Skip to main content

Nothing Phone (1), análisis y opinión

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño diferente
  • Nothing OS fluido
  • Buen sonido estéreo
  • Con carga inalámbrica

Lo peor

  • Brillo automático insuficiente
  • Carga rápida de solo 33 W
  • Procesado fotográfico
  • Sistema de enfoque

31/07/2022 - 09:01 | Actualizado 04/08/2022 - 10:18

Tras dos semanas de uso como móvil personal, analizamos el Nothing Phone (1) y te contamos todos los detalles de su diseño y nuestra opinión sobre la experiencia de uso que ofrece con Nothing OS.

Hacerse un hueco en el mercado tecnológico no es algo sencillo cuando eres una pequeña startup y tienes que competir con gigantes de la talla de Samsung, Xiaomi o realme. Sin embargo, los responsables de Nothing no son unos recién llegados y saben bien cómo llamar la atención de los usuarios.

Lo demostraron con los auriculares Nothing Ear (1) –aquí tienes su análisis— como su primer producto, y ahora han generado una gran expectación con la llegada de su primer smartphone: el Nothing Phone (1) que vamos analizar.

La propuesta del primer móvil de la marca afincada en Londres se orienta a la gama media en hardware, pero con una experiencia de uso premium, un diseño y agilidad propios de los móviles más top del mercado. Lo mejor es que lo consigue partiendo de un precio de 469 euros (8 GB + 128 GB), 499 euros (8 GB + 256 GB) y 549 euros (12 GB + 256 GB).

VIDEO

Review del Nothing Phone (1), ¿mucho ruido y pocas nueces?

Nothing Phone (1)
PantallaOLED de 6,55 pulgadas | Resolución de 2.400 x 1.080 píxeles | Formato 20:9 | Densidad de 402 ppp | Tasa de refresco de 120 Hz | HDR 10 | Gorilla Glass 5
ProcesadorProcesador Qualcomm Snapdragon 778G+ | Adreno 642L
Memoria RAM y almacenamiento8 GB y 12 GB LPDDR5 | 128 y 256 GB UFS 3.1 | No ampliable con microSD
CámarasPrincipal: IMX 766 de 50 Mpx f/1.88 | Ultra gran angular: Samsung JN1 de 50 Mpx f/2.2
Cámara FrontalIMX 471 de 16 Mpx f/2.45
Batería4.500 mAh | Carga rápida 33 W | Carga inalámbrica Qi de 15 W | carga inalámbrica inversa de 5 W | No incluye cargador
Sistema operativoNothingOS 1.3 | Android 12
Conectividad5G | WiFi 6 (802.11 ax) | Bluetooth 5.2 | NFC | USB-C | A-GPS, Glonass, BDS, Galileo
Dimensiones y peso159,2 x 75,8 x 8,3 mm | 193,5 gramos
Precio469 euros (8 GB + 128 GB) | 499 euros (8 GB + 256 GB) | 549 euros (12 GB + 256 GB)

Análisis de Nothing Phone (1) por apartados:

Fresco, diferente y bien conectado

Más allá de las altas expectativas que se generaron desde el departamento de marketing de Nothing, lo cierto es que el Nothing Phone (1) es un móvil que marcará un antes y un después en el diseño de los móviles, condicionando su estructura interna y componentes a la estética final del producto.

Llevamos bastante tiempo viendo cómo las marcas presentaban decenas de móviles clónicos que, en el mejor de los casos, se diferencian únicamente por la forma de su módulo de cámaras. Véase el ejemplo del Oppo Find X5 Lite --que ya hemos analizado— y el OnePlus Nord CE 2 del que te dejamos nuestra opinión.

VIDEO

Nothing Phone (1) - Unboxing

La propuesta del Nothing Phone (1) es como una brisa de aire fresco en términos de diseño gracias a una trasera transparente que deja ver algunos componentes internos aportando un aspecto vanguardista al smartphone. Por si eso no fuera suficiente, la trasera del Nothing Phone (1) incorpora lo que Nothing ha denominado acertadamente como Interfaz Glyph.

