Skip to main content

realme Pad, análisis y opinión

realme Pad

Realme Pad

Chema C.S.

Lo mejor

  • Diseño
  • Sonido
  • Buena autonomía

Lo peor

  • Carga rápida insuficiente
  • Rendimiento algo justo
  • Software sencillo

06/02/2022 - 12:00

Esta es la primera tablet que lanza la compañía china y las expectativas estaban muy altas. La realme Pad llega con la misión de convencer en un mercado donde todavía hay hueco para dispositivos que de verdad aporten algo bueno. ¿Será el caso de la tablet de realme?

En pleno 2012 el mercado de las tablets se estaba comiendo al negocio de los ordenadores. Desde la televisión e internet nos llegaba un bombardeo incesante de mensajes anunciando que estos móviles grandes eran los sustitutos naturales del ordenador.

¿Tenías que escribir un email? En la tablet. ¿Tenías que rellenar un formulario de la universidad? Con la tablet. ¿Tenías que bajarte unos informes y leerlos antes de ir a la oficina? Con la tablet. El ordenador se había convertido en un trasto obsoleto y pesado que sucumbía ante la versatilidad de la tablet.

Esto duró poco y las aguas volvieron a su cauce, por suerte. Ahora, una década más tarde, realme se atreve con su primera tablet, la realme Pad, tras llevar cuatro años haciendo un gran trabajo con sus smartphones. 

Y, tras varias semanas probándola, te cuento mi opinión en este análisis de la realme Pad.

Característicasrealme Pad
PantallaLCD de 10,4 pulgadas | Resolución WUXGA+ de 2.000 x 1.200 píxeles | 60 Hz | 224 ppp | Brillo 360 nits
ProcesadorMediatek Helio G80
Memoria RAM3 / 6 GB
Almacenamiento32 / 64 / 128 GB
Cámara trasera8 Mpx
Cámaras frontales8 Mpx
Batería7.100 mAh | Carga rápida de 18 W | Cargador de 18 W en la caja
ConectividadWiFi 802.11 | 4G | Bluetooth 5.0 | GPS | USB Tipo C
Dimensiones6,9 mm de grosor
Peso440 gramos
Sistema operativoAndroid 11 + UI Pad
PrecioUnos 250 euros en Amazon

Simple, elegante y eficaz

Lo primero es lo primero, por eso empezamos con el diseño, ya que es lo primero que se ve, justo lo que nos hace formarnos nuestra primera opinión antes, incluso, de encenderla.

La realme Pad no destaca en ninguna de sus formas. A nivel milimétrico, la tablet de realme mide 246,1 x 155,9 x 6,9 mm, lo cual hace que nos encontremos ante una tableta de lo más normal en tamaño. Y si hablamos del peso ni te cuento, con sus 440 gramos.

La tablet es, como podéis comprobar en las fotos, muy sencilla. Pantalla de gran tamaño (10,4"), unos bordes marcados, pero bastante contenidos, ideales para poder coger tranquilamente la tablet sin dejar huellas en la pantalla. Y muy agradable de utilizar en el día a día.

La distribución de cámaras, como le pasa al resto del diseño, es típica: Un cámara selfi centrada en la parte superior, y una sola cámara trasera sin flash en la esquina que sobresale un poco del cuerpo.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Por lo demás, destacar que está construida en aluminio, lo que la hace muy fresca y agradable de usar, con el inconveniente de que resbala un poco en las superficies planas. Podemos decir que su diseño funciona, es muy cómoda de utilizar y cumple con su cometido. Buen trabajo de realme.

Una LCD más, posiblemente su punto menos fuerte

Con la llegada de los paneles AMOLED a la gama media de móviles, cuando nos enfrentamos a un panel LCD básico la verdad es que se nota. Y no para bien precisamente.

En el caso de la realme Pad tenemos un panel IPS de 60 Hz, con una resolución de 1.200 x 2.000 px que es más que suficiente, ya que da una densidad de 224 ppp. ¿Y todo esto qué da como resultado? Una experiencia visual correcta, tan solo eso.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

El panel no se ve mal, para nada, pero no destaca. Ver series con ella es factible si no hay mucha luz ambiente (los 360 nits de brillo le pesan mucho), mientras que navegar o responder correos se puede hacer sin problema incluso en días soleados. Siempre y cuando estemos dentro de casa.

En ningún caso la pantalla lastra el dispositivo, pero sí es cierto que transmite sensaciones de gama media básica, cuando el resto del dispositivo intenta diferenciarse un poco en dicho mercado. A su favor hay que decir que el tratamiento del color es bueno, sin saturar y sin llegar a ser fría.

No tiene HDR, lo que para quienes quieren usar la tablet a modo de dispositivo multimedia diario puede suponerles un impedimento, pero, como os decíamos, el rendimiento no es malo en ningún caso, sino más bien correcto. 

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Los cuatro altavoces y su compatibilidad Dolby Atmos hacen que suena de maravilla

La gran sorpresa se da en un apartado que, a menudo, es olvidado: el sonido. La realme Pad suena de maravilla, y es todo gracias a los cuatro altavoces que tiene y a su trabajo con Dolby Atmos.

He visto películas enteras, vídeos en YouTube, escuchado música en Spotify, incluso he probado aplicaciones de pruebas de audio para localizar el sonido. Y en todas estas pruebas la tablet ha respondido con creces.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Si bien la pantalla no destaca, el sonido es tan bueno que ver un maratón de capítulos en Netflix merece la pena solo por lo bien que se oye. En algunos casos supera (en calidad, no en potencia) a los altavoces integrados de televisiones como Samsung o LG.

Pocas veces un dispositivo móvil me sorprendió más que esta realme Pad en el apartado de audio. Toda una demostración de ganas y calidad en un punto que muchas marcas toman como secundario.

Un buen Mediatek gaming pero de 2020

Hay una cosa que suele cabrearme mucho de las tablets de gama entra y gama media, y es que ambas tienen procesadores muy flojos. Poco potentes, ya viejos y ni siquiera eficientes.

En el rango de los 100 a los 250 euros todas las tablets van equipadas con los SoC más básicos, es casi una normal. Lo que hace que la experiencia de uso no sea, en ningún caso, ideal. En vez de recortar de otros sitios, la mayoría de marcas ahorran los euros en el procesador.

Por al ver que la realme Pad utiliza el Mediatek Helio G80 mi cara dibujó una sonrisa. Es cierto que no es chip de gama alta, pero es de los que da la cara. O al menos eso he comprobado en su día a día, jugando y viendo series.

 realme PadSamsung Galaxy Tab S7 FESamsung Galaxy Tab A8 LTEGalaxy Tab A7 2020Huawei MatePad 11Xiaomi Pad 5
Procesador | RAMHelio G80SD 750GUnisoc Tiger T618 SD 662SD 865SD 860
Geekbench 5 Single344539365316920655
Geekbench 5 Multi1.2131.9251.3051.4063.2342.625
AnTuTu225.067386.68478.265143.177622.457566.998
PC Mark8.0958.4807.4656.2208.62811.551

El procesador va acompañado de 6,1 GB (os prometo que ese decimal no me lo he inventado yo, lo dice la tablet) y del sistema operativo realme UI for Pad, en su versión 1.0, la cual es Android 11. Lo único malo es que parece ser que no habrá actualizaciones en un futuro. En general, el funcionamiento no solo es correcto, sino que es fluido. Tanto como podríamos esperar.

Como punto negativo, lo dicho en el titular del apartado: es un gama media gaming de principios de 2020. Y eso le puede pesar un poco, por su construcción en 12 nm, por su poca eficiencia, y porque en los juegos se comporta bien (una vez hemos cargado las texturas), pero ya está.

realme PadGalaxy Tab A8 LTE 2021 Galaxy Tab A7 2020
Escritura secuencial201,96 MB/s106,92 MB/s72,29 MB/s
Lectura secuencial232,72 MB/s205,82 MB/s248,06 MB/s
Escritura aleatoria17,87 MB/s14,36 MB/s13,30 MB/s
Lectura aleatoria14,76 MB/s11,45 MB/s14,32 MB/s
Velocidad de memoria4,89 GB/s3,19 GB/s4,44 GB/s

Este procesador, para quien no lo sepa, es un chip formado por 8 núcleos (2 núcleos Cortex-A75 a 2 GHz y 6 núcleos Cortex-A55 a 1,8 GHz) con una GPU Mali G72. Nada del otro mundo, pero que aún funciona con dignidad.

En cuanto a su capacidad interna de memoria, en nuestra unidad íbamos con 128 GB, las cuales reales eran 101 GB una vez la sacábamos de la caja. Esto nos da espacio de sobra, pero para los que se bajan películas sin parar, tranquilos, que tiene un puerto microSDXC para que le pongáis la tarjeta que queráis.

realme Pad cámara trasera
realme Pad cámara trasera
realme Pad cámara delantera

Y, por último, tenemos las cámaras. En la trasera tenemos una de 8 megapíxeles y en el frontal una de 8 megapíxeles también, y ambos casos el trabajo que hacen son lo esperado, cámaras de gama media sin pretensiones.

Para videollamadas o alguna foto casual sí que valen, pero no están pensadas para ser muy utilizadas (quitando los planos detalle de la trasera, donde hace un trabajo muy digno como se ve con Grogu).

Buena autonomía con sus 7.100 mAh, lo malo es cargarla entera

La realme Pad con sus 7.100 mAh está en la media, sin destacar ni por arriba ni por abajo, pero hace un trabajo, el cual seguramente sería mejor si su chip no fuera de los tragones de su generación (como hemos dicho antes esos 12 nm no ayudan mucho).

Mi experiencia son más de 6 horas de uso continuado viendo series, lo que la hace ideal para aquellos que tengan que hacer viajes largos y tengan largos tiempos de espera entre aviones y autobuses.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Con una utilización más suave, más de navegación y ofimática, he llegado a alcanzar las 7 horas. Eso sí, siempre con el brillo al 60% y 70% porque si no la batería baja a un ritmo poco deseable (al 100% de brillo apenas llega a las 5 horas).

El tiempo de carga se va a las dos horas y cuarto de media, y esto se debe a que la tableta es compatible con la carga rápida más básica: la de 18 W. Esto no es un problema, pero si tenemos prisa sí que puede ser frustrante. Por cierto, puedes jugar mientras se carga la tablet, cosa que es de agradecer.

Lo único raro que tiene en este apartado la realme Pad es que, estando en reposo, la tablet consume una barbaridad. Hasta el punto de que no llega a aguantar ni dos días. Así que cuando dejéis de utilizar, de un día para otro, lo más sensato es apagarla directamente.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Lo mejor de la gama media actualmente por equilibrio

Ahora llegamos al momento de la verdad: ¿merece la pena la realme Pad? Por supuesto. En su gama, costando una media de 199 euros -con descuentos- el modelo de 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna y 249 euros el modelo de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Si miramos a la competencia, donde Samsung, Lenovo y Huawei ofrecen varios modelos, la realme Pad brilla por ser la más equilibrada. Pantalla, autonomía y sonido. En todos los apartados da el tipo y, en algunos, destaca sin problema.

Imagenes de la realme Pad
Chema C.S.

Quitando el alto consumo de la tablet en reposo y lo flojas que son sus cámaras, la realme Pad consigue aguantar el tipo con respecto a sus rivales, siendo mejor que las gamas de entrada de Samsung y Lenovo sin lugar a dudas.

A destacar su buen sonido, la fluidez con la que se mueve en el día a día y su potencia en gaming, algo raro de ver por debajo de los 250 euros.

Si tuviera que comprarle ahora mismo una tablet para un uso variado y quisiera dejarme el dinero suficiente como para no tener que cambiar de tableta en los próximos dos años, la realme Pad de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento sería mi elección por encima de toda la competencia.

Nuestra valoración

Diseño

10/10

Pantalla

8/10

Hardware

7/10

Software

7/10

Cámara

6/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

9/10

Nota técnica

77

Relación calidad/precio

Y además