Skip to main content

Nokia Lumia 830, el equilibrio necesario

Nokia Lumia 830
user

03/11/2014 - 11:49

Windows Phone de Microsoft es el tercer sistema operativo móvil gracias a la proliferación de sus terminales en todas las gamas. El Nokia Lumia 830 pertenece a la difícil media-alta donde pagando un poco más se consigue un modelo superior, y pagando menos se ahorra dinero sin perder funcionalidad.

Dónde encaja el Lumia 830

Windows Phone es el tercer sistema operativo móvil tras iOS de Apple y Android de Google. Y además, la tendencia es creciente en cuanto a adopción.

Según datos de Kantar Worldpanel, la cuota de mercado de Windows Phone ha pasado de un 2% en agosto de 2013 a un 4,2% en agosto de 2014.

Puede parecer poco, pero si tenemos en cuenta que en España, los iPhone de Apple tenían una cuota de mercado del 4,8 por ciento en agosto de 2013, las cifras son más meritorias. El perdedor es Blackberry, pero esto es otra historia.

Microsoft, con la adquisición de Nokia, ha conseguido hacerse con el control de la fabricación de sus dispositivos móviles.

Nokia dejará paso a Lumia como marca dentro de Microsoft para identificar a los dispositivos móviles de la compañía de Seatle, y convivirá con otros fabricantes que licencien Windows Phone para usarlo como sistema operativo en sus terminales.

Prestigio, por ejemplo, ya dispone de smartphones por debajo de 90€. En cualquier caso, los últimos dispositivos presentados por Microsoft siguen siendo Nokia Lumia, y atacan de forma selectiva distintas audiencias y bolsillos.

El Lumia 735 va dirigido a los amantes de las autofotos (selfies), mientras que el Lumia 830 está pensado para cubrir un hueco concreto dentro del repertorio de smartphones de Microsoft.

Concretamente la gama media-alta, a medio camino entre los terminales en el rango de los 300€ y el de los 500€.

No es fácil encajar con dignidad en ese espacio: por algo más de dinero se puede encontrar un terminal de gama superior. Y por otro lado, si no convence lo suficiente como para que merezca la pena el desembolso, se puede acabar comprando un modelo de gama inferior. Microsoft tiene, por encima del 830 al Lumia 930 y por debajo a modelos como el Lumia 735 o el Lumia 635 y la gama 5xx. Veamos cómo se defiende el (todavía Nokia) Lumia 830, este es su análisis.

Diseño y ergonomía

El Nokia Lumia 830 guarda un gran parecido estético con su hermano mayor, el Lumia 930.

Al menos en apariencia. Con pantalla de 5'', la parte posterior de policarbon​ato en cuatro posibles colores y el lateral metálico, las similitudes entre ambos modelos acaban cuando se examinan más de cerca.

El Lumia 830 no tiene diseño unibody como el 930. A cambio, la tapa trasera es removible para dejar paso a la ranura nan​o SIM, la ranura micro​ SD y la batería de 2.2​00 mAh (8,3 Wh) que se carga de manera convencional y además también  inalámbricamente mediante tecnología de inducción compatible con el estándar Q​i.

Lumia 830 por dentro

Los botones para controlar el volumen, el encencido o la cámara están en el lateral derecho, como también lo están el Lumia 930. Es una disposición correcta, aunque a la hora de hacer fotos con una mano, la base del pulgar a veces actúa sobre la pantalla táctil activando el enfoque y deshabilitando funciones en pantalla como el disparador o el retroceso, lo cual resulta incómodo y hace que en más de una ocasión perdamos la ocasión de hacer la foto deseada o nos incomodemos con la interfaz.

El jack de audio está en la parte superior y al lado está el conector microUSB.

Es un diseño estilizado, que mejora frente al Nokia Lumia 930 en tanto en cuanto el resultado es más ligero (150 gramos frente a 165) y más delgado (8,5 mm frente a 9,8 mm).

Los botones del Lumia 830 están ubicados en el lateral derecho

La compra de la firma finlandesa por parte de Microsoft aún no se deja notar en el diseño, que sigue siendo muy Nokia. Para bien o para mal, que al fi​nal es una cuestión de gustos siempre y cuando la construcción, el diseño industrial y la ergonomía estén bien resueltas. Y el Lumia 830 resuelve con corrección estos apartados.

La sensación en la mano es d​e robustez, con un buen agarre y respuesta de los botones, aunque con el matiz sobre la disposición del botón de la cámara, que se queda bajo parte de la mano cuando se usa el móvil con la mano derecha. De hecho se podría decir que lo aconsejable es usar el móvil con la mano izquierda para evitar el contacto con el botón de la cámara. Quizá parezca que sea hilar muy fino, pero en la práctica lo ideal sería que los botones se tocasen sólo cuando hay que usarlos

En cuanto a los botones de retroceso, home y b​úsqueda/Cortana, están bajo la pantalla. Son de tipo táctil, pero integrados en el marco. De este modo no roban espacio efectivo a la​ interfaz FullHD de 1.920 x 1.080 píxeles, aunque a costa de que en el uso con una mano haya que forzar la articulación del pulgar para llegar a estos botones.

Los botones de retroceso, inicio y búsqueda están fuera de la pantalla

Pantalla

En este apartado, el Lumia 830 supone una excepción dentro de la familia de smartphones de Nokia.

La tecnología es ClearBlack, la marca de la casa de los Lumia, pero esta vez no es AMOLED, sino IPS ​LCD RGB.

Puede parecer un simple cambio de siglas, pero en la práctica es mucho más que eso.

La tecnología AMOLED con matriz Pentile construye las imágenes a partir de cuatro su​bpíxeles (RGBG), en vez de tres (RGB).

Cada píxel de los publicitados en las especificaciones de las pantallas cuando se dice que tiene 1.920 x 1.080 o 1.280 x 720, contiene un subpixel verde (G) pero no necesariamente uno rojo (R) y azul (B). Así que las imágenes que se muestran, son fruto de un algoritmo de asignación de subpíxeles más que de una correspondencia unívoca entre un píxel individual y una triada RGB.

De forma aproximada, hay un tercio menos de subpíxeles en una pantalla AMOLED Pentile que en una RGB. En la mayoría de los casos esto no supone un problema (en apariencia), pero hilando fino, los hay.

Detalle de la pantalla del Lumia 830
Una pantalla OLED Pentile es así vista de cerca

La pantalla del Lumia 830, a vista de macro, a la izquierda. La del Lumia 930 a la derecha. El ojo es capaz de suplir la carencia de subpíxeles en las pantallas AMOLED Pentile imaginando los que faltan, pero no son las mejores pantallas, la verdad.

La familia Lumia la usa, con la excepción del modelo 830. Otros fabricantes como Samsung, la usan de forma habitual en los terminales Galaxy o los Note. En cualquier caso, pemiten mostrar colores súper saturados y vivos, lo cual suele impresionar visualmente, aunque a costa de perder precisión en las tonalidades, o a costa de que los blancos no sean realmente blancos, sino tirando a verdes o azulados.

Así pues, es de agradecer que se haya elegido IP​S RGB como tecnología para el Lumia 830. La saturación de los colores no será tan fuerte, pero se gana en fidelidad. Además, los ángulos de visión son buenos, sin pérdidas notables de calidad cuando se observa la pantalla desde perspectivas alejadas de la frontal.

Comparación de pantallas

En la imagen se ve a la derecha el Lumia 930 con tecnología ClearBlack AMOLED. En el centro el Lumia 830 con IPS RGB y a la izquierda, el iPhone ​6 Plus con tecnología RGB.

El color blanco en el 930 no es realmente blanco. El truco está en la capacidad del ojo humano para balancear blancos de forma inconsciente, de modo que sin una referencia externa, vemos blanco lo que se supone que tiene que ser blanco. 

La resolución del Lumia 830 es de 1.280 x 720 píxeles, que en sus 5'' de diagonal suponen una densidad de unos 294 dpi.

El recubrimiento es de Gorilla​ Glass 3 y en cuanto a visualización, la pantalla cumple con su función correctamente, incluso con luz solar fuerte en plena calle, aunque para eso es conveniente tener el brillo ajustado al máximo. La densidad de píxeles no es tan elevada como en otros teléfonos, pero Windo​ws Phone emplea fuentes de generoso tamaño y la percepción que se tiene es la de nitidez en la representación de los textos o de contenidos gráficos.

La respuesta táctil también es la esperada en un smartphone. Con guantes no hemos hecho la prueba directamente, pero Microsoft lo tiene como una de las virtudes de este smartphone, y si funciona como en el Lumia 930, los guantes no serán un obstáculo para manejar el teléfono. 

Cámara

El apartado de la cámara no es especialmente fácil de tratar en los smartphones Lumia. Al menos la trasera, ya que la frontal no presenta cualidades destacables (para el capítulo de las autofotos o selfies, el Lumia 735 sí que tiene tecnologías específicas).

No es fácil de tratar porque, de momento, los terminales Lumia tienen dos aplicaciones de cámara (Microsoft Cámara y Lumia Cámara) y según qué tipo de foto se quiera hacer habrá que elegir una u otra. El 830 usa la versión Denim del sistema operativo, preparada para integrar la nueva aplicación Lumia Cámara, pero de momento no hemos visto que esté operativa.

Configuración de la cámara

La tecnología PureView es única en el segmento de los smartphones, con prodigios como el Lumia 1020 y sus 41 Mpx en un sensor con tamaño propio de una cámara compacta (1/1.5'').

Como contrapartida, el Lumia 1020 exhibía nada menos que 10,4 mm de grosor. En modelos premium más recientes como el Lumia 930, la cámara es de 20 Mpx, con un sensor de 1/2,5'' y grosor de 9,8 mm. El tamaño del sensor, cuanto más grande, más obliga a incrementar el grosor para alojar ópticas con las distancias focales óptimas para un uso todo terreno de las cámaras. Y si bien los entusiastas de la fotografía y el vídeo pueden llegar a aceptar grosores cercanos a 1 cm, la mayoría de los usuarios prefiere diseños más acordes con las tendencias actuales hacia la delgadez.

El Lumia 830 ofrece una solución de compromiso, con una cámara con óptica Carl Zeiss de apertura fija f/2.2 estabilizada ópticamente, junto con un sensor de 1/3,4'' y 10 Mpx, también PureVi​ew y con formato 16:9.

El flash, como en todos los smarphones, no es la panacea para hacer fotos, pero puede salvarnos en caso de tener que hacer algún retrato con poca luz o grabar algún vídeo de una escena que suceda cerca de nosotros. Como recomendación, lo mejor es tenerlo siempre desactivado para que no salte cuando no se necesita.

lumia 830 camara

Nokia Ca​mera, la aplicación específica para fotografía en los terminales Lumia, está pensada para dar al fotógrafo un completo control manual sobre los parámetros fotográficos con una interfaz muy bien pensada.

La única precaución es la de evitar que los parámetros den lugar a una incorrecta fotografía. En estos casos la propia interfaz indica con color rojo que el parámetro en cuestión supondrá que la imagen resultante esté expuesta incorrectamente. De todos modos, esta interfaz es más apropiada para modelos Lumia compatibles con la captura en modo Raw (archivos DNG o Digital Negative) como el 930, el 1520 o el 1020.

cámara de Nokia

La otra aplicación de fotos que podremos usar es la convencional para Windows Phone 8, la aplicación de M​icrosoft para la cámara. En este caso, la interfaz es menos pro y abre las puertas a usar escenas preconfiguradas de antemano. Aunque la captura está en inglés, es debido a haber configurado el idioma de ese modo para intentar activar Cortana. Con el idioma Español, la interfaz aparece en castellano. Lo importante es ver hasta qué punto cambia la interfaz con esta aplicación comparado con la de Nokia.

modos de camara

Otro punto de complejidad asociado con la cámara, es el de los modos (ópticas si atendemos a la traducción de la nomenclatura inglesa).

Engloba a diferentes aplicaciones relacionadas con la fotografía. Y conceptualmente es una idea genial, pero en el día a día hace que sacar una foto sea una tarea laboriosa.

Es cierto que permiten acceder a nuevos usos creativos de la cámara, pero restan agilidad al estar fuera de la propia aplicación, con todo lo que eso conlleva en cuanto a tener que familiarizarse con opciones heterogeneas, y modos de operación diferentes. En general, es un capítulo donde Microsoft tiene que mejorar para hacer que el manejo de la cámara sea más ágil, intuitivo e integrado.

Con la próxima aplicación de fotografía prevista para la actualización Denim, es de esperar que mejore este apartado, pero habrá que verla para ratificarlo.

Los modos permiten usar la cámara de forma creativa

La calidad de las fotos es notablemente correcta. El procesado de las imágenes es equilibrado en tanto en cuanto la reducción de ruido no es tan severa como para eliminar el detalle de forma indiscriminada, y la estabilización óptica permite sacar fotos con velocidades de obturación muy bajas.

En la imagen de ejemplo, el nivel de luz era extremanadamente reducido. La foto se ha tomado con ISO 2.500 y una velocidad de obturación de 0,3 segundos. Es un caso límite, pero al pasar el ratón por encima de laimagen verás un recorte de detalle donde se aprecia que la foto no sale tan movida como cabría esperar con 0,3 segundos de velocidad de obturación, y se conserva bastante detalle a pesar de que la sensibilidad ISO es muy elevada.

Como referencia, decir que en los smartphones convencioales, pasar de ISO 800 o incluso ISO 400 supone una pérdida de calidad insostenible. En este caso, el valor máximo para la sensibilidad es de 3.200, que para un tamaño de píxel de 1,12 micras es una cifra meritoria donde se necesita de un procesamiento de imagen avanzado.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Otras situaciones donde el procesador se queda lejos respecto a modelos de gamas superiores son las que tienen que ver con procesamiento multimedia.

Sin ir más lejos, aplicar filtros en la aplicación de Auto Selfie, es una tarea que lleva bastante tiempo completar. De todos modos, tener un procesador menos ambicioso que el de terminales de gamas más altas, hace que no se caliente en exceso y que la batería se gaste con menos rapidez. En este capítulo de la autonomía, la duración depende del tipo de tarea que estemos abordando con el móvil.

La fotografía, el vídeo o el gaming son especialmente exigentes hacia la batería. En la gráfica de abajo se ve cómo varía la velocidad a la que se consume la batería, que es de todo menos constante y en algún caso se gasta hasta un 20 por ciento en dos horas. En condiciones normales, debería ser posible usar el Lumia 830 durante un día, aunque lo suyo es cargarlo cada noche para evitar que nos quedemos tirados al día siguiente.

descarga batería

De todos modos, Windows Phone 8 está muy optimizado y tanto el sistema operativo como las aplicaciones de la Tienda se pueden mover con fluidez en el Lumia 830. No con tanta como en el Lumia 930 (con un Qualcomm Snapdragon 800), por ejemplo, pero salvo momentos concretos no se tiene por qué hacerse evidente.

Sistema Operativo y aplicaciones

El sistema operativo Windows Phone ha cogido inercia, y tanto en el apartado de las mejoras y actualizaciones del sistema, como en el de las aplicaciones disponibles muestra una vitalidad. En agosto de 2014 se sobrepasaron las 300.000 aplicaciones disponibles en la Tienda de Microsoft, y las versiones del sistema operativo aceleran su despliegue.

Sin ir más lejos, el Lumia 830 incorpora la versión Denim de Windows Phone 8.1, específica para los terminales Lumia. Modelos como el Lumia 930 aún integran la versión Cyan, aunque según la propia Microsoft, se pondrán al día en estas semanas que siguen antes de Navidad.

acerca de

El sistema operativo como tal, tras la actualización a la versión Windows Phone 8.1, ha pulido algunos flecos como la posibilidad de crear carpetas en la pantalla de inicio, usar un fondo de pantalla para la misma, configurar espacios para uso controlado de aplicaciones y sin olvidar las mejoras en la cámara, que de momento no están aún en Denim. Los Live Tiles son más dinámicos, y el resultado es muy convincente y atractivo visualmente.

Además, se van incorporando aplicaciones que se echaban de menos como Flipboard

pantalla inicio

En el apartado de la música, la familia Lumia tiene virtudes que hacen que sea muy fácil y cómodo disfrutar de nuestras canciones favoritas.

La radio FM funciona muy bien y se agradece tenerla integrada por si se quiere recurrir a ella en algún momento; y la gestión de la música es simplemente genial. xbox music combina tanto las canciones comerciales disponibles para la compra en la tienda de contenidos, como nuestras colecciones particulares.

Un punto muy a favor del Lumia 830 (y de todos los Lumia en general) es la facilidad con la que podemos sincronzar contenidos entre el ordenador y el smartphone. La aplicación Windows Phone es práctica y con una interfaz fácil de usar con el estilo de la modern UI de Windows pero manejable perfectamente con teclado y ratón

aplicación Windows Phone para PC

Otro punto a favor es el de la integración con la nube. Desde el portal www.windowsphone.com, tras autenticarse con nuestra cuenta de Microsoft, que debe ser la misma con la que hemos configurado el smartphone, se puede geolocalizar el móvil, hacerlo sonar, borrarlo o administrar nuestras aplicaciones. De igual modo, si hemos activado las opciones de sincronización de imágenes, en OneDrive tendremos nuestras fotos y vídeos.

La parte de documentos, se resuelve con Office, de modo que nuestros trabajos estarán también en la nube. 

encuentra mi telefono

En conjunto, el capítulo del software está muy bien resuelto. Con nuestra identidad de Microsoft tenemos mail con Outlook, ofimática con Office o almacenamiento con OneDrive, que además se ve beneficiado por el hecho de obtener 15 GB de espacio de almacenamiento al tiempo que nos hacemos con el Lumia 830. La sincronización con el PC, Mac o el portátil es sencilla gracias al software Windows Phone desde el cual es factible transferir canciones, vídeos o fotos sin los problemas de otras aplicaciones similares como iTunes de Apple

El software de geoposicionamiento y navegación también está resuelto a través de H​ERE. Sea HERE Maps, HERE Drive+ o HERE Transit, podremos saber en todo momento dónde estamos, o cómo llegar a nuestros destinos sea en coche, caminando o mediante transporte público.

La cartografía es de Navteq, propiedad de Nokia, una parte de su negocio que no fue adquirida por Microsoft, que ahora tiene que licenciar los mapas a la compañía Finlandesa. Un tanto rocambolesco, todo sea dicho, y que hace que la desmembración de Nokia sea menos amarga para la compañía. Como seña de identidad de HERE, está la opción de descargar los mapas para su uso offline, lo cual es especialmente útil para viajes fuera del país o si se va a zonas con una cobertura pobre o inexistente. 

HERE Mapas offline

De todos modos, en este apartado de software y aplicaciones, otros proveedores de la competencia, como Google tiene auténticas joyas que en algún momento sería interesante ver en otras plataformas.

Por ejemplo, al sincronizar automáticamente las fotos del móvil con Google Drive, tenemos la opción de activar las mejoras automáticas de las mismas.

Google irá procesando las fotos en sus servidores de un modo sumamente inteligente para crear historias, álbumes, collages, GIF animados e incluso montajes de vídeo combinando secuencias.

Lo más parecido que hay ahora mismo en Microsoft para Windows Phone es la aplicación Story Teller, que funciona localmente en el smartphone y permite crear historias a partir de fotos y contenidos multimedia. Ya no solo se trata del móvil, sino de los servicios que se ofrezcan alrededor de sus ecosistemas. Y en ocasiones, el uso que se hace del móvil ya depende más de los servicios que ofrezca la plataforma que de las cualidades del hardware. Será interesante ver cómo se extiende la competencia más allá del hardware. De momento es solo un apunte. 

Story Teller

Los asistentes de voz son parte de esta tendencia. Apple tiene a Siri, Google tiene a Google Now y Microsoft empieza a tener a Cortana.

En el Lumia 930 con el sistema operativo Lumia Cyan pudimos activarlo sin problemas sin más que configurar el idioma, la configuaración regional y la voz como inglés.

De ese modo se activa Cortana como asistente de voz para búsquedas, comandos o identificar canciones usando como método de entrada la voz o el sonido. Pero en la versión Denim del Lumia 830 este método no funcionaba de igual modo y nos quedamos con las ganas de usar el asistente de voz.

En cualquier caso, Cortana depende más de la nube y los servidores de Internet que del hardware del dispositivo que se use para acceder a este servicio, salvo por la parte de la calidad de los micrófonos que capturan la voz..

Conectividad y accesorios

Un smartphone no es nada si no está conectado. En este aspecto, el Lumia 830 cuenta con casi todo lo deseable en un terminal recién salido del horno.

LTE cat4 supone poder descargar a velocidades de hasta 150 Mbps, y subir a hasta 50 Mbps. 3G, por supuesto, así como W​iFi a/b/g/n de doble banda, NFC y ​Bluetooth 4.0.

La conexión US​B es de tipo microUSB 2.0.Compartir la conexión de Internet también está contemplado (salvo que el operador imponga restricciones en este sentido). La tecnología de geoposicionamiento contempla tanto GPS como GLONASS como Beidou, la red de satélites china. Lo que se echa de menos es la conectividad WiFi 802.11ac, mucho más eficiente y veloz que 802.11a/n

Como accesorios, están en vías de comercialización tanto baterías de carga externas de hasta 6000 mAh (DC-21), como placas de carga por inducción como la DT-903 hasta llegar a un dispositivo para compartir en la pantalla de la televisión los contenidos multimedia en el Lumia. El HD-10 se conecta mediante NFC con el smartphone para configurar los parámetros de transferencia de vídeo mediante HDMI con la pantalla o la televisión del salón

Screen sharing

Conclusión

Con la introducción del Lumia 830, Microsoft completa un repertorio de smartphones que cubren prácticamente todas las gamas de teléfonos, desde los 100 - 200€ hasta los 600€.

El Lumia 830 está en una posición complicada, con mucha competencia en Android y opciones que por poco más o por poco menos pueden ser interesantes. Sin ir más lejos, el reciente Sony Xperia Z3 Compact está posicionado en un rango de precio similar y presenta características atractivas sobre el papel.

En valor absoluto, el Lumia 830 es un terminal bien hecho con una grabación de vídeo FullHD donde el audio y el vídeo son excepcionales en su categoría. La experiencia multimedia a nivel de música es tambén de calidad. A la espera de la nueva aplicación de cámara, las que tiene ahora son muy completas y potentes, pero poco ágiles. Aunque lo mismo se puede decir de otros smartphones con buenas cámaras como los de la gama Xperia Z.

Windows Phone ha mejorado mucho, tanto como sisntema operativo como a nivel de aplicaciones disponibles en la Tienda. Se echa de menos una aplicación de edición de fotos tan ágil como Snapseed, aunque software de tanta calidad como Adobe Photoshop Express ya está disponible en Windows Phone. Eso sí, algunas características como la reducción de ruido o algunos filtros son Premium y hay que comprarlas dentro de la aplicación. 

La pantalla se ve bien, y el terminal transpira robustez. La gama de colores abarca tanto colores llamativos como clásicos, y detalles como la compatibilidad con la carga inalámbrica de serie son de agradecer. La integración con la nube de Microsoft está bien engrasada y mejorando, aunque falta por llegar Cortana en un momento en el que los asistentes de voz empiezan a tomarse muy en serio como un medio de interacción con la tecnología. 

Es un terminal, en suma, atractivo y más que correcto en bastantes apartados. Bien hecho y con un potencial grande a la vista del interés que está poniendo Microsoft en la mejora de Windows Phone y la convergencia con Windows 10.  

Es cierto que el potencial no es una medida rigurosa para calificar un terminal si no se acompaña de hechos o datos, pero la tendencia es la de la mejora de los servicios en la nube, así como la llegada de las apps más potentes a la Tienda de Microsoft. 

Lo mejor

  • Carga inalámbrica integrada
  • Pantalla RGB en vez de Pentile
  • Calidad de las fotos y del vídeo 

Lo peor

  • La interfaz de la cámara puede mejorar en rapidez
  • Sería deseable que todas las apps para fotografía se integrasen en una sola
  • La tienda de apps aún está por detrás de iOS o Android aunque mejora

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

7/10

Cámara

8/10

Batería

7/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

77

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Te recomendamos