Skip to main content

Moto E3, análisis y opinión

Moto E3, análisis y opinión

22/04/2017 - 12:31

Turno para el análisis del Motorola Moto E3 de Lenovo, uno de los móviles Android de menos de 100 euros que buscan reinar en la gama más económica.

Todo lo que necesitas de un smartphone

La familia de móviles Moto ha sido sinónimo durante los últimos tiempos de prestaciones notables a bajo precio y, de hecho, los dispositivos de la compañía que ahora queda bajo el paraguas de Lenovo se han acostumbrado a reinar en todas las listas de mejores móviles Android por su fantástica relación calidad precio.

Pese a que la competencia dentro del mercado de móviles baratos (por debajo de 200 euros) es salvaje, en buena medida por el infinito número de fabricantes venidos de Asia, Lenovo ha conseguido mantener el sello de Moto como referencia en varios segmentos de precio, síntoma de que sus productos son recibidos con los brazos abiertos por los usuarios.

Vamos a comenzar este análisis del Moto E3 con una pequeña fotografía de los móviles de Motorola/Lenovo. La gama alta queda reservada al Moto Z, ese smartphone ultrafino al que se le pueden acoplar distintos módulos para mejorar distintas características. Un escalón por debajo se situarían los Moto X, que a pesar de ser algo más antiguos se mantienen con buena salud en el mercado.

Análisis a fondo del Moto G5 Plus, ¿el mejor gama media de 2017?

La familia Moto G manda claramente dentro de la gama media, hasta el punto de que el Moto G4 Plus ha sido uno de los éxitos de venta en España si hablamos de compra de terminales libres. Esa generación acaba de ser renovada en el Mobile World Congress de Barcelona con una quinta generación que promete dar mucho que hablar los próximos meses.

Así llegamos al Moto E3, que se ubicaría en el escalón más económico de todos. De hecho, este smartphone nace con el claro objetivo de convertirse en el mejor móvil por menos de 100 euros que se puede comprar con sistema operativo Android. Palabras mayores a la vista de la competencia. Veamos si lo consigue.

Diseño a prueba de salpicaduras

Empecemos por las buenas noticias. El Moto E3 está protegido contra las salpicaduras, pequeños derrames de agua e incluso ante la lluvia gracias a un pequeño revestimiento con nanopartículas. Se trata de un elemento no demasiado común dentro de los smartphones por debajo de 100 euros, pero ojo: no está diseñado para sumergirse en el agua ni es impermeable, así que no lo podemos comparar con móviles que sí cuentan con certificación IP65 o superiores.

Moto E3 Diseño

A primera vista el Moto E3 tiene un aspecto clásico que a casi todo el mundo le resultará familiar. Es evidente que estamos ante un heredero de la familia Motorola, para lo bueno y para lo no tan bueno.

El bajo coste del smartphone es evidente a la vista del principal material de fabricación: plástico. El metal brilla por su ausencia incluso en los laterales o los botones, una cuestión que muchos no entenderán ya que otros fabricantes ya ofrecen móviles de metal por debajo de los 100 euros.

Moto E3 Trasera

Sin embargo, encontramos algunos puntos positivos en el diseño del Moto E3. Para empezar contamos con la ventaja de poder retirar la carcasa trasera para cambiar la batería extraíble, una característica que ya no existe en ningún móvil de gama alta pero que a muchos usuarios les sigue resultando tremendamente práctica: suele ser más cómodo llevar una batería cargada en el bolsillo que transportar una batería portátil, a menudo con el cable de rigor para alimentar el móvil.

La ergonomía es bastante buena, otro punto a favor respecto a buena parte de su competencia más directa. La carcasa trasera cuenta con una pequeña textura que mejora el agarre y, de paso, evita que nuestro smartphone pueda deslizarse de la mesa con el cruel objetivo de tirarse al suelo.

Moto E3 Carcasa Extraible

Retirar la carcasa trasera es tarea de niños gracias a una pequeña hendidura en la esquina inferior izquierda, algo que se agradece ya que así no nos hará falta comprar uñas nuevas. Además de acceder a la batería extraíble tenemos la opción de introducir la tarjeta SIM o la tarjeta microSD.

Para ello deberemos apagar el móvil y retirar la batería, pero la buena noticia es que no necesitaremos la mini-herramienta (pinchito, en argot del sector) para abrir la bandeja donde se encuentran las tarjetas como ocurre en la inmensa mayoría de móviles de gama media y alta.

  Moto E3 Moto E 2015 Moto G5 Moto G4 Moto G4 Play
Pantalla 5" IPS 4,5" IPS 5" IPS 5,5" IPS 5" IPS
Alto 143,8 mm 129,9 mm 144,3 mm 153 mm 144,4 mm
Ancho 71,6 mm 66,8 mm 73 mm 76,6 mm 72 mm
Grosor 8,5 mm 12,3 mm 9,5 mm 9,8 mm 9,9 mm
Peso 140 g 145 g 145 g 155 g 137 g
Resolución 720p 540p 1080p 1080p 720p
Procesador MT6735P Snapdragon 410 Snapdragon 430 Snapdragon 617 Snapdragon 410
RAM/Memoria 1 GB / 8 GB 1 GB / 8 GB 2-3 GB / 16-32 GB 2 GB / 16-32 GB 1-2 GB / 8-16 GB
MicroSD Sí (32 GB) Sí (32 GB) Sí (256 GB) Si
Precio +-100 euros +-110 euros +-188 euros / +-209 euros +-174 euros +-135 euros

Las dimensiones del Moto E3 también mejoran incluso si lo ponemos al lado del Moto G5, ya que ha reducido ligeramente su anchura (es más fácil de manejar con una sola mano) y además ha adelgadazo su grosor hasta los 8.5 milímetros. Eso sí, la cámara trasera sobresale ligeramente de la parte trasera, donde encontramos el logotipo de Motorola.

Los 20 ejores móviles en relación calidad precio de 2016

No nos terminan de convencer los abultados marcos que son visibles en la parte frontal de la pantalla, especialmente con los recientes lanzamientos del Xiaomi Mi Mix, LG G6 o Samsung Galaxy S8 que han reducido los bordes al mínimo de su expresión. Juegan en otra liga en todo caso, así que habrá que esperar para ver ese tipo de diseños en la gama más económica.

Moto E3

En esa parte frontal aparte de la pantalla tenemos la cámara frontal para selfies (esquina superior izquierda), el auricular para las llamadas y el LED para notificaciones, ubicado en la parte superior derecha. Debajo del panel descansa el altavoz principal del que hablaremos más adelante en esta review del Moto E3.

Los bordes del teléfono quedan bastante limpios. Solo encontramos botones en el costado derecho, donde descansa el de encendido/bloqueo junto a la botonera para controlar el volumen. El jack para auriculares está centrado en el borde superior y, a la misma altura pero en el inferior, tenemos el conector microUSB.

En definitiva hablamos de un dispositivo bastante funcional en términos de diseño. Lenovo no busca en este Moto E3 sorprender al usuario con fuegos artificiales sino que quiere ofrecer un móvil práctico, manejable, con batería extraíble y el extra de la protección contra (pequeñas) salpicaduras.

Una pantalla HD con algunos extras

¿Buscas un móvil barato con pantalla HD? El abanico de posibilidades dentro del mercado es inagotable. Sin embargo, muchos usuarios pasan por alto que por mucho que dos móviles compartan pulgadas y resolución sus pantallas pueden ser radicalmente diferentes por la tecnología y la calidad del panel utilizados.

En este caso la pantalla del Moto E3 se compone de un panel IPS que ofrece una calidad notable, por encima de sus principales rivales en cuestiones como la fidelidad del color, el brillo o los ángulos de visión; todos motivos muy importantes a la hora de escoger entre una pantalla u otra.

La respuesta de la pantalla es bastante rápida y precisa, aunque se trate de un panel multitáctil limitado a 5 puntos. Contamos además con una capa de cristal Corning Gorilla 3 que es cierto resta un poco de sensación de alta calidad al interactuar con el panel, pero por otro lado nos garantiza que nuestra pantalla descansará a salvo frente a pequeños golpes, caídas o arañazos.

¿Es suficiente una resolución HD en un teléfono de 5 pulgadas? El Moto E3 mejora las prestaciones de su antecesor al ofrecer una pantalla de 1.280 x 720 píxeles, lo que se traduce en una densidad media de 294 píxeles por pulgada. Si estás acostumbrados a smartphones de gama alta todavía tendrás que forzar un poco la vista para lograr diferenciar algún píxel en una pantalla tan pequeña, ya que estamos en el límite de lo que normalmente es capaz de detectar el ojo humano.

IPS vs AMOLED, ¿cuál es la mejor pantalla para un móvil?

Evidentemente una resolución mayor suele llevar aparejada una experiencia más completa, pero a menudo hablamos de paneles equipados también con tecnología más avanzada. Además, apostar por una resolución Full HD en un móvil barato tiene importantes contrapartidas: la autonomía caerá drásticamente y, además, será necesario más potencia a nivel de hardware (sobre todo de la gráfica) ya que estamos obligando a iluminar muchos más píxeles.

Para acabar con este apartado recordamos que el móvil viene (como es norma de la casa) con protección oleofóbica frente a las huellas, aunque su efectividad según nuestras pruebas con el Moto E3 no es para tirar cohetes.

Rendimiento fluido para uso básico

Las características del Moto E3 son más bien discretas, pero todavía tenemos que descubrir si ofrece un buen rendimiento para un uso diario. El móvil funciona con un procesador Mediatek MT6735P de cuatro núcleos (1,0 GHz) que trabaja acompañado de una GPU ARM Mali-T720 y 1 GB de memoria RAM

Por lo general el rendimiento del teléfono es fluido, ya que como veremos más adelante el software juega un papel positivo al no imponer capas de personalización ni llevar asociadas apps preinstaladas de fábrica.

Rendimiento Moto E3

Sin embargo, a medio plazo los problemas parecen asegurados por la escasez de memoria interna. El móvil solo dispone de 8 GB de almacenamiento, de los que quedan realmente libres para el usuario poco más de 4 GB y aunque podamos mover algunas apps a la tarjeta microSD -que deberemos comprar sí o sí- a poco que instalamos una docena de aplicaciones nos tocará hacer malabarismos.

Los móviles más potentes del mercado según AnTuTu

La fluidez del teléfono cae si abrimos aplicaciones exigentes, manejamos varias de ellas en segundo plano (Facebook incluida) o llevamos el almacenamiento interno hasta el límite ya que tanto al procesador como a la memoria RAM les queda poco margen de maniobra. Y lo malo es que el terminal admite tarjetas de como mucho 32 GB, una cifra bastante limitada a día de hoy.

Aún así el rendimiento del Moto E3 se antoja suficiente para los usuarios más básicos que simplemente buscan un móvil para llamar y tener instalada alguna que otra app como WhatsApp.

El rendimiento en juegos con gráficos simples es relativamente bueno ya e debemos recordar que tenemos delante una pantalla HD. La experiencia cambia si queremos abrir juegos como el Asphalt 8 ya que sufriremos bastante lag.

Android Stock, el mejor aliado posible

El Moto E3 no cuenta con la última versión de Android sino que viene de serie con Marshmallow. En la práctica eso no resulta un contratiempo especialmente significativo ya que muchos usuarios agradecerán que el smartphone ofrezca una experiencia prácticamente Android stock, es decir, no existen pesadas capas de personalización ni inútiles aplicaciones preinstaladas de fábrica.

Al contrario, los extras añadidos a este smartphone son realmente útiles: una aplicación para gestionar los archivos y carpetas del teléfono y la radio FM, una característica no del todo habitual entre los móviles baratos.

Software Moto E3

Ni siquiera encontramos la app de Moto, el asistente personalizado de la compañía que en otros terminales permite configurar gestos o incluso mostrar notificaciones con la pantalla apagada. Todas esas funciones quedan reservadas por tanto a la gama media y la gama alta, algo que resulta razonable.

La mala noticia es que todavía no existen noticias sobre la posible actualización del Moto E3 a Android Nougat. De hecho parece estar bastante cerca el lanzamiento de la futura generación, Moto E4, que llegará con la misma filosofía en términos de relación precio pero con la última versión de Android de serie.

Una cámara de fotos razonable

Los teléfonos móviles han jubilado las antiguas cámaras compactas que muchos utilizaban para realizar fotografías en eventos especiales o durante viajes, de ahí que se haya convertido en uno de los elementos fundamentales para elegir entre un smartphone u otro.

Evidentemente no podemos exigirle lo máximo a la cámara del Moto E, pero veamos qué es capaz de hacer. A la vista de las especificaciones detectamos ya de entrada algunas mejoras importantes respecto a la generación anterior.

El sensor principal del Moto E ofrece una resolución máxima de 8 megapíxeles en formato 4:3 (la cifra baja hasta los 6 MP si hacemos las fotos panorámicas en 16:9) con una apertura relativamente amplia (f/2.2) para un smartphone de gama media, lo que nos permitirá conseguir objetos bien definidos en primer plano.

[imagen_a|/sites/computerhoy.com/files/editores/user-72221/moto_e3_foto.jpg;imagen_b|/sites/computerhoy.com/files/editores/user-72221/detalle_foto_e3.jpg;caption|Pasa el ratón por encima de la imagen para ver un recorte al 100%;]

Contamos además con sistema de autoenfoque y Flash LED en este sensor trasero, teniendo la posibilidad de grabar en vídeo a resolución HD (1.280x720p) con una tasa de 30 fotogramas por segundo.

Todos estos números invitan a pensar que estamos ante una cámara discreta, en línea con el precio del teléfono. Sin embargo los resultados son bastante mejores de los esperados, con una buena representación de los colores y un rango dinámico que se acerca al notable.

Evidentemente la nitidez flaquea considerablemente si lo ponemos a prueba o si llevamos el zoom al máximo, y no estaremos exentos de problemas si realizamos fotos en ambientes poco iluminados o directamente por la noche. Aún así se sitúa en una buena posición en comparación a otros móviles de su mismo nivel de precios.

La cámara frontal se estira hasta los 5 megapíxeles ofreciendo resultados similares. Hablamos de una calidad suficiente para compartir imágenes en redes sociales, aunque es probable que tengamos que hacer un par de fotos para dar con el enfoque adecuado.

Los 5 móviles con mejor cámara frontal para selfies

Y es que lo más negativo de la cámara es su escasa velocidad. Deberemos tener paciencia tanto para abrir la aplicación como para enfocar y disparar, algo que puede llegar a desesperar si vienes de un terminal de un rango de precios más elevado.

A nivel de software la aplicación de la cámara es bastante sencilla e intuitiva. Con el sensor principal disponemos de dos funciones resaltadas: HDR, que en determinados casos nos ayudará a conseguir imágenes que rayan el notable, y el flash.

Como extra contamos con algunas opciones para calibrar valores manualmente como el balance de blancos, la luminosidad ISO o el modo de captura (disponemos de detector de sonrisas). Por último contamos con la opción de realizar panorámicas y de activar una serie de filtros que se pueden previsualizar cómodamente.

Batería y conectividad

La batería extraíble crece hasta los 2.800 miliamperios (mAh), una cifra que a priori parece bastante destacable para un smartphone de 5 pulgadas con resolución HD, muy por delante de sus rivales más directos.

Los resultados de nuestras pruebas durante la review del Moto E3 han sido notables, llegando sin problemas al final del día. La ausencia de capas de personalización y apps preinstaladas contribuye a que la batería apenas se descargue si no estamos utilizando el teléfono, lo que permitirá a usuarios básicos llegar a los dos e incluso tres días de uso.

Bateria Moto E3

Eso sí, nos quedamos a las puertas del sobresaliente ya que los números no son totalmente espectaculares con la enorme capacidad que tiene la batería. Además no contamos con el extra de la carga rápida que ha comenzado a extenderse durante los últimos meses a los terminales de gama media. 

A nivel de conectividad tenemos luces y sombras, así que empezaremos por el apartado positivo. El Moto E3 tiene radio FM, uno de los elementos más buscados por los usuarios, y ofrece conectividad 4G (Cat4) para navegar por Internet, aunque la velocidad máxima está muy lejos de lo que ofrecen hoy los terminales de gama media y alta.

El problema es que echamos en falta un poco más de ambición en este apartado, que a pesar de estar limitado en buena medida por la elección del procesador se queda un poco atrás respecto a parte de su competencia al no ofrecer soporte para WiFi AC y ni siquiera ofrecer soporte para conexiones inalámbricas bajo la banda de 5 GHz. 

A pesar de todo esto los usuarios menos avezados no tendrán ningún problema para conectarse a redes WiFi. Algo parecido sucede con el sistema de navegación GPS, ya que la localización es imposible en interiores y bastante lenta en exteriores.

Tampoco contamos con giroscopio, un elemento fundamental para apps que exprimen la realidad aumentada como el Pokémon Go y el estándar Bluetooth también está algo anticuado, aunque funciona correctamente.

A nivel de sonido el Moto E3 llega al notable raspado, sobre todo si lo comparamos con otros móviles de su misma categoría. Y es que se beneficia de la posición frontal del altavoz principal que ha dejado de ser habitual en la mayoría de smartphones.

Conclusión y precio

El objetivo era evidente: conseguir fabricar el mejor móvil Android por menos de 100 euros. Claro que nadie dijo que esa misión fuera a ser sencilla. En este análisis del Moto E3 hemos descubierto un smartphone muy funcional, capaz de satisfacer a un gran número de usuarios en diferentes apartados, pero con alguna que otra pega importante a tener en cuenta.

El Moto E3 puede presumir de una cámara notable, una pantalla razonable incluso para ofrecer una resolución HD, un diseño bastante ergonómico y robusto y, sobre todo, una autonomía bastante elevada.

El mayor contratiempo es, sin duda, su rendimiento en escenarios exigentes. Si vamos a utilizar el smartphone para tareas muy básicas no tendremos excesivos problemas, pero abrir juegos con gráficos avanzados no resulta nada fluido.

Todo esto es razonable a la vista del precio del Moto E3, que partía de los 119 euros pero a día de hoy ya es posible encontrarlo por menos de 100 euros. Si te decantas por él no olvides comprar una tarjeta microSD de hasta 32 GB para aliviar un poco los más que probables problemas de espacio por su limitada capacidad de almacenamiento.

Descubre aquí las mejores ofertas para comprar una microSD

En definitiva el Moto E3 se sitúa como uno de los mejores móviles Android que puedes comprar por menos de 100 euros, pero en este caso se queda lejos de llevarse la corona.

Lo mejor

  • Precio muy barato
  • Pantalla notable
  • Buena autonomía

Lo peor

  • Rendimiento limitado
  • Cámara de fotos discreta

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

7/10

Hardware

6/10

Software

8/10

Cámara

7/10

Batería

8/10

Conectividad

7/10

Sonido

7/10

Nota técnica

70

Relación calidad/precio

Ver ahora: