Skip to main content

realme Book, análisis y opinión

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño y dimensiones
  • Hardware solvente
  • Pantalla
  • Teclado y Touchpad

Lo peor

  • Webcam 720p
  • Conectividad
  • Partición del almacenamiento
  • Autonomía
Book

Book

realme apuesta por la calidad en el diseño y materiales con un portátil que monta los últimos procesadores Intel Core i3 y Core i5.

19/12/2021 - 12:01

Hace un par de años prácticamente nadie conocía la marca realme. Hoy es uno de los principales fabricantes de móviles y se empieza su expansión a otros ámbitos de la electrónica presentando sus primeros portátiles que llegarán a España en breve. Analizamos el realme Book y te damos nuestra opinión.

En poco tiempo realme ha pasado de ser prácticamente un desconocido a ocupar los primeros puestos en los rankings mundiales de fabricantes. La marca ha dado un paso más allá aventurándose en el terreno de los portátiles ultrabook.

Analizamos el realme Book, el primer portátil de la marca que apuesta por un equipo de gama media alta con un diseño atractivo y un equipamiento solvente.

El portátil todavía no está oficialmente a la venta, aunque lo hará de forma inminente. El realme Book que hemos analizado llega con un precio aproximado de 949 euros, por lo que se mete de lleno en el rango de precios mas disputado.

Realme Book
Dimensiones30,72 x 22,89 x 15,5 mm | 1,38 kg
Sistema OperativoWindows 11 Home
ProcesadorIntel Core i5-1135G7 de 11ª generación | 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento a 2,4 GHz con Turbo Boost a 4,2 GHz
Memoria RAM8 GB LPDDR4x a 4.266 MHz
Almacenamiento512 GB SSD M.2 NMVe PCIe Gen3
Tarjeta gráficaIntel Iris Xe
Tamaño de pantallaIPS LCD de 14 pulgadas | QHD (2.160 x 1.440 píxeles) | Formato 3:2 | 400 nits
Conectividad inalámbrica / redesWiFi 6 (802.11 ax), Bluetooth 5.2
Conectores de datos / A/VUSB 3.1 Tipo A | 2 x USB 3.2 Tipo-C (1x Thunderbolt 4) | Jack combinado de 3,5 mm
Batería54 Wh | Cargador USB-PD 65 W
Precio949 euros

Análisis del realme Book por apartados:

Un diseño familiar que transmite calidad, pero deja la conectividad en segundo plano

Las marcas acostumbran a adoptar dos estrategias básicas para aproximarse a nuevos mercados en los que no tienen presencia como es el caso de realme con los portátiles.

El primero de ellos es desde la innovación o la revolución total. Es decir, entrar arrasando con todo lo establecido con un producto único que cambia radicalmente el producto con respecto a los de sus rivales. Algo que no muchos se pueden permitir.

La segunda forma es de forma discreta adoptando formas y funciones ya consolidadas con el fin de hacerse un lugar en el mercado para, tras algún tiempo, ofrecer productos con su propia identidad y diseño diferencial.

Realme ha optado por la segunda opción presentando un portátil que irremediablemente recuerda a los portátiles MacBook Air de Apple y, sobre todo, bebe de las fuentes de los Huawei MateBook X Pro –que analizamos aquí—.

Con unas dimensiones de 30,72 x 22,89 cm, un máximo de 15,5 mm de grosor y 1,38 kg de peso, realme apuesta de forma inequívoca por el formato ultrabook orientado a la productividad, ofreciendo una herramienta de trabajo ligera, compacta y con potencia suficiente para afrontar sin problemas la mayoría de tareas diarias.

Las similitudes con los portátiles de Huawei son más que evidentes con un diseño minimalista en aluminio en el que únicamente destaca el nombre de la marca en la tapa con un acabado brillante. El realme Book llegará en dos acabados Gris Real y Azul Real. Este es el acabado que realme nos ha enviado para este análisis.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Pese al estrecho perfil encontramos un catálogo de conectores bastante habitual en este tipo de portátiles ligeros. En el lado derecho encontramos dos USB del tipo C de los cuales solamente uno de ellos cumple con el estándar Thunderbolt 4.

Es decir, que solo uno de ellos será capaz de cargar la batería, sacar señal de vídeo a un monitor externo, y transmitir datos a otros dispositivos o mediante red. Mientras que el otro USB C 3.2 solo ofrece alta velocidad en la transferencia de datos. Entre ambos puertos encontramos un LED que nos informa del estado de la carga.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

En el lateral opuesto encontramos un USB del tipo A 3.1 y un jack de audio combinado para auriculares y micrófono. Aunque nos hubiera gustado encontrar un puerto HDMI y un lector para tarjetas SD, los puertos que incluye el realme Book son los que habitualmente ofrecen sus rivales.

En la conectividad inalámbrica tampoco desentona aunque aquí encontramos algunas diferencias entre la configuración con el procesador Intel Core i3 y la versión con el Core i5 que estamos probando. En concreto, esta versión cuenta con Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.2 mientras que la versión con el i3 viene con Wi-Fi 5 y Bluetooth 5.1.

Si en el diseño exterior las similitudes con los portátiles de Huawei son más que notables, estas acentúan al levantar la tapa y encontrarnos con una disposición de elementos prácticamente idéntica a los que encontrábamos en el Huawei MateBook X Pro.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Si levantamos la mirada vemos que se ha hecho un buen trabajo de compactación de los marcos de una pantalla que ocupa el 90% del frontal y solo deja espacio en la parte inferior para ubicar el logotipo de la marca en el centro.

En definitiva, el realme Book no arriesga en su diseño y toma de sus rivales características ampliamente aceptadas para asegurarse el éxito en esos apartados y coger experiencia en este nuevo sector para la marca.

Buen brillo, resolución 2K y el mejor formato para ser productivos

Tal y como ya hace en sus smartphones, realme apostado por una pantalla de calidad para su primera incursión en el mundo de los portátiles. Algo que, por otro lado, también es una función que los equipara a sus rivales en el siempre disputado nicho de los ultrabooks.

Hablamos de una pantalla IPS LCD de 14 pulgadas con resolución 2K (2.160 x 1.440 píxeles) y un formato de 3:2. Este es un formato especialmente indicado para productividad ya que es un poco más cuadrado que el habitual de 16:9.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Arañar unas líneas de píxeles más de altura permite mostrar más contenido vertical en la pantalla, algo que se agradece mucho cuando se están editando documentos o al navegar por la web.

La pantalla ofrece muy buena nitidez al mostrar textos, pero también lo complementa con un brillo que alcanza los 400 nits. Este brillo permite utilizar el portátil en cualquier escenario de luz tanto en interiores como en exteriores a pleno sol sin que ello afecte a la visibilidad del contenido.

Buenas sensaciones también en el apartado de la fidelidad del color ya que la pantalla del realme Book ofrece una cobertura del 100% del espacio de color sRGB lo cual garantiza una buena fidelidad del color a la hora de editar fotos, vídeo o diseñar con cierta confianza.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

En el marco superior de la pantalla encontramos una webcam con resolución 720p con los mismos defectos que encontramos en la mayoría de sus rivales, ofreciendo una calidad demasiado justa para un portátil orientado para productividad en 2021.

Por suerte en el apartado del sonido encontramos un mejor comportamiento realme Book incluye el software Elevoc Vocplus que permite eliminar el ruido ambiente captado por la matriz de micrófonos, potenciando el sonido de la voz lo cual mejora las comunicaciones por vídeollamada.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

realme ha querido mejorar la calidad de audio integrada en el portátil y ha encargado a los ingenieros de Harman la afinación de su sistema de sonido. El resultado es bueno en términos de potencia obteniendo un buen volumen con una baja distorsión, pero no podemos esperar una gran presencia de bajos.

El estéreo está bien conseguido agregando soporte para DTS que le aporta una cierta direccionalidad cuando vemos series o películas, pero en ningún caso podríamos considerarlo envolvente. De todas formas, es más que suficiente para escuchar música mientras trabajas o para ver vídeos con la suficiente calidad de audio.

Procesadores Intel de 11ª generación acompañados por un hardware que cumple con las exigencias de Windows 11

En el apartado del hardware del realme Book tampoco defrauda y llega con una configuración de componentes equilibrada para un ultrabook orientado a la productividad.

Bajo el capó nos encontramos con un procesador Intel Core i5-1135G7 de 11ª generación. Un chip 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento con una frecuencia de trabajo de 2,4 GHz, pero capaz de escalar hasta los 4,2 GHz cuando se eleva la carga de trabajo.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Este es un procesador diseñado para priorizar el consumo por encima del rendimiento, pero no ha impedido que nos encontremos con un procesador perfecto para un uso general en el que las tareas de ofimática y navegación forman parte del día a día.

Esto no significa que su uso quede limitado a esos entornos. De hecho, en nuestras pruebas no se amilana ante tareas puntuales más exigentes de nuestro flujo de trabajo habitual como la edición fotográfica o de vídeo gracias a la ayuda de la GPU Intel Iris Xe integrada.

A pesar de su buen desempeño, no es un portátil pensado para llevar a cabo estas tareas tan exigentes de forma intensiva.

Realme BookHuawei MateBook X Pro 2021Asus TUF Dash F15Microsoft Surface Laptop 4
Procesador | RAMIntel Core i7 1135G7 | 8 GBIntel Core i7 1165G7 | 16 GBIntel core i7-11370H | 16 GBAMD Ryzen 7 Surface Edition (4980U) | 16 GB
Geekbench 4 Single5.672 puntos5.973 puntos6.450 puntos3.732 puntos | 4.537 puntos
Geekbench 4 Multi19.053 puntos14.790 puntos20.630 puntos20.110 puntos | 23.495 puntos
Geekbench 5 Single1.364 puntos1.413 puntos1.462 puntos956 puntos | 1053 puntos
Geekbench 5 Multi5.330 puntos4.104 puntos5.018 puntos5.651 puntos | 6.543 puntos
PC Mark 103.921 puntos4.443 puntos-3.997 puntos | 4.676 puntos
CineBench R15 CPU - OpenGL889 puntos | 93,41 fps660 puntos | 94,62 fps1.051 puntos | 113, 25 fps897 puntos - 54,40 fps | 1495 puntos - 65,26 fps

La unidad que hemos estado probando venía con una configuración de 8 GB de memoria RAM LPDDR4x a 4.266 MHz que ha respondido muy bien en las tareas de ofimática y navegación, aunque al ejecutar apps más exigentes se nota que esas 8 GB pueden no ser suficientes.

El apartado del almacenamiento viene cubierto por una unidad SSD M.2 NMVe Gen3 con una capacidad de 512 GB firmada por Samsung.De nuevo, nos encontramos ante una unidad que cumple con lo esperado para este estándar, entregando una tasa de lectura de 3.016,49 MB/s y 1.877,36 MB/s de escritura.

Esta unidad viene particionada en dos espacios de almacenamiento: uno para el sistema operativo y otro para los datos. Esto es algo que aplaudimos ya que mejora la seguridad a la hora de recuperar el sistema minimizando la pérdida de datos, pero creemos que el espacio que se ha dejado para el sistema es algo escaso.

Nos ha gustado el comportamiento del portátil en la gestión de la temperatura, donde los ventiladores se han mantenido apagados la mayor parte del tiempo y, solo cuando se ha exigido el máximo rendimiento, han hecho acto de presencia con una sonoridad realmente baja.

Realme BookMateBook X Pro 2021Asus TUF Dash F15Microsoft Surface Laptop 4
Lectura secuencial3.016,49 MB/s3.385 MB/s3.508,19 MB/s1.806,34 MB/s
Escritura secuencial1.877,36 MB/s3.014 MB/s2.835,33 MB/s1.039 MB/s

El portátil de realme nos llega con Windows 11 Home instalado en origen, obteniendo desde el primer minuto la experiencia de uso de la nueva versión de Windows.

Además de las aplicaciones habituales integradas en Windows, encontramos bastantes accesos de instalación para apps de terceros. Esto significa que la app en cuestión no se encuentra instalada, pero con solo pulsar ese acceso presente en el menú de Inicio, se iniciará su instalación.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

realme ha incorporado el software PC Connect, una aplicación que permite sincronizar un smartphone con ColorOS 11 o posteriores con el portátil y controlar el móvil y sus notificaciones desde la pantalla del portátil.

El sistema de biométrico compatible con Windows Hello integrado en el botón de encendido permite iniciar sesión de forma casi inmediata, aunque en alguna ocasión no nos ha reconocido la huella correctamente obligándonos a usar el PIN.

Buenas sensaciones para escribir cómodamente durante horas

El teclado es un elemento muy importante para un portátil orientado a productividad como es este realme Book, y hemos de decir que la marca ha hecho un buen trabajo con este componente en su primer portátil.

La unidad que hemos estado usando para esta prueba es un modelo internacional, por lo que no cuenta con la distribución de teclado ISO en español (de hecho, incluso incluye caracteres en Hindi). Sin embargo, las unidades que llegarán a al mercado español sí tendrán la distribución adecuada incluyendo la tecla Ñ entre otras.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

El tamaño de las teclas y su separación es muy acertado ya que proporcionan la suficiente amplitud como para pulsar las teclas con seguridad mientras las manos se mueven por el teclado reduciendo el número de errores al escribir e incrementando la velocidad.

Por otro lado, el recorrido de 1,3 mm y su baja resistencia a la presión hace que escribir en este teclado durante horas resulte muy cómodo. Personalmente me habría gustado una respuesta táctil al final del recorrido algo más marcada, pero es suficiente para notar que la pulsación se ha realizado correctamente.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

 El teclado está retroiluminado en blanco y permite tres niveles: apagado, medio y máximo. La serigrafía de las teclas en color blanco permite usar el portátil en escenarios con muy poca luz.

Las buenas sensaciones que hemos obtenido con el teclado también se trasladan al panel táctil, que ha reconocido sin problema los gestos de Windows 11 y ofrece una buena precisión en los desplazamientos y una buena presión de clic al activar los botones principal y secundario de la parte inferior.

Batería solo correcta que compensa con una carga rápida eficiente

La autonomía es una condición imprescindible para un ultrabook dado su carácter nómada. En este caso, la autonomía del realme Book, sin ser mala, no pasa de correcta.

Nos encontramos con una batería 54 Wh que llega algo justa al final de la jornada sin hacer algunas concesiones o limitar el uso de recursos para ahorrar algo de batería.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

Con un perfil de uso intermedio con un uso importante de aplicaciones de ofimática editando documentos de texto (como este mismo análisis, por ejemplo) y hojas de cálculo, navegación, algunos vídeos en YouTube y ajustar el tamaño de algunas imágenes con el brillo de pantalla al 50%, hemos obtenido 7 horas y media de uso.

Esto encaja bastante con los resultados obtenidos en los test sintéticos de batería, donde el realme Book nos ha dado una autonomía de 6 horas y 13 minutos con el brillo de la pantalla al 50% y el perfil energético predeterminado.

El realme Book incluye un cargador de 65 W con conector USB C con el que se conecta al puerto Thunderbold 4 para cargar el portátil.

Esto resulta muy conveniente ya que con el mismo cargador también pueden cargar otros dispositivos. El portátil cuenta con soporte de carga DART de 30 W pero no incluye un cargador de esas características.

realme Book, análisis y opinión

Los tiempos de carga son los esperados en un portátil de estas características consiguiendo un empuje inicial muy eficiente con el que se recupera el 50% en 28 minutos, mientras que para completar el 100% necesitará 1 hora y 48 minutos.

En términos absolutos no es un tiempo brillante, pero ese empujón inicial permite salvar los muebles haciendo una carga de rescate con la que terminar la jornada.

Primer intento de realme y ya ha dado en el clavo

Realme Book es el primer intento de la marca asiática en la fabricación de una nueva línea de productos y lo cierto es que ha sido bastante certera en su planteamiento.

También es cierto que no se puede decir que haya tomado demasiados riesgos, pero es razonable que, en estos primeros pasos, la marca aprenda en cabeza ajena y no se ponga a reinventar la rueda.

realme Book, análisis y opinión
R.Andrés

El realme Book es un portátil que no destaca especialmente por encima de sus rivales directos.

Ofrece muy buena calidad en materiales y construcción, pero su diseño es bastante convencional; tiene una buena pantalla, pero su brillo no es el mejor del mercado y sus datos de carga no son los más rápidos, pero son suficientes para el día a día.

Book

Book

realme apuesta por la calidad en el diseño y materiales con un portátil que monta los últimos procesadores Intel Core i3 y Core i5.

El precio de salida del modelo que hemos probado será de unos 949 euro, lo que lo sitúa en una posición algo complicada con los MacBook Air con M1 ofreciendo un rendimiento superior por un precio muy cercano.

La gran fortaleza del realme Book es ser un portátil que, aunque no destaque por encima de sus rivales en el rango de portátiles de menos de 1.000 euros, hace muchas cosas bien y no comete ningún error insalvable.

Nota técnica

85

Etiquetas:

#Tecnología, #Portátil

Y además