Asus ZenWatch: características, análisis y precio

Lo mejor

  • Diseño elegante
  • Recibes notificaciones del smartphone
  • Correas intercambiables

Lo peor

  • Botón físico escondido
  • Autonomía
  • Grande para muñeca femenina

Nota de análisis

85

Características y Ficha Técnica

Marca:
Asus
Modelo:
ZenWatch
Tipo:
Smartwatch
Dimensiones:
50,6 x 39,8 x 7,9/9,4 mm
Peso:
50 g (cuerpo) / 25 g (correa)
Fecha de lanzamiento:
Jueves, 12 Marzo 2015
Sistema operativo:
Android Wear
Tamaño pantalla:
1,63"
Resolución de pantalla:
320x320 píxeles
Tipo de pantalla:
Super AMOLED
Procesador:
Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2 GHz
Memoria RAM:
512 Mb
Almacenamiento:
4 GB
Sensores:
Sensor biométrico/ Sensor de 9 ejes para fitness / Giroscopio / Acelerómetro
Precio de lanzamiento:
€ 229.00

Pruebas de Rendimiento

Autonomía:
369 mAh / 1 día autonomía
Diseño

El Asus ZenWatch cuenta con uno de los diseños más elegantes que podemos encontrar ahora mismo en el sector de los wearables. Viene con una correa de cuero beige de 22mm intercambiable y un exterior que poco tiene que envidiar a otros relojes similares.

Hemos de decir que ésta se puede ajustar fácilmente y cuenta con un cierre de acero especialmente atractivo que hace juego con la pantalla del smartwatch. 

Galería de fotosAsus ZenWatch: características, análisis y preciover las 17 fotos

El dispositivo se compone de una caja rectangular con esqueleto metálico y una pantalla Super AMOLED de 1,63 pulgadas a la que rodea un generoso marco negro. A pesar de que, con el tiempo, uno se acaba acostumbrando a esta característica, el espacio que va del panel al marco exterior no está bien optimizado. Hubiera sido mejor disminuir el tamaño de la carcasa o eliminar ese recuadro que queda inservible.

La unidad principal posee unas dimensiones de 50,6 x 39,8 x 7,9 milímetros, lo que le hace tener un grosor especialmente delgado comparado con otros smartwatches que funcionan con Android Wear. Sin duda alguna, uno de los puntos fuertes del terminal. El peso de su cuerpo es de 50 gramos y el de su correa 25 gramos y, aunque en un principio nos pareció un poco pesado, hemos de decir que uno se acaba acostumbrando.

El equipo posee un interruptor en la parte trasera del dispositivo que hace que el Asus ZenWatch entre en reposo, ilumine su pantalla o, simplemente, se apague. Hemos de decir que echamos en falta algún botón físico situado en alguna visible para que se pueda utilizar de forma más cómoda.

En la parte posterior del panel se encuentra el puerto de carga. Al igual que muchos de los smartwatches de hoy en día, se llena de energía gracias a una pequeña base imantada que se conecta al adaptador de corriente, o al ordenador, mediante USB. Hay que tener mucho cuidado de no perderla porque si lo hacemos no podremos recargar el dispositivo. 

Aunque en una muñeca de mujer pueda quedar un poco grande, hemos de reconocer que cuenta con un tamaño perfecto para ver las notificaciones que nos lleguen a través de nuestro teléfono. Además, su diseño es muy similar al de un reloj tradicional, por lo que no será complicado combinarlo con ropa más elegante o informal. 

La pantalla curvada está montada en tres capas, dos de acero inoxidable en los extremos y una central de color dorado rosado. Además, cuenta con certificación IP55, lo que implica que es resistente al agua y al polvo, pero no sumergible. 

Pantalla

Obviamente, el eje principal del Asus ZenWatch es su pantalla Super AMOLED de 1,63 pulgadas con resolución de 320 x 320 píxeles, por lo que su densidad es de 278 ppp. El cristal que la protege cuenta con anti-reflejos y anti-huellas, una característica muy útil en este tipo de dispositivos. Su protección corre a cargo de un Corning Gorilla Glass 3 curvado, que se supone que lo resguarda contra golpes y arañazos. 

El panel del Asus ZenWatch se ve bastante bien en exteriores. En mi caso siempre lo he tenido con un nivel 3 de brillo, que es el que viene establecido por defecto, de cinco estados posibles, ya que la diferencia es mínima con el máximo nivel y, si selecciones éste último modo, se ve mermada su batería considerablemente. 

El dispositivo te permititá elegir si prefieres que la pantalla esté siempre activa, es decir, que aparezca la hora permanentemente en tu smartwatch, o si quieres que se encienda sólo cuando toques el panel del terminal para ahorrar batería. Nosotros te recomendamos esta segunda opción, ya que la autonomía del terminal aumentará unas cuantas horas.

Funcionamiento

Hay tres formas de que la pantalla de nuestro Asus ZenWatch se encienda. En primer lugar, podemos hacerlo mediante un toque en su panel. Otra forma de despertar a nuestro smartwatch es hacer un giro de muñeca muy pronunciado, que resulta bastante incómodo a la vez que poco funcional. También podremos optar por configurar que su pantalla esté encendida permanentemente, aunque no es lo recomendable porque su autonomía se verá mermada de forma considerable. 

La pantalla de inicio del Asus ZenWatch muestra la hora en todas las ocasiones y, dependiendo de la esfera seleccionada, también puede revelar la fecha. 

Si lo que quieres es ver la batería que le queda al reloj, sólo tendrás que deslizar de arriba a abajo la pantalla del dispositivo. Además, en esta misma pantalla podrás elegir si quieres que las notificaciones vibren o no en tu muñeca. Este aspecto es especialmente interesante, ya que el Asus ZenWatch no emite ningún tipo de sonido. 

Como ya hemos comentado anteriormente, el smartwatch funciona con Android Wear, el sistema operativo para prendas inteligentes de Google. Gracias a él, podremos recibir todas las notificaciones que nos lleguen a nuestro teléfono en el reloj. 

Para verlas sólo hay que deslizar el dedo hacia abajo hasta que las leamos todas. Si lo que queremos es eliminarlas, tendremos que deslizarlas hacia la derecha. Pero, ¡Cuidado! También desaparecerán del teléfono.

En el caso de las llamadas ocurre una situación similar. En la pantalla del dispositivo aparece el nombre del contacto junto a las opciones de aceptar o rechazar la llamadas. Si eliges la primera opción tendrás que echar mano del teléfono para hablar con la persona con la que te llama.

El Asus ZenWatch también permite controlar la música que se reproduce en tu smartphone a través de, por ejemplo, Google Play Music. Esto supone una opción muy útil cuando haces deporte o cuando escuchas música a través de tu móvil y llevas puestos los auriculares. Como os podréis imaginar, también está vinculado a Google Now, por lo que nos mostrará las tarjetas propias de la plataforma.

Asus incluye algunas apps especiales de la firma para personalizar un poco más su primer smartwatch. Es el caso de Cover to Mute, que nos permite silenciar la llamada poniendo la mano encima del reloj. También tiene una opción por la que podremos encontrar nuestro smartphone en caso de pérdida, desbloquear el teléfono desde nuestro wearable o pasar diapositivas de una presentación. Si, por cualquier razón, no encontramos nuestro reloj, la app Asus ZenWatch Manager nos permitirá localizarlo gracias a alertas de luz y vibración. 

También permite controlar la cámara del teléfono a través de tu smartwatch. Ésta es una opción muy útil para dejar el móvil a una distancia considerable y captar el paisaje de una instantánea sin necesidad de poner el temporizador.

Como no podía ser de otra forma, posee varias funciones relacionadas con el deporte y la salud de sus propietarios. Viene con un sensor biométrico que se encarga de medir nuestro ritmo cardíaco gracias a Asus Wellness app y nos dará consejos sobre cómo reducir los niveles de estrés.

Otra de las opciones más características de este terminal es poder controlar el dispositivo a través de comandos de voz. Podremos activar su modo de escucha diciendo "Ok Google" o deslizando el dedo hacia la derecha y pulsando el botón con el logo de la firma de Mountain View que pone "Habla ahora". 

Si no conocemos cuáles son los comandos que acepta la plataforma, tenemos ejemplos en el propio reloj como Añadir alarma, Apuntar, Recordar, Enviar mensaje o Enviar correo. Hemos de decir que, si realizamos búsquedas concretas, el dispositivo las mostrará en nuestro móvil. 

Aunque el reconocimiento de voz supera con creces lo esperado, está lejos de ser perfecto. En lugares que no se encuentren completamente en silencio pierde bastante precisión. De hecho debemos ser breves a la hora de contestar un mensaje, ya que si superan unos cuantos segundos o hacemos alguna pausa, el texto se mandará incompleto.

Potencia, memoria y autonomía

El Asus Zenwatch monta un procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos funcionando a 1,2 gigahercios. A éste le acompañan 512 megabytes de RAM y 4 gigabytes de memoria interna, lo normal en este tipo de dispositivos.

El Asus ZenWatch se sincroniza con nuestro smartphone a través de Bluetooth 4.0. Como ya hemos comentado con anterioridad, viene con una base de carga que se conecta a través de microUSB para cargar su batería, que cuenta con 369 mAh, lo que equivale a un día de autonomía, tal y como hemos podido comprobar. 

Opiniones

¿Merece la pena comprarse un smartwatch? Depende. Si eres de un "geek" y quieres estar a la última en lo que a tecnología se refiere, la respuesta es sí. Sin embargo hemos de reconocer que los wearables, por el momento, son más un capricho que algo imprescindible

El Asus ZenWatch es uno de los smartwatches más elegantes con Android Wear que hemos visto en los últimos tiempos, a pesar de que resulte demasiado grande para una muñeca femenina. Su carcasa de acero es muy resistente, además de que su pantalla se ve bastante bien (incluso en exteriores), y nos encanta que sea resitente al agua. Además, cuenta con algunas apps de Asus bastante útiles. 

Como inconvenientes, hemos de reconocer, que a Android Wear le queda mucho por mejorar. Su precio (229€), aunque pueda parecer algo elevado, está en la línea que otros smartwatches del momento, incluso es un poco más económico.

En resumen, a pesar de que nos encante la idea de que las marcas le den una vuelta de tuerca a sus dispositivos e innoven en el sector de los wearables, están lejos de ser indispensables.