Skip to main content

Huawei Freebuds Lipstick, análisis y opinión

review huawei lipstick
A.A.H.

Lo mejor

  • Calidad de sonido
  • Controles sencillos
  • Carga rápida
  • Diseño

Lo peor

  • Precio
  • Caja poco práctica
  • Sin carga inalámbrica
  • No aislan del todo

12/12/2021 - 12:00

Este es nuestro análisis de los Huawei Freebuds Lipstick, unos auriculares que son clavaditos a los Freebuds 4, pero que tienen un incremento importante en el precio. ¿El motivo? Una caja que es un motivo de compra de lo más particular.

Este 2021 hemos visto muy buenos auriculares inalámbricos. Hemos tenido nuevas marcas como Nothing o realme, pero también propuestas de compañías más asentadas como Sony, Apple, Samsung o Huawei y lo bueno es que, además de muchos modelos, hemos tenido dispositivos para todos los bolsillos y necesidades.

Huawei ha lanzado un par de auriculares muy interesantes. Por un lado los Freebuds 4i con cancelación activa de ruido, diseño in-ear y un precio muy interesante. Por otro unos Freebuds 4 con muy buen sonido, cancelación de ruido, pero abiertos.

Y, ahora, lanzan unos auriculares que, seguramente, son los más polémicos de los últimos años. Y es que se trata de unos Freebuds 4 con una caja que parece un pintalabios y que cuesta 90 euros más. Vamos con el análisis de los Hawei Freebuds Lipstick.

EspecificacionesHuawei Freebuds Lipstick
TipoIn-ear semiabierto
Dimensiones y peso (auricular)41,4 x 16,8 x 18,5 mm | 4,1 g
Dimensiones y peso (estuche)70 x 27,4 x 27,4 | 84,5 gramos sin auriculares
Drivers14,3 mm
SensoresSensor de micrófono, sensor de detección de uso
Cancelación activa de ruido (ANC)
ConectividadBluetooth 5.2
BateríaAuricular: 30 mAh, hasta 4 horas de autonomía | Estuche: 410 mAh, hasta 22 horas de autonomía
ProtecciónIPX4
CompatibilidadApp en iOS y Android
Precio229 euros en Huawei Store

Apartados del análisis de los Huawei Freebuds Lipstick:

Pintalabios parece, Freebuds 4 son

Vamos a empezar el análisis hablando del elefante en la habitación: la caja.

Está claro que es una caja que llama la atención y, aunque al final el tono será más negativo porque no entiendo muy bien el precio, he de decir que no me los compraría, pero la caja me parece muy, muy bonita.

Parece un pintalabios y ese negro piano (que atrapa las huellas como una campeona) y el ribete dorado me parecen de muy buen gusto. En un bolso o en la estantería con los cosméticos, de verdad, nadie diría que son unos auriculares.

Y hasta aquí todo lo bueno que tengo que decir de la caja, ya que una de las cosas que, creo, más valoramos los consumidores en este tipo de dispositivos es la comodidad y aquí brilla por su ausencia.

Creo que no estoy solo en esto, pero voy a decir lo que busco en una caja de auriculares true wireless: algo pequeñito que resbale bien por el bolsillo de unos vaqueros, por lo que cuanto más fina, mejor. 

Que el imán de los auriculares sea fuerte para que no se caigan, que pese poco y que la tapa se pueda abrir con una mano para poder coger cada auricular con la otra.

Y, lamentablemente, de todo eso... la caja mantiene el imán que hace que los auriculares se queden pegados. 

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

No quiero ser demasiado amargo con esto, sé que Huawei no ha creado la caja para que vaya en unos vaqueros, sino en un bolso, pero no considero que sea un estuche práctico. Y, de hecho, pesa bastante, más del doble sin los auriculares dentro si lo comparamos con el de los Freebuds 4.

Por su parte, los auriculares me parecen bastante bonitos en ese color rojo que ya me encantó en alguna generación anterior de Freebuds y donde encontramos diferentes micrófonos, el auricular y el el sensor de proximidad que pausa el contenido si nos los quitamos.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

Me siguen pareciendo comodísimos y son ideales para los que no quieren auriculares con almohadilla por el motivo que sea. Todo es positivo en este diseño, la verdad, como ya lo era en los Freebuds 4.

Y bueno, en la caja tenemos los auriculares y el cable USB de carga, nada más. La caja, por cierto, también es bastante bonita.

Compatible con iOS y Android, pero dentro del ecosistema Huawei

La caja es lo único que cambia, como ya hemos comentado, en estos auriculares. El resto de la experiencia es exactamente igual a la que tuvimos hace unos meses en los Freebuds 4 y, la verdad, eso es bastante bueno.

Conectamos los auriculares a través de Bluetooth 5.2 con una latencia muy baja y, de hecho, no he tenido problema alguno en este sentido. 

Si edito vídeo y quiero hacer una composición en la que la música marque los cambios de plano, evidentemente, no puedo hacerlo al 100% porque algo de latencia hay, pero para jugar y ver series no puedo quejarme.

Me parece que la latencia es satisfactoria para la inmensa mayoría de usuarios y la aplicación, como suele ocurrir con Huawei, da en el clavo.

Funciona tanto con iOS como con Android y se llama Huawei AI Life. Desde ella vamos a poder cambiar diferentes parámetros tanto de sonido como de los micrófonos, así como personalizar los controles de reproducción y ver el estado de la batería tanto de los auriculares como de la caja.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

Me parece una buena aplicación, pero en Android y Huawei tenemos algunos extras como la mejora de la voz y, solo en Huawei, una integración total con el ecosistema. Esto significa que si abrimos la tapa, el móvil los reconoce y se conecta fácilmente.

Los gestos funcionan correctamente y me gusta que permitan controlar el volumen como los AirPods -análisis de la tercera generación- o los Nothing Ear 1 -análisis-.

Contundentes y con una cancelación de sonido que se queda a medias

Estos auriculares son curiosos porque tienen cancelación de ruido y un diseño abierto. Parece algo contradictorio, ya que para lograr lo primero necesitamos un diseño más cerrado, con unas almohadillas, pero conozco a bastantes personas a las que, no sé por qué, no les gusta aislarse.

Por eso estos auriculares, o los AirPods 3, cuajan tan bien entre esos usuarios, ya que estamos escuchando música con una calidad muy buena, pero sin estar 'en nuestro mundo'.

Los drivers son de 14,3 milímetros, un tamaño bastante generoso que permite un rango de frecuencias definido. Los graves son contundentes, los agudos también cumplen y los medios están a un muy bien nivel.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

La calidad de sonido me parece excelente y la cancelación... pues está ahí. No la puedo valorar como la de otro tipo de auriculares in-ear, o como la de los Freebuds 4i -análisis-, pero puedo decir que 'mitiga' el ruido externo.

Vais a escucharlo todo algo más bajito, pero aislaros y, desde luego, no son los que escogería para ir en tren o avión, ya que hay que subir bastante el volumen de la música para disfrutarla, algo que no ocurre con unos auriculares cerrados, pero para esos que quieren ir por la calle sin perder la noción de donde están, creo que es una opción fantástica.

Buen sonido, cancelación que atenúa lo externo y comodidad. Creo que esas son las tres claves de estos auriculares.

Por otro lado, os dejo un ejemplo de cómo suena mi voz a través de los micrófonos de estos Freebuds Lipstick con el modo de 'llamadas HD' activado.

No son los que captan un sonido más cálido, pero estos días en videollamadas y llamadas no he tenido queja alguna.

20 horas en total con una carga notable

De nuevo, la experiencia pasada es clave para entender la autonomía de los Lipstick.

La caja tiene 410 mAh y cada auricular cuenta con 30 mAh. Es exactamente lo mismo que en los Freebuds 4 y me habría gustado que, debido a que la caja es algo más grande que la circular de los anteriores, tuviera algo más de capacidad o carga inalámbrica, pero no es así.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

La caja se carga por USB-C y en media hora de carga llenamos el 75% de la batería de la caja con los auriculares puestos. Por su parte, si los auriculares se quedan a cero, se cargan al 55%-60% en solo 15 minutos dentro de la caja.

Es una carga bastante rápida teniendo en cuenta otros dispositivos y es un punto positivo, así como la autonomía de los propios auriculares.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

Con la cancelación de ruido tengo unas cuatro horas de autonomía y lo cierto es que esa autonomía sumado a la carga rápida de los auriculares en la caja, hacen que un vuelo transoceánico se aguante perfectamente.

Siempre divo, nunca indivo

Llegamos al final del análisis de los Freebuds Lipstick y creo que la conclusión es la más sencilla de obtener de mi carrera: son los Freebuds 4, pero con otra caja.

Eso lo supe desde el primer momento en el que me puse los auriculares no ya porque sus especificaciones sean las mismas, sino porque soy un usuario bastante activo de los Freebuds 4 y fue como pasar, simplemente, de un color a otro.

Me gusta mucho el diseño de los cascos porque no se me cae (aunque cada oreja es un mundo) y me parece que el sonido que obtenemos es de calidad, con una buena presencia de todas las frecuencias.

analisis huawei freebuds lipstick
A.A.H.

La cancelación de ruido está ahí y mitiga ligeramente lo que tenemos a nuestro alrededor, pero no podéis esperar una cancelación de ruido activa como la que ofrecen otros auriculares con almohadillas.

La autonomía es correcta, la carga es rápida y tenemos compatibilidad total con Android e iOS, aunque solo en Android ese ajuste extra de mejora de voz, pero bueno, si tenéis un iPhone lo podréis utilizar sin problema.

Pero al final, el enemigo lo tiene en casa y no me refiero a los Huawei Freebuds Pro, sino a los Freebuds 4 que no solo son exactamente iguales, sino que son bastante más baratos y tienen una caja mucho, mucho más cómoda.

Al final, creo que el usuario objetivo de estos auriculares es un nicho, con todo lo que el término conlleva, y supongo que Huawei lo sabrá, pero lamentablemente, aunque objetivamente son buenos auriculares, no podemos recomendarlos porque hay opciones mejores y más baratas tanto dentro como fuera de la marca.

Y bueno, como reflexión, pensaba mantener la nota de los Freebuds 4, un 90, porque los auriculares, su tecnología y su calidad de sonido son idénticas, pero siendo justos, una de las cosas que más me gustaron de los originales era lo cómoda y pequeña que resultaba la caja y todo eso, aquí, se pierde por completo.

Nota técnica

82

Etiquetas:

#Tecnología

Y además