Skip to main content

Garmin Fénix 3, análisis completo del reloj deportivo GPS

Review completa y video del Garmin Fenix 3

21/07/2015 - 14:43

Hemos probado durante una semana el reloj deportivo Garmin Fenix 3, uno de los modelos más versátiles y potentes en el mercado de los wearables deportivos equipados con GPS. Te contamos por qué el nuevo Fenix de Garmin es mucho más que un reloj para hacer deporte.

Marca Garmin
Modelo Fénix 3
Tipo Reloj Deportivo GPS
Dimensiones 51x51x16 mm
Peso 82
Fecha de lanzamiento 2015-01-10 00:00:00

Análisis en vídeo

Primeras impresiones

Si lo tuyo es el atletismo, la natación, el triatlón, el ciclismo de carretera o de montaña, el senderismo o incluso el esquí, juntos o por separado, probablemente el Garmin Fenix 3 sea uno de los relojes más adecuados para ti, convertido en uno de los relojes multideporte más versátiles y potentes de todo el mercado de los smartwach deportivos.

Lo hemos probado y analizado durante una semana para intentar sacarte de dudas, ¿merece la pena pena comprarlo?

Fenix 3 Modos Deporte

Como habrás podido adivinar el Fenix 3 es el sucesor del Fenix 2, el anterior modelo de Garmin que no destacaba para bien sobre su competencia.

Eso, sin embargo ha cambiado porque en Garmin se han puesto las pilas para lanzar un reloj de alta gama que tiene una precisión enorme, dispone de un largo catálogo de funcionalidades y da la sensación de ser un producto mucho más acabado.

 

Pantalla y dimensiones

Si no has probado este tipo de relojes inteligentes y deportivos lo primero que te llamará la atención al sacar el Fenix 3 de la caja será su tamaño. Sí, es enorme. Y eso que Garmin lo ha puesto a dieta respecto al modelo anterior, logrando dejar el aparato en unos razonables 82 gramos.

En caso de tener una muñeca fina es mejor utilizar la correa de goma -negra o roja- que trae el modelo básico ya que la correa articulada de acero inoxidable del Fenix 3 Zafiro eleva todavía más el peso del smartwatch aunque, eso sí, queda como un pincel.

Fenix 3 Bicicleta

El Garmin Fenix 3 tiene una pantalla de 1,2 pulgadas con una resolución de 218x218 píxeles, más que suficiente para ver los datos que va recogiendo durante la actividad física.

La reproducción de colores es solo correcta: no tiene nada que ver con la pantalla AMOLED del Apple Watch o la Super AMOLED del Samsung Galaxy Gear 2. Evidentemente, son productos totalmente diferentes.

En condiciones de poca luz e interiores la visibilidad de la pantalla del Fenix 3 queda un poco por debajo del umbral de lo aceptable, pero es problema se esfuma gracias a la retroiluminación de la pantalla, mucho más conseguida que en el caso de su antecesor. 

Autonomía

La batería es uno de los puntos fuertes del Fenix 3 ya que alcanza las 20 horas con el GPS en modo activo tomando datos segundo a segundo.

En el modo UltraTrac, orientado a las carreras de ultrafondo o Ultra Trails, la autonomía llega hasta las 50 horas, aunque en este caso a la vista de las pruebas realizadas no podemos garantizar el mismo nivel de precisión del reloj en comparación con el modo normal. 

Bateria Fenix 3 Garmin

Según Garmin puede aguantar hasta seis semanas sin recargarse si lo utilizamos como un simple reloj, lo que parece poco probable. Nosotros, durante una semana con un uso moderado apenas lo hemos tenido que cargar un par de veces. 

La carga se realiza a través de la conexión de 4 pines que se encuentra en el reverso del reloj. La base se conecta directamente a un cargador como si de cualquier otro móvil se tratara.

El reloj tiene un acabado fino pero a la hora de la verdad resulta bastante resistente, lo que unido a su sumergibilidad hasta los 100 metros de profundidad lo convierten en un compañero de larga duración.

Conectividad

Una de las cosas que más nos ha gustado del Garmin Fenix 3 es su facilidad de uso: se puede empezar a utilizar nada más sacarlo de la caja e ir aprendiendo sobre sus funcionalidades sobre la marcha, sin tener que estudiarse el libro de instrucciones.

Los menús resultan bastante intuitivos y el manejo es razonablemente sencillo gracias a los cinco botones del aparato.

Configuracion Fenix 3

La conectividad es otro de los puntos fuertes del nuevo Fenix. La sincronización mediante Bluetooth es rápida -incluso con un Galaxy S3- y dispara las posibilidades del reloj.

Por un lado, se puede configurar el Fenix como un auténtico smartwatch y leer de un vistazo las sincronizaciones y alertas que nos lleguen al teléfono móvil. No podremos responder, pero sirve para saber si se trata de una llamada o un mensaje que no puede esperar.

A través del teléfono móvil se puede configurar el Fenix 3 a nuestro gusto a través de Connect IQ, la tienda de aplicaciones de Garmin donde puedes descargar desde nuevas esferas -hay para todos los gustos-, data fields para ver cómodamente algunos datos durante la actividad física, un buen puñado de aplicaciones o widgets que por ejemplo ofrecen información meteorológica en tiempo real.

Todo se puede descargar a través del móvil y se instala automáticamente en el reloj a través de la conexión Bluetooth.

Apps Garmin Connect IQ

Gracias al Bluetooth, además, se puede controlar la reproducción de música del teléfono móvil, algo muy útil si te gusta salir a hacer ejercicio mientras suenan tus canciones favoritas.

La conexión Wi-Fi también permite conectar el reloj a Garmin Connect sin pasar por el smartphone y, además, abre la posibilidad a sincronizar los entrenamientos automáticamente y abrir sesiones en tiempo real, de forma que tus amigos pueden controlar dónde estás en cada momento, lo que puede resultar extremadamente interesante para los aficionados a la montaña.

Funcionamiento

El Garmin Fenix 3 cuenta con GPS antena EXO de acero inoxidable y compatibilidad GLONASS que ofrecen una altísima precisión y, como muy pocos de su clase, está equipado un altímetro barométrico de alta sensibilidad y una brújula de tres ejes que se calibra automáticamente mediante el receptor GPS, es decir, no necesita sincronizarse con el teléfono móvil para robar y trampear los datos.

Fenix 3 Altímetro

La lista de perfiles de actividad que vienen ya programados en el reloj es gigantesca: running, natación, senderismo, ciclismo de carrtera o de montaña, triatlón, esquí, snowboard, trail running, y muchos más. Utilizarlos es tan sencillo como pulsar un botón y echar a correr.

El reloj primero se toma unos segundos para determinar su posición mediante el GPS y comienza a mostrar todo tipo de datos como la distancia recorrida, el ritmo, la velocidad media o el desnivel entre muchos otros. 

Datos Garmin fenix 3

Los resultados después de una carrera en comparación con las apps que se suelen utilizar en el teléfono móvil no dejan demasiadas dudas: el GPS del Fenix 3 mejora signifticativamente el nivel de precisión y ofrece más datos.

El reloj destaca especialmente al utilizarse con un medidor de frecuencia cardíaca o sensores de cadencia, que se deberán conectar mediante ANT+ al smartphone. 

Actividad Fenix 3

Con la ayuda de estos accesorios se obtienen datos interesantes como el consumo de VO2 máximo y predicciones sobre tu tiempo en carrera, el tiempo de contacto con el suelo para los runners o la oscilación vertical, datos que pueden desnudar algunos fallos sobre tu dinámica de carrera y ayudarte a mejorar tus tiempos.

El Fenix 3 es un smartwatch en el sentido más literal de la palabra ya que es capaz de detectar cuando el atleta se encuentra terreno llano o sobre una pendiente para ofrecer la información más conveniente en cada caso.

Otro de los aspectos más destacados del Fenix 3 de Garmin es su apartado de navegación, que permite marcar 1.000 waypoints, 10.000 puntos de track e incluso cargar tus propios maps. El funcionamiento es simple, pero muy efectivo, y el modelo incorpora un par de modos bastante interesantes:

  • Modo fantasma. Para competir contra ti mismo sobre uno de los trayectos que ya hayas realizado.
  • Vuelta al inicio. El reloj te indica cómo volver al punto de partida de tu ruta.

Uso diario como smartwatch

Utilizar el nuevo Fenix 3 como nuestro reloj de uso diario permite -como hemos visto- controlar a través de nuestro reloj las notificaciones recibidas en el teléfono móvil o la reproducción de la música de nuestro smartphone a través del bluetooth, pero hay mucho más que explotar en este modelo de Garmin.

Calorias quemadas Fenix 3

Destaca el podómetro que incorpora, capaz de lanzarnos alertas a modo de vibración cada vez que detecta que llevamos parados demasiado tiempo. Además, cuenta con un interesante contador de calorías quemadas que animarán a más de uno a moverse más de lo habitual para llegar hasta el objetivo establecido.

El Fenix 3 incorpora también un monitor de las horas de sueño, aunque en este caso es bastante limitado y los datos que aporta no parecen lo suficientemente atractivos como para llevarse a la cama un reloj de semejantes dimensiones.

Conclusión

El Garmin Fenix 3 es uno de los relojes GPS más interesantes del mercado de los smartwatch deportivos, un diamante pulido para los atletas y los amantes del deporte amateur, muy configurable y fácil de usar.

Nos gusta su nivel de precisión, las enormes posibilidades de sus sistema de navegación, la cantida de datos que aporta -especialmente al usarse con un sensor externo- sobre nuestra actividad física, que aporta algunas funcionalidades para su uso diario como smartwatch y que resulta casi imposible encontrar un aparato tan potente y versátil en el mercado.

A pesar de que incorpora muchísimas posibilidades es fácil de usar, tiene una autonomía respetable y no hace falta para nada conectarlo al ordenador.

Eso sí, si estás interesado en comprar el nuevo Fenix 3 debes preparar tanto tu monedero como tu muñeca, sobre todo si no estás acostumbrado a llevar relojes de estas dimensiones. El cambio seguro que merecerá la pena.

Lo mejor

  • Personalización y facilidad de uso
  • Precisión sistema GPS
  • Smartwatch muy versátil

Lo peor

  • Dimensiones muy grandes
  • Necesita accesorios para brillar
  • Control del sueño mejorable

Nota técnica

82

Ver ahora:

Te recomendamos