LG G4, análisis completo y opinión

Lo mejor

  • Calidad de la pantalla
  • Visualización en exteriores
  • Cámara
  • Batería extraíble
  • MicroSD

Lo peor

  • Cuerpo de policarbonato
  • No tiene lector de huellas
  • Precio
LG G4

G4 LG

Amazondesde 284,99VER OFERTAS

Nota de análisis

82
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0 Lollipop
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 2560x1440
    Cámaras 16.0/8.0 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 16 GB, 32 GB
LG G4, review en vídeo

Una apuesta arriesgada

Dicen que el que arriesga no gana, y eso creo que es lo que sin duda debieron pensar en LG al ponerse manos a la obra con el diseño de este LG G4. Sabedores del cambio de rumbo de Samsung con su gama Alpha que finalmente desembocó en lo que hoy es el Galaxy S6, y de las apuesta continuistas en cuanto a materiales y diseño de otros competidores como Sony o HTC, seguir apostando por un terminal de gama alta en policarbonato con tapa removible es, sin lugar a dudas, una apuesta bastante arriesgada.

Con sólo algunas pocas excepciones, este año ha sido testigo de algunos lanzamientos “más de lo mismo”, al menos en lo que ha diseño se refiere. Samsung Galaxy S6 Edge tal vez ha sido la apuesta más innovadora, pero cuenta con demasiadas similitudes con el iPhone de Apple como para poder catalogarlo de rompedor.

El HTC One M9, es casi indistinguible del One M8, y el supuesto Xperia Z4 es un calco de su predecesor. Incluso otros modelos Android aparentemente más revolucionarios como LG Flex 2, o el YotaPhone 2, no dejan de ser meras actualizaciones de sus predecesores.

En este panorama plano y poco sorprendente entra en escena el LG G4, un smarphone cuyas hechuras clásicas lo convierten, curiosamente, en uno de los lanzamientos más sorprendentes dentro de la gama alta de este 2015.

Galería de fotosLG G4ver las 13 fotos

 

Un soplo de aire... clásico

Lo primero que se percibe y llama la atención del LG G4 en un primer contacto es su peculiar tapa trasera cubierta de cuero. Un idea que nos recuerda a los experimentos que realizó Motorola en su día con el Moto X y sus acabados en bambú y cuero.

En este caso la marca coreana apuesta por una finísima capa de cuero de 1,5 mm, con una doble costura central que recubre la tapa trasera de plástico flexible. El resultado es una sensación cálida y agradable al tacto, diferente al frío tacto del metal o cristal, ni mejor ni peor, y más satisfactorio que los tradicionales policarbonatos.

LG G4

Sobre la mano el LG G4 resulta muy ergonómico y cómodo de manejar  (148.9 x 76.1 x 9.8 mm) y todo ello a pesar de su generosa pantalla de 5,5 pulgadas, lo que habla muy bien del trabajo de optimización realizado por LG.

Frente a frente el G4 no resulta mucho más grande que un Samsung Galaxy S6, y parece una miniatura si lo enfrentamos a un iPhone 6 Plus, con el que no olvidemos, comparte tamaño de pantalla. Tampoco resulta excesivamente pesado, pese a que sus 155 gramos no lo posicionan dentro de los smartphones más ligeros.

Samsung Galaxy S6 Edge, la competencia directa del LG G4

La tapa de cuero está disponible en varios colores: negro, camel, amarillo y burdeos. Un pequeño órdago de la marca coreana que a buen seguro no convencerá a muchos. Personalmente me gusta, aunque tengo que reconocer que tras dos semanas de pruebas, en las que no he tenido ningún contratiempo, me sigue generando muchas dudas su durabilidad y la resistencia a posibles arañazos y rozaduras con el paso del tiempo.

LG G4

Algo parecido me ocurre con el resto del cuerpo, no con la pantalla -protegida por cristal Corning Gorilla Glass 3+-, sino con el los laterales de su estructura de policarbonato, embellecidos con una capa efecto metálico en color oscuro -un imán por cierto para todas las huellas-, con muchas papeletas de poder arañarse si no andamos con ciertas precauciones.

De todas formas si no eres fan del cuero, el LG G4 también está disponibles en plástico gris metálico, cerámica blanca u oro, con una libera textura con un patrón cruzado sorprendentemente sutil que hace complicado distinguir a simple vista este G4 de su predecesor, el LG G3.

LG G4: unboxing, toma de contacto y primeras impresiones

El G4 cuenta con una ligera curvatura en la pantalla, alrederor de 0,3 mm. No tiene nada que ver con la del LG G Flex, pero es lo suficientemente apreciable para que se sienta más cómodo en la mano, además de adaptarse mejor a la cara a la hora de hablar, hacerlo más cómodo al llevarlo en el bolsillo del pantalón y protegerla pantalla de posibles arañazos cuando lo colamos boca abajo sobre una mesa.

LG G4

Al igual que su predecesores, el LG G4 sigue apostando ubicar los controles de volumen y el botón de inicio en la parte trasera, justo debajo de la cámara y flanqueados por el flash LED y el sensor del espectro de color. Para aquellos que lo prueben por primera vez la ubicación de los controles les resultará de lo más extraño, y resulta complicado acostumbrarse, tanto que muchos de los que hemos convivido con ellos en otras ocasiones seguimos sin verlo muy claro, al menos en mi caso.

Es cierto que a la hora de hablar por teléfono resulta muy cómodo tener los controles de volumen a la altura del dedo índice, pero para el resto de tareas a mi me sigue resultando incómodo y bastante antinatural. Supongo que, como tantas cosas, es una simple cuestión de gustos.

LG G4

Lo que si echamos de menos es un lector de huellas dactilares en el botón de encendido, una elemento cada vez más extendido que agiliza las tareas de desbloqueo del terminal. Un desbloqueo que el LG G4 puede realizarse, además de con los habituales patrones de bloqueo o código, mediante Knock Code, una combinación de dos a ocho toques estratégicos en zonas de las pantalla previamente establecidas.

LG G4

Este sistema de desbloqueo resulta bastante práctico, aunque en el LG G4 puede resultar un verdadero infierno. ¿Por qué? Simple, por la curvatura de la parte trasera que hace que el terminal sea más cómodo de sujetar con la mano, pero que lo convierte en un “tentetieso” cuando está poyado sobre una superficie plana. El balanceo es tal, que resulta casi inviable contestar un mensaje o incluso interactuar con los menús si no tenemos el G4 cogido en las manos. Un pequeño hándicap que debe ser tenido en cuenta. Al menos, y el que no se consuela es porque no quiere, la cámara no sobresale un milímetro de la planta del teléfono.

LG G4

A pesar de la ausencia de botones en la parte frontal del teléfono, LG ha dejado un generoso bisel en la parte inferior, al parecer sólo para lucir el logotipo de la marca. Sin embargo el resto del espacio están muy bien optimizado, con unos biseles muy reducidos en los laterales y en la parte superior, donde se aloja el altavoz y la cámara frontal para selfies de 8 MPX.

LG G4

En la zona superior entramos el sensor de infrarrojos, además de un micrófono de cancelación de ruido. Abajo, se posiciona el conector microUSB y la salida de auriculares (no incluidos). Para encontrar el altavoz tenemos que irnos hasta la zona inferior trasera, donde una pequeña apertura, mal ubicada y fácilmente obstaculizable con la mano casi dedes cualquier posición, da paso a un sonido bastante potente pero falto de matices y ausente de graves.

LG G4

Para encontrar el resto de conexiones del LG G4 hemos de retirar la tapa trasera, no sin cuidado y haciendo siempre uso de la pequeña endidura en uno de sus laterales. Dentro, además de la batería de 3.000 mAh, encontramos, una sobre la otra, la ranura para tarjetas Micro SIM (que no Nano, como viene siendo habitual últimamente), y el lector de tarjetas micro SD que permite ampliar hasta en 2 TB, los escasos 32 GB de almacenamiento interno (de los que sólo 24 GB quedan libres tras la instalación del sistema operativo).

Galería de fotosLG G4: diseño y pantallaver las 42 fotos

Pantalla con calidad de cine

La pantalla es no cabe duda uno de los elemento  más destacados de este nuevo LG G4. No sólo por su tamaño, 5,5 pulgadas, que la posicionan por encima de la del Samsung Galaxy S6 o el HTC One M9, y la igualan con la del iPhone 6 Plus.

La pantalla de 5,5 pulgadas incorpora la tecnología LG Quantum IPS con un resolución Quad HD 2K de 2.560 x 1.440 píxeles y 538 ppp, en un panel tipo LCD IPS.

Según las cifras de LG, la pantalla del LG G4 tiene un 25% más de brillo, un 50% más de contraste, y una gama de colores más amplia que la del anterior LG G3 con pantalla LCD QHD.

LG G4

Gracias a la tecnología Quantum IPS y para coincidir con la norma DCI utilizadas por los estudios de cine de Hollywood, la pantalla del G4 ofrece saturación más profunda en los rojos y azules. Según LG muestra un 98% de la gama de colores DCI, con una ligera pérdida de saturación del color verde.

Esto que podría sonar como jerga técnica tiene su motivación en la forma de ver los colores, donde el rojo es el color que el ojo humano puede con mayor número de variaciones, por lo que al mostrar una gama de tonalidades más amplia en este color la pantalla se vuelve más profunda en lo que a color ser refiere.

Análisis completo del LG G3, el predecesor del este LG G4, también con pantalla QHD

Nuestra experiencia práctica con la pantalla del LG G4 ha sido casi perfecta. Destaca su elevado nivel de detalles y la riqueza de color, con colores vivos tal vez ligeramente saturados en la gama de los rojos/rosas pero dentro de una cierta naturalidad, sin resultar excesivamente exagerado o molesto. Algo que se podría haber corregido con el uso de perfiles de color, algo con lo que lamentablemente no cuenta.

LG G4

La pantalla 2K del LG G4 es lo suficientemente grande como para ver cómodamente vídeos y cuenta con un ángulo de visión sin pérdida casi perfecto, sin variaciones cromáticas apreciables incluso desde ángulo extremos. Un aspecto éste en el que supera a las pantalla Super AMOLED de Samsung, aunque hay que reconocer que si hablamos de contraste el LG G4 (con 1055: 1 en nuestras pruebas), se queda por detrás de la propuesta de Samsung e iguala a los resultados del iPhone 6 o 6 Plus de Apple.

LG G4

Pese a que en lo que a niveles de brillo a primera vista no parecen diferir en exceso de otros modelos, la pantalla del G4 (522 cd/m2) supera ampliamente en la mediciones al  Galaxy S6 Edge (296 cd/m2) y al iPhone 6 (422 cd/m2). algo que se ve refrendado en el buen comportamiento de su pantalla con la luz solar directa, que permite que no sea necesario recurrir a niveles máximos de brillo para hacer legibles textos e imágenes a pleno sol.

En definitiva, una excelente pantalla con la que LG se permite el lujo de mirar frente a frente a otras propuestas actuales, y que puede competir sin tapujos por ser la mejor pantalla móvil de la actualidad, título que bien podría ostentar el S6 de Samsung.

Potencia contenida

Bajo el capó, el LG G4 incorpora procesador de 64 bits hexa-core Qualcomm Snapdragon 808 a 1,8 GHz. Si estás al tanto del mundo chipset te habrá sorprendido como a nosotros te harán sorprendido la ausencia de Snapdragon 810, el que por prestaciones es considerado como el procesador más potente de la Qualcomm hasta la fecha.

Sin embargo el 810 ha experimentado más de un problema de sobrecalentamiento, por lo que LG ha optado por un chipset  de la misma generación, pero de capacidades aparentemente inferiores. Eso sí, tanto Qualcomm como LG dicen que el 808 era el procesador previsto para el G4 desde un principio, algo que no termina de ser muy creíble.

LG G4

Pero, ¿cuál es la diferencia entre el 810 y 808? El análisis del LG G4 demuestra que la realidad es algo confusa ya que las pruebas de rendimiento no muestran diferencias de consideración entre ambos. Si tomamos como referencia AnTuTu 64 bits, el LG G4 obtuvo 49.833, mientras que el HTC One M9 con procesador 810 sobrepasa en algunas pruebad los 55.000 puntos. Sin embargo, el LG Flex 2 con el mismo procesador se queda en apenas 46.353 puntos.

LG G4

Estos resultados no dejan de ser un reflejo de lo que se percibe en el día a día. Es cierto que un Snapdragon 810 ofrece un poco mejor jugabilidad y una reproducción de vídeo en HD más fluida debido en gran medida a su GPU Adreno 430 GPU, pero no resulta tan evidente como para notar la diferencia.

Lo que si es más evidente son los altos requerimientos energéticos del Snapdragon 810 que hacen que la batería se descargue bastante más rápido que con el 808 que porta el LG G4, lo que hace indicar que tras los serios problemas de batería del LG G3 la marca coreana ha preferido no arriesgar, sacrificando parte de la potencia a favor de una mejor autonomía. Una decisión a todas luces acertada, sobre todo si tenemos en cuenta el comportamiento demostrado por los procesadores Snapdragon 810.

LG G4

Es cierto que en las pruebas de rendimiento el procesador de Qualcomm no puede ni toserle al Exynos de 64 bits y 8 núcleos de los Galaxy S6, pero en general no se le puede poner ningún pero al rendimiento del LG G4. Durante la prueba no hemos observado ningún tipo de problema en este aspecto, ni hemos sufrido ningún “calentón” fuera de lo normal. El LG G4 permite disfrutar de juegos de última generación sin despeinarse y manteniendo una tasa de fotogramas adecuada, sin que la alta resolución de su pantalla suponga ningún impedimento para ello.

El resto de las características del LG G4 son bastante similares a las de su predecesor: 3 GB de RAM DDR3 y 32 GB de almacenamiento interno. Es o sí, mientras que Samsung se deshizo de muchos de sus elementos internos para poder “meterse” en su fino chasis de metal y cristal, el LG G4 se aferra a elementos como la batería de 3.000 mAh es reemplazable -por lo que fácilmente puede intercambiarlo por otra totalmente cargada-, además de incluir también la compatibilidad con la carga inalámbrica Qi.

LG G4

El único inconveniente es que para ello requiere de una nueva tapa trasera modificada que todavía no está disponible (aunque doy fe que existe, ya que tuve la oportunidad de verlo en su presentación). Para aquellos que tengan problemas de espacio el LG G4 mantiene la ranura microSD con la que es posible ampliar hasta en 2 Tb adicionales la memoria de almacenamiento. Además, para no quedarse tampoco atrás en este aspecto, el dispositivo también incorpora hasta 100 GB de almacenamiento en la nube de Google Drive durante dos años.

Galería de fotosLG G4: benchmarkver las 8 fotos
Autonomía sin sorpresas

La batería reemplazable de 3.000 mAh en combinación con un procesador menos exigente y una pantalla mejor optimizada, han conseguido solventar en gran medida los problemas de batería del LG G3. Pero no nos engañemos, esto no es la panacea.

La batería del LG G4 soporta un día de uso intensivo sin excesivos problemas, algo menos de 11 horas de uso mixto intensivo (vídeo, fotografía, juegos, navegación, redes sociales etc.) en nuestras pruebas. Un tiempo que dentro de un uso moderado en el día a día, nos ha servido para llegar con buenas reservas al final del día.

LG G4

No dispone de ningún sistema de carga rápida, aunque la carga completa de la batería partiendo desde cero dura menos de 1 hora y 50 minutos. Un tiempo nada desdeñable si tenemos en cuenta la mayor capacidad de su batería frente a, por ejemplo, los 2.550 mAh del Galaxy S6.

Una cámara en mayúsculas

Pese a no realizar grandes alardes en lo que al hardware se refiere, el LG G4 puede presumir de contar con una de las cámaras más potentes del panorama actual. Nada menos que una cámara principal de 16 MPX con apertura f1.8 y estabilizador óptico OIS 2.0 de 3 ejes hasta 2 grados (el doble que el LG G3), con la que hemos podido conseguir alguna de la mejores fotografías que jamás hemos logrado con un teléfono móvil. Eso sí, con algunos matices.

Con luz de día, nos encontramos con imágenes ricas en detalles, con excelente exposición y colores  muy naturales. Mientras, por la noche y en otros entornos de poca luz, las imágenes destacan por su bajo nivel de ruido y la posibilidad de lograr buenas imágenes sin necesidad de recurrir al flash. Un aspecto importante ya que con flash el LG G4 muestra una clara tendencia a subexponer las imágenes, por lo que conviene evitarlo.

LG G4

Una de las novedades de la cámara del LG G4 es su nuevo sensor de espectro de color  ubicado junto a la cámara, capaz de distinguir entre la luz natural y artificial y ajustar el balance de blancos en consecuencia, lo que ayuda a mejorar las imágenes con poca luz.

LG G4

Sin embargo, se aprecia que el sensor en ocasiones parece compensar problemas de iluminación no perceptibles al simple vista, añadiendo un velo ligeramente amarillo a las fotografías. Un pequeño error que parece fácilmente solventable con una actualización de software.

La nueva aplicación de la cámara del G4 cuenta con tres modos de uso: simple, básico y manual, que permiten satisfacer las necesidades de todo tipo de fotógrafos, desde aficionados a fotógrafos expertos.

LG G4 contra iPhone 6

El modo simple hace todo el trabajo duro de forma autónoma dejando que sea el teléfono quien decida absolutamente todo, apoyado en el enfoque láser automático que fue tan popular en el G3 y que asegura que las fotos se vean al menos enfocadas, incluso cuando se dispara desde posiciones inverosímiles.

LG G4

El modo básico permite alguna licencia extra, aunque nada del otro mundo: flash, HDR (on/off), formato de imagen (16:9, 4:3 o 1:1 para imagen y UHD, FHD, HD o cámara lenta en el caso de vídeo), modo panorama, disparo por voz, temporizador ( de 3 o 10 segundos), y modo dual (dos fotos simultáneas con la cámara principal y trasera).

LG G4

Aunque fue el modo manual que nos ha encandilado en esta review del LG G4 gracias a un conjunto de funciones nos permite un control total sobre aspecto como el enfoque, el balance de blancos, la velocidad de obturación, la compensación de la exposición o el ISO.

LG G4

En ambos modos es importante indicar que resulta complicado conseguir buenas imágenes con poca luz de objetos o personas en movimiento sin recurrir al flash. En estas situaciones la cámara del G4 tiende a alargar los tiempo de exposición, una buena solución para escenarios estático pero poco productiva para, por ejemplo, hacer una foto a un niño. Comparativamente en esta situación concreta la cámara del iPhone 6, pese a no lograr tan buenos resultados, es más efectiva, al igual que la del Samsung Galaxy S6 que además la iguala e incluso supera en el resultado final.

LG G4

Para aquellos que sepan lo que se hacen el modo manual del LG G4 les permitirá un control creativo casi total para capturar algunas fotos realmente espectaculares. Incluso, es posible guardar las imágenes del LG G4 en formato RAW (formato DNG de 20 megas por foto, frente a los 6 MB de media de las imágenes en JPG), lo que aumenta más si cabe las posibilidades a la hora de editar las imágenes en el ordenador.

La cámara frontal se ha actualizado con una lente de 8 MPX para selfies e incluye un modo de disparo mediante gestos: una foto si abrimos y cerramos la mano, y una secuencia de 4 imágenes si lo hacemos dos veces seguidas. Además, dispone de un regulador dinámico para suavizar los tonos de piel en tiempo real.

LG G4

Al igual que el Samsung Galaxy S6, el LG G4 dispone de un modo de acceso rápido a la cámara pulsando en este caso dos veces el botón de bajar volumen. El acceso es significativamente más lento y además sólo funciona si la pantalla está apagada. Puede configurarse para capturar una fotografía nada más activar la cámara, pero no recomiendo activarlo ya que en la mayoría de ocasiones no tendremos el encuadre definido y sólo obtendremos una foto desenfocada que borrar.

Galería de fotosLG G4: fotos de cámaraver las 75 fotos

UX 4.0, Android Lollipop según LG

Como era de esperar, el LG G4 ejecuta Android 5.1 Lollipop y cuenta con todas las últimas características del sistema operativo de Google. Sin embargo, a LG siempre le gusta incluir cosas de sus propia cosecha en sus sistemas operativo, algunas más útiles que otras.

El LG G4 cuenta con una interfaz colorida basada en Material Desing rebautizada como UX 4.0, con colores fucsia y azul eléctrico tipo neón. Afortunadamente, estos nos son siempre los colores predominantes ya que resulta un tanto molesto, sobre todo con brillo elevado.

LG G4

La experiencia general con UX 4.0 es más suave que en UX 3.0, con un diseño más simplificado y un menor número de pasos para acceder a las diferentes opciones. Por ejemplo, se pueden arrastrar y soltar citas de las redes sociales directamente en el calendario o la galería de imágenes se ordena automáticamente en álbumes basados ​​en la hora y lugar que se tomaron.

En la parte superior de la pantalla inicial se ubica Smart Notice, un widget de notificaciones inteligente con información en tiempo real que nos avisa del estado del tiempo, los cumpleaños, y nos ofrece sugerencias para nuestro día a día. Nada nuevo y, por suerte, prescindible de forma sencilla.

LG G4

Si arrastramos la pantalla inicial del LG G4 hacia la derecha accederemos a Smart Bulletin, una recopilación en forma de tarjetas, que se actualizan de forma dinámica con la información de distintas aplicaciones como el calendario, el reproductor de música o la aplicación del mando a distancia.

Una de las funciones de UX 4.0 más interesantes, y con cierta utilizada, es Smart Settings, que permiten automatizar tareas rutinarias al estilo IFTTT, tales como encender o apagar el WiFi al entrar o salir de casa, o abrir la aplicación de música al conectar unos auriculares. Bastante útil, aunque un tanto limitada ya que sólo cuenta con 8 fórmulas.

LG G4

También resulta útil Smart Cleaning, que escanea los archivos temporales, la carpeta de descargas y las aplicaciones no utilizadas, para liberar espacio de la memoria interna del LG G4. Otra opción que me ha resultado interesante es la posibilidad de reescalar el tamaño del teclado, ideal para facilitar el envío de mensajes con sólo una mano.

Además, UX 4.0 mantiene funcionalidades de la anterior versión de la capa de personalización Android de LG como la aplicación de notas Quick Memo, la pantalla doble con la que poder utilizar dos aplicaciones de forma simultánea, el mando a distancia por infrarrojos o, gracias LG por acordarte de los fanáticos de la frecuencia modulada,… ¡la radio FM!

Galería de fotosLG G4: UX 4.0 Android Lollipop 5.1ver las 23 fotos

 

Conectividad a la altura

Nada que objetar en este aspecto, ya que el LG G4 cuenta con todas las opciones de conectividad exigibles a todo smartphone de última generación que se precie: LTE 4G Cat 6, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda compatible WiFi Direct/Miracast, Bluetooth 4.1, USB 2.0 y NFC. 

¿Merece la pena?

Resulta complicado contestar a esta pregunta tras este análisis del LG G4. Sinceramente valoro de forma muy positiva la arriesgada apuesta de la firma coreana, ya que tal vez hubiera sido más sencillo seguir los cánones actuales y plantar batalla utilizando las mismas armas, pero LG ha optado por una vía diferente, algo muy de agradecer. Pero, ¿es suficiente para afirmar que sí merece la pena comprar este LG G4?

LG G4

Como hemos podido comprobar en este análisis del LG G4, la calidad de su pantalla, su excelente cámara y mantener características como la ranura para tarjetas microSD o la batería extraíble, en un diseño clásico con elementos distintivos premium como el cuero, son los grandes valores del buque insiginia de LG. Sin embargo, el resto del hardware y software no resultan excesivamente impresionantes, ya que no añade ningún elemento diferenciador de peso frente a su competencia más directa.

 LG G4Galaxy S6HTC One M9iPhone 6 Plus
Pantalla5,5 pulgadas5,1 pulgadas5 pulgadas5,5 pulgadas
Resolución2560x14402560x14401920x1.0801920x1080
534 ppp577 ppp441 ppp401 ppp
RAM3072 MB3072 MB3072 MB1024 MB
CPU6x1,8 GHz8x2,1 GHz4x2 GHz2x1,38 GHz
Alto149,1 mm143,4 mm144,6 mm158,1 mm
Ancho75,3 mm70,5 mm69,7 mm77,8 mm
Grosor8,9 mm6,8 mm9,6 mm7,1 mm
Peso155 g138 g157 g172 g
Cámara Principal16 MP16 MP20,7 MP8 MP
Cámara frontal8 MP5 MP4 MP1,2 MP
Estabilizador de imagenno
Batería3.000 mAh2.550 mAh2.840 mAh2.915 mAH
Precio 16 GB---799 Euros
Precio 32 GB699 Euros699 Euros849 euros-
Precio 64 GB-799 Euros-899 Euros
Precio 128 GB-899 Euros-999 Euros
 

El precio del LG G4 parte de los 649 euros en sus versiones con tapa de plástico, subiendo a 699 euros para la versión con tapa de cuero, un precio que no dista en exceso frente a sus competencia, por lo que este aspecto tampoco favorece al LG G4 ya que otras opciones puede resultar, al menos a primera vista, más atractivas.

LG G4

Eso sí, una rebaja rápida en el precio al igual que ocurrió con el LG G3, podría convertir a este LG G4 en todo un superventas, capacidades y virtudes no le faltan para ello.

¿LG G4 o Samsung Galaxy S6?

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara99/10
  • Batería77/10
  • Conectividad1010/10
  • Calidad/precio88/10