La Interfaz Glyph son más de 900 luces LED formando unas líneas de luz que hacen destacar la silueta de la bobina de carga inalámbrica o el módulo de cámara, así como sobre el puerto USB.

Más allá del componente estético, Nothing ha encontrado varias utilidades a estas llamativas luces que hacen las funciones de luz de notificaciones, flash de relleno para las cámaras traseras o como indicador del nivel durante la carga.

El chasis de aluminio que rodea el terminal tiene un acabado recto con esquinas redondeadas que recuerdan muy mucho al diseño de los iPhone 13, del que adopta también la posición de los botones de encendido y de volumen situados en laterales opuestos.

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

Con unas dimensiones de 159,2 x 75,8 x 8,3 mm no es un smartphone especialmente compacto. Al tener unas líneas tan rectas hace que no resulte tan ergonómico en la mano, algo a lo que también contribuyen sus 193,5 gramos.

Personalmente no me ha resultado incómodo usarlo teniendo en cuenta que no tengo las manos grandes, pero tampoco podría decir que es el más cómodo que he probado en 2022 y los 8,3 mm de grosor se dejan notar en este móvil más que en ningún otro.

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

En el borde inferior encontramos la ranura para la doble nanoSIM 5G, el puerto USB C y uno de los dos altavoces estéreo que dotan al Nothing Phone (1) de un sonido con bastante cuerpo.

Los altavoces reproducen un rango de frecuencias amplio en el que se dejan notar los bajos sin descuidar los medios y en los que los agudos no chirrían. Si bien es cierto que no es un sonido tan bueno como el que encontramos en las gamas alta, pero se sitúa ligeramente por encima de la mayoría de sus rivales.

Panel OLED más que correcta para un gama media

En el frontal encontramos algunas sorpresas agradables y otras no tan buenas. En la balanza de lo positivo: su brillo, la calibración del color y contar con unos marcos simétricos en todo el perímetro de la pantalla.

Nothing ha logrado esta simetría en los marcos incorporando una pantalla flexible que permite ocultar parte del cableado necesario que obliga a los móviles a tener una barbilla algo más ancha que el resto. Pese a ser un panel flexible, la pantalla es totalmente plana por sus cuatro costados.

Nothing Phone (1)
R.Andrés

El Nothing Phone (1) ha optado por una pantalla OLED de 6,55 pulgadas y resolución Full HD+ (2.400 x 1080 píxeles) con la cámara frontal integrada en la esquina superior izquierda en forma de un orificio bastante contenido.

El primer móvil de Nothing entrega un color bien calibrado que permite elegir entre dos perfiles con los que cubre los espacios de color sRGB y DCI-P3, ajustar la temperatura del color y poco más.

La unidad que nos ha enviado Nothing no presenta tintado en verde ni problemas con los píxeles que rodean la cámara frontal. Según Nothing, todas las pantallas OLED son susceptibles de teñirse de verde con un brillo bajo, por lo que no es un problema exclusivo de los Nothing Phone (1).

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

En cualquier caso, la compañía reconoce que el número de afectados por estos problemas en la pantalla es muy bajo y afirman estar trabajando en una actualización de software para corregirlo y minimizar todavía más el riesgo.

Los de esta pantalla no son unos colores sobresaturados y los 402 ppp dejan una buena nitidez en textos y gráficos. Por lo que buenas sensaciones en general al ver series y contenidos en HDR10 gracias a un brillo de 753 luxes con picos de hasta 1.112 luxes de media.

Nothing Phone (1), análisis y opinión

La nota negativa la pone un ajuste de brillo automático demasiado conservador que siempre se ha quedado corto y que se niega a activar el modo HBM (High Brightness Mode) incluso a pleno sol, cuando más falta hace ese pico extra de brillo que la pantalla podría entregar.

Eso hace que, en exteriores bajo el abrasador sol veraniego, el Nothing Phone (1) presente algunos problemas para ver el contenido de la pantalla. 

La tasa de refresco es de 60 Hz o 120 Hz, pero no es adaptativa. Por lo que funcionará a una frecuencia u otra dependiendo del soporte de las apps, pero sin pasar por valores intermedios como hacen las pantallas LTPO.

Nothing OS aporta una experiencia que recuerda a los mejores tiempos de Oxygen OS

Lanzar el primer móvil de una compañía no es tarea fácil, más si cabe cuando tienes que demostrar a los inversores que tu modelo de negocio es viable.

En ese contexto, a nadie le extrañará que Nothing haya apostado por un hardware de gama media con el que asegurarse un buen porcentaje de ventas que sirvan de colchón financiero a las propuestas que lleguen en el futuro.

Nothing Phone (1)
R.Andrés

En el interior del Nothing Phone (1) encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 778G+, básicamente una versión modificada del Snapdragon 778G que ya conocíamos, para añadir soporte para la carga inalámbrica.

Por todo lo demás, este procesador de ocho núcleos y 6 nm ofrece un rendimiento muy similar al del Snapdragon 778G que montaba el Honor 50 5G que probamos a finales de 2021 y ligeramente por encima de los Dimensity 920 que tan buenos resultados nos dieron en el análisis del realme 9 Pro+, uno de los principales rivales del Nothing Phone (1).

Nothing Phone (1)Motorola Edge 30Honor 50 5Grealme 9 Pro+
ProcesadorSnapdragon 778G+ 5GSnapdragon 778G+ 5GSnapdragon 778G 5GDimensity 920
Geekbench 5 Single820 puntos818 puntos784 puntos803 puntos
Geekbench 5 Multi2.935 puntos2.915 puntos2.875 puntos2.265 puntos
3D Mark Wild Life2.875 puntos | 17,20 fps2.641 puntos | 15 fps2.501 puntos | 15 fps2.305 puntos | 13,80 fps
AnTuTu565.456 puntos548.035 puntos 517.892 puntos491.615 puntos
PC Mark16.431 puntos13.670 puntos11.761 puntos11.260 puntos

Durante las dos semanas que he estado usándolo como móvil principal se ha comportado de forma fluida al ejecutar apps y pasar de una a otra otra sin tirones ni lags, y mostrando un comportamiento muy equilibrado.

Obviamente no estamos ante un procesador de la serie 800, por lo que, pese a ser un procesador ajustado para que su GPU Adreno 642L rinda mejor en juegos, no hemos podido ejecutar los juegos a máxima calidad

 

Al hacerlo han aparecido algunos tirones en títulos como Genshin Impact, acusando también un aumento en la temperatura de la trasera. A pesar de este aumento de temperatura, el Thermal Throttling no es muy acusado, siendo capaz de mantener un buen nivel de rendimiento constante.

El Nothing Phone (1) que hemos estado probando es la versión intermedia con 8 GB de RAM LPDDR5 y 256 GB de almacenamiento interno con tecnología UFS 3.1. A día de hoy creo que esta es la opción más equilibrada por precio y rendimiento, pero la versión con 12 GB y 256 GB garantiza un mejor rendimiento durante más tiempo.

Nothing Phone (1)Motorola Edge 30Honor 50 5GRealme 9 Pro
Escritura secuencial658,34 MB/s550,82 MB/s471,34 MB/s332 MB/s
Lectura secuencial1,13 GB/s1,263 MB/s776,13 MB/s744,34 MB/s
Escritura aleatoria34,26 MB/s52,67 MB/s41,77 MB/s26,97 MB/s
Lectura aleatoria25,22 MB/s31,86 MB/s22,49 MB/s13,26 MB/s
Velocidad de copia en memoria6,61 GB/s6,10 GB/s5,80 GB/s5,61 GB/s

Además de por su diseño, uno de los apartados donde más expectativas levantaba este Nothing Phone (1) era por el sistema operativo.

Nothing OS se presenta como una capa que prioriza la fluidez y la eficiencia por encima de todo Esta premisa nos hace viajar un par de años atrás y nos evoca los buenos tiempos de OxygenOS. Más si cabe estando Carl Pei, exfundador de OnePlus, liderando este nuevo proyecto.

VIDEO

Así es Nothing OS, el sistema operativo de Nothing

Nothing OS 1.1 está basado en Android 12, pero desde la compañía garantizan 3 años de actualizaciones del sistema (hasta Android 15) y 4 años de parches de seguridad cada 2 meses.

Más allá de eso, Nothing OS ofrece una experiencia de Android casi puro cercana a los Pixel de Google, con algunas pinceladas propias en forma de app de Grabación o un panel de notificaciones distinto a lo habitual en el que se agrupan ajustes comunes como el icono de WiFi, Datos móviles y Compartir WiFi en un mini widget de mayor tamaño.

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

También se deja notar las opciones de personalización de Nothing Launcher, una app que Nothing presentó un mes antes del lanzamiento del smartphone, incluyendo widgets personalizados o carpetas de apps de mayor tamaño.

La estética tan particular se complementa con los sonidos, vibraciones, alarmas y patrones de luz de la Interfaz Glyph, totalmente personalizables desde el menú de Ajustes del sistema.

Nothing Phone (1), análisis y opinión
R.Andrés

En lo que se refiere a biometría el Nothing Phone (1) cuenta con un sensor de huella bajo la pantalla. Es un sistema que funciona correctamente, aunque no es ni el más rápido ni el más fiable. En más de una ocasión durante estas dos semanas de pruebas nos ha tocado insertar el PIN para desbloquearlo.

También cuenta con un sistema de reconocimiento facial que, tras la última actualización, ha empezado a funcionar mejor permitiendo desbloquear el terminal incluso con mascarilla, pero es menos efectivo que la huella dactilar. En cualquier caso, y pese a apreciarse una gran mejoría, este es un apartado en el que Nothing debería seguir mejorando.

Menos es más…siempre que el hardware se use correctamente

En el apartado fotográfico, Nothing ha escuchado a los usuarios prescindiendo de todas aquellas cámaras que no aportan nada en el apartado fotográfico, apostándolo todo a dos cámaras en las que se prioriza la calidad.

Los dos sensores elegidos son viejos conocidos en la gama media y alta: el Sony IMX 766 de 50 Mpx que tantas alegrías nos dio en el análisis del realme 9 Pro+ o en el OnePlus Nord 2 5G –aquí lo analizamos—, y el Samsung ISOCELL JN1 de 50 Mpx como el que monta el OnePlus 10 Pro que también pudimos analizar hace algunas semanas.

Nothing Phone (1)
R.Andrés

En lo que respecta a la app de cámara, Nothing Phone (1) continúa con la línea minimalista de la que hace gala en cada rincón de Nothing OS con una app bastante austera en opciones que opta por ocultar en un menú de Ajuste funciones básicas como el HDR, o quita de la vista otras como útiles en el uso diario como la resolución.

Cuenta con un modo Noche presente tanto en los apartados de foto como de vídeo, pero deja en manos de la Inteligencia Artificial su aparición. Es decir, si el reconocimiento de escenas considera que no hay la suficiente luz, muestra el icono de activación del modo Noche. Si no, es imposible utilizarlo.

Desde este enlace puedes descargar algunas muestras originales tal y como salen del smartphone para que compruebes su calidad.

CámarasApertura y estabilización
TraserasSony IMX766 | 50 Mpx | Tamaño de sensor de 1/1,56” | Focal equivalente a 24 mm | píxeles de 1 μmf/1.88 | OIS + EIS
Ultra gran angular: Samsung JN1 | 50 Mpx | Tamaño de sensor de 1/2,76” | Ángulo visual de 114º| píxeles de 0,64 μmf/2.2
FrontalSony IMX471 | 16 Mpx | Tamaño de sensor de 1/3,1” | 1 μmf/2,4 | EIS | foco fijo

Llevo todo 2022 analizando móviles con estos sensores, por lo que sé de primera mano qué esperar de cada uno.

Sin embargo, debo de decir que, en este momento, el Nothing Phone (1) no está aprovechando bien el potencial de estos sensores y ofrece unos resultados fotográficos que no pasan de ser buenos cuando la luz acompaña y solo correctos cuando escasea.

 

A su favor decir que el tratamiento de la imagen me recuerda a la de los móviles de Sony, con unos colores muy naturales y un procesado muy sutil que no satura los colores ni aplica filtros de enfoque que aporten un aspecto artificial a las fotos.

El nivel de detalle con la cámara principal a pleno sol es muy bueno, y el rango dinámico el esperado, pero tiene algunos problemas con el sistema de enfoque. Esto se acentúa si, además, entra en juego el HDR, cuyo resultado son unas fotos algo más lavadas en texturas haciendo que pierdan más nitidez.

 

Los resultados con la cámara UItra gran angular son algo peores en términos de nitidez, pero esto no es una novedad porque es lo que ya habíamos observado en otros móviles. Pero no lancemos las campanas al vuelo. Se mantiene dentro de unos márgenes más que aceptables manteniendo la nitidez en las esquinas.

El minimalismo en el procesado de las fotos se muestra también en la corrección de líneas del Ultra gran angular, que rápidamente tumba las verticales hacia el centro de forma muy notable, y un ajuste de color que difiere bastante del que aplica en el revelado de la cámara principal.

 

Nothing propone dos alternativas para acercarse a los objetos y obtener más detalle. Por un lado, cuenta con un modo Macro que habilita un enfoque a 4 cm con el gran angular. Es una buena opción, pero cuesta un poco más acertar con la precisión del enfoque, sobre todo si la pantalla no entrega el brillo suficiente para comprobarlo.

Por otro lado, desde la app se puede elegir un modo Zoom 2x que aplica un recorte digital directo sobre las imágenes tomadas por el sensor principal. Ambas son mucho mejores opciones que cualquier cámara Macro de 2 o 5 Mpx

Si tengo que elegir, en la mayoría de las veces elegiría las fotos Macro con el gran angular porque no aplica un excesivo filtro de enfoque en los bordes como sí hace en el zoom de la cámara principal. En cualquier caso, no es recomendable ir más allá de ese 2X si quiere mantenerse un mínimo de calidad.

 

Por la noche los problemas del Nothing Phone (1) con el enfoque y el procesado se acentúan y, mientras la cámara principal salva los muebles con lo justo mejorando el equilibrio de luces con el modo Noche, el gran angular pierde fuelle en el intento de minimizar el ruido aniquilando las texturas. Su único salvavidas es el modo Noche.

El modo Retrato del Nothing Phone (1) está bastante bien conseguido, aportando resultados pulidos en el recorte de los bordes y un procesado atractivo, aunque en la cámara frontal evidencia algunos problemas con el enfoque en los selfies con más de una persona en los que se centra en enfocar a una dejando al resto desenfocados.

 

Con buena luz deja selfies más que correctos y con un buen detalle en pieles. En los retratos con poca luz la cámara permite añadir una luz de relleno para las cámaras traseras utilizando los LED de la Interfaz Glyph.

Como medida desesperada no me parece mala idea, pero no deja de ser una luz directa, a poca distancia y con una temperatura que puede no ser la adecuada. El resultado más probable serán fotos con una luz demasiado dura y con un balance de blanco equivocado.

En los selfies con la cámara frontal se activa la pantalla para iluminar la cara y, aunque lógicamente la calidad no es la misma que a pleno sol, su calidad no decae tanto como esperábamos. Eso sí, Nothing, el enfoque continúa siendo un problema.

VIDEO

Muestra de Nothing Phone (1) - vídeo en 4K a 30 fps

VIDEO

Muestra de Nothing Phone (1) - vídeo en 1080p a 60 fps

El vídeo del Nothing Phone (1) tiene mucho margen de mejora. Contar con un estabilizador óptico en la cámara principal no garantiza la mejor nitidez en una resolución máxima limitada a 4K y 30 fps, presentando algunos tirones en el procesado.

Bajando a 1080 y 60 fps se mejora la estabilización, y si se activa el HDR la resolución queda limitada a 1080p y 30 fps como máximo.

Como nota curiosa, el Nothing Phone (1) activa una luz roja de Tally en la trasera para indicar que se está grabando vídeo.

¿Renunciarías a una carga más rápida por tener carga inalámbrica?

Podría parecer que en el apartado de la autonomía el Nothing Phone (1) no se sale ni un milímetro del guión de prestaciones de la gama media integrando una batería de 4.500 mAh. Sin embargo, cuenta con carga inalámbrica de 15 W, lo que lo convierte en una rara avis siendo el único de la gama media actual que incluye este formato de carga.

La duración de la batería no ha sido ninguna sorpresa –lo cual es bueno— y con un uso moderado he obtenido unas 7 horas de pantalla, mientras que, si le exigía algo más al procesador con sesiones de juego, el tiempo de uso de pantalla bajaba por debajo de las 5 horas y media. Pocas diferencias con la media de uso de otros móviles de su categoría.

Nothing Phone (1), análisis y opinión

En cuanto a la potencia de carga, el Nothing Phone (1) se queda muy por detrás ofreciendo una carga rápida de solo 33 W, cuando la mayoría de sus rivales de la gama media ya ofrecen carga rápida de 65 W, 80 W e incluso 120 W, y además incluyen el cargador en la caja. Algo que Nothing no hace.

Con esta potencia de carga, el Nothing Phone (1) tardará 47 minutos en alcanzar el 50% de su carga, y 1 hora y 55 min en completar el 100%.

Actualización de carga del Nothing Phone (1)

Actualización: Tras la última actualización del sistema recibida a finales de agosto de 2022 se ha optimizado considerablemente el tiempo de carga mejorando la compatibilidad del Nothing Phone (1) con los cargadores de otros dispositivos.

Hemos hecho una nueva medición del tiempo de carga y el resultado ha sido de 1 hora y 9 minutos para completar el 100% de su carga, lo cual es un 40% más rápido, y ha alcanzado el 50% de su carga en 26 minutos.

Una brisa de aire fresco que obliga a hacer demasiadas concesiones

Llegamos al final de este análisis del Nothing Phone (1) con el convencimiento de que, para ser el primer smartphone de la compañía, Nothing parte de muy buena base, aunque no creo que sea un móvil para todo el mundo.

El Nothing Phone (1) no es el mejor móvil de la gama media. De hecho, demuestra algunas carencias en el procesado de las fotos, en el brillo de la pantalla o en el rendimiento en algunos juegos. Sin embargo, la marca ha demostrado estar dispuesta a corregirlas a base de actualizaciones. Hemos recibido tres en las semanas que ha durado esta prueba.

Nothing ha apostado por un diseño disruptivo cuando lo fácil habría sido cubrir el expediente como un diseño convencional y jugar la baza de un mejor procesador. Nothing Phone (1) llega como una brisa de aire fresco en una gama media que empezaba a oler a cerrado.

Ser competitivo en un precio de 469 euros (8 GB + 128 GB) , 499 euros (8 GB + 256 GB) y 549 euros (12 GB + 256 GB) ha obligado a la marca a hacer concesiones, pero el balance general es positivo. No se me ocurre mejor candidato para aquellos que buscan un móvil equilibrado en todos los apartados y con un diseño diferencial por menos de 500 euros.

Nota técnica

87

Etiquetas:

Tecnología, Móviles

Y además