Skip to main content

LG NanoCell SM9010, análisis y opinión

LG NanoCell SM9010

29/06/2019 - 09:06

La gama NanoCell de LG llega pisando fuerte en 2019 con nuevos modelos cargados de interesantes prestaciones. Ponemos a prueba el LG NanoCell SM9010 de 65 pulgadas y te contamos todos sus detalles.

Con el auge de los televisores OLED, muchos daban ya por amortizada la tecnología LCD LED. Pero dejando a un lado cualquier previsión, la nueva generación de televisores NanoCell de LG parece dispuesta a demostrar que en 2019 los televisores LCD todavía tienen mucho que decir.

Nos disponemos a analizar el LG NanoCell SM9010 de 65 pulgadas, un televisor de gama alta que apuesta por una tecnología LCD LED vitaminada.

¿Ofrecerá suficientes argumentos como para que merezca la pena apostar por un televisor LCD LED en lugar de un OLED? Pues no va a ser una pregunta sencilla de responder ya que el LG NanoCell SM9010 parte de un precio de venta de 2.149 euros por lo que, al menos en lo económico, plantea algunas dudas sobre la elección de un TV OLED o de un LCD LED.

  TV LG NanoCell SM9010
Dimensiones 145,5 x 90,6 x 32,3 cm (con peana)
145,5 x 83,5 x 6,2 cm (sin peana)
Peso 28,1 Kg (con peana)  / 26,4 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla LCD LED IPS 10 bits
Tamaño de pantalla 65"
Resolución de pantalla 3.840 x 2.160 px
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen Alpha 7 II
Formatos HDR HDR Dolby Vision, HDR Technicolor, HDR 10 Pro, HLG.
Cámara / control por gestos y voz Control de voz en el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Google Assistant, Alexa, Plataforma ThinQ
Conexiones 4 x HDMI 2.1 (1x eARC), 1 x Óptica, 1 x LAN, 3 x USB (1x USB grabador), 1 x Minijack
Wi-Fi ac y Bluetooth 5.0
Precio  2.149 euros
LG NanoCell SM9010

LG ha querido complementar el análisis del LG NanoCell SM9010 con una barra de sonido LG SK10Y, un complemento muy recomendable para disfrutar al máximo de una experiencia sonora de mayor calidad. En este mismo análisis también comentaremos brevemente cual es nuestra opinión sobre la barra de sonido LG SK10Y.

Índice de puntos

Diseño algo espartano para un televisor de gama alta

El diseño de los televisores se está convirtiendo en un factor que cada vez tiene más peso en la decisión de compra. Al fin y al cabo, un televisor de 65 pulgadas como es este LG NanoCell SM9010 no va a pasar inadvertido en tu salón.

LG NanoCell SM9010

LG ha hecho un buen trabajo de aprovechamiento del espacio, reduciendo los marcos frontales a unos discretos 12 mm desde la parte exterior hasta el panel.

En lugar de optar por un diseño en forma de marco, como muchas otras marcas hacen, en LG han optado por un diseño más minimalista creando una especie de escalonado en el borde del televisor, en el que se une la carcasa de plástico negro de la trasera, un marco metálico que rodea todo el perímetro y el cristal protector de la pantalla que parece estar pegado en el frontal.

LG NanoCell SM9010

La pantalla es la absoluta protagonista del frontal, que no ofrece distracción alguna para la visualización del contenido. Solo el LED de funcionamiento, situado en la parte inferior de la pantalla y apenas visible indica que el televisor está encendido.

LG NanoCell SM9010

En esta ubicación también encontramos el único botón físico del LG NanoCell SM9010 con el que, alternando entre pulsaciones cortas y largas, conseguirás controlar las funciones básicas del televisor sin tener que usar el mando a distancia.

LG NanoCell SM9010

En parte trasera encontramos una carcasa monolítica en policarbonato con acabado en un gris oscuro (muy cercano al negro) mate y una textura de metal cepillado. La carcasa trasera del LG NanoCell SM9010 que estamos analizando dibuja una ligera curvatura para aligerar el grosor de los bordes del televisor, pasando de un grosor de 62 mm que encontramos en su parte central, a los 15 mm que mide en los extremos.

Rompiendo la monotonía de una carcasa con tanta superficie, encontramos una ranura de refrigeración en el tercio superior, y los huecos para los conectores cercanos al borde derecho del televisor (visto desde la trasera).

LG NanoCell SM9010

Se trata de un televisor ciertamente voluminoso e impresionante, que suma unas dimensiones de 145,5 x 90,6 x 32,3 cm con peana y unos considerables 28,1kg de peso, lo que hace imposible la manipulación o instalación por una sola persona.

El soporte del LG NanoCell SM9010 consta de una base en forma de media luna y una columna de sujeción que se ancla al televisor. Su instalación es muy sencilla y únicamente necesitarás un destornillador con punta Philips y los tornillos que vienen incluidos.

LG NanoCell SM9010

Si prefieres instalarla en la pared, el LG NanoCell SM9010 que estamos probando es compatible con soportes VESA 300x300, por lo que no deberías tener problemas para encontrar uno que se adapte a tus necesidades.

Nada más instalarlo sobre el mueble en el que el LG NanoCell SM9010 va a permanecer durante toda la prueba se dejan notar los efectos de la física al montar un televisor de 65 pulgadas sobre una peana central: el televisor se mueve. Y mucho.

Cabe de decir que en ningún momento se teme por la estabilidad del televisor, pero el peso del propio panel hace que la pantalla se mueva de forma alarmante al mínimo contacto, como al conectar los cables, por ejemplo.

La parte visible de la peana desde el frontal mantiene la misma línea minimalista que el resto del televisor, dibujando una media luna de 40 mm de ancho que lucen un acabado de metal cepillado en gris oscuro y un grosor de 20 mm en su parte central que va disminuyendo a medida que se acerca a los extremos.

LG NanoCell SM9010

La columna central de la peana cuenta con una tapa que hace las funciones de gestión de cables para ocultarlos y evitar que se vean desde el frontal. Sin embargo, se echa de menos algún sistema adicional para ordenar los cables y evitar que queden colgando desde los conectores hasta la columna central.

LG NanoCell SM9010

En general, el aspecto del LG NanoCell SM9010 es bastante sobrio llegando a ser casi espartano en cuanto a diseño para tratarse de un televisor de gama alta, en el que la presencia del plástico se convierte en una constante. No obstante, sus materiales se notan de buena calidad y con un ensamblado bien resuelto.

Magic Remote: un mando muy útil y fácil de usar

El mando a distancia de los televisores NanoCell de LG son un rasgo diferencial en sí mismo, que destaca por su facilidad de uso.

Hablamos del LG Magic Remote, un mando que no solo actúa de la forma tradicional, facilitando el acceso a las funciones del televisor mediante sus botones, sino que también actúa como puntero señalador en pantalla.

LG NanoCell SM9010

El mando Magic Remote que incluye el LG NanoCell SM9010 que estamos analizando se vincula con el televisor mediante Bluetooth y permite seleccionar elementos y desplazarse por los menús de configuración con solo apuntar con el mando a la TV y moverlo sobre la opción deseada.

Esto contribuye a que su uso resulte especialmente cómodo como alternativa a tener que realizar decenas de pulsaciones para navegar por los menús del LG NanoCell SM9010.

A nivel de diseño, el Magic Remote se basa en líneas curvas y redondeadas, lo cual lo hace muy ergonómico. Su parte inferior trasera, donde se ubican las pilas, es algo más gruesa para acomodarse mejor en la mano, y justo encima cuenta con una muesca que lo coloca en su posición correcta en la mano.

Este acomodamiento es importante para hacer más intuitiva la función de señalización en pantalla, dejando la mano colocada en una posición perfecta para alcanzar con el pulgar a los botones que control y selección que vas a necesitar.

LG NanoCell SM9010

La distribución de los botones responde a un patrón que ya hemos visto en otros muchos mandos. Un pad central con 4 botones direccionales y una rueda giratoria complementan las funciones del puntero en pantalla.

Alrededor de este pad central encontramos los botones de acceso a las funciones principales: Configuración del TV, acceso a la plataforma Smart TV, botón Atrás, selector de fuentes de entrada y acceso a la programación de TV.

En la parte inferior del Magic Remote encontramos los cada vez más habituales botones de acceso directo a Netflix y Amazon Prime Video. Justo debajo se ubican los botones de control de reproducción para el contenido.

LG NanoCell SM9010

Una de las principales características del LG NanoCell SM9010 que estamos probando es la integración de la inteligencia artificial, cuyo principal baluarte es el control por voz del televisor.

Para usar esta función será necesario mantener pulsado su correspondiente botón del mando mientras se ejecuta el comando de voz.

Esto que para muchos puede resultar algo incómodo elimina de un plumazo las polémicas sobre la privacidad, ya que el reconocimiento de voz solo funcionará mientras se pulsa el botón y no permanece a la escucha a la espera de un determinado comando.

LG NanoCell SM9010

En este sentido la ergonomía del Magic Remote de LG también ayuda, ya que permite sujetarlo cómodamente al acercarlo a la boca a modo de micrófono para indicarle los comandos de voz.

El LG NanoCell SM9010 permite el control de otros dispositivos conectados al televisor, como un decodificador de TV on demand o un equipo de audio. El Magic Remote de LG cubre perfectamente las necesidades de control de esos dispositivos ya que incluye dos botones de apagado distintos: uno para el propio televisor, que se ilumina cuando se pulsan los botones, y uno secundario para apagar o encender solo el dispositivo externo.

LG NanoCell SM9010

Todas estas funciones tienen un coste sobre el mando, que es un mayor consumo de energía. Entendemos que el uso que hemos hecho de él durante estos días de prueba ha sido más intenso del habitual, con constantes ajustes y un uso elevado de todas las funciones, pero si las pilas de los mandos solían durarte años, en el Magic Remote de LG te durarán pocos meses.

La pantalla no es OLED pero se acerca mucho

Partimos de una base innegable: la pantalla del LG NanoCell SM9010 ofrece una calidad muy alta. No en vano hablamos de un modelo de gama alta de LG. Pero todo se puede mejorar.

El LG NanoCell SM9010 que estamos probando monta una pantalla con tecnología IPS con una diagonal de 65 pulgadas con resolución 4K UHD (3840 x 2160 píxeles) y soporte completo para todos los formatos HDR (Dolby Vision, Advanced HDR by TechniColor, HDR10 Pro y HLG Pro).

LG NanoCell SM9010

Contar con este soporte HDR tan extendido aporta mayor libertad a la hora de ver contenido en diferentes plataformas sin tener que preocuparte de qué formato HDR soporta Netflix o cual Amazon Prime Vídeo.

El nombre de NanoCell que acompaña a este televisor indica que cuenta con la tecnología de LG en la que se utiliza un filtro adicional de partículas de 1 nm, que se encargan de captar las diferentes longitudes de onda de luz (que nuestros ojos interpretan como colores), para filtrarlas eliminando las impurezas que añaden las frecuencias de luz amarilla y naranja.

LG NanoCell SM9010

El objetivo de este filtro de nanopartículas es crear colores más puros e intensos, desde el origen, y no mediante saturación en postprocesado. El resultado es fácilmente apreciable incluso para el ojo más inexperto, ya que el LG NanoCell SM9010 ofrece unos colores intensos y naturales, que no se ven forzados como cuando estableces unos valores de saturación altos.

En nuestro caso estamos probando el LG NanoCell SM9010 de 65 pulgadas, por lo que su sistema de retroiluminación es de matriz directa completa con tecnología de atenuación local (FALD o Full Array Local Dimming).

LG NanoCell SM9010

Es decir, que toda la luz que recibe el panel está ubicada justo detrás y no en los bordes, lo cual facilita un distribución más precisa y uniforme de la luz, mientras que el sistema de atenuación local se encarga de ajustar la intensidad de ese brillo separándola en diferentes zonas que funcionarán de forma independiente.

En teoría, esa función contribuye a que los negros de las zonas más oscuras sean más puros, y los colores de las zonas más iluminadas sean más intensos, mejorando de ese modo el nivel de contraste. Veamos si LG ha sido capaz de llevarlo a la práctica.

LG NanoCell SM9010

Toda la gestión del comportamiento del sistema de iluminación recae sobre la segunda generación del procesador Alpha 7 de LG que, además, se ayuda de la inteligencia artificial para esta tarea.

Los resultados son muy buenos y en muchos casos el resultado obtenido es muy cercano al de los paneles OLED. No obstante, en determinadas circunstancias, es inevitable que el LG NanoCell SM9010 flaquee, al no superar pruebas extremas de contraste, como puede ser al ver un contenido con una marcada diferencia entre luces y sombras.

LG NanoCell SM9010

Si en algún momento la pantalla se queda en negro, no “desaparece” totalmente en la oscuridad como sí hacen los televisores OLED, evidenciando que los negros, aunque son muy profundos, no son puros al 100% como sucede en el OLED.

En nuestro caso, hemos optado por ajustar el sistema de atenuación local en su ajuste “Medio” que es el que se comporta de forma más equilibrada en escenas oscuras.

LG NanoCell SM9010

Sin embargo, con este ajuste, se crean unos halos de contaminación lumínica alrededor del contenido iluminado bastante evidente. Una de las situaciones más habituales es al mostrar subtítulos, haciendo trabajar al sistema de atenuación que no podrá más que mostrar unos grises oscuros en el tercio inferior de la pantalla.

En una estancia iluminada, es donde el LG NanoCell SM9010 que estamos analizando brilla con luz propia. Nunca mejor dicho ya que ofrece un excelente nivel de brillo que se hace todavía más notorio al reproducir un contenido en HDR.

LG NanoCell SM9010

En este apartado, el LG NanoCell SM9010 que estamos probando no solo se beneficia de una tasa de brillo bastante elevada, sino que también se beneficia de un panel con profundidad de color de 10 bits, por lo que también se amplía el gamut de color que puede mostrar.

En cuanto a calibración del color, LG ha optado por utilizar perfiles certificados por la Imaging Science Foundation (ISF) para el NanoCell SM9010, ofreciendo diferentes perfiles de color muy buen ajustados a las necesidades de cada contenido.

LG NanoCell SM9010

Los perfiles de color creados por estos expertos en la colorimetría para el LG NanoCell SM9010 se han convertido en nuestros favoritos por ofrecer una tonalidad más natural que los habituales modo Cine que acostumbran a venir preconfigurados. Además, incluye una configuración para habitación iluminada y otro para habitación a oscuras. Por lo que el ajuste es perfecto en cada caso.

El perfil de color Estándar del NanoCell SM9010 que estamos analizando es adecuado para ver contenido variado en programas de televisión, consiguiendo unos tonos de piel naturales y sin abusar de la saturación para ofrecer un buen equilibrio de color.

LG NanoCell SM9010

Una de las ventajas de montar un panel IPS es que los ángulos de visión son muy amplios. Algo que sobretodo se aprecia cuando tienes que ver la TV desde uno de los extremos del sofá y no desde el centro.

Para apreciar un descenso significativo en la calidad de color del LG NanoCell SM9010 deberías colocarte en una posición más allá de los 178 grados y, aun así, la pérdida de intensidad de los colores tampoco es demasiado pronunciada y hay que buscarla al detalle, pero efectivamente, existe.

LG NanoCell SM9010

El uso de la inteligencia artificial por parte del procesador Alpha 7 de segunda generación que se encarga del procesado de las imágenes también tiene un papel protagonista en la gestión del movimiento en las escenas de acción o deporte.

En este ámbito, los resultados de la prueba del LG NanoCell SM9010 han sido realmente buenos. Lo hemos configurado la función TruMotion en su ajuste Medio y las escenas de acción se desarrollan con movimientos muy nítidos y con movimientos fluidos.

LG NanoCell SM9010

Además, el NanoCell SM9010 de LG que analizamos cuenta con soporte para contenido con altas tasas de fotogramas (HFR o High Frame Rate), que en lugar de usar 24 fps como es habitual en el cine, usan 48, 60 o más fotogramas por segundo. Esto hace que los contenidos de acción se muestren con esta tecnología muestren unos movimientos todavía más nítidos y fluidos.

Las novedades que el HDR traerá en 2019 para los televisores

Como no podía ser de otra forma, el LG NanoCell SM9010 que estamos analizando cuenta con un modo Juego que se activa en el momento en el que se detecta una consola, reduciendo el procesado de imagen para optimizar la latencia (Input Lag) que baja de los 83 ms en el modo estándar, para situar en el orden de los 13,7 ms incluso en resoluciones 4K.

Al ser compatible con el formato HDMI 2.1, el LG NanoCell SM9010 también soporta tecnologías de tasa de refresco variable (Variable Refresh Rate o VRR) aunque no podemos confirmar cómo se comporta ya que no nos ha sido posible probar esta función.

Cuando webOS conoció a la inteligencia artificial

Ilusos de nosotros, que creíamos que por el solo hecho de conectar un televisor a Internet ya lo convertía en inteligente, descubrimos que esa inteligencia todavía podía llegar un poco más lejos integrando inteligencia artificial y asistentes por voz. Que, para más inri, vienen de dos en dos.

Sí, asistentes por voz de dos en dos ya que el LG NanoCell SM9010 es compatible con tanto con Google Assistant, que viene integrado como asistente principal que responde al mantener pulsado el botón del micrófono del mando Magic Remote, como con Alexa, que se instala con solo mantener pulsado el botón de acceso directo a Amazon Prime Video.

Lo mejor de todo es que puedes usar ambos al mismo tiempo para controlar un mayor número de dispositivos IoT sin moverte del sofá y mediante comandos de voz.

Una vez más, el procesador Alpha 7 II integrado en el LG NanoCell SM9010 que estamos analizando es el componente clave ya que también se encarga de impulsar una plataforma de contenidos gobernada por el sistema operativo webOS 4.5 de LG.

Este análisis del LG NanoCell SM9010 nos ha servido para tomarle el pulso al estado de salud de su plataforma de aplicaciones, un pilar básico ya que son las que proveen de acceso a nuevas funciones ampliadas como el acceso a contenidos en red, juegos, streaming de música, etc.

LG NanoCell SM9010

En origen ya incluye buena parte de las aplicaciones principales que vas a necesitar. Youtube, HBO o Rakuten TV vienen instaladas de fábrica, y por supuesto Netflix y Amazon Prime que cuentan con sus propios accesos directos en el mando a distancia.

Asimismo, la oferta de aplicaciones y juegos indica que a webOS de LG le queda mecha para rato y probablemente no echarás de menos ninguna app.

El sistema de navegación en los menús del LG NanoCell SM9010 es instantáneo y la forma de presentar la información lo convierten en uno de los más sencillos de usar. Parte de la culpa de esta sencillez de uso tal vez recaiga sobre el mando Magic Remote de LG que, al actuar como un puntero, simplifica de forma significativa la navegación por las apps y las diferentes pantallas de configuración y funciones.

LG NanoCell SM9010

En el uso más habitual, los accesos rápidos ofrecen una forma rápida para cambiar el perfil de color, de sonido o los ajustes más habituales con solo un par de clics con el puntero.

En el apartado de conectores físicos, el LG NanoCell SM9010 cuenta con:

  • 4 HDMI 2.1
  • 3 USB 2.0 (1 con función grabador)
  • 1 LAN RJ45
  • Antena DVB-T2
  • Entrada coaxial
  • Salida óptica de audio y auriculares

En lo que respecta a conectividad inalámbrica, el LG NanoCell SM9010 que estamos probando cuenta con WiFi ac de doble banda (2,4 y 5 GHz) así como Bluetooth 5.0 con los que puedes conectar accesorios como un mando para juegos, teclado y ratón o unos auriculares. También permite la conexión WiFi directa con otros dispositivos, de forma que no necesitas vincularlos por Bluetooth.

Sonido vitaminado con un subwoofer interno y algo de inteligencia artificial

Como hemos podido ir viendo a lo largo de este análisis del LG NanoCell SM9010 de 65 pulgadas, la inteligencia artificial tiene una gran presencia en este televisor, y el sonido no iba a ser una excepción.

Probablemente los ingenieros de LG pensaron que ya que el procesador Alpha 7 II que monta el NanoCell SM9010 integra esta capacidad de inteligencia artificial, ¿por qué no aprovecharla también para el sonido?

LG NanoCell SM9010

Lo cierto es que la calidad de sonido destaca por encima de la media de televisores ofreciendo un sonido nítido y potente en todo el rango de frecuencias. Parte de este buen comportamiento viene dado por el subwoofer de 20W que se encarga de reforzar los graves. Un punto en el que fracasan estrepitosamente la mayoría de los televisores.

Una pareja de altavoces de 10W por canal acaba de rematar el conjunto ofreciendo una buena potencia de sonido que se mantiene sin distorsiones incluso cuando decidimos compartir los efectos especiales de las películas con el resto del vecindario.

LG NanoCell SM9010

El LG NanoCell SM9010 incorpora varios modos de sonido configurables por el usuario, que cambia su ecualización para adaptarse al tipo de contenido. Para un uso mixto, lo mejor es ponerse en manos de la inteligencia artificial y dejar que ella haga todo el trabajo.

¿Significará eso que se obtendrán siempre los mejores resultados? Pues depende. Para la mayoría de contenidos, la inteligencia artificial ajusta la calidad para obtener el mayor rango de frecuencias posible, aportando un sonido nítido y con unos diálogos muy bien definidos.

En contrapartida, nos parece que el sonido envolvente que genera la inteligencia artificial se “estrecha” concentrándose más hacia el espectador y no es tan natural como el efecto envolvente que aportan ajustes de sonido como el modo Cine, donde la virtualización del sonido es algo más amplia.

LG NanoCell SM9010

La cosa mejora sustancialmente al conectar un sistema de sonido ya que el LG NanoCell SM9010 soporta la reproducción de contenido en Dolby Atmos. Eso es precisamente lo que hemos podido comprobar ya que LG también nos ha cedido una barra de sonido.

Contenido extra: Barra de sonido LG SK10Y con Dolby Atmos

Hacemos un inciso en el análisis del LG NanoCell SM9010 para dedicarle unas palabras a la LG SK10Y, una barra de sonido hemos tenido ocasión de probar junto al televisor de LG.

Si realmente quieres exprimir al máximo las prestaciones que ofrecen televisores de la talla del LG NanoCell SM9010, vas a necesitar una barra de sonido o un sistema de audio externo. La LG SK10Y se presenta como un sistema de sonido de gama alta y compacto que te ofrece una buena calidad de sonido, sin llenarte el salón de altavoces.

LG NanoCell SM9010

La LG SK10Y ha sido desarrollada junto a Meridian, un fabricante de reconocido prestigio en el ámbito del sonido. El resultado de esta colaboración es un sistema de sonido compuesto por una barra sonido compuesta por tres transductores repartidos por todo el frontal conformando los canales frontal y laterales; dos situados en la parte superior de la barra, para proyectar el sonido hacia el techo; y dos más en los extremos de la barra que se encargarán de reproducir los sonidos destinados a emular los canales traseros.

En total suman 350 W de potencia con capacidad para reproducir sonido en Dolby Atmos con una formación 5.1.2, que puede ser ampliada de forma opcional mediante una pareja de auriculares inalámbricos que actuarían como altavoces traseros, quedando en ese supuesto configurados como un 7.1.2 real.

LG NanoCell SM9010

Además de la barra, el sistema de sonido incorpora un subwoofer externo inalámbrico que suma 200W más a la potencia del sistema, en el que se integra un cono de 7 pulgadas para asegurar una correcta gestión de los bajos.

LG NanoCell SM9010

A nivel de conectores, la LG SK10Y viene realmente bien cubierta ya que cuenta con salida óptica, dos HDMI 2.0 de entrada y uno de salida con función 4K Pass-through que te permite crear “un túnel” por el que transmitir contenido en 4K desde una fuente como un reproductor Blu-Ray. Además, cuenta con conexión WiFi ac de doble banda (2.4 y 5 Ghz) y Bluetooth 4.2.

LG NanoCell SM9010

Se trata de una barra de sonido realmente grande, pero que le sienta como un guante al LG NanoCell SM9010 que estamos analizando, con unas dimensiones de 144,3 x 6,3 x 14,6 cm y un peso de 7,5 kg, mientras que el subwoofer mide 22,1 x 31,3 cm y pesa 7,8 kg.

¿Y cómo es la experiencia de sonido que ofrece la SK10Y de LG? Pues como era de esperar, la experiencia es francamente buena. Sorprende especialmente el “efecto techo” que logran los canales superiores.

El sonido envolvente está muy logrado, aunque se aprecia la falta de altavoces traseros dedicados, pero en general resulta muy convincente. Destaca el apoyo del subwoofer reforzando los graves en escenas con explosiones.

LG NanoCell SM9010

Esta barra de sonido de LG permite distintas ecualizaciones de sonido para adaptarse al tipo de contenido, por lo que puede convertirse sin problemas en el equipo de sonido principal del salón (que de hecho lo ha sido durante el tiempo que ha estado instalada) pudiendo compartir contenido directamente desde el Bluetooth o usando Google Assistant para conectarlo con otras fuentes y enviar contenido de Spotify.

LG NanoCell SM9010

La barra de sonido cuenta con su propio mando a distancia desde el que puedes controlar todos ajustes de la barra, algo que también puedes hacer desde tu smartphone usando la app LG WiFi Speaker que la marca surcoreana utiliza para controlar sus altavoces.

En conclusión, podemos decir que la barra de sonido LG SK10Y se perfila como una excelente compañera para el NanoCell SM9010 complementando las carencias en la virtualización de sonido envolvente que encontramos en el televisor de LG.

LG SK10Y

LG SK10Y

Para exprimir al máximo las prestaciones de tu TV, vas a necesitar una barra de sonido o un sistema de audio externo. La LG SK10Y se presenta como un sistema de sonido de gama alta y compacto que te ofrece una buena calidad de sonido, sin llenarte el salón de altavoces.

TV suficientemente convincente como para desestimar un OLED TV, pero con matices

Llegamos al final de este análisis del LG NanoCell SM9010 y toca responder a la pregunta que nos ha estado rondando a lo largo de toda la prueba: ¿Merece la pena comprar este NanoCell SM9010 por 2.149 euros, o mejor optar por uno de los últimos modelos OLED TV de LG como el 65B8PLA, que está en Amazon por 2.199 euros? Creemos que no existe una única respuesta válida.

Si básicamente vas a usarlo para ver contenido cinematográfico y en un entorno no demasiado luminoso, pues tal vez el OLED TV de LG sea mejor opción.

LG NanoCell SM9010

Pero si vas a conectar el televisor a una consola, o el lugar en el que va a ir instalado es muy luminoso, que no te quepa duda de que este LG NanoCell SM9010 es la elección perfecta.

El NanoCell SM9010 está llamado a pelear por su lugar en el mercado con modelos de la talla del Samsung Q80R o del Sony XG95 que analizamos hace algunas semanas.

Es un modelo que, si bien es cierto que no son precisamente económicos, hay que tener en cuenta que son formatos de gran pulgada y con unas prestaciones realmente impresionantes.

LG NanoCell SM9010

LG NanoCell SM9010

LG NanoCell SM9010 es un televisor de 65 pulgadas de gama alta que monta un panel IPS equipado con tecnología de nanopartículas. De él destacan la precisión en el calibrado de los colores y un sonido imponente con Dolby Atmos que no dejará indiferente a nadie.

La integración de la inteligencia artificial en el LG NanoCell SM9010 de este análisis se deja notar en el procesado de la imagen, del movimiento, del sonido e incluso en la forma de interactuar con el televisor.

El sonido es, probablemente, uno de los puntos fuertes del LG NanoCell SM9010 que, sin tener una barra de sonido conectada, es capaz de ofrecer un sonido más que solvente.

LG NanoCell SM9010

En el lado opuesto, una de las principales debilidades de este televisor de LG lo encontramos en el sistema de atenuación de la pantalla, que no es capaz de aislar de forma eficaz las zonas iluminadas en escenas muy contrastadas, lo que genera halos de luz que deslucen un tratamiento de los negros muy logrado.

Tras esta prueba del LG NanoCell SM9010 no nos queda duda que a la gama de televisores NanoCell de LG todavía le queda mucho por decir en el ámbito de los televisores LCD LED, ya que lo que LG ha conseguido con los modelos de la gama NanoCell de 2019 parecía imposible hace solo un par de años.

Lo mejor

  • Procesado de movimiento
  • Calibración de color y HDR
  • Ángulos de visión amplios
  • Conectividad

Lo peor

  • Estabilidad de la peana
  • Cristal de la pantalla brillante
  • Consumo de batería del mando
  • Precio equivalente a un OLED

Nota técnica

90

Ver ahora: