Honor 9 Lite, análisis y opinión

honor 9 lite análisis opinión

Lo mejor

  • Pantalla sin marcos
  • Android 8.0 Oreo
  • Diseño compacto
  • Precio muy económico

Lo peor

  • Diseño muy frágil
  • Trasera que deja dedos marcados
  • Sin WiFi AC
  • Sin carga rápida
Imagen frontal deHonor9 Lite

9 LiteHonor

Nota de análisis

71
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 8.0
    Tamaño 5.6 pulgadas
    Resolución 2160x1080
    Cámaras 13/13 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB
Honor saca la artillería

¿Qué móvil dominará la gama de entrada en este 2018? Desde luego candidatos no faltan, aunque a diferencia del año pasado, parece que la competición se va a diversificar un poco más. Probablemente no haya un ganador absoluto, y es que algunos móviles apuestan por reducir prestaciones como la conectividad para ofrecer la última moda: la pantalla sin marcos.

En este análisis del Honor 9 Lite respondemos a esa pregunta: cómo de competitivo es este smartphone y si puede plantarle cada a algunos de los que ya están muy bien situados en el mercado. A priori es un teléfono realmente competitivo por diseño y prestaciones, con reminiscencias al Honor 8 presentado hace más de un año, un móvil que fue realmente bueno.

Ahora la compañía china quiere dar otro salto mortal con doble tirabuzón: buen rendimiento, diseño premium y pantalla sin marcos. En esta review del Honor 9 Lite valoramos si lo consiguen y sobre todo si este móvil merece la pena. Su precio de lanzamiento es de 229 euros, bastante económico.

Además, también tiene una novedosa característica: cuatro cámaras. Dos por delante y dos por detrás. Huawei -marca propietaria de Honor- fue una de las primeras en apostar por smartphone con cámara dual, así que es lógico que ahora suba la apuesta a la parte frontal del móvil.

Varios aciertos de diseño y un error muy grave

Si comparamos el diseño del Honor 9 Lite con el del Honor 8, la diferencia es prácticamente inapreciable. Casi se podría decir que han reutilizado el chasis de no ser por la doble cámara frontal, y eso aplica tanto para lo bueno como para lo malo. Sí, es cierto que su aspecto es muy resultón y vistoso, pero tiene un problema: está hecho en vidrio por completo, excepto los marcos que son de aluminio.

Actualmente se utilizan tres materiales para hacer móviles: plástico, vidrio y metal. El vidrio disipa mejor que el plástico el calor, pero tiene un problema: si se cae se rompe y además se ensucia con facilidad. Con el Honor 8 ya hubo tanto problemas que en su versión Pro la marca volvió a optar por el metal, pero para el 9 Lite han vuelto al cristal otra vez por la dificultad de hacer que el NFC funcione con trasera metálica.

Sin duda puede ser considerado como un punto negativo en este análisis del Honor 9 Lite, aunque para gustos los colores. Obviando este pequeño inconveniente, sí que se puede decir que el fabricante ha tenido varios aciertos claros en cuanto al diseño.

Por ejemplo, como es habitual en esta marca, el jack para los auriculares -menos mal que hay quien sigue confiando en él- está en la zona inferior. Esto facilita la tarea de meter y sacar el dispositivo del bolsillo con unos auriculares conectados. Si no lo has notado: prueba ahora mismo y verás cómo sí lo es.

Lo mismo ocurre con el lector de huellas. Hay marcas que lo han eliminado y sustituido por Face ID y otras que han tomado decisiones atrevidas. A veces es mejor dejar tal y como están las cosas que funcionan, por eso se agradece que este móvil tenga el sensor situado justo en la mitad de la zona trasera, lo suficientemente alejado de la cámara.

Por tamaño y peso se pueden poner pocas pegas, más bien al contrario. Con sólo 149 gramos de peso es bastante liviano, y la pantalla sin marcos hace que su panel de 5,6 pulgadas quepa perfectamente en una mano.

Galería de fotosFotos del Honor 9 Litever las 17 fotos
Pantalla sin marcos: todo un all in en la gama media

A día de hoy cualquier móvil de gama media que quiera merecer esta calificación debe tener pantalla Full HD. A ser posible, Full HD+, el nombre que se le ha dado a esta resolución cuando se aplica a pantalla sin marcos con formato 18:9. Es precisamente la pantalla del móvil que nos ocupa, que cuenta con panel TFT-LCD.

En concreto, son 2160x1080 de resolución, aunque lo mejor no está en el valor numérico sino en la experiencia de usuario: ¿es su pantalla lo suficientemente brillante? ¿Son los colores nítidos? ¿Tiene muchos reflejos? 

A estas alturas de 2018 son ya muchos de los móviles que han salido con este tipo de paneles, por eso vamos teniendo un background para valorar lo que puede ofrecer la gama media. En esta review del Honor 9 nuestra opinión es que nos hemos encontrado con una pantalla en la media, es decir, se ve bien pero se queda lejos de los paneles realmente destacados.

Por 229 euros que cuesta no se puede pedir mucho más. El brillo es suficiente para verlo en exteriores, los ángulos de visión también son buenos y la nitidez también cumple. ¿Alguna pega? Sí: no cuenta con protección de tipo alguno, así que es recomendable colocarle un protector si quieres evitar arañazos.

Evidentemente la experiencia no tiene nada que ver con la de un móvil de 600 euros en adelante. No nos engañemos: una pantalla sin marcos no hace milagros, aunque si calibras el color desde la pantalla quizás puedes exprimir un poco más la de este smartphone.

Metiéndonos un poco en el apartado de software, dos apuntes adicionales acerca de la pantalla: se puede cambiar entre Full HD y HD simple para ahorrar batería, en primer lugar. En segundo, para que las apps se ciñan a los bordes de la pantalla, es necesario habilitarlas individualmente en Ajustes.

Android 8.0 y un EMUI renovado

En plena fiebre por Android One entre los fabricantes de móviles más asequibles, Huawei y Honor siguen apostando de forma decidida por EMUI, su capa de personalización de Android. El principal problema de estas capas es que sobrecargan de procesos y aplicaciones muchas veces innecesarios los móviles desde que salen de la fábrica. Además, suelen retardar varios meses las actualizaciones del sistema.

La única forma de ponerse a la altura de Android One manteniendo EMUI es darse prisa al actualizar, y por ahora Honor lo está logrando. Son ya varios los móviles de la marca que funcionan con Android 8.0 Oreo, este uno de ellos. Una de las mejores opiniones del análisis del Honor 9 Lite tiene que ver con este aspecto: por fin un móvil asequible y con pantalla sin marcos actualizado a día de hoy.

Para adaptarse a Oreo, Honor ha tenido que modificar la interfaz de EMUI. La edición 5.1 se implementó con claras referencias a iOS, mientras que la 8.0 -la actual- se parece bastante a TouchWiz, la capa de personalización de Samsung.

Estos son los móviles que puedes comprar con Android 8.0 Oreo

Los colores son realmente parecidos y la distribución del menú de Ajustes también. Ciertamente es difícil decidir si es un acierto o un error, aunque lo que es seguro es que si te has acostumbrado a EMUI 5.1 o anteriores, te costará asimilar el cambio.

Por por desgracia, la apuesta por EMUI tiene sus inconvenientes, como por ejemplo la gran cantidad de bloatware que puebla la memoria del Honor 9 Lite desde el principio. Son cinco juegos y multitud de aplicaciones del fabricante que el usuario no ha solicitado y que no utilizará, aunque no afecta decisivamente a la experiencia de usuario y fluidez del sistema.

Al menos el SO de beneficia de la mejora de la eficiencia de Oreo y de algunas otras características de la versión 8.0 de Android, como poder abrir atajos a aplicaciones con sólo dejarlas pulsadas o recurrir al autocompletar de Chrome para evitar andar introduciendo constantemente tus contraseñas.

Fluidez suficiente pero no sobresaliente

Vayamos al grano en el apartado de hardware y rendimiento. Las especificaciones de este móvil son buenas, y teniendo en cuenta los antecedentes de Honor y Android 8.0, cabía esperar una fluidez bastante buena antes de comenzar la review del Honor 9 Lite. Y la verdad es que estamos satisfechos con el resultado, aunque con algunos peros.

Con 3 GB de RAM -hay una versión con 4 GB- y un procesador Kirin 659 a 2,36 GHz, está más cerca de la última hornada de smartphones de la marca, el 7X por ejemplo, que el mencionado anteriormente Honor 8. Cumple en cuanto a RAM con lo que cabe esperar de la gama media en 2018, pero el procesador tiene ciertas limitaciones.

Seguramente es el motivo por el que en algunas ocasiones, sobre todo si abres juegos existentes o muchas aplicaciones a la vez, se experimenta cierta lentitud a la hora de navegar e interactuar. No es un problema mayúsculo ya que la mayor parte del tiempo la respuesta del Honor 9 Lite es excelente, pero si eres de los que quiere que todo vaya sobre ruedas siempre, deberías tenerlo en cuenta.

La GPU es Mali T-820 MP2, suficiente para juegos como Clash Royale y similares, pero si vas a jugar a otros como Asphalt -de los que mejores gráficos tienen- puede que veas una caída considerable en FPS. No es un móvil para gaming, eso está claro.

Las especificaciones técnicas de este smartphone son las que son, y el que decida comprarlo lo sabe de antemano. Leyendo este análisis del Honor 9 Lite puede conocer además sus limitaciones, pero lo que debe quedar claro es que el trabajo realizado por el fabricante es bueno a la hora de acoplar software y hardware.

Cuando no se hace esto bien, es normal que aparezcan errores, que se desaproveche RAM o que haya aplicaciones que de repente se cierran. Esto no ocurre: si en algún momento hay apps que van lentas es simplemente porque el móvil no tiene capacidad para ejecutar todos esos procesos a la vez.

Quizás la principal pega que se le puede poner a su hardware es que el chip Kirin 659 tiene sus carencias en cuanto a conectividad, asunto que abordaremos más adelante. A continuación adjuntamos algunas imágenes de Benchmarks y pruebas de rendimiento a modo orientativo.

Galería de fotosResultados del Honor 9 Lite en los Benchmarkver las 6 fotos

 

Cuatro cámaras y modo retrato: ¿receta para el éxito?

Uno de los puntos fuertes -al menos a priori- de este móvil son sus cámaras: dos por delante y dos por detrás, algo que a día de hoy pocos pueden ofrecer. Teóricamente esto debe ser positivo, pero por experiencia sabemos que las cámaras duales no siempre cumplen con lo esperado si el procesado de las imágenes no es bueno.

Las cámaras duales se han convertido en la tónica habitual en móviles Honor, y en este caso tenemos que decir que el resultado es prácticamente idéntico al obtenido con el Honor 7X. Ambos han sido presentados de forma casi conjunta. Sus especificaciones son parecidas, aunque en el caso del 9 Lite tenemos dos cámaras de 13+2 MP en ambos frentes.

Hecha la introducción, ¿son buenas las fotos? ¿merecen realmente la pena sus dos pares de cámaras? La verdad es que las fotografías que hemos realizado son lo suficientemente buenas para un móvil que cuesta aproximadamente 200 euros, pero no son comparables con smartphones de gama media premium o gama alta.

La gama de colores es bastante apagada y no logra reflejar al 100% la realidad, al menos en Modo Automático. Se resta algo de intensidad a los tonos, aunque la nitidez es bastante buena. Eso sí, a simple vista es prácticamente inapreciable a menos que las compares con fotos de otro smartphone mejor.

En cuanto a las fotos nocturnas, sorprende la capacidad para captar suficiente luz, aunque la nitidez es bastante mejorable. En la galería que compartimos se aprecia este ejemplo, aunque hay que poner un pero: estas instantáneas nocturnas tienen gran cantidad de grano.

Ambos problemas se hacen notar en la cámara de selfies, que incluye en el apartado de software el modo retrato con efecto bookeh o desenfoque, una de las tendencias más candentes en telefonía móvil. Antes hemos mencionado que los resultados son similares a los obtenidos con el 7X, y es que ambos tienen el mismo fallo: el procesado de imagen por software para desenfocar no es del todo exacto.

Por ejemplo, como se puede ver en las imágenes que adjuntamos, no acierta por completo a la hora de delimitar dónde terminan la cara y la cabeza y donde empieza la imagen de fondo. Desenfoca el flequillo o las orejas, algo molesto para los que quieran una imagen de calidad sobresaliente.

Galería de fotosFotografías realizadas con la cámara del Honor 9 Litever las 10 fotos

 

Autonomía más que aceptable

Android Oreo es en teoría mucho más eficiente a la hora de gestionar el consumo de energía, y eso debería reflejarse en la autonomía de los móviles que lo equipan. En este caso hablamos de una capacidad de 3.000 mAh, ni mucho ni poco, exactamente en la media.

Ni mucho ni poco es como se podría describir al 9 Lite en términos de autonomía: ni mucha ni poca capacidad, ni mucha ni poca duración, ni mucha ni poca velocidad de carga. Si nos vamos a los números, es fácil ilustrar esto: más de 24 horas de batería de forma holgada, poco más de hora y media para una carga completa.

No cuenta con carga rápida, aunque tampoco se puede decir que sea de las más lentas del mercado. 1:45 horas para pasar del 10 al 100% de batería no está nada mal, aunque le cuesta arrancar. En media hora carga el 28% del total, muy lejos de los móviles que vienen con carga rápida incorporada.

Al menos se puede afirmar que con su autonomía basta con cargarlo una vez al día, quizás antes de ir a dormir. Debería ser suficiente para aguantar durante las próximas 24 horas sin problemas, algo que compensa en cierta forma la ausencia de carga rápida como tal.

Consumo de batería al 20% con un uso intensivo

Kirin 659, un lastre en conectividad

Llegamos ahora al apartado más controvertido de este análisis del Honor 9 Lite, el que peores opiniones nos ha generado: la conectividad, tanto por cable como inalámbrica.

Ya hemos dicho que el procesador, un Kirin 659, tiene ciertas carencias en este aspecto. Hay que tener en cuenta que el SoC es el que permite una mayor velocidad de conexión a Internet o que la resolución llegue a Full HD, también la calidad de las fotografías o la carga rápida.

En este caso, Honor ha preferido apostar por más cámaras y pantalla sin marcos en lugar de por la conectividad, y eso se traduce en algunas ausencias que se hacen notar. Por ejemplo, el Honor 9 Lite no tiene WiFi AC ni la mencionada carga rápida. Sin la segunda se puede vivir gracias a una buena autonomía, pero ¿sin WiFi de 5 GHz? Eso es un poco más complicado.

Así es el WiFi 802.11ax: la próxima conexión a internet ultrarveloz

Si estás acostumbrado a conectarte a la red rápida del WiFi, te va a costar volver a las de 2, 4GHz. La velocidad de carga de webs y aplicaciones es bastante más lenta y prácticamente se hace ya imprescindible que todos los móviles, incluso los de gama de entrada, cuenten con chips compatibles con WiFi AC.

Además, a estas alturas de 2018 Honor ha vuelto a apostar por el Micro USB 2.0, sin dar el salto al USB Tipo C. Hay que tener en cuenta que en algunos de sus móviles de hace dos años ya se apostaba por este nuevo formato, así que es difícil de entender que no hayan hecho lo mismo con todos sus nuevos móviles.

En la parte positiva -no todo va a ser negativo- hay que señalar que sí cuenta con NFC. Puedes instalar aplicaciones de pagos móviles como Google Pay y utilizarlas sin problema alguno.

 Honor 9Honor 9 Lite
ProcesadorKirin 960 (Octa Core 2,4 GHz)Kirin 659 (Octa Core 2,36 GHz)
GPUMali G71 MP8Mali T830 MP2
RAM4/6 GB3/4 GB
Almacenamiento64/128 GB32/54 GB
MicroSDSí, hasta 256 GBSí, hasta 256 GB
NFC
Bluetooth4.24.2
Batería3200 mAh3000 mAh

 

Más pantalla y más cámaras, ¿será suficiente?

La gama media está actualmente plagada de móviles que se parecen mucho unos a otros. Con pequeños detalles, las marcas tratan de diferenciarse del resto, y dos de las características más llamativas ahora mismo son las pantallas sin marcos y las cámara duales.

Honor ataca las dos, y lo hace con fuerza en este Honor 9 Lite. El objetivo es atraer a los amantes de los selfies y del vídeo, auque el panorama es igualmente complicado. Por 229 euros de precio se puede pedir poco más que lo que ofrece, aunque para los usuarios más exigentes será difícil soportar las carancias que tiene.

Digamos que errores hay pocos, pero los que hay son eliminatorios para una base importante de su público objetivo. Por buena que sea su pantalla o por muchas cámaras que traiga, hay quien prefiere tener carga rápida o WiFi AC, o simplemente un diseño un poco más robusto.

Al menos cuenta con software de calidad y Android 8.0 Oreo, una garantía de cara a futuras actualizaciones.

Con la apuesta por las cámaras y la pantalla Honor toma una decisión clave: se aparta de un sector para tratar de cautivar a otro. ¿Será suficiente? Ya lo veremos, aunque lo que está claro, como conclusión del análisis del Honor 9 Lite es que es un buen móvil para el precio que tiene. De eso no cabe duda alguna.

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware77/10
  • Software77/10
  • Cámara77/10
  • Batería77/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio88/10