Samsung Galaxy K Zoom: análisis y prueba de cámara

samsung galaxy k zoom analisis

Lo mejor

  • Zoom óptico 10x
  • Estabilizador de imagen
  • Grabación de vídeo

Lo peor

  • Peso y dimensiones
  • Autonomía
  • Precio
 Galaxy K Zoom

Galaxy K Zoom Samsung

Nota de análisis

80
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.2
    Tamaño 4.8 pulgadas
    Resolución 1280 x 720
    Cámaras 20.7/2.0 mpx
    Capacidad 2430 mAh
    Memoria Interna 8 GB
La duda de siempre

¿Qué es el Samsung Galaxy K Zoom? ¿Una cámara? ¿Un smartphone? ¿Un avión, Superman? Teníamos la misma duda cuando analizamos el antecesor de este terminal, el Samsung Galaxy S4 Zoom, y veremos a ver si al final de este análisis conseguimos resolver la pregunta. Porque no es fácil.

Sí lo era con el S4 Zoom, que fue un buen intento de Samsung por acostumbrar al público a este tipo de híbridos entre smartphone y cámara compacta. Sin embargo, su diseño estaba bastante lejos de convertirle en un terminal atractivo y fácil de manejar en el día a día, al menos como teléfono móvil.

review samsung galaxy k zoom

Como podréis entender, la alegría ha sido importante al comprobar que la marca coreana se ha esforzado en cambiar el diseño de este Galaxy K Zoom, que es bastante más fácil de usar e infinitamente más cómodo de llevar en el bolsillo que el anterior modelo.

Aunque la calidad que se obtiene con la cámara (en foto, pero sobre todo en vídeo) está fuera de toda duda, la estrella aquí es el zoom óptico, que se lleva todo el protagonismo del terminal al ser el elemento diferenciador frente a cualquier otro teléfono inteligente.

En este análisis del Samsung Galaxy K Zoom vamos a ir con calma, analizando primero su diseño y su cámara y después su funcionamiento como smartphone estándar. Entenderéis que vayamos a tomarnos alguna licencia en el camino, ya que en realidad estamos analizando dos dispositivos que, hasta hace poco, debían ir siempre separados.

Estas son nuestras conclusiones después de dos semanas de uso.

Diseño renovado

Más smartphone y menos cámara compacta. Así es el diseño del nuevo Galaxy K Zoom, donde desaparece uno de los elementos más criticados del S4 Zoom: el 'handle' de agarre -por llamarlo de alguna manera- que además servía como espacio donde colocar la batería del dispositivo. 

No nos equivoquemos, también tenía sus partidarios, pero si somos sinceros, su tamaño y el hecho de que incomodaba bastante su transporte en el bolsillo del pantalón fue un lastre bastante importante para el S4 Zoom.

galaxy k zoom y s4 zoom

Arriba, el anterior Samsung Galaxy S4 Zoom. Abajo, el nuevo Galaxy K Zoom.

Este nuevo K Zoom, además de ser más ligero y delgado, cambia el tacto 'plasticoso' del anterior modelo por una textura similar a la que ya hemos visto en el Samsung Galaxy S5. Sigue siendo plástico, pero no es lo mismo, ni de lejos.

La sensación al usarlo es mucho más agradable y, lo que es más importante, resbala muchísimo menos, lo cual es esencial en un terminal de estas características, donde vamos a pasar mucho tiempo sujetando el smartphone a modo de cámara compacta.

galaxy kzoom

Si entramos en detalles, hay que decir que este Galaxy K Zoom es, también en diseño, diferente según por dónde lo mires. De frente, recuerda a cualquier otro smartphone Samsung, y si has sido usuario de cualquiera de los terminales que la marca coreana ha lanzado al mercado en los últimos años, te resultará extremadamente familiar.

Destaca la gran pantalla Super AMOLED (si lo comparamos con cualquier cámara compacta) de 4.8 pulgadas. Eso sí, subiría un gran escalón en la nota final de este análisis si tuviera resolución Full HD. Desgraciadamente, se queda en 720p, aunque como visor de cámara sigue siendo fantástico. A la hora de ver las fotos que has sacado, sin embargo, se agradecería muchísimo una mayor resolución.

El botón Home se sitúa en la parte inferior, flanqueado por el botón de menú y el de vuelta atrás, que desaparecen cuando el teléfono está bloqueado y se retroiluminan cuando lo estás usando. En la parte superior se sitúa la cámara frontal y el altavoz para las llamadas.

samsung galaxy k zoom computerhoy

Eso sí, por detrás, el Samsung Galaxy K Zoom parece completamente una cámara compacta, con su objetivo, el altavoz musical y ese acabado similar al Galaxy S5 del que hablábamos antes.

galaxy k zoom review

A los lados se sitúan los botones de volumen, encendido y disparo de cámara -este último, novedad frente a la mayoría de smartphones, como no podía ser de otra manera en este tipo de gadget-. En el lado contrario tienes la ranura para tarjetas microSD por si quieres ampliar memoria. La tarjeta microSIM está dentro del terminal, junto a la batería, que en este caso es extraíble. Algo que te vendrá bien, veremos después el porqué.

En su parte más ancha mide 20mm. No estamos ante el smartphone más delgado. Tampoco ante el más ligero, pues pesa 200 gramos. Para que os hagáis una idea, es 55g más pesado que el Galaxy S5, que además tenía un grosor máximo de 8.1mm. Pero es que esto no es sólo un smartphone, y si lo que quieres es simplemente un móvil, no es el gadget que necesitas.

La cámara y el zoom digital

La cámara de este Samsung Galaxy K Zoom es de lo mejor que hemos visto en un smartphone -aún no hemos determinado qué es el K Zoom- junto con el modelo estrella de Nokia, el 1020. Destaca, por encima de todo, su zoom óptico 10x y su gran -el mejor que un servidor ha probado- estabilizador de imagen.

Empecemos por lo más básico: en el K Zoom ha desaparecido un detalle que sí nos gustaba de su antecesor: la facilidad para hacer zoom directamente desde el objetivo, como si de una DSLR se tratara. Ahora sólo podemos hacerlo con los botones de volumen o directamente en pantalla, y tarda más de 3 segundos en alcanzar su nivel máximo (20x).

samsung galaxy k zoom

Se ha hecho así para, entendemos, conseguir reducir al máximo el grosor del terminal. Así que una por otra, que la verdad, hacía falta. De nuevo, no es algo que deba preocuparnos demasiado, ya que el terminal no está pensado para fotografías rápidas sino para aquellas en las que pensamos enfoque, condiciones de luz y efecto que queremos conseguir. Para echar una foto rápida hay mejores terminales, smartphones todos. Este K Zoom tarda más en procesar imágenes, por ejemplo, que su hermano de gama alta, el S5.

El Samsung Galaxy K Zoom monta una óptica 4.4-44mm 1:3.1-6.3 24mm, lo que viene a ser como tener un teleobjetivo pegado a nuestro smartphone. El sensor es un BSI CMOS de 20.7 megapíxeles. No el de más resolución que hemos visto (ahí todavía lleva ventaja Nokia) pero es más que suficiente para nuestro propósito, a no ser que necesitemos obtener una imagen para imprimir una tela que cubra todo el Santiago Bernabeu, claro.

Otro detalle interesante, y más propio de una cámara compacta, es el flash Xenon. Pero Xenon de verdad, no el que nos venden determinados dispositivos y fabricantes. Cualquier aficionado a la fotografía conocerá la diferencia en calidad entre este tipo de flash y el LED que montan la mayoría de smartphones.

zoom xenon galaxy k zoom

1) Foto sin Flash - 2) Foto con Flash Xenon

Hablemos también del estabilizador de imagen que mencionamos con anterioridad. Cuando digo que es el mejor que he probado, me refiero a smartphones, claro está. Se nota especialmente cuando hacemos uso del zoom óptico. Aunque lo pongamos al máximo, o seas de los de 'mano temblorosa', el Samsung Galaxy K Zoom se encarga de que la foto no salga 'movida'.

También se nota muchísimo a la hora de grabar vídeo, lo cual es de agradecer. En este punto, eso sí, hay que aclarar que el K Zoom no graba vídeo en 2K o 4K, ni a cámara lenta, como si lo hacen ya otros smartphones. Su resolución máxima de grabación es Full HD, pero se consiguen unos vídeos nítidos y coloridos, con una gran estabilización sin necesidad de utilizar ningún tipo de trípode. Y a 60 fps, lo cual es magnífico.

boton disparo galaxy k zoom

Contamos, como no podía ser de otra manera, con un botón dedicado al disparo, esencial en este tipo de dispositivos.

La estrella de este terminal, eso sí, es su zoom óptico 10x. Nunca está de más recordar por qué el zoom óptico es importante: la diferencia con el zoom digital con el que cuentan todos los smartphones es que en este último lo que hacemos al ampliar la imagen es en realidad recortarla, por lo que progresivamente vamos perdiendo calidad y megapíxeles. Esto no sucede con el zoom óptico, en el que la propia lente se encarga de esa tarea.

Aquí tenéis algunas imágenes que, evidentemente, no sirven para hacerse una idea de la calidad final -las hemos convertido a GIFs y en el proceso se pierde gran parte de la información de imagen- pero sí para que veáis qué alcance real tiene el zoom óptico y digital de este terminal y hasta dónde 'podéis llegar' con él.

galaxy k zoom óptico

Imagen sin zoom, con 10x de zoom óptico y 15x (10x óptico + 5x digital).

samsung galaxy k zoom

Imagen sin zoom y con zoom óptico 10x.

k zoom digital y óptico

Imagen sin zoom y con zoom óptico 10x.

En cuanto a los modos de cámara, si estás familiarizado con alguno de los últimos modelos de smartphone de Samsung, te sonarán casi todos. Recalcaremos algunos de los más interesantes.

Aunque no es un modo en sí, empezaremos por mencionar la posibilidad que brinda el Galaxy K Zoom de separar el enfoque de la exposición. Esto es, podemos enfocar a un lugar de la pantalla y deslizar con el dedo una de las esquinas del 'cuadradito' de enfoque para seleccionar otro lugar de la imagen, que servirá a la cámara para adaptar la exposición. De esta forma podemos enfocar a objetos oscuros e intentar equilibrar la exposición señalando después otra parte más iluminada de la escena.

enfoque selectivo y exposición galaxy k zoom

Quizá el modo más llamativo sea el de Pro Suggest, que sirve como guía y sugiere otros modos 'al vuelo', según la imagen que estemos intentando sacar. Cuenta también con modos programados, beauty face, parorámico, HDR, noche, interiores, ráfaga o disparo continuo y muchos más.

modos de cámara samsung galaxy k zoom

De hecho, puedes añadir accesos directos a tus modos de cámara preferidos, lo cual es de gran ayuda para disminuir el número de interacciones con la interfaz antes de conseguir la foto que deseas.

modos de cámara samsung galaxy k zoom

El modo Noche, en particular, sorprende sobremanera. Aunque el modo automático no logra mantener la calidad en las escenas con poca iluminación, el modo noche hace un gran trabajo en este sentido y, junto con la óptica del K Zoom, facilita la consecución de fotografías más que aceptables.

modo noche k zoom

Tampoco funciona nada mal el modo macro. El Samsung Galaxy K Zoom saca fotos fantásticas de pequeños detalles.

galaxy k zoom modo macro

Lo que nos ha decepcionado un poco son las pocas opciones de configuración de las que disponemos en el modo manual. En concreto, y aunque puedes variar la velocidad de obturación a tu gusto, en el caso de la apertura sólo podemos elegir entre dos opciones predeterminadas. Para los fotógrafos más exigentes no será suficiente.

modo manual galaxy k zoom

A continuación os dejamos una galería para que podáis imágenes tomadas durante nuestro análisis del Samsung Galaxy K Zoom a un tamaño mayor y mejor calidad.

 

 

 

Como smartphone: hardware, software, rendimiento y batería

Vamos a hablar ahora de este Samsung Galaxy K Zoom como smartphone. A nivel de hardware, cuenta un Samsung Exynos 5260, que en realidad son dos procesadores, un quadcore a 1.3 GHz y un dualcore a 1.7 GHz. En total, 6 núcleos, aunque nunca se usan al mismo tiempo. El dualcore está ahí para cuando el terminal no requiere demasiada potencia y ahorrar así algo de batería.

Como ya hemos dicho, la pantalla de 4.8 pulgadas es una super AMOLED con resolución 1080x720 y 16 millones de colores. Cuenta con 2 GB de RAM y 8 GB de memoria interna, ampliable hasta 64 GB más mediante tarjeta microSD.

Pese a que conocemos otros smartphones con mejor hardware, la verdad es que el rendimiento del Galaxy K Zoom es muy bueno. Todo se mueve muy fluido y no tiene ningún problema en correr los juegos más potentes sin ningún tipo de lag.

antutu galaxy k zoom

Estos son los resultados del Samsung Galaxy K Zoom en Antutu X. Como podéis ver, el rendimiento está por encima de smartphones bandera del pasado año como el Galaxy S4 de Samsung, el HTC One o el LG G2, pero sin llegar a los máximos que marcan las estrellas de este 2014. Aún así, no está nada mal. De hecho, se queda muy cerquita del afamado Xiaomi MI3.

La batería presenta un problema fundamental, y es que no te durará mucho si abusas de la cámara. En concreto, no podrás aguantar el día entero con batería si te dedicas a echar fotos y grabar vídeo continuamente. Sus 2.430 mAh serían suficientes para un smartphone de similares características, pero sin este tipo de cámara.

samsung galaxy k zoom

Eso sí, lo normal es que no eches una foto cada 10 minutos, por lo que tampoco debería suponer un enorme problema. En cualquier caso, existen dos soluciones si vas a necesitar un día intensivo de fotografía. 

La primera, activar el modo avión. Con él, la batería te durará el día entero sin problemas incluso con un uso intensivo de la cámara. La segunda, activar el modo ahorro de energía, con el que conseguirás un resultado similar.

A nivel de software, poco que contar que no te hayamos descrito ya en anteriores análisis de los últimos modelos de Samsung. Sin ir más lejos, en la review del Galaxy S5 hablamos a fondo del rediseño que había sufrido TouchWiz, la capa de personalización de Samsung que acompaña a Android KitKat 4.4.2.

Este Galaxy K Zoom cuenta con muchas de las aplicaciones que podemos ver en su hermano de alta gama, aunque no tiene S Health o Download Booster y el modo de ahorro de energía no se comporta de igual manera que el del S5.

Un detalle importante y que se agradece en este tipo de dispositivos es la posibilidad de desbloquear el terminal para que inicie directamente la cámara. Por desgracia, no hemos conseguido desbloquear el K Zoom pulsando directamente en el botón de disparo.

galaxy k zoom analisis

Sí funciona cuando vemos la pantalla de desbloqueo, pero no si la pantalla está apagada, lo que nos obliga a hacer al menos dos pulsaciones para acceder a la cámara. Eso sí, cuenta con un acceso directo muy útil desde la propia pantalla de bloqueo.

Conclusión

samsung galaxy k zoom

Estamos ante un dispositivo muy equilibrado. Como smartphone, el rendimiento es excelente, por encima de móviles que nos encandilaron hace tan solo un año. Como cámara, su zoom óptico 10x y su estabilizador de imágen no tienen rival en el mundo de la telefonía móvil.

Ahora, ten en cuenta que la gran baza de este Samsung Galaxy K Zoom es que en realidad tienes dos dispositivos en uno, y contra esa ventaja tenemos varios inconvenientes: el peso y las dimensiones entre las más destacadas.

¿Recomendación? Si estás buscando un híbrido de este tipo, no hay nada mejor en el mercado. Si simplemente quieres una cámara compacta, las hay mejores y más baratas. Y si sólo quieres un buen smartphone que saque buenas fotos, quizá te interese gastar un poco más y hacerte con alguno de los alta gama actuales, sin ir más lejos el Galaxy S5, que ya de por sí tiene poco que envidiar a este K Zoom en cuanto a fotografía se refiere.

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware88/10
  • Software88/10
  • Cámara1010/10
  • Batería55/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio77/10