Parrot Bebop: precio, características y comparación en vídeo

Parrot bebop drone

Lo mejor

  • Helices triaspas: más estabilidad
  • Cámara muy mejorada y más estables
  • Maniobrabilidad

Lo peor

  • La reacción al desconectarse del WiFi
  • La vibración al girar el dron
  • El precio

Nota de análisis

89
Amazondesde 520,61VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Parrot
Modelo:
Bebop
Precio de lanzamiento:
€ 899.00
Videoanálisis

 

El Parrot Bebop, a fondo

Hemos visto muchos drones pequeños y grandes a la espera de conocer al Parrot Bebop (largamente anunciado). Vimos el Jumping Sumo como ejemplo de dron terrestre, el Rolling Spider y el AR. Drone 2.0 como voladores, y ahora por fin, tenemos en nuestras manos el Parrot Bebop, Un dron volador estable, con cámara de ojo de pez de 13 megapíxeles y cobertores no cerrados de corcho comprimido para proteger las cuatro hélices triaspas. 

Parrot bebop

Durante un par de semanas hemos podido probar el Parrot Bebop con intensidad, probablemente en condiciones contraindicadas para un tipo de dispositivo como este. A pesar de ello, ha respondido tremendamente bien, mucho mejor de lo que cabía esperar.

Las mejoras que se notan

Para empezar, el tema de la estabilidad. Como véis en el vídeo, comparamos el Parrot Bebop con el AR 2.0, su versión anterior. Además de las dimensiones (el nuevo es mucho más pequeño) se ha mejorado especialmente el recubrimiento de corcho. Tened en cuenta que el protector del AR Drone, además de ser mucho menos denso, permitía que al dron se lo llevase el viento, y lo hacía mucho más pesado. 

Parrot bebop comparación

Así que después de quitarle peso y resistencia, la gente de Parrot decidió añadir estabilidad con una hélice con tres aspas en lugar de las dos habituals. Los motores también han mejorado mucho: meter la mano en un rotor antes era un incidente, y ahora puede ser un auténtico problema. 

Análisis del mini-dron volador de Parrot: el Rolling Spider

Sin embargo, una de las mejoras más significativas es la cámara. Uno de los problemas que teníamos a la hora de manejar el AR Drone 2.0 era lo escaso del ángulo de visión. Ese problema ha quedado del todo corregido en el Parrot Bebop gracias al objetivo de 13 megapíxeles con un amplio ángulo de visión. 

Además, está el tema del GPS. Antes el módulo de localización se había incluido de forma externa mediante un USB con memoria. En este caso se ha introducido dentro del cuerpo del dron, con lo que no roba ningún espacio para grabación. 

Cámara: un antes y un después

El cambio desde un dispositivo al otro es increíble. Es la primera vez que podemos controlar un smartphone fijándonos sólo en la pantalla, sin necesidad de mirar el smartphone. Además, dado que podemos manejar hacia donde mira el dron desde el smarphone, realmente no hay punto de comparación entre el Parrot Bebop y el AR Drone 2.0.

El Jumping Sumo, el mejor dron con cámara de Parrot hasta ahora

Además está todo el tema de la estabilización: al girar, el dron se inclina hacia los lados. Ese problema es que también se inclinaba la cámara... hasta ahora. En el Parrot Bebop, el dron compensa los giros en la cámara, estabilizando la imagen respecto a un plano horizontal. 

parrot bebop

Así que planos más estáticos, más definidos pero... con un leve problema: la vibración. Al moverse (especialmente en los giros) el dron tiembla ligeramente, y la cámara no consigue compensarlo. A pesar de todo, se trata de un problema muy leve, apenas perceptible y que podría darse sólo en el aparato que nosotros hemos probado. 

El mando: un lujo necesario

Ya lo sabemos: la versión del Parrot Bebop con mando es cara. 899 euros por un dron de consumo es más de lo que la mayoría están dispuestos a pagar. A pesar de eso, nos consta que el manejo mejora increíblemente cuando se añade el mando radiofrecuencia. No es sólo un aparatito para hacer mán sofisticado el vuelo: es un complemento casi imprescindible para disfrutar la experiencia completa que nos ofrece Parrot Bebop.

El mando nos permitirá manejar el dron con radiofrecuencia desde casi dos kilómetros de distancia. Esto implica que, sin el control remoto, sólo podréis manejar el dron desde la distincia de la cobertura del WiFi que genera el propio Parrot Bebop. Además, confiábamos en que Parrot hubiese corregido uno de los fallos garrafales de los drones que habían fabricado hasta ahora... y no ha sido el caso. 

Parrot bebop mando

Y es que al manejar el Parrot Bebop por WiFi, siempre habrá un momento en el que perdamos la conexión. Ahora bien ¿Qué debería hacer el dron cuando detecta que ha perdido la señal del mando? Quizá quedarse quieto en el aire. Quizá hacer un aterrizaje de emergencia. Quizá cualquier cosa menos lo que hace: mantener la dirección y la velocidad que tenía cuando perdió la conexión. 

¿Qué se consigue con esto? Pues drones perdidos. Accidentes. Choques. Carreras frenéticas dando saltos persiguiendo al prófugo volador. Algo completamente evitable. 

Conclusión: Bueno, bonito... y punto

No os sorprendemos si os decimos que el precio es muy elevado. Es cierto que en comparación con el AR, no está demasiado mal. El Parrot Bebop en su versión simple cuesta 499 euros mientras que la versión anterior costaba 350 euros, pero venía con una única batería, un único juego de hélices y se trataba de un producto de calidad muy inferior. Se puede considerar que la versión simple tiene un precio razonable, pero en cuanto nos vamos a la versión con mando...

Aquí es donde la cosa se descontrola. 899 euros son muchos euros, sobre todo teniendo en cuenta que se están pagando 400 euros de más por el mando y una batería extra, necesaria para el control remoto. Quizá la versión completa baje de precio, pero de momento resulta bastante inaccesible. 

Ahora vuestra opinión. ¿Os haríais con un drone? ¿Cuánto pagaríais por él? ¿Para qué lo usaríais? Podéis responder a nuestras preguntas y dejar vuestras propias dudas aquí abajo en los comentarios.