Skip to main content

DJI OSMO Pocket, análisis y opinión

Análisis DJI OSMO Pocket

06/04/2019 - 09:30

Este es nuestro análisis con el DJI OSMO Pocket, un gimbal de bolsillo que no necesita ni un móvil ni una cámara para funcionar. Cuenta con su propia cámara, un tamaño muy contenido y un sistema de estabilización de lo más interesante. Si quieres saber para qué tipo de usuarios es la DJI OSMO Pocket, os lo contamos en este análisis.

DJI es una de las marcas de referencia en lo que a estabilización mecánica de cámaras se refiere. La compañía es conocida por contar con un buen arsenal de drones con cámaras (con unas lentes de muy buena calidad), pero también por sus estabilizadores para móviles, o gimbals.

Un gimbal es un dispositivo que cuenta con un brazo articulado y estabilizado en el que colocamos nuestro teléfono móvil para poder capturar vídeos y fotografías con estabilización, y además de estos estabilizadores, también cuentan con dispositivos que tienen estabilizador y cámara para poder dejar el móvil en el bolsillo si queremos grabar vídeo.

Ahora, han ido más lejos y han creado uno de estos dispositivos de bolsillo, literalmente. El DJI OSMO Pocket es el gimbal más pequeño del mundo, un gimbal que no necesita el móvil para funcionar y que hemos estado probando durante unos días. A continuación, os contamos nuestra experiencia y opinión en el análisis del DJI OSMO Pocket. ¿Es un gimbal para todo el mundo? 

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Diseño para llevar a cualquier parte, con sus cosas buenas y malas

El punto fuerte de un gimbal es el tamaño, ya que percibimos tamaño y peso como una seña de calidad. Si pesa y parece robusto, es que es bueno. Obviamente, esto no se cumple con todos los dispositivos, pero los dispositivos de DJI, utilicen acero o policarbonato en su construcción, siempre transmiten esa sensación de robustez. 

El DJI OSMO Pocket es un gimbal que sorprende nada más sacarlo de la caja. Se trata de un gimbal de bolsillo, un dispositivo muy, muy pequeño es que tan grande como solo el brazo estabilizador de otros productos de la compañía, como el popular DJI OSMO Mobile 2.

  Características
Dimensiones 121,9 x 36,9 x 28,6 mm
Peso 116 gramos
Pantalla 1'' táctil
Sensor 1/2.3" CMOS
12 Mpx
1,55 um
Intervalo estabilización Estabilizador de tres ejes
Paneo: ±50º a -230º
Inclinación: ±50º a -95º
Rotación: ±45º
Velocidad máxima estabilización 120º/s
Tarjetas compatibles microSD de hasta 256 GB
Vídeo 4K Ultra HD: 3840x2160px 24/25/30/48/50/60p
FHD: 1.920x1.080px 24/25/30/48/50/60
Bitrate máximo 100 mbps
Batería 875 mAh (hasta 140 minutos de grabación)
Puerto USB Tipo-C

El OSMO Pocket está construido en acero, policarbonato y una superficie gomosa tanto para los botones como para la superficie en la que reposa el dedo pulgar de la mano que sujete el gimbal. Es pequeño, de solo 12 centímetros de alto y unos tres de fondo, y con un peso de 116 gramos, más ligero que un smartphone, sorprende porque no es incómodo en mano.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Es cierto que al ser tan pequeño despierta dudas sobre qué tal se comportará en el trabajo de campo, pero precisamente es una de las grandes virtudes del dispositivo. Cargar con él no es pesado, lo puedes llevar en cualquier bolsillo gracias a la funda rígida incluida en la caja, y a la hora de grabar no he tenido ningún problema ni sensación de inestabilidad o de que se fuera a caer. Por si acaso, la caja incluye una correa de protección, por si no nos fiamos.

Análisis DJI OSMO Pocket
La funda protectora es rígida y tiene un diseño que se adapta a la perfección

 

Como decíamos unas líneas más arriba, la sensación en mano es muy buena, ya que cada milímetro desprende calidad, el diseño es espartano, elegante y grabar con él es muy cómodo. Sin embargo, en un cuerpo tan pequeño hay que hacer concesiones, y hay dos que son dignas de mención.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Para empezar, algo que hemos echado de menos en el análisis del OSMO Pocket es la típica rosca en la base para acoplar el gimbal a un trípode. Otros productos, como el mencionado OSMO Mobile 2, cuentan con dicha rosca, y realmente es cómodo para poder montar el gimbal en un trípode de araña con el que poder capturar tomas más creativas.

DJI OSMO Pocket

DJI OSMO Pocket

El DJI OSMO Pocket es un estabilizador con cámara incorporada que cabe en cualquier bolsillo. Nos permite grabar vídeo hasta 4K y 60 frames por segundo y se puede conectar al móvil para expandir las opciones de captura de imagen.

Sí, la base es estable y se mantiene en posición vertical si lo dejamos sobre una superficie, pero una ráfaga de aire, un golpe en la superficie o cualquier inclemencia puede hacer que el gimbal se tambalee. Y teniendo en cuenta que se pueden hacer motionlapses y tiemelapses, es incomprensible que no tenga soporte para trípode.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

La segunda concesión es la pantalla. Es un problema menor, ya que no dependemos al 100% de la misma para grabar, pero es cierto que es muy pequeña. No tuve problemas para controlar las opciones del gimbal desde la pantalla táctil, pero sí es cierto que no puedes ver qué foto o vídeo has tomado, ya que la calidad de imagen de la pantalla no es elevada y, además, es demasiado pequeña como para ver si la toma está enfocada.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Pese a esto, son problemas menores, y lo que importa a nivel de diseño - estabilización bien conseguida y agarre firme pese al tamaño - el OSMO Pocket lo solventa con creces. 

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Calidad de vídeo excepcional, no tanto el sonido

Como decimos, DJI quiere que llevemos el OSMO Pocket en el bolsillo preparado siempre para grabar. En otros estabilizadores, cuando conectamos el móvil o encendemos la cámara, los motores verticales y horizontales deben calibrarse a propósito para mantener la cámara centrada. En el Pocket, no. Sí, podemos calibrar el dispositivo, pero cada vez que lo encendemos realiza una calibración automáticamente, y desde que pulsamos el botón de encendido hasta que podemos grabar pasan unos 4 segundos.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

La cámara cuenta con 12 megapíxeles y una apertura f/2.0. Podemos grabar a 4K hasta 60 frames por segundo y a 1.080p a la misma tasa de fps. Esto es de lo más interesante, porque podemos ir desde un formato cinematográfico hasta los 48 fps que se usaron en la trilogía de El Hobbit o, directamente, los 60 fps para tomas más ''de acción''. La versatilidad es uno de los puntos fuertes del gimbal y, además, graba con una tasa máxima de 100 Mbps, que a 4K es muy interesante.

El enfoque es continuo, con una buena gestión de la exposición, por lo general, y si estáis pensando que 80º de angular se quedan cortos, porque comparáis con una cámara de acción, hay que decir que es más que correcto. Eso sí, hay que tener ''cuidado'' a la hora de grabar, ya que la pantalla cuenta con formato 4:3 y el vídeo se graba en 16:9, por lo que en los primeros vídeos hay parte del plano que queréis capturar que, seguramente, no logréis atrapar.

  Vídeo DJI OSMO Pocket
Sensor 1/2,3'' CMOS de 12 Mpx
Objetivo Rango de visión de 80º
f/2.0
Rango ISO 100 - 3.200
Resolución 4K a 24/25/30/48/50/60 fps
1.080p a 24/25/30/48/50/60 fps
1.080p120 fps en cámara lenta
Modo de vídeo Auto
Tasa de bits máxima 100 Mbps
Formato de vídeo MP4 / MOV (MPEG-4 / H.264)
Audio 48 KHz AAC

¿Y qué pasa con el la distancia focal f/2.0? Si estáis aquí, ya sabréis que cuanto más pequeña es la cifra, más luz entra en el sensor y, por tanto, mejores escenas nocturnas podemos capturar, o en interiores. f/2.0 es una cifra que los móviles han dejado ''grande'', sobre todo un P30 Pro que cuenta con un objetivo principal f/1.65. Eso sí, salvo en fotografías, no hemos echado en falta una mayor distancia focal. Calcula bien el desenfoque de fondo, de día la imagen es buena y, de noche, bueno, es cierto que la imagen se resiente un poco, pero no es algo para lo que este gimbal esté pensado.

Sin embargo, aunque a nivel de calidad de imagen y estabilización es muy, muy bueno, hay un problema que tiene que ver con el tamaño. Y es que, cuando quiero realizar movimientos muy lentos, debido al reducido peso se producen algunas vibraciones. Lo mismo pasa a la hora de tomar fotografías y apretar el disparador. Esa vibración mínima puede hacer que la foto no salga como queramos. El paneo es bueno, con una velocidad de unos 120º/s según DJI que se traducen en movimientos suaves si no somos demasiado bruscos.

Y otro punto flaco es el sonido. El OSMO Pocket cuenta con un micrófono que analiza la escena para lograr captar la mayor calidad de audio posible. Sin embargo, mientras en paisajes y escenas callejeras no va mal, cuando se trata de capturar la voz la calidad se desploma debido a algo muy simple: no captura bien los tonos graves, lo que da la sensación de sonido ''de lata'' al contar con uno de los espectros sonoros muy débiles. En este caso, lo mejor es acoplar un micrófono mediante el USB Tipo-C.

Pero antes de pasar al apartado fotográfico, veamos qué modos tenemos en el OSMO Pocket y cómo podemos sacarles partido.

Variedad de modos 

Y es que, hacerse con un gimbal significa que quieres hacer algo más que lo que ya haces con tu móvil o cámara en el modo de captura de vídeo, y en el OSMO Pocket se mantienen varias opciones del Mobile 2, además de alguna que otra nueva. Contamos con tres modos de estabilización.

Uno es el ''normal'' para capturar lo que estemos apuntando en cada momento. De esta forma, se estabiliza la captura, pero la cámara no se compensa de ninguna manera. Si apuntamos hacia adelante, grabaremos exactamente eso. Con el modo FPV es diferente, ya que también grabamos hacia adelante, pero los motores de estabilización están compensando el movimiento continuamente, logrando resultados muy cinematográficos.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

El tercer modo es ActiveTrack, que no es más que un modo de seguimiento de objetivos. Cuando este modo está activado, tenemos que seleccionar lo que queremos grabar (un objeto móvil) y el gimbal se encarga de seguir su movimiento para que el objeto esté siempre centrado. Con este modo hay que tener ''cuidado'', ya que nuestros movimientos, y los del objetivo, deben ser suaves para que la cámara no se pierda. 

Comparativa DJI OSMO Pocket vs Huawei Mate 20

Además, este modo ActiveTrack es el ideal para los vlogers (sí, con uve), ya que tenemos un modo selfi en el que la cámara nos apunta directamente a nosotros, y con el modo ActiveTrack activado y el OSMO Pocket en una superficie, podemos grabarnos para salir siempre centrados, aunque nos movamos un poco.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Por lo demás, cuenta con modo de vídeo timelapse y motionlapse. Un timelapse no tiene misterio: grabamos un punto fijo y dejamos que pase el tiempo, pudiendo seleccionar cuántas horas (la batería nos da para unas dos, pero si lo estamos cargando mientras (y tenemos un soporte, podemos grabar más) y en cuántos segundos o minutos queremos que se compriman esas horas.

El motionlapse es, básicamente, lo mismo, pero la cámara se mueve de forma vertical u horizontal, como queramos de forma automática. Es como una especie de panorámica, pero en vídeo.

A nivel de modos, desde el propio dispositivo tenemos las opciones más comunes y propias de los gimbal, y se pueden ampliar con un par de opciones más utilizando el teléfono móvil, algo que veremos más adelante en este análisis del OSMO Pocket.

Fotos interesantes, pero demasiado nítidas

Ya hemos comentado que el OSMO Pocket es capaz de sacar fotografías, pero... ¿es un sustituto del móvil? La respuesta corta es que no. Los móviles actuales cuentan con estabilización, ya sea óptica o digital gracias a la inteligencia artificial, y los modos de captura de imágenes son más efectivos, y variados, que en el OSMO. 

Foto análisis DJI OSMO Pocket
En interiores, hay que tener suerte para capturar una buena toma

 

Sin embargo, hay una opción interesante para las fotografías, que son las tomas nocturnas con el modo Pro (tomas de larga exposición para crear efectos interesantes) y las panorámicas, tanto de 180º que une tres imágenes tomadas en el mismo plano como las de 3 x 3 (nueve imágenes para crear una sola imagen de muy alta resolución en la que no se notan las ''costuras'').

Foto análisis DJI OSMO Pocket
Foto análisis DJI OSMO Pocket

 

Ahora bien, en las fotografías es donde más echamos de menos una mayor distancia focal, y también nos encontramos con imágenes cuyo color no es lo que nos gustaría.

  Fotografía DJI OSMO Pocket
Rango ISO 100-3.200
Velocidad obturador electrónico 8 segundos - 1/8.0000 segundos
Tamaño imagen máxima 4.000 x 3.000 píxeles
Formato de fotografías JPEG / JPEG + DNG

Y es que, tanto en calidad fina como superfina, las fotografías tomadas con el OSMO Pocket pecan de tener unos colores algo lavados y, sobre todo, de un exceso de nitidez.

Foto análisis DJI OSMO Pocket
Olvidad un ''modo retrato''

 

Puede parecer que cuanto más nítida sea una imagen, mejor, pero no es así en absoluto, ya que los bordes de los objetos se acentúan demasiado y todo parece muy artificial.

Foto análisis DJI OSMO Pocket
Si bien las imágenes no son nada malas, sí pecan de ser mu nítidas

 

Sí, tenemos la opción de disparar en RAW para editar el color de forma más concienzuda, entre otros parámetros, pero el tamaño del sensor tampoco permite hacer maravillas, por mucho archivo RAW que guarde.

Foto análisis DJI OSMO Pocket

 

No es una mala cámara, pero como decimos,  si en vídeo sí pasa por encima de los teléfonos actuales en muchos sentidos, en fotografía se ha quedado corto (aunque tampoco es objetivo de este dispositivo el sobresalir como cámara de fotos).

App para móvil, convirtiendo el OSMO Pocket en algo más profesional (e ideal para Instagram)

Ya hemos visto en el análisis del OSMO Pocket de DJI que a nivel de grabación de vídeo, se trata de un dispositivo muy completo, pero lo mejor es que, si bien es un gran dispositivo autónomo, podemos desbloquear todo su potencial utilizando la conexión con el teléfono móvil. 

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Justo encima del disparador, el OSMO Pocket cuenta con una serie de ''pines'' que sirven para acoplar dos adaptadores incluidos en la caja (un USB Tipo-C y otro Lightning). De este modo, gracias a la app DJIMimo, podemos acoplar, como veis en las fotografías, el gimbal al móvil.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

En cuanto acoplamos el dispositivo a nuestro terminal, se abre la app instalada y comenzamos no solo a gozar con la calidad de la imagen, ya que ahora usamos la pantalla como ''visor'', sino con una serie de controles profesionales y amateur que se expanden. Así, podemos sacarle más jugo tanto a la cámara de vídeo como de fotografías con un modo ''pro'' que nos permite cambiar diferentes valores (balance de blancos, exposición, etc).

Análisis DJI OSMO Pocket
Podemos controlar el movimiento de la cámara con un modo manual

 

De este modo, tenemos el control total del DJI OSMO Pocket, pero además hay una serie de filtros de Instagram y de efectos para dicha red social que se aplican automáticamente y que no quedan nada mal. Sí, como veis en las fotografías que acompañan nuestro análisis del DJI OSMO Pocket, para tener ''el mejor gimbal portátil'' tenemos que convertir el Pocket en un transformer.

En nuestro caso, el kit ha sido el Mate 20, un adaptador de móvil y un minitrípode articulado. Así sí podemos empezar a hacer cosas más profesionales, divertidas y, sobre todo, amortizar los 359 euros del OSMO Pocket

Análisis DJI OSMO Pocket
Hay que sujetar firmemente ambos dispositivos para que no se pierda la conexión

 

¿El problema? La conexión del DJI con el móvil es bastante inestable cuando se realiza mediante el adaptador físico (también podemos conectar ambos dispositivos por Bluetooth, pero es algo más incómodo de manejar). Cualquier mínimo tambaleo provoca que se pierda la conexión con el móvil y, además, hay que sujetarlo bien, porque no podemos confiar en que el Lightning o el USB Tipo-C no se suelten, provocando la caída del DJI OSMO Pocket.

Pese a esto, es como más vais a disfrutar el gimbal, gracias a la pantalla, los modos ''expandidos'' y a la posibilidad de edición en el propio teléfono.

 

Opinión del OSMO Pocket, ¿para qué usuario es este gimbal autónomo?

Si habéis llegado hasta este punto del análisis del DJI OSMO Pocket, ya os habréis dado cuenta de que es un dispositivo muy interesante y que, aunque tiene margen de mejora, esta primera versión da en el clavo en aspectos clave, como la estabilización, la calidad de captura de vídeo y las opciones expandidas con el smartphone.

La calidad de grabación es muy, muy alta, y sus dos horas efectivas de batería nos permiten salir sin miedo a capturar lo que queramos (y siempre podemos ir cargados con una batería externa para ir cargando sobre la marcha). El estabilizador mecánico se comporta muy bien en casi todas las situaciones y el periodo de adaptación no es muy elevado. 

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Sí, controlar el gimbal con su diminuta pantalla no es lo más intuitivo del mundo, pero en cuanto ''trasteamos'' unas horas sus menús, pillamos el tranquillo. La calidad de las fotografías tampoco está mal, aunque peca de demasiada nitidez, y a nivel de captura, lo único que podemos echar en cara es la calidad de sonido (que también se subsana con un micro externo).

Ahora bien, ¿es para ti el DJI OSMO Pocket? Depende. Un usuario entusiasta que disfrute haciendo vídeos y que quiera hacerlos de forma activa, no capturar un momento que se presenta ante sus ojos para compartirlo por redes sociales, disfrutará mucho con este dispositivo. Es ideal para llevar a todas partes gracias a su tamaño y calidad de imagen, y no necesitará ponerlo continuamente junto al móvil para el ''modo pro''.

Análisis DJI OSMO Pocket

 

Sin embargo, si tenéis un móvil de gama media-alta, y solo grabáis vídeo para compartir en Instagram/Twitter/WhatsApp, quizá los 359 euros sean una barrera bastante difícil de digerir. Aunque, quién sabe, puede que sus posibilidades os abran un mundo que no os habíais planteado.

Lo mejor es que, como decimos, las bases están, y ahora solo hay que esperar nuevas versiones que subsanen las carencias. Pero como primer intento, el gimbal más pequeño del mundo no defrauda

Lo mejor

  • Tamaño y peso
  • App para Android/iOS
  • Calidad de imagen
  • Cantidad de modos

Lo peor

  • Pantalla muy pequeña
  • Sin protección IP68
  • Estabilización vertical
  • Calidad del micrófono

Nota técnica

82

Tags:

#Destacado

Ver ahora: