Skip to main content

realme GT Neo 3T, análisis y opinión

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Lo mejor

  • Pantalla AMOLED con 120 Hz
  • Autonomía
  • Carga rápida de 80 W
  • Potencia y rendimiento

Lo peor

  • Procesado en las fotografías
  • Cámara macro
  • Materiales
  • Marco de la pantalla

17/07/2022 - 12:01

El nuevo realme GT Neo 3T ha pasado por nuestra mesa de análisis para poder contar nuestra experiencia al utilizarlo como teléfono de cabecera durante varias semanas.

El catálogo de realme se ha ampliado a lo largo de los últimos años y, ahora, cuenta con una enorme cantidad de productos que nada tienen que ver con los teléfonos móviles. Al echar un vistazo rápido lo que se puede apreciar es una expansión a otros sectores como es el de los wearables con auriculares o el del entretenimiento con sus nuevas tablets.

Pese a la expansión no han descuidado los lanzamientos de terminales Android que, lo cierto, es que cada vez son más frecuentes. De hecho, al echar la vista atrás podríamos decir que hemos conocido un dispositivo de realme en todos y cada uno de los meses que llevamos de año 2022. Además, el verano no va a hacer que paren las máquinas.

Al contar con un amplio abanico de opciones resulta complicado situarse a la hora de elegir, recomendar y adquirir uno de estos dispositivos. La situación no es fácil y más con opciones que quedan en tierra nadie como es lo que ocurre con el realme GT Neo 3T que hemos tenido la suerte de probar y que es el protagonista de este análisis. Empezamos.

 realme GT Neo 3T
PantallaPanel AMOLED de 6,62" | Refresco de 120 Hz | Brillo de 1.300 nits | Resolución FullHD+
ProcesadorSnapdragon 870
Memoria RAM8 GB LPDDR4X
Almacenamiento128 o 256 GB UFS 3.1
Cámaras principalesPrincipal de 64 Mpx f/1.8 | Gran angular de 8 Mpx f/2.25 | Macro de 2 Mpx
Cámara frontal16 Mpx f/2.45
Batería5.000 mAh | 80 W | Cargador incluido
Sistema operativoAndroid 12 + realmeUI 3.0
Dimensiones y peso162,9 x 75,8 x 8,65 mm | 194,5 gramos
Precio8 GB + 128 GB 429,99 euros | 8 GB + 256 GB 469,99 euros

Apartados del análisis del realme GT Neo 3T:

El amarillo por bandera es el sello de la casa

Amarillo, el color fetiche de realme y que está presente en casi todos sus lanzamientos. Dejando de lado los gustos personales y con una mente abierta me atrevería a decir que es un color atractivo, puede que no sea para todo el mundo y es por ello que realme ofrece también otros dos colores: negro sombra y blanco drifting.

Eso sí, el color negro pierde el patrón deportivo que está presente en el modelo que hemos tenido en este análisis y en el modelo de color blanco. Este patrón imita a la pintura de los coches de carreras que es otro de los leitmotiv de realme y cuyo exponente es el realme GT Neo 3 que probamos hace unas semanas.

VIDEO

DISEÑO REALME GT NEO 3T

Dejando de lado la trasera donde el módulo de cámaras vertical no llama prácticamente y que gracias al acabado las huellas no son un problema, vamos a pasar a los laterales. El realme GT Neo 3T está construido en plástico y, aunque esto pueda parecer un problema, lo cierto es que las sensaciones en mano son buenas.

No es un terminal premium así que es imposible exigirle lo mismo que a otros dispositivos, pero al sostenerlo resulta complicado distinguir que cuenta con unos laterales y trasera de plástico. Puede que en el modelo de color negro al tener una trasera lista se acentúe mucho más el hecho de no estar construido con cristal y metal.

Al dar el salto al frontal del dispositivo nos encontramos con una pantalla en la que se integra tanto el lector de huellas en una posición que no nos ha convencido demasiado. ¿Cuál es el problema? Está demasiado cerca del marco inferior y esto hace que, en el caso de tener las manos grandes, tengas que forzar la posición para poder desbloquear el teléfono.

Una vez consigues posar el dedo sobre el lector de huellas el desbloqueo es rápido y eficiente, no hemos tenido problemas a nivel de errores que nos hayan forzado a introducir el pin numérico. Siguiendo con la pantalla, en la zona superior izquierda se aloja una tímida cámara frontal que está rodeada por un marco de color negro.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Al contar con este pequeño marco la sensación de que ocupa más espacio es algo que ha estado presente durante todo el análisis, pero es algo perdonable porque dispositivos mucho más caros como el realme GT 2 Pro también cuentan con este elemento rodeando la cámara frontal. Pero lo que no es perdonable son los marcos del realme GT Neo 3T.

Tanto los laterales como el superior son bastante gruesos, aunque el inferior es el que sobresale por encima del resto. A nivel de diseño en un terminal de 2022 esto es algo que resulta bastante desconcertante ya que resta al apartado estético. En cuanto a la ubicación de los botones esta es correcta en altura y posición, derecha bloqueo e izquierda volumen.

Cerrando el diseño toca hablar del peso del dispositivo y de cómo ha sido la experiencia al llevarlo en el día a día. No es un terminal compacto debido a su peso de 194,5 gramos y una altura de 16,2 centímetros, pese a ello a la hora de utilizarlo en la calle y llevarlo en el bolsillo no ha resultado incómodo en absoluto en ninguna ocasión.

Los 120 Hz cierran la experiencia de un panel solvente

No hemos profundizado en la pantalla en el apartado del diseño porque nos hemos reservado los comentarios hasta este momento. El panel del realme GT Neo 3T es AMOLED y está firmado por Samsung, haciendo que las expectativas en cuanto a su rendimiento sean bastante altas y, lo cierto, es que cumple en todo.

La resolución que ha elegido realme para este panel es FullHD+ o 2.400 x 1.080 píxeles que arroja una densidad de píxeles de 398 píxeles por pulgada. Puede que con una diagonal de 6,62 pulgadas muchos usuarios hubiesen preferido optar por la resolución QHD, pero consideramos que es un acierto mantenerse en FullHD+ y no dar el salto.

VIDEO

PANTALLA REALME GT NEO 3T

Siguiendo con la ristra de especificaciones de la pantalla, toca hablar acerca de la tasa de refresco. En realme llevan bastante tiempo apostando por las tasas de refresco altas y este nuevo realme GT Neo 3T no iba a ser menos, llega con 120 Hz y, lógicamente, también se puede utilizar a 60 Hz si es que así uno lo desea.

Esta tasa de refresco se ve complementa por una tasa de muestreo de 300 Hz lo que permite disfrutar en gran medida de juegos frenéticos en el dispositivo móvil. A nivel de brillo lo que promete realme es conseguir picos de hasta 1.300 nits, siendo esta una cifra muy ambiciosa y propia de terminales de gama alta como el Samsung Galaxy S22 Ultra.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Habiendo expuesto el apartado técnico de la pantalla toca hablar de las sensaciones y experiencia en el día a día. Lo primero a comentar es que es siempre un acierto apostar por paneles AMOLED y más cuando se complementan con una tasa de refresco alta. La calidad de es alta en todos los aspectos, pero no es un panel perfecto.

El brillo que, realme comenta que puede llegar a los 1.300 nits, se queda corto cuando la luz del sol incide de manera directa, siendo esto algo común en las últimas semanas al encontrarnos en pleno verano y viviendo una ola de calor. Y, en verdad, puede que esta sea la única pega real que se le puede sacar a este panel.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Los colores son vivos, el nivel de contraste es alto y la definición es más que suficiente para poder apreciar todo de la forma en la que se ha de apreciar. Los 120 Hz dan un extra de fluidez que es de agradecer, aunque hay que tener en cuenta que no es un panel LTPO por lo que solo se podrá tener a 120 Hz o 60 Hz.

Acompañando a este panel que tanto nos ha gustado se encuentra un sistema de doble altavoz estéreo que llega con Dolby Atmos. El altavoz ese a tener un buen planteamiento, la ejecución no nos termina de convencer. El nivel máximo de volumen es escaso, siendo las frecuencias predominantes son los medios y agudos, los graves son la gran ausencia.

El Qualcomm Snapdragon 870 da la talla en todo momento

En el interior del realme GT Neo 3T lo que encontramos es un procesador que fue lanzado en enero de 2021, pero que debido a la crisis tecnológica que estamos viviendo ha hecho su aparición en este terminal que se ha lazando en el segundo trimestre de 2022. Eso sí, haber sido lanzado hace un año no le quita la categoría de procesador de gama alta.

Para situarnos y tener un poco de contexto, el Snapdragon 870 5G que sirve como centro neurálgico del realme GT Neo 3T está a caballo entre el Snapdragon 865+ que fue lanzado en el 2020 y el Snapdragon 888 que fue el buque insignia de Qualcomm para la gama alta en el 2021. ¿Por qué realme ha apostado por este procesador? No lo sabemos.

realme GT Neo 3TPOCO F4realme GT Neo 3Xiaomi 11Trealme GT 2
ProcesadorSnapdragon 870Snapdragon 870Dimensity 8100Dimensity 1200 UltraSnapdragon 888
Geekbench 5 Single866984970 puntos815 puntos1.129 puntos
Geekbench 5 Multi20813.2044.069 puntos2.954 puntos3.547 puntos
3D Mark Wild Life4.226 | 25,30 fps4.288 | 25,70 fps3.433 puntos | 20,60 fps4.187 puntos5.947 puntos | 35,6 fps
AnTuTu698.620 puntos662.973 puntos814.708 puntos605.807 puntos823.738 puntos
PC Mark13.527 puntos11.657 puntos16.431 puntos12.199 puntos12.957 puntos

Lo que sí sabemos es la decisión a nivel de rendimiento y experiencia ha sido la acertada. Estamos ante un procesador que puede con todo y que no se despeina en ninguna situación. No es el procesador más potente en Android porque ese título actualmente lo ostenta el Qualcomm Snapdragon 8+ Gen1 presentado hace varias semanas.

Acompañando al chip de Qualcomm, la versión que hemos analizado del realme GT Neo 3T llega con 8 GB de memoria RAM LPDDR4X y 256 GB de almacenamiento UFS 3.1 consiguiendo que la experiencia sea redonda. Las aplicaciones se mueven sin ningún tipo de retraso o error y la multitarea es capaz de aguantar varios juegos potentes a la vez.

realme GT Neo 3Trealme GT Neo 3POCO F4Xiaomi 11Trealme GT2
Escritura secuencial417,13 MB/s624,12 MB/s350 MB/s618,49 MB/s525,28 MB/s
Lectura secuencial925,10 MB/s962,69 MB/s817,69 MB/s1,17 MB/s951,54 MB/s
Escritura aleatoria32,90 MB/s27,85 MB/s25,92 MB/s21,79 MB/s35,11 MB/s
Lectura aleatoria29,15 MB/s11,29 MB/s11,97 MB/s20 MB/s15,19 MB/s
Velocidad de copia en memoria9,39 MB/s12,24 GB/s7,98 GB/s9,42 GB/s10,91 GB/s

En definitiva, el conjunto o, mejor dicho, la relación de componentes que se han integrado en este dispositivo es de las más racionales de los últimos años. Todo esto acompañado por Android 12 bajo realme UI 3.0 que se ha convertido en una de nuestras capas de personalización favoritas en los últimos años gracias a las constantes mejoras y rediseño.

Cerrando este apartado quedaría mencionar la conectividad, un apartado en el que solo encontramos una ausencia: el jack de auriculares de 3.5 milímetros. El realme GT Neo 3T cuenta con 5G, WiFi 6, Bluetooth 5.1, NFC, GPS, GLONASS y, lógicamente, USB-C; consiguiendo integrar casi toda la conectividad habida y por haber.

