Skip to main content

Honor 8X, análisis y opinión

Lo mejor

  • Buena autonomía de batería
  • Excelente rendimiento
  • Tiene WiFi AC y NFC
  • Precio muy competitivo

Lo peor

  • Sin USB Tipo C
  • El Modo IA sobresatura las fotos
  • No tiene carga rápida
  • Cuerpo de cristal

30/11/2018 - 12:01

En plena recta final de 2018 llega el Honor 8X, un móvil que constituye todo un intento por contraatacar al Xiaomi Mi A2 con sus propias armas: gran batería, buen rendimiento y un diseño premium. Por ahora hemos podido ponerlo a prueba con un resultado bastante bueno, algo que augura un buen futuro tanto al Honor 8X como a los que le sigan.

Si buscas un móvil bueno, bonito y barato, no puedes quejarte de las muchas opciones que han surgido a lo largo de este último año, con dos marcas liderando sin duda el mercado en este segmento, al menos en lo que respecta a calidad-precio: Xiaomi y Honor.

En este caso, tenemos entre manos el análisis del Honor 8X, el penúltimo intento de esta marca por batir a su principal rival, el Xiaomi Mi A2. El precio es relativamente similar, ya que el Honor cuesta 249 euros como precio de lanzamiento. No está nada mal.

Además, sus características técnicas son como poco prometedoras. Recuerdan mucho a otros dos lanzamientos recientes de Huawei, matriz de Honor: el Mate 20 Lite y el P Smart+.

Todos cuentan con Kirin 710 como procesador, un chip que se ha probado como uno de los mejores del año con bastante diferencia, sobre todo en autonomía, algo que mencionaremos a lo largo de la review del Honor 8X en varias ocasiones.

Honor 8X pantalla

Es un móvil para aquellos que quieren disfrutar de fluidez, desbloqueo facial o pantalla sin marcos sin tener que desembolsar mucho dinero, una alternativa al Mi A2 que ¿merece la pena? Lo analizamos.

Un diseño que nos resulta familiar

Si recuerdas el Honor 8, presentado hace un par de años, seguramente te resulte muy familiar el 8X. Es bastante similar, con la diferencia de que ahora las cámaras están en vertical y no en horizontal, además de la pantalla.

Por lo demás, todos los puertos están colocados igual, los botones son calcados y además en este caso el cuerpo es completamente de cristal con marco de aluminio.

No sorprende, y es que en lo que llevamos de 2018 prácticamente todos los móviles de gama media en adelante incorporan el cuerpo de cristal, un material que no nos cansaremos de señalar como excesivamente frágil.

Fotografías del diseño del Honor 8X

Sí, es ligero. Sí, es bonito y elegante. Sin embargo los peros son muchos: se puede romper con una sola caída y además se ensucia con mucha facilidad.

En este caso el Honor 8X pide a gritos una funda. No sólo se ensucia sino que además en superficies ligeramente inclinadas se va deslizando poco a poco, un auténtico peligro. Está disponible en varios colores. Hemos tenido el negro y el acabado es realmente llamativo.

  Honor 8X Xiaomi Mi A2 Motorola One BQ Aquaris X2 Pro
Tamaño 160,4 x 76,6 x 7,8 mm 158,7 x 75,4 x 7,3 mm 149,9 x 72,2 x 8 mm 150,7 x 72,3 x 8,4 mm
Peso 175 g 166 g 162 g 168 g
Tamaño de pantalla 6,5" 5,99" 5,9" 5,65"
Panel IPS LCD IPS LCD IPS LCD IPS LCD
Resolución 2340 x 1080 2160 x 1080 1520 x 720 2160 x 1080
Puntos por pulgada 396 403 287 427
Proporción cuerpo-pantalla 84,4% 77,4% 79,2% 75,6%
Procesador Kirin 710 Snapdragon 660 Snapdragon 625 Snapdragon 660
RAM 4 GB 4 / 6 GB 4 GB  4 / 6 GB
Almacenamiento 64 GB 32 / 64 / 128 GB 64 GB 64 / 128 GB
Batería 3.750 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh 3.100 mAh
Cámara trasera 20 MP f/1.8
2 MP
12 MP f/1.8
20 MP f/1.8
13 MP f/2.2
2 MP f/2.2
12 MP f/1.8
5 MP (profundidad)
Cámara de selfies 16 MP f/2.0 20 MP f/2.2 8 MP f/2.2 8 MP f/2.0
Precio de lanzamiento 249 euros 249 euros 299 euros 379 euros

Una gran pantalla, sobre todo si te gustan los colores intensos

El panel del Honor 8X es un IPS LCD de 6,5 pulgadas, es decir, es un móvil bastante grande. Al eliminar los marcos ha sido posible hacerlo un poco más compacto de lo que habría sido hace un par de años, pero el tamaño y la diagonal siguen siendo bastante grandes.

Eso hace difícil interactuar con el móvil con una sola mano. Simplemente no llegas a las esquinas son los dedos, especialmente si tienes manos pequeñas. Es casi obligatorio manejarlo con dos manos en muchas circunstancias.

¿Qué pantalla para móviles es mejor? Te explicamos las diferencias

Más allá del tamaño, la calidad de estos paneles está fuera de toda duda. No reproducen el color negro con la misma fidelidad que una OLED pero no tienen apenas reflejos ni azulean desde un lateral, y además son bastante brillantes. La visibilidad de este móvil es excelente a plena luz del día.

Honor 8X pantalla

Llama la atención que los colores de la pantalla sean bastante saturados, muy intensos. Hay usuarios a los que les gustan las pantallas así, pero no a todos.

En todo caso, puedes modificar la temperatura del color en los Ajustes de Pantalla, elegir cálida o fría o directamente personalizarla en una escala sRGB.

Por último y no menos importante, la nitidez y el notch. La ceja es bastante grande pero no es tan grande como para impedir que aparezcan todas las notificaciones e iconos necesarios en la zona superior.

Honor 8X pantalla

En cuanto a la nitidez, hablamos de un panel Full HD+ con 396 puntos por pulgada, una cantidad respetable.

No cabe duda de que estos buenos resultados de los IPS han animado a prácticamente todos los fabricantes a adoptarlos en la gama media. No parece que esto vaya a cambiar a corto plazo así que veremos pocas diferencias en 2018 y 2019, con paneles "clónicos" en los que variará la calibración y poco más.

Honor 8X pantalla

Desbloqueo facial: un avance consolidado

Si por algo ha destacado Huawei en 2018 es por haber llegado el desbloqueo facial a prácticamente todos sus nuevos móviles, el 8X incluido. Cuenta con esta novedad y además funciona a la perfección, como hemos tenido la oportunidad de comprobar en otros móviles de la marca.

Es rápido y reconoce a la primera el rostro incluso en la oscuridad. Una vez que te acostumbras, prácticamente dejas de necesitar el lector de huellas, que por cierto también funciona de forma excelente.

Una diferencia con respecto al Face ID es que el desbloqueo de Huawei sí funciona incluso si no miras a la pantalla. En la práctica esto supone que cualquiera puede forzar el desbloqueo con sólo apuntar el móvil hacia tu cara.

Honor 8X pantalla

El software de este móvil viene de parte de Google, con Android 8.1 Oreo como base y EMUI 8.2 como capa de personalización, desarrollada por Huawei y con un buen número de herramientas y apps añadidas, muchas de ellas totalmente innecesarias. Es el conocido como bloatware.

No molestan demasiado porque simplemente puedes eliminarlas de la pantalla de inicio o meterlas en un cajón para no verlas nunca más. Por suerte no impactan en el rendimiento del dispositivo, que funciona de forma muy fluida desde el primer momento.

La interfaz no cambia sustancialmente con respecto a Android de serie, y no te resultará difícil adaptarte e incluso puedes modificar el aspecto del escritorio: de sucesivos escritorios con todos los iconos a cajón de aplicaciones.

Kirin 710 vuelve a brindar un éxito en rendimiento

Son ya varios los móviles que hemos visto con Kirin 710 en lo que va de año, pero por ahora el Honor 8X es el más asequible de todos. Por sólo 249 euros puedes tener un procesador que garantiza un rendimiento excelente, de gama alta hasta hace bastante poco.

La diferencia en cuanto a rendimiento es inexistente con respecto al P Smart+ o el Mate 20 Lite, por lo que el precio hay que explicarlo por otras ausencias que sí son importantes y que mencionaremos más adelante.

Es el equivalente a Snapdragon 660, aunque como hemos podido comprobar en otras ocasiones, se muestra bastante superior en cuanto a eficiencia y autonomía.

Honor 8X pantalla

Con este procesador, 4 GB de memoria RAM y los 64 GB de almacenamiento que trae de serie no vas a tener problemas de fluidez nunca. Y cuando decimos nunca es ni una sola vez. Nada de lag, de pantallas congeladas o de errores de aplicaciones. Puedes usarlas todas sin notar el impacto en el rendimiento, y eso es una muy buena señal.

Que Huawei haya llevado su procesador de gama media tan abajo como a un dispositivo de 249 euros es poner toda la carne en el asador. Hay que plantar cara a los Xiaomi Mi A2 y esta es quizás la mejor forma de hacerlo, superándolos en rendimiento y fluidez o al menos igualándolos.

Probamos el Honor Play, el móvil gaming de Huawei

Quizás los benchmarks y pruebas de rendimiento no le hacen justifica a este chip ya que en este punto las diferencias entre Kirin 710 o Snapdragon 660 son mínimas en cuanto a potencia.

Donde sí se nota un salto importante es en juegos. Con este móvil hemos podido jugar a juegos como PUBG Mobile con los gráficos al máximo y sufriendo pocos saltos de FPS, aunque alguno se produce al cargar plantas y edificios.

  Honor 8X Xiaomi Mi A2 Lite Motorola One BQ Aquaris X2 Pro
Procesador Kirin 710 Snapdragon 660 Snapdragon 625 Snapdragon 660
RAM 4 GB 4 GB  4 GB 4 GB
AnTuTu 140.225 131.224 80.883 140.913
3D Mark (Sling Shot) 1.454 1.353 481 1.353
GeekBench
Single
Multi
1.552
5.421
1.640
5.846

851
4.222

1.640
5.846
PCMark 2.0 7.146 6.064 4.937 6.046
AI Mark 1.2 129 860 141 860

La GPU Turbo se supone que está para dotar de un plus de potencia a la gráfica de este móvil cuando es necesaria para jugar, aunque evidentemente no se puede acercar a lo que ofrecen Kirin 980 o Snapdragon 845.

La diferencia en cuanto a consumo de batería se nota cuando juegas, pero no de forma tan pronunciada como en otros móviles.

Una autonomía más que suficiente y por encima de la media

Vayamos al grano en este apartado: durante el análisis del Honor 8X hemos probado la batería de este móvil en distintas situaciones, con más o menos brillo, con más o menos uso de aplicaciones de alto consumo.

El resultado se ha movido desde el día de autonomía a día y medio, que no está nada mal para sus 3.750 mAh de capacidad. Lo sitúa por encima de lo que es habitual a día de hoy, sobre todo en situaciones en las que puede llegar a 36 horas de autonomía.

Honor 8X pantalla

Eso sí, por algún motivo se nota un descenso en comparación al Mate 20 Lite y el P Smart+, dos móviles de Huawei que equipan la misma RAM y procesador. En el caso del P Smart+ incluso cuenta con 600 mAh menos de capacidad y aun así se comporta mejor.

¿Has estado cargando mal tu móvil? Esta es la forma correcta de hacerlo

No hay forma de saber a qué se debe esto, aunque no es un problema que tenga muchísimo impacto y que puede deberse a la optimización de algunas de las aplicaciones que hemos usado durante el análisis.

Lo que queda claro es que Huawei, Honor y Kirin se consolidan como una opción perfecta para aquellos que quieren móviles con gran autonomía y un rendimiento más que bueno.

La parte negativa de todo esto es que no dispone de carga rápida. Tarda 130 minutos en cargar, 50 minutos para llegar al 50% de la batería. No es de las más rápidas, cierto, aunque tampoco es la más lenta que hemos probado. Si tienes curiosidad, echa un vistazo a este reportaje: ¿Qué móvil es el más rápido en cargar?

Velocidad de carga Honor 8X

Fotos dignas, aunque el modo IA sigue sin aportar

Al igual que otros apartados en los que hemos sometido a análisis este Honor 8X, la cámara es uno de esos puntos en los que es casi obligatorio hacer repaso no sólo de características puramente técnicas sino de las implementaciones de software "made in Huawei".

Estamos ante una cámara dual trasera de 20 + 2 MP, aunque para alcanzar esta resolución hay que cambiar manualmente el formato a 4:3. En 18,8:9 es de sólo 13 MP, aunque no se nota la diferencia.

En cuanto a la apertura, es de f/2.0, algo escasa para las fotos nocturnas, como hemos podido comprobar. Aunque el Modo Inteligencia Artificial de Huawei trata de hacer lo posible por paliar esta carencia, a duras penas lo consigue.

A continuación compartimos una imagen en la que se ve que, incluso con IA, la nitidez y la iluminación dejan mucho que desear.

Galería de fotos hechas con la cámara del Honor 8X

A través de este enlace puedes ver las imágenes en su resolución original y sin comprimir en formato web.

Precisamente es este Modo IA junto al Modo Retrato la gran estrella de su cámara, aunque no nos pilla precisamente por sorpresa. Prácticamente todos los móviles Honor y Huawei de este año lo han incluido, con resultados algo mejorables.

Modo IA Honor 8X

Este modo elige automáticamente el modo de foto más idóneo según lo que estés enfocando, y también ajusta el brillo, contraste, saturación y otros colores de forma autónoma. Los resultados son bastante "llamativos", aunque decepcionantes: son llamativos porque directamente de sobresatura el color todo lo posible, aunque por el camino el software se deja buena parte de la realidad. Los colores no lucen ni mucho menos reales.

Galería de fotos hechas con la cámara del Honor 8X

Si haces fotos a elementos coloridos como por ejemplo una flor roja o una pradera con césped, verás que el color no se corresponde en absoluto con lo que ven tus ojos. Tarde o temprano acabarás acostumbrándote a usar el modo "normal", sin IA, aunque afortunadamente en la Galería se conservan dos imágenes: con y sin IA.

Este modo sufre especialmente cuando tiene que fotografiar colores vivos, sobre todo el color azul del cielo.

En fotografías nocturnas sí que ayuda un poco, ya que modifica la iluminación para que ciertas zonas sean visibles más allá de lo que permite el f/2.0 de la lente. Sin embargo, también hace que otras zonas aparezcan demasiado lavadas.

En cuanto al modo retrato, es más que digno tanto en la cámara trasera como el la cámara de selfies, de 16 MP también con apertura f/2.0 y sin flash frontal, aunque en ambos casos adolece de los problemas que son comunes en la gama media, y es que se les atraganta el desenfoque en algunos bordes.

Con personas y objetos obtiene un buen resultado, aunque si amplías la imagen verás que hay zonas en las que el desenfoque se come parte del objeto o simplemente no aparece. Por ejemplo, si haces desenfoque a una persona con los brazos en jarra verás que la zona que queda justo entre los brazos y el cuerpo no ha sido desenfocada.

Un buen ejemplo es la siguiente foto, donde a una distancia óptima, el desenfoque afecta a gran parte de la cabeza de la paloma.

Dicho esto, no es una característica exclusiva del modo retrato en el Honor 8X, que consigue fotos prácticamente idénticas e indiferenciables a las de otros móviles con Kirin 710, aunque en este caso juega a su favor que el precio es considerablemente menor.

Galería de fotos hechas con la cámara del Honor 8X

El USB-C, la única ausencia destacable

Si has leído la review del Honor 8X al completo, habrás visto que hacemos referencia a "ausencias" que explican la diferencia de precio entre este y otros móviles de gama media de Huawei.

Aquí vienen estas diferencias: este móvil no tiene USB de Tipo C. La ausencia del nuevo puerto USB unida a la de la carga rápida explican por qué cuesta 249 euros pese a ser un buen teléfono.

No se entiende del todo que Honor no haya apostado aquí por el USB-C, ya presente en muchos de sus móviles y cada vez más frecuente en el segmento más asequible del mercado.

Fotografías del diseño del Honor 8X

También tiene WiFi AC y, por supuesto, 4G LTE. En ambos casos puedes conectarte a Internet a alta velocidad, lo normal en la gama media ahora mismo.

En cuanto al sonido, es bastante bueno para lo que se estila en telefonía móvil. Suena muy fuerte, hasta el punto de poder oírlo casi sin problemas en la totalidad de un piso de unos 50 metros cuadrados, por poner un ejemplo fácilmente reconocible. Eso sí, no permite ajustarlo mediante ecualizador ni incorpora mejoras como el sonido Dolby de otros móviles.

Por último, una característica que debemos aclarar: el Honor 8X sí tiene NFC en la versión a la venta en España. Es compatible con los pagos móviles y hemos podido comprobar que funciona a la perfección.

Conclusión: un móvil que exprime cada euro que cuesta

Si lo que buscas es un móvil todoterreno, que te sirva para jugar, con buena fluidez, un software pulido y con buena autonomía, nuestra opinión sobre el Honor 8X es bastante positiva. Se trata de un smartphone que aúna casi todas estas virtudes y además a un precio asequible, de 249 euros en lanzamiento.

Las carencias son leves, como por ejemplo el USB Tipo C. Tampoco tiene carga rápida, aunque lo compensa con una autonomía bastante buena.

Digamos que no es el mejor móvil si lo que buscas es un gama alta, pero sí ofrece un excelente equilibrio entre prestaciones y precio, plantando cara a algunos de los modelos más destacados de Xiaomi.

Fotografías del diseño del Honor 8X

Evidentemente está un pasito por detrás de otros móviles un poco más caros, como el Huawei Mate 20 Lite, pero no demasiado. De alguna forma había que diferenciar un gama media como el Honor 8X de los gama media premium, que llegan ya con carga rápida y USB C.

La cuestión clave es: ¿es posible encontrar otro móvil mejor por este precio? Es complicado, aunque no imposible.