Skip to main content

Realme C3, análisis y opinión

Realme C3 diseño

Lo mejor

  • Autonomía para varios días
  • Diseño llamativo
  • Rendimiento acorde a la gama de entrada
  • Precio económico

Lo peor

  • Sin NFC ni USB-C
  • Sistema de carga muy lento
  • Pantalla HD+
  • Calidad de las cámaras en escenas oscuras

09/05/2020 - 07:55

El realme C3 llega a España buscando cautivar al público joven y al resto de consumidores que no buscan un móvil con grandes prestaciones y cuyo presupuesto es reducido. Pero, ¿será el realme C3 la mejor opción si buscamos un teléfono económico? En este análisis te lo contamos.

Tras renovar las gamas más altas, le tocaba el turno a la parte más modesta del catálogo de realme. La compañía debía darle un nuevo aire a su móvil más económico con nuevas prestaciones algo más potentes, pero manteniendo un precio ajustado como ya nos tiene acostumbrados la marca. 

El realme C3, presentado en India en febrero, por fin ha llegado a España. Aterriza en nuestro país prometiendo una gran autonomía, buen rendimiento y un diseño llamativo para no pasar desapercibido, todo esto por un precio de 139 euros

En este análisis vamos a profundizar en cada una de las especificaciones que ofrece este nuevo smartphone de gama baja para saber si realmente merece la pena comprarlo frente a otros terminales del mercado. Vamos a verlo.

Realme C3
Pantalla LCD de 6,5 pulgadas
Resolución HD+ (1.600 x 720px)
20:9
Procesador Helio G70
RAM 3 GB
Almacenamiento 64 GB
MicroSD hasta 256 GB
Cámaras Principal 12 Mpx f/1.8
Profundidad 2 Mpx
Macro 2 Mpx
Cámara frontal 5 Mpx
Batería 5.000 mAh
Conectividad Dual SIM 4G
Wi-Fi
Bluetooth
Android Realme UI
Dimensiones 164,4 x 75,0 x 8,95 mm
195 g (con batería)
Precio y disponibilidad 139 euros

Resumen del análisis del Realme C3:

Un móvil para no pasar desapercibido 

No se puede decir que el realme C3 sea un móvil cómodo, pero tampoco podemos descartar por completo su diseño. En este caso destaca más el estilo que la funcionalidad, aunque hay un motivo de peso detrás de esa pega. Este móvil es gordo y pesado y la culpa la tiene la enorme batería de su interior. 

 

Sus 8,95 mm de grosor y su peso de 195 gramos hace que este modelo sea incómodo para usar con una sola mano. Aún así, son unas medidas similares al resto de modelos que encontramos en el mercado con una batería de 5.000 mAh como la que realme ha integrado en este móvil. 

 

Si echamos un vistazo rápido, dentro de la misma marca las dimensiones del realme 5 son mayores, mientras que el Samsung Galaxy M20 consigue una mayor delgadez y ligereza teniendo también una batería de gran tamaño. Al final es cuestión de acostumbrarse con el uso, como nos ha pasado a nosotros, sobre todo si tenemos en cuenta que los otros dos modelos con los que le hemos comparado cuentan con precios superiores, más cercanos a la gama media que la de entrada. 

Aún así, el realme C3 llama la atención con facilidad. Es cierto que su diseño no es muy distinto a los demás terminales de realme. La disposición de las cámaras, el lector de huellas y la pantalla siguen el mismo estilo. ¿Será entonces lo que marque la diferencia el color rojo intenso que luce el terminal que hemos probado sumado a los destellos de la carcasa?

Realme C3 diseño

Una serie de rayos sutiles salen disparados desde la cámara principal convirtiéndola en foco de todas las miradas y protagonista de la parte trasera. Es un efecto realmente bueno para recalcar la importancia de la cámara en el móvil. Esto sumado a ese color rojo brillante le dan el toque que necesita el realme C3 para no ser un móvil más en la calle. 

Los colores intensos que ha escogido realme se deben a que la marca enfoca este terminal hacia un público principalmente joven que los prefiere a otros móviles de colores más sobrios. Se nota, el precio modesto también en que la carcasa es de plástico y ni siquiera intenta imitar el cristal.

En esa carcasa percibimos un pequeño relieve por toda la parte trasera que se nota tanto con la mirada como con el tacto. Una secuencia de ondas rugosas que no molestan al tocarlas, pero ayudan a que el teléfono no se resbale en las superficies como el cristal y corra el riesgo de acabar estrellado contra el suelo. 

Realme C3 diseño

Las cámaras sobresalen bastante de la carcasa, lo cual las deja expuestas a posibles golpes y fuerza la necesidad de hacerse con una funda que las proteja. Mientras que en la parte delantera la cámara frontal se coloca en un notch en forma de gota encima de la pantalla, elemento fundamental del que pasamos a hablar ahora. 

Pantalla con baja resolución y sin HDR, uno de sus puntos débiles

La pantalla, ese componente sin el que sería prácticamente imposible utilizar cualquier teléfono y que ha adquirido una nueva relevancia por culpa de los videojuegos y series que consumimos con nuestros móviles. La pantalla del realme C3 cuenta con un buen tamaño para ver cualquier contenido, aunque no se libra de los bordes que la quitan algo de espacio, en concreto ocupa el 89,8 % de la parte frontal

Realme C3 diseño

Hablamos de un panel de LCD de 6,5 pulgadas y una resolución de 1.600 x 720 píxeles, es decir, en formato 20:9. Unas características que no están mal para formar parte de un teléfono de entrada. Tanto la calidad como el brillo de este elemento nos han permitido hacer un uso del móvil sin complicaciones. 

No obstante, no es una pantalla para ver contenidos de calidad o con mucha resolución, ahora que estamos pasando más tiempo en casa es mejor recurrir al televisor o a la pantalla de una tablet que son de mayor tamaño y ofrecen una mayor calidad para ver series y películas con todo lujo de detalles. 

Pero si lo que buscamos es un teléfono con el que consultar las redes sociales, ver vídeos de manera esporádica en internet y jugar a videojuegos sin mucha carga gráfica, este modelo se adapta perfectamente a estas necesidades, a pesar, incluso, de no tener la posibilidad de usar HDR, un método para añadir más rango dinámico a las imágenes, es decir, una mayor amplitud de tonos. 

En cuanto al nivel de brillo, en interiores no hay ningún problema, con el modo de ajuste automático no forzamos la vista y vemos perfectamente cada detalle de la pantalla. En exteriores la cosa cambia, se ve pero con algo más de esfuerzo y el ajuste automático no termina de aumentar el brillo lo suficiente, por lo que hemos tenido que ajustarlo de manera manual en ese caso.

Este móvil es capaz de aumentar el brillo hasta los 480 cd/m2, una cifra estándar para esta gama, pero que en días muy soleados puede darnos algún problema sobre todo si usamos el modo oscuro. 

realme C3

Sí, el sistema operativo de este móvil, permite adaptar toda la interfaz a un modo oscuro que reduce el consumo de la batería al pintar la mayor parte de la pantalla de tonos oscuros. También ofrece la posibilidad de suavizar la luz azul de ésta para no perjudicar más nuestra vista si pasamos mucho tiempo frente a la pantalla del móvil. 

Rendimiento para el día a día y algo más

Saltamos ahora al interior del realme C3. En el corazón de este móvil tenemos el procesador Helio G70 de 12 nanómetros y ocho núcleos que está acompañado de 3 GB de RAM y un almacenamiento de 64 GB, que se puede ampliar con tarjeta microSD. Este conjunto ofrece un rendimiento bastante aceptable para el precio que nos están pidiendo. 

Realme C3 diseño

El hecho de poder aumentar el almacenamiento con una tarjeta extra es una muy buena noticia pues ahora mismo, entre juegos, fotos y aplicaciones, los 64 GB se pueden llegar a saturar con facilidad. Por otro lado, los 3GB también pueden quedarse algo cortos, pero está la opción de elegir la versión con 4GB de RAM. 

realme C3

Por su parte, el procesador cumple con las funciones sencillas y se defiende a la hora de dedicar un poco más de esfuerzo con tareas más complejas como los videojuegos. No esperábamos, por supuesto, un gran resultado a la hora de jugar, este tipo de móvil permiten disfrutar de estas distracciones pero sin grandes alardes. 

Realme C3 diseño
  Realme C3 Galaxy A51 Redmi Note 8T Xiaomi Mi A3 Galaxy A50 P30 Lite Redmi Note 7
Procesador Helio G70 Exynos 9611 Snapdragon 665 Snapdragon 665 Exynos 9610 Kirin 710 Snapdragon 660
RAM 3 GB  4GB 4GB 4GB 4 GB 4 GB 4 GB
AnTuTu 178.830 138.113 153.318 140.306 143.791

130.001

146.005

3D Mark Extreme
OpenGL
Vulkan
 

1.177
1.150
1.593
1.133
1.087
N.D.
1.135
N.D.
1.342
N.D.

988
N.D.

1.360
N.D.

GeekBench 5:
Single
Multi
(* v. 4)

382
1.315
345
1.226

269
1.277

1.527*
5.604*
1.720*
5.646*

1.570*
5.399*

1.337*
4.941*

PCMark 2.0 8.543 5.038 6.464 6.536 5.857

7.061

6.221

Aquí tienes los resultados de las pruebas de rendimiento que hemos realizado para poder comparar este móvil con otros de un nivel similar. En todos, los resultados se defienden frente a otros procesadores y móviles.

Este móvil se sitúa en términos de rendimiento entre móviles que monten un Snapdragon 665 y un Snapdragon 720 / 730, por lo que está bastante bien si echamos un ojo al precio que tiene.

Como decíamos, su rendimiento nos ha fallado en algún momento a la hora de cambiar de una aplicación a otra, pero en líneas generales nos ha gustado bastante y no tenemos mayores quejas. 

Android 10 con realme UI, buena combinación con algo de sobrecarga

Realme recurre a Android para construir sobre su última versión, Android 10, su propia capa de personalización realme UI que es la misma para todos los móviles de la marca. Es un software fácil de utilizar, al cual te adaptas con rapidez si no has tenido antes un móvil de esta marca. 

realme C3

Para empezar contamos con un cajón para guardar todas las aplicaciones y dejar en la página de inicio los widget y las apps que más usemos. También tenemos una sección multitarea en horizontal y una barra de navegación para movernos por todo el móvil que podemos sustituir por gestos rápidos que funcionan con gran fluidez

realme C3

La sección de ajustes es muy completa permitiendo adaptar y personalizar todo el sistema a nuestro antojo, desde la pantalla de bloqueo hasta el menú desplegable superior y los sistemas biométricos de los cuales hablaremos más adelante.

realme C3

En los últimos meses hemos visto surgir en la mayoría de sistemas operativos una función que también encontramos aquí y es bastante útil. Se trata de la barra de acceso rápido que se despliega desde el lateral y que nos permite tener las principales herramientas y aplicaciones que usamos con mayor asiduidad lo más cerca posible. 

realme C3

Una de las pocas pegas que podemos ponerle al software de realme es su afición por las aplicaciones preinstaladas, o lo que es lo mismo, el Bloatware. En los móviles de realme es fácil encontrarse con un gran número de aplicaciones que no conocemos de nada y que lo más probable es que no usemos nunca. 

realme C3

No es que no sean aplicaciones buenas, funcionan bien, pero ocupan espacio y la mayoría de las veces ya contamos con otras aplicaciones más conocidas que hacen los mismo. Lo bueno es que se pueden desinstalar sin mayor problema y olvidarnos de ellas. 

Sistemas biométricos

Como la mayoría de móviles actuales, este modelo incluye dos tipos de sistemas biométricos para proteger nuestros datos de curiosos que quieran acceder a nuestro móvil sin nuestro permiso. El lector de huellas en la parte trasera y el reconocimiento facial en la frontal se encargan de nuestra privacidad.

Realme C3 diseño

El lector de huellas dactilares, es eficaz y moderadamente rápido. No es el más rápido del mercado, pero al ser capacitivo cumple muy bien con su función y ha sido nuestra principal elección a la hora de desbloquear el teléfono. 

También tenemos el reconocimiento facial que funciona a través de la cámara frontal y el sistema de inteligencia artificial que reconoce nuestro rostro.

Este sistema funciona bastante bien, pero al no contar con otros sensores de profundidad es más fácil de engañar y por lo tanto menos seguro. Claro que es el método habitual en los móviles de entrada y gama media, por lo que mucho más no podemos pedirle.

Cuatro buenas cámaras aunque echamos en falta el zoom óptico

Realme C3 diseño

Las cámaras triples han llegado a los móviles de gama baja. Teléfonos que hace un año sólo contaban con un sensor en cada lado o como mucho con dos en la parte trasera, ahora juegan con los sensores gran angular, macro y telefoto para completar sus capacidades a la hora de hacer fotografías. 

Son combinaciones sencillas, por supuesto, los grandes sensores de 48 Mpx aún no han dado el salto a esta gama. Nos tendremos que conformar, entonces, con un realme C3 que incluye en la parte trasera un sensor principal de 12 Mpx con apertura f/1,8.

Realme C3 diseño

Le siguen un sensor de profundidad de 2 Mpx que se encarga de los retratos y diferenciar el fondo del objeto y un tercer sensor macro también de 2 Mpx que permite acercarnos a los detalles hasta los 4 cm de distancia.

La cámara cuenta con un zoom digital de 4x y sistemas AI y HDR que ayudan a mejorar algo las imágenes. La cámara frontal, por su parte, es de 5 Mpx y también cuenta con sistemas inteligentes para dar más juego a las fotos. 

A continuación vamos a ver algunos ejemplos de cada uno de estos sensores y modos de fotografía para hacernos una idea más clara de la calidad que ofrece este conjunto de lentes, pero primero veamos cómo es la aplicación de realme para sacar estas fotografías. 

Se trata de una aplicación sencilla y fluida, similar a la que encontramos en todos los teléfonos de la marca, pero en este caso con menos opciones de las que veríamos en un móvil más premium.

Todos los botones y opciones como el HDR, el modo retrato, el cambio de la cámara trasera a la frontal o el filtro para potenciar los colores de la foto se pueden alcanzar rápidamente en la primera página. Algo más escondidos están el modo panorámico o el macro. 

Ya podemos pasar a ver las fotos que consigue este equipo fotográfico. En términos generales, las fotos son de buena calidad, con una buena calibración de los colores.

Donde se mueven con mayor destreza es en las escenas con mucha luz, al aire libre, aunque en interior también se portan muy bien dentro de la capacidad que ofrece una lente de 12 Mpx. 

realme C3
realme C3

Para esas ocasiones en los que el contraste entre luces y sombras es muy extremo, este móvil cuenta con HDR para igualar la escena. No es de los HDR más precisos que hemos visto, pero cumple en cierto modo con su objetivo, como podemos ver en los siguientes ejemplos. El exceso de luz se rebaja y las zonas más oscuras se aclaran

realme C3
realme C3

No siempre es necesario usar este sistema, a veces es mejor dejar que ese contraste sea parte de la fotos, pero si lo que estamos buscando es que todos los objetos presentes se vean entonces puede ser de gran ayuda. 

realme C3
realme C3

Después de las fotografías estándar y la ayuda del HDR, otro de los elementos relevantes de estas cámaras es el Modo Retrato. Se encarga de difuminar el fondo de manera autónoma, aunque nos permite elegir el porcentaje de desenfoque del fondo para que sea más natural o más forzado. 

realme C3
realme C3

En el ejemplo superior vemos cómo las siluetas de esta maqueta han quedado bien separadas del fondo, a pesar de que la distancia era muy corta. Ha costado un rato de pruebas pero al final el resultado ha sido bueno, teniendo en cuenta la de recovecos que tienen los dos robots de Star Wars, en ninguno ha fallado el desenfoque. Un resultado que no hemos conseguido igual con el siguiente ejemplo:

realme C3
realme C3

Tras varios intentos nos hemos dado por vencidos, el modo retrato no ha conseguido detectar los hueco entre los brazos de la muñeca y ésta ha salido algo pixelada en comparación con la foto original sin ningún desenfoque.  

Además del sensor principal y el telefoto, contamos con un tercer sensor macro. Éste es más fácil de utilizar que el modo retrato y en la mayoría de las pruebas ha salido a la primera. La distancia a la que nos permite acercarnos es de 4 cm y eso ofrece la posibilidad de fotografías detalles muy variopintos. 

realme C3
realme C3

Podemos hacer fotos algo más curiosas como el interior de esta bola de decoración, los detalles de una figurita que tengamos en casa, acercarnos a las letras impresas de un libro o fijarnos en los relieves de una moneda. El único requisito es contar con buena luz para que la imagen no salga oscura.  

realme C3

Con lo que no podemos contar es con mejorar las imágenes oscuras, las que hagamos por la noche. Mientras que el resto de terminales de gamas más altas cuentan con sistemas para aclarar las fotografías nocturnas, estos aún no han llegado a los móviles más baratos. 

realme C3

Las fotos muestran aquellos que iluminan las fotos de las farolas,que salen quemadas por la intensidad de la luz, el resto es oscuridad.

Si tuviéramos un modo nocturno, podríamos suavizar la intensidad de la farola e iluminar el resto de la escena, pero con el realme C3 nos tendremos que conformar con hacer fotos a última hora de la tarde cuando aún hay algo de luz y no en plena noche. 

realme C3

Por último, podemos destacar el zoom digital de 4 aumentos. No es una distancia muy larga, pero sirve para focalizar un poco más la escena.

Si nos encontramos muy lejos, no saldrá con mucha nitidez, pero si el objeto al que apuntamos está cerca, los detalles se pueden percibir bien, con buena iluminación y ajuste de color. 

realme C3
realme C3

Para que os hagáis una idea más clara de lo que consigue este móvil con su equipo de cámaras, además de la siguiente galería con una selección de las pruebas que hemos realizado, os dejamos en este enlace todas las fotos y vídeos en su máxima calidad. 

Pasamos ahora a hablar un poco de la cámara frontal de 8 Mpx. Una vez más es importante contar con buena luz para que la fotografía salga lo mejor posible. Para adornar los selfies que nos queremos hacer, podemos optar por recurrir al Modo Retrato o por utilizar el efecto belleza. 

realme C3

El Modo Retrato se comporta bien en líneas generales, aunque detalles de la silueta como el pelo o las gafas le cuesta no recortarlos junto con el fondo, basta con aplicar un nivel bajo para que no se note mucho.

En cuanto al filtro de embellecimiento no nos deja elegir los detalles, sólo la intensidad con la que modifica el rostro. Lo bueno es que principalmente se centra en aclarar la piel, sin modificar el rostro ni los ojos como hacen otros móviles. 

realme C3

También debemos detenernos en la grabación de vídeo que hacen, sobre todo, sus cámaras traseras. El realme C3 consigue grabar a 1080p y 30 fps, no es una mala resolución para un móvil de estas características, pero el principal problema que hemos detectado es el sistema de estabilización, puedes verlo tu mismo en este vídeo de prueba. 

Su autonomía parece eterna pero peca de lento al cargar

Llegamos ahora a uno de los puntos fuertes de este teléfono. Su batería de 5.000 mAh es lo primero de lo que ha presumido realme al presentarlo y no es para menos pues ofrece un autonomía considerable.

Las batería de este tamaño han llegado mucho más rápido a los modelos más sencillos que otras muchas características premium, tiene mucha aceptación poder olvidarse del cargador. 

Realme C3 diseño

Tres días, ese es el tiempo máximo que hemos podido despreocuparnos y usar el móvil con una sola carga. Por lo general han sido unas 48 horas, claro que todo depende del uso que le demos al móvil.

Ahora que estamos confinados en casa, los fines de semana, sin tener que trabajar y con todo el tiempo para ocuparlo en estos dispositivos, la batería nos ha durado algo menos. 

Aún así, para los usuarios que no sean aficionados a los videojuegos en el móvil, o que prefieran consumir series y películas en la televisión, la autonomía de realme C3 puede ser eterna

A la hora de cargar la batería de nuevo, la cosa cambia. Realme no ha invertido en un sistema de carga rápido para hacer frente a la tarea titánica que supone llenar esta batería. Es más, ha elegido como puerto un MicroSD. Todo esto se resume en que los 10 W del cargador tardan casi tres horas en volver a poner el móvil al 100% de energía

realme C3

Para unas prisas no es, está claro, pero siempre puedes optar por dejar cargando el móvil toda la noche. Que tarde tanto es un pega sí, pero nos quedamos con los tres días de autonomía que luego tenemos por delante después de haber conseguido cargar el móvil por completo o esperar una hora para tener el 50% cargado y aguantar con eso unos 24 horas más hasta volver a necesitar conectarlo al cargador.

Sin NFC el realme C3 pierde puntos

La conectividad del realme C3 es tan buena como mala, cuenta con aspectos positivos y otros que nos nos gustan tanto. En general este apartado se ha ido regulando hasta conseguir que la mayoría de los terminales ofrezcan las mismas especificaciones y las más actuales, pero a la gama de entrada le está costando más ponerse al día.

Para empezar este modelo cuenta con WiFi 802.11 b/g/n, no es el último estándar, el WiFi AC, pero no hemos notado mucho problema a la hora de descargar archivos o consumir vídeos por streaming que es la actividad que mejor conexión requiere. Esto significa que el terminal trabaja en la frecuencia de 2,4 GHz, pero no alcanza los 5 GHz a los que puede trabajar el WiFi más moderno. 

Realme C3 diseño

Por otro lado, sí contamos con Bluetooth 5.0, se trata de la quinta versión de este tipo de conexión inalámbrica. Además de ofrecer una mayor velocidad a la hora de transmitir los datos, también aumenta el rango de distancia de la señal en cuatro veces. De esta manera, permite que nos alejemos más con nuestros auriculares inalámbricos o el reloj inteligente y seguir recibiendo información del teléfono.

Lo que no vamos a encontrar en este móvil es la tecnología NFC, es decir, que no podemos usarlo para pagar y seguiremos dependiendo de las tarjetas y dinero en efectivo cuando vayamos de compras.

Todavía hay un gran número de usuarios que no se han acostumbrado a esta función y por lo tanto no la echan en falta en sus teléfono, pero poco a poco es una tecnología que se está implantando en más servicios, desde pagar una compra, a pasar el ticket del metro o compartir información rápida con otro móvil que esté cerca. Esto implica que estos terminales se quedarán obsoletos antes que los que sí incluyen conexión NFC.

Otro aspecto que resta puntos a este móvil es la falta de un conector USB-C para cargar el móvil y para pasar archivos de un dispositivo a otro. El realme C3, como hemos visto en el apartado anterior, está equipado con un microUSB, el estándar antiguo y que soporta una menor velocidad de transmisión.

Realme C3 diseño

Al margen de estas dos pegas, nos encontramos con otras buenas noticias, el realme C3 es un teléfono Dual SIM, es decir podemos usar dos tarjetas nanoSIM a la vez y también contamos con un tercer espacio para incluir una microSD con la que aumentar el almacenamiento interno hasta los 256 GB.

Teniendo en cuenta que el móvil por sí solo ofrece hasta 64 GB, es una buena opción aumentar esa capacidad pues cada vez resulta más fácil con fotos, juegos y aplicaciones, saturar el teléfono.

Realme C3 diseño

Por otro lado tenemos el sonido, además de usar el minijack para los auriculares, el teléfono cuenta con  un altavoz en el borde inferior y al lado de la cámara frontal que potencian el volumen. No es de los más altos que podemos encontrar, pero no hemos necesitado subir más de la mitad del nivel del volumen para oír con claridad los vídeos y podcast que hemos escuchado con el móvil. 

Al subirlo al máximo es cierto que el sonido se distorsiona, pero como decimos no es necesario para oír bien un vídeo y la calidad no es diferente de otros móviles de esta gama. Si necesitamos más volumen, siempre podemos conectarlo a un altavoz inalámbrico. 

Realme C3, buen relación calidad-precio, pero podríamos aspirar a más

Ahora que ya conocemos cada uno de los aspectos que componen este nuevo móvil de realme, llegamos a la pregunta clave, ¿vale la pena hacerse con él? No es un mal teléfono si pensamos en su precio, por 139 euros podemos tener una buena autonomía, un diseño atractivo, cuatro cámaras, y un rendimiento y una pantalla aceptables. 

Realme C3 diseño

Si lo que buscas es un terminal sencillo, al que vayas a darle un uso esporádico como consultar el correo, las redes sociales y ver algún que otro contenido en streaming, este móvil te ofrece todo lo que estás buscando.

No obstante, nuestra duda radica en compensaría algo más aumentar el presupuesto para alcanzar móvil que incluyen aquellos que le falta al realme. 

Por ejemplo, dentro de la misma marca, el realme 6i que también hemos analizado hace poco, ofrece la misma autonomía que el móvil que nos ocupa, cuenta con cámaras más potentes, un procesador mayor y con tecnología NFC que en este caso echamos en falta. Serían unos 40 euros más, que para mucha gente puede ser demasiado, pero si no es tu caso, el esfuerzo merece la pena. 

Realme C3 diseño

Aún así, no queremos dejar de recalcar que, dentro de su rango de precio, el realme C3 cumple con creces las expectativas que habíamos puesto en él y por lo tanto podría ser una opción aceptable si no queremos gastar más dinero.