la familia TUF de Asus, que intenta democratizar en cierto modo el juego en ordenadores portátiles y a continuación os contamos qué tal se desenvuelve el Asus TUF Dash F15 en este análisis.

 Asus TUF Dash F15
Dimensiones360 x 252 x 19,9 mm
Peso total2 kg
Sistema operativoWindows 10
ProcesadorIntel Core i7-11370H
GPURTX 3060 con 6 GB GDDR6
Memoria RAM16 GB DDR4 a 3.200 MHz
Almacenamiento512 GB NVMe
Tipo de pantallaPanel IPS de 15,6" | 144 Hz | sRGB dek 62m5% | Formato 16:9
Resolución de pantalla1.920 x 1.080
Conectividad inalámbricaWi-Fi 6 | Bluetooth 5.1
Conectores de datos A/VJack de auriculares | RJ45 | HDMI 2.0b | 3 x USB-A 3.2 | 1 x Thunderbolt 4
Batería76 Wh | Fuente de alimentación de 200 W
Precio1.099 euros en Amazon

 

Apartados del análisis del Asus TUF Dash F15:

Ultradelgado, buenos materiales y discreto para cualquier ambiente

Empecemos hablando del diseño porque, aunque es una gama más modesta que los Scar o los Zephyrus, Asus no ha descuidado las líneas de este TUF.

Estamos ante un portátil gaming más convencional que, sin embargo, cuenta con un perfil de 19,9 mm de ancho, algo que no está nada mal. Asus dice que es un portátil "ultrafino para jugar" y sí, es delgadito, pero está muy lejos de propuestas como la del Razer Blade 15 -análisis- con sus 15,8 mm.

Aun así, sí, es bastante delgadito y no le faltan puertos. Tenemos tres USB-A 3.2, un Thunderbolt 4 que es PowerDelivery tanto para cargar otros dispositivos como para recibir alimentación, el puerto propietario de carga, un HDMI 2.0b, un RJ45 y el jack de 3,5 mm.

En este sentido, el Dash F15 va cargado y parece que no descuida la disipación de calor, como veremos más adelante, ya que tiene dos salidas de aire en los laterales y otras dos en la parte trasera.

Cerrado tiene un perfil bastante bonito gracias a un diseño sin estridencias y a una tapa de aluminio en color gris (las huellas se quedan pegadas fácilmente) en la que solo vemos el nombre de la familia, 'TUF' y el logo.

En la zona de la bisagra, que me ha parecido de calidad, aunque algo delgada, Asus ha dejado un espacio bajo la pantalla que deja ver tres LED de notificación de estado del equipo, del SSD o la carga.

Y si damos la vuelta al portátil nos encontramos el clásico par de altavoces de 2 W apuntando a la mesa de apoyo y una serie de rendijas para que entre aire fresco a los ventiladores. 

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Tanto los laterales como la parte inferior son de plástico y la tapa se puede quitar fácilmente tras desatornillar tornillos de estrella para cambiar el SSD o el módulo SO-DIMM de RAM, siempre teniendo en cuenta que 8 GB DDR4 ya van soldados. Solo vamos a tener un módulo de ampliación que, ciertamente, no es lo mejor.

Si abrimos la tapa, que podemos abrir con una mano, nos encontramos un teclado TKL con teclas de buen tamaño, teclas propietarias de Asus y un touchpad que también tiene unas dimensiones correctas.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Los marcos de la pantalla son discretos, pero lo que no me gusta es que en la parte inferior de la pantalla tenemos un marco ancho, anchísimo en el que hay dos micrófonos y el lodo de Asus, pero no una webcam, por ejemplo, y en estos tiempos creo que es imprescindible.

Para ir cerrando el diseño, debo decir que es un portátil bastante cómodo para transportar. Pesa 2 kg y sí, tiene unas dimensiones para tener en cuenta debido a su panel de 15,6", pero teniendo en cuenta la gama a la que pertenece, el rediseño le ha venido genial.

144 Hz para jugar en un panel al que le falta dar un puñetazo en la mesa

Pero vamos a la pantalla porque, al final, es uno de los elementos más importantes en prácticamente todos los dispositivos y que en un portátil gaming cobra mayor importancia.

Hay dos configuraciones de pantalla, todas 'level-IPS' que no son un IPS "de verdad", entre comillas, y que van desde los 144 Hz de refresco hasta los 240 Hz

Nosotros tenemos el modelo con 144 Hz con tecnología Adaptive-Sync y para completar especificaciones se trata de un 15,6" con resolución FullHD de 1.920 x 1.080 en formato 16:9.

Tiene un acabado antireflectante y es algo que está genial en este tipo de portátiles, pero por muy antirreflejos que sea, el brillo y la paleta de colores no da la talla.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Tenemos un brillo algo bajo que, incluso al nivel máximo, no va a destacar en una habitación muy bien iluminada y los colores tampoco son el punto fuerte debido a un perfil sRGB del 62,5%. En el modelo con panel de 240 Hz mejoran al 100% sRGB, que seguro que se nota en la profundidad de color.

En nuestra unidad tenemos unos colores a los que les falta fuerza y sí, nos vamos a acostumbrar, pero está claro que el contraste no es el punto fuerte.

Ahora bien, si sois de los que queréis una alta tasa de fps y una respuesta impecable a la hora de jugar, el TUF Dash F15 cumple con creces gracias tanto a su respuesta como a ese refresco de 144 Hz.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Debido a su GPU no vamos a poder jugar a juegos exigentes a esa tasa de fps, pero si bajamos algunos parámetros y desactivamos el ray tracing en juegos como DOOM Eternal, sí vamos a poder disfrutar de esa suavidad. 

Y la verdad es que a 144 fps, los juegos van como la seda en esta pantalla. Además, tenemos una ausencia prácticamente total de ghosting, por lo que la experiencia es muy buena.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

A nivel de software tenemos la herramienta Armoury Crate de Asus que permite cambiar varios parámetros que detallaremos más adelante y, entre ellos, podemos elegir varios perfiles de pantalla que adaptan el panel y los colores a diferentes géneros de videojuegos.

Como digo, la experiencia jugando es perfecta a nivel de respuesta del panel, pero los colores siguen estando algo apagados en todos los modos de imagen. 

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Los ángulos de visión son buenos, casi parece un IPS 'de verdad', pero en mi unidad tengo una fuga de luz en la parte superior, algo que solo se nota en situaciones muy concretas.

Para completar el apartado de consumo de contenido tenemos dos altavoces de 2 W cada uno. 

Jugando no van a ser una opción debido al ruido que hacen los ventiladores, pero a la hora de estar trabajando con música de fondo o vídeos, sí vamos a disfrutar de un sonido bastante equilibrado, incluso en volúmenes altos en los que no desentona.

Evidentemente, como en prácticamente todos los portátiles (y a excepción de unos pocos 'elegidos', no tenemos unos graves demasiado contundentes, pero sí la posibilidad de contar con sonido DTS:X Ultra cuando jugamos con auriculares, lo cual es bastante positivo.

Lo último de Intel y Nvidia saca pecho en esta resolución FullHD

En el interior no hay dudas y tenemos un portátil muy capaz tanto en GPU como en CPU. El procesador es el Intel Core i7-11370H con 4 núcleos y 8 hilos a una frecuencia  de 3,3 GHz con un turbo de 4,8 GHz.

Es un procesador muy moderno, de este mismo año, con una litografía de 10 nm SuperFin de Intel y un TPD de 35 W. En este caso va al máximo porque Asus ha optado por esa frecuencia básica de 3,3 GHz.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

No tenemos GPU integrada, por lo que no hay opción de una tecnología como Nvidia Optimus, pero el procesador está acompañado por 16 GB DDR4 a 3.200 MHz y por la RTX 3060 con 6 GB de memoria GDDR6.

Os dejamos los test sintéticos:

TUF Dash F15
Cinebench R15 OpenGL113,25 fps
Cinebench R15 CPU1.051
Cinebench R202.521
Geekbench 5 mononúcleo1.462
Geekbench 5 multinúcleo5.018
Geekbench 4 mononúcleo6.450
Geekbench 4 multinúcleo20.630
3D Mark6.631 puntos
Lectura secuencial3.508,19 MB/s
Escritura secuencial2.835,33 MB/s

Como veis, es un portátil que logra buenos números en los benchmarks, pero esto, como siempre decimos, no lo es todo.

Lo que sí podemos ver claramente es que la velocidad del SSD es muy rápida y eso se nota en todas las tareas del día a día tanto a la hora de abrir programas, descomprimir manejar lotes de archivos de gran tamaño o cargando partidas en los juegos.

Y sobre el sistema, tenemos Windows 10 Home actualizado a la última versión 21H1 con el software Amoury Crate. 

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Este programa permite controlar prácticamente todos los aspectos del portátil, monitorizar la temperatura y la velocidad de los ventiladores, ver la frecuencia de la GPU y la CPU, crear macros, personalizar la iluminación del teclado y elegir si queremos que el panel cambie entre 60 Hz y 144 Hz automáticamente en los juegos.

Es un software que no molesta en absoluto, que tiene su tecla de acceso rápido, que es rápido y no consume demasiados recursos.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

La mayoría de fabricantes lo están haciendo muy bien en este sentido y Asus no es menos. De hecho, es de las que primero ofreció un software que no era tan 'pesado' como los de antaño.

Rendimiento en juegos

Pero vamos con el rendimiento en juegos, ya que es lo que más vamos a hacer en este equipo. Como hemos comentado, tenemos la última generación de Intel que, la verdad, da un muy buen rendimiento y, además, la RTX 3060.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

En el modelo del TUF Dash F15 con pantalla a 240 Hz tenemos la RTX 3070, claramente superior, pero aquí tenemos la renovación de una gama RTX 2060 a la que los fabricantes han sacado mucho partido en portátiles gaming calidad/precio.

Antes de comentar resultados, os dejamos los test y comparamos con una RTX 2060, el Lenovo Legion Slim 7i que analizamos hace unas semanas y que nos gustó bastante. 

FPS de mediaAsus TUF Dash F15 RTX 3060 (assets por encima de RTX 2060)Lenovo Legion Slim 7i RTX 2060
Overwatch106137
Gears 57978
Death Stranding8592
DOOM Eternal con RTX9553
Quake II RTX5638
Control5842
Cyberpunk 20774837
Metro Exodus Enhanced5765
Battlefield V5459

Hay que aclarar una cosa: en los juegos sin ray tracing, todo está al máximo y en Overwatch la escala de renderización está al 150%. Si quitamos esto y lo ponemos al 100% conseguimos cifras cercanas al refresco de la pantalla.

Luego hay casos particulares. Por ejemplo, Control o Quake RTX estaba al máximo en los dos equipos, ray tracing incluido y usando DLSS, pero se nota un salto evidente en rendimiento.

En Gears 5 también es todo igual en ambos equipos, pero en el TUF nos permitimos activar las sombras por contacto, algo que consume muchos recursos y que estaba desactivado en el Legion con RTX 2060.

Cyberpunk 2077 corre con ajustes en alto, DLSS en modo automático y ray tracing al nivel más bajo. Los assets están un punto por encima que en el equipo con RTX 2060 y el rendimiento es mayor. Y en DOOM Eternal tenemos los ajustes en alto en ambos equipos con ray tracing activado, pero hay una notable diferencia de rendimiento.

Luego tenemos casos como Metro Exodus o Battlefield V con una idéntica configuración en ambos equipos, pero un rendimiento medio algo peor en el equipo con RTX 3060. 

De las varias pruebas que hicimos, no conseguimos dar con la tecla, pero como vemos en el resto de casos, con mejores assets y ray tracing se consiguen mejores resultados que la generación anterior.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

El rendimiento, en cualquier caso, es muy bueno para un portátil así y podemos llegar a los 60 fps clavados en todos los juegos que van por debajo de esta cifra si hacemos alguna concesión visual, pero seguiremos jugando a un muy buen nivel.

Ventiladores efectivos, pero ruidosos y con un Intel calentito

Ahora bien, ¿qué tal se porta el equipo a nivel de disipación? Como hemos comentado, el ruido de los ventiladores es evidente una vez empezamos a jugar, pero creo que la temperatura se controla bastante bien. 

Tenemos cuatro salidas de aire, un ventilador para CPU y otro para GPU y un entramado de 5 heatpipes de cobre. Asus está usando metal líquido para disipar sus procesadores, pero creo que en este caso seguimos con una pasta térmica convencional.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Estos son los resultados máximos mientras jugamos:

Temperatura máxima CPUTemperatura máxima GPU
Overwatch9486
Gears 59686
Death Stranding9084
Quake II RTX8581
Control9184
Cyberpunk 20778784
Metro Exodus Enhanced9585
Battlefield V9683
DOOM Eternal con RTX9685

Tenemos un muy buen control de la temperatura y lo cierto es que esas altas revoluciones por minuto del ventilador, así como la litografía de 10 nanómetros, parece que empiezan a domar un poco los Intel Core, que en la generación pasada se ponían a 99º fácilmente.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

El rendimiento de las RTX sigue siendo fantástico incluso en los juegos más exigentes del momento y en pleno verano manchego, que eso también cuenta.

Muy buen trabajo en este sentido.

Asus mantiene las buenas costumbres con sus teclados y touchpad

En lo que al teclado respecta, lo cierto es que no hay demasiado que señalar, y muchas veces, en tecnología, eso es positivo.

Tenemos un teclado ten key less, lo que significa que no tenemos teclado numérico y sí, podría parece que en los laterales hay espacio de sobra y se podría haber aprovechado para meter algunas teclas macro o algo así, pero realmente bajo esa carcasa están los ventiladores, que en algún lado deben estar.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Las teclas tienen un buen tamaño, un tacto agradable, un rebote placentero y un sonido que acompaña a crear una gran experiencia. Están retroiluminadas y las teclas WASD tienen otro acabado para hacer que sean más reconocibles.

No tienen un tacto especial ni nada que altere la experiencia cuando, por ejemplo, estamos escribiendo, pero sí se ven fácilmente cuando la luz cae, por ejemplo.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

En la parte superior tenemos controles de volumen y micrófono disociados de las teclas 'normales', así como el botón de Armoury Core.

Y respecto al touchpad, tenemos una superficie de buen tamaño que hace gala de una precisión y textura muy agradable.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Asus lleva un tiempo haciendo las cosas muy bien tanto con sus teclados como con sus trackpad y en esta nueva generación de TUF nos hemos encontrado una remodelación en la familia que pone este apartado a un gran nivel.

Batería de 76 Wh que cumple si no jugamos lejos del enchufe

Y algo en lo que Asus también ha trabajado bien es en la batería. Tenemos una batería de cuatro celdas con una potencia de 76 Wh que es capaz de darnos en un perfil equilibrado unas siete horas de trabajo de ofimática con el brillo a al 50%.

En esta tarea no interviene la GPU, pero aun así la cifra es muy buena y vamos a poder vivir lejos del enchufe en un ambiente universitario, por ejemplo.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Si jugamos aquí tenemos un descenso a dos o tres horas, aunque esto es tremendamente subjetivo porque depende del juego, de los parámetros visuales...

La carga se realiza mediante el cargador de 200 W con puerto propio y tenemos el 50% en algo más de media hora, pero también podemos cargar (más lento, eso sí) a través de USB-C.

Asus sigue dando soluciones a cualquier tipo de jugón

Llegamos al final del análisis y el Asus TUF Dash F15 es una muy bienvenida renovación. Asus lleva unas generaciones haciendo las cosas bien con sus SCAR y, sobre todo, con sus Zephyrus, la punta de lanza de su familia gaming.

Sin embargo, los TUF eran como el patito feo, los portátiles más modestos, con peores acabados, con materiales menos nobles y, sobre todo, con una líneas de diseño menos refinadas.

Analisis Asus TUF Dash F15
A.A.H.

Ahora, sin embargo, nos encontramos un portátil con potencia gracias a la RTX 3060 y el Intel Core de undécima generación en un chasis elegante que no tiene ese aroma 'gaming' que no gusta a todos y del que la mayoría de compañías se quiere deshacer y, además, presume de teclado nuevo, baterías de mayor eficiencia y una buena disipación.

Para 1.080p, esta configuración es muy interesante, pero no desentonará en una oficina creativa en la que se necesite un equipo de potencia y tampoco en un ambiente universitario para tomar apuntes por las mañanas y echar unas partidas por las tardes.

El punto menos bueno es el contraste y brillo del panel en este modelo (parece que en de la RTX 3070 mejora), pero al final es una concesión para lograr una relación calidad/precio de lo más interesante. Y también hay que tener en cuenta que cuesta 1.099 euros. Por este precio es una opción interesantísima.