Skip to main content

Oukitel U16 Max, análisis y opinión

Oukitel U16 Max, análisis y opinión

Eduardo Álvarez

28/03/2017 - 12:45

Oukitel profundiza en sus características insignia

Lejos queda ya la época en la que el apelativo móvil chino era un estigma. Las marcas de ese país no sólo han desembarcado en Occidente, sino que quieren competir de tú a tú con las grandes. Oukitel es una de ellas, y lo hace con un catálogo de teléfonos asequibles de gama media, más madera para un segmento ya de por sí variado.

El último de los dispositivos con los que quiere ganar tracción en España es el Oukitel U16 Max, nuevo buque insignia de la compañía. Más que un smartphone, es un phablet. Su enorme pantalla es su principal característica, así como la batería de larga duración, la característica más explotada por el fabricante hasta ahora. Sin ir más lejos está el K10000, que también tuvimos la oportunidad de probar hace unos meses.

Para saber si merece la pena o no el Oukitel U16 Max, hemos elaborado su correspondiente reviewEn ella sometemos a análisis las prestaciones y el rendimiento de este móvil chino que, además de entrar en la guerra de especificaciones, es realmente barato: su precio se mueve entre 100 y 150€ dependiendo de dónde lo compres.

Un móvil grande y elegante

Antes de exponer cualquier opinión acerca de su diseño, hay que tener en cuenta sus dimensiones. Es un móvil bastante grande, de 83,3 x 165,5 x 9,15mm y 222g de peso. Esto significa que te costará trabajo sostenerlo cómodamente en la mano incluso si el fabricante ha hecho bien su trabajo. Si no estás acostumbrado puede costarte un poco durante los primeros días, aunque es cuestión de tiempo acostumbrarse.

Dicho esto, añadimos: el diseño es clásico, como el que hemos visto en otros muchos móviles. A lo largo de 2016 y lo que llevamos de 2017, hay tendencias que parecen haberse estandarizado. Por ejemplo, colocar los altavoces en la zona inferior junto con el puerto USB y el jack de auriculares. En este caso, el posicionamiento de los conectores es así, y eso implica cierta incomodidad.

En algún momento, probablemente debido a la configuración de los componentes en el interior de los dispositivos, los fabricantes decidieron llevar el jack de auriculares de 3,5mm al borde inferior. No nos cansaremos de señalar que, a nivel de experiencia de usuario, supone un auténtico incordio para los que acostumbran a oír música y cambiar de canción con frecuencia. Simplemente obliga a girarlo cada vez que lo sacas, y con 222g no es algo tan fácil.

No obstante, se agradece que Oukitel haya estirado un poco el chicle del precio añadiendo acabados en aluminio. Facilitan el agarre de un smartphone tan aparatoso como este, además de lograr que la disipación del calor sea mucho mejor.

Estos son los terminales de menos de 200€ que puedes comprar en Amazon España

Hay otro punto importante que debemos recalcar: los botones Home, menú y Retroceso son físicos y táctiles, no integrados en pantalla, aunque no retroiluminados ni configurables. El de retroceso siempre va a estar en la zona derecha y el de menú a la izquierda. ¿Por qué es importante esto? Prueba a retroceder en un teléfono de seis pulgadas sin sacar la otra mano del bolsillo: misión imposible.

Por su parte el sensor de huella dactilar está en la parte trasera, una posición bastante cómoda, aunque para nuestro gusto demasiado cerca de la cámara. A la hora de desbloquear no se aprecia ningún inconveniente, hasta que vas a hacer una foto y ves una huella de suciedad ocupando toda la lente.

El principal inconveniente es que simplemente hay veces que no tenemos espacio. Los bolsillos, especialmente los de los pantalones que venden en las secciones femeninas de las tiendas de ropa, no dan para mucho. Incluso en pantalones con bolsillos de tamaño normal este móvil sobresale, e incluso cuesta hacerlo entrar en algunas chaquetas más holgadas.

Pantalla HD tamaño phablet

A lo largo del análisis del Oukitel U16 Max hemos subrayado varias veces que su pantalla es grande, de 6 pulgadas de tamaño JDI IPS. No hemos mencionado la resolución, de 1280x720p, es decir, HD. ¿Está bien? ¿Es suficiente? Fabricar un panel de esta dimensión en Full HD tiene un coste que termina pagándolo el comprador. Por menos de 150 euros es imposible encontrar un phablet con pantalla 1080p, así que lo daremos por suficiente.

Dentro de esta resolución, eso sí, no todo es blanco o negro. Hay matices. No todas las pantallas HD se ven igual, como hemos comprobado en otras reviews. Incluso en móviles con pantallas de menor tamaño se ven demasiado los píxeles, algo que no ocurre en este caso.

Punto a favor de Oukitel, y es que no es nada sencillo mantener la nitidez en un panel de 6 pulgadas. La calidad de la imagen es buena, con una calidad del color buena y sobre todo una excelente luminosidad. Esto implica que no hay problemas para ver la pantalla a plena luz del sol, sin reflejos, algo difícil de conseguir con un panel tan grande.

Esto es todo lo que debes tener en cuenta para que no te timen al comprar un móvil

Ayudaría que fuera aún más configurable en algunos aspectos. Por ejemplo, el LED es bastante luminoso pero sólo tiene dos colores: rojo para alertar de batería baja y azul para las notificaciones. Tampoco es posible modificar la temperatura del color para facilitar la lectura o el visionado de contenido multimedia, una de las principales utilidades de cualquier phablet.

Hasta aquí los puntos positivos. Ahora tenemos que hacer un breve comentario sobre un problema, más estético que funcional, que está presente en este móvil chino de pantalla grande igual que en otros: los marcos negros. Son demasiado llamativos incluso para lo que es habitual, logrando que destaquen incluso con la pantalla desactivada.

Por fin libres de bloatware

Desde el momento en el que encendimos el Oukitel U16 Max para la review nos dimos cuenta de cuál es el objetivo del fabricante en cuanto a desarrollo de software: la personalización. Con todas las opciones que ofrece Android 7.0 Nougat, la versión del sistema operativo que equipa este móvil, resulta una interfaz bastante atractiva.

No hay que pasar por alto este detalle. El calendario de actualizaciones de Android es bastante caótico, con marcas que ofrecen actualizaciones durante dos años pero que siempre llegan tarde, otras que venden dispositivos actualizados para luego olvidarse y otras que los sacan al mercado con un firmware ya desfasado. Para asegurarte, lo mejor siempre es comprar un móvil con la última versión del sistema operativo, como el que ahora nos ocupa.

Por defecto vienen preinstaladas un par de funciones útiles, como el modo una mano y el botón flotante. Este último permite acceder a las aplicaciones recientes y otros ajustes con sólo desplazar el dedo por la esquina inferior derecha. Una vez que aprender a usarlo, es un extra curioso y útil.

Como complemento, hay una opción que nos ha parecido aún más interesante: Parallel Spaces. Es una app para poder acceder a otras aplicaciones con dos cuentas distintas desde el mismo teléfono, algo particularmente útil si quieres utilizar dos cuentas de WhatsApp, Instagram o Snapchat en el mismo móvil.

Todos estos añadidos no ralentizan en ningún momento el funcionamiento del teléfono, y es que hay una cosa que aún no hemos mencionado: no viene con apps preinstaladas. Ni juegos ni nada, cero bloatware. Por no traer no trae ni las aplicaciones de Google.

Este es el Oukitel K10000, con 10000 mAh de batería: te contamos qué nos parece

Es una alegría poder configurarlo sin que funcione lento desde el principio, algo que hemos experimentado en una larga nómina de smartphones de otras marcas. En este sentido, bien por el fabricante de móviles chinos, que sin embargo patina en algo común entre sus compatriotas: la interfaz no está 100% traducida. Eso sí, al menos no muestra mensajes en chino: sólo en inglés.

Debido a las especificaciones de este smartphone y un software limpio, el rendimiento, la estabilidad y la fluidez son bastante buenas. Hemos sufrido muy pocos errores durante el tiempo que nos ha tomado el análisis del Oukitel U16 Max. Alguno ha habido, especialmente con el Launcher, pero poco frecuentes.

Difícil obtener mejor rendimiento por menos dinero

La idea de Oukitel a la hora de sacar al mercado su nuevo buque insignia es hacerlo Premium pero con un precio contenido. Y eso hoy en día significa dar prestaciones de gama media, precisamente lo que han conseguido. Por eso entre sus especificaciones encontramos 3GB de memoria RAM y un procesador Mediatek MT6753. Este SoC es muy común entre móviles que están entre los 100 y los 200€ de precio.

Ambos componentes garantizan potencia suficiente como para ejecutar cualquier aplicación, y nosotros mismos hemos podido comprobarlo durante la prueba del Oukitel U16 Max. Cierto es que, como se comprueba en los benchmarks, hay otras opciones más potentes, aunque hay que tener en cuenta las necesidades del público al que se dirige.

En multitarea, cambiando de una aplicación a otra, el rendimiento es excelente sin que se caliente en exceso, algo particularmente destacable. No hay lag ni ralentización, algo cada vez más frecuente en la gama de entrada, por suerte para todos los que quieren un dispositivo funcional sin tener que rascarse demasiado el bolsillo.

A la hora de jugar, no tienes tampoco que preocuparte. Incluso juegos gráficamente exigentes del tipo Asphalt Xtreme funcionan bien con gráficos en calidad intermedia. Si hay que ponerle una pega es el sensor de huellas, localizado en la parte trasera. Responde bien, pero a veces no termina de detectar la huella a la primera y es necesario intentarlo un par de veces. 

El almacenamiento interno es de 32GB, más que suficientes para la mayor parte de los usuarios. Si quieres, puedes ampliarlo otros 32GB con una MicroSD. Es relativamente poco común que la capacidad máxima sea de 64GB, y es que las marcas -incluso en este segmento económico- suelen permitir al menos 128GB.

Cámara básica para salir del paso

Cada smartphone tiene que focalizar en una serie de prestaciones con las que llamar la atención, sobre todo si su precio es asequible. En este caso, son la batería y la pantalla. La consecuencia de centrarse en estas dos es que la cámara de fotos no es la principal seña de identidad de este Oukitel U16 Max

Para realizar fotos esporádicas el smartphone se defiende, pero es verdad que la calidad general en líneas generales se queda lejos del sobresaliente.  El enfoque es bueno y rápido, y la calidad de los colores también.

Sin embargo, si amplias una de las imágenes capturadas con la cámara, se ve que los 12 megapíxeles -con un solo flash- de resolución de su cámara trasera no dan para mucho. Se ven ligeramente borrosas a poco que haces zoom.

Otro punto en el que se ven las limitaciones es en la carencia de modos y extras. Al margen del modo belleza y panorámico, no hay mucho más. Es un dispositivo para sacar fotos básicas sin exigir mucho, ni siquiera artificios con el modo selfie, aunque pese a ser una cámara básica se puede criticar la tendencia a tomar fotos sobreexpuestas.

La grabación de vídeo es en Full HD, un formato sin el que ya no se entienden ni siquiera los dispositivos más básicos.

Batería para dos dias

A la hora de formarnos una opinión sobre el Oukitel U16 Max, su batería nos ha dejado un cierto sabor agridulce. La capacidad es de 4.000 mAh, hasta un 100% más de lo que suele tener la inmensa mayoría de los dispositivos. Ya hemos mencionado que esta marca se vanagloria de ofrecer una autonomía bastante prolongada en todas sus líneas de producto.

Esto hace que la autonomía se vaya a más de un día e incluso dos de forma holgada, sin problema de tipo alguno. Así lo hemos comprobado a lo largo del análisis, utilizándolo con el brillo al máximo, aplicaciones para reproducir música en streaming y un uso bastante intensivo. La eficiencia en la gestión de los recursos merece muy buena nota.

Sin embargo, la carga flaquea. De acuerdo, son 4.000 mAh, y nos guste o no, cargar esos miliamperios toma su tiempo. El pero es que no tiene carga rápida propiamente dicha y, de hecho, tarda más de tres horas en recargar la batería al 100%.

Como contrapartida, algo positivo: si sólo dispones de media hora y consigues cargar hasta el 30%, esa cantidad debería ser más que suficiente para aguantar prácticamente todo el día. Recalcamos el debería, y es que nos hemos encontrado con otro problema muy habitual en móviles de esta gama: cuando bajes del 10%, se acabó. Es una lotería y puede se apague de repente.

4G inestable, un auténtico problema

Durante la review del Oukitel U16 Max hemos encontrado varios problemas importantes en cuanto a conectividad. Cierto es que se trata de un 4G económico, y eso no se lo quita nadie. Sin embargo, si vienes de un dispositivo con 4G LTE de verdadera calidad, notarás el retroceso con casi total seguridad.

En velocidad de descarga la diferencia no es notable. En lo que patina y mucho este smartphone es en calidad y estabilidad de la conexión. En algunas ocasiones el 4G desaparece por completo o parcialmente dentro de los edificios. No siempre, pero ocurre más de lo deseable e incluso soportable. Si estás enganchado a tu móvil o lo necesitas mientras estás en algún lugar cerrado, es un problema de difícil solución.

Estos son todos los smartphones con WiFi AC de Amazon España

Por lo demás, tiene Bluetooth 4.0 y WiFi a/b/g/n pero no infrarrojos, aunque es una especificación que cada vez se echa menos en falta y que va siendo sustituida por otra: la SIM Dual. En este caso hablamos de una Micro SIM y una nano SIM 4G, aunque si quieres insertar una tarjeta MicroSD, tendrás que renunciar a la primera de ellas.

Otro aspecto a comentar en este apartado es el sonido. No es especialmente bueno, sobre todo en modo altavoz. Lo que sí se puede decir que es suena fuerte, muy fuerte. Con él oirás las notificaciones incluso desde la otra punta de la casa.

Una buena compra en su segmento

Para usuarios poco exigentes, no tiene demasiado sentido comprar un teléfono de gama alta. Por suerte para todos ellos, los que se mueven por debajo de los 300€, e incluso de los 200, son cada vez mejores. Móviles como este Oukitel U16 Max ya ofrecen un rendimiento bastante bueno, como hemos contrastado en esta review.

A la hora de elegir, las opciones ganan o pierden peso a gusto del consumidor. Hemos destacado los puntos fuertes de este terminal: gran batería y pantalla de 6" HD. También sus puntos negativos, aunque si los colocamos todos en una balanza, tenemos que decir que se trata de una buena compra.

No obstante, se echan en falta algunas características que no le vendrían mal. Un ejemplo es la pantalla Full HD y el estándar WiFi AC, aunque también tenemos que recalcar nuestra opinión: por este precio, se pueden desear pero no exigir. Al igual que estos dispositivos económicos han mejorado en fluidez y estabilidad, es cuestión de tiempo que comiencen a incorporar prestaciones premium.

Lo mejor

  • Duración de la batería
  • Sin aplicaciones preinstaladas
  • Pantalla muy luminosa
  • Android 7.0 Nougat

Lo peor

  • No cabe en ciertos bolsillos
  • Conectividad inestable
  • Marco negro en torno a la pantalla

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

7/10

Hardware

7/10

Software

8/10

Cámara

6/10

Batería

9/10

Conectividad

7/10

Nota técnica

73

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

He jugado partidas hasta 2050 en el Football Manager y ganado cinco Champions consecutivas con el Betis. Entrenador de Charmander.

Te recomendamos