LG G5, análisis y opinión

Lo mejor

  • Una cámara sobresaliente
  • Pantalla de alta calidad
  • Rendimiento muy fluido
  • Batería extraíble y microSD

Lo peor

  • No sumergible bajo el agua
  • Módulos todavía limitados
  • Imprimación sobre el metal 
LG G5

G5 LG

Amazondesde 374,99VER OFERTAS

Nota de análisis

87
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 6.0 Marshmallow
    Tamaño 5.3 pulgadas
    Resolución 2560x1440
    Cámaras 16.0/8.0 mpx
    Capacidad 2800 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Renovarse o morir

Desplazada a menudo de los grandes titulares que suelen ocupar los terminales de gama alta de Apple y Samsung, LG quiere dar un golpe sobre la mesa para convertirse de una vez en una auténtica protagonista. Para ello los surcoreanos apuestan por la innovación en su último smartphone, una jugada arriesgada que -si sale bien- podría llegar a cambiarlo todo. Y eso son palabras mayores.

Para empezar, lo evidente. El LG G5 es el mejor móvil lanzado por LG hasta la fecha y parece que por fin, un serio candidato a convertirse en una alternativa al Samsung Galaxy S7 o al iPhone 6S. A la vista de las especificaciones, de hecho, parece incluso más apetecible para aquellos usuarios para los que la batería extraíble y la tarjeta microSD son características innegociables.

Diseño Lg G5

El anterior modelo de esta serie de LG sorprendió para bien por la calidad de su pantalla y su extraordinaria cámara de fotos, aunque dejó un sabor un tanto agridulce por su falta de ambición a nivel de diseño y su autonomía limitada respecto a otros buques insignia.

En esta review del LG G5 vamos a analizar el smartphone punto por punto para desgranar cuáles son sus principales ventajas y señalar sus defectos más importantes para descifrar la pregunta del millón, ¿merece la pena comprar el G5?

Análisis en vídeo del LG G5

¿Metal o plástico?

Las diferencias entre el LG G4 y el LG G5 saltan a la vista desde el primer minuto, ya que el nuevo smartphone de la compañía surcoreana dice definitivamente adiós al plástico, un requisito imprescindible a día de hoy para ganarse la etiqueta de gama alta.

El problema es que la sensación en la mano del G5 no es parecida a la de otros móviles metálicos como el iPhone 6S o el Galaxy S7. Después de muchas especulaciones LG ha salido al ruedo para matizar que el teléfono se somete a un proceso denominado "microdizing", una técnica de imprimación que adhiere pigmentos de color a la aleación de aluminio -LM201b- con la que está fabricada el cuerpo.

Descubre cuáles son los mejores móviles lanzados en 2016

Suena complejo, pero el proceso es bastante parecido al que utiliza la industria del automóvil para imponer una capa de pintura sobre el chasis de los vehículos. De cualquier manera el resultado para algunos será un tanto decepcionante, porque como decimos el tacto no es idéntico al de otros terminales premium.

Eso sí, la buena noticia es que el LG G5 resulta tan ergonómico como sus antecesores, disminuyendo bastante su grosor y con unas dimensiones bastante similares a las del Samsung Galaxy S7 Edge.

 LG G5Galaxy S7 EdgeiPhone 6S PlusHTC 10Xiaomi Mi 5
Pantalla5,3 pulgadas5,5 pulgadas5,5 pulgadas5,2 pulgadas5,15 pulgadas
Alto149,4 mm150,9 mm158,2 mm145,9 mm144,6 mm
Ancho73,9 mm72,6 mm77,9 mm71,9 mm69,2 mm
Grosor7,7 mm7,7 mm7,3 mm9 mm7,3 mm
Peso159 g157 g192 g161 g139 g

LG también parece haber puesto tierra de por medio con las pantallas curvadas ya que este G5 es esencialmente plano. No es por completo porque cuenta con una ligerísima curvatura en la parte superior del smartphone que pasa prácticamente desapercibida, nada que ver con el G4 o con el experimento del LG G Flex.

Volumen LG G5

Los cambios continúan con el desplazamiento de los controles del volumen al lateral izquierdo, lo que resultará bastante inusual a los adeptos de LG que lleva años apostando por mantenerlos en la parte trasera. 

Trasera LG G5

Lo que sí es un indudable avance es la incorporación de un lector de huellas, otra señal de que estamos ante un buque insignia de la gama más alta. El lector se ubica en la parte posterior y actúa también como botón de inicio, aunque en nuestra opinión resultaba más atractiva la solución del LG V10.

En el lateral derecho encontramos la doble bandeja extraíble en la que podemos insertar una tarjeta nanoSIM y una microSD que permite ampliar los 32 GB de almacenamiento interno del teléfono en 200 GB adicionales, que serán todavía más a medida que se comercialicen tarjetas con mayor capacidad.

Lg G5 movil

A pesar de la ausencia de botones en la parte frontal del teléfono, dominada por el panel de 5,3 pulgadas, LG ha dejado un generoso bisel en la parte superior que le da esos centímetros de altura de más respecto a modelos como el HTC 10 o el Xiaomi Mi 5.

Galería de fotosLG G5, imágenes del primer móvil modular del mercadover las 33 fotos
Un sistema modular pionero

El LG G5 es el primer móvil modular del mercado y, aunque no llega al nivel de personalización que promete el Project Ara de Google, a día de hoy es único. 

¿Cómo funciona este sistema modular del G5? Muy sencillo. En la parter inferior del lateral izquierdo tenemos que presionar un pequeño botón que permite desprender la parte inferior del móvil -incluyendo la batería extraíble- al más puro estilo 007.

Modulos Lg G5

Una vez separada esa parte simplemente hay que cambiar la batería a otro módulo y volver a colocarlo todo en su sitio. Se trata de un sistema práctico y sencillo que funciona a la perfección: resulta imposible pulsar el botón por casualidad y, además, todavía es necesario tirar hacia abajo para retirar la batería.

A la hora de escribir estas líneas, poco después del lanzamiento del LG G5 en España, están disponibles dos módulos externos: un accesorio a modo de empuñadura con varios botones físicos para la cámara de fotos y un segundo módulo que incorpora un DAC -más un amplificador- diseñado por Bang&Olufsen que proporciona un sonido de alta calidad.

Lg g5 cam grip

El módulo LG Cam Plus Grip, del que hablaremos más adelante en este análisis del LG G5, tiene un coste de 99 euros fuera de promoción mientras que el precio del módulo de sonido Hi-Fi escala hasta los 149 euros.

De momento parece una apuesta bastante comedida para hablar de un sistema "revolucionario", aunque LG ya ha animado a otras empresas a crear sus propios accesorios para mejorar las prestaciones de su buque insignia.

Pero no sólo de módulos vive este G5, que presume de amistades con otros accesorios de la compañía como el simpático Rolling Bot, las gafas VR, los auriculares Bluetooth Tone Platinum o la cámara LG 360.

Pantalla para dar y tomar

La pantalla es sin duda uno de los puntos fuertes de este LG G5. Y es que a pesar de retroceder en cuestión de tamaño de las 5,5 pulgadas a las 5,3 pulgadas la visualización es extraordinaria para consumir todo tipo de contenidos.

Hablamos en concreto de un panel IPS LCD con tecnología LG Quantum que ofrece una resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 píxeles con una densidad de 554 píxeles por pulgada, números que impresionan por escrito y también en la práctica.

Pantalla LG G5

Las pruebas realizadas al G5 en el laboratorio de Alemania nos desvelan que el terminal es capaz de llegar hasta los 812,9 nits de brillo máximo, un avance más que significativo respecto al anterior modelo que rondaba los 500 nits.

La pantalla no tiene nada que envidiar a la de otros buques insignia. El G5 cuenta con un alto nivel de contraste y una buena reproducción de colores, aunque es verdad que echamos en falta la opción de calibrar la temperatura de color de la pantalla.

Lg G5 exteriores

A pesar de haber retrocedido en cuesitón de tamaño la pantalla del LG G5 es suficientemente grande como para ver vídeos en alta definición, con la ventaja de contar con unos ángulos de visión casi sin pérdidas ni grandes variaciones cromáticas. 

Este modelo incorpora asimismo la tecnología Always On que permite consultar tanto la hora como las últimas notificaciones sin necesidad de mantener encendida la pantalla.  El sistema, similar al que utiliza por ejemplo el Galaxy S7, ilumina exclusivamente unos determinados píxeles de la parte superior de la pantalla. 

Lg G5 Always ON

La mala noticia es que este modo Always On que a veces resulta ilegible ante luz directa, lo que le resta algo de funcionalidad en exteriores. Además tampoco nos termina de convencer la banda negra que todavía separa la pantalla del borde inferior metálico, lo que le resta algún que otro punto de la valoración final.

Pese a todo, el LG G5 puede presumir tanto o más que sus principales competidores, hasta el punto de stiuarse en todos los ránkings que intentan descifrar cuál es la mejor pantalla móvil del momento, ¿la espectacularidad del AMOLED o la fidelidad del LCD? Cuestión de gustos. 

Rendimiento a la altura de la gama alta

La hoja de especificaciones y características del LG G5 no deja lugar a dudas: nos encontramos ante uno de los mejores móviles de 2016. El corazón de este terminal es el potente procesador Snapdragon 820, el mismo que equipa al HTC 10, el Xiaomi Mi 5 o el Galaxy S7 en su versión estadounidense, acompañado de una GPU Adreno 530.

En lo que se refiere a almacenamiento solo tenemos la posibilidad de comprar el G5 con 32 GB de memoria interna, eso sí, ampliables mediante microSD. Y para que todo esto funcione como la seda nada menos que 4 GB de memoria RAM.

Por todo ello el LG G5 brilla en los tests de rendimiento y benchmarks a los que le hemos sometido, con unos resultados a la altura de los mejores terminales del mercado. 

 LG G5Galaxy S7 EdgeiPhone 6S PlusXiaomi Mi 5
AnTuTu v6.0.1133.728134.599133.781136.785
GeekBench 32.396 / 5.5072.264 / 6.5542.577 / 4.4622.404 / 5.760
3D Mark SlingShot2.5072.2242.4402.072
Basemark OS2.1992.2082.437¿?

Ni una pega se le puede poner al rendimiento del LG G5. La potencia del procesador Snapdragon queda patente tanto a la hora de trabajar con un solo núcleo como con los dos a la vez, mientras que el rendimiento gráfico roza la matrícula de honor a la vista de los resultados en 3DMark o AnTuTu. 

Galería de fotosPruebas de rendimiento y benchmarks del LG G5ver las 23 fotos

Lejos de los fríos números de los diferentes benchmarks nuestra experiencia con el LG G5 a la hora de realizar tareas cotidianas ha sido muy satisfactoria. El móvil resulta fluido en todo momento, incluyendo aplicaciones exigentes y videojuegos de última generación, manteniendo siempre una tasa de fotogramas muy alta.

Si exprimimos el móvil la temperatura de la CPU puede subir un par de grados -lógico- pero en ningún caso resulta incómodo o molesto como podía pasar con el Snapdragon 810. Además, la tecnología de Qualcomm refrigera la CPU de manera inteligente para que en ningún caso el calor se dispare.

Descubre todos los secretos del Snapdragon 820

Por otro lado debemos mencionar el lector de huellas, otra de las grandes novedades del G5 en comparación al G4.  Recuerda más al que vimos en el Nexus 5X -fabricado por LG- que al reciente V10 y funciona a la perfección, con una respuesta muy rápida y una baja tasa de errores.

Software con pequeñas limitaciones

Las buenas noticias se repiten en el apartado de software, ya que como era de esperar el LG G5 viene de la mano de Android 6.0.1 Marshmallow que aporta las últimas novedades del sistema operativo para dispositivos móviles de Google. Eso sí, por encima nos encontramos con UX 5.0, una capa de personalización propia que aporta algunas funciones interesantes.

Software LG G5

Para empezar LG mantiene su apuesta por el Knock Code para desbloquear el móvil. Se trata de un sistema simple pero muy efectivo para garantizar la seguridad del dispositivo que transforma el patrón habitual en una serie de pequeños golpes sobre la pantalla, una excelente opción en caso de problemas con el lector de huellas.

El LG G5 viene con un solo un tema instalado y activado por defecto, pero existen muchos más a disposición del usuario en la store de LG bautizada como SmartWorld. Algunos incluso permiten colocar cinco botones de inicio -una de las ventajas de los botones virtuales frente a los físicos- en la pantalla para acceder directamente a la ventana flotante 'QSlide' o abrir la barra de notificaciones.

Galería de fotosSoftware e Interfaz del LG G5ver las 29 fotos

Otra interesante novedad es la posibilidad de activar un fondo de pantalla en 360 grados, algo bastante original y muy en línea con el espíritu LG&Friends que trata de acercar al usuarios convencional las bondades de la realidad virtual sea mediante las gafas de realidad virtual de LG o su cámara de 360 grados.

Desafortunadamente no todo son buenas palabras. Uno de los defectos que hemos encontrado en esta review del LG G5 es la eliminación del lanzador de aplicaciones por defecto, en lo que parece un intento de acercarse más a la estética de iOS organizando el escritorio por carpetas. Puede gustar o no, lo bueno es que se puede volver al launcher antiguo a través del menú de opciones.

Cómo actualizar el móvil a la última versión de Android

Tampoco disponemos de la opción de utilizar la pantalla dividida en dos, algo que sorprende bastante ya que el LG V10 sí era capaz de hacerlo. En lo que se refiere a aplicaciones preinstaladas de fábrica contamos con las habituales de LG G5 que cumplen su cometido sin molestar al usuario y aportan funcionalidades interesantes como manejar la TV con el puerto de infrarrojos.

Además, se ha introducido una especie de papelera de reciclaje en la que podemos rescatar apps desinstaladas durante las últimas 24 horas. Por último este LG G5 permite crear varias cuentas de usuario con la posibilidad de limitar la capacidad de realizar y recibir llamadas, una función muy útil a la hora de dejar el teléfono a los más pequeños de la casa.

Una cámara espectacular

La cámara es otro de los puntos fuertes del LG G5. Ninguna sorpresa a la vista de los antecedentes, pero la compañía surcoreana también ha apostado por la innovación en este apartado al incorporar en la parte trasera una segunda lente con un gran angular de 135 grados que da muchísimo juego.

Pero vayamos por parte. La cámara principal llega a los 16 megapíxeles con apertura f/1.8, estabilizador óptico de 3 ejes, flash LED y auntoenfoque láser.  Una larga retahíla de características que responden muy bien en la práctica.

Camara LG G5

Bajo buenas condiciones de luz la cámara del G5 es prácticamente perfecta: ofrece imágenes con un altísimo nivel de detalle, buen contraste y colores muy naturales.

Las fotos nocturnas tampoco desmerecen gracias a su bajo nivel de ruido y a la reticencia del smartphone a utilizar el flash en el modo automático ya que es capaz de capturar buenas imágenes sin él alargando el tiempo de exposición, aunque necesitaras que el objeto que fotografías permanezca inmóvil.

Foto nocturna LG G5

Cuando no tenemos más remedio que utilizar el flash las imágenes resultantes quedan ligeramente subexpuestas, por lo que resulta casi siempre necesario pasarlas por un programa de edición de imágenes.

Como sucedía en el LG G4 la cámara utiliza un sensor de espectro de color para distinguir entre la luz natural y artificial para ajustar automáticamente el balance de blancos.

Llegamos a la segunda lente de la cámara trasera del G5, otro de los aspectos más interesantes de este smartphone. En concreto hablamos de una cámara que llega hasta los 8 megapíxeles con apertura f/2.4 que cuenta con un angular de nada menos que 135 grados.

Diferencia entre la lente principal y el gran angular de 135 grados

Así es posible conseguir imágenes que aportan mucha más información del entorno, muy útil tanto a la hora de sacar imágenes de monumentos como para realizar fotografías de un grupo numeroso de personas. Todo cabe en ese gran angular del que se saca muchísimo partido desde el minuto uno según hemos comprobado en esta prueba del LG G5.

A nivel de vídeo el móvil es capaz de grabar vídeos en 4K con una duración máxima de 5 minutos, una función interesante aunque echamos en falta la opción de capturar vídeo en Full HD a 60 frames por segundo.

Modo manual LG G5

La interfaz de la cámara vuelve a ser en este G5 una delicia para todos los amantes de la fotografía. Cuenta con un modo simple, otro básico que permite activa o desactivar diferentes funciones y un modo manual con el que se puede hacer casi de todo, incluyendo la velocidad de obturación, el balance de blancos, la compensación de la exposición o la luminosidad ISO.

Con este modo manual los más avezados conseguirán imágenes espectaculares que además se pueden guardar en formato RAW (formato DNG de 20 megas por foto, frente a los 6 MB de media de las imágenes en JPG), un extra ante las inmensas posibilidades que ofrece la edición en el ordenador.

Galería de fotosImágenes realizadas con el LG G5ver las 22 fotos

La cámara frontal se ha actualizado con una lente de 8 megapíxeles para selfies e incluye un modo de disparo mediante gestos además de la posibilidad de utilizar el flash, ofreciendo una calidad casi siempre suficiente para compartir en redes sociales.

Para realizar este análisis del LG G5 hemos recibido una unidad del Cam Plus Grip, el módulo que funciona a modo de empuñadura para la cámara y que resulta práctico si nos enfrentamos a una larga sesión fotográfica con el añadido de que aumentaremos la autonomía del terminal en 1.200 mAh.

Este accesorio incluye botones para la cámara – disparador, enfoque y zoom- que funcionan correctamente, ayudando además a evitar que saquemos fotos movidas. Eso sí, puede ser práctico para realizar fotos pero en nuestra opinión resulta algo incómodo para llevarlo en el bolsillo.

Una batería más que decente

Sobre el papel el principal defecto del LG G5 parece la batería, motivo de preocupación en anteriores buques insignia de la compañía -especialmente el G3- y que en este modelo reduce su capacidad hasta los 2.800 mAh. Pero no todo es una cuestión de números.

La batería del LG G5 soporta un día de uso muy intensivo sin excesivos problemas como hemos comprobado para realizar este análisis, mezclando aplicaciones exigentes, videojuegos de última generación, reproducción de música y vídeo junto con todo tipo de pruebas de rendimiento.

Bateria LG G5

En la práctica esto quiere decir que los usuarios exigentes pueden respirar aliviados ya que la autonomía del G5 les permitirá llegar al final del día mientras que con un uso cotidiano más comedido -redes sociales, WhatsApp, correo, navegación y algún que otro vídeo- es capaz de estirarse hasta más allá de las 24 horas.

Para los amantes de los números en este análisis del LG G5 la media con un uso muy intensivo del teléfono se ha acercado a las 4 horas de pantalla activa, aunque esta referencia siempre es subjetiva porque depende del uso que le demos al smartphone.

En cualquier caso la mejora en la batería respecto a generaciones pasadas parece venir de la mano de Android 6.0 y del procesador Qualcomm Snapdragon 820, que además es compatible con el sistema de carga rápida Quick Charge 3.0 que consigue alimentar el 80% de la batería del teléfono en solo 30 minutos.

Bateria LG G5

Los números todavía pueden ser mejores si se desactiva de forma manual la función Always On de la pantalla que resta aproximadamente un 0,8% de batería cada hora y que automáticamente se va a negro al introducir el móvil en el bolsillo. 

Por último mención especial para módulo LG CAM Plus que incluye una batería adicional de 1.200 mAh para llegar hasta unos espectaculares 4.000 mAh que responden muy bien en la práctica, aunque también es verdad que ya existen otros móviles que alcanzan esas cifras sin necesidad de accesorios externos.

Conectividad y sonido

El LG G5 mantiene el sobresaliente en el apartado de conectividad gracias a la tecnología que incorpora el Snapdragon 820 y a algunos extras que los diferencian además de otros buques insignia.

Para empezar contamos con conectividad Wi-Fi de doble banda, Bluetooth de última generación, NFC o radio FM, pero además el móvil cuenta con un puerto infrarrojos con el que se puede manejar el televisor y es compatible con el códec apt-X para enviar sonido de manera inalámbrica en alta calidad.

Descubre los nuevos auriculares LG TONE Platinum

El terminal puede conectarse a Internet mediante 4G LTE a una velocidad de hasta 450 Mbps en descarga y 50 Mbps en subida (CAT 9), mejorando lo que ofrecía el modelo anterior. La única pega es que el G5 no es un móvil dual SIM, algo común en los móviles de gama alta.

GPS Lg G5

A la vista de las pruebas realizadas podemos concluir que el funcionamiento del GPS es correcto, tanto en cuestión de velocidad como a nivel de precisión.

Por otro lado este nuevo LG dispone de un puerto USB Tipo C 3.1 que garantiza la máxima velocidad como merece la etiqueta de gama alta y, además, contamos con la tecnología Quick Charge 3.0 desarrollada por Qualcomm.

G5 Modulo HiFi

Sin duda estamos ante uno de los mejores móviles para escuchar música, aunque a falta de probar el módulo Hi-Fi nuestra opinión es que se ubica un peldaño por debajo del LG V10, el phablet que incorpora de serie un DAC y un amplificador de buena calidad.

Sin este accesorio ofrece un sonido nítido y razonablemente alto a través de su potente -aunque único- altavoz a la hora de reproducir música, sin distorsiones graves como se puede comprobar en el vídeo que acompaña esta review.

Conclusión: ¿Merece la pena?

Acostumbrados a escribir sobre cambios mínimos entre un smartphone y otro, la apuesta de LG es loable. La empresa surcoreana se ha enfundado en la bandera de la innovación para renovar su buque insignia con una propuesta modular que a día de hoy nadie sabe a ciencia cierta qué recorrido tendrá. 

Pero hay mucho más en este LG G5, del que se agradece igualmente la incorporación de una segunda lente en la parte trasera para actuar a modo de gran angular o la introducción del lector de huellas. 

LG G5 merece la pena

Todo ello, como hemos podido comprobar en este análisis del LG G5 coloca al móvil entre los más exclusivos de la gama alta. Sin duda destaca por la calidad de su pantalla, su extraordinaria cámara y también por mantener algunas características muy reclamadas por cierto segmento del público como la ranura para tarjetas microSD o la batería extraíble.

Además notamos un cambio significativo a mejor respecto a la entrega del año pasado tanto a nivel de batería como de rendimiento, ya que no en vano utiliza la misma configuración de procesador y tarjeta gráfica que la versión del Samsung Galaxy S7 comercializada en Estados Unidos.

 LG G5Galaxy S7 EdgeiPhone 6S PlusHTC 10
Pantalla5,3 pulgadas5,5 pulgadas5,5 pulgadas5,2 pulgadas
Resolución2560x14402560x14401920x10802560x1440
554 ppp534 ppp401 ppp565 ppp
RAM4096 MB3072 MB2048 MB4096 MB
ProcesadorSnapdragon 820Exynos 8890Apple A9Snapdragon 820
Cámara Principal16 MP + 8 MP12 MP12 MP12 MP
Cámara frontal8 MP5 MP5 MP5 MP
Estabilizador de imagen
Batería2.800 mAh3.600 mAh2.750 mAH3.000 mAh
Precio 16 GB--859 Euros 
Precio 32 GB699 Euros819 Euros-749 euros
Precio 64 GB--969 Euros-
Precio 128 GB--1.079 Euros-

El problema viene precisamente por un sistema modular que de momento está por pulir. A día de hoy solo contamos con dos módulos que aportan un plus al teléfono pero que no parecen un factor diferencial de compra, aunque es verdad que en esta review no hemos podido probar el sonido Hi-Fi de Bang&Olufsen. 

En definitiva el LG G5 es un muy buen móvil de gama alta, sin duda uno de los mejores smartphones de 2016, que saca muy buena nota en apartados tan importantes como el rendimiento, la cámara o la pantalla. 

¿No te decides? Lee el análisis del Samsung Galaxy S7 Edge

El precio del LG G5 se sitúa en los 699 euros, un coste alto -especialmente si queremos adquirir los módulos externos- que también se aproxima a otros buques insignia, aunque un peldaño por debajo. Y eso es digno de alabar ante un smartphone que ha apostado por la innovación en lugar de la imitación. Ahora solo queda saber cuál es la respuesta del público.

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara99/10
  • Batería88/10
  • Conectividad1010/10
  • Calidad/precio88/10