Skip to main content

Redmi 10, análisis y opinión

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño
  • Pantalla 90 Hz
  • Buena autonomía
  • Sonido estéreo

Lo peor

  • Memoria lenta
  • Carga muy lenta
  • Vídeo limitado a 1080p
  • Sin 5G

06/11/2021 - 09:01

El Redmi 10 es probablemente el último cartucho de la marca para completar su catálogo con un móvil de gama de entrada antes de comenzar a lanzar modelos de la serie 11. Analizamos el Redmi 10 y te damos nuestra opinión.

Xiaomi es el segundo fabricante de móviles a nivel de ventas, y eso incluyen los modelos de sus filiales como Redmi que se escindió de la matriz Xiaomi en forma de una marca independiente pero que, en realidad, comparte gran parte de los componentes y diseño de los modelos que salen con el sello de Xiaomi.

El Redmi 10 es uno de esos móviles que, por sus prestaciones y ajustado precio, forman el grueso de ventas de las marcas, por lo que se tiende a calcular minuciosamente el hardware que incluye manteniendo su precio al alcance de cualquier bolsillo.

El Redmi 10 que vamos a analizar tiene un precio de salida de 179 euros, metiéndose de lleno en una complicada gama de entrada en la que cada vez hay más candidatos y con unas prestaciones más solventes. ¿Piensas que un gama baja no puede ofrecer buena experiencia de uso? Analizamos el Redmi 10 y te damos nuestra opinión.

Redmi 10
PantallaLCD IPS de 6,5 pulgadas | Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles) | Formato 20:9 | 90 Hz | 405 ppp
ProcesadorMediaTEK Helio G88 | Mali G52 MC2
Memoria RAM y almacenamiento4 GB LPDDR4X | 64 y 128 GB eMMC 5.1| ampliación por microSD.
Cámaras traserasPrincipal: 50 Mpx f/1.8 | Gran angular: 8 Mpx 120° f/2.2 | Macro: 2 Mpx f/2.4 | Sensor de profundidad: 2 Mpx f/2.4
Cámara Frontal8 Mpx f/2.0
Batería5.000 mAh | carga rápida 18 W | Carga inversa 9W (por cable)
Sistema operativoAndroid 11 con MIUI 12.5
Conectividad4G | WiFi 5 (802.11 ac) | Bluetooth 5.1 | NFC | USB-C | Radio FM | sensor de infrarrojos.
Dimensiones y peso161,9 x 75,5 x 8,9 mm | 181 gr
Precio179 euros

Análisis del Redmi 10 por apartados:

Un diseño que no renuncia a nada…salvo a la conectividad 5G

Redmi ha adoptado las líneas de diseño de sus modelos de categorías superiores. Con ello no solo han conseguido dar un valor añadido al Redmi 10 que estamos analizando, sino que también mantienen la cohesión en la imagen de marca.

,,

Redmi nos ha enviado una unidad con acabado Gris Carbón recubierto por una capa mate que aporta unos brillos suaves y reduce la presencia de huellas, aunque no lo suficiente. También está disponible en acabados Blanco guijarro y Azul marítimo.

El móvil es cómodo en la mano gracias a la conjunción de varios factores. El primero es estar fabricado en plástico. Esto no solo afecta a su precio, también incide en su peso final que para la báscula en 181 gramos.

Con unas dimensiones de 161,9 x 75,5 mm no es el móvil más compacto y los 8,9 mm de grosor tampoco lo convierten en un dispositivo especialmente esbelto. Sin embargo, la suavidad de las curvas de su perímetro y de la trasera hacen que se adapte perfectamente a la mano y ofrezca buena experiencia de uso.

El elemento más destacado en la trasera es el módulo de cámaras y, por si no fuera lo suficientemente grande de por sí, añade un marco negro adicional. La cámara principal queda destacada por un marco de color gris, cumpliendo con las líneas de diseño del resto de móviles Redmi de 2021.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

El módulo de cámaras sobresale considerablemente de la trasera haciendo inevitable que el móvil se mueva cuando se usa sobre una mesa o superficie plana. Para evitarlo, puedes usar la carcasa de TPU transparente que Redmi a incluido junto al móvil.

En el lateral derecho encontramos los botones de volumen y el sensor de huella dactilar integrado en el botón de encendido. Estos botones se encuentran algo más altos de lo que nos gustaría y es necesario forzar un poco el agarre para desbloquear el móvil con el pulgar cuando se usa el móvil con una sola mano.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

En el lateral opuesto se ubica la bandeja para dos tarjetas NanoSIM con soporte para redes 4G y espacio para una tarjeta microSD que permite ampliar el almacenamiento interno.

Es llamativo que Redmi no haya incluido soporte para redes 5G en este modelo cuando la mayoría de sus principales rivales han llevado el 5G hasta los modelos más discretos de su catálogo. La elección del procesador y la preocupación por la escasez de chips podrían haber motivado esta decisión.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

En la parte superior se encuentra el jack para auriculares, así como la salida altavoz estéreo superior, el sensor de infrarrojos y uno de los micrófonos. La conectividad se completa con un segundo micrófono en el borde inferior, un puerto USB de tipo C y la ranura del segundo altavoz estéreo que monta este terminal.

Tampoco falta la conectividad WI-FI 5 (802.11 ac), Bluetooth 5,1 y NFC para pagos móviles, así como radio FM.

90 Hz y sonido estéreo para la gama básica de Redmi

Si nos vamos al frontal del Redmi 10 nos encontramos con uno de los puntos fuertes de este móvil: su pantalla.

A simple vista la recorren unos marcos más que contenidos para tratarse de un smartphone de menos de 200 euros, dejando un poco más de margen en la parte inferior con una barbilla. La cámara frontal está integrada en un orificio centrado en la parte superior.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Se trata de un panel IPS de 6,5 pulgadas con resolución Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles) que deja una densidad de 405 ppp. Como resultado obtenemos una pantalla que ofrece buena nitidez.

En nuestra opinión viene con un ajuste algo frío de fábrica, incluso tirando a verdoso, pero es algo que puede corregirse fácilmente personalizando la temperatura de color desde el apartado Pantalla del menú de Ajustes.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Desde este mismo menú también puede ajustarse el perfil de color de la pantalla entre tres posibles: Vívido, Saturado y Estándar.

Desde este apartado también podrás ajustar una de las funciones estrella de este Redmi 10 como es la tasa de refresco adaptativa de 90 Hz. Esta opción viene desactivada por defecto y será necesario activarla.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

A pesar de contar con una buena nitidez y una tasa de refresco de 90 Hz, el brillo nos devuelve a la dura realidad de un móvil de gama de entrada. Hemos medido un brillo medio máximo de 340 luxes alcanzando picos de 416 luxes cuando nos encontramos a pleno sol y el sensor de brillo se emplea al máximo.

En ocasiones se nos ha quedado algo corto en brillo al hacer fotos a plenos sol, en términos generales el Redmi 10 monta una pantalla más que correcta para tratarse de un móvil de gama de entrada.

Algo similar sucede con el sonido, donde una pareja de altavoces estéreo consigue reproducir un audio con un buen nivel de potencia.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Sin embargo, el sonido no termina de brillar porque no es simétrico en ambos altavoces, siendo el altavoz inferior algo más potente que el superior, que sufre para seguirle el ritmo y empieza a distorsionar mucho antes.

Contar con un conector para auriculares tiene sus ventajas y al usarlo permite establecer un perfil de audio adecuado para el tipo de auriculares, así como un ecualizador integrado.

Hardware equilibrado lastrado por una memoria demasiado lenta

No vamos a negar que el Redmi 10 nos ha dejado un tanto descorcentados en el apartado del hardware por la elección de sus componentes.

La primera sorpresa llegó al descubrir que la marca china había optado por un procesador Helio G88 de MediaTEK en lugar de usar uno de los nuevos Dimensity 700 que tan buenos resultados están dando en la gama media.

Si bien es cierto que ese cambio puede que no haya afectado al rendimiento final del móvil, sí lo hace en el apartado de conectividad que, como ya hemos comentado, obliga a prescindir del soporte para 5G.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

En el uso diario el procesador se ha comportado bien, pero ha quedado lastrado en todo momento por una elección de memoria que no ha sido la más acertada.

La unidad que nos ha enviado Redmi monta 4 GB de memoria RAM LPDDR4X y 64 GB de almacenamiento interno con tecnología eMMC 5.1.

Esta tecnología penaliza el rendimiento general del sistema provocando que las apps tarden más en ejecutarse y todos los procesos se ralenticen. Los test sintéticos así lo reflejan rebajando las puntuaciones, a lo que se suma un error en el reconocimiento de la GPU que no ha sumado su rendimiento en la puntuación final.

Redmi 10Poco M3 Pro 5Grealme 8
ProcesadorMTK Helio G88Dimensity 700MTK Helio G95
Geekbench 4 Single1.782-2.581
Geekbench 4 Multi5.253-6.821
Geekbench 5 Single327562535
Geekbench 5 Multi1.1181.7641.717
3D Mark Wild Life712 | 4,30 fps--
AnTuTu170.025 * (GPU no compatible)327.891355.548
PC Mark90808.43010.083

Nos hemos encontrado con algunos tirones incluso en la interfaz y un cierto retraso al ejecutar incluso apps poco exigentes. Sin duda alguna 4 GB de RAM se quedan algo escasas para MIUI 12.5. Además, la memoria eMMC tampoco aporta fluidez al iniciar las apps.

Haciendo una comparativa rápida con los datos que te mostramos en la tabla insertada bajo estas líneas se puede apreciar la diferencia en las velocidades de lectura y escritura entre móviles memorias con tecnología UFS (UFS 2.1 y UFS 3.1) y la memoria eMMC que monta el Redmi 10.

Redmi 10Poco M3 Pro 5Grealme 8
Escritura secuencial106,85 MB/s349,74 MB/s157,31 MB/s
Lectura secuencial263,82 MB/s631,81 MB/s457,41 MB/s
Escritura aleatoria9,73 MB/s20,33 MB/s8,33 MB/s
Lectura aleatoria9,54 MB/s21,70 MB/s13,17 MB/s
Velocidad de copia en memoria4,29 GB/s5,75 GB/s5,01 GB/s

El Redmi 10 viene con MIUI 12.5 basada en Android 11 instalada de fábrica ofreciendo muchas opciones de personalización de la interfaz.

Nos encontramos un sistema un tanto recargado de aplicaciones propias que muestran publicidad y apps de terceros que, afortunadamente, pueden desinstalarse.

No estamos ante un smartphone especialmente bien equipado para jugar, aunque eso no significa que no puedas hacerlo en títulos no muy exigentes y con una configuración gráfica discreta.

Para optimizar un poco más esa función, Redmi ha integrado un modo Game Turbo que cierra procesos en segundo plano mejorando la experiencia de juego.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

La seguridad biométrica se mantiene a un buen nivel integrando un sistema de reconocimiento facial que funciona muy bien, pero queda muy condicionado por la cantidad de luz y por el hecho de llevar la cara cubierta por una mascarilla.

Lo mejor es combinarlo con el sensor de huella dactilar, que permite desbloquear el móvil de forma inmediata reduciendo el porcentaje de fallos al configurar el sensor para que actúe bien con solo tocarlo –opción más rápida pero más sensible a falsos intentos de acceso—, o activándolo solo al pulsar el botón de encendido.

Las fotos de la gama de entrada suben de nivel

El apartado fotográfico acostumbra a ser el primero en ser sacrificado para mantener un precio ajustado.

El Redmi 10 parece ser la excepción que confirma la regla y, al menos por la cantidad de cámaras, este móvil ofrece buena variedad.

La app de Cámara es similar a la que encontramos en otros modelos de la marca mostrando un carrusel de modos de disparo sobre el botón de disparo y agrupa algunos más tras la opción Más.

En el panel superior encontramos algunas opciones rápidas propias de cada modo de disparo. Además, aloja algunas configuraciones adicionales en un panel desplegable.

Desde este enlace puedes descargar las muestras originales tal cual los entrega el móvil para que puedas valorar su calidad.

CámarasApertura y estabilización
TraserasSamsung ISOCEL JN1de 50 Mpx | Sensor de 1/2,76" | 0,64 μmf/1.8
Ultra gran angular: 120º | 8 Mpxf/2.2
Macro: 2 Mpxf/2.4
Sensor de profundidad: 2 Mpxf/2.4
Frontal8 Mpxf/2.0 | foco fijo

La cámara principal del Redmi 10 es de 50 Mpx lo cual le permite tomar unas fotografías muy bien definidas, pero con unos colores un tanto apagados incluso a pleno sol.

El rango dinámico no es el mejor que hemos visto, pero sí le permite codearse sin complejos con terminales de gama media. El balance de blancos tampoco es el más preciso y en ocasiones cambia el tono de los colores en base a una medición errónea de la temperatura de la luz.

Estos errores en el balance de blancos se hacen especialmente notables en las fotos tomadas con la cámara Ultra gran angular, donde el Redmi 10 no es capaz de mantener la concordancia en el procesado con el resto de cámaras.

Contar con un sensor más pequeño también afecta a la definición de las fotos hechas con esta cámara, que consigue mantener el tipo en el centro de la imagen, pero pierde notablemente el control a medida que se aleja hacia los extremos.

El Redmi 10 no ha querido renunciar a una lente Macro, y para ello utiliza un sensor de 2 Mpx. No nos vamos a extender demasiado en explicaciones, pero es más que sabido que este tipo de cámaras no consiguen ofrecer un mínimo de calidad.

Además, el sistema de enfoque no es muy preciso y obliga a hacer varias tomas para conseguir una foto enfocada que, por otro lado, no servirá de mucho por su escasa definición.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Por suerte, el sensor principal ofrece un zoom digital que aguanta el tipo sin problema hasta los 5 aumentos con buena calidad.

Las escenas nocturnas suponen todo un reto para el Redmi 10 que, nuevamente, sale discretamente del paso equiparando sus resultados a los de algunos modelos de gama media.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

El modo Noche mejora el equilibrio de luces y reduce las distorsiones provocadas por el ruido, pero no podemos olvidar que estamos ante un smartphone asequible y el rendimiento fotográfico no es una prioridad.

La cámara frontal sigue la línea del resto de cámaras con un buen rendimiento a pleno sol, pero que repite los errores habituales sobreexponiendo los fondos y cielos.

La precisión del recorte depende en gran medida del fondo, pero los retratos siempre serán más precisos con la cámara trasera gracias al sensor de profundidad.

Por la noche la cámara frontal acusa la falta de luz y pierde capacidad de enfoque y detalle en las pieles.

En el apartado de vídeo la resolución queda limitada a 1080p a 30 fps aplicando una estabilización bastante leve que deja rastros de efecto gelatina intentando corregir el movimiento.

Encontramos un modo Macro de vídeo que acorta la distancia de enfoque. Tal y como sucede en el apartado de fotografía, los vídeos resultantes con este modo no tienen la definición suficiente quedando limitados a 720p.

Batería para rato pero con una carga demasiado lenta

La autonomía es otro de los puntos fuertes de este terminal. Unir una pantalla con resolución Full HD+, optimizarla con una tasa de refresco variable y añadirle un procesador poco exigente parece ser la fórmula perfecta para lograr una autonomía de uso para todo el día e incluso algo más.

Con un uso intermedio con apps de mensajería y redes sociales, fotos, algún vídeo, gestión del correo, navegación y algunos vídeos de YouTube, los 5.000 mAh del Redmi 10 nos han entregado un promedio de hasta 8 horas y media de pantalla.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Redmi incluye un cargador de 22,5 W, aunque el móvil admite un máximo de 18W de carga, lo que le permite cargar el 50% de su capacidad en 56 minutos y completa el 100% de la carga en unas 2 horas y 38 minutos.

No son las mejores cifras de carga, pero estos tiempos de carga prolongados son habituales en la gama de entrada, aunque ya que Redmi incluye un cargador con mayor capacidad, también podría haber apostado por una carga algo más potente.

Redmi ha acertado en muchos apartados, pero la memoria desluce la experiencia de uso

La gama de entrada de Android es un campo de batalla muy reñido por el complicado equilibrio entre prestaciones y un precio ajustado que deben tener estos móviles.

El Redmi 10 que hemos analizado cumple con creces con la mayoría de los requisitos para consolidarse como un superventas en esta categoría: una pantalla solvente y con 90 Hz, un diseño reconocible y un conjunto de cámaras que está a la altura de su categoría.

Redmi 10, análisis y opinión
R.Andrés

Sin embargo, la elección de la memoria, tanto por cantidad como por tecnología, no ha sido del todo acertada condicionando la experiencia de uso y haciendo que se las aplicaciones tarden más en ejecutarse.

El procesador ofrece un buen comportamiento y, aunque no se trate de la última generación Dimensity de MediaTEK, entrega la potencia suficiente. No nos cabe duda de que la experiencia de uso de este terminal mejoraría muchísimo montando una memoria más actual.

Con un precio de salida de 179 euros el Redmi 10 parte de una buena posición con respecto a sus principales rivales que, por otro lado, prácticamente sale de las mismas líneas de producción con modelos como el Poco M3 Pro 5G a la venta por 179 euros, con unas prestaciones similares y ofreciendo el añadido de la conectividad 5G.

A pesar de sus luces y sombras, el Redmi 10 que hemos analizado obtiene un aprobado raspado, pero es más que suficiente para un usuario que busque un móvil básico para mensajería, con un precio asequible y con buena autonomía.

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

6/10

Software

8/10

Cámara

7/10

Batería

8/10

Conectividad

8/10

Sonido

9/10

Nota técnica

79

Relación calidad/precio

Y además