Kensington AbsolutePower, el cargador definitivo

Kensington AbsolutePower

Lo mejor

  • Alta compatibilidad
  • Ligero y portable
  • Carga tres gadgets a la vez

Lo peor

  • Se araña con facilidad

Nota de análisis

80

Características y Ficha Técnica

Marca:
Kensington
Modelo:
AbsolutePower
Tipo:
Cargador universal
Dimensiones:
11x7x1,9 cm
Peso:
200 g
Precio de lanzamiento:
€ 99.99
Introducción

Gran parte de los esfuerzos de los fabricantes de gadgets, sobre todo en el mundo de los smartphones y tablets, se dedica a intentar conseguir el modelo más ligero, fino y estilizado posible. Parte del precio que hay que pagar por ello es una menor autonomía de las baterías, que obliga a que el cargador se convierta en un inseparable compañero de viaje. Si multiplicamos por el número de gadgets que solemos manejar durante las vacaciones ­–smartphone, tablet, ebook, smartwatch etc.­– y lo unimos al voluminosos e incómodo cargador del ordenador portátil, el amasijo de cables en nuestra maleta puede resultar abrumador.

 

Ante esta tesitura, y mientras permanecemos a la espera de una nueva generación de baterías capaces de afrontar las exigencias energéticas de los dispositivos actuales, los fabricantes de accesorios intentan hacerlos la vida un poco más sencilla –o al menos “ligera”– con dispositivos integrados capaces de recargar las baterías de varios dispositivos de forma simultánea.

Uno de los más llamativos es el PowerAbsolute de Kensington, un potente cargador capaz de abastecer de las sedientas baterías de hasta tres gadgets, con la peculiaridad de que uno de ellos puede ser un Portátil, Ultrabook o Chromebook.

Diseño

Kensington AbsolutePower está compuesto por una unidad principal de 200 gramos de peso. Es decir, de base es más ligero que muchos de los cargadores incluidos con cualquier portátil.

Se trata de una caja de plástico duro estriado en la parte superior e inferior, con un tamaño –11 x 7 x 1,9 cm– y diseño que se asemeja mucho al de un disco duro externo de 2,5 pulgadas. En este aspecto sólo un pequeño inconveniente: en los laterales el plástico se araña con relativa facilidad, por lo que hay que tener un poco de cuidado.

Conexiones

Kensington AbsolutePower cuenta con una conexión de entrada en uno de los laterales, el tradicional cable en ocho de toda la vida –sencillo de sustituir en caso de pérdida u olvido– que se conecta directamente a la corriente eléctrica.

En el extremo opuesto encontramos las conexiones de salida: un puerto USB 2.0 estándar, un microUSB y un cable de 56 centímetros de longitud para conectar un portátil. Junto a ellos encontramos un pequeño switch –de complicado acceso, por cierto– que permite cambiar la tensión de salida entre 16 o 19 V dependiendo de las necesidades del portátil, además de un LED que indica cuándo está conectado el cargador.

El cable de carga para ordenadores portátil está unido de forma permanente a la unidad principal y aunque no abulta en exceso, hubiera sido interesante que se pudiera quitar para facilitar su almacenaje.

Compatibilidad

El conjunto incluye un total de 10 adaptadores intercambiables que se conectan en el extremo de cable de forma rápida y sencilla. Identificados por una letra en la parte superior, ofrecen compatibilidad con los modelos y series de las principales marcas: Acer, Asus, Compaq, Dell, HP, IBM, Lenovo, Samsung, Sony y Toshiba.

 

En las pruebas, la compatibilidad fue bastante alta y no tuvimos problemas para encontrar el conector adecuado para los unos cuantos portátiles, elegidos al azar, que andaban por la redacción. Eso sí, advertir que en algún caso el conector queda algo holgado y no termina de ajustar del todo bien, aunque funciona. Para validar la compatibilidad con tu portátil en la página de Kensington están reflejados, por marcas, todos los modelos compatibles.

Potencia de carga

La potencia total del cargador es de 100W de las cuales 90 se dedican a la carga del portátil, con una tensión de salida de 14-17 V de CC a 5,20 A o 17-21 V de CC a 4,72 A. Con equipos grandes la carga es algo lenta, aunque no hay que olvidar que Kensington AbsolutePower es un cargador de viaje para equipos más pequeños y portables. Con ellos los tiempos de carga no difieren con respecto al del cargador incluido.

En el caso de los USB los dos arrojan una potencia de 2 Amperios (2 A), incluso si ambos están ocupados. Suficiente para cargar con bastante rapidez cualquier smartphone o tablet. En el caso del microUSB, incluye un pequeño cable adaptador a USB estándar.

Conclusión

Kensington AbsolutePower es una solución muy útil que te permitirá ahorrar en cables y te salvará de más de un apuro. El calor de la unidad con tres dispositivos conectados es comedido, similar al de un cargador estándar, por lo que no debes preocuparte. Se echa en falta alguna bolsa o caja de transporte, sobre todo para los conectores que pueden perderse con facilidad. 

Dimensiones y peso
8
Diseño
7
Compatibilidad
8
Conexiones
8
Calidad/Precio
7