Skip to main content

Apple iMac 21,5 (2019) con pantalla 4K, análisis y opinión

análisis imac 21.5 2019 4k

Lo mejor

  • Calidad de la pantalla 4K
  • Rendimiento
  • Conectividad

Lo peor

  • Precio
  • Fusion Drive
  • Ampliaciones muy costosas

01/06/2019 - 09:32

Dos años después de su último paso boxes el Apple iMac, probablemente el ordenador todo en uno más popular de la historia, llega con un nuevo lavado de cara, aunque con en la anterior ocasión la evoluciones y mejoras solo afectan a la parte interna dejando el exterior inalterado, algo que podría resultar poco ilusionante para muchos.

Nuevos procesadores de última generación, una interesante actualización en la memoria RAM y gráfica dedicada más potente centran las novedades de los nuevos iMac 2019 de 21.5 pulgadas con pantalla 4K que hoy llevamos a análisis. ¿Será suficiente? Te lo contamos.

imac 21.5 2019 4k

Opciones para todos los gustos

Como es habitual los iMac de Apple disponen de diferentes opciones de configuración, en nuestro caso para este análisis hemos recibido un iMac de 21.5 pulgadas con pantalla retina 4K, procesador Intel Core i5 de seis núcleos a 3 GHz, 8 GB de RAM DDR4 a 2666 Mhz, tarjeta gráfica GPU AMD Radeon Pro 560X con 4 GB de RAM y almacenamiento Fusion Drive de 1 TB.

Esta versión tiene un precio de 1699 euros, el más bajo dentro de la opción con procesador de 6 núcleos, un precio que puede llegar a superar los 4.000 euros si optamos por la configuración más potente con procesador Core i7, 32 GB de RAM y gráfica Radeon Pro Vega.

imac 21.5 2019 4k pantalla

Existe además una configuración con pantalla retina 4K y procesador Core i3 con un precio base de 1499 euros, y se mantiene el modelo de 2017 con pantalla retina 1080p, procesador Core i5 a 2.3 GHz de doble núcleo, 8GB de RAM, gráfica integrada Intel Iris Plus Graphics 640 y disco duro mecánico de 1TB con un precio inicial de 1305,59 euros.

Esto me suena

Tal y como comentábamos al inicio no vas a encontrar ningún elemento visual que pueda delatar que nos encontramos ante un iMac de 2019. Esta forma de proceder no debería llamarnos la atención, ya que es un práctica habitual de Apple que suele aguantar sus diseños al menos durante dos generaciones, algo que hemos visto en sucesivas ocasiones con los iPhone, y que recientemente hemos vuelto a comprobar con la segunda versión de sus populares auriculares AirPod.

review imac 2019

Este iMac 21.5 de 2019 que hemos analizado mantiene su estructura en aluminio plateado, lo que le ayuda a diferenciarse del gris espacial de los iMac Pro. Independientemente de la falta de renovación, y la ausencia de algún pequeño “guiño” o mejora, es innegable que pese a los más de siete años que tiene el actual diseño este no ha envejecido lo más mínimo.

Sigue siendo un producto muy bien construido, mimado hasta el más mínimo detalle, aunque no por ello termina de ser perfecto. El marco inferior de la pantalla es excesivamente grande para los cánones actuales, el logo de la marca prevalece en exceso y parece un espacio desaprovechado, algo parecido ocurre con el resto de biseles que rodean la pantalla. Seguimos sin poder ajustar la altura, aunque mantiene la opción de regular la inclinación vertical (arriba y abajo) lo suficiente como para poder adaptarse a cualquier situación y conseguir una buena visualización.

imac 21.5 2019 4k pantalla

El perfil es muy fino salvo el ligero e inevitable abultamiento de la parte trasera, el modelo de 21.5 pulgadas en bastante compacto: 45 centímetros de alto, 52,8 centímetros de alto y 17,5 centímetros de ancho, con un peso de 5,6 kilos, lo que permite que pueda transportarse y moverse de un lado a otro con bastante facilidad.

review test imac 2019 4K

En cuanto a la conectividad se ubica en su totalidad en la parte trasera, exactamente en la esquina inferior derecha según miramos de frente la pantalla. Dispone de cuatro puertos USB 3.0, dos puertos Thunderbolt 3, un puerto Ethernet RJ45, un lector de tarjetas SDXC, un puerto de auriculares jack 3,5 mm y un puerto de seguridad Kensington. Conectividad más que suficiente para conectar cualquier tipo de dispositivo externo sin tener que recurrir adaptadores o replicadores de puertos.

imac 21.5 2019 4k conexiones

Almacenamiento del pasado

En el apartado de almacenamiento el iMac 2019 de 21.5 pulgadas con pantalla retina 4K que hemos analizado cuenta con un disco Apple Fusion de 1TB. Para aquello que no conozca este concepto acuñado por Apple desde hace ya unos años consiste en un disco duro híbrido compuesto por un disco HDD, en este caso un Hitachi Travelstar de 2.5” a 5,400 rpm, destinado a guardar el grueso de los datos, junto a un pequeño almacenamiento SSD de 32 GB encargado de almacenar, a modo de memoria caché, los las aplicaciones que se usan con mayor frecuencia.

imac 2019 4k test

Un concepto muy interesante pero que a día de hoy creo que queda un tanto desfasado teniendo en cuenta el precio actual del almacenamiento de estado sólido. Y es que a día de hoy puedes conseguir un disco SSD Sata de 1 Tb por unos 120 euros, y por no mucho más puedes es posible hacerse con la versión PCIe, siempre hablando de precios de venta al público lo que hace pensar que para un ensamblador como Apple el precio debería ser susceptiblemente menor.

Es por ello que sorprende el elevado precio las opciones de configuración con discos SSD que supone un desembolso extra frente al Fusion Drive de 1 Tb de 120 euros por un disco estado sólido de 256 GB, 360 euros por el de 512 GB y nada menos que 840 euros más por el disco SSD de 1 TB.

benchmark imac 2019

En las pruebas de rendimiento realizadas en Blackmagic Disk Speed, AJA y Novabech arrojaron resultados muy similares, con medias de escritura de 423 Mb/s y picos de 900 Mb/s, cifras muy alejadas de las que podemos conseguir con un disco PCIe actual.

Rendimiento no para todo

El nuevo iMac 2019 es el primer modelo de iMac de 21.5 pulgadas con procesador de 6 núcleos, dos núcleos adicionales que agradecerán sobre todo aquellos que utilicen aplicaciones de mayor exigencia como editores de vídeo e imagen.

En concreto integra un procesador Intel Core i5 de seis núcleos a 3 GHz de octava generación (Coffee Lake) con Turbo Boost de hasta 4,1 Ghz, el mismo que actualmente utiliza el Mac Mini de 2018, aunque estos no cuenta con tarjeta gráfica dedicada con este iMac 21.5 de 2019 que hoy llevamos a test.

iMac

Apple iMac de 21,5

El nuevo Apple iMac es un ordenador All-in-one con pantalla Retina 4K de 21.5 pulgadas, procesador Intel Core i5 de cuatro núcleos a 3 GHz, tarjeta gráfica Radeon Pro, y 8 o 16 GB de RAM. Con un disco duro o SSD de 1 TB.

Otra de las mejoras la encontramos en la memoria RAM, para esta nueva versión del iMac Apple ha optado por incorpora memoria DDR4 de 2666 MHz, lo que supone un pequeño aumento frente a los 2400 MHz de la generación anterior. La configuración base es de 8 GB de memoria RAM, existiendo dos opciones de configuración adicional de 16 y 32 GB, con un sobrecoste de 240 y 720 euros respectivamente.

Al igual que en otras ocasiones resulta importante tener claro este aspecto a la hora de comprar, y es que aunque como hemos podido ver gracias al desmontaje de iFixit es posible cambiar y aumentar la memoria RAM al no estar soldada con en algunos Macbook Pro, el proceso resulta extremadamente complicado, no siendo recomendable para la gran mayoría de usuarios.

benchmark imac 2019 4k

Para los gráficos cuenta con una tarjeta gráfica dedicada Radeon Pro 560X con 4 GB de memoria GDDR5, que puede ser mejorada por una Radeon Pro Vega 20 con 4 GB de memoria HBM2 por 420 euros más. Un salto de calidad evidente frente a gráfica integrada Intel Iris Plus Graphics 640 de la generación anterior, aunque no parece que suficiente como para convertir a este iMac 21.5 con pantalla retina 4K de 2019 en una máquina de edición vídeo o equipo gaming.

benchmark imac 2019

En las pruebas de rendimiento en un solo núcleo de Geekbench logró una puntuación de 5259 lo que supone una ligera mejora de rendimiento frente a la versión más potente de 2017 con procesador Core i7-7700 a 3.6 GHZ y 4 núcleos. En las pruebas multinucleo su procesador de 6 núcleos consigue un resultado de 20.918 puntos, aproximadamente un 15% superior frente a la versión Core i7.

geekbench imac 2019

En Cinebench R20 la CPU logra una puntuación de 2390 puntos, mientras que los resultados globales de Novabench con 1709 puntos nos indican un buen rendimiento de la CPU con un discreto comportamiento de la parte gráfica, con un rendimiento un 38% por debajo de una gráfica gaming de gama intermedia como la AMD Radeon 580 o Nvidia Geforce GTX 1070.

benchmark imac 2019 4k

En el longevo y conocido test de rendimiento gráfico Unigine Heaven logra un resultados de 908 puntos (con calidad media y valores por defecto), con una tasa mínima de fps de 25,3 con picos de 64,2 fps. En juego real, realizamos varias pruebas jugando al juego de moda: Fortnite. Con él es posible jugar en todas las calidades, aunque la tasa de frames por segundo en calidad ultra desciende hasta los 24 fps, frente a los 40 fps en alta y los 50 fps de la calidad intermedia.

Los mejores juegos gratis para jugar en un Mac

Este claro que no estamos ante un equipo gaming, ni pensamos que esta sea la uso principal para los posibles compradores, lo que no quita que podamos desconectar del trabajo con algún que otro título reciente poco exigente.

En las pruebas de edición de vídeo el iMac 4K de 2019 se desenvuelve con soltura, aunque siempre con vídeos en calidades comedidas y no excesivamente pesados. Con edición de vídeo en 4K el sistema se traba con frecuencia y los tiempos para el renderizado y exportación se alargan en exceso.

Una pantalla sobresaliente

La pantalla tiene una resolución de 4096 x 2304 píxeles y al igual que todos los modelos de iMacs más actuales, iPad y últimos modelos de iPhone con pantalla LCD Retina es capaz de reproducir el espacio de color DCI-P3. En nuestra pruebas de laboratorio el iMac 21.5 con pantalla retina 4k obtuvo unos resulta altamente satisfactorios. Unos datos que certifican las buenas sensaciones tras unas cuantas horas de uso con todo tipo de contenidos.

brillo imac 21.5 2019 4k

En líneas generales la pantalla es fantástica, brillante en sus dos acepciones: tanto el calidad de imagen y definición, como en lo que a niveles de brillo se refiere. Una percepción, la del nivel de brillo, que certifican los 690 lux que arrojan nuestras prueba de laboratorio y que se reparte de forma muy uniforme sobre la totalidad de la pantalla, con unas discrepancias poco apreciables entre la parte central de la pantalla y las esquinas.

En cuanto al gamut de color o fidelidad de color es capaz de cubrir el 103,0% sRGB, un valor ciertamente significativo para aquellos que quieran utilizar el nuevo iMac como herramienta de edición y diseño. En cuanto a la temperatura de color, se mantiene muy equilibrada, con ligera tendencia hacia los colores cálidos, aunque de forma poco evidente.

gamut imac 2019 4k

El ratio de contraste medio alcanza los 932:1, cifra significativa, aunque por debajo de algunos de sus competidores, y tal vez el aspecto en el que su pantalla 4K sea un poco más cuestionable. A nivel de definición, poco que decir, sus 4096 x 2304 píxeles permiten que hasta los textos más pequeños sean perfectamente legibles, y que podamos apreciar un gran número de detalles en imágenes y vídeos.

pantalla imac 21.5 2019 4k

Periféricos que no evolucionan

Además de la unidad principal, el iMac 21.5 de 2019 incluye un pequeño y compacto teclado Magic Keyboard en español. El mismo teclado inalámbrico con batería integrada recargable mediante cable lightning que Apple viene incorporando en las últimas generaciones de iMac. Pequeño y funcional, no termina de gustarme su “golpe de tecla”, prefiero el de los nuevos Macbook, y aunque está ligeramente inclinado me resulta algo incómodo que esté tan pegado a la mesa.

teclado imac 2019

Además, incluye un ratón inalámbrico Magic Mouse 2 cuyo puerto de recarga lightning sigue incomprensiblemente situado en la parte inferior del mismo, un fallo de diseño que Apple sigue empeñada en no corregir.

El Magic Mouse 2 es compatible con una variedad de gestos táctiles y hay que reconocer que estéticamente es un producto muy bonito, aunque ergonómicamente nunca me ha terminado de convencer. Es pequeño, estrecho y excesivamente plano, por lo que no terminada de adaptarse bien a mi mano, aunque claro está que esto no tiene que pasarle a todo el mundo.

raton imac 2019

Sobre la pantalla encontramos su cámara Facetime para videoconferencia con resolución HD. Esta es otra de esas cosa que no dejan de asombrarme, y aunque mucho pueden pensar que algo secundario me resulta complicado entender como un equipo de 1700 euros pueda integrar a día de hoy una cámara que ni tan siquiera es Full HD.

Su rendimiento es decente, aunque lejos de lo que ofrece la cámara 1080p de los iMac Pro, además carece de sensores de infrarrojos que podrían haber dotado a este nuevo iMac 21.5 4K de 2019 de sistema de desbloqueo facial, algo de lo que Apple hace gala en sus iPhone y que bien podría haber integrado aquí.

camara facetime imac 2019

Para el sonido, incorpora en la parte inferior de la pantalla un par de altavoces estéreo cuya calidad llega al aprobado pese a pecar de una falta evidente de graves, pese a ello cumplen con suficiencia para escuchar música y ver algún que otro contenido multimedia cuyo disfrute auditivo no requiera de grandes alardes a nivel de efectos y potencia sonora.

Conclusiones

Apple renueva la gama iMac de 21.5 con una propuesta poco arriesgada que mantiene las fortalezas y debilidades en términos de diseño que llevamos viendo en en su gama de equipos todo el uno desde hace ya más de 7 años, por suerte su diseño es atemporal y ni mucho menos genera rechazo, aunque unos ligeros retoques no le hubieran venido nada mal

A la hora de trabajar y ponerse en faena destaca sobre manera su excelente pantalla 4K, pocos monitores encontrarás en el mercado con su nivel de brillo, calidad de imagen y fidelidad de color. En lo que se refiere a rendimiento el nuevo procesador Intel Core i5 de seis núcleos y la gráfica Radeon Pro 560X dedicada permiten desarrollar el trabajo del día a día con gran fluidez, incluso en edición de imágenes complejas y vídeo en calidad Full HD, además de juegos no excesivamente exigentes como Fortnite se desenvuelve con gran soltura, sin riesgo del tan temido Thermal Throttling.

Para la edición de vídeo en 4K y juegos completos las ralentización y pérdidas de frames hacen que resulta complicado, y en ocasiones imposibles, afrontar este tipo de retos.

Uno de los principales problemas de los iMac de Apple es la importancia a la hora de seleccionar la configuración inicial de compra, ya que las futuras ampliaciones o no son posibles o resultan demasiado costosas. En el caso del iMac 21.5 4K de 2019 que hemos analizado recomendamos valorar dos opciones de ampliación: por un lado la memoria RAM al menos hasta los 16 GB, lo que ayudará a aumentar la vida útil de equipo ya que resulta muy complejo ampliarla por nuestros propios medios. Y segundo, más insistente si cabe, valorar el salto de Fusion Drive al disco SSD; es caro, pero a la larga estamos seguros de que no se arrepentirás de ello.