Skip to main content

Intex FitRist, análisis y opinión

Intex FitRist, análisis y opinión

19/06/2016 - 16:33

Los wearables deportivos son uno de los sectores tecnológicos más pujantes. Intex ha querido unirse a la fiesta con su FitRist, una pulsera monitorizadora de la actividad física que además cumple como reloj. Ofrece también una serie de funciones poco comunes entre las smartbands más económicas.

Marca Intex
Modelo FitRist
Tipo Smartband
Peso 21 g

Una smartband cómoda con pantalla OLED

Una de las primeras impresiones que causa la smartband FitRist es la de ser estéticamente atractiva. Con un diseño futurista, pantalla OLED y textura ligeramente rugosa transmite sensación de armonía, aunque sin alardes estéticos.

Una vez colocada, la comodidad que ofrece se nota al instante. Apenas serás consciente llevarla puesta, aunque para conseguir ponértela primero deberás cogerle el truco a su broche, ya que en la primera ocasión puede parecer bastante difícil. 

El punto negativo del diseño de la smartband es la falta de seguridad. Se abrocha superponiendo los dos extremos de la pulsera y presionando sobre los clips, un sistema parecido al de otros wearables. El problema es que, si ponérsela parece complicado, quitársela es extremadamente fácil y puede hacer que la pierdas.

El diseño la pulsera en sí es flexible y ligero. La pantalla es la única zona rígida, y siempre deberá ir hacia arriba y en la postura correcta -el botón hacia el lado derecho de tu muñeca izquierda- o correrás el riesgo de impedir la detección de tus parámetros. Sin embargo, es un problema común en las smartband deportivas más económicas.

Las mejores smartbands o pulseras inteligentes de 2016

La pantalla OLED es sus principal punto fuerte. No se trata de una característica que abunde entre las smartbands más económicas, y la convierte en una pulsera monitorizadora que a su vez cumple la función de reloj, algo extremadamente útil durante la noche. La única pega es su escasa visibilidad en exteriores.

Mide tu actividad y monitoriza tus sueños

Son muchos los que han puesto en duda la precisión de las pulseras monitorizadoras a la hora de calcular los pasos dados a lo largo del día. En ComputerHoy hemos querido comprobarlo de primera mano a la hora de analizar el análisis de la smartband FitRist.

De forma puntual, hemos notado que se detectan pasos cuando no se está caminando, aunque puede deberse a movimientos bruscos del brazo o la muñeca. Sin embargo, no se puede pedir a una smartband deportiva que cuesta menos de 30€ que ofrezca las mismas prestaciones que una de gama alta.

Para algunos usuarios, puede que no sea un detalle menor, pues una de las cosas que buscan al comprarse un pulsera inteligente de este tipo es saber en todo momento cuántas calorías han quemado y qué distancia han recorrido. Si además ofrece otras funciones, mejor, pero lo primero es lo primero.

Pese al mencionado problema, la detección automática de los pasos que ofrece la FitRist es pasable. Apenas sufrirá desfase si la usas corriendo o andando, ni arrojará datos erróneos o demasiado desviados de la realidad. Su precisión no debería ser una preocupación. Todos estos datos se muestran en pantalla. Puedes acceder pulsando su botón Home.

Si se compara con aplicaciones móviles como Google Fit, Samsung Health o con otras smartbands como la Mi Band, la FitRist es conservadora a la hora de calcular distancia recorrida y calorías quemadas. Además, tienes la opción de configurar la distancia recorrida con cada paso.

Una de las cosas que sorprende positivamente del wearable deportivo de Intex es la monitorización del sueño. Su precisión es extrema, en la línea de lo que ofrecen otros dispositivos del mismo segmento. Ofrece cuatro modos de sueño en función de lo reparador que sea, algo que muy pocos wearables hacen.

Fitbit Blaze, análisis y opinión

En cambio no detecta calorías quemadas si no es en movimiento. Olvídate de usarla para calcular cuántas calorías has necesitado para un entrenamiento de musculación o natación. De hecho, aunque es una smartband deportiva acuática, no es recomendable meter la FitRist en la piscina o en la ducha debido a que no es sumergible.

Maneja la cámara de tu móvil a distancia

Entre las muchas opciones que ofrece la Intex FitRist destaca el control remoto de la cámara: puedes disparar la cámara del móvil desde la smartband a distancia, una característica ideal para tomar selfies.

Para tomar la foto deberás dejar pulsado el botón de tu pulsera inteligente hasta que el reloj desaparezca y dé paso a las demás opciones. Con cada pulsación, el menú se desplazará lateralmente hasta llegar al icono de cámara. Una pulsación larga y habrás accedido al control remoto de la cámara de tu smartphone.

El control remoto del disparador funciona correctamente, aunque con cierto lag a la hora de procesar la orden a la cámara a través del Bluetooth.

El manejo de la música desde la FitRist no parece la característica más útil que pueda tener una smartband que sólo dispone de un botón físico. Serán necesarias repetidas pulsaciones en su botón de Home para poder acceder al mismo, y eso si dispones de un smartphone compatible con esta función.

Lo mismo ocurre con las notificaciones de llamadas y SMS. En algunos terminales no funcionarán, sobre todo en los que usan versiones de Android previas a Lollipop.

Xiaomi Mi Band 2: la smartband más económica se reinventa

El aspecto social es una preocupación para muchos fabricantes de dispositivos tecnológicos. Desde su app se pueden compartir en Facebook, Twitter y WeChat los resultados de tu entrenamiento o siesta.

El modo antirrobo hace que tu smartband vibre cuando se aleja demasiado del smartphone al que la tengas enlazada. Es una buena forma de evitar que te roben el móvil, aunque para que te lo notifique tendrás que alejarte bastante de él.

Una aplicación móvil por desarrollar

El diseño de la app Intex FitRist es notablemente mejorable, aunque primera vista puede parecer estético y funcional. Está disponible en Google Play y la App Store.

El primer ejemplo de por qué es una app a la que le queda mucho por pulir es el siguiente: no siempre sincroniza automáticamente los datos de tu FitRist. A veces, cuando la ejecutes, tendrás que esperar a que terminen de cargarse los datos desde tu smartband.

Además, la traducción al español tiene otros pequeños defectos que irás encontrando poco a poco, pero que no suponen un inconveniente demasiado grande para una experiencia de usuario adecuada.

La precisión con la que calcula las horas de sueño es una de las sorpresas positivas del análisis de la Intex FitRist. Sin embargo, esta buena noticia queda ligeramente descafeinada por su aplicación: aunque te ofrece el total de horas de sueño, sueño profundo, ligero y muy ligero, no puedes distinguir exactamente a qué hora ocurrió cada cosa.

El fallo es de diseño. Se ofrecen los datos en una interfaz parecida a la de un reloj analógico, con el problema de que sólo se marcan en él cuatro horas: doce, tres, seis y nueve. Si por casualidad te quedaste dormido a las 1:30, vas a tener difícil distinguirlo. Un gráfico de barras habría sido mejor elección.

La visualización de las horas de sueño deja que desear. Cuesta distinguir la frontera entre los distintos tipos de sueño. El mismo problema con las gráficas de tendencias históricas: no hay forma de saber cuánto dormiste ayer.

Las smartbands deportivas más vendidas en Amazon

Se te muestra una gráfica pero no puedes acceder al dato exacto de ninguna de las maneras. Pasado el día actual te será imposible saber cuánto has dormido o quemado. Sólo podrás compararlo de un vistazo con el resto de días.

Menos autonomía de la esperada

Es habitual que este tipo de dispositivos posean una autonomía real menor de la indicada por el fabricante. Lo que no es habitual es que sea menos de la mitad. Según Intex, su FitRist tiene batería para siete días, mientras que con un uso normal la batería llega con apuros los tres días y medio.

Todo eso sin apenas usar el disparador remoto de la cámara y el resto de originales opciones que ofrece esta smartband económica para fitness.

La carga completa conectada a un puerto USB toma más de hora y media, prácticamente lo mismo que cualquier smartphone. Su cargador sólo servirá para esta smartband, como es habitual en el sector de los wearables deportivos.

Una relación calidad precio muy competitiva

La intención de Intex al ofrecer la FitRist es muy buena. Se trata de una pulsera que monitoriza la actividad física con precisión y el sueño con notable eficacia. Sin embargo, presenta algunos problemas en cuanto a experiencia de usuario, especialmente en su app.

La traducción de la aplicación imprescindible para usar la FitRist no es la mejor. Sin embargo, sólo hacen falta unos retoques para conseguir mejorar notablemente. Se deberían ver actualizaciones próximamente en este sentido.

El precio de la FitRist, de apenas 30 euros, nos deja claro que estamos ante una smartband muy competitiva en relación calidad precio. Eso sí, si buscas una pulsera para un uso más experto tendrás que recurrir a otra con un mayor precio. Para un tipo de usuario que sólo quiera saber cuánto anda y duerme, está más que bien.

La pantalla OLED debería convertir a la smartband FitRist en una de las referencias en el segmento más económico de los wearables deportivos. Es una característica que empiezan a incorporar cada vez más estos gadgets, pero que Intex ya tiene en el mercado con su última creación.

Es el primer paso de la compañía en el mercado de las smartband. Habrá que seguir la pista a los futuros lanzamientos y novedades.

Lo mejor

  • Monitorización del sueño.
  • Diseño cómodo y moderno.
  • Precio muy asequible.

Lo peor

  • La aplicación móvil.
  • Visibilidad en exteriores.
  • Autonomía de la batería.

Nota técnica

70

Ver ahora:

Te recomendamos