Skip to main content

LG V40 ThinQ, análisis y opinión

29/01/2019 - 00:00

El LG V40 ThinQ es un móvil de gama alta que se codea con los principales dispositivos del mercado. Hemos tenido la oportunidad de probarlo a fondo en todos los aspectos, tanto en rendimiento como en cámara o pantalla. Este es el análisis completo con nuestra opinión sobre el desempeño de este smartphone.

El mercado de telefonía móvil está que arde, y lo está en todos los segmentos. Si en la gama de entrada y la gama media la lucha está por ofrecer la mejor relación calidad-precio, por arriba lo importante es diferenciarse de la competencia prácticamente a cualquier precio. Este es el análisis del LG V40 ThinQ, un móvil que trata de hacerlo con sus propias armas y a un precio de 999€, con una TV de 28" de regalo.

Un año más, hemos tenido la oportunidad de poner a prueba el buque insignia de LG en la gama V, el LG V40 ThinQ, una línea de smartphones que siempre ha gozado de señas de identidad propia. La primera y principal es el sonido, que sigue pisando fuerte en esta edición. Otra es la pantalla, aunque son dos aspectos que van en la línea que marca el resto del teléfono, un dispositivo premium que tiene poco que envidiar al resto.

A lo largo de esta review del LG V40 ThinQ hemos podido ponerlo a prueba en muy diversas situaciones antes de sacar conclusiones. Hemos valorado absolutamente todo, aunque dando especial importancia a todo aquello que puede marcar la diferencia en un segmento, el premium, donde cada novedad vale oro.

  LG V40 ThinQ
Tamaño 158,8 x 75,7 x 7,6 mm
Peso 169 g
Tamaño de pantalla 6,4"
Panel P-OLED
Resolución 3.120 x 1.440 px
Densidad de píxeles 537 puntos por pulgada
Proporción cuerpo-pantalla 83,6%
Notch Sí, ancho
Procesador Snapdragon 845
RAM 6 GB
Almacenamiento 128 GB
Batería 3.300 mAh
Cámara trasera 12 Mpx f /1.5 (estándar)
12 Mpx f/2.4 (telefoto)
16 Mpx f/1.9 (gran angular
Cámara de selfies 8 Mpx f/1.9
5 Mpx f/2.2
WiFi a/b/g/n/ac
Bluetooth 5.0
Precio de lanzamiento 999€ con TV de regalo

Un cuerpo de cristal y aluminio diferente

Nada más tocar este móvil empiezas a notar cosas distintas. La primera de ellas se transmite al tacto: es, como la propia marca dice, "atercipelado". Eso no significa que sea de este material, ni siquiera plástico: es cristal, aunque a primera vista no lo parece.

LG ha dotado al acabado -en dos colores, negro y azul- de un toque bastante distintivo. Aunque al tacto o incluso al sonido parece una fina lámina de plástico, no lo es. Se trata de cristal Corning Gorilla Glass 5, es decir, resistente a los golpes.

Cuesta trabajo creerlo pero es así. El acabado mate puede resultar engañoso, pero si lo enfrías o -peor- si se te cae al suelo, comprobarás que, como ocurre en otras propuestas dentro de la gama alta, efectivamente es vidrio.

El beneficio también se nota de inmediato, y es que es un móvil bastante delgado -7,7 mm de grosor- y ligero, con sólo 169 gramos de peso. Da la sensación de ser frágil, aunque con la protección antigolpes no debería de serlo. Además, cuando le da la luz proporciona un reflejo mucho más suave que el del cristal pulido, ciertamente agradable a la vista.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Lo que no han logrado es acabar con uno de los grandes problemas de este tipo de tapas de cristal: la suciedad. Ciertamente, las huellas se hacen notar más de lo deseable en este LG V40 ThinQ, lo que te obligará a eliminarlas con mayor frecuencia de lo habitual si quieres tenerlo inmaculado, tal y como se merece un smartphone premium como este. Una nota muy positiva: cuenta con resistencia IP68 al agua, al polvo y a los golpes, algo que se agradece mucho.

  LG V40 ThinQ Huawei Mate 20 Pro Samsung Galaxy Note 9 iPhone XS Max OnePlus 6T
Tamaño 158,8 x 75,7 x 7,6 mm 157,8 x 72,3 x 8,6 mm 161,9 x 76,4 x 8,8 mm 157,5 x 77,4 x 7,7 mm 157,5 x 74,8 x 8,2 mm
Peso 169 g 189 g 201 g 208 g 185 g
Tamaño de pantalla 6,4 6,39" 6,4" 6,5" 6,41"
Panel P-OLED AMOLED Super AMOLED Super AMOLED AMOLED
Resolución 3.120 x 1.440 px 3.120 x 1.440 px 2.960 x 1.440 px 2.688 x 1.242 px 2.340 x 1.080 px
Puntos por pulgada 537 ppp 538 ppp 516 ppp 458 ppp 402 ppp
Proporción cuerpo-pantalla 83,6% 87,9% 83,4% 84,4% 85,6%
Notch Sí, ancho Sí, ancho No Sí, ancho Sí, tipo gota
Procesador Snapdragon 845 Kirin 980 Exynos 9810 Apple A12 Bionic Snapdragon 845
RAM 6 GB 6 GB 6 GB 4 GB 8 GB
Almacenamiento 128 GB 128 GB 128 / 512 GB 64 / 256 / 512 GB 128 / 256 GB
Batería 3.300 mAh 4.200 mAh 4.000 mAh 3.174 mAh 3.700 mAh
Cámara trasera

12 Mpx f/1.5 (estándar)
12 Mpx f/2.4 (telefoto)
16 Mpx f/1.9 (gran angular
)

40 Mpx f/1.8 (estándar)
20 Mpx f/2.2 (gran angular)
8 Mpx f/2.4 (telefoto)

12 Mpx f/1.5-2.4
12 Mpx f/2.4 (telefoto)

12 Mpx f/1.8
12 Mpx f/2.4 (telefoto)

16 Mpx f/1.7
20 Mpx f/1.7

Cámara de selfies 8 Mpx f/1.9
5 Mpx f/2.2
24 Mpx f/2.0 8 Mpx f/1.7 7 Mpx f/2.2

16 Mpx f/2.0

WiFi a/b/g/n/ac a/b/g/n/ac a/b/g/n/ac a/b/g/n/ac a/b/g/n/ac
Bluetooth 5.0 5.0 5.0 5.0 5.0
NFC
Precio de lanzamiento 999€ con monitor de regalo 1.049€ 1.008€ 1.259€ 559€

Botones y cámara, una distribución "complicada"

Aunque el diseño es atractivo y se nota que desde la marca han puesto cariño, hay un par de problemas que para los más detallistas son importantes. Uno de ellos es la situación del flash de la cámara.

Si ves el móvil por detrás, las tres lentes están situadas en horizontal y centradas, justo encima del lector de huellas. No sobresalen prácticamente, pero no es el problema: el flash está justo a la derecha de las cámaras, lo que hace que el aspecto no sea simétrico.

Se podría haber puesto arriba para mantener esa simetría, pero LG ha preferido dejarlo fuera de las tres lentes y destacando como un punto independiente a la derecha de las mismas.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Otro tema “problemático” es la distribución de los botones. Son cuatro: volumen arriba y abajo, inteligencia artificial y encendido / apagado. Los tres primeros están a la izquierda y el último, el de Power, a la derecha.

¿Por qué decimos que es problemático? Porque está un poco más arriba de lo que debería. Te obliga a hacer un pequeño esfuerzo para estirar el dedo y pulsarlo, sobre todo si eres zurdo. Casi podemos decir que estaría mucho mejor situado a la izquierda, justo donde está el botón específico de asistente virtual, aunque terminas acostumbrándote.

Notch ancho, una apuesta algo tardía

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

En cuanto al notch, también conocido como "ceja", tenemos obligatoriamente que poner una pequeña pega. Poco a poco más fabricantes van dando el salto al notch de tipo gota, y esos son los que aún lo mantienen, ya que otros directamente se han pasado a las pantallas perforadas.

Es comprensible que, habiendo sido presentado este móvil a finales de 2018, no tenga pantalla perforada, pero el notch de tipo gota habría sido una ayuda. Es menos invasivo que el notch ancho que han elegido, aunque en a su favor, hay que decir que no esconde notificaciones y, además, se puede ocultar por software desde los Ajustes.

Esta opción, además, permite añadir lo que LG ha llamado "segunda pantalla", que es ni más ni menos que personalizar el notch con distintos colores y ajustes. Los LG V de años anteriores sí tenían una segunda pantalla, pero en este caso es en realidad sólo un notch que divide la pantalla en dos.

P-OLED con HDR10: sin duda una de las mejores pantallas del mercado

Pantalla LG V40 ThinQ

A la hora de valorar la pantalla de un móvil, siempre es complicado comparar. En algunos casos, pese a tener el mismo tipo de panel, el resultado es distinto por el ajuste que la marca ha hecho a este componente, por poner un ejemplo. Sin embargo, ahora que casi todos los gama alta equipan OLED o alguna variante cercana, la cosa es mucho más fácil.

En el caso del LG V40 ThinQ, hablamos de un panel P-OLED con HDR10 de 6,4 pulgadas y resolución QHD+; hasta ahora la pantalla de mayor tamaño en un móvil de esta marca. Recordamos que P-OLED viene a significar Plastic OLED, y es que lo que hace es añadir una capa de plástico encima del panel, algo que impacta poco o nada sobre la calidad final de visualización.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Antes de continuar, una aclaración: debes ir a los Ajustes de Pantalla y modificar la resolución. Viene configurada por defecto en 2.340 x 1.080, pero puede subir hasta 3.120 x 1.440. Es, probablemente, una medida de ahorro energético introducida por la marca, que limita así en los ajustes predefinidos la resolución.

Además, cuenta con protección Corning Gorilla Glass 5 contra arañazos y golpes. Ya está disponible CGG 6, aunque LG no llegó a tiempo a dar el salto. No obstante las diferencias son mínimas entre uno y otro estándar.

Tras haberlo probado con todo tipo de vídeos, con y sin HDR, no cabe más que afirmar que es una de las mejores pantallas del mercado, aunque probablemente no la mejor.

Tipos de pantalla: AMOLED, OLED, IPS, ¿cuál es mejor? Te lo explicamos

Los ángulos de visión son buenos, el brillo también y la riqueza de los colores es excelente, especialmente del color negro. Es el punto fuerte del OLED, y se nota mucho en ciertas imágenes y vídeos.

La diferencia es que estos paneles no encienden los píxeles negros cuando hay que reflejar este color, como sí hacen los LCD IPS. De esta forma, el negro es realmente negro y no tiene iluminación por detrás, y eso da una profundidad al color que sólo está disponible, de momento, en móviles premium como este.

Pantalla LG V40 ThinQ

Ángulos de visión de la pantalla del LG V40 ThinQ.

La nitidez también destaca sobre el papel. Son 537 puntos por pulgada, uno de los valores más altos que se puedan encontrar ahora mismo, así que sí, es un panel verdaderamente notable.

La calidad de la pantalla y la apreciación como usuario depende en buena medida del móvil que hayas tenido antes. Si vienes de uno de gama media o de entrada, casi te parecerá brujería que los colores se puedan reflejar con tanta nitidez y calidad. Si has probado, por ejemplo, un Samsung Galaxy Note 9, probablemente no notarás el cambio o incluso te parezca un paso atrás.

Brillo suficiente pero no sobresaliente

Pantalla LG V40 ThinQ

Así brilla por sectores la pantalla del LG V40 ThinQ.

Como hacemos siempre, para este análisis del LG V40 ThinQ nos lo hemos llevado a nuestro laboratorio. Una de las pruebas técnicas a las que lo hemos sometido es una medición de brillo por sectores, imagen que compartimos arriba.

Se puede apreciar que el brillo se mueve en torno a los 600 nits, una cifra bastante elevada pero que no destaca especialmente en este apartado, en el que casi todas las marcas han mejorado mucho últimamente. Sí, es suficiente para ver la pantalla en exteriores y a plena luz del sol.

Modo HDR por software, un extra que resulta útil

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Uno de los detalles que nos ha dejado LG en este móvil es el Modo HDR "artificial", es decir, la conversión que hace vía software de los vídeos que se ejecutan a pantalla completa. El HDR sólo es visible cuando dicho vídeo ha sido grabado en HDR y está en este formato, un catálogo más o menos limitado. Lo que el V40 ThinQ hace es aplicar una capa HDR encima de un vídeo en formato estándar.

De esta forma, hace una especie de degradado de colores y sombras que simula el HDR real, y lo hace bien. La diferencia entre este alto rango dinámico generado por software y el de verdad se nota si te fijas mucho, pero menos es nada.

Modos de color y Always on Display: dos guiños hacia los más detallistas

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Ahora pasamos a dos elementos más de software que tienen que ver con la pantalla y que son dos detalles buenos por parte de LG. El primero de ellos, es la oportunidad de modificar el modo de color y de imagen desde los ajustes.

No son uno, ni dos, ni tres los modos de pantalla que puedes elegir, sino siete: automático: cine, deportes, juego, foto, web y experto, cada uno de ellos con sus propios valores, menos el último. El modo experto permite modificar la saturación, el matiz y el afilado a tu gusto.

Sin embargo, pese a que está bien tener la opción, es mejor que los dejes en modo automático si no te decides. Está bien ajustado y realmente saca provecho a la pantalla. Tres cuartos de lo mismo ocurre con la temperatura del color.

Software LG V40 ThinQ

Otra opción altamente personalizable es el Always on Display, presente sólo en paneles OLED y AMOLED. Lo puedes activar, desactivar y programar a tu gusto, pero no sólo eso: también puedes cambiar y el diseño.

Compartimos algunas capturas para que te hagas una idea aproximada de las opciones de las que dispones. Desde relojes analógicos hasta digitales pasando por otros con diseños e imágenes.

Sin Android Pie, aunque debería llegar muy pronto

El titular de este apartado de la review del LG V40 ThinQ deja poco lugar a la imaginación. No, este móvil no viene con Android 9.0 Pie y tampoco con ninguna de sus novedades, aunque seguramente llegue próximamente.

Eso significa sobre todo una cosa: nada de navegación por gestos, y es una auténtica pena. Esta opción ya está en otros móviles de gama alta y es muy útil, cómoda y práctica. Una vez que te acostumbras, volver a los botones táctiles se hace complicado.

Software LG V40 ThinQ

Sólo tres meses han pasado desde el lanzamiento de este smartphone, tiempo suficiente como para llegar a España con una versión de Android que a día de hoy ya muchos han empezado a cambiar. Estamos seguros de que LG lanzará la actualización lo antes posible si quiere ponerse a la altura de la competencia.

Por suerte, la capa de personalización -LG UX 7.1- es una de las mejores. Tiene varios extras que son interesantes y ayudan al día a día, como la opción de tener hasta cinco botones táctiles virtuales en lugar de los tres de siempre. Puedes añadir un botón de multitarea y otro para cambiar de SIM con un solo toque.

Software LG V40 ThinQ

Eso sí, no todo lo que LG ha añadido al software resulta útil. Por ejemplo, la papelera de aplicaciones llega a ser incluso molesta. Es a ella a donde van por defecto las aplicaciones que desinstalas. Para eliminarlas definitivamente tienes que confirmarlo una segunda vez. ¿Es realmente necesario? Tal vez no, si decides eliminar una aplicación es porque ya lo has decidido. Hay que dar al menos dos pasos hasta llegar a hacerlo, así que no es imprescindible añadir otro más.

Estos son todos los móviles con Android 9.0 Pie que puedes comprar ahora mismo

Ya hemos mencionado varios detalles que tienen que ver con la pantalla pero que en realidad son software puro y duro, como las modificaciones al color, o la "segunda pantalla", que en realidad no es más que una barra de notificaciones con colores.

Por lo demás, su aspecto es bastante común y parecido a otras versiones y ediciones de Android, y no está mal en absoluto. Hemos dejado varias capturas para que veas cómo luce LG UX 7.1 en este smartphone.

Context Awareness: privacidad vs comodidad

Software LG V40 ThinQ

Es evidente que LG ofrece todas las garantías en el tratamiento de datos de sus usuarios, aunque libre de riesgos no hay nadie hoy en día en tecnología. Pese a estas garantías, al activar el llamado Context Awareness tienes que firmar varias cláusulas y consentimientos para el tratamiento de tus datos.

¿Qué es esta opción? Es interesante, útil y de lo mejor que hemos probado en este análisis del LG V40 ThinQ. Sirve para activar varios perfiles en función del lugar en el que estés: si estás en casa, puedes hacer que automáticamente de apague el bluetooth y se encienda el WiFi.

Software LG V40 ThinQ

En el trabajo, mejor el móvil en silencio y el WiFi activado, mientras que en el transporte puedes elegir activar el bluetooth. Son varias acciones que Context Awareness ejecuta de forma autónoma, según tu geolocalización, y que te hacen la vida más cómoda, eso sí, a cambio de tu privacidad.

Si te preocupa especialmente este asunto, probablemente no te resulte interesante activarlo, pero si buscas ante todo la comodidad merece la pena.

Desbloqueo facial: más o menos seguridad en tus manos

Software LG V40 ThinQ

Evidentemente, huelga decirlo a estas alturas de año, el LG V40 ThinQ tiene desbloqueo facial y funciona perfectamente. Además, ofrece algunas opciones adicionales que se salen un poco de lo normal y que están bien para mejorar la seguridad.

Por ejemplo, al registrar tu rostro no basta con poner la cara frente a la cámara. Tienes que moverla de izquierda a derecha y de arriba a abajo para que el software registre varios ángulos. Si lo prefieres, puedes activar el reconocimiento facial avanzado, que consiste en registrar tu mismo rostro en situaciones con distinta iluminación.

Eso sí, hay que tener en cuenta que sus sensores no son infrarrojos como los del Face ID de Apple o de algunos Huawei, lo que hace que sea algo menos fiable.

Sólo hay un problema en su funcionamiento, y no es pequeño porque resta bastante comodidad y velocidad, puedes activar la opción para que el reconocimiento facial funcione con la pantalla apagada. No obstante, si te lo sitúas frente a la cara con la pantalla activada, normalmente no funciona. No se activa al levantar el teléfono, como sí ocurre en otros modelos. Tampoco existe una opción para que lo haga, lo que resulta un poco molesto, aunque no insalvable.

Snapdragon 845: cero sorpresas a estas alturas

Hemos tenido ya la oportunidad de ver muchos móviles con Snapdragon 845 como procesador, y todos ofrecían un rendimiento excelente. Snapdragon 855 está ya a la vuelta de la esquina, así que el elemento sorpresa de este chip es inexistente a día de hoy.

Eso significa que nos hemos encontrado con una cosa, o más bien con la ausencia completa de ella: lag y lentitud. Este LG V40 funciona perfectamente en todo momento, sin ralentizarse y abriendo todas las aplicaciones al instante por pesadas que sean.

Claro está que la noticia sería que no lo hiciera, y es que a su procesador le acompañan 6 GB de RAM, una cantidad más que suficiente para garantizar la fluidez en todos los procesos que quieras ejecutar de forma paralela.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Eso sí, hay que hacer un pequeño inciso, algo que sí nos ha llamado la atención: como se puede ver en la siguiente tabla comparativa de benchmarks, el V40 rinde ligeramente por debajo del resto de móviles de gama alta (al menos en los test sintéticos), incluso por debajo del OnePlus 6T que equipa su mismo procesador. Esto es extraño y lo que es peor: puede que se note en el rendimiento gráfico.

La GPU es Adreno 630, que permite jugar a juegos como PUBG Mobile o Arena of Valor a máxima calidad y con una fluidez garantizada. En este caso, hemos notado ciertos tirones en rendimiento, especialmente en PUBG. Texturas que tardan en cargar o microsaltos de apenas una fracción de segundos mientras juegas, algo molestos.

No es un móvil gaming. Tiene en Ajustes un modo de optimización de software que permite reducir el rendimiento de un juego en concreto, aunque en teoría ¿por qué querrías reducir el rendimiento de un juego? Si equipa Snapdragon 845 debería poder con todo.

La nota positiva es que la disipación de calor es notablemente buena, así que puedes jugar y jugar durante más de una hora sin temor a que se caliente demasiado.

  LG V40 ThinQ Huawei Mate 20 Pro Samsung Galaxy Note 9 iPhone XS Max OnePlus 6T
Procesador Snapdragon 845 Kirin 980 Exynos 9810 Apple A12 Bionic Snapdragon 845
Memoria RAM 6 GB 6 GB 6 GB 4 GB 6 GB
AnTuTu 217.126 302.332 239.723 354.804 293.554
GeekBench
Single
Multi
2.265
8.129
3.383
10.105
2.423
9.066
4.797
11.212
2.407
9.002
3D Mark (Sling Shot Extreme) 3.631 3.536 4.559 3.595 4.641
PC Mark 2.0 7.737 7.724 8.574 N.D. 9.994

"Casi" un día de autonomía

Llega un apartado clave dentro de la review del LG V40 ThinQ, capaz de inclinar la opinión a un lado o a otro: la duración de la batería de este móvil. De entrada, ya parece que los 3.300 mAh se iban a quedar un poco escasos, teniendo en cuenta la resolución de pantalla y el hardware de este teléfono. Y efectivamente, la autonomía de la batería está ligeramente por debajo de lo esperado.

Estamos hablando de un smartphone que incluso con brillo automático y sin apenas ver vídeo o jugar en todo el día, tiene problemas para extender su autonomía más allá de las 24 horas. Es complicado conseguirlo, y es que en cuanto pasas media hora con la pantalla encendida, consultando redes sociales, empiezas a ver el nivel de carga descender vertiginosamente.

Realmente se puede exigir mucho más a un móvil de gama alta, y se debe, no decimos ya tener día y medio en cualquier circunstancia, pero sí llegar al día completo de forma más holgada. Realmente, LG debería de haber hecho algo más en este aspecto. El Samsung Galaxy Note9, sin ir más lejos, tiene 4.000 mAh de capacidad, y la diferencia se nota.

Batería LG V40 ThinQ.

Así evolucionar batería del LG V40 ThinQ durante la carga.

La nota positiva es que tiene carga inalámbrica, aunque su carga rápida no es la más rápida (valga la redundancia). Hablamos de 110 minutos para una carga completa con el cargador Quick Charge 3.0 que viene incluido en el paquete, aunque en teoría Snapdragon 845 es compatible con Quick Charge 4.0+-.

Es media hora más para una carga completa que otros móviles de capacidad similar, como por ejemplo el Xiaomi Mi MIX 3 o el Mi 8 Pro, no digamos ya de los que cuentan con carga ultrarrápida SuperVOOC.

Un sonido apto para oídos entrenados

Si te gusta la música y te gusta el sonido de calidad, un año más LG ha vuelto a apuntar en tu dirección al anunciar este móvil. Como otros smartphones de la marca, apuesta por mantener el mejor sonido del mercado, y lo consiguen con varios toques que hacen que el móvil suene mucho mejor en distintas situaciones.

Ya sea con auriculares o sin ellos, el sonido de este LG V40 ThinQ es espectacular, aunque evidentemente en el primer caso vas a necesitar unos buenos auriculares para notarlo realmente.

Si, por ejemplo, enciendes el altavoz -Boombox en este caso-, el sonido es nítido incluso a un volumen elevado, algo que no es ni mucho menos fácil de conseguir. Suenan bien los agudos y -aún más complicado por las vibraciones- los graves. El motivo es que el poco espacio vacío en el interior del dispositivo es usado como cámara de resonancia para dichos graves, y eso se nota porque en ciertas canciones la tapa trasera del móvil vibra como si fuera una membrana.

Software LG V40 ThinQ

No es lo normal, ni siquiera en la gama alta, un detalle que se agradece, sobre todo para los sibaritas del sonido que quieran utilizar el móvil en modo altavoz.

Cuando conectas los auriculares, la cosa cambia. Para empezar, puedes activar el modo Quad DAC y el DTS:X 3D Surround. Es altamente recomendable porque mejora, y mucho, la calidad del audio dándole efecto 3D, aunque no todos los auriculares lo permiten. En nuestro caso, lo hemos probado con unos HyperX Cloud II de tipo gaming y podemos atestiguar que se nota la diferencia con respecto a otros móviles.

Eso sí, hay que aclarar que en esto del audio también hay distintos gustos y preferencias. Por suerte, en software hay un guiño más: si vas a Ajustes > Sonido tienes opciones de sobra para mejorar el sonido a tu gusto, desde varios perfiles predeterminados hasta un filtro digital, pasando por el equilibrio izquierda-derecha.

Cinco cámaras: versatilidad por encima de todo

No cabe absolutamente ninguna duda de una cosa: hoy en día en la gama alta la batalla se libra en el apartado de cámara. El rendimiento ya es sobresaliente en el peor de los casos, y cualquier móvil con Snapdragon 845, como es el caso, ofrece toda la fluidez que cualquier usuario podría desear.

Hay poco más que mencionar por ahí, al igual que en la pantalla. Sin embargo, sí hay diferencias entre cámaras de distintos fabricantes, ya sea porque una tiene un modo nocturno excelente, porque otra destaca en los selfies o porque otra más le saca muchísimo partido a la inteligencia artificial.

A esta guerra, el LG V40 ThinQ y su cámara han llegado con resultados buenos, realmente muy buenos, pero ligeramente por debajo de lo que pueden ofrecer móviles como, por ejemplo, el Google Pixel 3 XL o el Huawei Mate 20 Pro. Está bien intentar cosas nuevas, como el sistema de triple cámara trasera, pero a la hora de la verdad los resultados son lo que de verdad importa.

En la galería que podéis ver arriba estás las fotos que hemos hecho con él, o también en su resolución original y sin comprimir en este enlace.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Las tres cámaras traseras son estándar, telefoto y gran angular, por este orden, cada una con sus características particulares y su finalidad. Trabajan juntas y por separado: si quieres gran angular, usas una lente, si quieres hacer zoom óptico, usas otra. Es un simple ejemplo.

Este sistema da mucha versatilidad, ya que te permite sacar buenas fotos en distintas situaciones y contextos, y eso está bien. El problema es que si valoramos las fotos por su calidad, pese a ser buenas, hay algunos aspectos que son mejorables.

Fotos nocturnas y modo superluminoso: bien y nada más

Fotografías realizadas con la cámara del LG V40 ThinQ

Por ejemplo, las fotos nocturnas. Aunque en teoría con la apertura f/1.5 -no variable- y el modo superluminoso deberían de ser espectaculares, se produce una situación que echa por tierra las buenas intenciones de LG: este modo puede configurarse en modo auto o manual. Si lo activas en modo manual, lo lógico, no pienses que lo vas a poder usar cuando tú quieras, sino cuando la luz sea muy baja. Si hay una farola muy cerca, olvídate de hacer fotos en modo nocturno.

Realmente este detalle es incómodo y frustrante: ¿qué diferencia hay entonces entre el modo superluminoso automático y manual? ¿es necesario hacer fotos prácticamente a oscuras para usarlo? Es un tropiezo que por fortuna se podría corregir mediante software.

Fotografías realizadas con la cámara del LG V40 ThinQ

Si lo consigues, las fotos son bastante buenas, aunque insistimos que un poco lejos de otros topes de gama. Están más que aceptables, eso sí, como prueban las imágenes que vamos compartiendo a lo largo de esta review y que hemos hecho con la cámara del V40 en distintas situaciones.

No es recomendable usar, para hacer fotos de noche, una de las dos lentes adicionales que no sean la estándar: al tener una apertura menor, entra menos luz y la calidad es todavía peor.

Fotografías realizadas con la cámara del LG V40 ThinQ

Tanto en la galería que insertamos arriba como a lo largo de este texto compartimos varias imágenes realizadas con luz escasa. Son buenas, como puedes comprobar, pero si la intención era destacar sobre otros gamas alta es algo más complicado. Otro detalle que puede resultar molesto: si hay luz escasa, te puedes ir olvidando del modo retrato.

Fotos con buena iluminación: un color espectacular

Fotografías realizadas con la cámara del LG V40 ThinQ

Hemos querido comenzar este análisis de la cámara del LG V40 ThinQ por lo que menos nos ha gustado, los resultados de noche. Ahora pasamos a lo que sí nos ha dejado un buen sabor de boca, que son las fotos con buena iluminación, de día y con colores de todo tipo.

Es el color lo que más nos ha sorprendido, la capacidad de las tres cámaras, cualquiera de ellas, para captar una amplia gama de colores con buen contraste entre ellos, muy vivos y luminosos sin llegar a ser irreales, como ocurre en otros móviles. Realmente puedes prescindir de su modo IA y hacer fotos en modo estándar, pues los colores son reflejados con la suficiente calidad.

Comparativa IA LG V40

Arriba: foto sin Modo IA | Abajo: foto sin modo IA.

Además, las texturas y detalles son reflejados de forma digna de la gama alta, como lo haría cualquier otro móvil de este segmento. Es cierto que con buena iluminación la papeleta es mucho más fácil de resolver para el fabricante que cuando no la hay, pero dejamos que las fotos hablen por si mismas.

Cierto es que con el HDR la cosa mejora un poco si hay alto contraste o zonas oscuras, pero poco. No es un HDR particularmente agresivo.

Comparativa HDR LG V40

Arriba: foto sin HDR | Abajo: foto con HDR

Un detalle que debemos mencionar es que puedes pasar libremente del zoom al modo estándar y al gran angular. Sólo hay que pulsar un botón y el software de la cámara hace el resto. Es fácil y cómodo, pero cuidado: sólo la lente gran angular y la de telefoto tienen estabilización óptica, no la gran angular.

El zoom óptico x2 está bien porque no pierde calidad de imagen, aunque realmente siendo sólo x2 las oportunidades para sacarle partido son pocas. Ya hay otros móviles que hacen zoom x5.

Modo retrato

Modo retrato en el LG V40
Modo retrato en el LG V40

En la línea con lo que hemos podido probar en este móvil se encuentra el modo retrato, un imprescindible en cualquier smartphone a día de hoy. En este caso lo ejecuta en selfies con sus dos cámaras, una de 9 y otra de 5 Mpx con apertura mínima de f/1.9.

No se puede decir nada negativo del modo retrato en este móvil: está bien ejecutado, resuelve bien los contornos y en condiciones de luz óptima respeta al máximo el color.

Incluso en zonas complicadas, como por ejemplo el pelo o la ropa, sabe reconocer la profundidad. Lo hace en selfies y también con las dos cámaras traseras, aunque en este caso se hace un poco complicado dar con el punto en el que finalmente la cámara te dice que "el retrato está disponible". A veces no es fácil acercar con la distancia necesaria para activar este modo.

Hemos introducido varias fotos en este modo en la galería para que podáis comprobar cómo quedan.

Un aspecto útil y a tener en cuenta es que siempre puedes usar el modo gran angular de LG en el modo retrato, algo muy útil en selfies de grupo porque permite modificar la cantidad de ángulo que entra en la imagen, aunque aquí se hace a costa de rebajar la resolución usando la lente secundaria.

Slow Motion, triple shot y todo un repertorio de opciones para jugar

Hemos analizado el funcionamiento del modo nocturno y el modo retrato, así como el HDR. Son modos que están en todos los teléfonos móviles a día de hoy, aunque en este caso el desenfoque no se aplica por software sino que hay una lente dedicada en exclusiva a tomar datos de la profundidad.

Para una cosa que sirven las tres cámaras es, por ejemplo, para el Modo Triple Shot, disponible directamente desde la pantalla inicial de la cámara. Este modo toma tres fotos, una con cada cámara y cada una en un ángulo distinto. Luego las fusiona y hace un vídeo "en movimiento", que puede no resultar demasiado espectacular ni útil.

Lo mismo le ocurre a algunos de los modos extra que puedes encontrar en la cámara. En nuestra opinión, no son tan útiles, como por ejemplo el modo retrato.

Al final, están ahí pero las posibilidades de que te hagas stickers AR -ejem, animojis- con el móvil son escasas. Sí sirve para mucho, y esto es importante, el vídeo en slow motion a 240 FPS, que puede dar unos resultados espectaculares si lo utilizas bien.

Puedes grabar un vídeo y luego seleccionar a qué velocidad quieres que se vea cada fragmento.

Dicho esto, aclaramos que el LG V40 ThinQ puede grabar 4K a 60 FPS, una auténtica gozada.

Tres cámaras: ¿es realmente útil?

Vamos allá con la pregunta que seguramente te estás haciendo: ¿es realmente útil tener no una ni dos, sino tres lentes traseras? La respuesta es que no demasiado. Da opciones a la hora de hacer fotos, sí, sobre todo el gran angular. Pero al final el resultado, en cuanto a calidad, no varía mucho: si quieres una foto buena y "normal", usas la lente estándar. Otra cosa es que quieras adornar o hacer un tipo de foto muy concreta.

La menos útil de todas es, como hemos dicho, la lente con zoom óptico. Una ampliación x2 es algo escasa y tampoco es que se note decisivamente la diferencia entre usar la lente específica para ello o simplemente hacer zoom óptico / recorte posterior.

Triple cámara LG V40

Arriba: modo gran angular | Mitad: modo estándar | Abajo: modo zoom x2

No está mal tener un gran angular y zoom por si en algún momento te hace falta, pero ya te podemos adelantar que acabarás no usándolas en el 99% de las ocasiones.

Además, hay otro aspecto que no conviene dejar pasar desapercibido y que ya hemos dejado caer antes: valores como la apertura o el tamaño de los píxeles varían de una lente a otra. La estándar es la que más apertura tiene, así que es la que deberías de usar de noche si quieres fotos decentes.

En cuanto a las dos cámaras de selfies, quizás sí que aporten un poco más, ya que permiten hacer selfies con gran angular, ideales para fotos de grupo.

Conectividad: el jack de auriculares vive, la lucha sigue

Como no podía ser de otra forma, el LG V40 ThinQ ha mantenido el jack de auriculares entre su repertorio de puertos. Está situado en la zona inferior, junto al USB Tipo C, y era un fijo en las especificaciones de este móvil.

Si vas a sacar un smartphone para amantes del sonido, no les puedes privar de la opción de conectar sus auriculares de alta calidad. Todo el mundo entiende eso y LG también, por eso han decidido nadar a contracorriente y mantener el jack, ya en peligro de extinción en la gama alta.

Realmente no le falta detalle en conectividad a este móvil. Ni siquiera se echa en falta la Radio FM, ni el NFC, ni el mencionado USB de Tipo C ni el WiFi AC.

¿Es tan importante el NFC? ¿Deberías descartar la compra de un móvil si no lo tiene? Lo valoramos

Incluso cuenta con Dual SIM, aunque como es habitual el espacio de la SIM 2 puede ser ocupado por la microSD: una cosa o la otra, tú decides. Además, hay varias modificaciones de software que te permiten sacarle el máximo partido a la doble SIM. Puedes desviar llamadas de una a otra, elegir con cuál quieres llamar desde la app de teléfono y más.

En cuanto al NFC, lo hemos probado también con dos aplicaciones bancarias distintas y funciona a la perfección. La zona trasera es de cristal así que no hay interferencias a la hora de usarlo en un TPV, aunque entendemos que dependiendo del tipo de funda que utilices su precisión puede empeorar.

Conclusión: un buen gama alta que insiste en su público objetivo de siempre

LG lo ha vuelto a hacer: ha sacado al mercado un buen móvil que cuenta con varios puntos fuertes, los mismos que han caracterizado a su línea V desde el principio, es decir, una buena pantalla OLED y un sonido espectacular. ¿El problema? Hasta el momento no ha sido suficiente, y podría seguir sin serlo.

Ahora mismo prácticamente todas las marcas tienen un smartphone premium de 1.000 euros o más, teniendo como referencia, probablemente, al iPhone XS Max y al Galaxy Note9, pero también al Huawei Mate 20 Pro. Por debajo están los Xiaomi Mi MIX 3 o OnePlus 6T, también con características punteras pero con precios más bajos.

En este caso, tenemos entre manos un móvil que aspira a alcanzar a los de arriba pero que no consigue llegar a destacar en aspectos claves como el rendimiento o la batería. Realmente, y esta frase puede resumir bien el análisis del LG V40 ThinQ, ofrece pocas características diferenciales más allá del sonido. Hay otras pantallas OLED, incluso mejores, y las cinco cámaras no parece que vayan a revolucionar la fotografía móvil.

Galería de fotos del diseño del LG V40 ThinQ

Tampoco hay que olvidar que llega a España tres meses después, cuando en otros mercados está disponible desde octubre, justo cuando el resto de marcas están pasando página con 2018 y lanzándose a las novedades que nos traerá 2019.

El notch ancho del V40 parece que es ya cosa del pasado, Snapdragon 855 está a la vuelta de la esquina y la carga rápida SuperVOOC de Oppo o Dash Charge de OnePlus han marcado un hito inalcanzable, por ahora, para otras marcas. Con estos mimbres, el aterrizaje del LG V40 ThinQ en España nace con importantes complicaciones.

Recordar, por último, que estará disponible a partir del 4 de febrero de 2019 a un precio de 999€, aunque dicho precio incluye una TV de 28", la 28MT49S-PZ.

Lo mejor

  • Sonido espectacular
  • Triple cámara trasera
  • Pantalla P-OLED con HDR10
  • Muy fino y ligero

Lo peor

  • Autonomía mejorable
  • Precio elevado
  • Rendimiento inferior a otros Snapdragon 845
  • Llega varios meses después de su lanzamiento

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

9/10

Hardware

9/10

Software

8/10

Cámara

9/10

Batería

7/10

Conectividad

10/10

Sonido

10/10

Nota técnica

86

Relación calidad/precio

Ver ahora: