HP Omen 15 2017, análisis y opinión

HP Omen 15 de 2017, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño más agresivo y refinado.
  • Pantalla de 120 Hz y Nvidia G-Sync
  • Rendimiento para jugar a 60fps
  • Temperatura de la GPU
  • Conectividad y puertos

 

Lo peor

  • Alta temperatura del procesador
  • Alta tasa de refresco de la pantalla a la que la GTX 1060 no le saca partido
  • Touchpad mejorable
  • Batería

Nota de análisis

80
Amazondesde 1.705,59VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
HP
Modelo:
Omen 15 2017
Tipo:
Ordenador portátil
Dimensiones:
38,85 x 27,55 x 2,48 cm
Peso:
2,62 Kg
Sistema operativo:
Windows 10
Tamaño pantalla:
15,6'' Mate
Resolución de pantalla:
1920 x 1080 de 120 Hz con G-SYNC
Tipo de pantalla:
WLED
Procesador:
Intel Core i7-7700 HQ
Memoria RAM:
16 GB (2 x 8 GB) DDR4 2400 MHz
Cámara frontal:
Cámara HD HP Wide Vision
Tarjeta gráfica:
Nvidia GTX 1060 6 GB GDDR5
Disco duro:
SSD M.2 256 GB + HDD 1 TB 7.200 rpm
Batería:
Ion-litio de 4 celdas y 70 Wh
Conectividad inalámbrica / redes:
802.11b/g/n/ac (2x2) y Bluetooth 4.2
Conectores de datos / A/V:
2x jack audio / 1x HDMI / 1x Thunderbolt 3 / 1x mini Displayport / 1x Red RJ45 / 3x USB 3.1 / 1x lector tarjetas SD / 1x alimentación
Precio de lanzamiento:
€ 1799.00
Segundo asalto de HP a los portátiles gaming

Un portátil gaming económico, pero potente. Esa era la filosofía de HP cuando lanzó hace unos meses su familia Omen, la vertiente gaming para que los jugadores puedan disfrutar de la potencia de un ordenador de sobremesa, peor en un equipo portátil. 

La compañía tardó en subirse al carro de los portátiles para jugar, pero con los portátiles HP Omen lo hicieron con buen pie gracias a un diseño sin alardes que permitía bajar el coste de fabricación (y el precio de venta, en consecuencia), pero con componentes de primera calidad. Un ejemplo fue la inclusión de la última familia de tarjetas gráficas de Nvidia, así como los procesadores más potentes de la sexta y séptima generación de Intel, un i7-7700 HQ de cuatro núcleos a 2,8 y boost hasta los 3,8 GHz.

Análisis del HP Omen de primera generación

Hace unos meses, HP presentó la renovación de la gama Omen, que abarca desde portátiles gaming a enormes PC de sobremesa, pasando por experimentos como el sobremesa compacto para la VR o el impresionante portátil Omen X con teclado mecánico con retoiluminación RGB, pantallas 4K y tarjetas gráficas de la gama GTX 1080.

Nosotros hemos pasado unas semanas analizando el HP Omen 15 de 2017, una de las versiones de la segunda generación de la gama Omen, comprobando qué tal le han sentado los cambios de diseño a estos portátiles y viendo qué se ha cambiado en base a las opiniones de la primera generación.

Además, también realizaremos diferentes pruebas de rendimiento en este análisis del HP Omen 15 de 2017 para ver qué tal se porta su gráfica GTX 1060 de 6 GB de memoria GDDR5 unida al procesador de séptima generación de Intel i7-7700 HQ. El resto de componentes son dos módulos de 8 GB cada uno de memoria RAM DDR4 a 2.400 MHz, un SSD M.2 de 256 GB (Samsung VLW 5120) y un HDD de 1 TB a 7.200 rpm para guardar programas y juegos. Sin más dilación, vamos con la review del Omen 15 de 2017.

Diseño

HP siempre se ha caracterizado por un diseño elegante y sobrio, sin demasiados alardes, pero que resultaba, aún así, atractivo. Esta filosofía la mantuvieron con la primera versión de su familia Omen, creando portátiles gaming potentes, pero con un diseño que no estaba en sintonía con el de los demás fabricantes, siendo un elemento diferenciador de lo más curioso.

Galería de fotosDiseño del HP Omen 15ver las 12 fotos

Ahora, con esta segunda generación, la compañía ha dado un paso más allá al crear un portátil con un diseño mucho más agresivo que el de primera generación, pero con unas líneas muy elegantes gracias a una carcasa espectacular. La fibra de carbono reina tanto por fuera, como por dentro y ahora no sólo tenemos el símbolo de Omen en la carcasa para diferenciar el equipo.

Una equis roja acompaña el símbolo de la familia gaming de HP a la vez que separa diferentes diseños en la carcasa superior. La salida de aire caliente, que tan bien disimulada estaba en la primera generación de Omen, ahora emula los tubos de escape de un superdeportivo y, pese a que el diseño es más rompedor, sigue siendo un portátil elegante por fuera.

El portátil gaming más bestia de HP, el Omen X

Por dentro nos encontramos un teclado con teclas algo más grandes que las de la primera generación, sobre todo la tecla espacio y las flechas de dirección, un mejor aprovechamiento del cuerpo en sí. Esto no ocurre con la pantalla. Hay marcos enormes, demasiado parecidos a los de los primeros HP Omen, que dejan una sensación agridulce. 

Los gustos son algo muy personal, pero el acabado del HP Omen en prácticamente todos los sentidos es de un equipo ''premium'', algo que se ve afectado por esos marcos tan grandes que enclaustran la pantalla de 15,6'' y resolución FullHD. Donde no hay duda es en el acabado. La fibra de carbono sustituye al omnipresente plástico de la primera generación para dejarnos muy buenas sensaciones al tacto.

En cuanto al tamaño, nos encontramos un portátil con unas dimensiones de 38,85 x 27,55 centímetros y sólo 2,48 centímetros de grosor. El peso se va hasta los 2,62 Kg, bastante contenido teniendo en cuenta que se trata de un equipo de 15,6 pulgadas y, además, cuenta con un sistema doble de refrigeración (uno para CPU y otro para GPU).

Los 10 mejores portátiles gaming por menos de 1.500€

Esta vez, HP no ha escatimado en conexiones y nos ofrece todas las que podemos necesitar en un equipo de estas características. Eso sí, no busquéis unidad de DVD o Blu-Ray, ya que es algo que está desapareciendo de los portátiles para ganar espacio interior y así ajustar aún más las dimensiones del ordenador.

En el lado derecho encontramos el puerto de carga, una ranura para tarjetas SD y dos USB 3.1. En la parte izquierda es donde está el conector Kensington, un DisplayPort, un HDMI, el puerto RJ45, un USB 3.1 (con carga rápida), un USB Tipo-C (Thunderbolt 3), la salida de auriculares y la entrada de micrófono.

Galería de fotosPuertos del HP Omen 15 2017ver las 8 fotos

Pantalla de altos vuelos

Aunque hemos visto portátiles gaming con pantalla 4K, la propia familia Omen de HP tiene modelos con este tipo de panel, es mejor tener los pies en la tierra con un panel que acompañe a la GTX 1060 de la que hablaremos a continuación. El HP Omen 1515-ce018ns cuenta con un panel WLED de resolución FullHD.

Se trata de un panel mate que se maneja muy bien en habitaciones muy iluminadas gracias a una pantalla antirreflejos y a un nivel máximo de brillo de lo más satisfactorio. Sin embargo, lo más importante de este panel tiene que ver con las cifras y la tecnología de Nvidia que incorpora.

Si 15'' se quedan cortas, prueba con un monitor externo

Aunque por resolución un panel FullHD no deslumbre, este modelo cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz a la que podremos sacar partido en juegos como Counter Strike o League of Legends. La idea de HP es que este PC se lo lleven jugadores a competiciones de eSports y, para eso, se necesita una frecuencia a la altura.

Además, y puede que esto sea lo más importante parta apoyar a la tarjeta gráfica GTX 1060, el panel cuenta con tecnología G-Sync, lo que nos permite sacrificar la opción de V-Sync para rascar unos frames por segundo a la GPU sin que esto desencadene la aparición del temido tearing (las líneas horizontales que cortan la imagen en juegos).

Por otro lado, tanto los ángulos de visión como los colores de todo el panel, sin fugas de luz que molesten en situaciones de poca luz e imágenes oscuras, son más que correctos, no habiendo tenido problema ninguno a la hora de manejar el portátil desde cualquier ángulo.

Rendimiento de su GTX 1060

Nvidia GTX 1060, es el corazón gráfico del Omen 15 de 2017. Hay varias configuraciones de este portátil, pero nosotros hemos probado la que monta la tarjeta de gama media de Nvidia. Este modelo de gráfica, al contrario de lo que pasa con las dos versiones de las GTX 1070 y las otras dos de GTX 1080, cuenta con dos configuraciones de memoria.

Tanto a la hora de comprar la GTX 1060 para montar un PC gaming de sobremesa, como a la hora de elegir un portátil gaming, podemos optar por el modelo de 3 GB de VRAM o por el de 6 GB de VRAM. Ambos tipos son memorias GDDR5, pero siempre es preferible contar con más VRAM para jugar.

Consejos para comprar una tarjeta gráfica

Y es que, elementos como las texturas dependen, básicamente, de la cantidad de memoria de vídeo disponible. Así que, cuanto más, mejor. Antes de pasar a ver el rendimiento en juego, os recordamos que la pantalla de este Omen 15 es de 120 Hz con tecnología Nvidia G-Sync.

A esta tarjeta gráfica la acompaña un procesador i7-7700 HQ, el tope de séptima generación de Intel para portátiles, y 16 GB de memoria RAM DDR4 a 2.400 MHz.Veamos los test sintéticos:

BenchmarksResultados

3D Mark Time Spy DX12

CPU / GPU / Media

4.176 / 3.219 / 3.333

Unigine Heaven 4.0

Puntuación

1234

Unigine Heaven 4.0

Frames min / media / max

13,8 / 49 / 110,6

Una vez vemos el rendimiento del HP Omen 15 de 2017 con los benchmarks especializados, es el momento de ponerlo a prueba en juegos. Hemos cogido algunos de los más interesantes de los últimos años basándonos en los recursos que consumen.

Galería de fotosBenchmark y configuración juegos Omen 15ver las 6 fotos

Overwatch es un título que consume recursos tanto de CPU como de CPU, además de ser un juego online. DOOM es un juego con una gran optimización y StarCraft II, pese a consumir bastante CPU, también hace uso intensivo de la VRAM de nuestra GPU.

La octava generación de Intel ya está aquí

Los otros tres son titanes a la hora de devorar GPU: The Witcher 3 es un juego muy exigente con nuestra GPU, sobre todo si activamos Hairworks. Gears of War 4 es un título optimizado para DirectX12 y Crysis 2 es un devorador tanto de CPU como de GPU

La configuración gráfica de estos juegos ha sido la siguiente:

  • Overwatch: Configuración alta sin límite de fps.
  • DOOM: Configuración máxima sin límite de fps.
  • StarCraft II: Configuración máxima sin V-Sync ni límite de fps.
  • Crysis 2: Configuración máxima, texturas incluidas.
  • The Witcher 3: Configuración máxima.
  • Gears of War 4: Diferentes valores alternando entre media y ultra con V-Sync (detalles en la galería).

Tecnologías gráficas exclusivas de Nvidia

Además de con esos valores gráficos, todos los juegos han sido probados a la resolución nativa del monitor, 1080p. Aquí van las pruebas de rendimiento del HP Omen 15 de 2017:

Prueba de juegosFrames por segundo (media)
Overwatch102
DOOM85
StarCraft II90
Crysis 267

The Witcher 3

Hairworks on / off

30 / 42
Gears of War 481,9

Como podéis ver, en configuración máxima, ninguno llega a mantenerse de forma estable a la tasa de refresco del monitor. En Overwatch y Crysis 2, sólo en escenas de vídeo en este último, sí rascamos los 120 Hz, pero lo mejor será jugar con los parámetros gráficos si queremos sacarle partido al panel.

Sin embargo, excepto The Witcher 3, algo lógico por otra parte, el resto de juegos se mantienen a la perfección siempre por encima de los 60 frames por segundo, lo que nos da una experiencia fluida y más que satisfactoria. No habría estado de más estirar un poco la configuración con una GTX 1070 que sacara partido a los 120 Hz del monitor en todo tipo de juegos.

Además, HP es uno de los fabricantes que utilizan la arquitectura Max-Q de Nvidia, algo que se presentó este mismo año en el Computex. La idea era crear portátiles gaming tan delgados como un MacBook Air, pero con la potencia de las GTX de la serie 1060 en adelante. En el HP Omen 15 no se ha llegado a tanto, ya que es pronto.

Estos son los mejores portátiles gaming que puedes comprar

No sólo se trata de tamaño, sino de un menor ruido y consumo, pero sin perder rendimiento. Esto es algo que sí se ha cumplido en este modelo, ya que la gráfica, como se puede ver en los dos vídeos superiores, mantiene una buena relación entre carga y temperatura.

Precisamente, pese a que el rendimiento sea acorde a lo que se puede esperar de una configuración con esta tarjeta GTX 1060, hay algo que nos ha preocupado en nuestro análisis del HP Omen 15. La temperatura.

Galería de fotosGALERÍA DE JUEGOS OMEN 15 2017ver las 31 fotos

Temperatura y refrigeración

Por diseño, el HP Omen 15 de 2017 cuenta con un sistema de disipación doble que se encarga de refrigerar de forma separada la GPU y la CPU. Dos disipadores con dos vías de entrada de aire y otras dos de expulsión. Por la parte inferior, el portátil absorbe aire fresco y lo expulsa por las dos salidas traseras.

No se trata, ni bajo carga ni realizando tareas cotidianas, de un sistema de disipación ruidoso, algo que siempre es agradable, ya que hay otros portátiles que disparan los ventiladores incluso navegando por Chrome, cuando eso no debería ser así.

Eso no pasa en este modelo, manteniendo a raya el ruido de los ventiladores, así como el calor generado. Sin embargo, lo preocupante es la temperatura que alcanzan ciertos componentes en mitad de una partida. Y es que, como se pueden comprobar en los vídeos de DOOM y Overwatch, la temperatura es muy alta, alcanzando un pico de 97º en The Witcher 3.

Mientras la GTX 1060 mantiene el tipo en cuestión de temperatura, el procesador alcanza una temperatura alarmante, muy por encima de lo que un Intel i7-7700 HQ debería alcanzar en un juego como Overwatch. Es extraño, pero, pese a esto, no se produce el throttling (pérdida de rendimiento como medida preventiva) en ningún momento.

Parece que la CPU se encuentra cómoda trabajando a esa temperatura, pero no es, ni mucho menos, lo normal. La época en la que los chips se calentaban sobremanera y se veía como lo cotidiano pasó hace mucho y no sabemos cómo puede afectar esto a largo plazo en este portátil. 

Cómo limpiar un portátil gaming paso a paso

Por otro lado, por la propia fuerza del ventilador de la CPU y el calor generado, cuando el ordenador llega a esos picos de temperatura el aire caliente empieza a filtrarse por las teclas, algo que no molesta (el calor no molesta en ningún momento en elementos como el teclado o el touchpad), pero que se nota.

En definitiva, en todas las pruebas realizadas en esta review del Omen 15 de 2017 hemos advertido que la temperatura en cualquier juego es excesiva a nivel de CPU. El juego que mantiene la temperatura de la CPU más baja es StarCraft II con unos 82º de media. Y aún así, es alta.

Accesibilidad y mantenimiento

El diseño agresivo de la parte superior tiene su réplica en la parte inferior. Lo más importante son las dos rejillas que hay en la base y que sirven como entrada de aire fresco algo que, como ya hemos visto en esta review del Omen 15 de 2017, no sirve de mucho para la CPU.

Sin embargo, en esta parte trasera volvemos a comprobar cómo HP ha tomado nota de las reviews del Omen de primera generación y, ahora, además de permitirnos cambiar la RAM, también tenemos acceso de forma sencilla, retirando sólo unos tornillos, a todos los componentes del PC.

Imagen original de Laptopmedia

El disco PCIe M.2 y el HDD están a la vista y es sencillo sustituirlos por otro en el caso de necesitar más almacenamiento. La RAM también se puede cambiar, teniendo dos módulos para instalar más memoria (aunque con 16 GB DDR4 a 2.400 MHz hay más que suficiente).

¿Cuánta RAM necesito en mi PC?

Quizá, lo más interesante de la posibilidad de tener acceso a todos los componentes internos es el poder limpiar los ventiladores. El portátil no cuenta con filtro anti polvo y, por tanto, con el uso los dos ventiladores se irán obstruyendo. Al abrir la carcasa trasera podremos limpiar con aire comprimido tanto el disipador de la CPU, como el de la GPU para, así, alargar la vida de nuestro portátil gaming.

Teclado sobresaliente y touchpad mejorable

Cuando tenemos entre manos el análisis de un portátil gaming como este, una de las cosas más importantes que hay que medir es la calidad de respuesta de algo tan importante como el teclado. Y es que, se trata de la manera en la que ordenaremos diferentes acciones al juego, por lo que la respuesta debe ser perfecta.

HP ha aprendido de las críticas de los primeros portátiles Omen y ha casi todo lo que debía revisar en la primera tanda de esta familia de portátiles gaming. La sensación de ''tecleo'' sigue siendo estupenda gracias a una separación muy equilibrada de las teclas respecto al cuerpo para lograr un rebote muy satisfactorio al tacto.

El sonido es muy agradable y la respuesta tanto escribiendo como jugando es, simplemente, perfecta. Además, la tecla de espacio se ha ensanchado un poco, el intro es más grande y las flechas de dirección ahora no están enclaustradas entre el teclado numérico y el control derecho. Ahora tienen un tamaño completo, algo que se ha conseguido con un pequeño desplazamiento hacia abajo.

Sin embargo, el ''pero'' sigue siendo la retroiluminación y el propio color de los keycaps. Volvemos al ''rojo dragón'' en el led de retroiluminación, con un color blanco para las teclas WASD) que resulta algo molesto de noche. Y es que, se trata de un rojo muy brillante que no sólo ilumina el caracter, sino también todo el contorno de la tecla.

Además, es prácticamente obligatorio tener la retroiluminación del teclado siempre activada (lo que aumenta el consumo de batería) debido al color rojo tenue de los caracteres, lo que dificulta su visión si no hay una fuente alumbrando de forma directa y sin reflejos. Pese a esto, se trata de un teclado excepcional que llega con el formato ANSI, pero con eñe.

El touchpad de un portátil gaming puede ser algo más secundario, ya que, normalmente, cuando jugamos lo hacemos sobre una base en la que podemos utilizar un ratón, algo que siempre nos dará mejor resultado que el touchpad que monta el propio portátil.

Con el HP Omen 2015 volvemos a comprobar que los fabricantes de portátiles con Windows siguen sin dar con la tecla en el touchpad. Apple, con sus MacBook, nos ofrece cada año una versión más perfeccionada del touchpad y, aunque el del Omen 15 no es malo (en absoluto) cuesta hacerse a él debido a los tiempos de respuesta.

Eso sí, los controles gestuales, como el pulsar con dos dedos emulando el botón derecho del ratón y los controles gestuales de Windows 10 (hacer scroll vertical con dos dedos o el gesto de pinza) funcionan a la perfección. Para quien lo prefiera, están los botones físicos de click izquierdo y derecho.

No es un mal touchpad, pero está muy por detrás del teclado y sirve sólo para sacarnos de un apuro cuando estemos fuera de casa. Siempre que tengamos una superficie para trabajar o jugar, es mejor conectar un ratón.

Sonido

En un portátil gaming, el sonido es fundamental. El audio es algo que los juegos están cuidando sobremanera de unos años a esta parte y el HP Omen 15 está armado con dos altavoces firmados por la casa danesa Bang & Olufsen, especialista en equipos de audio de alta gama y aliada de HP desde hace unos años.

La calidad del audio que son capaces de emitir los dos altavoces es francamente buena, con muy poca distorsión incluso en volúmenes muy altos. Además de escucharse de forma clara, los altavoces tienen decibelios de sobra para permitirnos jugar, escuchar música o ver una película a un volumen bastante alto.

Sin embargo, el principal problema es la colocación de los mismos. Y es que, en lugar de optar por una colocación frontal, tal y como sugieren las pestañas a ambos lados de la pantalla, los altavoces están colocados en la parte inferior del portátil, como se puede ver a continuación.

Se trata de una forma inteligente de ganar más volumen, ya que el ángulo que forma el chasis del portátil permite que, con esta colocación, el sonido de los altavoces rebote en la superficie y se disperse por la habitación. Sin embargo, es una decisión de diseño que juega en contra del propio sonido.

Sí, no es lo mejor utilizar el portátil apoyado en las rodillas, pero es algo muy habitual y que desluce muchísimo el sonido que es capaz de emitir el HP Omen 15 de 2017. No sólo suena bastante más apagado, sino que la calidad se resiente muchísimo al ''mitigar'' de esta forma muchos matices del audio.

Además, es una decisión más difícil de explicar por el hecho de la propia forma del portátil y las comentadas protuberancias a ambos lados de la pantalla, que en un primer momento nos dejan intuir que se trata de los propios altavoces.

Rendimiento de la batería

La batería es el punto más polémico de cualquier portátil (desde una videoconsola como Nintendo Switch hasta un móvil). Está claro que los componentes como los procesadores y GPU portátiles no han avanzado al mismo ritmo que las baterías. Y eso se nota también en este portátil.

Contamos con una batería de ion-litio de 70w que nos da para unas cuatro horas de autonomía navegando por internet en Google Chrome con varias pestañas abiertas y un reproductor de música de fondo y para unas dos horas jugando.

Una duración que es escasa y nos ata al escritorio. Bien es cierto que, para jugar decentemente, debemos estar conectados a la corriente, por lo que es un inconveniente menor.

Aunque la capacidad de la batería no sorprende, es agradable comprobar que el portátil es compatible con carga rápida y la propia PSU que suministra HP con este modelo es capaz de realizar este tipo de carga.

Trucos para cuidar la batería de nuestro portátil

Esto se traduce en una carga del 90% en hora y media. Los números están bien, pero lo importante es la práctica y en estos días que hemos pasado con el análisis del HP Omen 15 nos ha sorprendido gratamente lo rápido que, efectivamente, se carga el portátil.

Conclusión

Llegados a este punto del análisis, toca repasar las sensaciones y datos obtenidos en la prueba del Omen 15 2017. Es evidente que HP, con la segunda generación de su familia de portátiles gaming, ha aprendido tanto de los errores, como de los aciertos de la generación anterior.

El HP Omen de 2017 sigue siendo un equipo elegante y sobrio apto para jugar, pero también para lucir en la oficina sin que desentone demasiado con el resto de mobiliario. Tiene unas líneas más agresivas, algo que se nota en las dos salidas traseras de aire, pero la carcasa sigue siendo muy elegante, más ahora con las diferentes texturas.

Una alternativa al Omen 15, el MSI Phantom Pro con una GTX 1060

Siguiendo con el diseño, el teclado también ha evolucionado como se le pedía. Las teclas de dirección son más grandes y están claramente diferenciadas (las flechas, por su posición, WASD, por su retroiluminación en blanco) y la barra espaciadora es ahora más grande. Además, el tacto a la hora de teclear vuelve a ser un acierto. Donde el diseño se resiente es en la pantalla, con unos marcos enormes que no acompañan al resto del equipo.

La pantalla cumple en todos los niveles, aunque hace gala de una frecuencia de actualización que la GTX 1060 de 6 GB no puede alcanzar. Sí, toqueteando algunos parámetros gráficos, podremos jugar a 120 fps en este portátil gaming, pero hará que perdamos calidad visual. Eso sí, para jugar a 60 frames en casi todos los juegos es perfecta, gracias también a la tecnología G-Sync.

Por otra parte, el rendimiento del Omen 15 2017 es el esperado. Tenemos una CPU de gama alta y una gráfica que permite jugar a 1080p sin problemas, acompañado de una cantidad suficiente de RAM. El problema, y es lo que más preocupados nos deja en este análisis del HP Omen 15, es la temperatura alcanzada.

Picos de 97º en algunos juegos y temperaturas medias por encima de los 85 y 90º en otros son datos para tener en cuenta. El procesador no ha bajado en ningún momento su frecuencia para enfriarse y evitar problemas, rindiendo siempre bien, pero es una temperatura que no ni es normal, ni adecuada.

Hazte con el HP Omen 15 (2017) a un precio más barato

Por lo demás, tenemos un portátil gaming que cumple a nivel de conexiones, y de autonomía, con unas 4 horas navegando, viendo vídeos y trabajando y unas dos horas jugando, aunque siempre es recomendable estar conectados a la corriente para disfrutar de la mejor calidad en juegos.

HP Omen 15 de 2017 vuelve a ser un portátil muy interesante en relazión calidad/precio. Cumple la premisa de la marca de ofrecer calidad a un precio nada desorbitado y, además, las pruebas de rendimiento en juegos, par  lo que utilizaremos el portátil, principalmente, han sido muy satisfactorias.

Diseño y acabados
7
Pantalla
8
Hardware
7
Rendimiento
8
Disipación
6
Software
8
Autonomía
7
Calidad del audio
7
Conectividad
9
Calidad/Precio
8