Skip to main content

Oukitel K8, análisis y opinión

06/12/2018 - 00:33

La compañía china Oukitel ha lanzado al mercado el Oukitel K8 un smartphone de gama de entrada que tiene una pantalla de gran calidad así como también una gran autonomía gracias a su batería de 5.000 mAh. Veamos qué tiene que ofrecer este móvil y para qué tipo de usuario puede ser una opción.

El Oukitel K8 es un smartphone que llega a un precio muy bajo, alrededor de 140 euros, y tiene algunas características que le sitúan en un rango superior como puede ser su batería o su pantalla. Es un smartphone grande, con marco unibody metálico y una trasera de plástico que a primera vista deja entrever que estamos ante un móvil chino económico.

No es un móvil para todos los públicos ya que es un smartphone grande y tosco por lo general pero sí que hay cierto tipo de usuario que puede agradecer esa batería de 5.000 mAh en el día así como también su pantalla de 6 pulgadas FullHD+.

En cuestión de rendimiento es un móvil que cumple, sin más, pero evidentemente no todos llevamos por la calle un Ferrari ni tampoco lo necesitamos para llevarnos exactamente al mismo sitio que nuestro utilitario de batalla.

  Oukitel K8
Tamaño 159,7 x 76,6 x 11,2 mm
Peso 241 g
Tamaño de pantalla 6"
Panel IPS 18:9
Resolución 2.160 x 1.080 px
Puntos por pulgada 402
Procesador Mediatek MT6570T
RAM 4 GB
Almacenamiento 64 GB
Batería 5.000 mAh
Cámara trasera 13 Mpx f/2.0
2 Mpx
Cámara de selfies 5 Mpx f/2.8
Precio de lanzamiento

140 euros

Oukitel K8

Oukitel K8, ladrillo a simple vista 

La compañía china ha querido integrar una batería de alta capacidad en el interior de este Oukitel K8 y eso ha hecho que las medidas del móvil crezcan por encima de lo que venimos viendo en el mercado. Pero más allá de eso no hay esfuerzo notable por intentar reducir algo más las medidas frente a otros móviles de la compañía con una batería aún mayor.

El móvil muestra unos marcos superior e inferior muy notables, marcos que pese a tener una pantalla 18:9 se hacen notar. Es curioso ver cómo otras compañías como Motorola con su Motorola One Power integra prácticamente la misma batería pero se ajusta el tamaño general del móvil al de la pantalla quedando un diseño todo pantalla real.

Oukitel K8

El Oukitel K8 es un móvil tosco, a la antigua usanza con alrededor de 1 centímetro de marco en la parte inferior y en la superior también y, pese a que viene con un protector de pantalla que podría dejar entrever un notch en la parte superior, no, no hay notch.

Es un móvil grueso, ya no solo tiene un marco metálico grande sino que la parte trasera está cubierta por una tapa curva que da más espacio interior a la batería y nos encontramos con un móvil que en su punto más grueso pasa 1,1 cm.

Oukitel K8

Si ya de por sí estamos ante unas dimensiones notables, tenemos que comentar que el peso no se queda atrás y, si bien, con sus 5.000 mAh de batería algo podíamos intuir... los más de 240 gramos de peso nos hacen ver cómo lo que parecía un ladrillo a simple vista, se convierte en un ladrillo en la báscula. Es uno de los móviles más pesados que hemos probado este año.

Como queja en el diseño de este Oukitel K8 solo podemos comentar que tiene conector microUSB algo que en 2018 ya debería evitarse y apostar por USB-C ya que es el nuevo estándar. Además como hemos visto anteriormente con móviles de la marca, el conector está más dentro de lo normal y habrá cables microUSB que no funcionarán.

Oukitel K8

Como extra adicional, dentro de la caja tenemos una funda de silicona para el terminal, un detalle que de por sí se agradece aunque hace que crezca un poco más en dimensiones el Oukitel K8.

Pantalla que sorprende para bien

El móvil Oukitel tiene una hoja de especificaciones que intenta maquillar que el corazón del mismo es un procesador que en 2018 podríamos calificar como gama baja. Entre esas especificaciones tenemos 4 GB de RAM o bien esta pantalla de 6 pulgadas FullHD+.

En este caso ha sido una sorpresa muy grata, ya que estamos ante una pantallas de buena calidad con un nivel de brillo aceptable para el rango de precios en el que nos movemos, alrededor de 360 lux de brillo máximo, y unos ángulos de visión sobresalientes.

Oukitel K8

Un panel IPS de 6 pulgadas 18:9 con resolución 2.160 x 1.080 px es más de lo que pueden decir móviles top como por ejemplo un iPhone XR y es por ello por lo que comentamos que 

Nos ha gustado el control de brillo automático de la misma y no hemos apreciado problemas a la hora de pasar de un entorno más oscuro a uno más iluminado ni tampoco en el caso contrario. El nivel de brillo mínimo es bajo, no molesta durante la noche.

Echamos en falta, eso sí, controles para la personalización de la pantalla: temperatura de color, perfiles de color y contraste pero es algo que, como decimos, en un móvil de 140 euros es casi pedir demasiado. Y por el mismo razonamiento no hablaremos de la carencia de soporte HDR.

Rendimiento de gama media de 2016

Entramos en uno de los puntos que más podemos criticar de este móvil y no es otro que el del rendimiento. Es un smartphone que no ofrece ni de lejos un rendimiento de gama media de 2016. Su procesador Mediatek MT6750T queda relegado a una gama baja / de entrada de este año 2018 que, recordamos, además está acabando.

Los 4 GB de RAM que le acompañan hacen un buen trabajo a la hora de gestionar multitarea lo que alivia un poco la sensación de falta de rendimiento del chip. Sin duda es un smartphone que no está enfocado a alguien que quiera pasar tiempo con juegos actuales ya que es el apartado gráfico uno de los que más sufren.

Oukitel K8

Este móvil es el claro ejemplo en el que tenemos una pantalla de gran resolución que no es capaz de mover de manera fluida en juegos el procesador y quizá, con una resolución más baja sí que se podrían conseguir tasas de fps jugables.

RENDIMIENTO Oukitel K8 Xiaomi Redmi 6 Motorola Moto G6 LG Q7 Huawei P Smart
Procesador MediaTek MT6750T Helio P22 Snapdragon 450 MediaTek MT6760S Kirin 659
RAM 4 GB 3 GB 3 GB 3 GB 3 GB
AnTuTu 54.884 75.794 67.189 111.558 87.563
3D Mark (Sling Shot) 194 378 437 755 319
GeekBench 672 / 2.721 818 / 3.578 742 / 3.848 1.325 / 4.941 867 / 3.335
PCMark 3.095 4.813 4.543 5.762 6.019

En el día a día no nos ha dado la impresión de ser un teléfono lento, pero está claro que nos falta algo de fluidez en menús y animaciones si estás acostumbrado a usar el móvil a un ritmo alto. No es un smartphone para usuarios que usen mucho el móvil.

Android 8 bastante limpio con guiños a funciones que están de moda

Está claro que este no es un móvil de última generación en hardware pero la compañía sí que ha hecho por adaptar ciertas tendencias como son el desbloqueo facial, que funciona bastante bien o el uso de gestos para silenciar el móvil o pasar imágenes en pantalla entre otros.

Oukitel K8 software

Este móvil tiene una capa de personalización muy ligera y es de agradecer. No estamos ante Android 8.0 limpio pero podría pasar por ello si no fuera por esos iconos personalizados que dejan entrever que estamos ante un móvil chino.

Tenemos en la pantalla de la izquierda la aplicación de Google y un cajón de aplicaciones al que accedemos bien al pulsar el botón central o al deslizar hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla.

No tenemos muchas opciones de personalización adicionales a lo que sería Android 8 limpio de hecho no hay opciones de personalización de pantalla, un modo lectura/noche o bien modo ahorro de batería, tan típico de móviles asiáticos.

En cuanto al software no podemos tener queja, si acaso, lo único la velocidad de las animaciones que es más lenta que a lo que estamos acostumbrados en 2018 y si eres un usuario intensivo lo notarás.

Oukitel K8

El cambio entre tareas se realiza mediante un menú en el que vemos las aplicaciones abiertas y podemos saltar entre ellas así como también cuánta memoria RAM ocupada tenemos en ese preciso instante.

Según nuestras pruebas si no lleva mucho tiempo abierta una aplicación, sea lo pesada que sea, podrás retomarla en el punto en la que la dejaste. Si pasan horas desde entonces o estás haciendo un uso intensivo de multitarea te puedes encontrar con que el móvil ha cerrado la aplicación en segundo plano.

K8 Oukitel

El sensor de huellas capacitivo funciona muy bien y es útil pero, ciertamente, la posibilidad de desbloqueo facial nos ha convencido durante el día y aunque no es el más rápido del mercado, se toma algo más de un segundo, sí que ha funcionado sin problemas por lo que el desbloqueo con huella lo hemos usado sobre todo por las noches.

Cámara, sensor Sony de 13 Mpx sí, pero de hace 4 años

Si hablamos del hardware de cámara tenemos que comentar que Oukitel saca pecho de su sistema dual de cámara trasero con un sensor Sony IMX135 Exmor RS y un sensor secundario de 2 Mpx. Ese sensor de Sony vio la luz en 2013 y llegó en móviles durante 2014 con ejemplos como el del Samsung Galaxy S4. Como vemos, hace mucho tiempo de aquello y la fotografía móvil ha avanzado muchísimo.

Oukitel K8

¿Queremos decir con esto que es mala cámara? No, pero sí que podemos decir que s un sensor más pequeño que lo que hoy día hay disponible y ello acaba afectando a la cantidad de luz que es capaz de captar. La lente que le acompaña es f/2.0 pero, no es comparable con sensores más actuales y la misma apertura.

Los resultados que obtenemos con este sensor no son malos, y sí, decimos con este sensor ya que el sensor secundario de 2 Mpx no se utiliza en ningún caso. Hemos probado el móvil tapando el sensor secundario en todo momento y destapándolo y la diferencia es nula. A continuación os dejamos una galería con fotos que hemos recomprimido para mostrar online (originales):

De hecho, se supone que está ahí para conseguir una segunda perspectiva y extraer datos de profundidad para hacer desenfoque pero nos encontramos con el modo Blur, que lo que hace es un desenfoque radial, nada que ver respecto a lo que sería una análisis de imagen y la aplicación de esos datos de profundidad que vemos en la gran mayoría de móviles con cámara trasera dual.

Volvamos a hablar de la calidad de las fotografías de este Oukitel K8 ya que no todo son malas noticias, podemos conseguir buenos resultados si hay buena iluminación y tenemos cierto pulso / cariño a la hora de disparar las fotos. En interiores la cosa cambia y es donde más notamos ese paso del tiempo y la evolución que ha habido frente a ese sensor uno de los primeros retroiluminados.

Fotos hechas con Oukitel K8

HDR off (arriba) vs HDR on (abajo)

Fotos hechas con Oukitel K8

Hablemos del soporte HDR en fotografía de este móvil que se realiza mediante la captura de varias imágenes y requiere estar un par de segundos con el móvil quieto. El resultado es salvable pero claro, dependemos de que el sujeto a fotografiar esté quieto y nosotros también.

Oukitel K8

El software de cámara es antiguo, recuerda a móviles chinos de hace uno o dos años, con una serie de filtros tras deslizar desde la izquierda y un carrusel de modos de foto y vídeo en el que destaca el modo PRO. En este modo podemos cambiar la exposición, balance de blancos e ISO, pero el tiempo de exposición lo calcula el móvil así que no es un modo que nos dé libertad total, y que podríamos denominar modo Pro capado.

Donde no tenemos buenas noticias es en su cámara frontal que monta un sensor de 5Mpx con una apertura f/2.8 insuficiente para poder conseguir buenas fotos cuando la luz no es óptima.

Fotos hechas con Oukitel K8

Como vemos la calidad no es mala en situaciones de iluminación buena pero no se trata de un móvil fotográfico algo que ya esperábamos sabiendo que tiene un precio de 140 euros. Por el precio que tiene no está mal en definición y nitidez con buena luz.

 

Batería de sobresaliente, tiempo de carga de suficiente

Uno de los puntos más publicitados de este terminal es su autonomía, esos 5.000 mAh son muy golosos en términos de Marketing, una cifra redonda y que augura un tiempo de uso alto de cerca de dos días. Tras nuestras pruebas podemos confirmar que no defrauda pero no es para tanto.

Oukitel K8

Haciendo un uso del móvil normal, con sus limitaciones en el apartado juegos eso sí, hemos podido llegar a la tarde noche del segundo día de uso con una carga completa por lo que estamos ante un móvil que viendo series o películas por streaming nos va a dar cerca de 11 horas y media y navegando baja a prácticamente 9 horas.

Oukitel K8

Es decir, estamos ante una buena autonomía pero se nota que el SoC es antiguo y tiene un consumo más elevado que otros más actuales y, por tanto, que consiguen igualar sus cifras con una batería más pequeña, en capacidad y tamaño. Móviles como el Xiaomi Mi 8 con 3.400 mAh consigue una autonomía similar en reproducción de vídeo y ligeramente por debajo en navegación y aquí sí que tenemos potencia y tiempo de carga reducido.

Oukitel K8 - carga batería

Lo más preocupante ya no es la autonomía que tiene, que, repetimos, está bien pero lejos de lo que uno puede hacerse a la idea viendo los smartphones actuales si tuvieran esos 5.000 mAh. El problema en sí es el tiempo para cargar su batería de tanta capacidad.

El Oukitel K8 no tiene un sistema de carga rápida como tal, el cargador que trae es 5V 2A y se acerca a las 3 horas y media para cargar la batería de 0 a 100%. Es un tiempo muy elevado y más si tenemos en cuenta que la autonomía que se consigue no es tanta como podría parecer en un principio.

Oukitel K8: móvil vintage con batería dopada para conseguir aguantar en 2018

Este móvil es un smarpthone a la vieja usanza, es un móvil con marcos, con un diseño tosco y anticuado que integra una pantalla 18:9 sí, pero con un peso de 249 gramos. Que tiene un sensor Sony sí, pero que es de hace cuatro años. Que tiene una batería de 5.000 mAh sí, pero con una plataforma hardware de 2016 no rinden igual que 5.000 mAh en 2018.

Oukitel K8 es un móvil que tiene un precio acorde a lo que ofrece en muchos aspectos y quizá está por encima en términos de calidad de pantalla y autonomía. Por 140 euros puedes tener un móvil que se defiende en la mayoría de situaciones sí y solo sí no usas juegos.

Oukitel K8

Efectivamente, como se desprende de nuestras palabras el Oukitel K8 no es un móvil para todos los públicos, es un smartphone que llega en 2018 teletransportado desde 2016 con una línea de diseño anticuada que solo se ve compensada por el irrisorio precio que tiene. Si quieres jugar o piensas aguantar con él mucho tiempo, quizá deberías pensar gastar un poco más y dar el salto a un móvil más actual como el Mi A2 Lite de Xiaomi. Si tu presupuesto es el que es, ya sabes las limitaciones que tiene y lo que puede ofrecer este K8 de Oukitel.

Lo mejor

  • Autonomía
  • Calidad de pantalla
  • Precio
  • Android 8 muy limpio

Lo peor

  • Peso y tamaño
  • Rendimiento
  • Conector microUSB
  • Tiempo de carga

Nuestra valoración

Diseño

5/10

Pantalla

8/10

Hardware

5/10

Software

8/10

Cámara

6/10

Batería

7/10

Conectividad

7/10

Sonido

7/10

Nota técnica

65

Relación calidad/precio

Ver ahora: