Skip to main content

LG OLED E9, análisis y opinión

LG OLED E9, análisis y opinión

Lo mejor

  • Buen calibrado de color y negros puros
  • Excelente brillo para un HDR impactante
  • Diseño muy elegante
  • Conectores HDMI 2.1

Lo peor

  • Pocos comandos del asistente de voz
  • Sin soporte para HDR 10+
  • Limitador automático de brillo (ABL) inestable
  • Los menús de WebOS son un laberinto
OLED E9

OLED E9

Con un tamaño de 55 pulgadas y la última tecnología OLED, el LG OLED E9 uno de los televisores OLED más top de LG, pero manteniendo un precio muy contenido para su categoría. Esto lo convierte en uno de los televisores OLED más interesantes y atractivos del momento.

23/11/2019 - 07:35

Hemos probado el LG OLED E9 uno de los televisores OLED más top de LG, pero manteniendo un precio muy contenido para su categoría. Esto lo convierte en uno de los televisores OLED más interesantes del momento. Te contamos todos los detalles en este análisis para que valores por ti mismo si merece la pena su compra.

LG es el mayor fabricante de paneles OLED del mundo, y suministra las pantallas que montan muchos de sus competidores. En este contexto sería lógico pensar que LG OLED E9 ofrecerá la misma calidad que muchos otros televisores, pero no hay que olvidar que en un televisor OLED, tan importante es la calidad del panel como la electrónica que lo gestiona. Es aquí donde se encuentran las principales diferencias.

El LG OLED E9 de 55 pulgadas que analizamos puede considerarse más una actualización del OLED E8 del año pasado más que una evolución significativa. En el LG OLED E9 se ha mejorado mucho la estética, la conectividad y el sonido, pero no hay muchas novedades en cuanto al nivel de desarrollos técnicos en calidad de imagen, aunque la llegada de la segunda generación de su procesador Alpha 9 sí aporta algunas mejoras en el procesado de imagen.

El hecho de no incorporar grandes innovaciones tecnológicas no implica que el LG OLED E9 no merezca la pena. De hecho, desde ya podemos decir que se coloca en el top 3 de los mejores televisores del año, ofreciendo una calidad de imagen excelente, un sonido por encima de la media y un precio contenido que ya ronda los 2.399 euros.

  TV LG NanoCell SM9010
Dimensiones 122,6 x 75,3 x 22,3 cm (con peana)
122,6 x 75,3 x 5,3 cm (sin peana)
Peso 25,8 Kg (con peana)  / 16,4 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla OLED 10 bits
Tamaño de pantalla 55"
Resolución de pantalla 3.840 x 2.160 px
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen Alpha 9 2ª gen.
Formatos HDR HDR Dolby Vision, HDR Technicolor, HDR 10 Pro, HLG, HFR.
Cámara / control por gestos y voz Control de voz en el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Google Assistant, Alexa, Plataforma ThinQ
Conexiones 4 x HDMI 2.1 (1x eARC), 1 x Óptica, 1 x LAN, 3 x USB (1x USB grabador), 1 x Minijack
Wi-Fi ac y Bluetooth 5.0
Precio  2.399 euros

Para obtener una experiencia más inmersiva del OLED E9, LG nos ha cedido una barra de sonido LG SL8YG, un complemento muy recomendable para disfrutar al máximo de una experiencia sonora de mayor calidad. En este mismo análisis también comentaremos brevemente cuál es nuestra opinión sobre la barra de sonido LG SL8YG.

Índice de contenidos

Si los televisores se vistieran de gala, serían como el OLED E9

Una de las principales novedades que aporta el LG OLED E9 de 2019 es su exquisito diseño. De nuevo se apuesta por el cristal y el policarbonato con acabado de metal cepillado.

El LG OLED E9 profundiza en el concepto de pantalla flotante que ya experimentó en el OLED E8 de 2018, pero en esta ocasión lo lleva más allá haciendo que el cristal del frontal actúe como base apoyándose por completo en el mueble sobre el que hemos instalado el televisor y retrasa la peana añadiéndole un acabado en espejo a la parte frontal de esta para reforzar ese efecto de "invisibilidad".

LG OLED E9, análisis y opinión

Con ello se consigue hacer desaparecer la peana del frontal logrando un efecto óptico de pantalla flotante que le aporta el aspecto minimalista, elegante y refinado que un televisor premium debe tener. Al mirar al LG OLED E9 de frente, simplemente parece que no hay nada detrás, ni peana, ni cables ni nada. Solo una gran pantalla flotante sobre el mueble.

Su estilizado diseño hace que, a pesar de tratarse de un modelo de 55 pulgadas y unas dimensiones de 122,6 x 75,3 cm, no se aprecie como un televisor muy voluminoso. Si nos fijamos con más detenimiento en el frontal, observamos que, aunque en apariencia el panel llega hasta el extremo del televisor, en realidad cuenta con un marco de 7 mm que lo delimita.

LG OLED E9, análisis y opinión

En la parte inferior del frontal se ubica el sistema de sonido que, en lugar de alojarse en la trasera como suele ser habitual, cambia su ubicación presentándose en forma de una pequeña barra de sonido perfectamente integrada en el conjunto.

LG OLED E9, análisis y opinión

En la base del televisor encontramos el cristal transparente que genera el efecto de televisor flotante, en la que se refleja una luz roja en la parte central que indica el estado de funcionamiento y la marca en la esquina derecha.

Si nos vamos a la trasera aparece como por arte de magia la peana que sustenta al televisor manteniéndolo inclinado ligeramente hacia atrás. Sorprende que una peana que ocupa buena parte del ancho del televisor pueda permanecer invisible desde el frontal, pero lo hace.

LG OLED E9, análisis y opinión

La peana tiene unas dimensiones considerables que la hacen sobresalir 17 cm de la trasera proporcionando una gran estabilidad al televisor. El montaje de esta peana es muy sencillo ya que se basa en una serie de tornillos que se insertan en el cuerpo del televisor.

LG OLED E9, análisis y opinión

Uno de los detalles más destacados del LG OLED E9 es el diseño en cristal brillante con acabado en gris que ocupa la mitad de la trasera que contribuye a estilizar el televisor. Justo debajo se ubica toda la electrónica del LG OLED E9 protegida tras una tapa de policarbonato con acabado en metal cepillado que sobresale 4 cm de la trasera de la pantalla, pero que afina su perfil con una curva al llegar a los extremos laterales.

LG OLED E9, análisis y opinión

Protegido por una tapa de plástico que cubre la parte superior de la peana encontramos el sistema de gestión de cables, un sistema efectivo cuando llega a este punto ya que evita que los cables puedan verse desde el frontal, pero que descuida por completo el tramo que va desde los conectores a la peana.

LG OLED E9, análisis y opinión

Los conectores se agrupan en dos zonas diferenciadas en la esquina inferior derecha (vista desde la trasera) permaneciendo unos más accesibles que otros ya que los conectores de antena, satélite, HDMI y USB y la salida de audio digital, todas ellas conexiones que no se conectan y desconectan tan frecuentemente, se encuentra en el espacio menos accesible; mientras que a los conectores HDMI y USB restantes se puede acceder fácilmente desde el lateral.

LG OLED E9, análisis y opinión

Bajo estos conectores se ubica el único “botón” físico del televisor, que lo hace en forma de pequeño joystick que, al pulsarlo, activa un menú en pantalla con el que se acceden a las funciones básicas del televisor como el cambio de volumen, canal o fuente de vídeo.

LG Magic Remote, el mando más versátil de LG

LG ha integrado su mando más avanzado a la línea de televisores OLED de 2019. El LG Magic Remote es un viejo conocido para nosotros ya que tuvimos ocasión de probarlo en el análisis del LG NanoCell SM9010

Este mando a distancia no solo permite usarse de la forma tradicional navegando por las distintas opciones de los menús del televisor pulsando los botones de dirección ubicados en su pad central, sino que también actúa como un puntero con el que se pueden seleccionar las opciones apuntando a la pantalla directamente con el mando.

LG OLED E9, análisis y opinión

El mando a distancia se vincula al televisor mediante Bluetooth, y un osciloscopio se encarga de ajustar la posición del puntero en la pantalla en función del movimiento que realices con el mando.

Este sistema de selección hace que usarlo resulte muy sencillo y el usuario pueda evitar muchas pulsaciones al navegar por los menús de configuración.

El diseño del Magic Remote que acompaña al LG OLED E9 que estamos analizando se basa en las líneas curvas priorizando la ergonomía. Es cierto que a simple vista parece un tanto extraño, pero cuando lo sostienes en la mano resulta muy cómodo usar.

LG OLED E9, análisis y opinión

En la parte trasera cuenta con una hendidura que queda a la altura del dedo índice, que le aporta estabilidad y un mayor control cuando se usa como señalador, al tiempo que se acomoda en la mano en la posición adecuada para que el pulgar llegue cómodamente al pad central.

En la parte inferior del Magic Remote encontramos los cada vez más habituales botones de acceso directo a las aplicaciones nativas de Netflix y Amazon Prime Video. Justo debajo se ubican los botones de control de reproducción para el contenido.

Encima del pad central del Magic Remote encontramos el botón que activa las funciones de asistente por voz del LG OLED E9, pudiendo enviar comandos de voz mientras se mantiene pulsado el botón de micrófono. Con esto se evita que el televisor esté permanentemente a la escucha esperando la palabra clave que active el asistente.

LG OLED E9, análisis y opinión

El LG Magic Remote no solo permite controlar el OLED E9, también puede utilizarse para controlar otros dispositivos que previamente se hayan conectado al televisor como un decodificador ya que cuenta con un botón dedicado que permite encender ese dispositivo de forma independiente si así se configura desde el televisor.

Color bien calibrado pero necesita mayor control de brillo

El hecho de que LG sea el principal fabricante de paneles OLED puede llevar a pensar que se reserva los mejores paneles para su gama de televisores premium, y probablemente así sea. Sin embargo, para exprimirlo al 100% será necesario contar con un procesador solvente.

El LG OLED E9 que estamos analizando es el modelo de 55 pulgadas que monta un panel OLED 4K UHD (3.840 x 2.160 píxeles) con una profundidad de color de 10 bits y un amplio soporte para distintos estándares HDR entre los que se encuentran Dolby Vision, HDR Technicolor, HDR 10 Pro, HLG y el modo de alta frecuencia HFR (100 fps).

LG OLED E9, análisis y opinión

A los mandos de este panel encontramos la segunda generación del procesador Alpha 9, el más potente de los que LG utiliza en sus televisores. Esta nueva generación añade más tecnología de inteligencia artificial con la que optimiza automáticamente tanto imagen como sonido, dependiendo del contenido que se reproduce y las características de la sala en la que se encuentra el televisor.

Como era de esperar en uno de los mejores televisores OLED de LG, la calidad de imagen es extremadamente nítida y contrastada, con un ajuste de color realista, aunque con una leve tendencia a la saturación, que se consigue corregir ajustando levemente los controles de color.

LG OLED E9, análisis y opinión

El contraste está muy bien calibrado ya que el panel apaga o enciende los píxeles a conveniencia, por lo que la frontera entre los píxeles blancos y negros parece dibujada con la precisión de un tiralíneas, sin que haya ni rastro de transferencia lumínica entre las zonas blancas y negras.

Escucha"Episodio #3: OLED - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

El LG OLED E9 que estamos analizando incluye varios perfiles de color predeterminados, de forma que el usuario puede cambiarlo en función del tipo de contenido que vaya a ver sin tener que perderse (literalmente) entre los laberínticos menús de WebOS.

El modo más todoterreno es el modo Estándar, que ofrece un calibrado un tanto frío y saturado que se adapta bien al contenido variado procedente de la TDT, pero que chirría al aplicarlo a contenido cinematográfico o a la hora de ver series de Netflix o Amazon Prime.

LG OLED E9, análisis y opinión

Para este cometido lo mejor es optar por los modos de color calibrados por la Imaging Science Foundation (ISF) que permiten el ajuste de habitación iluminada o a oscuras, así como el modo HDR Technicolor. Estos perfiles de color ajustan una colorimetría más atenuada que aporta un aspecto más cinematográfico al contenido, sin restarle un ápice de realismo a los colores.

De hecho, el modo ISF Habitación luminosa se ha convertido en nuestra elección más habitual durante el tiempo de prueba previo a este análisis del LG OLED E9, ya que es el que mejores resultados ha mostrado con contenidos de Netflix y Amazon Prime en HDR, aunque también hemos optado por una configuración personalizada en la que se han desactivado los modos de ahorro de energía y se ha rebajado ligeramente el ajuste de Gamma y la temperatura de color.

El procesador Alpha 9 que monta el LG OLED E9 hace un excelente trabajo al escalar contenido procedente de fuente con menor resolución y SDR (Standard Dynamic Range), utilizando la inteligencia artificial para crear imágenes bien definidas que cuesta diferenciar del contenido 4K nativo.

El comportamiento del brillo de la pantalla en contenidos SDR es muy equilibrado, pero se descontrola cuando se muestra contenido en HDR, ya que en ese momento se activa el Limitador automático de brillo ofreciendo un resultado un tanto inconsistente que, en ocasiones atenúa demasiado el brillo de la pantalla cuando muestra mucha superficie iluminada, o no actúa con la suficiente contundencia al mostrar zonas iluminadas más reducidas restándole algo de naturalidad al contenido.

LG OLED E9, análisis y opinión

A excepción de esta inconsistencia en el comportamiento del brillo de la pantalla, que solo aparece en función del contenido, el comportamiento del HDR es impresionante. Aporta unos colores vívidos y bien definidos gracias al mapeo de tonos gestionado por inteligencia artificial y al control de degradados que realiza el procesador.

El LG OLED E9 es compatible con los estándares HDR más habituales en la actualidad. Llama la atención que LG haya optado por un estándar mucho más restrictivo a nivel de hardware como es Dolby Vision, y se haya dejado en el tintero el soporte para los metadatos dinámicos que ofrece HDR 10+, un estándar que promete hacerse mucho más habitual en los próximos años.

LG OLED E9, análisis y opinión

Una de las grandes ventajas que ofrecen los paneles OLED son sus amplios ángulos de visión, permitiéndote ver el contenido desde una posición muy escorada en los laterales sin que apenas se aprecie variación en la calidad de los colores. Esto es especialmente importante si, por ejemplo, estás sentado en los extremos del sofá y tu punto de vista no es totalmente perpendicular a la pantalla, hecho que no te impedirá disfrutar de toda la calidad de este televisor OLED de LG.

El LG OLED E9 que estamos probando cuenta con una frecuencia de refresco nativa de 120 Hz y se las arregla bastante bien para ofrecer un movimiento suave activando las funciones TruMotion para la interpolación de movimiento.

LG OLED E9, análisis y opinión

Con ello se mitiga el efecto Judder que se produce ante la baja persistencia de los píxeles en los paneles OLED, provocando microsaltos cuando la escena muestra paneos y hace que no se aprecie fluidez en el movimiento, sobre todo en contenidos rodados a baja velocidad como las películas de 24 fotogramas.

Con el ajuste correcto del procesado de movimiento, el LG OLED E9 obtiene un buen equilibrio entre fluidez y nitidez, aunque no puede evitar mostrar ciertos artefactos cuando se muestran escenas de acción extrema y movimientos rápidos, en los que se pierde algo de nitidez.

LG OLED E9, análisis y opinión

Donde realmente destaca el LG OLED E9 es en su rendimiento cuando se le conecta una consola de videojuegos o un PC gaming. LG ha puesto especial mimo en este uso, cada vez más extendido, para ofrecer la mejor calidad de imagen al reproducir juegos en esta pantalla.

Según LG, al activar el modo Juego, el LG OLED E9 reduce el procesado de imagen para no aumentar la latencia, quedando un Input Lag de solo 12.9 ms en resoluciones hasta 4K a 60 Hz, incluso cuando se está mostrando contenido en HDR.

LG OLED E9, análisis y opinión

El LG OLED E9 que estamos analizando está especialmente bien dotado para el futuro cercano del gaming ya que, gracias al soporte para HDMI 2.1, deja la puerta abierta para aplicar tecnologías como la frecuencia de actualización variable (VRR), la reducción de latencia dinámica (ALLM) y acaba de añadir soporte para G-Sync de Nvidia.

Tanto VRR como G-Sync permiten ajustar la tasa de refresco del televisor a la tasa de fps que entrega la tarjeta gráfica para mostrar gráficos más fluidos y sin rastro de tearing u otros artefactos.

WebOS se consolida como una de las plataformas más sólidas

LG ha ido evolucionando el sistema operativo de sus televisores generación tras generación, hasta convertirlo en una de las plataformas más sólidas y seguras para Smart TV del momento. El LG OLED E9 que estamos analizando viene con una versión de WebOS 4.7, la más actualizada hasta el momento.

Con un manejo fluido y una excelente conectividad, WebOS se ha convertido en un gran aliado para mantener bajo control el ecosistema de dispositivos del salón, ofreciendo un buen encaje para distintos equipos de sonido, decodificadores, consolas de videojuegos, etc.

LG OLED E9, análisis y opinión

No obstante, todas estas opciones de configuración en ocasiones se vuelven en su contra creando un entramado de menús un tanto laberíntico en el que el usuario de repente encontrará que le desaparecen (o se desactivan) opciones sin motivo aparente en función del modo de sonido o del modo de imagen sin que se ofrezca una explicación del porqué.

LG OLED E9, análisis y opinión

En líneas generales ofrece una configuración sencilla con la que se pueden ajustar de forma muy precisa el funcionamiento del televisor, y el mando Magic Remote de LG ofrece una navegación rápida.

WebOS integra soporte para tres sistemas de asistente por voz: La inteligencia artificial propia de LG, el asistente de Google y Alexa. Con la configuración adecuada, puedes acceder a cualquier apartado del sistema indicándolo con un comando de voz, así como ejecutar aplicaciones o realizar consultas sobre su contenido, ahorrándote todo el proceso de navegación.

No obstante, echamos de menos una mayor capacidad de respuesta a los comandos de voz que no siempre responden correctamente en español en funciones que sí puede llevar a cabo con eficacia en otros idiomas.

LG se ha asegurado de contar con el apoyo de los principales servicios de contenidos en los que se incluyen aplicaciones de vídeo y música a demanda, así como un buen puñado de juegos ocasionales que pueden instalarse desde el apartado LG Content Store.

LG OLED E9, análisis y opinión

Una vez instaladas las aplicaciones, se muestran en la característica barra de contenidos de WebOS que se muestra pulsando el botón Home del mando a distancia.

Encontramos un sistema operativo con pequeñas novedades con respecto a lo que ya vimos durante nuestro análisis del LG NanoCell SM9010. Son apenas unos añadidos en el apartado de menú rápido que facilita la navegación modificando las opciones de este menú en función del lugar del sistema en el que te encuentres o del dispositivo que estés controlando. Una especie de menú contextual con las opciones que puedes necesitar en cada sección.

LG OLED E9, análisis y opinión

El acceso a los ajustes de color, sonido y conectividad del LG OLED E9 se realizan desde un botón del propio menú por lo que tareas habituales como cambiar el perfil de color o de audio se realizan en apenas dos pulsaciones.

WebOS funciona de forma fluida gracias a los 2 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno. Espacio más que suficiente para instalar las apps más populares.

LG NanoCell SM9010

LG NanoCell SM9010

LG NanoCell SM9010 es un televisor de 65 pulgadas de gama alta que monta un panel IPS equipado con tecnología de nanopartículas. De él destacan la precisión en el calibrado de los colores y un sonido imponente con Dolby Atmos que no dejará indiferente a nadie.

En el apartado de conectores físicos, el LG OLED E9 cuenta con:

  • 4 HDMI 2.1 (1 eARC)
  • 3 USB 2.0 (1 con función grabador)
  • 1 LAN RJ45
  • Antena DVB-T2
  • Entrada coaxial
  • Salida óptica de audio y auriculares
  • Conector PCMCIA para tarjetas inteligentes

En lo que a conectividad inalámbrica, el LG OLED E9 cuenta con WiFi ac de doble banda (2,4 y 5 GHz) así como Bluetooth 5.0 con los que puedes conectar accesorios como un mando para juegos, teclado y ratón o unos auriculares.

Además, cuenta con soporte para Miracast y Apple AirPlay lo que le permite recibir contenido directamente de tu smartphone o tableta.

Barra de sonido integrada en el televisor con Dolby Atmos

La mejora en el sistema de sonido es una de las grandes novedades del LG OLED E9 que estamos analizando. Estas mejoras vienen en forma de pequeña barra de sonido integrada en el frontal justo debajo de la pantalla.

De esta forma, el sonido se proyecta directamente al espectador en lugar de “rebotarlo” desde la parte inferior del televisor como sucedía en modelos anteriores. Esto hace que el sonido se aprecie mucho más nítido y con un posicionamiento más definido.

LG OLED E9, análisis y opinión

El sistema de audio tiene una disposición 4.2 distribuidos en una potencia de 20W para el subwoofer que tomará el control de las frecuencias más bajas, y de 10W para el resto de canales ofreciendo un total de 60W de potencia de sonido.

Este posicionamiento frontal aporta una considerable mejora en la percepción del sonido ya que permite ubicar más nítidamente la procedencia del sonido en escenas de diálogos o en los que el objeto de sonido se mueve por la pantalla.

LG OLED E9, análisis y opinión

Al repartirse las frecuencias de entre varios altavoces, el sonido se percibe con matices que le aportan más cuerpo y consistencia y, aunque no llega a las frecuencias que alcanzan los sistemas de sonido dedicados, sí resulta más que suficiente para cubrir las necesidades de la mayoría de usuarios que podrán prescindir de una barra de sonido dedicada sin tener que renunciar a una buena calidad de sonido.

El LG OLED E9 cuenta con soporte para sonido envolvente Dolby Atmos, pero esta pseudo barra de sonido no es capaz de sacar todo el partido que permite esta tecnología, por lo que para disfrutarla al máximo hemos optado por un sistema de barra de sonido externo.

LG OLED E9, análisis y opinión

La inteligencia artificial está muy presente en este televisor, y el sonido no iba a ser una excepción. En esta ocasión el papel de la inteligencia artificial es la de mejorar el sistema de sonido envolvente virtual. Para utilizarlo es necesario activarlo desde las opciones de audio y realizar una prueba de ajuste de sonido con la que el sistema reconoce el entorno y cambia la orientación del sonido en función del tamaño y forma de la estancia.

En general este modo de sonido ofrece una mayor amplitud de sonido en escenas de acción, y realza mejor los detalles en diálogos con volumen bajo, de forma que no resulta estridente al ver series o películas en el silencio de la noche.

Contenido extra: Barra de sonido LG SL8YG con Dolby Atmos

Junto al LG OLED E9 que protagoniza este análisis hemos tenido la ocasión de probar una de las nuevas barras de sonido que la marca surcoreana ha desarrollado junto a Meridian y pensada para televisores de más de 49 pulgadas ya que cuenta con unas medidas de 106 x 5,7 x 11,9 cm.

Se trata de la LG SL8YG, la hermana pequeña de la SK10Y que también pudimos probar junto al televisor NanoCell SM9010 de LG, por lo que vamos a hacer un inciso en este análisis del OLED E9 para contaros lo que nos ha parecido esta barra de sonido.

LG OLED E9, análisis y opinión

La LG SL8YG es un conjunto formado por la barra de sonido principal en la que se ubican la mayoría de altavoces del conjunto, y un subwoofer inalámbrico que se encarga de reproducir las bajas frecuencias. La distribución general queda configurada como un sistema de sonido 3.1.2 compatible con Dolby Atmos y DTS:X.

Con la SL8YG, LG propone un sistema de audio con el lograr una buena calidad de sonido, sin tener que llenar el salón de altavoces y cables, quedando perfectamente integrado bajo el televisor incluso cuando este se encuentra instalado en la pared.

Barra de sonido LG

Barra de sonido LG SL8YG

La barra de sonido LG SL8YG es perfecta para mejorar el audio de televisores de más de 49" gracias a sus 440W de potencia y sonido Dolby Atmos y DTS:X. La barra puede conectarse al televisor por HDMI, salida de audio digital, BT o mediante WiFi. Integra Asistente de Google y soporte para Miracast.

El sistema ofrece una potencia total de 440W de sonido, de los cuales 220W se gestionan desde el subwoofer, mientras que los 220W restantes se distribuyen de forma equitativa entre los 5 altavoces integrados en la barra de sonido, quedando ubicados a los extremos de la barra, en la zona central y una pareja en la parte superior de la barra desde los que se reproducen los sonidos que proceden del techo.

LG OLED E9, análisis y opinión

En términos comparativos, se aprecia que la SL8YG se ubica en una gama más baja que la SK10Y. Se deja notar, por ejemplo, en la frontalidad del sonido ya que, a pesar de contar con una distribución de altavoces que favorece la apertura del sonido para obtener una sensación más envolvente, a la hora de la verdad no consigue rematar esa sensación inmersiva, acusando la falta de una pareja de altavoces traseros.

A nivel de calidad y potencia, si se aprecia un excelente comportamiento con las frecuencias bajas, que marcan su carácter en escenas de acción con explosiones por doquier. Es entonces donde la barra demuestra su valía, aunque insistimos que se queda algo corta en la direccionalidad del sonido lo que no consigue crear una atmosfera de sonido envolvente.

LG OLED E9, análisis y opinión

En lo que respecta al diseño, la barra SL8YG es una versión más compacta de la SK10Y en la que muestra un acabado de aspecto metálico en gris, con todo el frontal rematado en forma de rejilla a través de la cual se deja ver el texto de la pantalla en la que se muestra el modo de funcionamiento, el volumen y la información necesaria que se modifica desde los botones táctiles que encontramos en la parte superior.

LG OLED E9, análisis y opinión

El acabado del subwoofer poco tiene que ver con el de la barra, ya que luce un acabado negro y todos sus laterales, excepto la parte trasera, están cubiertos por una tela negra.

LG OLED E9, análisis y opinión

La barra de sonido LG SL8YG integra el asistente de Google y dispone de un botón dedicado tanto en su mando a distancia como en la propia barra, aunque también responde al comando “Ok Google” gracias a los dos micrófonos integrados junto a esta zona de la botonera. También permite compartir el contenido desde el smartphone o tableta mediante el Chromecast integrado que permite reproducir contenido en streaming desde fuentes como Spotify.

LG OLED E9, análisis y opinión

En la parte trasera de la LG SL8YG descubrimos una salida HDMI (ARC), entrada HDMI (passthrough 4K para HDR10 y Dolby Vision), un puerto USB y salida de audio óptica digital. Además, cuenta con conectividad WiFi y Bluetooth 4.1.

LG OLED E9, análisis y opinión

Sin duda, la barra de sonido SL8YG de LG se postula como una excelente compañera para tu televisor que mejorará sustancialmente la calidad de sonido integrado aportando unos graves mucho más contundentes y profundos. Pero que, para obtener una experiencia envolvente completa, será necesario complementarla con una pareja de altavoces traseros.

LG le tiene cogido el pulso al mercado OLED y este OLED E9 es la prueba

El LG OLED E9 se posiciona como una de las mejores alternativas ante los QLED de Samsung y los OLED más premium de marcas como Sony con sus Bravia AG8 y Bravia AG9.

No obstante, es posible que su principal enemigo se encuentre entre sus propias filas ya que LG ha hecho tan buen trabajo con su C9 que la mayoría de usuarios no apreciarían grandes diferencias en términos de calidad entre el OLED C9 y el OLED E9, salvo en la factura final ya que el OLED E9 de LG se puede encontrar por 2.399 euros, mientras que el OLED C9 se cotiza a 1.499 euros.

LG OLED E9, análisis y opinión

LG ha hecho muy buen trabajo con el OLED E9 de 2019 y no cabe duda de que se trata de uno de los mejores televisores OLED de 2019. Ha incorporado un diseño moderno y elegante, manteniendo una buena calidad de imagen e incluso corrigiendo pequeños fallos que surgieron en versiones anteriores y todo ello reforzando la importancia del sonido en el conjunto. Además, ha conseguido todo eso manteniendo unos precios razonablemente ajustados para situarse justo por debajo de los de su competencia.

LG OLED E9

LG OLED E9

Con un tamaño de 55 pulgadas y la última tecnología OLED, el LG OLED E9 uno de los televisores OLED más top de LG, pero manteniendo un precio muy contenido para su categoría. Esto lo convierte en uno de los televisores OLED más interesantes y atractivos del momento.

LG le ha sabido coger el pulso al mercado actual de los televisores OLED y ha posicionado este OLED E9 en una posición privilegiada ofreciendo un televisor OLED con excelente rendimiento a un precio razonable para tratarse de un televisor OLED de gama alta, lo cual sitúa al LG OLED E9 que estamos analizando en una opción muy a tener en cuenta si te estás planteando cambiar de televisor.