Skip to main content

Tarjeta gráfica GeForce RTX 2080, análisis y opinión

RTX 2080

26/11/2018 - 18:00

Ya está aquí nuestro análisis de la RTX 2080, una de las nuevas tarjetas gráficas de Nvidia que marca el inicio de lo que promete ser una nueva generación. Más potencia, mejor rendimiento y características que la preparan para el futuro. Pero... ¿qué tal la RTX 2080 si la comparamos con una GTX 1080? Os lo contamos en nuestra review de la RTX 2080.

Ha llegado el momento. Tras unas semanas con la nueva generación de tarjetas gráficas de Nvidia, ya podemos compartir nuestro análisis de la RTX 2080. Tras muchos meses esperando, en la Gamescom 2018 se anunció a bombo y platillo la nueva generación de tarjetas gráficas de Nvidia

La RTX 2080, RTX 2080 Ti y RTX 2070 han despertado mucho interés, y deben el cambio de nombre (antes, las GPU de alta gama de Nvidia eran las GTX) a la nueva tecnología con la que son compatibles, el raytracing. 

Además de más potencia brutal, las nuevas RTX tienen núcleos específicos para conseguir un mejor desempeño en tareas de próxima generación. Los tensor cores son protagonistas en estas tarjetas, y mientras esperamos que llegue ese futuro, os dejamos nuestro análisis de la RTX 2080 en el que comprobamos cómo rinde, en 2018, una GPU preparada para los próximos años.

Características RTX 2080 RTX 2080 Ti RTX 2070
Frecuencia base 1.515 MHz 1.350 MHz 1.410 MHz
Boost 1.710 MHz
1.800 MHz
1.545 MHz
1.635 MHz OC
1.620 MHz
1.710 MHz
Memoria 8 GB GDDR6
14 Gbps
11 GB GDDR6
14 Gbps
8 GB GDDR6
14 Gbps
Ancho de banda 448 GB/s 616 GB/s 448 GB/s
Núcleos CUDA 2.944 4.352 2.304
Potencia de computación 10,1 TF 13,4 TF 7,5 TF
TMUs/ROP 184/64 272/88 144/64
GigaRays 8 Giga Rays/s 10 Giga Rays/s 6 Giga Rays/s
TDP 215 W 250 W 185 W
Precio 969 euros 1.318 euros 670 euros

Diseño de la RTX 2080

Salta a la vista que las RTX están mejor construidas que las anteriores generaciones. Cuando hablamos del diseño de una tarjeta gráfica, tenemos que mirar la edición de fundadores, o Founders Edition.

Son esas gráficas que tanto AMD como Nvidia lanzan al mercado y que sirven como referencia para que otros fabricantes (como MSI, Asus, Gigabyte, etc) realicen cambios en el hardware, como añadir mejores sistemas de ventilación o un poco de overclock.

RTX 2080 análisis

Esto se había cumplido durante las últimas generaciones, pero ahora Nvidia ha querido no solo ser el ejemplo, sino marcar un punto que las demás compañías tengan que superar poniendo bastante esfuerzo en ello. Y es que, como podéis ver en las imágenes, el sistema de disipación de la RTX 2080 Founders Edition es exactamente igual que el de algunas gráficas personalizadas.

RTX 2080 análisis

Nvidia ha dejado de lado el sistema blower, un ventilador que ''sopla'' a través de filamentos de aluminio para, después, expulsar el aire fuera de la caja, a un sistema mucho más tradicional. Un gran disipador de aluminio cubre cada milímetro de la placa de la GPU y dos ventiladores expulsan el aire caliente.

RTX 2080 análisis

Este nuevo diseño se nota en términos de temperatura y ruido (es mucho menos ruidosa que las antiguas FE blower), y además tenemos ''extras'', como el logo GEFORCE RTX iluminado en verde o un recubrimiento de plástico color metalizado y aluminio que queda muy bien dentro de la placa (y que ayuda a disipar aún más el calor).

RTX 2080 análisis

Respecto a las salidas, en este modelo de referencia contamos con un HDMI 2.0b con soporte para HDCP 2.2, tres salidas DisplayPort 1.4 (que son las que darán la máxima resolución de la gráfica, 8K a 60 Hz) y un conector Virtual Link, que no es más que un USB Tipo-C que Nvidia, y otras compañías, quieren que sea el estándar de la próxima generación de sistemas de realidad virtual.

RTX 2080 análisis

El TDP es de 225 W y, atención, para dar de comer a esta gráfica necesitamos necesitamos una fuente de 650 W, al menos, y conectar 8 + 6 pines de la fuente a la GPU. ''Come'' bastante, pero el rendimiento también es algo y, como veremos más adelante en este análisis de la RTX 2080, vale la pena alimentar tanto a la GPU como a sus dos disipadores activos.

RTX 2080 análisis

DLSS y Raytracing, qué es y por qué son un salto generacional

Una nueva generación acarrea nuevas técnicas que mejoran la imagen y el rendimiento, y estando Nvidia tan implicada en el desarrollo de la inteligencia artificial, estaba claro que algo de eso iba a haber en la nueva GPU. Deep Learning Super-Sampling, o DLSS, es la nueva herramienta para suavizar los bordes de la imagen y eliminar los bordes de sierra.

Utilizando el machine learning, la GPU analiza cada frame del juego para aplicar técnicas de suavizado. En unos aspectos, la imagen es mejor, y en otros es más borrosa, eso depende de cada juego y la implementación de DLSS, pero lo que está claro es que el rendimiento es mejor.

RTX 2080 análisis

Nvidia hablaba de un 40%, y en las primeras pruebas se han logrado unos 10-15 fps de diferencia entre TAA y DLSS. De hecho, hay escenarios en los que una RTX 2080 rinde mejor con DLSS que una RTX 2080 Ti sin DLSS. Eso sí, aunque hay compañías que están actualizando sus juegos, aún no hay títulos disponibles, y todo esto se basa en demos muy específicas.

Por otro lado tenemos raytracing. Es la otra gran tecnología de la RTX 2080 y RTX 2080 Ti, una técnica de iluminación capaz de generar una imagen en la que todos los elementos se reflejan de forma realista en las diferentes texturas. 

Este es el motivo por el que el raytracing revolucionará los videojuegos

En el vídeo superior tenéis una demo de raytracing que muestra lo que esta tecnología puede aportar, pero de nuevo, se trata de algo que solo podemos ver en demos, ya que los desarrolladores no han tenido tiempo para adaptar la tecnología, y sus motores, a dicha tecnología. Eso sí, en 2019 empezaremos a ver juegos compatibles, por lo que solo queda esperar.

RTX 2080 análisis

Qué dicen los test sintéticos de la RTX 2080

Antes de pasar a ver el rendimiento en juegos, y como hacemos con cualquier portátil, hay que ver qué dicen los test sintéticos. Se trata de benchmarks, o pruebas de rendimiento, que nos dan una puntuación basada en pruebas acotadas para el hardware de nuestro equipo.

Pruebas RTX 2080 GTX 1080
Fire Strike 20.036 puntos 10.711
Time Spy 9.046 puntos 9.168
Gears of War 4K Ultra 56,5 frames por segundo 45,5 frames por segundo
Gears of War 8K Media 24,3 frames por segundo -
Final Fantasy XV 4K High Quality 4.552 puntos 2.892 puntos
Final Fantasy XV 1.440p High Quality 8.169 puntos 6.101 puntos
Final Fantasy XV 1.080p High Quality 10.585 puntos 7.735 puntos

En los test sintéticos, tanto de los benchmark tradicionales, como en los de los juegos, vemos que la RTX 2080 es superior a la GTX 1080 en casi todas las pruebas. Aquí puede haber algunas incompatibilidades de drivers o test que no se hayan adaptado a las nuevas gráficas, pero al final son ''solo'' números, y lo que importa es el rendimiento en juegos.

RTX 2080 análisis

Rendimiento en juegos: RTX 2080 vs GTX 1080

Para ver cómo rinde la RTX 2080 hemos seleccionado ocho juegos. Algunos son punteros, otros algo más veteranos, pero todos son exigentes con la GPU. Para este análisis de la RTX 2080 hemos querido tomar como referencia la GTX 1080, la anterior generación ''pura'' de Nvidia. Y los resultados han sido los esperados en casi todos los casos. 

GTX 1080 vs RTX 2080

Antes de seguir, tenemos que aclarar que los parámetros gráficos de todos los juegos, tanto con la GTX 1080 como con la RTX 2080, se han colocado al máximo y sin V-Sync. Ahora sí, vamos con el test de rendimiento en juegos y comparativa entre la RTX 2080 y la GTX 1080. ¡Ah! Hay que aclarar que hay varias diferencias tecnológicas entre ambas gráficas.

Los tensor cores y núcleos giga-rays son exclusivos de las RTX y, además, de la memoria GDDR5X de la GTX 1080 pasamos a una memoria GDDR6 mucho más rápida y más eficiente en términos de temperatura. Ahora sí, vamos con nuestras pruebas de rendimiento en el análisis de la RTX 2080.

RTX 2080 análisis

Gears of War 4

Empezamos con Gears of War 4, uno de los juegos más espectaculares que podemos echarnos a la cara y, además, uno de esos títulos que vale la pena jugar en 4K. Además, está realmente bien optimizado gracias, en parte, a que es un juego diseñado para un hardware mucho más modesto, el de Xbox One.

Con el lanzamiento de Xbox One X, The Coalition (creadores del juego) optimizó el juego para la nueva consola de Microsoft. La máquina puede mover el juego a 4K y 30 frames por segundo con parámetros entre alto y ultra, o a 4K y 60 frames con parámetros en medio en el modo multijugador. Con la RTX 2080 y nuestro procesador, un i7-7700K, podemos jugar con todos los parámetros en ultra a 4K y una tasa de frames por segundo bastante estable.

Está claro que, como veis en la gráfica, dependiendo de la resolución obtenemos más o menos fps de media, pero Gears of War 4 es uno de esos que podemos jugar al máximo en esta GPU.

Si bajamos la resolución, podremos aprovechar el refresco de monitores de más de 60 Hz:

Destiny 2

Un caso parecido es el de Destiny 2. El juego está bien optimizado para PC y podemos sacar partido de la RTX 2080 para jugar al máximo a 4K. Este es de esos casos que no nos deja jugar constantemente a más de 60 fps a 4K en ultra.

Si desactivamos algunos efectos, sí podremos bloquear el juego a 4K60, aunque en ultra no rinde nada mal, como podéis ver a continuación:

Si bajamos la resolución a 1.440p, obtenemos una tasa de fps mucho más alta que hace que jugar a Destiny 2 sea un auténtico gustazo:

Forza Horizon 4

Con Forza Horizon 4 estamos ante un caso bastante peculiar. El juego es un auténtico portento gráfico y, aunque parezca que los juegos de coches siempre se ven genial sin pedir casi nada, lo cierto es que este es muy exigente.

La iluminación consume muchísimos recursos, y configurar Forza Horizon 4 al máximo a 4K nos da una media de unos 50 fps. Así no vale la pena jugar, ya que cuando el juego no cuenta con una tasa estable por debajo de los 60, es incómodo jugar.

Por eso, vale la pena aplicar la optimización dinámica, que sí nos permite disfrutar del juego en plenitud. Además, si bajamos a 1.440p, logramos una tasa por encima de 60 fps que resulta muy placentera.

DOOM

Y llegamos a una de las joyas de la corona, DOOM. El título de id Software es un ejemplo en lo que a optimización se refiere. A continuación, os dejamos la tabla de rendimiento de fps de media, ya que habla por sí sola:

Podemos jugar a 4K en ultra por encima de los 60 fps y, además, podemos bloquear la tasa para que la GPU ''sufra'' menos y tener un frame-pacing mucho más estable.

Así rinde DOOM en 4K en ultra y la tasa a 60 fps:

Por otro lado, gracias a la API Vulkan y una resolución 1.080p, podemos jugar con todos los parámetros gráficos en ultra a 200 fps:

Es de los juegos que más placer da jugar en la RTX 2080, ya que aprovecha las características del hardware y, además, el motor es tremendamente escalable, por lo que no hay ''límites'' y, cuanto más potente el hardware, mejor irá.

The Witcher 3

El juego de CD Projekt se ve genial, pero también es uno de los más exigentes con el hardware. Y, con todo en ultra, hairworks incluido, no podemos ponerlo a 60 frames por segundo estables en resolución 4K.

Si bajamos la resolución, sí podemos jugar a una tasa de fps muy alta, pero también podemos ''clavar'' los 4K60 si desactivamos el paquete hairworks. Además, como podéis ver en la gráfica, es uno de los juegos que mayor diferencia muestran entre la GTX 1080 y la RTX 2080

StarCraft II

StarCraft II es uno de los juegos que solemos mostrar en las pruebas de todos los equipos gaming que pasan por nuestro laboratorio, por lo que lo hemos querido traer a este análisis de la RTX 2080. Sin embargo, no es necesario. 

Y es que, el juego puede moverse a más de 60 frames por segundo en todo momento en resolución 4K y todos los parámetros en ultra. 

Además, es un ejemplo de lo ''sobrada'' que va la RTX cuando el juego está bien optimizado. Sí, no es de los que más GPU consumen, pero si bloqueamos la tasa de fps a 60, la RTX 2080 no irá ni al 50% de lo que puede.

Overwatch

Otro juego de Bizzard, Overwatch, sí es bastante más exigente que StarCraft II. A 4K en ultra, va a más de 60 frames por segundo de forma estables, pero es de esos juegos que muestra resultados... extraños. Y es que, al igual que en los benchmarks, no hay demasiada diferencia entre la GTX 1080 y la RTX 2080, y directamente a resolución 1.440p va mejor en la generación anterior.

Suponemos que será algo que tenga que ver con los drivers, pero si bien el rendimiento es genial, no es el ejemplo que mejor manifiesta la diferencia de potencia entre ambas gráficas.

Crysis 3 a 4K, el sueño cumplido... a medias

Por último, tenemos Crysis 3. ¿Puede la RTX 2080 mover Crysis 3 en ultra? Sí, sin problema. En resoluciones que sean menores a 4K, incluso, podremos jugar en ultra a 60 frames por segundo de forma totalmente estables.

Sin embargo, a 4K seguimos sin poder jugar a 60 fps con todo en ultra. Toqueteando algunos parámetros sí podremos disfrutar el juego a 4K60, pero es de esos juegos que, aunque vaya a unos 50 fps, no se juega nada mal, ya que el frame-pacing no afecta a la experiencia de juego.

¿Qué pasa con los 4K60?

La respuesta corta es que no son posibles. La respuesta larga es que sí... pero con matices. Cuando nos gastamos lo que valen las nuevas gráficas, esperamos poder jugar al máximo con una gran calidad visual (al máximo, vamos) en resolución 4K y 60 frames por segundo como mínimo.

Sin embargo, como hemos podido comprobar, los 4K60 aún se le resisten a las RTX 2080. Y es que, aquí entran en juego varios factores. El primero y más importante: hay parámetros gráficos que son ridículamente exigentes, de ahí que Nvidia se haya sacado de la manga DLSS. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que las placas PCI-e pueden empezar a ser el punto flojo de los equipos, creando un cuello de botella.

La explicación es que, incluso a 4K, hay juegos en los que la gráfica no está al 100%, pero no se consigue una tasa estable de 60 fps. La otra explicación, que también tiene mucho que ver, es que no todos los juegos están optimizados.

Todos los consejos para elegir la mejor tarjeta gráfica para ti

La optimización en PC es algo que trae de cabeza a los jugadores de dicho sistema desde hace años, y eso no cambia con las RTX. Con el tiempo, cuando los desarrolladores pulan los juegos y los drivers de Nvidia mejoren, podremos ver más títulos que sacan partido a esta gráfica para conseguir parámetros en ultra, resolución 4K y 60 frames por segundo. Eso sí, el nivel de calidad actual es... impresionante, aunque no podamos jugar a los juegos más exigentes a 4K60.

Temperatura, tenemos grandes noticias

Estamos acostumbrados a que las CPU y las GPU se calienten sobremanera, sobre todo cuando exigimos un poco más de la cuenta. Una nueva generación de hardware, además de potencia, debe implicar mejoras en la disipación del calor y, como decimos, tenemos buenas noticias.

RTX 2080 análisis

En idle, la RTX 2080 se mantiene alrededor de los 29º, una temperatura bastante buena que mantiene los ventiladores de 13 aspas de la GPU a una frecuencia muy baja (aunque activos, eso sí). Sin embargo, donde queríamos ver el rendimiento de este sistema de disipación es en juegos a 4K, y este es el resultado de nuestras mediciones en los juegos detallados anteriormente.

En la siguiente tabla tenemos la Founders de Nvidia junto a una GTX 1080 Custom, nuestra MSI Armor, también ejecutando los juegos a 4K: 

Juego Temperatura máxima RTX 2018 Temperatura máxima GTX 1080 Custom
Gears of War 4 74º 77º
Destiny 2 75º 77º
Forza Horizon 4 70º 72º
DOOM 78º 73º
The Witcher 3 75º 77º
StarCraft II 65º - 61º 73º - 63º
Overwatch 77º - 66º 80º - 75º
Crysis 3 77º 81º

Como veis, tras varias horas jugando y a una temperatura ambiente de unos 24º, la temperatura de la GPU no pasa de los 78º en ninguno de los juegos a resolución 4K, mucho más comedida en 1.440p y 1.080p. Estos resultados son bastante buenos y, además, hay que matizar.

RTX 2080 análisis

En nuestras pruebas, teníamos el V-Sync desactivado, y en juegos como StarCraft II pasamos de 65º sin V-Sync a 61º con V-Sync. Al no tener que proporcionar más de 60 fps, en nuestro caso, la GPU se relaja, bajando el porcentaje de uso de la misma y, por ende, la temperatura.

Da la sensación de que el hardware se ha adelantado una generación al software.

Lo mismo pasa con Overwatch. Si jugamos a una resolución menor, podemos lograr de forma estable los 120 frames por segundo y la temperatura baja 11º. Sí, menos resolución, pero también una tasa de frames bastante más alta. 

RTX 2080 análisis

Parece que Pascal sentó las bases de las gráficas de actual generación y las RTX han consolidado ese presente en el que las gráficas, al menos estos modelos, no van a ''morir'' por exceso de calor. Además, recordamos que estamos analizando la RTX 2080 Founders, por lo que en el futuro podremos ver un desempeño aún mejor cuando los diferentes fabricantes pulan sus sistemas de refrigeración activa para estas gráficas.

Una tarjeta gráfica de futuro. ¿Vale la pena una RTX 2080 en 2018?

A lo largo del análisis de la RTX 2080 hemos visto que el rendimiento de esta nueva gráfica es excelente, pero también que, si bien hay una diferencia clara respecto a la GTX 1080, no hay tantos motivos, actualmente, para cambiar una GTX 1080 Ti por una RTX 2080.

Sí, la nueva gráfica de Nvidia consigue un rendimiento muy estable en resolución 4K con los parámetros gráficos puestos en ''ultra'', pero donde esta gráfica debe dar el do de pecho es en juegos que utilicen tecnología que, actualmente, no está disponible. 

RTX 2080 análisis

Y es que, los nuevos núcleos de la RTX 2080, y de la 2080 Ti, claro, están enfocados a sacar partido al anti-aliasing DLSS y a la tecnología de trazado de rayos que, lamentablemente, no está disponible aún en juegos.

Los desarrolladores deben adaptarse a estas nuevas tecnología, y lleva tiempo aplicar estos avances en los juegos. Sí, hay demos de juegos, y otras demos gráficas de motores, que nos dejan ver qué nos deparará el futuro, pero el jugador que se compre ahora mismo una RTX 2080 no podrá disfrutar de estas características.

Es el futuro, evidentemente, pero no sabemos si vale la pena cambiar una GTX 1080 o una GTX 1080 Ti, pese a la mejora en rendimiento general, para disfrutar ''únicamente'' de más frames por segundo en resolución 4K. En el momento en el que el raytracing y el AA DLSS sean compatibles con juegos, podremos tirarnos de cabeza a por una nueva gráfica.

Los mejores televisores 4K para jugar

Es extraño en el mundo tecnológico, pero en esta ocasión, el hardware se ha adelantado una generación a los juegos. Eso sí, pese a esto, hay que alabar el trabajo de Nvidia. Es indiscutible que las nuevas gráficas son auténticas bestias que permiten jugar en ultra a 4K con una gran tasa de fps a todos los juegos actuales.

Además, pese a que cuando están al máximo trabajan al 99%-100%, el calor generado no es ni preocupante ni excesivo, algo muy positivo, sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante los modelos Founders Edition, que no suelen ser los más efectivos en esta tarea.

RTX 2080 análisis

En definitiva, las nuevas tecnologías de las RTX y esos Tensor Cores deben rendir muy bien en un futuro, pero habrá que ver hasta qué punto las compañías de juegos apuestan por la tecnología. De momento, si queréis hacer la inversión, la RTX 2080 es una gráfica para jugar a todo a 4K, aunque no todo por encima de los 60 frames por segundo en todo momento.

Lo mejor

  • Disipación de calor excelente.
  • Gran rendimiento a 4K y 60 fps.
  • Preparada para el futuro.

Lo peor

  • Precio excesivo.
  • No hay juegos que la aprovechen, aún.
  • El salto respecto a la GTX 1080 Ti no es muy grande.

Nota técnica

90

Tags:

#Destacado, #sync

Ver ahora: