Samsung Galaxy TabPro S, análisis y opinión

Lo mejor

  • Pantalla
  • Rendimiento
  • Diseño compacto

Lo peor

  • Faltan conexiones
  • Autonomía justa
  • Tacto del teclado
Galaxy TabPro S

Galaxy TabPro S Samsung

Nota de análisis

83
  • Especificaciones

    Sistema operativo Windows 10
    Tamaño 12.0 pulgadas
    Resolución 2160x1440
    Cámaras 5.0/5.0 mpx
    Capacidad 5200 mAh
    Memoria Interna 128 GB
Una tablet que puede hacer de portátil

Las tablets parecen haberse dado cuenta que están perdiendo la batalla con respecto a los smartphones en cuanto a ser un dispositivo de consumo puro, con un público que ansía por ver contenidos multimedia y redes sociales.

En su lugar, parecen haberle declarado la guerra a los portátiles, con unas soluciones que permiten una movilidad extrema, con unas dimensiones y peso muy reducidos. Además, a esto se une la flexibilidad de funcionar en modo tablet, o si se quiere, junto a un teclado poder funcionar y trabajar como si estuviéramos con un portátil.

Galaxy Tabpro S separado del docking

La primera en lanzar la piedra fue Microsoft con la Surface, una tablet que era más bien un portátil sin teclado integrado, aunque con la posibilidad de acoplarle uno. Este concepto parece que se está arraigando cada vez más, y las grandes marcas en movilidad empiezan a hacer sus movimientos, con nuevos modelos como el iPad Pro. Lo que vamos a ver aquí es el análisis del Samsung TabPro S, la última novedad de este segmento de tablets profesionales de más de 10".

Este dispositivo cuenta con un procesador Intel Core M, junto a 4 GB de memoria RAM, contando con diferentes versiones en función del almacenamiento, con 128 GB y 256 GB, o del sistema operativo, a elegir entre Windows 10 (de serie) o Windows 10 Pro (100 euros adicionales). También se puede optar por incluir conectividad 4G.

Análisis en vídeo del Samsung Galaxy TabPro S

Diseño compacto y delgado incluso con el teclado

Lejos quedo la época en la que conseguir buenas prestaciones implicaba tener un gran volumen, y esta tablet nos muestra un diseño muy afilado, con un grosor de tan solo 6,3 milímetros.

No obstante, no es una tablet de reducidas dimensiones, ya que el tener una pantalla de 12”, de la que hablaremos más adelante, implica tener unas dimensiones de 290,3 por 198,8 milímetros, siendo ligeramente menor que las dimensiones de un papel din A4, lo que ya habla de las intenciones como herramienta portátil de trabajo.

Galería de fotosGalería de imágenes del Samsung Galaxy Tabpro Sver las 15 fotos

Si hablamos del diseño del Galaxy Tabpro S, esta está realizada con un chasis metálico muy bien acabado, al nivel de los mejores, donde se siente sólido en la mano, además de ser extremadamente ligero para su tamaño, con un peso de tan sólo 693 gramos.

Claro está, aquí hablamos solo de la tablet en sí misma, ya que cuando añadimos el teclado el peso aumenta hasta los 1079 gramos, estando en una muy buena posición frente a los ultrabooks más modernos. Lógicamente el volumen también se incrementa, aunque de una forma muy ligera, además conseguimos una protección adicional.

Teclado del Galaxy Tabpro S

Y si hablamos del teclado, este cuenta con unas teclas que tienen un tamaño sucifiente para poder teclear con una precisión adecuada, pero su falta de recorrido al pulsar la tecla no lo hace el teclado más recomndable para los que quieran escribir un libro con él.

La disposición del conector para el docking provoca que tengamos un touchpad algo pequeño, aunque en nuestra prueba del Samsung Galaxy TabPro S no hemos tenido grandes problemas manejándonos con él, tan solo haciendo scroll, donde se muestra limitado.

Touchpad del Samsung Galaxy Tabpro S

Con la tablet en mano, vemos que está claramente orientado a manejarlo en horizontal, ya que es así como se nos presenta junto al docking, y de esta manera tenemos los dos altavoces estéreo situados en los laterales, mientras que los botones de encendido y control de volumen se encuentran en la parte superior.

Botones del Samsung Galaxy Tabpro S

Contamos con una doble cámara de 5 megapíxeles en el frontal y en la parte trasera, está última con autofocus. Si bien no está de más, la verdad es que poca utilidad le vamos a encontrar a la cámara trasera, ya que una tablet de 12” está lejos de ser lo ideal para realizar capturas.

Por ello no vamos a destacar nada más de un elemento que solo encontrará utilidad real con la cámara frontal en videoconferencias, mientras que el uso de la cámara trasera no será más que anecdótico.

Cámara principal del Galaxy Tabpro S

Conectividad enfocada a lo inalámbrico

Como ya hemos dicho antes, esta tablet viene con un teclado incorporado que se conecta mediante un docking magnético situado en la parte inferior. La conexión de este puerto es muy sencilla, ya que encaja a la perfección en su lugar, y la conexión es precisa. También tenemos el jack de audio y una conexión USB tipo C que utiliza el protocolo 3.1, con una velocidad de transferencia de 10 Gbps.

Conexiones Galaxy Tabpro S

Y ya está. Aquí acaba la lista de conexiones que tenemos disponibles. Esto es uno de los mayores problemas de la Galaxy Tabpro S para su uso profesional. Si queremos conectar un disco duro externo, o un ratón, o cualquier otro dispositivo que utilice una conexión USB estándar no podremos hacerlo.

Bueno, sí podremos, pero tendremos que esperar a que presenten algún adaptador de la marca, o recurrir a otros modelos compatibles. Es cierto que el iPad Pro de 12,9” tampoco incluye ningún accesorio de serie para ampliar las conexiones, aunque aquí hablamos de un tablet profesional con Windows 10, por lo que este tipo de conectividad se hace más necesaria.

Análisis a fondo del iPad Pro de 9.7 pulgadas

Donde sí que no hay quejas es en el apartado de conectividad inalámbrica, donde tenemos las últimas tecnologías como son el WiFi con tecnología ac y MIMO. Además tenemos NFC y Bluetooth 4.1, con la posibilidad de tener conectividad 4G con hasta 300 Mbps de bajada, completando este apartado con nota.

Además, gracias a la aplicación Samsung Flow, si disponemos de un teléfono Samsung (son compatibles el Galaxy S6 y S7 en todas sus variantes, Note 5 y A5) podremos utilizarlo para compartir la conexión a internet, sincronizar las notificaciones de tu smartphone en la tablet, o protegerla mediante huella dactilar.

Desafortunadamente el desbloqueo mediante huella no funciona cuando la aplicación del móvil está en segundo plano: para desbloquear el portátil debemos ejecutar la aplicación cada vez que lo hagamos, haciendo el proceso demasiado largo.

GPS en Samsung Galaxy Tabpro S

También tenemos un sensor GPS y GLONASS con el que consigue una buena precisión en la ubicación. Hay que tener en cuenta que no estamos hablando de un smartphone, aquí la utilidad del GPS es relativa, pero a pesar de ello es algo que siempre es de agradecer.

Pantalla con gran brillo y contraste

Desde el principio Samsung ha apostado por incluir paneles con tecnología super AMOLED en lugar de los más extendidos paneles IPS (aunque la tendencia está cambiando), buscando una diferenciación que ha demostrado ser acertada.

Comparación pantalla Galaxy Tabpro SAquí se aprecia la diferencia de contraste entre el Galaxy tabpro S y un monitor IPS de Asus

Aquí tenemos una pantalla de 12 pulgadas que cuenta con una resolución de 2160 por 1440, obteniendo una densidad de 216 ppp, bastante elevada para una pantalla tan grande como es esta. Algo que llama la atención es el exclusivo formato de imagen 3:2, menos panorámico de lo común en tablets y dispositivos móviles en general, y que indica su orientación hacia la productividad.

angulos de visión del Galaxy Tabpro S

Si hablamos de la propia calidad de la pantalla está al nivel de las mejores pantallas de Samsung. Los colores son vivos y el brillo de la pantalla es bueno. El contraste, como es habitual en los paneles Super AMOLED es espectacular, con unos negros extremadamente profundos que no hacen sino resaltar aún más las buenas sensaciones que transmite esta pantalla.

Rendimiento

El procesador Intel Core M3 6Y30 cuenta 2 núcleos y 4 hilos de ejecución con una frecuencia base de 900 MHz, que puede alcanzar en modo turbo los 2,2 GHz. Si bien estos números no sorprenden a nadie del mundo de los smartphones (incluso pueden ser algo bajos), lo cierto es que la potencia de esta arquitectura se encuentra a un nivel superior al de los procesadores de móviles, tal y como se comprueba en esta review del Samsung Galaxy Tabpro S, con unos resultados en benchmarks destacables.

Galería de fotosBenchmarks del Samsung Galaxy Tabpro Sver las 7 fotos

Pero como siempre lo más importante es la experiencia de usuario, y aquí el rendimiento del Galaxy Tabpro S es sobresaliente. Lo primero que notamos es lo bien que se mueve Windows 10 en esta tablet.

La unidad de pruebas incluye la versión de Windows 10 estándar, pero no presenta ningún problema para poder abrir y ejecutar múltiples pestañas en el navegador, o trabajar en diferentes programas de ofimática o edición. Todo ello con una fluidez y velocidad que incluso no vemos en portátiles con procesadores muy superiores.

Juegos con Samsung Glaxy Tabpro S

Si nos atrevemos con juegos, vemos que su rendimiento es muy justo en juegos exigentes para pc, algo lógico. Sin embargo, los juegos diseñados para dispositivos móviles los mueve con una gran soltura.

Batería

A pesar de ser un dispositivo de unas dimensiones considerables, la batería del Galaxy Tabpro S es de 5200 mAh. Como suele pasar en estos casos, el diseño y la búsqueda por ofrecer el dispositivo más delgado y ligero suelen realizar algún sacrificio, y en este caso ha llegado por lo que suele suceder en estos casos, la batería.

Autonomía del GAlaxy Tabpro S

No estamos diciendo que sea pequeña, pero sin duda esperábamos más teniendo en cuenta que existen smartphones que son capaces de incluir una batería de hasta 10000 mAh.

Todos los secretos de la Microsoft Surface Pro 4

Aun así, los resultados que obtenemos en términos de autonomía son buenos, aunque no llegamos al nivel que nos gustaría. El procesador Intel Core M3 es muy potente y eficiente, pero ese incremento de potencia con respecto a los procesadores ARM se nota en el consumo, de forma que tanto en reposo como en carga.

Con todo, obtenemos una autonomía similar a la de los mejores ultrabooks de última generación, con unas 6 horas de uso navegando o visualizando contenido multimedia.

Conclusión

El mercado sigue en evolución, donde parece que los smartphones, con su incremento de potencia y de tamaño están comiendo el terreno a las tablets. Y motivos tienen para ello. Pero lo que estamos viendo últimamente es una clara intención por parte de las tablets a convertirse en un dispositivo que pueda aportar algo más que un smartphone, y esto solo se puede conseguir del lado de la productividad.

En esta review del Samsung Galaxy Tabpro S hemos visto una tablet 2 en 1 de 12 pulgadas con una funda / teclado muy bien integrado en el diseño con lo que apunta directamente al segmento de los ultrabooks, como podría ser el nuevo MacBook, con el que comparte muchas de sus características, como una pantalla espectacular o un tamaño muy compacto, pero que añade la flexibilidad de poder ser usado como tablet.

No obstante, es cierto que el buen diseño del teclado y la posición en la que queda la pantalla harán que el uso en modo tablet sea muy reducido.

Samsung Galaxy Tabpro S con funda

El procesador Intel Core M3 junto a 4 GB de memoria RAM le permite situarse al mismo nivel de portátiles tradicionales en cuanto a productividad, con el manejo de tareas ofimáticas, de diseño o de edición, siempre y cuando estás últimas no sean muy exigentes.

Office 2016 ya es oficial y puedes descargarlo

Quizás, como suele ocurrir en este tipo de dispositivos, lo que se debería mejorar es el docking con el teclado incluido. Al ser tan delgado, las teclas apenas presentan recorrido al pulsarlas, lo que provoca algunas imprecisiones a la hora de escribir. Además, el touchpad presenta algunos problemas ya que tiene poca profundidad, y queda pequeño para hacer scroll.

El precio del Galaxy Tabpro S se sitúa en 999 euros con la versión de entrada, que equipa 128 GB de almacenamiento. Puede parecer caro para ser una tablet, pero para ser justos es más que eso. Además está a un nivel parecido al de su principal competencia, el iPad Pro y la Surface 4 Pro. Su funcionalidad y funcionamiento son muy buenos y están al nivel de ultrabooks de precios similares.

Nuestra valoración

  • Diseño1010/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware99/10
  • Software99/10
  • Cámara66/10
  • Batería66/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio88/10