Skip to main content

Acer Predator Triton 500, análisis y opinión

Predator 500
user

07/08/2019 - 11:51

Los portátiles gaming integran, cada vez con mayor velocidad, los últimos adelantos técnicos para difuminar cada vez más rápido la barrera que los separa de una torre full equip. Es el caso de este Predator Triton 500, un portátil con gráfica RTX 2080 (lo último de Nvidia), procesador i7 de última generación, pantalla FullHD de 15 pulgadas (y 144 Hz de refresco) y 32 GB de RAM... todo en un diseño ultrafino y compacto. ¿Qué más se puede pedir?

Los portátiles gaming, pasada la fiebre de los colores y formas chillonas, apuestan ahora por un diseño ultracompacto y fino, pero sin prescindir de los últimos componentes. Y ahí, este este nuevo modelo de Acer se coloca entre la "creme de la creme", como vamos a ver en este análisis del Acer Predator Triton 500, uno de los portátiles gaming más completos que han salido al mercado en lo que va de año.

No sólo porque prácticamente puede mover cualquier juego con soltura: su pantalla Full HD con refresco de 144 Hz deja unas imágenes nítidas y detalladas, aún sin contar con tecnología G-Sync (que se bebe la batería). Conectividad, puertos, autonomía... un equipo que lo tiene prácticamente todo, como vamos a ver.

Índice del Análisis del Acer Predator Triton 500

Empecemos por las características del equipo

Como siempre, lo primero es ver qué trae de serie la versión que hemos podido probar, dado que existen distintas configuraciones y precios, claro. Es, quizá el modelo más puntero de todos, con procesador Intel Core i7, 32 GB de RAM, gráfica RTX 2080... ahí van sus especificaciones:

  • CPU: 2.2GHz Intel Core i7-8750H (hexa-core, 9MB cache, hasta 4.1GHz)
  • Grafica: Nvidia GeForce RTX 2080 Q-Max (8GB GDDR6)
  • RAM: 32GB DDR4 (2,666MHz)
  • Pantalla: 15,6 pulgadas, panel IPS LCD con resolución FullHD (1,920 x 1,080) y refresco de 144Hz
  • Almacenamiento: 512GB SSD (NVMe PCIe 3.0 x4)
  • Puertos: 1 x Thunderbolt 3, 3 x USB 3.1. 1 x mini DisplayPort 1.4, 1 x HDMI 2.0, puerto de auriculares
  • Conectividad: 1 x Killer Gigabit LAN, Killer Wireless-AC 1550i (802.11ac), Bluetooth 5.0
  • Cámara: HD webcam (1MP, 720p)
  • Peso: 2 kg.
  • Tamaño: 358.1 x 254 x 17.78 mm

Lo que más destaca de todo es que es un portátil muy compacto (menos de dos centímetros de grosor), con un acabado bastante discreto en color negro mate, un conjunto sobrio en el que sólo destaca llamativo el logo de Predator en el centro de la tapa superior (con iluminación azul), y las rejillas de ventilación posteriores, aleación de aluminio anodizada en colo azul.

ACER Predator Triton 500

Es un portátil elegante, que cabe perfectamente en una mochila (la versión Triton 900, con pantalla de 17 pulgadas es algo más grande) y que, como hemos dicho al principio, bien podría pasar por un Notebook o un Ultrabook por su delgado diseño y ajustado peso.

Desde el punto de vista de los componentes, poco más se puede mejorar sobre el papel más allá del procesador (es la octava generación del i7 de Intel con seis núcleos, cuando la última ya está disponible), o la capacidad del almacenamiento. El resto, cuenta con lo último del mercado, incluyendo los componentes killer para la conectividad con redes, que son de los que menor latencia del mercado tienen.

144 Hz de tasa de refresco para la pantalla

La pantalla, por su parte, es la habitual en este tipo de equipos: 15,6 pulgadas con resolución Full HD y panel IPS, que es capaz de alcanzar los 144 Hz de refresco, algo ya imprescindible en cualquier equipo gaming puntero, aunque en este caso, a costa de prescindir del G-Sync, que se bebe la batería de los portátiles (aunque si gozamos de esta característica si lo conectamos a un monitor preparado para ello.

Termina de redondear su buena pantalla un tiempo de respuesta de 3ms. Además, los ángulos de visión están dentro de lo normal en este tipo de equipamiento (178 grados), y el panel se puede girar hasta 180º (al ser tan fino, recomendamos manejarlo con suavidad, por no dañar el panel). La calibración de color es buena, aunque algunas tonalidades como el azul sobresalen ligeramente. El brillo y contraste también están a buen nivel (el contraste, por encima de la media de los paneles IPS).

ACER Predator Triton 500

En cuanto al sonido, es otra de las áreas donde más nos ha sorprendido este Acer Predator Triton 500. Para contar con dos altavoces de 2W, hay que señalar que consigue un sonido muy nítido y con una potencia de sonido considerable. No llega a atronar por la ausencia de un subwoofer, pero el nivel de volumen es bastante elevado, algo que es de agradecer.

Además, gracias al chip Realtek que monta y el software incluido (Waves NX 3D Sound), a la hora de jugar con auriculares se puede generar un efecto 3D 7.1 envolvente, otro extra que se agradece, y más si es sin necesidad de ningún accesorio adicional.

No es el teclado más completo, pero responde como debe ser

Mientras que el touchpad tiene un tamaño y sensibilidad adecuadas, con una buena respuesta a las pulsaciones, el teclado de membrana también ofrece un tacto exquisito, "acolchado", como lo denominan algunos y un recorrido que apenas llega a los 2 mm. Las teclas dan una buenísima sensación, no son nada ruidosas y tanto su tacto como su respuesta son exquisitos (si te gustan los teclados de membrana, claro).

Pero eso no quita que tenga una disposición "mejorable". No es un teclado completo (no tiene teclado numérico, por ejemplo) y cuenta con las teclas de dirección a tamaño "normal", como el resto de teclas (otros portátiles las reducen de tamaño). Pero, a partir de ahí, hay decisiones cuestionables. 

ACER Predator Triton 500 2

Por ejemplo, a la derecha de las teclas enter y borrar, encontramos una columna adicional de teclas que pulsarás por error más de una vez. A la derecha del Enter están las teclas multimedia, mientras que a la altura de la tecla para borrar está el botón Predator, que abre inmediatamente el "hub" para modificar distintos aspectos del portátil, desde la ventilación al color de las teclas (algo sobre lo que hablaremos más adelante).

Es una disposición extraña, ya que muchas de estas teclas podían haberse situado, por ejemplo, en la parte superior del teclado. De hecho, ahí se encuentra el botón "turbo", que activa el overclock y pone los ventiladores a trabajar al máximo de potencia para ganar algo de rendimiento extra.  

Predator Sense Triton 500

En cuanto a la iluminación, nos pasa un poco lo mismo: el efecto es bueno... pero es algo limitado en posibilidades. Aquí podemos elegir entre aplicar el mismo color y efecto a todo el teclado, o en tres zonas. En ningún caso podemos ir tecla a tecla, algo que sí ofrecen muchos portátiles de otras marcas... y más si hablamos de este rango de precio, que se mueve entre los 2.000 y los 3.000 euros, según la configuración.

Trae todas las conectividades a excepción de un lector de tarjetas SD

Todos los conectores y puertos se encuentran en ambos laterales del equipo que, como hemos dicho, viene muy bien preparado. En el lateral derecho encontramos dos puertos USB-A, un miniDisplayPort, y un puerto Thunderbolt 3, al que como hemos dicho, podemos conectar una pantalla con G-Sync para aprovecharnos de esta función.

Por su parte, en el lateral izquierdo, además del conector de corriente para el "ladrillo" de carga, encontramos otro puerto USB-A, el puerto HDMI (de tamaño completo, NO mini), el conector de auriculares así como el conector Ethernet con soporte para 2.5 Gigabit utilizando una controladora Killer E3000 (y que ocupa casi todo el ancho del portátil) que minimiza la latencia (como el estándar wireless que monta).

ACER Predator Triton 500 conectividad

Añade Bluetooth 5.0 para conectar auriculares (o el mando de Xbox One para jugar) y el resultado es un portátil muy completo en la parcela de conectividad. Eso sí, sólo hemos echado en falta una cosa: una ranura para el lector de tarjetas SD. No ocupa demasiado, y hubiera sido redondear unas prestaciones de por sí completas.

Fácilmente le sacarás más de tres horas y media de uso exigente

La batería suele ser otro de los talones de Aquiles de cualquier portátil gaming, y aquí también da la talla. Con juegos exigentes, y en condiciones normales (ni brillo al máximo, ni el volumen al máximo), es posible sacarle fácilmente más de 3 horas y media, una cifra ligeramente superior a la media de portátiles gaming que no te hará ir corriendo a los 10 minutos de empezar a jugar a por el "ladrillo" de carga.

La duración de la batería se prolonga mucho más con tareas que no tiren tanto de GPU, ya sea trabajo, navegación web o reproducción de medios. Con estas otras tareas, y el wifi desactivado, es fácil sacar más de 5 horas de autonomía. No es un equipo pensado para trabajar, pero incluso en este caso deja cifras más que razonables para el equipo del que estamos hablando.

ACER Predator Triton 500 2

Insistimos, estos datos son con unas condiciones intermedias (volumen y brillo al 50%), y dependiendo del juego, por ejemplo, si es un título que no tenga mucha carga gráfica, pueden incluso mejorar. Son datos orientativos.

A la hora de jugar, da el do de pecho sin despeinarse... pero se calienta mucho

En el punto más importante de un portátil gaming, el Acer Predator Triton 500 da el do de pecho sin despeinarse. La gran mayoría de juegos que hemos probado funcionan por defecto modo Ultra y con todos los efectos activados, sin bajar de los 60 fps, o incluso superando holgadamente esa cifra (Overwatch se mantiene fijo en los 144 fps).

Shadow of the Tomb Raider, otro de los juegos que mejor optimizados están para las GeForce, es perfectamente jugable con todo activado al máximo, y sin bajar nunca de los 70-80 fps. The Witcher 3 tampoco ha bajado nunca de los 60 fps, y luce de muerte en la pantalla del equipo. Y gracias a la arquitectura Turing, está preparada para la tecnología de trazado de rayos o "Ray Tracing", que promete convertirse en "lo más" de aquí a unos meses, y que explotarán al máximo juegos como Cyberpunk 2077.

Predator Sense Triton 500

Eso sí, debes tener en cuenta algunas cosas: salvo que juegues en un entorno bien refrigerado, con aire acondicionado o similares, el equipo tiende a calentarse de lo lindo. Esto se puede mitigar con los ventiladores corriendo al máximo, pero eso limitará la duración de la batería. 

Y es que hemos llegado a registrar temperaturas de 90º en el procesador, rebasando el límite de temperatura recomendado. Y dado que el cuerpo es de aluminio, notarás el aumento de temperatura incluso en los bordes del teclado. También puede influir que las pruebas las hemos realizado durante algunos de los días más calurosos del año... pero es un equipo que tiene calentarse.

Un software sin más personalización de la necesaria

Triton 500 viene con poco software específico instalado, cosa que se agradece. Más allá de Acer Care Center, donde podrás tener el equipo actualizado y al día o comprobar el estado de la batería, lo realmente interesante es el Hub "Predator Sense", que como hemos dicho antes, tiene hasta un botón dedicado al lado de la tecla borrar.

Predator Sense Triton 500

Este Hub nos permite controlar todas las características especiales del Predator Triton 500, desde la iluminación al overclocking (con tres modos, siendo el "extremo" el que más "aprieta" las tuercas de la CPU) o incluso las revoluciones de los ventiladores.

Como hemos dicho, es un Hub completo, bien diseñado y funcional... que no interfiere en la experiencia de uso y que resulta útil.

Conclusiones finales: su hardware casi lo equipara a un equipo de sobremesa

Por los componentes que integra, nuestra opinión del Acer Predator Triton 500 es clara: estamos ante una bestia de portátil. Cuenta con un potentísimo hardware (RTX 2080, i7, 32 GB de RAM...) que casi lo equipara a un equipo de sobremesa... el ideal de muchos que aspiran a tener un equipo portátil y potente.

ACER Predator Triton 500

Pero no sólo eso, su diseño compacto y ligero lo hacen aún más atractivo, e ideal para aquellos que suelen cargar con el equipo a todas partes. Ni mucho menos es perfecto: aparte de la mejorable disposición del teclado (o la inclusión de teclas macro dedicadas), como hemos dicho es un equipo que puede alcanzar unas altas temperaturas en condiciones muy específicas (como ahora en verano, si juegas a títulos exigentes sin aire acondicionado).

Pero aún con todo, es uno de los mejores portátiles gaming de 2019 que puedes encontrar hoy por hoy en el mercado, o al menos uno de los más rápidos y mejor equipado. No es barato, como todo lo puntero, pero dependiendo de la configuración puedes encontrarlo a partir de unos 1.999 euros (con una RTX 2070 y 16 GB de RAM, configuración más que suficiente para jugar a lo grande).

Este análisis ha sido publicado primero en Hobby Consolas por Alberto Lloret.

Lo mejor

  • Rendimiento excelente
  • Diseño compacto y atractivo
  • Pantalla de calidad
  • Abanico de conectividades

Lo peor

  • Temperatura de funcionamiento excesiva
  • Disposición del teclado
  • Poca personalización del teclado
  • No tiene lector de tarjetas SD

Nota técnica

84

Ver ahora: