Skip to main content

iPhone SE (2020), análisis y opinión

iPhone SE 2020

Lo mejor

  • El iPhone pequeño que muchos pedían
  • Potencia de un iPhone 11
  • Modo retrato para personas
  • Desde 489 euros

Lo peor

  • Pantalla de tan solo 4,7"
  • Diseño del pasado
  • No tiene Face ID
  • Tan solo una cámara

07/06/2020 - 07:30

Apple ha sacado al mercado un iPhone nuevo que parte de los 489 euros. Es el iPhone SE (2020), una versión actualizada por dentro –no tanto por fuera– de un teléfono que se presentó hará ya cuatro años. Este año, el modelo de nueva generación trae todas las características que se le pueden pedir a un móvil de Apple.

iPhone SE (2020): su nombre hereda el testigo del iPhone SE presentado hará ya cuatro años, mientras que su diseño se asemeja al iPhone 8. Pero, pese a lo que parezca por fuera, sus características están a la altura de lo que ofrece el último iPhone 11Estamos hablando del nuevo iPhone SE, el modelo con el que este año Apple quiere terminar de conquistar a todos los indecisos que necesitaban un precio más ajustado para dar el salto a un nuevo iPhone. Cuesta 489 euros, y nosotros ya lo hemos podido probar a fondo.

El iPhone SE (2020) llega con las mejores características de Apple en un diseño del pasado, trayendo de vuelta elementos que ya parecían extintos como es el caso del lector de huellas Touch ID, una pantalla pequeña o una única cámara principal. Pese a ello, el nuevo iPhone esconde en su interior características de la generación actual, incluyendo el procesador A13 Bionic, 12 megapíxeles (f/1.8) en su única cámara principal o una batería compatible con carga rápida de 18 W, entre otros.

Pero más allá de eso, lo realmente llamativo es que el nuevo iPhone SE rebaja el tamaño de pantalla hasta las 4,7 pulgadas, una cifra insólita en esta última generación (el iPhone 11, por ejemplo, trae un panel de 6,1"). Es un iPhone pequeño, toda una declaración de intenciones en 2020 que refleja una vuelta a los orígenes de Apple.

  Especificaciones del iPhone SE 2020
Pantalla IPS de 4,7 pulgadas Retina HD (1334 x 750 píxeles) con 326 ppp y 625 nits
Procesador A13 Bionic
Memoria RAM 3 GB
Almacenamiento 64, 128 o 256 GB
Cámara trasera 12 MP gran angular f/1.8 OIS. Zoom digital 5X
Cámara frontal 7 MP f/2.2
Batería 1.821 mAh, con carga inalámbrica Qi y carga rápida (18 W)
Lector de huellas Touch ID
Otras características WiFi 6 MIMO 2x2, 4G LTE, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, doble SIM
Precio 489 euros

Es el más pequeño de la actual generación, pero no por ello es el peor: a nivel técnico, tiene el mismo procesador (A13 Bionic) que los iPhone 11, siendo así más potente que un iPhone 8 (A11 Bionic) o un iPhone XR (A12 Bionic). Puede presumir también de un único sensor en la cámara principal que, incluso a falta del telefoto, es capaz de hacer fotografías con modo retrato (solo a personas, eso sí).

En teoría, tiene todo lo que alguien le podría pedir a un móvil de Apple siendo consciente de que en su letra pequeña se incluyen algunas carencias respecto a la última generación. Veamos, en nuestro análisis con opiniones, lo que más (y lo que menos) nos ha gustado de este teléfono.

Índice del análisis:

Es como volver al iPhone 6, un diseño que nos suena mucho

iPhone SE 2020

En el momento en que saqué este nuevo iPhone de la caja, fue como volver al iPhone 6 que probamos hará ya seis años. Es el diseño de toda la vida: grandes marcos de pantalla, botón físico para el lector de huellas, laterales metálicos... un viaje al pasado, en definitiva.

  Dimensiones
Tamaño 138,4 x 67,3 x 7,3 mm
Peso 148 gramos
Materiales Cristal delante y detrás
Aluminio en los laterales

Acostumbrado a los móviles grandes, este terminal sienta especialmente pequeño –y ligero– en la mano: tiene unas dimensiones de 138,4 de largo por 67,3 milímetros de ancho, idéntico al iPhone 8. De hecho, comparte muchas similitudes en diseño con el iPhone 8. Pesa 148 gramos, una pluma.

Es un teléfono ligero, compacto y delgado, ideal para llevarlo con comodidad en el bolsillo sin dejar media pantalla asomando fuera del pantalón. Se nota un acabado de buena calidad, y en términos de acabados –que no diseño– no tiene nada que envidiar al modelo más caro que puedas comprar ahora mismo en el catálogo de la marca.

Caja contenido iPhone SE 2020

No tiene salida de auriculares, en lugar de eso incorpora un único puerto Lightning que hace a la vez la función de cargador y salida de audio. En la caja no se incluye ningún adaptador de minijack, tan solo vienen los típicos auriculares Lightning con los que Apple acompaña desde hace años sus móviles.

Sí incorpora el archiconocido botón de silencio de los iPhone, ubicado en el lateral izquierdo. También a la izquierda se encuentran los botones de volumen, mientras que en el lado derecho tenemos el botón de Encendido. Un diseño más que de sobra conocido, en resumen.

 

Lógicamente, no pasa desapercibido a ojos de nadie el enorme tamaño que tienen los marcos de la pantalla: el panel tan solo ocupa el 65,4% del frontal, lo cual quiere decir que el resto del espacio está en manos de los marcos. Para ponerlo en contexto, así queda comparado con el resto de móviles de Apple (a mayor porcentaje, menos marcos):

  iPhone SE (2020) iPhone 11 Pro Max iPhone 11 Pro iPhone 11 iPhone XR
Porcentaje pantalla/frontal 65,4% 83,7% 82,1% 79% 79%

Las cifras hablan por sí solas. Ninguno de los últimos iPhone baja del 79% de porcentaje en su relación pantalla/frontal por el simple motivo de que tienen desbloqueo por reconocimiento facial, y no Touch ID. Si nos vamos al último iPhone lanzado con Touch ID, el iPhone 8, encontramos el mismo 65,4% que tenemos en este nuevo modelo.

Volver a desbloquear el teléfono con un Touch ID es un interesante viaje nostálgico al pasado. Touch ID es una tecnología que Apple perfeccionó hasta el infinito a lo largo de muchos años, con lo cual sobra decir que el lector de huellas funciona tan rápido como siempre. Si es más cómodo o no que el desbloqueo facial, eso ya que lo valore cada uno.

Touch ID iPhone SE 2020

Un viaje al pasado lo es también utilizar un terminal tan pequeño en el día a día. A mí personalmente se me ha hecho raro, y aunque reconozco sus múltiples ventajas (no se te cansa la mano al utilizarlo, cabe perfectamente en cualquier bolsillo, llegas a cualquier parte de la pantalla...), no volvería de un móvil grande a uno tan pequeño. Bien diferente será el caso de aquellos que sigan utilizando pantallas pequeñas.

iPhone SE 2020 trasera

Cristal por delante, cristal por detrás y laterales metálicos, un cuerpo robusto que este año está disponible en tres colores diferentes: blanco, negro y rojo (este último perteneciente al programa PRODUCT(RED), en el cual durante la realización de este análisis –mayo de 2020– todas las compras de este teléfono contribuyen a la lucha del Fondo Mundial contra el Covid-19). Es resistente al agua y al polvo, certificado IP67 (hasta un metro de profundidad durante 30 minutos).

Qué pantalla más pequeña: si buscabas un iPhone compacto, este es para ti

iPhone SE 2020

El tamaño, 4,7 pulgadas, es seguramente el aspecto más llamativo de la pantalla de este iPhone: no porque las demás especificaciones (panel Retina IPS LCD, resolución HD+, 326 ppi...) no lo sean, sino porque en un año protagonizado por terminales de seis o más pulgadas, a uno le sorprende encontrarse con un dispositivo tan pequeño.

  Pantalla
Tamaño 4,7 pulgadas
Resolución HD+ (1.334 x 750 píxeles)
Tecnología Retina IPS LCD
Relación respecto al frontal 65,4%
Tecnologías True Tone
Extras Tratamiento oleofóbico
Escribiendo en el iPhone SE 2020

Es un tamaño de pantalla que puedo asegurar que no le valdrá a todo el mundo: si tienes las manos grandes, vas a terminar desesperado al tener que escribir en un teclado tan pequeño. En cambio, si ese no es tu caso, quizás 2020 sea por fin el año en que sí te convenga renovar tu iPhone de hace varias generaciones por un modelo de dimensiones similares, como este.

Lejos del panel Super Retina OLED del iPhone 11 Pro Max, el nuevo SE se conforma con una pantalla mucho más modesta de tipo IPS LCD que ofrece una resolución máxima de 1.334 x 750 píxeles. Tampoco tiene HDR, con lo cual ya sobre el papel nos adelanta que es una pantalla más bien simple en lo referido al consumo multimedia.

Calidad pantalla iPhone SE 2020

¿Te sirve para ver YouTube mientras vas en el tren? Sí, claro: pero no esperes una experiencia espectacular, simplemente da lo que pinta sobre el papel: buena calidad de vídeo, brillo suficiente y resolución razonable. Para mí, la experiencia es idéntica a la que en su día obtenías con la pantalla del iPhone 6S, por ejemplo.

La resolución es tan solo HD+, pero cabe tener en cuenta que con el reducido tamaño del panel hablamos en realidad de una densidad de píxeles de 326 píxeles por pulgada, con lo cual que nadie piense que verá píxeles enormes como en los móviles de estas características de antaño. Es una densidad de píxeles idéntica a la que tiene el iPhone 11, por ejemplo.

iPhone SE 2020 detalle pantalla

La única tecnología destacable en este apartado es True Tone, que adapta el tono de la pantalla (más cálido o más frío) en función de la luz que haya alrededor. Es interesante, porque evita por ejemplo que el panel tenga una temperatura muy fría (es decir, muy blanca) en situaciones en las que no es necesaria tanta luz para ver bien la pantalla.

Una cámara divertida pese a su única lente

Una sola cámara principal

En el apartado fotográfico, la principal crítica que se le puede hacer a este móvil de Apple es la ausencia de lentes adicionales a la cámara principal. Es uno de los mayores recortes que presenta este teléfono, con su única lente de 12 megapíxeles (f/1.8) tiene que defenderse en todas las situaciones. En cualquier caso, lo cierto es que no lo hace nada mal.

  Cámara principal Frontal
Megapíxeles 12 megapíxeles 7 megapíxeles
Apertura f/1.8 f/2.2
HDR
Estabilización OIS EIS
Vídeo Hasta 4K 60 fps Hasta 1.080p 30 fps

Pese a tener una sola lente –cosa que no es mala de por sí, recordad lo que nos sorprendió la única cámara del Pixel 3 XL en su análisis–, el iPhone SE (2020) es capaz de hacer fotografías con modo retrato siempre y cuando, eso sí, se trate de una persona.

Cámara retrato iPhone SE 2020

Nota informativa | Todas las pruebas de fotografía de este análisis se han realizado siguiendo estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias durante la crisis del Covid-19. La prueba fotográfica ha estado limitada debido a las circunstancias actuales.

Retrato con la cámara del iPhone SE 2020
Retrato con el nuevo iPhone se
Retrato con el nuevo iPhone SE
Fotografía tomada con el iPhone SE 2020

Con animales, por ejemplo, no se puede utilizar la opción del modo retrato debido a que el software no está dispuesto a procesar la escena para aplicar el desenfoque de fondo. Cuando intentas hacer una fotografía desde el modo "Retrato" a algo que no sea una persona, lo único que se muestra es el aviso de "No se ha detectado ninguna persona".

Intento de Modo Retrato con un perro en el iPhone nuevo
Cámara nuevo iPhone se 2020
Escena de día cámara iPhone SE 2020

Aunque sea el más pequeño de la familia, lo cierto es que el SE (2020) tiene la calidad fotográfica de un iPhone a la última. Se echa en falta una segunda lente para jugar con escenas concretas (el gran angular para fotografías en espacios cerrados, o la lente telefoto para primeros planos de objetos con el fondo desenfocado), pero la única cámara que tiene desempeña realmente bien su labor.

Por la parte de los vídeos, decir que graba hasta 4K con una tasa máxima de 60 fps. Además, cabe señalar que graba los vídeos con sonido en estéreo.

En la parte frontal, lo que tenemos es una cámara de 7 megapíxeles con apertura f/2.2, HDR y grabación de vídeo de hasta 1.080 píxeles a 30 fotogramas por segundo. Nada del otro mundo, pero suficiente para hacer selfies de calidad con buenas condiciones de luz.

Retrato con el nuevo iPhone SE
Selfie con desenfoque de fondo en el iPhone

Al igual que en la trasera, en la cámara delantera encontramos la opción de realizar fotografías de retrato con efecto de fondo desenfocado gracias a la inteligencia artificial del procesador A13 Bionic. Los resultados son, un año más en la gama iPhone, de la más alta calidad.

Por supuesto, en la cámara delantera también disponemos de las diferentes opciones de luz de estudio que Apple lleva años incorporando en sus móviles. Podemos darle un toque muy original a nuestros selfies, con efectos como por ejemplo un fondo totalmente oscuro a nuestro alrededor que detecta automáticamente el rostro para diferenciarlo del resto de la escena.

Modo retrato con luz de estudio

No sé si es por el pequeño tamaño del móvil o por las características del sensor, pero lo cierto es que la cámara frontal me ha transmitido la sensación de ser muy sensible a cualquier movimiento de la mano. Me ha costado varios intentos tomar una fotografía nítida con el modo retrato y la luz de estudio, en más de una ocasión.

Puedes bajarte en calidad original todas las fotografías tomadas con la cámara del móvil desde esta carpeta.

Como dice Apple: gracias por el chip, iPhone 11 Pro

Apple lleva en su web oficial un claim muy curioso para este teléfono: "gracias por el chip, iPhone 11 Pro", dicen en uno de los apartados del anuncio. Lo cierto es que no podrían estar más acertados: el iPhone 11 Pro le ha cedido al SE (2020) su procesador, el A13 Bionic, el cual ya sabemos que ofrece un desempeño sin igual en cualquier tarea.

  iPhone SE (2020) iPhone 11 Pro
Procesador A13 Bionic
x6 núcleos (2 x 2,65 GHz Lightning + 4 x 1,8 GHz Thunder)
A13 Bionic
x6 núcleos (2 x 2,65 GHz Lightning + 4 x 1,8 GHz Thunder)
RAM 3 GB 4 GB
Almacenamiento interno 64, 128 y 256 GB 64, 128 y 256 GB

Es un procesador de seis núcleos que alcanza una velocidad de reloj máxima de 2,65 GHz, respaldado en este caso por una RAM de 3 GB (el iPhone 11 Pro tiene 4 GB) que se complementan con opciones de 64, 128 y 256 GB de almacenamiento interno.

Dirás, ¿y qué más me da que sea un procesador A13 Bionic en lugar de, por ejemplo, un A11 Bionic como el que traía el iPhone 8? Según Apple, el A13 es un x1,4 veces más rápido que dicho modelo, pero lo importante no es solo es: lo importante es que, de aquí a dos o incluso tres años vista, partes con un móvil cuyo procesador te garantiza que podrás disfrutar de todas las novedades que lleguen con iOS 14, iOS 15 y lo que venga.

Jugando juego iPhone SE 2020

Y que no te engañe su tamaño: es un móvil compacto, pero su rendimiento es comparable a cualquier buque insignia que te puedas imaginar. He probado por ejemplo a echar unas partidas al juego F1 Mobile, y me ha sorprendido tanto por sus gráficos como por la total fluidez con la que funciona en este iPhone.

iOS 13 en el año de los servicios

De un año tras otro, poco cambia estéticamente en iOS, el sistema operativo para móviles de Apple. La fluidez sigue siendo innegable, aunque ahora que tanto se llevan los 60, 90 e incluso 120 Hz en móviles Android, a uno ya no le sorprende tanto navegar por la interfaz de un iPhone como lo hacía dos o tres años atrás. Veremos si son ciertos los rumores de que el iPhone 12 alcanzará los 120 Hz, sería digno de ver.

iOS, por su parte, se ha convertido en el sistema operativo de los servicios. Apple lleva años virando su estrategia hacia lo digital con la intención de obtener rentabilidad con servicios como iCloud (desde 0,99 euros al mes para 50 GB; hasta 5 GB es gratis), Apple Music (9,99 euros al mes) o Apple TV+ (4,99 euros al mes), todo ello atado a pagos mensuales que permiten exprimir más y mejor el producto.

En lo referido a la versión del sistema operativo, el iPhone SE (2020) que protagoniza este análisis se podía actualizar ya a iOS 13.5, que facilita el acceso al sistema cuando llevas mascarilla puesta –aunque en este caso daría igual, ya que el desbloqueo de la pantalla se hace a través del lector de huellas.

¡Ah! No olvides que con la compra de tu iPhone obtienes Apple TV+ gratis durante un año, lo puedes canjear durante los primeros 90 días desde la configuración del dispositivo.

La conectividad que cabría esperar

Touch ID en el iPhone

Un aspecto llamativo de la conectividad de este dispositivo es que es Dual SIM: podrás utilizar una tarjeta Nano SIM acompañada de una eSIM, una tarjeta virtual que te permitirá tener un segundo número plenamente funcional dentro del iPhone. Para separar ocio del trabajo, es un detalle muy interesante.

Por el apartado de conectividad inalámbrica podemos pasar prácticamente de puntillas, porque en un iPhone es un aspecto que no suele tener mucho misterio: WiFi de banda dual, Bluetooth 5.0 (con A2DP y LE), NFC para pagos móviles, GPS (con A-GPS y GLONASS)... lo básico ya en cualquier gama, vaya.

En lo referido a la carga de la batería, cabe recordar que tenemos carga inalámbrica (Qi). Es la tecnología de carga inalámbrica más utilizada en el mercado, con lo cual seguramente te valdrá el cargador inalámbrico que ya tengas por casa.

La batería de este iPhone es de 1.821 mAh, lo que quiere decir que es idéntica a la que traía el iPhone 8. Es una batería que rinde de maravilla con el procesador A13 Bionic, ofreciendo una jornada de uso gracias a que además la pantalla no es precisamente un devorador de recursos dados sus contenidos tamaño y resolución. Este año, además, puedes optar a la carga rápida de 18 W adquiriendo un adaptador por separado (en la caja viene el cargador lento).

¿Y qué hay del sonido? Incorpora un solo altavoz multimedia, ubicado en el lado derecho de la parte inferior, pero el altavoz de las llamadas complementa el audio emitiendo también sonido cuando estás viendo una película o escuchando música. El sonido no es comparable con un móvil del mejor gama alta de este año, pero cumple con lo que sería de esperar en un terminal de este rango de precio.

Conclusiones: es el iPhone pequeño que un mercado no tan pequeño pedía

Apple lleva años tratando de dar en el clavo del relevo generacional con sus iPhone más baratos: estuvo muy cerca con aquel iPhone XR cuya mayor pega, tal y como pudisteis ver en su análisis, era precisamente su precio (le pusimos un 3/5 en relación calidad-precio), ya que costaba 859 euros para el modelo de entrada. Tenía la esencia de un iPhone más asequible con el precio de... un iPhone.

Este año, Apple ha dado en la diana con el nuevo iPhone SE. "Desde 489 euros" es un reclamo que hasta ahora no se podía decir de ningún iPhone nuevo, comenzando además en una configuración de 64 GB que resulta más que de sobra suficiente para cualquier usuario –si es que todavía no ha dado el salto a la nube.

Es un teléfono pequeño, fácil de usar con una sola mano e ideal para el día a día si no le vas a exigir más allá de lo que puedan dar de sí las webs que visites a diario, las redes sociales y algún que otro vídeo en YouTube. Parece mentira, pero en nuestros análisis de móviles olvidamos muchas veces que todavía existe un amplio público que prefiere los teléfonos pequeños, pese a que la tendencia va hacia el extremo opuesto.

iPhone SE 2020

Olvídate de lo que veas por fuera: por dentro, este móvil tiene todo lo que verás en el iPhone más caro. La ventaja es que parte de 489 euros, una rebaja de más del 40% respecto al precio de salida que tuvo el XR. Barato no es, pero se trata de una cifra mucho más razonable para un modelo que al fin y al cabo recorta en pantalla, cámara y reconocimiento facial.

Si consideras que puedes vivir sin una cámara telefoto, una pantalla más grande o un sistema de reconocimiento facial, que son las principales carencias de este móvil, entonces el nuevo SE (2020) de Apple está hecho para ti. En caso de que busques algo más grande, echa un vistazo a nuestro análisis del iPhone 11 Pro Max.