Skip to main content

LG V50 ThinQ 5G, análisis y opinión

Lo mejor

  • Pantalla OLED con HDR
  • Sonido envolvente
  • Diseño premium
  • Rendimiento y 5G

Lo peor

  • Batería con carga "poco" rápida
  • Notch grande en 2019
  • Capa LG UX muy pesada
  • Solo venta con operadora

27/07/2019 - 09:30

El LG V50 ThinQ 5G ha sido uno de los primeros smartphone con conectividad 5G que hemos podido probar con un uso 5G real. Este es nuestro análisis y opinión del buque insignia de LG.

Después de mucho tiempo hablando sobre ello, por fin han llegado a nuestro país las redes 5G. LG V50 ThinQ es el primer smartphone a la venta en nuestro país capaz de aprovechar todo el potencial que ofrecen estas redes de alta velocidad.

En este análisis del LG V50 ThinQ no nos vamos a centrar tanto en el apartado de rendimiento 5G como en el concepto del LG V50 ThinQ como buque insignia de LG para 2019.

Obviamente está conectividad 5G es importante y debe tenerse en cuenta ya que supone una característica diferencial con respecto a otros modelos. Pero dada la escasa cobertura de las redes 5G actuales, esta función está lejos de ser un factor determinante al elegir qué smartphone comprar.

  LG V50 ThinQ
Pantalla

Panel P-OLED 6,4''
Resolución QHD+ de 3.120 x 1.440 px
538 píxeles por pulgada
HDR10

Procesador Qualcomm Snapdragon 855
RAM 6 GB 
Almacenamiento 128 GB
Android LG UX (Android 9.0 Pie)
Cámaras principales Principal: 12 Mpx f/1.5  focal 27mm PDAF OIS de 3 ejes
Gran angular: 16 Mpx f/1.9 16 mm 
Telefoto 2x: 12 Mpx f/2.4 focal 52mm OIS
Flash DUAL
Cámara frontal 8 Mpx f/1.9
5 Mpx f/2.2
Batería

4.000 mAh
Carga rápida 18W USB-PD QuickCharge 3.0
Carga inalámbrica Qi 10W

Chip NFC
Dimensiones 159,2 x 76,1 x 8,3 mm
Peso 183 gramos
Extras IP68
Quad DAC
DTS X: 3D
Precio de lanzamiento Desde 899 euros 

Junto al LG V50 ThinQ hemos podido probar Dual Screen, un accesorio opcional que diferencia al LG V50 ThinQ convirtiéndolo en un smartphone plegable un tanto atípico ya que no ofrece una pantalla plegable continua, sino que se acerca más al concepto de una pantalla secundaria que se comunica y se complementa con la pantalla principal.

El análisis por apartados

LG no ha arriesgado con el diseño

En lo que se refiere al diseño, LG no ha arriesgado con el V50 ThinQ 5G ya que muestra un diseño tradicional y continuista que no toma demasiados riesgos. Esto no tiene por qué ser necesariamente negativo, pero es cierto que el LG V50 ThinQ que estamos analizando no llama a atención especialmente por ser revolucionario en sus líneas y formas.

En un primer vistazo LG V50 ThinQ 5G se muestra cómo un smartphone sobrio y elegante, en el que las líneas suaves y curvas cobran protagonismo en cada detalle de su diseño. Este diseño de líneas suaves hace que el LG V50 ThinQ 5G sea realmente cómodo en mano a pesar de poder considerarlo como un móvil grande.

LG V50 ThinQ

Es cierto que está comodidad en parte viene dada por sus dimensiones de 159,2 x 76,1 x 8,3 mm y 176 gramos, que hacen que el LG V50 ThinQ se acomode en la palma de la mano apartando un buen equilibrio al usarlo con una sola mano y permitiendo un fácil acceso botones laterales sin que su peso resulte molesto tras un tiempo de uso.

El cristal es el ingrediente predominante en la construcción del LG V50 ThinQ que protagoniza este análisis monopolizando tanto la parte frontal con una protección Corning Gorilla Glass 5, así como de la trasera con un Corning Gorilla Glass 6. La presencia del metal queda reducido únicamente a los bordes curvos del chasis.

A diferencia de otros smartphones, el cristal presente en el LG V50 ThinQ 5G que estamos analizando no atrapa las huellas con la misma facilidad con la que lo hacen otros móviles de cristal que hemos probado. A pesar del uso consigue mantenerse razonablemente limpio.

Comparándolo con móviles fabricados en otros materiales como plástico o metal, es un móvil con una mayor tendencia a resbalarse. Dicho esto, tenemos la sensación de que el LG V50 ThinQ 5G que estamos analizando no resbala tanto como otros smartphones con acabado en cristal y no se tiene la sensación constante de que se te va a caer de las manos.

LG V50 ThinQ

En su trasera llama la atención sus tres cámaras alineadas en horizontal y centradas en el eje longitudinal del móvil. La nota discordante la pone el flash LED, que rompe la simetría situándose a la derecha de las cámaras, con lo cual parece que todo el conjunto se encuentra desplazado del centro. Lo sentimos, si no te habías dado cuenta ya no podrás dejar de ver este detalle de su diseño.

LG V50 ThinQ

Todo un detalle de diseño ha sido encontrar que las cámaras quedan totalmente integradas en la trasera del LG V50 ThinQ que estamos analizando, y el propio cristal trasero sirve como protección para las lentes.

El simple hecho de que las cámaras no sobresalgan de la trasera ya le da bastantes puntos positivos creando una superficie plana que no se balancea al usarlo mientras está apoyado sobre la mesa.

Sobre las cámaras encontramos el logotipo 5G que hace las veces de LED de notificaciones y se ilumina en varios colores dependiendo de qué app muestre la notificación, cuando el smartphone se conecta a una de estas redes o para indicar el estado mientras se carga. Una posición un tanto extraña para un LED de notificaciones, pero tiene su lógica cuando descubres que LG ha incluido otros sistemas de notificación iluminando el borde la pantalla cuando recibes una notificación. 

5G de Vodafone: descargarte series en segundos, jugar online y videollamadas sin cortes

Debajo de las cámaras encontramos un lector de huellas perfectamente integrado y con el mismo acabado negro brillante que el resto de la trasera.

LG V50 ThinQ

Más abajo encontramos la serigrafía con el modelo y el logotipo de la marca, así como tres conectores metálicos que sirven como canal de comunicación y alimentación para el accesorio Dual Screen que más adelante veremos más en profundidad.

El cristal de la trasera dibuja una leve curva en todo el perímetro para engarzarse en el chasis metálico de color gris oscuro. Esta curvatura en el cristal trasero es una de las claves por las que el LG V50 ThinQ es tan cómodo de sostener.

LG V50 ThinQ

Integrados en este chasis metálico encontramos todo el set de botones con una distribución bien elegida. En el borde derecho encontramos la bandeja para la tarjeta NanoSIM y, justo encima, el botón de encendido.

En la parte superior únicamente se aprecia la presencia del micrófono de cancelación de ruido para las llamadas, mientras que en el lateral izquierdo encontramos los botones de volumen y un botón exclusivo para invocar al asistente de Google.

LG V50 ThinQ

El tacto de los botones es agradable y su posición es accesible tanto si eres zurdo como diestro, ya que la mano queda colocada en una posición que también permite acceder fácilmente al sensor de huellas. Eso sí, su recorrido es algo corto y en determinadas situaciones puede costar encontrarlo al tacto.

Además, necesitarás algunos días de uso para acostumbrarte al botón de acceso directo a Google Assistant, que pulsarás instintivamente cuando quieras apagar o encender la pantalla del LG V50 ThinQ.

LG V50 ThinQ

El borde inferior es, sin duda, el más concurrido ya que en él encontramos el jack de 3,5 mm para auriculares, el micrófono, un conector USB de tipo C y la rejilla para el altavoz inferior.

El trabajo de compactación de los marcos frontales del LG V50 ThinQ no ha sido todo lo eficiente que nos hubiera gustado, y no se sube al carro de otros móviles de gama alta que han reducido sus marcos a la mínima expresión.

Al menos LG ha optado por la simetría, dejando un marco del mismo tamaño en todo el frontal y dibujando unas esquinas redondeadas.

LG V50 ThinQ

En la parte superior se impone la presencia de un notch alargado que ocupa un tercio del borde superior, en él se ocultan las dos cámaras frontales y el altavoz. En lo referente al diseño, optar por un notch de ese tamaño no es algo propio de un gama alta de 2019 (tal vez sí de 2018). Una vez más, LG ha decidido optar por la solución más conservadora y asegurar el tiro con un notch que el usuario podrá disimular y personalizar mediante software.

En términos generales, el LG V50 ThinQ que estamos analizando cuenta con una construcción muy bien ejecutada en la que se han empleado materiales de primera calidad que se dejan sentir desde el primer contacto.

LG V50 ThinQ

Además, LG V50 ThinQ cuenta con certificación IP68 contra el agua y el polvo, así como la certificación militar de resistencia MIL-STD 810G de 14 pruebas.

Por ponerle un pero, decir que el LG V50 ThinQ 5G solo está disponible en acabado negro brillante. Esto no tiene por qué ser negativo ya que realmente le sienta muy bien ese acabado, pero sorprende encontrar una decisión tan conservadora cuando la mayoría de sus rivales directos están apostando por diseños más vistosos y coloridos.

OLED, HDR y mucha personalización: así es la pantalla del V50 ThinQ

Los paneles OLED se han convertido en una característica recurrente para los smartphones de gama alta de LG desde hace ya algunas generaciones. El LG V50 no es ninguna excepción.

En este caso el LG V50 ThinQ que protagoniza este análisis monta un panel P-OLED de 6,4 pulgadas con relación de aspecto 19,5:9, resolución QHD+ (3.120 x 1.440 píxeles) y una densidad de 538 ppp.

LG V50 ThinQ

Como ya hemos comentado en el anterior apartado, el aprovechamiento del frontal no es todo lo exhaustivo que debería haber sido, y la superficie táctil ocupa un ratio del 83% del frontal.

Sin duda alguna, el panel que ha elegido LG para su buque insignia está a la altura de un smartphone de gama alta como es el LG V50 ThinQ de este análisis.

Ofrece un buen nivel de brillo, el elevado contraste propio de las pantallas OLED, una excelente representación de colores con soporte HDR de buena calidad y una cobertura del 100% del espacio de color DCI-P3 que se deja notar a la hora de reproducir vídeos y contenido multimedia.

LG V50 ThinQ

El brillo automático ha demostrado un buen comportamiento ajustando el brillo de la pantalla a las condiciones lumínicas externas en cada momento con una transición suave y progresiva. Durante nuestra prueba no hemos tenido que ajustar ni una sola vez el brillo manualmente para usar en la pantalla.

Bajo una mirada más detallada, descubrimos un leve tintado de la pantalla hacia el rojo, apreciable sobre todo cuando se muestra gran parte de la pantalla en blanco, como son esos momentos previos a la carga de una página web en el navegador o en el menú de Ajustes.

Escucha"Episodio #3: OLED - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

No obstante, esta ligera tendencia al rojo no es algo que todo el mundo perciba y puede corregirse fácilmente desde el menú de ajustes de la pantalla. En términos generales, es una pantalla a la que se le pueden poner pocas pegas, y que ofrece un buen nivel de visibilidad incluso a pleno sol.

LG UX incorpora varios ajustes relacionados con la configuración de la pantalla permitiendo cambiar desde la resolución, el tono de luz o el equilibrio de colores. Destacan los que permiten configurar el aspecto y comportamiento del notch de la parte superior, o como LG lo llama, la “segunda pantalla”.

LG V50 ThinQ
LG V50 ThinQ

Desde el menú Ajustes es posible elegir mantener visible el notch, u ocultarlo creando una franja negra en la parte superior con unas esquinas redondeadas, cuyo ratio de curvatura también podrás elegir a tu gusto.

El nivel de personalización va un poco más allá permitiendo añadir notas de color para crear un degradado más personal en esa zona. Por ejemplo, nos ha gustado la opción que permite crear un degradado que oscurece la parte central de esa zona, difuminando las líneas duras del notch, de forma que se disimula su presencia y se mantiene la transparencia en los extremos laterales donde se muestran las notificaciones dejando ver el fondo de la pantalla.

LG V50 ThinQ

El LG V50 ThinQ permite activar la pantalla Always On mientras se encuentra en reposo, en la que puedes personalizar el reloj, así como integrar los controles del reproductor y mostrar notificaciones.

Al montar una pantalla OLED, el reloj y la información que se muestra esta pantalla Always On se va desplazando ligeramente cada cierto tiempo para evitar daños en la pantalla. Bastará un doble toque sobre la pantalla del smartphone o simplemente levantarlo para activar el proceso desbloqueo.

Snapdragon 855 sin paliativos con suplemento 5G

Hablar de redes 5G en telefonía móvil en 2019 pasa inexorablemente por hablar del único procesador que integra un módem capaz de gestionar de eficazmente ese tipo de conexiones. No es otro que el procesador Qualcomm Snapdragon 855 y su módem X50 que proporciona soporte para redes 5G.

Este año LG no ha tenido más alternativa que retrasar la llegada de su buque insignia para hacerlo equipando el único procesador que le permitiría conseguir posicionarse como el primer smartphone a la venta en España que ofrece conectividad 5G.

¿Qué ventajas traerán los móviles 5G? Esto es lo que podemos esperar de ellos

Dejando a un lado esta conectividad 5G, inaccesible para la mayoría de usuarios, montar un Snapdragon 855 es un valor seguro en términos de rendimiento al tratarse del procesador más potente del momento. Si al fantástico rendimiento del procesador le sumas los 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno que tiene la unidad del LG V50 ThinQ que estamos probando, el resultado no puede ser más satisfactorio.

LG V50 ThinQ

Hemos de reconocer que en un primer momento nos asaltaron ciertas dudas sobre si la cantidad de memoria RAM sería suficiente, máxime cuando la mayoría de los buques insignia de otras marcas están optando por configuraciones de 8 GB con el mismo procesador.

Sin embargo, este análisis del LG V50 ThinQ 5G nos ha servido para comprobar por nosotros mismos que 6 GB de memoria RAM son más que suficientes para obtener un funcionamiento excelente.

El LG V50 ThinQ ha lidiado de forma brillante con todas las tareas que le hemos encomendado, ejecutando sin problemas los juegos más exigentes de Google Play y varias apps pesadas en multitarea, algo a lo que invita especialmente la doble pantalla de Dual Screen que más adelante comentaremos en profundidad.

LG V50 ThinQ

La transición entre apps se ha mantenido fluida en todo momento, incluso cuando se trataba de cambiar a un juego en ejecución o al mover apps entre las dos pantallas de Dual Screen.

En el apartado de juegos, la GPU Adreno 640 integrada en el Snapdragon 855 ha ejecutado sin problemas juegos como Fortnite, Asphalt 9 o PUBG sin engancharse ni mostrar tirones.

El modo Juego del LG V50 ThinQ que se activa automáticamente al iniciar alguno de los juegos instalados, permite configurar el comportamiento del smartphone durante la partida y permitiendo configurar el rendimiento gráfico incluso antes de completar la carga del juego.

LG V50 ThinQ

Como puedes imaginar, un gran rendimiento también implica una mayor generación de calor. Este aumento de la temperatura se hace más notable por la zona de las cámaras, algo que también se deja notar al usar el GPS o grabando vídeos.

Benchmarks LG V50 ThinQ 5G (SD855) Xperia 1 (SD855) Mi 9 (SD855) Galaxy S10+ (Exynos 9820) Huawei P30 Pro (Kirin 980)
GeekBench Single 3.512 3.361     3.425 4.007 3.318
GeekBench Multi 10.377 10.542 10.612 9.872 9.921
PCMark 10.260 9.284 8.834 7.694 9.247
3DMark OpenGL 5.582 5.081   5.559 4.353 4.276
3DMark Vulkan 4.789 4.423 4.779 4.459 4.271
AnTuTu 292.447 346.289 365.149 330.876 309.056
LG V50 ThinQ
LG V50 ThinQ

Comparando los resultados obtenidos por el LG V50 ThinQ en los benchmarks con los de sus principales competidores, se aprecia una ligera penalización en las puntuaciones debido a la diferencia en la cantidad de memoria RAM pero, en términos generales, se sitúa en el rango de puntuaciones que ya preveíamos, peleando codo con codo con los principales buques insignia del momento.

Si los 128 GB de almacenamiento interno del LG V50 ThinQ se te quedan cortos, puedes ampliar su capacidad instalando una tarjeta microSD de hasta 2 TB en la bandeja que comparte con la tarjeta nanoSIM.

LG UX necesita poner orden y soltar lastre

La llegada de Android 7 marcó un punto de inflexión en las capas de personalización de los fabricantes, y muchos decidieron no nadar contracorriente dejando que Google se encargue de la interfaz, y conformándose con añadir pequeñas pinceladas en funciones específicas para mejorar la fluidez del terminal. LG parece que faltó a esa clase.

LG V50 ThinQ

LG UX es la capa de personalización que LG integra en todos sus modelos. En el caso del LG V50 ThinQ esta capa se basa en Android 9.0, y mantiene una fuerte presencia a lo largo y ancho de todo el sistema operativo, mostrando una ingente cantidad de menús y configuraciones por las que no es difícil perderse.

Por poner un ejemplo, mientras que el menú Ajustes nativo de Android agrupa todas sus opciones en una sola columna, LG UX necesita cuatro pestañas repletas de ajustes para dar cabida a todas sus opciones.

LG V50 ThinQ

Por suerte la potencia que aporta el procesador Qualcomm Snapdragon 855 hace que la navegación por sus menús sea fluida, pero no pasa inadvertida la necesidad de soltar lastre y reorganizar las opciones de la interfaz.

No nos malinterpretes, en ningún momento queremos decir que las opciones de personalización presentes en el LG V50 ThinQ no sean interesantes. Poder ajustar la temperatura de la pantalla, la calidad del sonido o la información relevante que se muestra en el smartphone siempre es positivo, pero es necesario encontrar un punto intermedio.

A LG tampoco le tiembla la mano a la hora de instalar aplicaciones de forma predeterminada. A las ya tradicionales QuickMemo+ o Quick Help, hemos de sumarle las que LG agrupa en carpetas como “Sistema”, “Servicios” y “Esenciales”.

LG V50 ThinQ

Por si este paquete que LG ha decidido instalar en el LG V50 ThinQ te parece poco, también encontrarás el paquete de apps de Google al completo, duplicando de ese modo servicios como el cliente de correo, el gestor de tareas, la galería de fotos, el calendario o el reproductor de música.

La mala noticia es que, si el usuario se dispone a desinstalar alguna de esas aplicaciones preinstaladas con funciones duplicadas, se encontrará con que no puede desinstalar las apps de LG, lo cual obliga al sistema a cargar con un gran número de software que el usuario probablemente no querrá usar.

LG UX ofrece algunos “complementos” que facilitan el acceso directo a determinadas funciones o ajustes. Un ejemplo lo tenemos en el modo Juego, al que ya hemos hecho referencia en el apartado de rendimiento, que ofrece una serie de opciones y ajustes que el usuario puede necesitar mientras juega, como modificar la calidad gráfica, desactivar las notificaciones o hacer capturas de pantalla.

LG V50 ThinQ

También se puede activar la Floating Bar, una barra de herramientas que se mantiene oculta en un lateral y al desplegarla permite acceder directamente a la cámara, crear notas, etc.

Las opciones de desbloqueo y acceso biométrico del LG V50 ThinQ funcionan realmente bien. En nuestro caso hemos activado tanto el reconocimiento facial, como el lector de huella dactilar, de forma que hemos podido usar uno u otro en función del momento.

En porcentaje de aciertos a la hora de desbloquear el LG V50 ThinQ ha sido realmente alto, tanto al usar el sensor de huella, como el reconocimiento facial. Mientras que con el primero el porcentaje se acerca al 100% de aciertos, cuando hablamos del reconocimiento facial el número se reduce al intentar desbloquear el móvil con poca luz.

LG V50 ThinQ

La velocidad al desbloquear el móvil también es diferente en función del sistema de autenticación que se utilice, siendo el lector de huella mucho más inmediato y eficiente que el reconocimiento facial, que se toma un par de segundos en pasar de un estado en reposo sobre la mesa, a levantarlo, colocarlo frente a nosotros e iniciarse el proceso de desbloqueo para llegar hasta la pantalla de inicio.

Si bien es cierto que los principales rivales del LG V50 ThinQ han optado por innovar en este aspecto incorporando el sensor de huella en la pantalla, la buena respuesta del LG V50 ThinQ en este aspecto hace que merezca la pena mantenerse.

LG G8 ThinQ, toma de contacto y primeras impresiones

No obstante, con esta decisión, LG vuelve a poner de manifiesto su tendencia por ir a lo seguro y no arriesgar demasiado, manteniendo el sensor de huella en la trasera y un sistema de reconocimiento facial basado en las cámaras, en lugar de integrar un sensor ToF en el frontal como el del LG G8 Smart Green.

Tantas cámaras que te costará elegir una

Ni una ni dos ni tres, sino cinco cámaras son las que monta en total el LGV50 ThinQ que estamos analizando. El resultado sin duda está a la altura de un gama alta, aunque flaquea en algunos aspectos del procesado.

LG no ha querido robarle protagonismo al LG G8 Smart Green con este LG V50 ThinQ y ha prescindido de su excelente sensor ToF, por lo que ha optado por actualizar la configuración de tres cámaras traseras y una doble frontal que ya presentó en el anterior LG V40 ThinQ.

LG V50 ThinQ

En la trasera monta una configuración formada por una cámara principal de 12 megapíxeles con apertura f/1.5 y un ángulo visual de 78º, una lente súper angular de 107˚ con sensor de 16 megapíxeles y apertura f/1.9 y remata el conjunto una lente teleobjetivo 2X que cuenta con sensor de 12 megapíxeles con apertura f/2.4.

En la parte frontal, por su parte, cuenta con una lente principal de 8 megapíxeles con apertura f/1.9 y ángulo visual de 80˚, mientras que la cámara secundaria es una lente gran angular de 5 megapíxeles y 90º con apertura f/2.2.

LG V50 ThinQ

Como siempre, antes de meternos en harina con el rendimiento fotográfico puro y duro, vamos a comentar qué nos ha parecido la app de cámara del LGV50 ThinQ.

LG V50 ThinQ

La app muestra un comportamiento fluido al iniciarla y al navegar entre sus distintos apartados. Su uso es bastante intuitivo ya que solo muestra las opciones disponibles en cada uno de los modos de disparo, por lo que no se satura al usuario con información e iconos que no va a necesitar en ese modo.

LG V50 ThinQ

En la parte inferior de la app, justo encima del botón de disparo encontramos los modos fotográficos principales que puedes ir seleccionando con solo deslizar el dedo sobre ellos a izquierda o derecha. Entre los más destacados encontramos los modos para retrato, automático, AI Cam con inteligencia artificial y un modo Manual realmente completo.

LG V50 ThinQ

Pero esos no son los únicos modos de disparo que ofrece el LG V50 ThinQ. Al acceder al apartado Más, se despliega un panel con el resto de modos de disparo entre los que destacan modos de cámara lenta, GIFs de animación y modos especializados en grabación de vídeo.

Los nombres de estos modos de disparo pueden llegar a ser algo confusos, y en ocasiones poco tienen que ver con su función real. Por ejemplo, el modo Toma de cine lo que finalmente hace es un cinemagraph o lo que es lo mismo, una foto en formato GIF con un sutil toque de movimiento.

LG V50 ThinQ

El apartado de Ajustes de la app también es muy completo y activa o desactiva las opciones en función del modo de disparo en el que te encuentres. Nos ha gustado que en la parte inferior de este apartado se muestre un resumen de los datos principales, de forma que, de un solo vistazo, puedes ver a qué resolución tienes configurado el vídeo, el sensor de foto o la relación de aspecto.

Llama la atención que debamos acceder a este menú para activar funciones tan a la orden del día en fotografía como es el HDR, del cual únicamente tendremos constancia de su funcionamiento o no cuando aparezca el indicador de HDR en la parte superior de la pantalla.

LG V50 ThinQ

LG ha integrado un gesto para cambiar entre la cámara frontal y la trasera, de forma que ya no tendrás que pulsar el icono correspondiente, sino que bastará con deslizar el dedo hacia los lados o hacia arriba o abajo para conmutar entre las cámaras traseras y las frontales.

En general la app ofrece funciones realmente creativas que con las que se consiguen unos efectos muy curiosos, como los modos múltiples de disparo en los que el LG V50 ThinQ te permite disparar las 5 cámaras a la vez, u optar solo por disparar las tres cámaras traseras para obtener de un solo disparo las tres focales.

LG V50 ThinQ

Ahora sí, sin más dilación, vamos a comprobar el rendimiento que ofrecen las cámaras del LG V50 ThinQ en distintos modos de fotografía y con diferentes condiciones de luz.

Como no podía ser de otra forma y tratándose de todo un buque insignia de LG, estamos ante un conjunto de cámaras que, en términos generales ofrece muy buena calidad de fotos, pero que también flaquean ante circunstancias concretas.

muestras LG V50 ThinQ
muestras LG V50 ThinQ

A pleno sol los resultados son excepcionales. Hemos conseguido instantáneas realmente buenas, con una nitidez, contraste y rango dinámico que poco tendría que envidiar a algunas réflex. Puedes revisar las muestras originales en este enlace y comprobar por ti mismo su rendimiento.

muestras LG V50 ThinQ
muestras LG V50 ThinQ

El procesado de los colores es muy acertado y realista, aunque tiende a saturar los colores para darles más viveza. Tampoco tiene mayor problema con el enfoque a pleno sol, ajustando el enfoque al milímetro.

Si no tenemos en cuenta en modo manual, en el que es el usuario quien configura la cámara, el modo Automático (con HDR activado) es el que ofrece unos resultados más naturales en cuanto a colores y exposiciones. El modo AI Cam tiende a saturar demasiado los colores, aunque hace un buen trabajo en la identificación de escenas.

En entornos a pleno sol, donde es posible que se produzcan sombras más duras y los colores tienden a sobreexponerse conviene echar mano del HDR. En este caso el LG V50 ThinQ aplica una corrección selectiva falseando un mayor rango dinámico mediante la sobreexposición de las zonas más oscuras para extraer más detalle, aunque en el proceso se sacrifica algo de contraste.

Muestras LG V50 ThinQ
Muestras LG V50 ThinQ

Contar con tres cámaras en la trasera ofrece más opciones para configurar el mejor encuadre en cada tipo de foto, dependiendo de la escena que vayas a fotografiar.

Muestras LG V50 ThinQ

Cambiar de lente no implicará una gran pérdida en términos de calidad. Básicamente porque los tres sensores ofrecen una resolución muy parecido y el principal cambio se produce en el ángulo visual del tipo de lente que se utiliza, por lo que hemos obtenido buenos resultados al cambiar a la cámara zoom x2 o al súper gran angular.

muestras LG V50 ThinQ

Es precisamente la lente gran angular del LG V50 ThinQ la que más sorprende por integrar una lente de tipo rectilíneo en un smartphone.

muestras LG V50 ThinQ
muestras LG V50 ThinQ
muestras LG V50 ThinQ

Las ópticas súper gran angular tienden a curvar los extremos de la foto, acercándose a lo que se denomina ojo de pez. En cambio, el súper gran angular del LG V50 ThinQ no deforma los elementos situados en los extremos manteniendo una perspectiva natural, pero con un mayor ángulo visual para captar más información del entorno. Esto se agradece a la hora de fotografiar edificios, fotos en interiores o de grandes espacios abiertos.

En lo que a fotografía nocturna se refiere, todo apunta a que la apertura f/1.5 de la cámara principal y el modo Vista nocturna van a conseguir dar mucho juego en escenas en las que escasea la luz.

muestras LG V50 ThinQ

Aquí es donde salta la sorpresa ya que la cámara se comporta como se esperaba de ella, pero el procesado es tremendamente inconsistente al seleccionar el balance de blancos adecuado en el que, en más ocasiones de las deseadas, selecciona un color de luz mucho más cálido de lo que realmente es.

muestras LG V50 ThinQ

En cualquier caso, cuando el balance de blancos es el adecuado, los resultados nocturnos obtenidos tienen buena nitidez y permiten obtener imágenes nocturnas sin zonas quemadas por las luces mostrando un buen rango de color en luces intermedias.

Al bajar la luz de la escena, la sensibilidad ISO debe establecerse en valores más altos, por lo que es inevitable la aparición de ruido. Sin embargo, la gran apertura de la cámara principal hace su trabajo y permite mantener un nivel de ruido muy contenido.

Muestras LG V50 ThinQ
Muestras LG V50 ThinQ

Si optamos por alguna de las otras cámaras, sobre todo por la lente telefoto, el ruido será más evidente y se perderá nitidez a causa de su menor apertura. Por lo general, el modo más sencillo de usar para las tomas nocturnas es el modo Automático, aunque con el modo Vista nocturna obtendrás un mejor control de la exposición.

Las cámaras del LG V50 ThinQ que estamos analizando dan mucho juego para hacer fotografía tipo retrato, con las que podrás controlar ajustes de iluminación y desenfoque de fondo.

Muestras LG V50 ThinQ

Como era de esperar, el mejor resultado lo obtenemos con la cámara trasera principal, que en la mayoría de los casos acierta de forma precisa con el recorte de la silueta, incluso con fondos poco homogéneos en los que estos sistemas tienden a fallar, y le aplica el desenfoque que el usuario prefiera, aunque para ello utiliza un pequeño truco que consiste en dejar una mínima franja de margen entre el recorte de la silueta y el fondo.

¿Para qué necesitas tener tantas cámaras en tu móvil?

 Si hablamos de selfies el resultado es correcto, pero sin llegar a ser brillantes. Aquí la opción más llamativa es la doble cámara frontal que hace posible conmutar entre una óptica estándar con apertura f/1.9 y 80°, y un gran angular f/2.2 con 90° perfecto para selfies en grupo.

Muestras LG V50 ThinQ

Ambas focales tienen una clara predisposición a la sobreexposición y resulta realmente complicado hacerse un selfie sin que, por ejemplo, el cielo quede totalmente blanco. La precisión a la hora de aplicar el recorte no está nada mal y consigue acertar en la mayoría de los casos incluso con un fondo algo confuso, aunque para conseguirlo hace uso de un pequeño truco que consiste en dejar una fina franja enfocada en torno a la silueta.

Como decíamos el modo retrato da mucho juego, no solo por la posibilidad de elegir distintas focales a la hora de hacer el selfie, sino por las opciones de simulación de iluminación y postprocesado que ofrece la app con el modo Estudio.

Muestras LG V50 ThinQ

Estas opciones modifican la iluminación de los retratos para rellenar sombras o crear en un par de segundos retratos con luces y contraluces muy marcadas, de forma que se aísla al sujeto para que tome su papel de protagonista.

Tradicionalmente los móviles LG de la serie V han apostado por una grabación de vídeo que echa mano de algunos efectos y trucos para obtener resultados profesionales. El LG V50 ThinQ sigue con esa misma tendencia cuidando mucho lo referente a la grabación de vídeo.

LG V50 ThinQ viene equipado con algunos modos y funciones de disparo específicos, diseñados para hacer que tus vídeos tengan un aspecto más profesional. Sus cámaras traseras permiten grabar vídeo con una resolución de hasta 4K a 60 fps, HDR 10 a 30 fps y una cámara lenta de hasta 240 fps para HD, o a 120 fps en Full HD.

Una de las novedades que anuncia LG para este smartphone es la posibilidad de aplicar desenfoque del fondo en tiempo real a los vídeos. Algo similar a lo que hacen las cámaras con el retrato, pero añadiendo la complejidad de tener que estar recalculando constantemente la silueta del protagonista.

En nuestras pruebas hemos logrado conseguir ese desenfoque en movimiento que anuncia LG, pero todavía le queda mucho trabajo por hacer para poder considerarlo como un argumento a su favor.

Es cierto en determinadas circunstancias de luz y con un fondo uniforme se puede obtener un resultado aceptable, pero a poco que se compliquen las condiciones el efecto empieza a hacer aguas. Como tú mismo puedes ver en la muestra, se genera una especie de halo enfocado en torno al protagonista que, lejos de aportar calidad al vídeo, en realidad se la resta.

Otros efectos cinematográficos que los LG de la serie V ya incluían son el uso de filtros de color para darle un toque más personal a los vídeos, y Point Zoom, el modo de zoom que, en lugar de ir al centro como el resto de zooms, permite fijarlo en cualquier punto de la pantalla para darle al vídeo un toque más dramático.

Más batería y carga rápida: todo cambia para mantenerse igual

Tradicionalmente los móviles de LG siempre han ido justos de batería ya que siempre han montado baterías ligeramente por debajo de las capacidades que montaban sus contemporáneos.

Por suerte, LG ha aprovechado las dimensiones del LG V50 ThinQ para montar una batería de 4.000 mAh algo que, sobre el papel, aportará una excelente autonomía al LG V50 ThinQ. Sin embargo, este aumento de capacidad de batería trae letra pequeña y algunos asteriscos que deben tenerse en cuenta.

LG V50 ThinQ

Con un uso intermedio, en el que se han alternado conexiones 4G, con WiFi, visualización de videos en YouTube, llamadas, redes sociales, etc., el LG V50 ThinQ llegará al final del día con una media de un 20% de carga, ofreciendo unas 6 horas de pantalla de media.

LG V50 ThinQ

Esto significa que, si bien aguanta sin problemas toda la jornada, se hace inevitable la cita con el cargador al final del día.

Decimos que el aumento de capacidad de batería del LG V50 ThinQ tiene letra pequeña porque, si bien es cierto que en un uso medio del smartphone tener una mayor batería permite llegar al final del día sin cargarla, no sucederá lo mismo si decides conectarte a una de las todavía escasas redes 5G disponibles en las principales ciudades del país, o si usas el accesorio Dual Screen que convierte al LG V50 ThinQ en un smartphone con doble pantalla.

LG V50 ThinQ

En ese caso, la autonomía caerá en picado ya que la pantalla secundaria de Dual Screen se alimenta de la batería del LG V50 ThinQ, por lo que el consumo se dispara. Ante un caso de emergencia, el LG V50 ThinQ cuenta con un modo de ahorro de batería que actúa con dos niveles de intensidad: Extendido y Máximo.

LG V50 ThinQ

Al activar alguno de estos modos, el LG V50 ThinQ cambia su perfil de consumo reduciendo su potencia, restringiendo las conexiones inalámbricas y aplicando una política más restrictiva al uso de recursos en segundo plano. Además, el LG V50 ThinQ utiliza un fondo negro en toda la interfaz, lo cual consigue un mayor ahorro ya que al ser OLED la mayoría de los píxeles de la pantalla permanecerán apagados.

LG V50 ThinQ

A la hora de pasar por el cargador, LG da una nueva muestra de la falta de ambición con este LG V50 ThinQ optando por una carga rápida Quick Charge 3.0, en lugar de aprovechar el potencial que permite el puerto USB para optar por una carga rápida USB PD que utilice un mayor amperaje y reduzca el tiempo de espera.

LG V50 ThinQ

El LG V50 ThinQ que estamos probando incluye un cargador Fast Charge de 9V y 1,8 A, ofreciendo un tiempo de carga de unas 2 horas y 23 minutos, con el que se recupera el 50% de su capacidad en unos 50 minutos. En definitiva, el LG V50 ThinQ no cuenta con la carga más rápida del mercado, pero algo más dos horas de carga para una batería de 4.000 tampoco es para rasgarse las vestiduras.

Hemos intentado agilizar el proceso de carga utilizando un cargador USB PD obteniendo prácticamente los mismos resultados que con el cargador suministrado. De acuerdo con las especificaciones de LG, el V50 ThinQ cuenta con soporte para carga inalámbrica de 10W, aunque nosotros no hemos podido confirmar este modo de carga.

LG V50 ThinQ da el Do de pecho en sonido y conectividad 5G

La gama V de LG siempre ha mimado especialmente el sonido, por lo que el LG V50 ThinQ de este análisis saca músculo con un despliegue de prestaciones de audio que lo convierten en una apuesta segura para los más audiófilos.

En su haber cuenta con soporte DTS:X 3D que proporciona un sonido envolvente más realista, sonido estéreo proporcionado por dos altavoces situados en los extremos del móvil, un Quad DAC de 32 bits que filtra y amplifica la señal de audio y un sistema Boombox que permite usar una superficie plana, como una mesa, para amplificar los bajos mediante una cámara de resonancia interna.

LG V50 ThinQ

Lo mejor es que todas estas prestaciones no se quedan en unas simples especificaciones en un papel. Se nota la alianza de LG con Meridian para afinar el sonido de sus dispositivos, algo que ya tuvimos ocasión de comprobar en nuestro análisis del TV NanoCell SM9010 y la barra de sonido LG SK10Y.

Al ver contenido multimedia o al jugar, entran en acción el sistema de altavoces estéreo situado en ambos extremos, de forma que se proporciona un sonido separado que refuerza la sensación espacial.

Este efecto se amplifica al activar las funciones de sonido envolvente DTS:X 3D con el que se mejora el sonido en los diálogos y efectos especiales al ver películas o series.

El sonido reproducido desde sus altavoces ofrece una considerable potencia y sin distorsiones incluso cuando se ajusta a su máximo volumen. La contundencia del sonido mejora cuando se deja sobre una superficie plana, de forma que esa superficie pasará a convertirse en parte del altavoz al vibrar en la misma frecuencia por la acción de la cámara de resonancia interna del LG V50 ThinQ.

El efecto que produce es un sonido mucho más limpio y concentrado, que incrementa la pegada de los tonos graves y suaviza la tendencia metálica de los agudos.

LG V50 ThinQ

La verdadera magia comienza al conectar unos auriculares de calidad, preferiblemente por cable. Al hacerlo se activa el filtrado de los cuatro DAC que filtran el sonido recuperando y amplificando frecuencias para ofrecer un sonido de alta fidelidad.

Al tratarse de un smartphone que cuida tanto la calidad de sonido, el LG V50 ThinQ incluye unos auriculares in-ear con micrófono integrado, un detalle de los fabricantes que está cayendo en desuso.

Escucha"Episodio #25: Cancelación de ruido - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

También hemos probado el sonido del LG V50 ThinQ conectándole unos auriculares Bluetooth. En este caso se deja notar la ausencia del Quad DAC que no actúa con este tipo de conexión, pero continúa ofreciendo un sonido de mucha calidad.

La conectividad es otro de los puntos fuertes del LG V50 ThinQ, sobre todo por ser uno de los pioneros en esto de la conectividad 5G. Este nuevo estándar de redes se acaba de desplegar en zonas muy limitadas de las principales ciudades españolas, ofreciendo velocidades que, en nuestras mediciones, han llegado hasta los 823 Mbps de bajada y 57,1 Mbps de subida.

LG V50 ThinQ

Las redes 5G disponibles en la actualidad no son redes 5G nativas. Es decir, son redes 5G NSA, que funcionan sobre la red 4G actual, a una frecuencia distinta de la que encontraremos a partir de 2020, una vez se libere el dividendo digital, y se establezcan las frecuencias del 5G definitivas. Por lo tanto, las velocidades que se obtienen con estas redes "provisionales" quedan por debajo de las que se pueden alcanzar con el 5G nativo y son más como un 4G vitaminado, con zonas puntuales en las que se puede conseguir muy alta velocidad.

Para poder conectarte a redes 5G es necesario instalar una tarjeta nanoSIM específica y contar con una tarifa de datos ilimitados como la que nos ha facilitado LG con el LG V50 ThinQ que estamos analizando. Como dato curioso, cabe señalar que solo para las pruebas de velocidad que hemos llevado a cabo conectados a redes 5G, el LG V50 ThinQ ha registrado un consumo de 23,3 GB.

LG V50 ThinQ

Dejando a un lado la conectividad 5G, el LG V50 ThinQ que tenemos entre manos también cuenta con WiFi ac, Bluetooth 5.0, USB de Tipo C, NFC para pagos móviles.

Además, incluye algunas funciones adicionales que permiten compartir archivos por WiFi Direct y MirrorLink.

LG Dual Screen: así imagina LG el smartphone “plegable”

En un Mobile World Congress 2019 en el que los smartphones plegables eran los más buscados por la prensa, LG presentó un concepto de smartphone “plegable” mucho más pragmático y sencillo de ejecutar que las pantallas flexibles. LG Dual Screen se presentaba en sociedad.

LG Dual Screen es, básicamente, una carcasa de policarbonato tipo libro de color negro, pero en lugar de una tapa convencional, monta una pantalla OLED de 6,2 pulgadas que se despliega mediante una bisagra de 360°.

LG V50 ThinQ

El LG V50 ThinQ se inserta en una de las hojas de la Dual Screen y ambos dispositivos quedan conectados mediante tres conectores traseros del smartphone. Estos conectores son los encargados de transmitir la información que se muestra en la pantalla secundaria, así como la energía para mantenerla en funcionamiento.

LG V50 ThinQ

Una gran abertura en la trasera de la hoja en la que va instalado el LG V50 ThinQ deja espacio para acceder al sensor de huellas, dejando a la vista las cámaras, el flash y el LED 5G. El resto de botones y conectores del LG V50 ThinQ también quedan totalmente accesibles y operativos.

La parte frontal externa luce un acabado de cristal negro con el logotipo LG Dual Screen en la parte inferior y una ranura para no bloquear el audio del LG V50 ThinQ en la parte superior. Junto a esta ranura integra un LED de notificaciones.

LG V50 ThinQ

Al abrirlo, se muestra la pantalla OLED de 6,2 pulgadas con resolución Full HD+ (2.160 x 1.080 píxeles) secundaria que queda a la izquierda, mientras que el LG V50 ThinQ queda anclado a la derecha. Se nos escapan los motivos por los cuales LG ha decidido montar una pantalla de diferente tamaño a la del LG V50 ThinQ, pero lo cierto es que apenas se nota diferencia de tamaño entre ellas.

Ambas pantallas no quedan al mismo nivel en ningún momento, ya que de hacerlo quedarían bloqueados los botones de volumen y el asistente de Google. Las bisagras permiten colocar la pantalla en cinco posiciones estables con distintos ángulos de apertura.

A pesar de ser OLED, esta segunda pantalla no ofrece la misma calidad y brillo que la pantalla principal, mostrando una clara tendencia a azulear y unos ángulos de visión más reducidos que la principal.

LG V50 ThinQ

Incorporar esta segunda pantalla no sale gratis ya que incorpora unos 131 gramos al conjunto dejándolo en unos nada desdeñables 317 gramos y duplicando el grosor del LG V50 ThinQ.

LG V50 ThinQ

Si la Dual Screen duplica el peso y grosor del LG V50 ThinQ, y reduce a la mitad su autonomía, ¿merece la pena comprar este accesorio? Pues depende de para qué la vayas a usar, pero desde luego no es una opción que resulte cómoda llevar 24/7, sino que más bien se reservaría para momentos puntuales.

Es innegable que Dual Screen incrementa las dimensiones del LG V50 ThinQ, pero en momentos puntuales puede resultar muy cómodo y útil.

Al conectar Dual Screen al LG V50 ThinQ se ejecuta una barra flotante que permanece en la pantalla del smartphone y, al desplegarla, permite intercambiar el contenido entre ambas pantallas.

Mientras el smartphone está instalado en Dual Screen, ambas pantallas funcionan de forma autónoma, permitiendo usar ambas simultáneamente y ejecutando apps distintas e incluso configurando diferentes docks de aplicaciones para cada pantalla. Lo único que no permite es ejecutar la misma app en ambas pantallas a la vez.

De ese modo, puedes ejecutar un juego en la pantalla del LG V50 ThinQ (que ofrece mayor calidad) y ejecutar la app LG Joystick en la pantalla secundaria, de forma que el conjunto se convierte en una consola con todas las de la ley.

LG V50 ThinQ

Además, al usar la pantalla secundaria como mando de juegos, los altavoces estéreo del LG V50 ThinQ quedan en una posición frontal con respecto a usuario, por lo que se mejora la percepción del sonido.

También permite desplegar el teclado a pantalla y la aplicación de mensajería, red social, correo o editor de documentos en la otra pantalla, lo cual permite escribir de forma más cómoda como si de un pequeño portátil se tratase, mejorando así la productividad con el smartphone.

Por el momento, Dual Screen se incluye de regalo al comprar un LG V50 ThinQ, por lo que no se ha revelado el precio por separado que tendrá este accesorio.

Te lo venden por el 5G, pero es más que eso

LG ha utilizado el golpe de efecto de ser el primer smartphone con 5G a la venta para promocionar este LG V50 ThinQ 5G que estamos analizando. Sin embargo, falta casi un año para que las redes 5G sean una realidad usable para la inmensa mayoría de los usuarios, por lo que tener 5G, al final, es lo que menos importará a quienes estén considerando comprar este modelo.

LG V50 ThinQ

Por suerte para los usuarios, esos no son los únicos argumentos del LG V50 ThinQ que tiene muchas cosas más sobre las que basar su propuesta.

Para bien o para mal, el LG V50 ThinQ es indiscutiblemente “muy LG”. Se mantiene fiel a la tendencia de una marca que ha pasado de ofrecer propuestas frescas e innovadoras de antaño como los LG Flex con pantallas curvadas y flexibles, llevar la botonera a la trasera o crear móviles modulares, al conservadurismo de diseñar móviles que no hacen nada mal, pero tampoco brillan con luz propia en ninguno de los apartados.

No nos malinterpretes. El LG V50 ThinQ es un telefonazo con todas sus letras, pero cuando la competencia y los precios están tan ajustados, o destacas claramente en algo que justifique la compra, o solo eres uno más.

Las pentacámaras eran una ocasión de oro para que LG hubiera sacado músculo en el apartado fotográfico poniendo sobre la mesa algo más sustancial que una actualización del V40 ThinQ, sobre todo cuando tiene delante tecnologías mucho más efectistas con las que lograr un zoom 10x.

Escucha"Episodio #2: Zoom óptico - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Como buque insignia que es, ofrece prestaciones de primer nivel. Su rendimiento es impecable en cualquier escenario, la pantalla es brillante y bien calibrada, y su diseño es elegante y bien resuelto. En resumen, es un smartphone muy equilibrado y completo, pero le falta ser ese chico carismático de clase que caía bien a todo el mundo.

Propuestas como la doble pantalla Dual Screen, de regalo con las primeras unidades, pueden ser curiosas en un primer momento, e incluso resultar muy útiles en momentos puntuales o a determinados perfiles de usuario, pero en ningún caso un accesorio puede ser el argumento de compra para un smartphone de la talla del V50 ThinQ, sobre todo porque realmente no necesita tener una doble pantalla extraible para ser un gran smartphone.

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

9/10

Hardware

10/10

Software

8/10

Cámara

9/10

Batería

8/10

Conectividad

10/10

Sonido

9/10

Nota técnica

90

Relación calidad/precio