Skip to main content

BQ Aquaris C, análisis y opinión

25/09/2018 - 12:00

A nadie se le escapa que 2018 está siendo un año difícil para casi todas las marcas que no son Xiaomi y que aspiran a vender móviles de gama de entrada y gama media. Una de ellas es BQ, compañía española con varios móviles muy destacables en el mercado y que se resiste frente al gigante chino.

En este análisis del bq Aquaris C repasamos en profundidad uno de sus nuevos móviles, un teléfono asequible que quiere competir de tú a tú contra algunos de los superventas de la marca asiática.

Por características, estamos ante un smartphone que destaca en varios aspectos, como por ejemplo en conectividad. A su vez, apuesta por un procesador Qualcomm Snapdragon 425, decisión atrevida en esta franja de precios en la que abundan los chips Mediatek.

Por 149 euros, el precio del bq Aquaris C, merece y mucho la pena echar un vistazo a todo lo que tiene que ofrecer. Si quieres un móvil económico y que no te impida hacer un uso normal de él, quizás sea esta una buena elección.

Para valorarlo hemos elaborado esta review del bq Aquaris C con opiniones acerca de distintos aspectos.

Un diseño que nos es muy familiar

Imágenes del BQ Aquaris C

De un simple vistazo a este móvil se aprecia que la marca española ha apostado por un diseño común este año, con la cámara en forma vertical en la parte trasera y el lector de huellas en posición centrada.

La tapa trasera plástica se separa de la tendencia cada vez más habitual de hacer móviles de cristal, algo que por fortuna no ha convencido a todas las marcas aún. Muestra cierta tendencia a acumular suciedad y huellas, aunque al menos no se rompe si lo dejas caer al suelo. 

El detalle de la cámara es importante, ya que repite el esquema de las cámaras duales con una sola lente, utilizando el espacio que otros móviles aprovechan para la lente dual para meter el flash. A primera vista engaña, pero no, no tiene dos cámaras.

El jack de auriculares está en la zona inferior, junto al altavoz y el puerto USB.

En líneas generales, es un diseño poco llamativo, aunque efectivo. Pesa poco (150 gramos) y cabe perfectamente en la mano. Sus dimensiones son 144,5 x 70,9 x 8,3 mm, bastante más pequeño de lo normal, y se nota nada más sostenerlo en la mano.

  BQ Aquaris C Xiaomi Redmi 5 LG Q7 Huawei P Smart
Tamaño 144,5 x 70,9 x 8,3 151,8 x 72,8 x 7,7 mm 143,8 x 69,3 x 8,4 mm 150,1 x 72,1 x 7,5 mm
Peso 150 g 157 g 145 g 143 g
Pantalla 5,45" IPS LCD 5,7" IPS LCD 5,5" IPS LCD 5,65" IPS LCD
Resolución HD+ HD+ Full HD+ Full HD+
Procesador Snapdragon 425 Snapdragon 450 Mediatek MT6760S Kirin 659
RAM 2 GB 3 / 4 GB 3 GB 3 / 4 GB
Almacenamiento 16 GB 32 / 64 GB 32 GB 32 / 64 GB
Batería 3000 mAh 3.300 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh
Cámara trasera 13 MP 12 MP 13+ 16 MP 13 + 2 Mp
Cámara de selfies 5 MP 5 MP 5 MP 8 MP
Precio de lanzamiento 149,99 euros 169 euros 349 euros 259 euros

Pantalla 18:9 con panel LCD IPS: de nuevo un acierto

Otro acierto de la marca a la hora de elegir el hardware de este móvil es la pantalla. Seguramente tenían claro desde el principio que para ahorrar costes ésta sería HD+ e IPS LCD, una configuración bastante frecuente en móviles asequibles en 2018.

Ángulos de visión bq Aquaris C

Ángulos de visión de la pantalla del bq Aquaris C.

También estaba claro que a estas alturas no tiene mucho sentido sacar móviles que no tengan formato 18:9, con una diagonal más grande. Han hecho ambas cosas y el resultado es una pantalla más que decente, con buenos ángulos de visión y 295 puntos por pulgada.

La nitidez no es la misma que la de una pantalla Full HD+, y con 295 PPP se nota, aunque al ser de sólo 5,45" de tamaño, se atenúa un poco este inconveniente.

Es modesta pero suficiente para ver películas y series sin exprimir la batería más allá de lo necesario. Además el brillo es suficiente para consultar tu móvil en exteriores razonablemente bien, así que poco más se puede pedir por los 149 euros que cuesta.

Se mantiene en la línea con lo que ofrecen otros móviles similares, pero con bastante más brillo, ni más ni menos. No es un punto a destacar positivamente en este análisis del bq Aquaris C pero tampoco es una pega.

Brillo pantalla bq Aquaris C

Así brilla la pantalla del bq Aquaris C por sectores.

Android One: la solución para exprimir su modesto hardware

Con este lanzamiento, BQ no ha querido ir a por los móviles que aspiran a ser gama media o que lo son por derecho propio. Al contrario: saben que 2 GB de memoria RAM son quizás insuficientes para la mayoría de usuarios, y que 16 GB de almacenamiento se quedan excesivamente cortos, aunque el procesador Snapdragon 425 sea solvente a la hora de gestionar estos recursos.

Como sus especificaciones técnicas son limitadas, BQ ha realizado el movimiento lógico: utilizar Android 8.0 como sistema operativo, en particular con una capa bastante ligera, sin aplicaciones preinstaladas y con un consumo algo menor que aquellas personalizadas por las marcas.

Imágenes del BQ Aquaris C

No te vas a encontrar apps de fabricante ni juegos instalados nada más encender el móvil, y se agradece muchísimo

No es la primera vez que vemos este SO, que triunfó en el Xiaomi Mi A1, y tampoco es el estreno en móviles de BQ, que tiene el BQ Aquaris X2. Como ha probado exprimir en la medida de lo posible las prestaciones de Android, es lógico que haya sido elegido para este móvil.

De otra forma, la digna experiencia de usuario que proporciona el Aquaris C podría haberse convertido en un auténtico infierno. Es cierto que en ocasiones se nota algo de lag y ralentizaciones, sobre todo cuando abres muchas aplicaciones a la vez, pero el problema no es tan pronunciado como para llegar a desesperar.

BQ Aquaris C

2 GB de RAM son escasos para utilizar varias aplicaciones pesadas de forma simultánea, y se nota. Snapdragon 425 hace lo que puede en este sentido, al igual que Android One 8.1, pero no se le pueden pedir peras al olmo.

No tendrás problemas para usar aplicaciones como Google Maps, WhatsApp y otras de uso común, aunque sí para jugar. Por ejemplo PUBG Mobile es demasiado para este teléfono, al igual que Asphalt. Si instalas juegos tan exigentes podrás jugar, pero con demasiados tirones en FPS que hacen difícil jugar con normalidad.

En resumidas cuentas: la experiencia normal es aceptable, aunque el rendimiento gráfico es limitadísimo. Esto es gracias a usar Android con una capa de software tan ligera, que hace posible que las apps funcionen de forma fluida, aunque la GPU Adreno 308 no pueda con juegos 3D muy exigentes.

  BQ Aquaris C Motorola Moto G6 LG Q7 Huawei P Smart
Procesador Snapdragon 425 Snapdragon 450 Mediatek MT6760S Kirin 659
RAM 2 GB 3 GB 3 GB 3 GB
AnTuTu 42.451 67.189 111.558 87.563
3D Mark (Sling Shot) 68 437 755 319
GeekBench 652 / 1.793 742 / 3.848 1.325 / 4.941 867 / 3.335
PCMark 3.201 4.543 5.762 6.019

Ni con microSD, 16 GB saben a poca memoria

Más allá del rendimiento, que insistimos en calificar como aceptable, hay un problema que nos obliga a desaconsejar este móvil para aquellos que gusten de jugar y de tener muchas aplicaciones: la capacidad de almacenamiento del BQ Aquaris C es más reducida de lo que cabría desear. A estas alturas de 2018, 16 GB de memoria es demasiado poco.

6 GB se van al sistema operativo en sí, y sólo PUBG Mobile ocupa más de 2 GB. Facebook otro tanto, y así sucesivamente hasta que irremediablemente aparezca el mensaje de "Queda poco espacio de almacenamiento".

Puedes insertar una microSD, pero eso no solucionará el hecho de que sólo hay un margen de 10 GB en memoria interna. No todas las apps se pueden mover a la tarjeta de memoria y hay elementos que deben estar en interna, así que poco se puede hacer más allá de renunciar a ciertas apps pesadas.

En nuestro caso hemos tenido que utilizar más de una vez Files GO, de Google, para hacer limpieza de archivos y liberar algo de espacio.

Imágenes del BQ Aquaris C

Probablemente la mejor conectividad en su segmento

Cuando compras un móvil por debajo de cierto precio, casi das por hecho que vas a tener que renunciar a algo en conectividad. No se puede tener todo, así que hay que discriminar: ¿es más importante el WiFi AC o el chip NFC? ¿Puedes aceptar el microUSB a cambio de pagos móviles?

En este caso, tenemos que decir que hay un pleno. En este análisis del BQ Aquaris C, nuestra opinión sobre su conectividad es inevitablemente buena. Tiene WiFi AC, NFC, USB de Tipo C y carga rápida, un todo en uno que pocas veces se ve por debajo de los 300 euros.

Hay que mirar muy arriba para encontrar un móvil que garantice estar 100% conectado y además también permita pagos móviles con NFC, algo que ha quedado para móviles de gama media, al menos de momento.

Imágenes del BQ Aquaris C

En este caso, salvo los infrarrojos, hay pocas pegas que poner. Incluso tiene Radio FM, otra prestación que las marcas han ido olvidando poco a poco.

Ni que decir tiene que hemos probado todas estas tecnologías, pagos móviles incluidos, y funcionan a la perfección. El WiFi de 5 GHz tiene un buen alcance y no se producen esos cortes de señal que por desgracia son tan habituales, aunque ahí el router también tiene mucho que decir.

OLED, IPS, AMOLED y más: te explicamos qué pantalla para móviles es mejor

Todo esto es posible por cortesía de Qualcomm, que en su Snapdragon 425 / 450 prácticamente ha barrido a la competencia. Es un procesador barato pero que es compatible con todas estas tecnologías, un malabarismo que sus ingenieros han sido capaces de conseguir y que da una ventaja competitiva decisiva a las marcas que trabajan con ellos.

No cabe duda de que este apartado empuja muy hacia arriba la relación calidad-precio del Aquaris C, que mira por el retrovisor a la competencia directa y compensa en parte las carencias en potencia.

Imágenes del BQ Aquaris C

Un paso atrás en autonomía

Uno de los problemas más pronunciados que hemos experimentado al realizar la review del Aquaris C de bq es la autonomía de batería. Si estás acostumbrado a tener un móvil con suficiente batería para un día o más, este es un claro paso atrás que seguro que vas a notar.

Difícilmente se puede exprimir su batería a lo largo de 24 horas. De hecho, si sueles usar el brillo al máximo y consultar redes sociales o ver vídeo, puedes dar por hecho que tendrás que cargarlo a lo largo del día.

Es preocupante ver cómo va bajando el nivel de carga en el momento en el que utilizas apps que requieren de un acceso continuo a internet, especialmente redes sociales. No es algo nuevo, y es que Twitter, Facebook y compañía consumen batería de forma masiva en todos los dispositivos, aunque en este se nota un poco más.

Con 3.000 mAh de capacidad y una pantalla HD+ esto no debería ocurrir, así que el problema debe estar en la optimización de software. Siendo Android 8.1 resulta cuanto menos curioso que el sistema consuma tanta cantidad de batería en determinadas situaciones, así que quizás sea un problema con solución a través de actualización del SO.

Así es como debes cargar tu móvil si quieres conservar su batería en buen estado

Como atenuante está la presencia de la carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm, capaz de cargar el 50% de batería en 45 minutos aproximadamente y la batería completa en poco menos de dos horas.

A continuación compartimos una gráfica en la que se ve cómo evoluciona el nivel según pasan los minutos conectados a la corriente. Eso sí, ten en cuenta que sólo funciona correctamente con el cargador que viene incluido en el paquete o uno compatible con Quick Charge.

El problema es que por muy rápido que se cargue, salir de casa con el 50% de batería es absolutamente desaconsejable si la autonomía es tan reducida. Es jugársela y seguramente salga mal.

Carga Aquaris C

Cámara básica incluso para su segmento

A lo largo de 2018 se ha comenzado a popularizar una serie de características como por ejemplo el Modo Retrato -disponible ya en la mayoría de nuevos móviles- el Modo IA o el slow motion. No busques ninguna de estas prestaciones avanzadas en la cámara del bq Aquaris C, bastante extremadamente básica.

Con ella puedes sacar selfies y fotos en modo manual, pero sin efecto bookeh, sin modo belleza y sin modo IA. Más allá de enfocar y disparar, hay pocas cosas que ofrezca este móvil en cuanto a fotos.

El flash frontal es la única concesión que la marca española se ha permitido. Mejora los selfies en zonas poco iluminadas, aunque no soluciona el resto de carencias.

Los resultados son bastante mejorables en ambos casos, tanto en la cámara frontal como en la trasera, especialmente con fotos nocturnas. Durante el día o con buena iluminación sí que hace fotos nítidas y con colores bastante reales, pero por la noche la cosa empeora muy notablemente. En ambos casos la definición de los detalles deja bastante que desear.

Prácticamente hay que intuir el objeto al que le haces la foto, y es que la definición y nitidez desaparece casi por completo. Está claro que a un móvil de gama de entrada no se le pueden exigir fotos nocturnas de calidad extrema, pero a veces ésta está por debajo de lo que se puede considerar normal a estas alturas.

Foto cámara BQ Aquaris C

Conclusión: un móvil básico que tropieza en algunos aspectos importantes

Si analizamos todo lo que tiene que ofrecer el bq Aquaris, se puede decir que estamos ante un móvil bueno para el precio que tiene. De hecho, hay pocos dispositivos mejores por 149 euros, con una versión Android muy limpia, una fluidez aceptable y conectividad prácticamente redonda.

Sin embargo, precisamente por el tipo de público al que se dirige, la autonomía de batería tan reducida es un problema mayúsculo. Este tipo de usuario puede estar dispuesto a perdonar ciertas ralentizaciones y una resolución de pantalla HD+, pero quizás no tanto tener que cargar el móvil dos veces el mismo día o tener que andar midiendo al milímetro la capacidad de almacenamiento que tienes disponible.

Imágenes del BQ Aquaris C

De solucionarse este inconveniente en una futura actualización, estaríamos ante un móvil básico realmente equilibrado y con potencial de sobra para plantar cara a cualquier dispositivo que Xiaomi pueda sacar en 2018 o 2019.

Hasta entonces, cabe decir que tras el análisis del bq Aquaris C nuestra opinión es positiva en líneas generales con algunos peros de peso. Merece la pena comprarlo si no necesitas una GPU potente para jugar y sólo vas a usar aplicaciones como WhatsApp o Facebook.

Lo mejor

  • Chip NFC para pagos móviles
  • Carga rápida Quick Charge 3.0
  • Soporta WiFi AC 5 GHz
  • Android 8 muy limpio

Lo peor

  • Poco espacio de almacenamiento
  • Autonomía
  • Potencia GPU
  • Fotos nocturnas muy mejorables

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

8/10

Hardware

6/10

Software

9/10

Cámara

6/10

Batería

6/10

Conectividad

9/10

Sonido

6/10

Nota técnica

70

Relación calidad/precio

Ver ahora: