Skip to main content

Amazfit Stratos+, análisis y opinión

22/02/2019 - 09:08

Este es nuestro análisis del reloj inteligente de Xiaomi, el Amazfit Stratos+, un reloj deportivo que cuenta con características muy interesantes, sobre todo a nivel de medición de la actividad deportiva y la monitorización de salud. Os contamos si vale la pena comprar el Amazfit Stratos+ como smartwatch... o como reloj deportivo.

Los wearables, pulseras cuantificadoras y relojes inteligentes con funciones deportivas avanzadas se han convertido en dispositivos muy populares. Xiaomi está empezando a copar el mercado con dispositivos de todas las gamas para que usuarios con perfiles muy diferentes puedan llevar un completo registro tanto de su día como de la actividad deportiva.

Así, encontramos los dispositivos de Xiaomi, como la Mi Band 3 que probamos hace unos meses antes de su llegada a España, pero también los de Amazfit. Los dispositivos Amazfit son obra de la empresa Huami, una empresa de 2014 que se ha convertido en proveedora de productos en exclusiva para Xiaomi, completando el portfolio de la compañía china.

Dentro del catálogo de dispositivos Amazfit, encontramos algunos como el Amazfit Bip, un ‘’reloj inteligente’’ muy peculiar que pudimos analizar hace unas semanas, pero también otros de gama alta, los más caros de la compañía. Y a continuación os lo presentaremos en el análisis del Amazfit Stratos+.

  Amazfit Stratos+
Pantalla 1,34''
Formato circular 
LCD con tecnología transflectiva
Resolución 320 x 300px
Procesador M200S de doble núcleo a 1,2 GHz
Sistema operativo Propio
Sensores Acelerómetro
Giroscopio
Brújula
Sensor HR
VO2Max
Conectividad Bluetooth 4.0
GPS
GLONASS
Wi-Fi 802.11b/g
USB 2.0
Móviles compatibles iOS y Android
Aplicación Amazfit
Resistencia al agua IP68
5 ATM / 50 metros
Almacenamiento 4 GB
Correas compatibles Ancho 22 milímetros
Dimensiones y peso 47 x 47 x 16 mm
70 gramos
Precio 179 euros

El Amazfit Stratos+ es el reloj inteligente más caro de Xiaomi. Con un precio de unos 180 euros, se ha colocado como el dispositivo más top de la compañía. Por funciones y características, está por encima de otros dispositivos, como el mencionado Bip, el Amazfit Pace o el Verge. Pero… ¿a ese precio vale la pena el Amazfit Stratos+?

Análisis Stratos+

A continuación, os contamos nuestra opinión sobre el Amazfit Stratos+ en nuestro análisis para que veáis si merece la pena apostar por este dispositivo o si, por la diferencia de precio, es mejor mirar a un reloj inteligente ‘’de verdad’’ o un reloj deportivo puro y duro.

Diseño clásico, pero no para todas las muñecas

El diseño es fundamental en un reloj inteligente y deportivo, pero el mercado nos está enseñando que este tipo de dispositivos, excepto contadas excepciones, son bastante grandes. 

Nos encontramos con un producto de 47 milímetros de diagonal y 16 milímetros de grosor. Es grande, pero el peso no lo es tanto, con unos 70 gramos de peso sin las correas.

Análisis Stratos+

Los materiales utilizados son cerámica para el bisel, metal para los botones y policarbonato que simula la fibra de carbono para el resto de la caja. El cristal cuenta con protección de zafiro y una curvatura que lo hace muy agradable al tacto. En el uso normal durante estas semanas, no hemos visto ninguna imperfección, algo a destacar en un reloj. 

Los auriculares para running más vendidos en Amazon

Es cierto que no es tan premium como otros dispositivos de este estilo que cuentan con el aluminio como material principal, pero el acabado del plástico simulando la fibra de carbono es llamativo y, ciertamente, la parte superior con metal y los bordes cerámicos es muy elegante. En la ‘’corona’’ tiene impresas las marcas de los minutos típicas de un reloj de manecillas.

Análisis Stratos+

Es grande, y eso hace que no sea apto para todas las muñecas, pero no es un punto negativo, ni mucho menos, ya que es cómodo gracias a su reducido peso, tanto para el día a día como en la práctica deportiva, algo que debemos agradecer al uso del pástico. Lo peor del ‘’diseño’’ del Amazfit Stratos+, si es que este punto puede calificarse como una decisión de diseño, es el material de la correa.

Análisis Stratos+

El reloj utiliza, afortunadamente, correas de 22 milímetros, un estándar, pero una de las incluidas es de una calidad cuestionable. Se trata de una correa de polipiel que no da la talla. No es agradable al tacto, no cuenta con la flexibilidad suficiente, no transpira y, en definitiva, es incómoda.

Repetimos, por suerte es compatible con otras correas y, además, en la caja incluye una de goma que es menos elegante, pero mucho más indicada para realizar ejercicio (y más cómoda, para qué nos vamos a engañar).

Análisis Stratos+

Pantalla transflectiva: poco brillo, cariño para la batería

La pantalla es un punto en el que debemos detenernos en este análisis del Amazfit Stratos+. Y es que, si miramos las fotografías promocionales del producto, da la sensación de ser una pantalla IPS u OLED, algo habitual en este tipo de dispositivos.

Sin embargo, la realidad nos ha demostrado que la pantalla no es tan vistosa como en esas imágenes promocionales. Estamos ante un panel LCD de 1,34’’ con una resolución de 320 x 300, con retroiluminación de cinco niveles, además de un regulador automático para controlar el nivel de luz.

Análisis Stratos+
Sin retroiluminación

Aún siendo una pantalla redonda, tenemos esa curiosa resolución debido a que en la parte inferior hay una parte que ‘’recorta’’ la pantalla, por lo que esos 20 píxeles que tenemos en la línea horizontal los perdemos en la vertical. La densidad de píxeles, 327 ppp, es buena, y debemos acercarnos mucho al panel para notar los ‘’dientes de sierra’’ en el borde de los números y letras.

Análisis Stratos+
Con retroiluminación

La mala noticia es que la pantalla no tiene una gran calidad ni de retroiluminación ni de gama de color. Es decir, en un interior poco iluminado, la retroiluminación de la pantalla no es suficiente, aunque esté a nivel máximo. Es decir, sí, vamos a poder ver los datos sin problemas, pero no contéis con una pantalla que atraiga las miradas. 

La paleta de colores, por otro lado, es muy apagada. Todos los colores se muestran lavados, como con una capa de papel cebolla por encima. Esto es algo que afecta tanto en interiores como cuando estamos corriendo de noche, por ejemplo, y queremos echar un vistazo rápido. Los ángulos de visión tampoco son una maravilla, distorsionando la imagen a unos 30º (muy poco ángulo).

Análisis Stratos+

Sin embargo, hay un punto positivo, y es la tecnología de la propia pantalla. Igual que la Amazfit Bip, el Stratos+ cuenta con pantalla transflectiva. Esto significa que refleja la luz externa, tanto natural como artificial, como haría un reloj analógico. El mejor ejemplo que se nos ocurre es el de los eBook y la pantalla de tinta electrónica.

Además, esta tecnología de pantalla permite que esté mucho tiempo a lo largo del día apagada, lo que significa que cuida la batería y, así, ganamos en autonomía. Es decir, lo que no tiene en cuanto a calidad de visionado y representación de color, lo tiene en eficiencia energética, y en un dispositivo así, es algo muy a tener en cuenta.

Eso sí, que esté ‘’apagada’’ no significa que no muestre bien los datos, ya que aunque cuando no está el brillo activado no se sincronizan los pasos en la pantalla (cargándose cuando encendemos la retroiluminación) ni avanza el segundero, la hora sí se muestra de manera correcta.

Una semana de libertad

Si nos ceñimos a los números, nos encontramos con una batería de 280 mAh. Este número es, si comparamos con otros relojes inteligentes, muy escaso. Por ejemplo, dos smartwatch que acabamos de analizar, el Huawei Watch GT con sus 420 mAh y el Samsung Galaxy Watch con 472 ganan por goleada. Sin embargo, la batería del Amazfit Stratos+ nos da una mayor autonomía.

Esto se debe a dos motivos. El primero es la cantidad de notificaciones que recibimos en el reloj inteligente de Xiaomi, menos constantes que en otros smartwatch. El segundo es algo ya comentado, lo eficiente que es su pantalla

Análisis Stratos+

El brillo de la pantalla es algo que ‘’mata’’ la batería, ya sea en portátiles, móviles o consolas. Está claro que los demás elementos, como el SoC, deben ser eficientes, pero la pantalla es el elemento que más batería gasta.

Al encontrarnos con la tecnología transflectiva y pasar mucho tiempo con la pantalla apagada, podemos llegar a los cinco/seis días de autonomía, más que cualquier otro smartwatch del mercado.

En nuestra prueba del Amazfit Stratos+ hemos llegado a la semana entera sin pasar por el cargador, aunque con bastantes restricciones. Por ejemplo, podemos alcanzar esa cifra fácilmente si no utilizamos el GPS integrado durante nuestras pruebas deportivas, y si solo activamos la monitorización del ritmo cardíaco durante el tiempo de ejercicio, si no activamos el ‘’despertar cuando giramos la muñeca’’ o si ponemos la vibración en ‘’suave’’ en lugar de en ‘’fuerte’’.

El uso más común será con el sensor de ritmo cardíaco continuo, lo que nos da unos cuatro/cinco días de autonomía, que sigue siendo una cifra más que buena, ya que no notamos en ningún momento, sobre todo viniendo de otros smartwatch, que la batería empiece a vaciarse drasticamente en cuando separamos el dispositivo del cargador.

Análisis Stratos+

Hablando del cargador, no tenemos algo tan sofisticado como en otros relojes inteligentes. Aquí la carga se realiza mediante contacto de cuatro pines en la base del reloj con otros cuatro pines de un cargador de tipo pinza. 

Hay que hacer algo de presión para encajar los dos elementos y es exclusivo, por lo que si se rompe, toca comprar uno nuevo. El tiempo de carga del 0 al 100% es de unas dos horas. ¡Ah! El cargador se conecta mediante USB, pero no hay transformador en la caja, aunque podemos utilizar cualquier puerto USB para conectar y cargar.

Opciones deportivas que brillan sobre todo lo demás

Xiaomi nos tiene acostumbrados a relojes inteligentes y pulseras cuantificadoras que miran más al deporte que a otras facetas. Parece que la compañía china quiere que nos pongamos en forma a toda costa, y eso es algo que se nota, especialmente, en el Stratos+.

Análisis Stratos+

En este reloj nos topamos con un sensor de ritmo cardíaco formado por dos pulsos de luz verde que miden la frecuencia cardíaca en la muñeca. Tenemos la opción de medición continua, pero también podemos medir el ritmo cuando queramos, generando una especie de informe indicando si estamos en reposo o en actividad, nuestro estado de ánimo y cómo nos sentimos (enfermo, relajado o cansado). En este sentido, es interesante.

Las mejores alternativas al Stratos+ en relojes deportivos

Cómo no, tenemos acelerómetro incorporado para registrar los pasos y otros parámetros (como golpes en el tenis o brazadas en la piscina) y tres herramientas para deportistas. Tenemos brújula incorporada para los senderistas, GPS para no depender del GPS del móvil y un medidor de VO2Max, algo que nos muestra el oxígeno que consumimos durante la sesión y que está enfocado a los deportistas algo más avanzados que quieran monitorizarse hasta el extremo.

Análisis Stratos+

Como reloj cuantificador, no está nada mal (tenemos el pulso en la muñeca, nos avisa cuando llevamos mucho tiempo de inactividad, los pasos están siempre visibles, hay monitor de sueño y nos anima a hacer ejercicio), pero como reloj deportivo, también es destacable.

Si pulsamos el botón central del reloj, aparece un menú en el que tenemos los 16 deportes que es capaz de monitorizar. Solo tenemos que seleccionar uno y empezar la medición. Son los siguientes:

  • Correr
  • Caminar
  • Ciclismo
  • Natación
  • Natación en aguas abiertas
  • Cinta estática
  • Spinning
  • Elíptica
  • Montañismo
  • Senderismo
  • Triathlón
  • Esquiar
  • Tenis
  • Fútbol
  • Multideporte
  • Saltar a la cuerda

Hay deportes que no hemos podido probar. No tenemos una montaña o una pista de esquí cerca, y tampoco somos triatletas, pero sí hemos podido monitorizar deportes como la natación, la carrera, el tenis o el ciclismo, y lo cierto es que el nivel de la Stratos+ es más que bueno en este sentido.

Análisis Stratos+

La pantalla del reloj se adapta para dar cierta información en tiempo real del deporte monitorizado, como las brazadas en la natación o los kilómetros, la velocidad y las pulsaciones en carrera/senderismo, y los sensores son muy precisos. Los más útiles, en nuestra opinión, son los datos generados en actividades aeróbicas, ya que en el tenis nos da un poco igual saber los golpes que hemos realizado.

Sin embargo, es muy completo y en la aplicación del móvil encontramos un resumen interesante sobre nuestra actividad tanto de la sesión como diaria. Además, y esto es algo que nos ha gustado especialmente, hay una aplicación de ‘’Centro de Formación’’ que no es más que una especie de entrenador personal, o ‘’animador personal’’ que nos insta a cumplir ciertos objetivos, generando un ‘’fantasma’’ de nuestra actividad pasada para ver si podemos superarlo.

Análisis Stratos+

Sin duda, lo bien que está planteada la aplicación en lo que a medición de parámetros de la sesión deportiva se refiere, y por lo precisos que son los sensores, amén de la cantidad de deportes que es capaz de medir y opciones como el sensor de VO2Max, indica que el foco de este reloj inteligente es el deporte.

Sistema operativo propio: funcional, pero escaso

Si en lo que a medición deportiva se refiere, el Amazfit Stratos+ es un gran monitor, en lo referente a sus funciones como smartwatch, la cosa cambia. 

Lo primero que vamos a comentar en este apartado del análisis del Amazfit Stratos+ es que tenemos 15 esferas intercambiables tanto desde el móvil como desde el reloj. Hay de todo, desde esferas muy simples que emulan un reloj de manecillas hasta otras que incorporan ciertas opciones de cuantificación y algunas que nos dan información en tiempo real del pulso, el clima, los pasos, la distancia y las calorías. 

Análisis Stratos+

En este sentido, es muy completo, ya que en esa pantalla inicial, la esfera, pasaremos la mayor parte del tiempo, y es importante que estemos cómodos.

Si nos desplazamos hacia la izquierda, tenemos tres widgets deportivos. Si nos vamos hacia la derecha, nos encontramos lo siguiente:

  • Clima
  • Ritmo cardíaco continuo
  • Alarma
  • Música (no tiene altavoz, pero podemos cargar desde el PC algunas canciones o controlar la música del móvil vía Bluetooth, pero es algo extremadamente sencillo)
  • Brújula
  • Cronómetro
  • Medidor de sueño
  • Centro de Formación (una especie de entrenador personal)
  • Temporizador
  • Ubicación

Como podéis ver, la mayoría están enfocadas, al deporte, y aunque son útiles, no hay algunas como el calendario, por ejemplo, o algunas aplicaciones que nos hagan sentir que estamos ante un smartwatch y no ante una pulsera cuantificadora avanzada. 

Análisis Stratos+

Y es que, no hay mucho más, tenemos un apartado de aplicaciones en el que solo podemos activar los avisos por sedenatrismo, el sistema anti pérdida y los objetivos de pasos diarios

¿Qué tal la navegación por el Amazfit Stratos+? Bueno, al principio cuesta, ya que vamos a recurrir a gestos habituales en móviles u otros relojes inteligentes, pero luego te acostumbras. Si bien es cierto que no es lo más fluido del mercado, debido a lo modesto del procesador y la propia interfaz, la navegación no es mala.

Análisis Stratos+

Ya hemos comentado que tenemos tres botones y el del centro es el que activa la medición deportiva. El superior es el que nos permite movernos por el menú hacia la izquierda o hacia arriba, dependiendo del menú, y el inferior al contrario, hacia abajo o hacia la derecha. 

Cómo escuchar música en el Stratos+

Para volver atrás en una pantalla, debemos tirar hacia la derecha desde el borde izquierdo de la pantalla. Eso sí, también podemos navegar utilizando la pantalla táctil, y si en la pantalla de la esfera tiramos hacia abajo o hacia arriba, abrimos la configuración y las notificaciones, respectivamente.

Análisis Stratos+

El tema de las notificaciones es interesante, ya que se agrupan en un cajón, y ahí tenemos todas, desde las de WhatsApp hasta las de Twitter, correo y Slack, todas las aplicaciones que tengamos sincronizadas con el teléfono.

El problema es que tenemos una vista previa justo cuando aparece la notificación, pero en el momento en que se va al centro de notificaciones, no podemos volver a consultarla, ya que el reloj nos emplaza al teléfono.

Análisis Stratos+

Esto provoca que el Amazfit Stratos+ no sea tan independiente del móvil como otros relojes inteligentes que, si bien hacen lo mismo en muchas ocasiones, sí nos permiten volver a consultar notificaciones pasadas. 

Análisis Stratos+

Por lo demás, no podemos decir que la experiencia como reloj inteligente sea mala, ya que, aunque muy limitado en todos los aspectos, cumple como ‘’chivato’’ de notificaciones y tiene funciones interesantes, como el GPS cuando queramos, pero está claro que el deporte es lo principal aquí.

Antes de ver la conclusión de nuestra review del Amazfit Stratos+, debemos ‘’sacar la lupa’’ y comentar que a la traducción le faltan un par de vueltas. Una parte muy importante de la experiencia de usuario es sentir que tenemos algo cuidado entre manos, y eso es algo que se pierde cuando hay mucha letra en pantalla.

Análisis Stratos+

No todas están a la misma altura, y aunque estén desniveladas un par de píxeles hacia arriba o hacia abajo, una cantidad muy pequeña, se crea una especie de ‘’efecto ola’’ en las líneas de texto. No es molesto, ni mucho menos, pero es algo descuidado. Eso solo pasa en las notificaciones, no en los menús.

Análisis Stratos+

También hay algunos fallos de traducción y erratas, como un ‘’Siincroniza la información del Tiempo antes’’, con dos íes latinas y con una mayúscula en el salto de línea. De nuevo, no es algo que moleste, pero está claro que se podría haber cuidado esto algo más. Al menos tanto como el enfoque deportivo que, como ya hemos comentado, es excelente.

Análisis Stratos+

Un gran reloj deportivo que se sobrestima como smartwatch

¿Vale la pena comprar el Amazfit Stratos+? Cuando analizamos un producto , en muchas ocasiones, podemos ofrecer una respuesta rotunda a la pregunta de si ‘’merece la pena’’. Sin embargo, con el Stratos+ debemos decir que… depende.

Con el Amazfit Bip, pese a las limitaciones de la pantalla y el sistema operativo, teníamos claro que no podíamos pedir mucho más por unos 80 euros. El Amazfit Stratos+ cuesta 100 euros más, y esa es una barrera importante.

Y es que, si queréis un reloj deportivo con muchísimas funciones, precisión y, sobre todo, características como la medición VO2 Max, el ejercicio indoor o el rendimiento en deportes de raqueta y natación, el Stratos+ es de lo más completo, preciso y recomendable.

Análisis Stratos+

El sensor de ritmo cardíaco por pulsación verde funciona genial, monitoriza bien el sueño y es una gran herramienta, junto a la aplicación para deportistas tanto amateur como avanzados, así como para usuarios que quieran tener todos los parámetros deportivos y de su día a día bajo control.

Amazfit Stratos+

Amazfit Stratos+

El Amazfit Stratos+ es un reloj inteligente de Xiaomi que destaca por sus funciones especiales enfocadas al deporte, así como por la tecnología de su pantalla que nos permite contar con más de una semana de autonomía.

Sin embargo, si queréis un smartwatch+reloj deportivo, quizá debierais mirar a otro lado, ya que como reloj inteligente, el Stratos+ deja que desear. Tanto por la calidad de la pantalla como por la navegación tosca, la interfaz y la gestión de notificaciones, no es el mejor smartwatch que ha pasado por nuestras muñecas.

De hecho, a título personal, lo calificaría más como un reloj deportivo con recepción de notificaciones y widgets interesantes, como el del tiempo, que como un reloj inteligente con funciones deportivas.

Análisis Stratos+

Si sois del primer tipo de usuarios, de los que queréis un reloj deportivo completo, definitivamente el Stratos+ puede ser una opción. A su favor, además de lo comentado sobre la medición deportiva, una batería que nos permite tener alejado el reloj del enchufe durante unos cinco días. Y ese es un punto importante para el reloj de Xiaomi.

Lo mejor

  • Pantalla eficiente a nivel energético
  • GPS, FC, VO2Max y acelerómetro
  • Autonomía
  • Medición deportiva excelente

Lo peor

  • Calidad de pantalla insuficiente
  • Gestión de notificaciones pobre
  • Navegación por el sistema
  • Precio

Nota técnica

75

Ver ahora: