Skip to main content

Amazon Echo Flex, análisis y opinión

Amazon Echo Flex

Lo mejor

  • Pequeño y versátil
  • USB de carga de dispositivos
  • Sin cables de por medio
  • Precio

Lo peor

  • La calidad de sonido
  • Los micrófonos no siempre "te pillan"
  • Carga USB lenta, 7,5W
  • Las limitaciones de Alexa
Echo Flex

Echo Flex

Este novedoso Amazon Echo se conecta a una toma de corriente sin necesidad de cables, directamente. Cuenta con altavoz, micrófono y una luz LED que te indica si Alexa te está escuchando o no.

29/11/2019 - 10:49

Hemos pasado unos días con el nuevo altavoz inteligente de Amazon y, a continuación, os damos nuestra opinión en el análisis del Echo Flex, un altavoz inteligente que es el más pequeño y barato con Alexa. De los creados por Amazon, claro.

Justo a tiempo para una de las fechas en las que más negocio hay, el Black Friday, Amazon ha lanzado su nuevo altavoz inteligente: se llama Flex. El año pasado, tras bastante tiempo en Estados Unidos, los Amazon Echo desembarcaron en nuestro país. Era el momento de dar la bienvenida a Alexa, pero también a un asistente de Google y Siri que llegaron por las mismas fechas.

A lo largo de este último año os hemos hablado largo y tendido de los altavoces inteligentes y hemos analizado los Amazon Echo, donde podéis ver nuestra opinión de Alexa, pero también os hemos opinión sobre Google Assistant y sobre Siri en el análisis del Homepod.

Ahora, es el momento de dar la bienvenida al altavoz inteligente más singular que tenemos en el mercado, el Echo Flex que llega para convertir en inteligente un enchufe normal y corriente.

Antes de embarcarnos en el análisis del Amazon Echo Flex, os presentamos las características de este nuevo altavoz comparadas con las de sus principales hermanos:

  Echo Flex Echo Dot Echo  Echo Plus
Dimensiones 72 x 67 x 73 mm 43 x 99 x 99 mm 148 x 88 x 88 mm 148 x 99 x 99 mm
Peso 154 gramos 300 gramos 821 gramos 780 gramos
Tweeter Único altavoz de 15 mm Único altavoz de 41 mm 16 mm 20 mm
Woofer No No 63 mm 76 mm
Conexión Bluetooth
Conexión jack 3,5 mm Sí (solo salida de audio)
Wi-Fi 802.11a/b/g/n (2,4 y 5 GHz) 802.11a/b/g/n (2,4 y 5 GHz) 802.11a/b/g/n

802.11a/b/g/n/ac (2,4 y 5 GHz)

Micrófonos 2 4 7 7
Controlador de hogar digital Dispositivos compatibles Dispositivos compatibles Dispositivos compatibles
Alimentación Enchufe
Da potencia de 7,5 W por USB Tipo-A
15 W 21 W 30 W
Precio 29,99 euros
Precio especial Black Friday: 19,99 euros
59,99 euros
Precio especial Black Friday: 22 euros
99,99 euros 149,99 euros
Precio especial Black Friday: 99,99 euros

El análisis del Amazon Echo Flex por apartados:

El Echo más pequeño hasta la fecha... y sin cable

Empezamos el análisis del Amazon Echo Flex hablando del diseño. Y es que, tiene su miga. Los altavoces inteligentes, excepto excepciones, suelen tener forma cilíndrica y contar con un cable que va hasta la fuente de alimentación externa, que es la que conectamos al enchufe.

El Echo Flex no es así, y realmente parece un ambientador de enchufe. Os dejamos una imagen en la que podéis ver sus elementos principales:

Análisis Echo Flex

En la parte frontal se encuentran prácticamente todos sus elementos, destacando la luz de estado y unas ranuras para su pequeño altavoz, del que hablaremos más adelante. En el lateral derecho tenemos un puerto jack de 3,5 milímetros para sacar audio a altavoces externos...

Amazon Echo Flex

...y en la parte inferior un USB que da una potencia de 7,5 W. Este USB se puede utilizar tanto para acoplar los accesorios originales ''Made for Amazon'' como cualquier otro USB. 

Amazon Echo Flex

El diseño es elegante, pesa apenas 154 gramos y lo cierto es que esa luz de estado es muy útil, ya que es la que nos indica si Alexa está escuchando, si tenemos notificaciones, si hay algún aviso importante, si está conectado a Internet... vamos, todos los avisos que el resto de Amazon Echo hace mediante el anillo de luz, pero en otro formato. 

Amazon Echo Flex

Tiene dos micrófonos, siendo el Amazon Echo que menos micrófonos tiene, y su alcance tampoco es demasiado elevado. Por ejemplo, desde el salón puedo dar órdenes al Echo Dot de la cocina, que las acata perfectamente, pero no al Echo Flex de la habitación o baño (estando más cerca), ya que pasa de ellas.

Es discreto, no tiene un cable colgando y consume solo dos watt por hora, tres si conectamos la luz USB. Es un consumo muy, muy bajo.

Amazon Echo Flex

Alexa, para lo bueno y lo malo

¿Cuál es el mejor asistente? Muchos dicen que Google Assistant, otros que Alexa... y Siri estaría en tercer lugar, ya que ha quedado atrás respecto a Amazon y Google, pero no hay una respuesta clara en el caso de los dos primeros.

Las dos compañías van mejorando poco a poco sus asistentes con nuevos tipos de respuestas, nuevas rutinas y algoritmos para que sean más útiles, y lo cierto es que hemos llegado a un punto en el que no podemos, en España, mantener conversaciones con los altavoces, pero sí nos resuelven prácticamente cualquier duda al instante.

Una de las ventajas de Alexa es que es personalizable mediante las skills. Cualquiera puede desarrollar skins - apps - que amplían las posibilidades del sistema y nos permiten jugar a juegos, pero también pedir comida a casa o comprar billetes de Renfe, por ejemplo. Todo eso, así como la creación de rutinas, se hace desde la App Alexa, muy fácil de utilizar y de la que hablamos largo y tendido en nuestro análisis original de los Amazon Echo.

Eso sí, podemos usar Alexa sin necesidad de instalar ninguna skill. Nos da los buenos días, podemos crear rutinas de respuesta y acciones (encender/apagar las luces a cierta hora o con una orden concreta), podemos preguntar datos, podemos consultar restaurantes cerca de casa, ver el nivel de tráfico, preguntar por la cartelera de cine o usarla de pinche en la cocina sin, como decimos, instalar nada.

Además, recientemente se ha actualizado con una nueva función. Por ejemplo, cuando compramos algo en Amazon, como Alexa está configurada con nuestra cuenta de Amazon, aparece una luz naranja que significa que hay algo en reparto. Si preguntamos qué notificación tiene, nos dice el contenido de la misma.

Análisis Echo Flex

Ahora, Alexa me ha sorprendido diciendo que tengo dos paquetes en reparto, pero que en fechas señaladas no va a decir el contenido del paquete. Podemos configurar esto para que sí lo diga, pero es algo que se ha puesto de manera automática debido a que se acercan las navidades y en Amazon saben que aprovechamos el Black Friday para comprar regalos.

Eso "mola" mucho, lo que no me gusta tanto es que sigamos necesitando una cuenta premium de Spotify para escuchar música, por ejemplo, pero de eso hablaremos más adelante. Ahora toca prestar atención al USB.

Un USB que da mucho juego

Aunque el Echo Flex ocupe un enchufe, y en algunas casas no es algo que sobre, precisamente, cuenta con un práctico USB en la parte inferior. Este USB tiene potencia para cargar dispositivos que tenemos en casa como cascos inalámbricos o los cepillos de dientes. Cualquier cosa que tengamos por USB, puede ser cargada o alimentada directamente por el Flex gracias a la potencia de 7,5 W.

Amazon Echo Flex

Ahora bien, Amazon tiene algunos productos ''Made for Amazon" que nos permiten ampliar las posibilidades del Flex. De momento, cuentan con una luz de ambiente (que podemos comprar por unos 15 euros) y un sensor de movimiento (que también podemos comprar por otros 15 euros

Amazon Echo Flex
Amazon Echo Flex

Estos dispositivos se acoplan de manera elegante al Flex, y lo cierto es que no rompen el diseño del dispositivo, como podéis ver en las imágenes que acompañamos sobre estas líneas. Nosotros hemos hecho el análisis del Echo Flex con la luz ambiental, y lo cierto es que nos ha gustado (casi siempre).

Se trata de una luz LED RGB que nos permite cambiar el color a nuestro antojo, aunque también sirve para avisarnos de notificaciones (brillando en el mencionado color naranja cuando vamos a recibir algo), y no tenemos que configurar nada. Directamente, en cuanto enchufamos el add-on decimos un "Alexa, enciende la luz" y no tenemos que estar renombrando la luz, configurando en la app ni nada por el estilo. 

Responde inmediatamente y lo cierto es que da un toque resultón al enchufe de día... y resulta útil cuando cae la luz (sobre todo si tenéis el Echo Flex en un pasillo o en habitaciones a las que queréis dar un toque diferente, pero para las que comprar una bombilla RGB no es una opción, por el motivo que sea.

Amazon Echo Flex

Ahora bien, no he conseguido descubrir por qué, a veces, se enciende la luz automáticamente. Es decir, sin tener una rutina de horario configurada ni dar la orden, me ha sorprendido encendida en mitad de la noche... o a cualquier hora del día, que molesta menos.  

Amazon Echo Flex

Sensor de movimiento. Imagen promocional de Amazon

Son, de momento, dos add-ons útiles que pueden dar más vida al dispositivo, aunque ni remotamente son necesarios para disfrutar del Flex.

La cocina y el baño es su entorno natural...

Llega el punto más subjetivo del análisis del Echo Flex. ¿Dónde lo he utilizado? Realmente, he ido paseando el Flex por toda la casa, e incluso he sustituido el Dot de la cocina por este para ver qué tal, y aunque se agradece tener un altavoz inteligente tan pequeño en cualquier habitación, la cocina y el baño han terminado siendo "sus habitaciones", además del dormitorio principal.

Análisis Echo Flex

Los enchufes en mi casa están distribuidos de manera algo peculiar, todo sea dicho, pero en el baño y en la cocina me ha venido al pelo. Por ejemplo, en la cocina tenía un Dot, pero durante un tiempo estuvo el Flex. Me ha acompañado para poner temporizadores y preguntar datos mientras cocino, pero al final terminó relegado al baño porque, aunque queda bien en la pared, también escucho música en la cocina y el Flex no vale para eso.

Amazon Echo Flex

En el baño y en la habitación es donde ha pasado más tiempo. Por ejemplo, el enchufe del baño está a la altura ideal para que, si pones música, se escuche por todo el espacio (no es un baño muy grande), pero también para tener la luz de noche y tener un punto de luz sin molestar a nadie en las excursiones nocturnas, o aprovechar el USB para cargar los cepillos de dientes. 

Amazon Echo Flex

En el dormitorio había un enchufe "muerto" que no tengo ocupado con nada, y es donde también he disfrutado del Flex. Dar la orden de apagar las luces de casa desde la cama, tener una luz tenue RGB para por la noche o preguntar cualquier cosa mientras me cambio es interesante, y uno de los usos más frecuentes del Flex estos últimos días. 

Análisis Echo Flex

...pero no lo compres si quieres escuchar música

Si lo queréis para escuchar música, la cosa cambia. Si tenéis Amazon Prime, tenéis acceso a una gran cantidad de canciones, y además podéis suscribiros a Prime Music. Sin embargo, igual que el Dot sí se oye genial para su tamaño, el Flex no cumple.

Amazon Echo Flex

El altavoz de 15 milímetros es excesivamente pequeño, y aunque cuenta con una caja de resonancia ''grande'', no es capaz de ofrecer un sonido a la altura. Cualquier tema suena enlatado y no es la mejor experiencia.

Lo he utilizado, eso sí, para escuchar podcast cuando estoy dándome una ducha o cocinando, y aunque sigue sin ser lo ideal, porque se pierden muchos matices de la voz al carecer del espectro de graves, nos hace "el apaño". Si queréis escuchar música, hay opciones mucho mejores. Eso sí, siempre podéis conectar un sistema externo por jack de 3,5 para mejorar la salida del sonido.

Echo Sub

Amazon Echo Plus

El Echo Plus es el altavoz más potente de Amazon. Cuenta con las funciones de Alexa, así como con 7 micrófonos para aislar nuestra voz y dos altavoces, uno de ellos diseñado para reforzar los graves.

Un Echo diferente, versátil y que da vida a un enchufe "tonto"

Los altavoces inteligentes son muy útiles y lo cierto es que han calado bastante bien en el mercado. Los usuarios tenían algunas reservas al principio con eso de la privacidad, pero al final se trata de algunos de los dispositivos tecnológicos más vendidos desde que llegaron a nuestro país (y en todo el mundo, vaya). 

El Google Home Mini o el Echo Dot son fantásticos debido a su relación calidad/precio, pero el Echo Flex puede ser una auténtica bomba debido a un precio habitual de 30 euros... y descuentos que lo ponen en los 19,99 euros, como los primeros días a la venta.

Análisis Echo Flex
Si no queremos que nos escuche permanentemente, pulsamos el botón de Mute... y adiós

Ese precio tan bajo es una puerta de entrada bestial para este tipo de dispositivos, y aunque no estamos ante el mejor Amazon Echo en lo que a calidad de sonido se refiere, sí se trata de un dispositivo de lo más interesante.

Como hemos dicho a lo largo de todo el análisis del Echo Flex, tiene el tamaño de un ambientador de enchufe, que no tenga cables es una de sus mejores bazas, no consume mucho y, además, cuenta con el USB de alimentación para, aun ocupando un enchufe, permitir cargar el móvil u otros dispositivos (los cepillos de dientes en mi caso) sin necesidad de adaptador.

Amazon Echo Flex

Que se le puedan acoplar accesorios también es interesante, pero se nos antojan algo caros. 15 euros por una bombilla que, además, limita el dispositivo al ocupar ese USB es algo caro, pero bueno, es un altavoz inteligente "modular" que puede satisfacer las demandas de muchos usuarios.

La potencia sonora no es su fuerte, pero si eso no os importa, creo que es el mejor Amazon Echo para empezara  "trastear" con altavoces inteligentes, y una buena primera piedra a la hora de construir un hogar inteligente.

Amazon Echo Flex

Amazon Echo Flex

El Amazon Echo Flex es el nuevo altavoz inteligente de Amazon. No necesita fuente de alimentación y prescinde del cable, siendo ideal para la cocina y el baño.