Skip to main content

LG Gram 2022 y LG View, análisis y opinión

LG Gram + View
Chema C.S.

Lo mejor

  • Pantalla grande y de calidad
  • Rendimiento para el dia a día
  • Movilidad brutal
  • El View como complemento

Lo peor

  • Sin gráfica discreta
  • Micrófono y cámaras
  • Autonomía sin alardes

16/07/2022 - 12:00

El mundo de la informática lleva muchos años inmóvil, sin apenas cambios. Es cierto que los componentes han ido mejorando, como es habitual, pero los conceptos apenas se han tocado. Y ahí es, precisamente, donde LG quiere aportar algo de aire fresco al sector con el equipo que hemos tenido entre manos estas semanas.

Si un señor viajara al pasado, digamos que a finales de 1990, vería que en las tiendas de electrónica las torres y los portátiles tienen el mismo aspecto que ahora. Con menos luces, menos cristales templados y mucho más gruesos y toscos. Pero mismo factor forma.

Esto se debe a un solo motivo: el diseño original es lo suficientemente bueno como para aguantar casi tres décadas sin sufrir por el camino. Apenas unos pequeños cambios aquí y allá. Lo justo para actualizarse y seguir siendo atractivos al gran público. LG sabe esto y, sin inventar la rueda, le da un giro.

Para este nuevo soplo de aire fresco en LG han lanzado su portátil Gram, un equipo de tamaño completo -es decir, 16 pulgadas- pero que destaca por su ligereza y finura. Junto a él tenemos el View, un monitor portátil de 16" para trabajar a doble pantalla sin importar el dónde.

LG Gram
Dimensiones354,5 x 242,1 x 16,8 mm | 1,1 kg
Sistema OperativoWindows 11
ProcesadorIntel Core i7-1260P
Memoria RAM32 GB LPDDR5 a 5.200 MHz (en dos pastilas soldadas a placa)
Almacenamiento1 TB SSD PCIe (NVMe Gen.4)
Tarjeta gráficaIntel Iris Xe Graphics
PantallaPanel IPS de 16" | Resolución de 2.560 x 1.600 píxeles | Refresco de 60 Hz | DCI-P3 99% | Brillo de 350 nits
Conectividad inalámbrica / redesWifi 6 | Bluetooth 5.1
Conectores de datos / A/VDisplay Port y Thunderbolt 4 integrado | Jack de auriculares | 2 x USB-C 3.1 Gen 2 | 2 x USB-A 3.2 Gen 2
 

A continuación, vamos a ver si LG puede convencer con sus armas a quienes necesitan movilidad, por encima de todo, pero sin sacrificar la comodidad y eficiencia de trabajar con dos pantallas. El LG Gram + View tiene, en teoría, mucho potencial. Y estas son nuestras conclusiones.

Apartados del análisis del LG Gram + View

Elegante, muy ligero y todo de plástico

LG Gram + View galería
Chema C.S.

El LG Gram tiene una vertiente profesional que es innegable. Su diseño delata cuál es el público objetivo: profesionales o estudiantes que tienen que darle mucho uso a un equipo que sea ligero y potente, pero sin necesidad de gráfica dedicada.

En esta definición entran varios millones de personas. Y LG ha hecho un portátil ideal para todos los que necesitan movilidad, ligereza y potencia. El equipo está construido en su totalidad en plástico, pero el color negro hace que no quede mal, sino solo sencillo y elegante. Eso si, no llama la atención.

Algo muy positivo del portátil es que su tamaño, pese a ser un 16" (algo cada vez más habitual en el sector), no da sensación de voluminoso. El espacio está muy optimizado, con un ratio de panel / pantalla sensacional. Apenas tiene marcos el portátil, lo que va en sintonía con su concepto de "pantalla infinita", como ahora veremos.

LG Gram + View galería
Chema C.S.

El grosor del equipo una vez cerrada la tapa es de 1,8 cm a lo que se le une un peso de 1,1 kg. Con estos datos te podemos asegurar que es un portátil para llevar al fin del mundo. En el maletín no ocupa nada de espacio, lo puedes llevar en el brazo a modo de carpeta y en la mochila no hay diferencia entre llevarlo o no.

Si eres de los que necesita un portátil con pantalla grande por necesidades laborales, pero a su vez que pese y ocupe poco porque te pasas el día moviéndote de un sitio a otro, el LG Gram es uno de los mejores modelos de todo el mercado.

Por cierto, dentro de su construcción entran los puertos, así que recordarte que lleva: dos puertos USB-C y dos puertos USB 3.2 tradicionales. Junto a ellos tenemos un lector de tarjetas MicroSD y un HDMI 2.0. Y un jack 3,5 mm que hace audio y micrófono, claro está.

Una pantalla que vale para absolutamente todo

LG Gram + View galería
Chema C.S.

De la pantalla tenemos que hablar. Y como ya intuirás, por partida doble. Pero primero nos centramos en la pantalla que trae de serie el LG Gram. Resumiéndolo rápido es una pantalla todoterreno que hará las delicias de cualquiera. Te explicamos los motivos.

Primero por su aprovechamiento, como antes explicamos su ratio de pantalla es muy grande, del 90%, así que no tenemos apenas marcos y eso se agradece. Esto hace que en el espacio de una 15,6" tradicional, aquí nos vayamos a las 16". En pantallas tan pequeñas, media pulgada de más es un mundo.

En segundo lugar, destaca su resolución: 2.560 x 1.600 px. Esto es un 2,5K que para un tamaño de 16 pulgadas. O lo que es lo mismo, una densidad de píxeles altísima (aunque el número exacto no lo sabemos porque LG no lo especifica en su página web).

LG Gram + View galería
Chema C.S.

En tercer lugar, la tecnología del panel: un IPS con un rango de color hasta un 99% del DCI-P3. Esto no solo da una pantalla fiable en cuanto a colores y con una buena calibración de serie, lo que es más importante es que permite a los profesionales de la fotografía utilizar el equipo para retocar imágenes de forma precisa.

Esta pantalla es ideal para todo, tanto que ahora nuestro monitor profesional no nos parece para tanto (cosas de la nitidez que dan esos 1.600 px en una panel de ta solo 16"). Una gozada trabajar con él, sin importar las horas que estemos frente a la pantalla. Por cierto, sus 350 nits son perfectos para interiores.

La 12ª gen de Intel es una gran noticia para el sector

LG Gram + View galería
Chema C.S.

Llevábamos años esperando a que Intel diese el paso de estrenar una arquitectura a la altura de AMD y sus procesadores Ryzen. Ya podemos decir que la 12ª de Intel es lo que estábamos pidiendo a gritos desde 2017.

En este caso llevamos bajo el capó el i7-1260P (3,4 GHz en los E-Core y hasta los 4,70 GHz en los P-Core). Lo mejor es que ya tiene la arquitectura de mezclar dos chips, uno con núcleos de alto rendimiento, y otro con núcleos eficientes.

Es decir, llevamos 4 núcleos de alto rendimiento y 8 núcleos eficientes, lo que ta un total de 12 núcleos y 16 hilos que consumen, de media, unos 20 W. Aunque el consumo máximo llega a los 64 W si estamos realizando tareas muy exigentes. Recuerda que en estos vatios si incluye la gráfica integrada.

LG Gram + View galería
Chema C.S.

Junto a este micro tenemos dos pastillas de 16 GB de RAM LPDDR5 a 5.200 MHz que trabajan de maravilla, pese a ser RAM de bajo consumo. Como curiosidad, la RAM DDR5 hace un propio Dual Channel por pastilla que mejora la potencia de estas, aunque la mejora no es como el Dual Channel tradicional.

Y, hablando de gráfica, este equipo lleva la Intel Iris Xe, muy pensada para uso profesional poco exigente. Pero no os dejéis engañar, su bajo consumo se compensa con lo bien optimizada que está vía software con programas del entorno Adobe. Eso sí, olvidáis de jugar con ella, no sirve.

Para un uso de ofimática exigente, con algunos programas de edición, el LG Gram cumple sin fisuras. Y el i7-1260P es una grandísima noticia. Eso sí, también tenemos que tener claro que en términos de potencia / eficiencia, incluso los AMD 6000 de anterior generación ganan a la 12ª de Intel.

Cumple a la perfección, pero hay margen de mejora

LG Gram + View galería
Chema C.S.

Aquí estamos hablando de la autonomía, algo que es clave para cualquier equipo que presuma de ser móvil. En este sentido, el LG Gram cumple, si bien no brilla.

En nuestras pruebas, con el portátil en alto rendimiento, el brillo alto y tirando de wifi, hemos podido alargar las 6 horas de uso sin problema. ¿Está bien? Sí ¿Es suficiente? Sí ¿Podría ser mejor? Sin duda. Las cosas como son.

Si lo usamos como es habitual, que es el LG Gram con la pantalla externa View, este rendimiento cae hasta las 3:40 horas. Aquí no hay queja, ya que la batería del portátil está teniendo que dar energía a dos pantallas con un brillo alto.

El cargador que trae el equipo funciona a través de un puerto Tipo-C de 65 W que no es demasiado potente, pero que permite trabajar y cargar al mismo tiempo (si no tienes prisa, claro). En hora y media el equipo pasa del 0% al 100% si lo hacemos con el portátil apagado.

A su favor tenemos que decir que va a ser raro la vez en que, por movilidad, yendo con el portátil y la pantalla externa, no tengamos un enchufe cerca. El concepto de este equipo es que puede usarse sin conectar a la corriente en caso de necesidad, pero entendiendo que no va a ser la norma. Cumple.

Un complemento perfecto para cualquier equipo

LG Gram + View galería
Chema C.S.

El View de LG es un complemento ideal. Lo decimos en el título de este apartado y lo volvemos a confirmar. De verdad, qué buen trabajo de los ingenieros de LG a la hora de desarrollar esta pantalla externa.

Para empezar tiene el mismo panel que el portátil, es decir, una pantalla de 16" con tecnología IPS y resolución 2,5K. Si la ponemos una al lado de la otra se crea un infnity view de manual: mismo brillo, misma calidad y casi sin bordes. Una gozada.

La pantalla funciona a través de dos puertos USB-C (uno a cada lado), y para que arranque solo hay que enchufarla por medio de un cable Tipo-C a un portátil con salida de vídeo. Funciona, en esa caso, con cualquier portátil sin importar la marca.

LG Gram + View galería
Chema C.S.

Junto a esa facilidad a la hora de usarla, sin drivers ni compatibilidades molestas, el monitor viene con una funda magnética que nos hace de apoyo trasero. Pesa poquísimo, estirada no ocupa espacio, y nos permite jugar con ella en dos posiciones por si queremos el monitor recto o un poco inclinado.

Las conclusiones que nos deja el View es que no sabemos como hemos estado tantos años sin pantallas de este tipo. Trabajar con un portátil, en cualquier parte, con un segundo monitor que no ocupa espacio, no pesa y se ve tan bien es, sencillamente, genial.

LG ha conseguido un equipo que huele a nuevo

LG Gram + View galería
Chema C.S.

Para terminar en análisis lo suyo es preguntarse: ¿merece la pena el equipo que hemos puesto a prueba? En este caso la respuesta es sí, sin duda.

En el tiempo que hemos estado utilizando el LG Gram y su pantalla externa View no hemos echado de menos nuestro ordenador de sobremesa, pese a que este sea mucho más potente que el portátil de LG. Pero, para el uso profesional que le hemos dado en el día a día, no tiene nada que envidiar.

Teniendo en cuenta que es un equipo para trabajar en labores de ofimática o paquete Adobe a bajo nivel, el LG Gram ofrece: un gran rendimiento, una ligereza extraordinaria, una batería muy aceptable y una movilidad que no te da casi ningún portátil de 16". Que no nos olvidemos que incluso tiene teclado numérico.

LG Gram + View

Como veis, esto es todo lo que ocupan las tres piezas apiladas.

Chema C.S.

Pero no acabamos aquí: llevar en un maletín el portátil, junto a la pantalla externa y la funda / soporte nos supondría un peso de 2,3 kilos y 3,5 cm de grosor. En términos de movilidad no hay nada igual en el mercado y eso es clave para muchos usuarios.

Con todos sus pros y sus contras bien explicados y pormenorizados, ahora tu turno: ¿es el LG Gram + View lo que estás buscando para tu día a día? Si la respuesta es sí no dudes, es un gran equipo que ofrece algo bastante inusual.

Nota técnica

89

Y además