Samsung Gear Fit: mitad cuantificadora, mitad smartwatch

Samsung gear fit analisis

Lo mejor

  • Más barato que un smartwatch
  • Diseño y pantalla
  • IP67, resistente al agua

Lo peor

  • Sin apps de terceros
  • Poco legible en exteriores
  • Sin GPS propio

Nota de análisis

77
Amazondesde 239,37VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Samsung
Modelo:
Gear Fit
Tipo:
Smartwatch
Dimensiones:
23.4 x 57.4 x 11.95 mm
Peso:
27 g
Precio de lanzamiento:
€ 199.00
Análisis en vídeo

Mitad smartwatch, mitad cuantificadora

Teníamos pulseras cuantificadoras o deportivas, y teníamos smartwatches. De hecho, cada día tenemos más, en lo que ya podemos considerar como la gran tendencia tecnológica de este 2014 -y parece que también de años venideros-. Lo que no teníamos es un dispositivo que intentara unir lo mejor de cada mundo, hasta que llegó este Samsung Gear Fit.

Con él, la marca coreana pretende saltarse una de las mayores limitaciones de todas las pulseras de fitness que habíamos visto hasta ahora: la mayoría no cuentan con una pantalla decente para poder integrar notificaciones como lo haría cualquier smartwatch.

samsung gear fit

Con un diseño espectacular y una pantalla AMOLED que llama la atención, analicemos este Samsung Gear Fit para ver si cumple con todo lo que promete.

Diseño espectacular y pantalla curva AMOLED

Este Samsung Gear Fit se presentó en Barcelona el pasado mes de febrero, durante el Mobile World Congress, y en el mismo acto donde conocimos el Samsung Galaxy S5. De hecho, le robó el protagonismo al smartphone bandera de la marca coreana, y la mayor parte de la prensa salió del evento con más ganas de ver el híbrido Gear Fit que el nuevo móvil de Samsung.

Así de espectacular es el Gear Fit, que en cuanto a diseño y pantalla aún no tiene rival en el mercado -al menos hasta que llegue el Moto 360, y teniendo en cuenta que es un smartwatch-.

gear fit review

La pantalla en sí es lo que se lleva, merecidamente, todas las alabanzas. Un display AMOLED curvo, que parece hecho a medida para el propósito de integrar funciones que normalmente asociamos a un smartwatch a esta pulsera de fitness. Los colores son muy naturales, y excepto en exteriores, donde no da la talla, la realidad es que ofrece una resolución y una nitidez nunca vistas antes en un dispositivo de estas características.

Tenemos la posibilidad de ajustar el brillo, eso sí, pero incluso en el nivel máximo tendremos problemas si la luz del sol incide directamente en nuestro Gear Fit. Además, incomprensiblemente, el nivel de brillo vuelve a su estado 'neutro' pasados 5 minutos. Como no cuenta con un sensor de luz ambiental, si pasas mucho rato fuera de casa tendrás que estar ajustando manualmente el brillo cada poco tiempo. Es, quizá, el fallo más importante de este dispositivo.

Samsung gear fit analisis

La pantalla tiene un tamaño de 1.84 pulgadas, con una resolución de 432x128 píxeles. Lo mejor, además de los colores, es su amplio ángulo de visión, con el que no tendrás problemas para leer las notificaciones o los datos de actividad aunque no estés mirando al display directamente.

Tienes todo tipo de opciones para configurar cómo se muestra la información en pantalla, desde poder elegir el tipo de reloj hasta poner cualquier fondo de pantalla que quieras, ya sea alguno de los que puedes descargar por defecto o una imagen que tengas en el ordenador y quieras adaptar a las dimensiones del Gear Fit.

gear fit fondos

También podrás elegir cuánto tiempo quieres que se mantenga la pantalla encendida, desde 10 segundos hasta 5 minutos. Una opción, esta última, que no te recomendamos, ya que se te agotará la batería demasiado rápido.

El marco de la pantalla cuenta con un bisel metálico bastante atractivo, y que evitará golpes y rayaduras si se nos cae el Gear Fit al suelo. La correa es de goma, pero tiene un tacto muy bien conseguido, muy agradable. El mecanismo de cierre funciona muy bien y no dará problemas, por lo que no tendrás que preocuparte del Gear Fit mientras haces ejercicio.

Samsung gear fit analisis

¿Puntos negativos del diseño? En algo que parece ya tendencia, el puerto de carga del Gear Fit no es microUSB, sino propio, por lo que necesitamos un accesorio -incluido en la caja- para poder cargar el gadget. Ojo con perderlo -más fácil de lo que parece- porque nos quedaremos sin poder cargar el Gear Fit. También en la parte trasera contamos con el pulsómetro.

Notificaciones tipo smartwatch

notificaciones gear fit

Pese a su gran diseño, Samsung Gear Fit se queda corto en cuanto a las opciones que ofrece tanto como smartwatch como si lo utilizas simplemente como pulsera deportiva.

Quizá la razón sea precisamente el diseño: la pantalla curva AMOLED es fantástica, pero a la hora de leer notificaciones sus dimensiones quizá sean poco conveninetes. Leer un email completo es bastante difícil, aunque contamos con la opción de poner el display en vertical -en lugar del horizontal por defecto-, lo cual es de agradecer y facilita la lectura de notificaciones.

Samsung gear fit analisis

Contamos con Samsung Gear Manager para controlar el aspecto y las funcionalidades del Gear Fit. Puedes configurar, además de fondos y apariencia, qué notificaciones recibir, y de qué apps. Esto es esencial, ya que si no el Gear Fit no parará de vibrar y puede resultar muy molesto, sobre todo mientras realizas ejercicio, ya que no sabrás si la vibración corresponde a una notificación de Twitter o Gmail o una orden del gadget para que aceleres o aminores el ritmo.

Samsung gear fit analisis

Por lo demás, el Gear Fit se comporta como cualquier otro smartwatch. Como sistema operativo usa una versión propia de Tizen, que no permite apps de terceros. Quizá el gran inconveniente si planteas la compra de este dispositivo para utilizarlo como smartwatch. También tienes que tener en cuenta que, en principio, sólo se puede utilizar con modelos recientes de Samsung, y no con smartphones de otras marcas.

Eso sí, existe un pequeño truco para poder usar el Samsung Gear Fit con otros smartphones Android.

En cuanto a la batería, la compañía asegura que dura alrededor de 3 días con un uso 'normal', algo que hemos podido comprobar. Con uso intensivo no pasa de los 2 días, pero si no haces demasiado ejercicio ni mantienes la pantalla activa demasiado tiempo, puede llegar a durar hasta 4 días.

Si quieres ver cómo funciona el Samsung Gear Fit de forma más detallada, echa un vistazo al vídeo que encabeza este artículo.

Como pulsera cuantificadora

Como pulsera deportiva, cuenta con podómetro y, lo que es más importante, pulsómetro. Hay que activar el podómetro de forma manual para que cuente nuestros pasos, y entra en conflicto con las actividades deportivas que programemos si no recordamos haberlo activado con anterioridad, algo que explicamos en detalle en el vídeo que tenéis más arriba.

gear fit pulsometro

En cuanto al pulsómetro, si bien es una buena idea, en principio, incorporarlo a este tipo de gadgets, la realidad es que no es tan exacto como nos gustaría. No termina de acertar en mediciones puntuales, e incluso los datos que arroja varían de una muñeca a otra, o dependiendo de la posición en la que esté el Gear Fit (pantalla hacia arriba o boca abajo, por ejemplo).

Puedes elegir varios modos de ejercicio, desde simplemente andar hasta correr o montar en bici. El Gear Fit se encargará de medir tu pulso para indicarte, mediante vibración y en pantalla, si necesitas acelerar o bajar el ritmo. Si además quieres medir la distancia, tienes que activar el podómetro, pero no puedes hacerlo desde el mismo menú de ejercicio, algo que parece poco intuitivo. El gadget también te avisará cuando alcances los objetivos que te has marcado.

Pero quizá lo que más echamos de menos es la inclusión de GPS en el Gear Fit. Sin él, estás obligado a realizar ejercicio junto con tu smartphone si quieres medir distancias con mayor exactitud.

Como curiosidad, este Samsung Gear Fit también incluye, gracias a una actualización previa a su lanzamiento, un 'modo sueño', con el que podrás trackear cuantas horas duermes y cuánto de ese tiempo estás inmóvil. A diferencia de otras pulseras cuantificadoras, no detecta automáticamente cuándo te vas a dormir, así que tendrás que acordarte de iniciar el modo sueño al irte a la cama y desactivarlo al despertarte.

Todos los datos recogidos, así como las marcas u objetivos que hayas introducido en el Gear Fit, se sincronizan automáticamente con S Health, la app de salud de Samsung.

pulsometro gear fit ciclismo

Como dato curioso, nuestros compañeros de ComputerBild en Alemania han estado probando también este Samsung Gear Fit, en concreto el modo de ciclismo. Sus conclusiones son parecidas a las nuestras: el pulsómetro no termina de parecer completamente fiable, ya que arrojaba datos como 60 pulsaciones por minuto pedaleando a 70 km/h, lo cual dejaría en evidencia incluso a Miguel Indurain.

Conclusión

Samsung gear fit analisis

Un diseño excelente y una pantalla muy llamativa son las grandes armas de este Gear Fit. Como accesorio de moda no tiene rival, la gente se queda mirándolo fascinada.

Eso sí, quizá precisamente por su gran diseño tenemos que sacrificar funcionalidad, ya que este tipo de pantallas 'alargadas' no son las más adecuadas para leer emails, tweets y otros tipos de notificaciones.

Se trata de un gran intento de Samsung por aunar lo mejor de un smartwatch y lo mejor de una pulsera cuantificadora, y seguramente en versiones posteriores de este gadget se mejoren sus puntos más débiles: no contar con apps de terceros y la exactitud general de sus mediciones.

Su precio oficial de 199 euros parece algo excesivo, pero se puede encontrar en Amazon por menos de 170 euros.

Diseño y pantalla
9
Software
5
Como smartwatch
7
Como cuantificadora
6
Calidad/Precio
7