Batería para toda una jornada y una carga rápida que vuela

A diferencia del realme GT Neo 3, el realme GT Neo 3T no cuenta con una carga rápida de 150W. Eso sí, no se queda corto a nivel de velocidad de carga ya que el cargador que viene incluido en la caja es de 80 W. Este cargador permite que el dispositivo pase de casi el 0% al 100% en un tiempo menor a media hora como se puede ver en el gráfico.

Lo interesante de esta velocidad de carga es el hecho de superar a competidores de gama alta que llegan de fabricantes de renombre como Samsung o Google. Y, es que, realme se enfrascado en una carrera por la carga rápida en la que, de momento, llevan la delantera. Además, gracias al cargador el teléfono no se calienta en exceso.

carga realme gt neo 3t

Eso sí, esto no significa que no se caliente ya que esto sí ocurre. Al ponerlo a cargar y utilizar el dispositivo hay un aumento notable de temperatura y, al estar enfrascados en temperaturas superiores a los 30 grados, lo cierto es que resulta insostenible el sujetar el dispositivo y usarlo cómodamente mientras carga.

Puede que no sea necesario utilizar el dispositivo mientras carga debido a que la autonomía que ofrece su batería de 5.000 mAh permite que puedas vivir lejos del cargador. En jornadas de 24 horas he conseguido, con un uso constante, alcanzar 7 horas de pantalla. En un uso menos intenso ha aguantado 35 horas, pero con solo 5 horas de pantalla.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

De hecho, durante el tiempo que he tenido el dispositivo mis hábitos han mutado en gran medida debido a la velocidad de carga y a la autonomía. Muchos días no he visto necesario cargarlo por las noches ya que sabía que podía aguantar toda la mañana con el porcentaje de batería restante y cargarlo a la hora de la comida.

Al encontrarnos con una autonomía que se ve abalada por una de las mejores cargas rápidas del mercado es fácil pasar por alto su peso de casi 200 gramos. Está claro que el culpable de que no sea un teléfono ligero o compacto es el amperaje de la batería, pero es algo de lo que no hay que arrepentirse porque el hecho de no vivir pegado al cargador es un alivio.

La fotografía sigue siendo un apartado a mejorar en los móviles de realme

El nivel fotográfico ha subido el listón en los últimos años y esto hace que los fabricantes tengan que ponerse a la altura de la situación. Lo que ocurre con realme es que sus pasos no tienen la misma zancada que el resto de la competencia y en terminales como el realme GT Neo 3T esto juega en su contra.

Si bien hasta el momento todo han sido buenas palabras hacia este dispositivo, hemos llegado al apartado donde encontramos los mayores problemas. Antes de nada, vamos desgranar su conjunto fotográfico que se compone por tres sensores en la parte trasera y una cámara integrada en el frontal del dispositivo.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

El sensor principal es de 64 megapíxeles con una apertura focal f/1,79, el sensor secundario es un gran angular de 8 megapíxeles con apertura focal f/2,3 y el tercero es un marco de 2 megapíxeles con apertura focal f/2.4. La cámara para selfies monta un sensor de 16 megapíxeles con apertura focal f/2.45.

Vamos a empezar con la cámara para selfies, siendo esta la última que hemos mencionado. Lo cierto es que es cumple con su función, aunque a nivel de colores nos encontramos con que a realme le gusta que todo esté dos puntos por encima de una saturación normal. El nivel de detalles es aceptable, aunque al hacer zoom se empiezan a observar fallos de nitidez.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Dejando de lado la cámara para selfies con su comportamiento salvable toca pasar a las cámaras traseras. El sensor principal de 64 megapíxeles no consigue realizar un buen trabajo incluso en situaciones con una luz que podría dar escenas bellísimas, pero está claro que el causante de todo esto es el software.

Pese a que hay ejemplos actuales como los Google Pixel 6 y 6 Pro, muchos fabricantes siguen omitiendo el apartado del software a la hora de configurar el apartado fotográfico. Lo que ocurre es que luego tenemos resultados como los que arroja el realme GT Neo 3T. La interpretación de colores resulta irreal y lo mismo pasa con la iluminación.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Los colores están en gran medida sobresaturados, aunque en determinadas áreas lo que ocurre es que se ven completamente lavados. En cuanto a la iluminación, la mayoría de fotografías donde actúa el HDR lo que acaba sucediendo es que las sombras son machas negras sin casi información y las luces altas queman buena parte de la imagen.

Al pasar al sensor gran angular ocurre algo todavía peor y, es que, la viveza casi radioactiva que arroja el sensor principal desaparece por completo. Las imágenes están completamente lavadas, los colores apagados y en algunas áreas incluso empiezan a variar hacia gamas del color gris, algo bastante decepcionante.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Chere
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

No vamos a hablar del sensor macro porque es una estrategia de parte de las marcas para conseguir tildar que sus terminales cuentan con tres cámaras traseras, cuando la realidad es que son sensores mediocres y que no se usan. Lo lógico sería añadir un objetivo con zoom que ofrece mayor versatilidad a nivel general.

Si las cámaras de día no consiguen mantener el tipo, resulta esperable cómo será el comportamiento durante la noche: mediocre. Nada más caer el sol estas cámaras empiezan a presentar problemas bastante graves en cuanto a calidad, nitidez, detalle, gama de color y, sobre todo, resultado general ya que combina todo esto.

realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre
realme GT Neo 3T, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Las fotografías son el ejemplo perfecto acerca del funcionamiento de las cámaras del realme GT Neo 3T. Teniendo en cuenta los sensores que monta lo cierto es que no tiene mucho sentido encontrarnos con estas fotografías, de hecho, lo que nos queda claro es que realme tiene bastante trabajo por hacer en este apartado.

Puede que dentro de unos años la compañía llegue a estar a la altura de sus rivales directos, pero mientras tanto resulta complicado justificar estos resultados fotográficos. No hemos terminado con este apartado ya que queda ver la grabación de vídeo que llega de la mano de este dispositivo que es capaz de grabar incluso a 4K y 60 fotogramas por segundo.

VIDEO

PRUEBA VÍDEO REALME GT NEO 3T

¿Es mejor el apartado de vídeo que el de foto? No. En vídeo los resultados dejan también mucho que desear y, de hecho, a lo largo de nuestras pruebas nos hemos topado con errores bastante molestos. Lo primero es que se han generado ciertos artefactos en las imágenes grabadas tanto en FullHD como en 4K, aunque en este último la situación es peor.

Las grabaciones a 4K no van a los fotogramas que deberían ir al seleccionar 60 fps, además de que se producen retrasos o tirones durante el vídeo resultante. También está el hecho de que cualquier movimiento que se genere se traduce en un parpadeo en la imagen que hace que los objetos más pequeños se difuminen por completo.

El realme GT Neo 3T se sitúa en terreno de nadie y no destaca especialmente en nada

Habiendo visto en detalle todos los apartados de este análisis ahora toca llegar a una conclusión y nosotros lo tenemos muy claro. ¿Es recomendable el realme GT Neo 3T? Sí. ¿Es recomendable un mes después de su lanzamiento? No. Este terminal se asienta en un terreno muy complicado de edificar y ese es su principal problema.

A nivel de precio estamos con un terminal que cuenta con una etiqueta de precio de 469,99 en la versión que hemos analizado y 429,99 euros para la versión con 8GB de RAM junto con 128 GB de almacenamiento. Estas cifras lo sitúan en la conocida como gama media premium y, por lo tanto, sus rivales son equipos de OPPO, Xiaomi o Samsung.

Estando en esta gama el primer problema son sus acabados de plástico que no destacan por su sensación premium. Se suma también el problema de la potencia, siendo idéntica a la que ofrece el POCO F4 que llega con el mismo procesador y un precio inferior. Siguiendo con la lista de inconvenientes está la voracidad del propio catálogo de realme.

Puede que el ejemplo perfecto para contextualizar sea la situación del realme GT2 5G. Este terminal se encuentra a día de hoy a 500 euros y llega con el Snapdragon 888 5G, mejores cámaras y un diseño más elegante, además de refinado. El realme GT Neo 3T es un dispositivo que tiene buenas bazas para ganar, pero ha salido en un momento equivocado.

Nota técnica

86

Y además