Skip to main content

Gigabyte Aero 15X, análisis y opinión

analisis gigabyte aero 15x

24/12/2017 - 09:15

Análisis del Gigabyte Aero 15X, un llamativo portátil gaming que monta una gráfica GTX 1070 capaz de darnos grandes momentos de juego sin sacrificios.

Marca Gigabyte
Modelo Aero 15X
Tipo Ordenador portátil
Dimensiones 35,64 x 25 x 1,9 cm
Peso 2,17 Kg
Sistema Operativo Windows 10
Procesador Intel Core i7-7700 HQ
Memoria RAM 16 GB DDR4 2.400 MHz (2 slots de 8 GB con 32 GB max.)
Disco duro SSD NVMe de 512 GB + puerto M.2
Tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070 8 GB GDDR5 MAX-Q
Tamaño de pantalla 15,6'' Mate
Resolución de pantalla 1920 x 1080 de 60 Hz
Batería Polímero de litio de 94,24 Wh
Conectividad inalámbica / redes 802.11b ac y Bluetooth 4.2
Conectores de datos / A/V 3 x USB 3.0 / 1 x THunderbolt 3 (USB Tipo-C) / 1 z HDMI 2.0 / 1 x Display Port / 1 x Jack 3.5 (audio in, out) / 1 x lector tarjetas SD / 1 x RJ45

 

De gráficas, a portátiles de alta gama

 

Tal y como viene a confirmar este análisis del Gigabyte Aero 15X, el mercado de los portátiles gaming es algo que está al alza. Los diferentes fabricantes están apostando muy fuerte por este tipo de productos ya que el propio sector del gaming crece, pero también porque la tecnología permite crear maquinas más compactas y potentes que sirven para entornos de oficina y profesionales de la edición.

Prácticamente, cualquier marca tiene ya su portátil calificado como ''gaming'' y el fabricante Gigabyte es uno de los jugadores en este segmento. La marca Gigabyte os sonará a los usuarios de PC gracias a las tarjetas gráficas. La compañía china lleva muchos años en el mercado de las tarjetas gráficas y, ahora, está expandiendo horizontes.

Eso sí, no son nuevos en esto de los portátiles, ya que hace un lustro, con la explosión de los ultra portátiles debido a la aparición del MacBook Air (el ultra portátil que pronto cumplirá 10 años), la compañía lanzó el U2442. Ahora, la tecnología ha evolucionado y permite replicar configuraciones de sobremesa en un espacio muy reducido.

Los mejores ordenadores y portátiles gaming de 2017

Este año, Gigabyte lanzó el Aero 15, un portátil con procesador i7-7700 HQ y una GTX 1060, todo en un espacio mínimo para garantizar una portabilidad máxima sin renunciar a la potencia. Sin embargo, no se han conformado con eso y han lanzado el Gigabyte Aero 15X, el mismo portátil, pero con la potente GPU GTX 1070.

No sólo de gráfica y procesador se compone un equipo y este Aero 15X monta 16 GB de RAM (dos slots de 8 GB DDR4 a 2400 MHz) y 512 GB de almacenamiento NVMe y espacio para otro SSD M.2.

Teclado del Gigabyte Aero 15X

Acompañadnos en el análisis del Gigabyte Aero 15X para ver cómo rinde esta configuración que está incrustada en uno de los cuerpos más pequeños que hemos visto en un portátil para jugar. La unión entre diseño y rendimiento, se paga y el Aero 15X ya se puede encontrar en España por unos 2.200€.

Diseño vanguardista

Hasta hace muy poco, los portátiles para jugar eran máquinas que tenían un grosor en sintonía con su potencia. Eran (y siguen siéndolo en algunos casos) equipos pesados, con escasa autonomía y muy gruesos, lo que impedía transportarlos con facilidad.

10 portátiles gaming para jugar a todo sin compromisos

El Aero 15 ya sorprendió en su día al presentar un chasis muy reducido que ahorraba en algo tan importante como los marcos de la pantalla y el Gigabyte Aero 15X repite la jugada, pero con una tarjeta gráfica que está muy por encima de la del modelo anterior.

Gigabyte Aero 15X

Realmente, resulta sorprendente que Gigabyte haya podido meter todo lo que este portátil lleva dentro en un cuerpo con 1,9 centímetros de grosor y sólo 2,1 Kg. El cuerpo de aluminio nos permite ver, cuando abrimos el portátil, los escapes de los dos canales de refrigeración (uno por la CPU o otro por la GPU).

La parte superior está adornada con un sencillo diseño triangular y el logo de Gigabyte que se ilumina en color blanco (de la misma manera que lo hacía la manzana de los MacBook, aprovechando la luz de la pantalla). En la parte inferior nos encontramos los dos altavoces y una generosa rejilla que absorbe aire fresco.

Algo que llama mucho la atención es el bisel de la pantalla. Los marcos son de sólo 5 milímetros de grosor, dando la sensación de que el portátil es ''todo pantalla''. Las dos cámaras WebCam se encuentran en la bisagra, una zona que no es la mejor, ya que las imágenes que captan son poco favorecedoras, pero que supone una solución inteligente para ofrecer marcos mínimos.

El perfil del Aero 15X está diseñado como si fuera una construcción por bloques y ahí encontramos los 3 USB 3.0, el puerto Thunderbolt 3 (USB Tipo-C), un HDMI 2.0, un mini Display Port, una entrada/salida de audio, el lector de tarjetas y el conector RJ45 para jugar en LAN y conectar nuestro PC vía Ethernet.

Evidentemente, no cabe una unidad de Blu-Ray o DVD. Todo está aprovechado al milímetro y la sensación es de estar ante un equipo premium. Esta sensación, como veréis a continuación, aumenta al ponerle las manos encima al hardware.

Pantalla IPS con matices

Como podéis ver en las diferentes fotos, la pantalla del Gigabyte Aero 15X llama la atención. Es exactamente la misma que monta su hermano ''pequeño'', el Aero 15, y se trata de un panel IPS mate que cuenta con resolución 1920 x 1080p. El tamaño de 15,6 pulgadas nos da una densidad de píxeles por pulgada de 141.

Un portátil debe guardar un equilibrio en todos y cada uno de los apartados y la pantalla del Gigabyte Aero 15X nos da una de cal y otra de arena. Para empezar, el panel IPS cuenta con un buen nivel de brillo y ángulos de visión, así como un contraste más que decente y un 90% del espectro sRGB cubierto.

Además, y esto es muy interesante para quien trabaje con vídeo y fotografía, el panel viene calibrado y con certificación X-Rite Pantone, lo que se traduce en colores de gran calidad ajustados a la realidad.

Sin embargo, hay dos elementos que están por debajo de lo esperado. El primero es la tasa de refresco del propio panel. 60 Hz para un portátil de este rango de precio y, sobre todo, componentes, es bastante poco. La GTX 1070 no muestra toda su potencia a 1080p y 60 Hz.

El segundo es que, bajo ciertas condiciones, la pantalla no responde como debería. Al nivel de brillo mínimo notamos parpadeo de la imagen, algo que acarrea que, tras unos minutos trabajando en condiciones de poca luz, empiece a doler la cabeza y la vista se canse. Además, hay veces que la pantalla responde algo más lenta de lo que debería.

Monitores externos para conectar al Aero 15X

Se agradece el contar con un panel IPS, pero en un portátil pensado para jugadores, quizá es más interesante otro tipo de panel que, aunque no refleje los colores del mismo modo, cuente con tiempos de respuesta más rápidos y, sobre todo, una mayor tasa de frecuencia.

El rendimiento de la bestia

Llegamos al punto álgido del análisis del Gigabyte Aero 15X. Y es que, es el momento de comprobar qué tal rinde la GTX 1070 que la compañía ha conseguido meter dentro de un chasis tan delgado (en comparación con lo que solemos ver en otros portátiles gaming). Al igual que el modelo GTX 1070 de sobremesa, esta gráfica cuenta con 8 GB de memoria gráfica del tipo GDDR5.

En el terreno de las velocidades de reloj, nos encontramos con una GPU que cuenta con una velocidad de reloj base de 1.215 MHz y un boost de 1.544 MHz. Casi todo el tiempo, la gráfica se mueve entorno a unos 1.300 MHz, llegando al máximo en contadas ocasiones cuando pedimos rendimiento por encima de la resolución FullHD, algo que veremos más adelante.

Acompañando a la GTX 1070 se encuentra n 16 GB de memoria DDR4 a una frecuencia de 2.400 MHz y un i7-7700 HQ a 2,8 GHz de base y 3,7 GHz de boost. Este es el resultado en los diferentes test sintéticos:

Benchmarks Resultados

3D Mark Time Spy DX12

CPU / GPU / Media

4147 / 4694 / 4602

Unigine Heaven 4.0

Puntuación

1917

Unigine Heaven 4.0

Frames min / media / max

21,8 / 76,1 / 161,6

Unigine Valley 1.0

Puntuación

3135

Unigine Valley 1.0

Frames min / media / max

26,2 / 74,9 / 133,9

Unigine 2

Puntuación

1080p Extreme / 1080p High

2866 / 7260

Ahora que hemos visto el rendimiento del Gigabyte Aero 15X en los test sintéticos, es la hora de ver cómo rinde el portátil en el terreno real, el de los juegos. Para ello, hemos seleccionado una serie de juegos que aprovechan de una manera u otra el hardware disponible.

Destiny 2 es la gran novedad para PC estos últimos meses y un auténtico devorador de recursos. Es uno de los juegos más exigentes, soibre todo cuando subimos el escalado de texturas más allá del 100%. Overwatch es otro clásico al consumir tanto CPU, como GPU y ancho de banda al ser un juego online y StarCraft hace gran uso tanto de CPU como de VRAM.

Por otra parte, DOOM es uno de los que mejor optimizados está en PC y, bajo la API Vulkan, es interesante comprobar el rendimiento del juego con las herramientas del propio títulos, ya que nos da información sobre la carga de los diferentes componentes y sobre el frame-time, más allá de la tasa de frames por segundo.

Crysis 2 es otro juego que que, pese a su veteranía, consume muchos recursos, así como The Witcher 3, título que hace uso intensivo de las tecnologías de Nvidia como Hairworks. Gears of War 4 está en la lista por ser un título optimizado para DirectX 12 y otro de los referentes en PC. La configuración gráfica que se ha utilizado en los juegos es la siguiente:

  • Destiny 2: Configuración máxima con V-Sync y escalado de texturas al 100%.
  • Overwatch: Configuración máxima sin V-Sync y escalado de texturas al 200%.
  • DOOM: Configuración máxima en Vulkan con V-Sync.
  • StarCraft II: Configuración máxima sin V-Sync.
  • Crysis 2: Configuración máxima con V-Sync.
  • Gears of War 4: Configuración máxima.
  • The Witcher 3: Configuración máxima con y sin Hairworks.

El motivo de tener la V-Sync activada en los shooters offline es la tasa de frecuencia de la pantalla, ya que no aprovecharemos más de 60 frames por segundo. En juegos online como StarCraft II u Overwatch, siempre se nota una mejora, aunque sea ficticia, cuando se deja la tasa de frames sin bloquear. A continuación, os dejamos las pruebas de rendimiento del Gigabyte Aero 15X:

Juegos Frames por segundo (media)
Destiny 2 60
Overwatch 75
DOOM 60
StarCraft II 102
Crysis 2 60
Gears of War 4 94,6

The Witcher 3

Nvidia Hairworks on / off

57 / 60

Podemos tener un rendimiento sensiblemente mayor en juegos como DOOM si quitáramos la limitación de frames, llegando a los 130 fps de media, algo que es una auténtica barbaridad, pero que carece de sentido al tener la limitación de 60 Hz del panel. Sin embargo, ahora que hemos visto cómo rinde el portátil, hay que comentar la nota curiosa del diseño Max-Q de la GTX 1070.

Como ya hemos dicho, este tipo de tecnología y diseño se ideó para construir tarjetas gráficas que consuman menos cuando están en modo portátil (tirando de la batería y no de la corriente). El calor se reduce, la emisión de ruido del ventilador, también, pero la frecuencia tanto de la CPU, como de la GPU, baja, algo que se traduce en un menor rendimiento.

Sin embargo, el usuario no tiene que tocar absolutamente nada cuando la GPU empieza a operar entorno a los 1.000 MHz y la CPU baja a una frecuencia de 2,5 GHz con la batería. Cuando el juego detecta que estamos utilizando la batería, adapta sus ajustes visuales para garantizar el rendimiento a 30 frames por segundo.

Esta medida es inteligente y cómoda para jugar, por ejemplo, en el tren y, sin tocar los ajustes, continuar al máximo en casa cuando nos enchufamos a la corriente. Ahora bien, está claro que el Aero 15X puede rendir más allá de la resolución FullHD y hemos querido ponerlo a prueba.

¿Un portátil para jugar a 4K y en VR?

Jugar a 4K se está poniendo de moda gracias a que las consolas (PS4 Pro y, sobre todo, Xbox One X) están democratizando esa resolución. La están haciendo más accesible y el precio tanto de los monitores, como de las teles, está bajando en picado. De ahí que sea cada vez más apetecible jugar a esta resolución y, claro, si compras un nuevo equipo lo más normal es probar qué tal va al máximo.

Guía para saber cuánta RAM necesitas en tu PC

¿Es posible jugar a 4K en el Aero 15X? Sí. Su GTX 1070 y el i7-7700 HQ con el equipo conectado a la corriente, algo importante, nos permite jugar a 4K a todo lo que queramos. Eso sí, hay que jugar con los parámetros gráficos de cada uno de los juegos y, por ejemplo The Witcher 3 nos hará olvidarnos de las tecnologías Hairworks y de las distancias de dibujado al máximo.

Juegos muy optimizados como DOOM (entre 30 y 40 frames por segundo) o Gears of War 4 (donde conseguimos 29,7 frames por segundo con todo en ultra (excepto la V-Sync) en el benchmark propio del juego, demuestran que se puede disfrutar de juegos a 4K en este portátil sin problema alguno.

A continuación, os dejamos el test de Unigine 2 en 4K:

Eso sí, más apetecible que el 4K recortando algunos parámetros gráficos y a 30 frames por segundo, es jugar a 1440p (resolución QHD) con todo en ultra y una tasa de frames cercana a los 60 frames por segundo. En Gears of War 4, por ejemplo, conseguimos los 60 frames por segundo de media a 1440p con todos los parámetros gráficos activados al máximo.

Todo sobre la realidad virtual

Si, además de jugar de un modo tradicional, tenéis curiosidad por la realidad virtual, debéis saber que la GTX 1070 está plenamente capacitada para jugar con esta tecnología. A continuación, os dejamos los dos benchmarks realizados en los que podemos ver cómo se desenvuelve el portátil en la realidad virtual

Temperatura y refrigeración

La temperatura es el gran enemigo de los portátiles, ya sean para jugar o para trabajar. Sin embargo, en los portátiles gaming, al necesitarse más potencia, el consumo es mayor y, por tanto, la temperatura tanto de su GPU dedicada como del procesador, sube. Y no todos los portátiles consiguen mantener a raya la temperatura.

Las últimas hornadas de portátiles con tarjetas gráficas GTX de la familia 1000, sobre todo aquellos que cuentan con la especificación Max-Q, gestionan bastante bien la temperatura de la GPU, que se mantienen bastante más frescas que las antiguas gráficas portátiles de la serie GTX 900.

Ahora, son los procesadores los componentes que más sufren en un portátil de estas características. Generalmente, los fabricantes optan por el i7-7700 HQ por el excelente rendimiento que ofrece, pero ya hemos visto casos en los que la CPU llega a picos de 97º jugando a los pocos minutos de empezar la partida, algo que no es ''saludable'' para el equipo.

Como ya hemos visto a lo largo del análisis del Gigabyte Aero 15X, el portátil cuenta con una entrada de aire en la parte inferior que permite que la turbina absorba aire fresco de la parte inferior y expulse el caliente por las dos salidas (una por CPU y otra por GPU) de la parte trasera.

No hay mucho espacio físico, debido a las dimensiones del Aero 15X, para que coja aire fresco de la parte inferior y, además, las aspas de las turbinas no son demasiado grandes (en comparación con el calor que generan los componentes que deben refrigerar). Sin embargo, el resultado es bastante bueno.

Los mejores programas para medir la temperatura del PC

En el caso del Aero 15X, en las diferentes pruebas para realizar la review, nos damos cuenta que la gráfica, como cabía esperar, se sigue portando muy bien en temas de gestión de temperatura, no sobrepasando, en la mayoría de ocasiones, los 75º incluso al 99% de carga.

La CPU, que es lo que más nos preocupa, llega a picos en Overwatch y The Witcher 3 de 92º, aunque se suele mantener en esos juegos, de media, entorno a los 88º. En el resto de pruebas, no suele superar los 85º.

Un pico de 92º sigue siendo bastante elevado, pero el portátil no llega nunca al throttling (el momento en el que la CPU, automáticamente, baja de frecuencia para reducir el rendimiento, protegerse y no quemarse).

Teclado RGB y touchpad frío

Algo importante a la hora de disfrutar de los juegos es un buen combo de teclado y ratón. No hace irse a un teclado mecánico para disfrutar de los videojuegos y el del Gigabyte Aero 15X demuestra que, con los teclados de portátiles, se puede jugar a la perfección.

Nos encontramos un teclado de tipo chiclet, no mecánico como nos encontramos en otros modelos de la competencia, que tiene un recorrido y, sobre todo, un tacto muy satisfactorio. No es un teclado del todo silencioso, ya que produce una respuesta auditiva muy satisfactoria cada vez que pulsamos las teclas. Además, tiene un rebote que nos ayuda a la hora de hacer acciones o, simplemente, escribir.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, al menos el Gigabyte Aero 15X que hemos analizado cuenta con teclado ANSI. El HP Omen 15 de 2017 también cuenta con esta disposición, pero añade la eñe y encontramos los acentos y símbolos como en un ISO español. En este caso, el teclado tiene la configuración anglosajona, algo que no importa para jugar, pero sí si lo pensáis usar para escribir frecuentemente.

Por otro lado, hay dos características de hardware y software que hay que comentar. Pese a ser un portátil gaming (y perteneciente a una familia que ha tenido teclas macro), el Aero 15X no cuenta con teclas dedicadas a acciones especiales. En su lugar, tenemos un software propio de Gigabyte que nos permite crear un macro en la tecla que queramos.

En términos de iluminación, el Aero 15X cuenta con teclado RGB real (no por zonas, como otros portátiles o teclados que dicen ser RGB). Con el software propio, podremos cambiar el color de cada tecla, crear efectos o elegir uno de entre los predefinidos. Es algo que se agradece en un portátil de este estilo para adecuar el color de la tecla al que más nos guste (sobre todo, si jugamos o trabajamos de noche).

Por último en cuanto al teclado, hay que describir un error que nos hemos encontrado. Y es que, cuando tecleamos a toda velocidad escribiendo un texto, hay caracteres que se repiten apareciendo, por ejemplo, una frase en la que una palabra cuenta con dos letras repetidas. Suelen ser la ''e'', la ''i'' y la ''s''.

Da la sensación que se trata de algo de software, puede que del propietario de Gigabyte ya que, formateando el equipo y eliminando el software de Gigabyte, el error desaparece. Eso sí, también las opciones para realizar macros o cambiar la iluminación. Esto da esperanzas, ya que, si efectivamente es algo del software, es fácilmente subsanable.

Todas las buenas sensaciones que nos encontramos en el teclado, desaparecen si hablamos del touchpad. Los fabricantes que no son Apple no dan con la tecla en cuanto a touchpad se refiere y el Aero 15X no es una excepción. De fábrica, el touchpad es demasiado sensible y cuesta configurarlo para adaptarlo a nuestros gustos. 

Aún así, hay un problema mayor, y es la respuesta y los clicks involuntarios cuando escribimos. Los fabricantes cuentan con diferentes soluciones a la hora de evitar que pulsemos el touchpad por error a la hora de escribir, pero no es algo que hayamos encontrado durante los días que hemos analizado el Gigabyte Aero 15X.

No sólo se trata de pulsaciones involuntarias, sino de, ejemplo real, selección de texto y borrado del mismo al sobrescribir. Es algo bastante molesto y, aunque al jugar utilizamos un ratón externo, si nos lo llevamos por ahí para escribir, tendremos que pasar tiempo lidiando con este touchpad que, en cuestión de diseño y materiales, es muy atractivo gracias a un gran tacto.

Sonido de altavoces y ventiladores

Entramos en un apartado espinoso del análisis del Aero 15X. A un portátil no se le suelen exigir unos altavoces que suenen como un equipo de sonido Hi-Fi, pero sí que nos saquen de un apuro en esas ocasiones en las que disfrutamos de los videojuegos, o cualquier tipo de contenido, fuera de casa.

En este terreno, el Gigabyte Aero 15X está equipado con dos altavoces situados en la parte inferior del frontal. Al igual que otros fabricantes de portátiles gaming, Gigabyte ha optado por esta ubicación para causar la sensación de volumen alto al hacer que el sonido rebote directamente contra la superficie en la que apoyemos el portátil. Eso sí, si jugamos o usamos el portátil en las rodillas, la calidad del audio, disminuye.

En cuestión de calidad, el sonido no distorsiona en volúmenes elevados, pero echamos en falta algo más de potencia en este campo, sobre todo a la hora de ofrecer unos bajos contundentes que nos metan más en el juego. La fidelidad del audio en los medios y agudos es bastante buena.

Sin embargo, tenemos que comentar algo más respecto al sonido (y no precisamente en lo que respecta a los altavoces). Por cuestiones de diseño, ya os hemos contado que la salida de aire está situada de forma que el aire pasa entre la pantalla y la superficie en la que apoyemos el portátil, pero también hay flujo que rebota contra la propia pantalla.

Cuando estamos ejecutando una aplicación exigente (como un juego o programas de edición) con la batería del portátil, el ruido es bastante contenido gracias a la tecnología Max-Q de la GTX 1070. Sin embargo, en cuando conectamos la corriente, la gráfica se ''desbloquea'' y, al utilizar todo su potencial, necesita más potencia, se calienta más y, por ende, el ventilador sube las RPM.

Los ventiladores del Gigabyte Aero 15X hacen bastante ruido y es algo que se nota, incluso, en un entorno de oficina. En casa, jugando a un título exigente, será mejor que tengamos cascos, ya que incluso con un equipo de audio externo, escucharemos el sonido del ventilador. Y no siempre es cómodo jugar con cascos.

Batería y mantenimiento

Uno de los puntos más sorprendentes del Gigabyte Aero 15X es el de la autonomía. Armado con una batería de polímero de lítio de 9 celdas y 94,24 Wh, la bestia de Gigabyte nos ha permitido hacer un uso continuado durante unas siete horas utilizando el navegador y programas como Spotify y un editor de textos.

Esta es una cantidad sorprendente para un portátil que monta una gráfica GTX 1070 y el procesador i7-7700 HQ. El secreto en este campo está en la capacidad gráfica y la tecnología Max-Q de Nvidia. 

Cómo limpiar un portátil, paso a paso

Cuando no utilizamos el portátil para realizar tareas que necesitan carga gráfica, la GTX 1070 se desactiva para ahorrar batería, entrando en juego la Intel HD 630 integrada en el procesador (que sirve para realizar tareas como visionado de vídeos en resolución 4K sin problema. La temperatura se mantiene a raya y los ventiladores no giran a muchas revoluciones.

Cuando empezamos a exigir más al portátil, la gráfica de Nvidia se activa, pero detecta, automáticamente, si estamos conectados, o no, a la corriente eléctrica. En el caso de estar enchufado, el portátil desata todo su poder. Si estamos viajando o lejos de un enchufe, la gráfica está encendida, pero sin operar la máximo.

Cómo calibrar la batería

Esto contiene el consumo de batería a la vez que produce menos calor y, por tanto, ruido, algo que ya hemos visto que es elevado. Eso sí, como ya hemos dicho, en cuanto enchufemos el portátil a la corriente, el rendimiento será el máximo, automáticamente, que este hardware puede ofrecer. Eso sí, jugando en este modo tendremos unas dos horas de vida.

En términos de mantenimiento y ampliación, si quitamos unos tornillos Torx accedemos a la placa y podemos limpiar los ventiladores, algo recomendado cada cierto tiempo. También podemos ampliar la memoria RAM y añadir un SSD M.2. No hay espacio, literalmente, para un disco de 2,5''.

Conclusión

Como hemos ido viendo en esta review del Gigabyte Aero 15X, se trata de un portátil que sorprende tanto por fuera, como por dentro. Se trata de una puesta al día del Aero 15 con una tarjeta gráfica más potente, pero manteniendo intacto un diseño llamativo para un portátil de estas características.

Es lo que primero salta a la vista cuando ves el chasis, el grosor tan reducido y el tamaño para tratarse de un portátil con una pantalla de 15,6 pulgadas. Sin embargo, cuando lo abres, el Aero 15X brilla aún más gracias a un espacio muy aprovechado por parte de los ingenieros de Gigabyte.

La colocación de las teclas (con unas flechas de dirección de tamaño completo), el teclado RGB y, sobre todo, el marco de la pantalla, de tan sólo 5 milímetros, son elementos que llaman muchísimo la atención. En general, no cuenta con un diseño rompedor por fuera, con filigranas en la carcasa o diferentes texturas, pero cumple en lo que tiene que cumplir.

¿Una alternativa al Aero 15X? Mira este MSI 

Con sus 2,1 kilogramos y su grosor de menos de 2 centímetros, el Aero 15X ofrece una potencia capaz de ejecutar cualquier juego actual al máximo en resolución 1080p (incluso con efectos gráficos como los del paquete Nvidia FrameWorks) a 60 frames por segundo. Si deseamos jugar a una resolución mayor, como QHD o UHD, ya hemos visto que también es posible.

Hablando de la pantalla, quizá es la mayor pega que se le puede poner a este portátil. Aunque cuenta con un panel IPS con certificación Pantone (que llega calibrado de fábrica para ofrecer unos colores espectaculares), con la GTX 1070 sentimos que sería mejor una pantalla con mayor refresco.

Vale, quizá una pantalla 1080p para 15,7'' es lo adecuado y más que suficiente, pero ya que cuenta con esa resolución, Gigabyte debería haber optado por incluir un mayor refresco de imagen. Al final, aunque la certificación Pantone y el panel IPS se agradecen, estamos ante un portátil para jugar y los 120 Hz se habrían agradecido aún más.

Además, la respuesta de la pantalla no siempre es la mejor, con tintineo de imagen cuando ponemos el brillo por debajo del 20% y acciones que no siempre quedan bien reflejadas, ocasionando, en ocasiones, algo de ghosting. Eso sí, el contraste es, repetimos, fabuloso.

Por lo demás, las herramientas por software son útiles para monitorizar el equipo, aunque causan algún que otro problema a la hora de escribir, como ya hemos visto en este análisis del Aero 15X, y tanto el SSD NVMe, como el resto del hardware, ofrecen un rendimiento fabuloso.

Si estáis buscando un portátil gaming para estas navidades, el Gigabyte Aero 15X es una gran opción. Hardware que da gran rendimiento, sistema de refrigeración que, aunque ruidoso en carga, mantiene la temperatura y un diseño como pocos en el mercado. Sin duda, de los mejores portátiles gaming de 2017.

Lo mejor

  • Gestión de la temperatura
  • Diseño y teclado RGB
  • Duración de la batería
  • Rendimiento de CPU y GPU
  • Pantalla con certificación Pantone

Lo peor

  • Refresco y respuesta de la pantalla
  • Touchpad muy mejorable
  • Ruido de ventiladores en carga

Nota técnica

85

Ver ahora: