Skip to main content

Moto G7 Power, análisis y opinión

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

01/04/2019 - 10:24

El Moto G7 Power llega a España con una característica como reclamo principal: su batería de 5.000 mAh, muy por encima de lo que se estila ahora mismo en telefonía. Sin embargo, ¿merece la pena comprarlo? ¿qué tal está su rendimiento? En este análisis del Moto G7 Power te sacamos de dudas sobre el desempeño de un móvil económico y prometedor.

El año 2019 ha comenzado bastante fuerte en el segmento inferior del mercado. Por debajo de los 300€ hay decenas de móviles muy competitivos, de ahí que el nuevo Moto G7 Power trate de diferenciarse de una forma muy evidente: por su batería, de 5.000 mAh de capacidad.

¿Lo consigue? Para eso hemos realizado este análisis del Moto G7 Power, para comprobar de primera mano y de forma detallada si cumple a la hora de la verdad, y no sólo en autonomía de batería sino en rendimiento, pantalla, cámara y todos los aspectos que se pueden valorar en un móvil.

Vaya por delante el precio de este dispositivo: 195 euros ahora mismo en Amazon, un precio que lo mete de lleno en la misma franja que los Redmi Note 7 de turno, un rival duro de pelar para cualquiera.

  Moto G7 Power Moto G7 Plus Moto G7
Dimensiones 159,4 x 76 x 9,3 mm 157 x 75,3 x 8,3 mm 157 x 75,3 x 8 mm
Peso 193 g 176 g 172 g
Tamaño de pantalla 6,2"
Panel IPS LCD
Resolución 1.570 x 720 px 2.270 x 1.080 px 2.270 x 1.080 px
Puntos por pulgada 279 ppp 405 ppp 405 ppp
Cámara trasera 12 Mpx f/2.0 16 Mpx f/1.7
5 Mpx f/2.2
12 Mpx f/1.8
5 Mpx f/2.2
Cámara frontal 12 Mpx f/2.0 12 Mpx 8 Mpx
Procesador Snapdragon 632 Snapdragon 636 Snapdragon 632
Memoria RAM 4 GB
Almacenamiento 64 GB
Batería 5.000 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh
NFC No
Bluetooth
Radio FM
4.2
5.0
4.2
Precio 195 euros 298 euros 249 euros

Eso no tiene por qué significar que no merezca la pena, y es que a estas alturas las diferencias entre móviles en esos precios son escasas, con detalles que hacen que la balanza de compra se incline en un sentido u otro, pero no por mucho.

Nuestra opinión sobre el Moto G7 Power es buena en líneas generales tras la prueba. A continuación vamos analizando área por área qué nos ha parecido este teléfono.

Fiel a la estética de Motorola y con cuerpo de plástico

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

A estas alturas de 2019, estamos ya acostumbrados a ver móviles de cristal. Es una buena noticia por el aspecto premium que dan a los móviles, pero una malísima por lo frágiles que son. Dependiendo del tipo de usuario que seas, preferirás cristal u otro material.

En el caso del G7 Power, el material elegido es el plástico, y casi podemos decir que se agradece. Es un oasis a día de hoy que aquellos de manos más resbaladizas agradecen, sobre todo porque no se nota negativamente en el peso o la disipación del calor.

Lo primero que notas al echarle el guante a este teléfono es que pesa bastante, 193 gramos, unos 20-30g por encima de lo habitual ahora mismo, aunque esto tiene en gran medida que ver con el peso de la gran batería que monta.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Es grande, y es que con una pantalla de 6,2 pulgadas tienes que serlo, por mucho que exprimas los marcos. No es un móvil apto para bolsillos ni manos pequeñas, y eso se nota porque cuesta llegar con una sola mano a toda la pantalla. Por otra parte, no es algo nuevo sino que se ha hecho común en casi todos los dispositivos.

Llama la atención que el altavoz esté justo junto a la cámara frontal, algo no demasiado habitual, aunque ya lo vimos el año pasado con, por ejemplo, el Huawei P20.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Otra pequeña pega en diseño es que cuesta trabajo acostumbrase a la ubicación del lector de huellas. Está situado en la zona trasera, pero un poco más abajo de lo normal. Durante los primeros días vas a tocar irremediablemente donde no es hasta que te habitúes a forzar un poco el gesto.

El aspecto estético es, como decimos en el titular, fiel al 100% a la esencia de Motorola, con el nombre de la marca bajo la pantalla y la cámara gigante circular tan característica de esta marca.

Una pantalla que funciona mejor de lo que dicen sus especificaciones

Moto G7 Power -PIXEL

Nada más echar un vistazo a las especificaciones técnicas del Moto G7 Power antes del análisis, te haces una idea de lo que te vas a encontrar. Es inevitable repasar estas características para saber más o menos qué terreno pisas, aunque luego la realidad confirma o desmiente las sospechas de quien elabora la prueba.

En este caso podemos afirmar sin duda que el funcionamiento de la pantalla ha superado nuestras expectativas. Sobre el papel es un panel de 6,2" bastante modesto, de tipo IPS LCD y con resolución HD+.

Pantalla Moto G7 Power

Así es el brillo por sectores de la pantalla del Moto G7 Power.

No destaca tampoco en puntos por pulgada -sólo 279ppp- ni en proporción pantalla-cuerpo, del 77,6%. Sin embargo, a la hora de la verdad se nota poco la diferencia entre esta pantalla y una Full HD+ de otros móviles de su mismo segmento.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

La diferencia real no es tanta. La nitidez es buena, los ángulos de visión también y los colores son bastante intensos. Por ejemplo el azul, el rojo o el amarillo tienen una saturación que resulta agradable ni demasiado alta ni en tonos apagados como ocurre por desgracia en otras pantallas. Eso hace que no hayamos notado un paso atrás viniendo de móviles Full HD+ con >300 puntos por pulgada.

En las siguiente imagen podemos ver cómo se ve este panel desde distintos ángulos:

Pantalla Moto G7 Power

Así se ve la pantalla del Moto G7 Power desde distintos ángulos.

Además en los Ajustes puedes ajustar manualmente el modo de color, algo que siempre se agradece. Te da a elegir entre color Natural, Mejorado y Saturado, aunque a decir verdad entre el modo "mejorado" y "saturado" la diferencia es imperceptible.

La pega más evidente es que viene con ceja ancha, un tipo de notch que ya se está dejando de usar. De hecho, el Moto G7 no lo tiene y opta por el notch estrecho, menos invasivo.

No se entiende demasiado bien que no se haya apostado por la misma solución para toda la familia Moto G7, dejando la variante Power estancada en un diseño de pantalla que parece poco a poco superado.

No es Android One, pero casi: a un paso de la perfección

Poco a poco los usuarios se van acostumbrando a Android One, la versión más "limpia" de Android, la que equipan por ejemplo los Xiaomi Mi A2. Sin aplicaciones preinstaladas ni procesos de sobra, funcionan más rápido porque simplemente eliminan todo aquello que no es imprescindible, y luego que el usuario decida.

En este caso, uno de los aspectos positivos que hemos encontrado en esta review del Moto G7 Power es que no es Android One, pero se parece mucho. Lenovo y Motorola han tratado de invadir lo menos posible el sistema operativo, absteniéndose de llenarlo de aplicaciones de fabricante.

Interfaz Motorola Moto G7 Power

Sólo han incluido algunos widgets y un menú Moto en los Ajustes para acciones automatizadas, nada más. Quizás por eso la fluidez de la interfaz es perfecta en todo momento.

Las aplicaciones que hay son las de Google: su teléfono, sus contactos, Google Photos como Galería y todo lo habitual. Si quieres algo más, eres totalmente libre de instalarlo.

Interfaz Motorola Moto G7 Power

Lo que se echa en falta, y he aquí el único impedimento en software, es la navegación por gestos. En Android 9.0 Pie ya es posible, la versión que trae este teléfono, pero por algún motivo no ha sido habilitada. Sí que puedes activar la llamada "Navegación por un botón", bastante menos intuitiva. Consiste en deslizar el botón home a la izquierda para retroceder y mover hacia arriba para el al escritorio.

Los 5 mejores launcher de Android que puedes descargar

Un detalle que nos ha gustado bastante es que en Ajustes > Pantalla puedes activar el modo oscuro para toda la interfaz del teléfono.

Desbloqueo facial básico

El Moto G7 Power tiene desbloqueo facial, aunque ciertamente hay que decir que los hemos probado mejores. Es rápido, pero no siempre acierta y tiene muchísimas dificultades cuando vas andando o falta luz.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

El problema es que se trata de un desbloqueo facial que toma una imagen de tu rostro como referencia con su única cámara frontal y luego la compara en tiempo real con tu cara. Esto hace que sea bastante menos seguro que el desbloqueo por infrarrojos, el que usa el FaceID de Apple y algunos móviles Huawei y Xiaomi. En su caso, lo que hace es proyectar una señal infrarroja que detecta los relieves de tu cara y los compara con los datos almacenados. De esta forma es imposible engañarlo con una simple foto.

Es el motivo por el que tampoco funciona en la oscuridad, y es que simplemente su cámara no puede detectar tu rostro si no hay suficiente luz.

En combinación con el desbloqueo por huella dactilar ofrece todo lo que necesitas, y es que no se le puede exigir un desbloqueo por IR, bastante costoso ahora mismo.

Rendimiento equivalente a otros chips en el día a día

Snapdragon 632 por primera vez en este móvil y otros de su misma familia, una oportunidad para valorar un procesador que un poco por debajo del 636 y el 660, dos chips que han funcionado muy bien hasta ahora.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Hace pocos cambios con respecto a Snapdragon 636, un procesador eficiente y que proporciona buena fluidez. En este caso, el Moto G7 Power exprime bien su flamante procesador, que se puede decir que rinde de forma que nada tiene que envidiar en el día a día a Snapdragon 660, por lo que podemos valorar con nuestra propia experiencia.

Es cierto que a estos niveles las diferencias en rendimiento son milimétricas. En el día a día no se aprecia diferencia alguna con otros chips de esta gama, ni siquiera con Kirin 710 de Huawei. Nada de lag ni ralentizaciones y fluidez perfecta en todo momento. Realmente es todo lo que se puede pedir.

  Moto G7 Power Nokia 5.1 Plus Nokia 7.1 Xiaomi Mi 8 Lite Huawei Mate 20 Lite
Procesador Snapdragon 632 Helio P60 Snapdragon 636 Snapdragon 660 Kirin 710
RAM 4 GB 3 GB 3 GB 4 GB 4 GB
AnTuTu 107.511 119.530 116.538 144.010 137.128
3D Mark (Sling Shot) 515 / 543 1.140 / 732 944 / 752 1.359 / N.D. 1.441
GeekBench
Single
Multi

1.251
4.494

N.D.

1.329
4.882
1.619
5.670
1.265
4.409
PCMark 2.0 6.152 7.041 6.126 6.203 6.551
AIMark N.D. 650 201 852 N/D
Moto G7 - antutu

Cierto es que a nivel gráfico su GPU Adreno 506 tiene problemas con juegos como PUBG o Arena of Valor. Debes jugar con gráficos intermedios porque simplemente no puede procesar sus gráficos, aunque eso no te impide jugar. Además sí que hace una cosa bien: apenas se caliente, y eso que el plástico no es el mejor material en este sentido.

Moto G7 - antutu

A menos que seas gamer o tengas necesidades muy específicas en cuanto a potencia, el Moto G7 Power merece la pena en este sentido. Con sus 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento incluso cumple sobradamente en memoria.

¿La mejor autonomía del mercado? Es posible, y se agradece

En este análisis del Moto G7 Power la batería es un punto fundamental. Que se apellide "Power" no es casualidad, y es que para la marca es el caballo de batalla con el que quiere atraer a usuarios, y la verdad es que cumple con lo prometido en el eslogan en el que promete batería "para días".

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Con 5.000 mAh de capacidad, la verdad es que esperábamos un buen desempeño, pero ha superado las expectativas. Este móvil nos ha llegado a dar hasta ocho horas de pantalla, y hablamos de un uso con aplicaciones de vídeo y redes sociales de por medio, que ya de por sí suelen consumir bastante.

Es un muy buen dato que se traduce en dos días o dos días y medio de autonomía, muchísimo más de lo que se estila ahora en el mercado. Además, el consumo es equilibrado. En otros móviles se nota que al jugar o abrir aplicaciones que consumen datos constantemente la batería cae rápidamente. En este caso no ocurre y se mantiene más o menos constante.

Motorola Moto g7 Power- carga

Por otra parte, y esto también ayuda a marcar la diferencia: tiene carga rápida, pero ¿cómo de rápida? En una carga completa se toma aproximadamente 125 minutos, una cifra que está bastante bien si tenemos en cuenta que son 5.000 mAh lo que hay que cargar. Para hacernos una idea, el Honor 8X tarda lo mismo en cargar sus 3.750 mAh.

Eso sí, tarda un poco más de lo normal en arrancar y coger velocidad que otras tecnologías. Para llegar al 50% de carga toma 50 minutos aunque tenemos que tener en cuenta que este 50% sería mucha más cantidad de batería que un 50% de modelos con 3000mAh, por ejemplo.

Jack de auriculares y USB Tipo C, pero con una ausencia marcada

En este apartado de conectividad, hemos querido comenzar por la principal ausencia, la del chip NFC. Eso significa que con este móvil no podrás hacer pagos móviles, algo a lo que cuesta trabajo desacostumbrarse una vez que empiezas.

Tampoco tiene WiFi AC, y eso es una mala noticia, aunque sí te puedes conectar a redes de 5 GHz, más rápidas que las de 2,4 GHz.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Este apartado es importante porque cualquier resbalón en él es decisivo: si un usuario quiere NFC el no tenerlo te descarta automáticamente, aunque por el momento pocos móviles por debajo de los 200 euros han reunido NFC, USB C y WiFi AC.

No se puede decir que no sea un mal móvil en conectividad, aunque sí deja pasar el tren de los pagos móviles, una prestación que le habría catapultado en el ranking de compra de la mayor parte de sus potenciales compradores.

Fotos decentes, excepto con poca luz

A la hora de crear un móvil, todas las marcas tienen que decidir a qué quieren dar prioridad. Salvo en la gama alta premium, la que se acerca a los 1.000 euros o lo supera, todos los demás dispositivos tienen que renunciar a algo.

Uno de los elementos más caro es la cámara. Si es buena, normalmente dispara el precio del teléfono.

Fotos realizadas con la cámara del Moto G7 Power

En este caso, la cámara del Moto G7 Power es más que decente para el precio que tiene y cumple al 100% tratándose de una sola lente de 12 Mpx. No tiene nada que envidiar a otros móviles de precio similar, salvo de noche. Son las fotos nocturnas su auténtico talón de Aquiles, además de ciertos problemas con el modo retrato.

En este enlace puedes ver todas las fotos en resolución original y sin comprimir.

Fotos realizadas con la cámara del Moto G7 Power

En líneas generales, sus fotos cumplen cuando hay buena iluminación, sobre todo en color y textura. No tiene modo IA pero en modo automático capta perfectamente todos los detalles, aunque si lo prefieres puedes activar el modo manual.

Fotos realizadas con la cámara del Moto G7 Power

Se le pueden poner pocas pegas en condiciones óptimas. Quizás las dificultades que tiene para enfocar objetos cercanos, incluso si lo intentas manipulando el macro en modo manual, pero nada más.

La cosa cambia cuando usas su cámara trasera en condiciones de poca luz. Salen demasiado oscuras o muy lavadas si manipulas manualmente el brillo, y tampoco tiene método nocturno específico, así que no hay más que conformarse. Con una apertura de f/2.0 no se podía esperar muchísimo más.

Modo retrato: decente por delante, demasiado artificial por detrás

Con una única lente trasera, es complicado que un móvil haga fotos en modo retrato de forma destacada. Los Google Pixel lo logran, pero gracias a un software que no está al alcance de nadie más que de Google.

El Moto G7 Power no llega a tanto, y por eso sus fotos en modo retrato a una tercera persona quedan excesivamente artificiales. Se nota que el desenfoque ha sido realizado interpretando qué es segundo y primer plano, vía software y no muy refinado.

En algunas de las imágenes que compartimos en este apartado se puede ver cómo la cámara tiene auténticos problemas para resolver contornos y decidir qué debe desenfocar y qué no.

En selfies la cosa mejora un poco. Con una lente de 8 Mpx y f/2.2 de apertura se las apaña para resolver mejor las imágenes, que sí quedan a la altura de lo que cabría esperar en un móvil de gama media.

Modo retrato Moto G7 Power

Comparativa de foto con y sin modo retrato en el Moto G7 Power

Conclusión: una buena compra si buscas sobre todo autonomía

Muchas cosas son las que hay que valorar a la hora de comprar un móvil, pero fuera de toda duda si lo que buscas es una batería de larga duración, este Moto G7 Power no te decepcionará.

Lo positivo es que, más allá de buena autonomía, ofrece buena fluidez y unas fotos decentes. Estamos acostumbrados a que cuando un móvil de gama media o de entrada se enfoca en la batería, lo hace dejando muy de lado el resto de características. Aquí no ocurre, y eso es bueno.

Fotografías del diseño del Moto G7 Power

Durante el tiempo un servidor se ha tomado para elaborar este análisis del Moto G7 Power, la comodidad ha sido la tónica. Nada de lentitud, y eso se agradece bastante. Además te olvidas de tener que llevar el cargador encima si sales de casa o vas al trabajo.

Por los 195 euros que cuesta quizás puedes encontrar otros móviles con mejor cámara o pantalla, pero muy pocos con mejor rendimiento, algo que sumado a la batería para más de dos días lo convierte en un móvil de notable.

Nos ha sorprendido muy positivamente no sólo su autonomía sino su rendimiento, y es que quizás Snapdragon 632 no es el chip más potente de Qualcomm, aunque habida cuenta de lo que hemos podido probar y tocar, cumple de forma más que notable.

Lo mejor

  • Batería para más de dos días
  • Rendimiento fluido y equilibrado
  • Android 9.0 Pie bastante limpio
  • Carga rápida

Lo peor

  • Fotos nocturnas mejorables
  • No tiene soporte Wi-Fi AC ni BT 5.0
  • Sin chip NFC
  • Carece de navegación por gestos

Nuestra valoración

Diseño

6/10

Pantalla

7/10

Hardware

7/10

Software

9/10

Cámara

6/10

Batería

10/10

Conectividad

8/10

Sonido

7/10

Nota técnica

75

Relación calidad/precio

Ver ahora: