Skip to main content

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Lo mejor

  • Pantalla AMOLED
  • Lector de huellas
  • Cámaras
  • Diseño

Lo peor

  • Potencia justa
  • Experiencia
  • Sonido
  • Ergonomía

24/04/2022 - 09:00

El Samsung Galaxy A53 5G ha pasado por nuestra mesa de pruebas y lo ha hecho para que podamos contaros de primera mano cómo se comporta este dispositivo en el día a día y, sobre todo, si sus cámaras, autonomía y pantalla hacen que su precio sea justificable.

Pese a que lo lógico sería pensar que la gama alta es la más competitiva en el sector de los teléfonos inteligentes, lo cierto es que la gama media es donde se libran las batallas más encarnizadas. Los fabricantes vuelcan sus propuestas año tras año, haciendo que los usuarios sean juez, jurado y verdugo.

El Samsung Galaxy A53 5G se ha subido a la palestra para que podamos desgranar todos sus secretos y, antes de empezar con el análisis, hay que aclarar que las expectativas son altas ya que el modelo de la generación pasada tuvo una acogida espectacular y consiguió cautivar tanto a los medios especializados como a los usuarios.

Teniendo esto en cuenta, vamos a empezar con el análisis del Samsung Galaxy A53 5G que ha pasado por nuestras manos durante el suficiente tiempo como para que podamos hacernos una idea de sus puntos fuertes y débiles. Eso sí, os adelantamos que la experiencia no ha sido como nos la habíamos imaginado.

 Galaxy A53 5G
Dimensiones159,9 x 75,1 x 8,4 mm
Peso189 g
Pantalla6,5" SuperAMOLED | FullHD+ | 120 Hz
ProcesadorExynos 1280: 2xA78 + 6xA55 | Mali G68 | 5nm
RAM6 GB | 8 GB
Almacenamiento128 | 256 GB | microSD
SoftwareOne UI 4.1 (Android 12)
Cámara frontal32 Mpx f/2.2
Cámaras traseras64 Mpx f/1.8 OIS | 12 Mpx f/2.2 angular | 5 Mpx Macro f/2.4 | 5 Mpx prof f/2.4
Conectividad5G | Wi-Fi ac | Bluetooth 5.1 | GPS | NFC
ExtrasIP67 | Huella en pantalla | Altavoces estéreo
Batería5.000 mAh | hasta 25 W (sin cargador en caja)
Precio448,99 euros (8+128GB) | 509 euros (8+256GB)
 

Apartados del análisis del Samsung Galaxy A53 5G:

Colorido, llamativo y con una trasera cuyo tacto es espectacular

La estética del Samsung Galaxy A53 5G es llamativa y colorida, al menos en la unidad de análisis que nos han enviado. Lo que nos encontramos al sacarlo de su caja es un dispositivo que tiene un frontal que sigue las líneas de diseño marcadas en los últimos años: la cámara frontal está incrustada en el panel y los marcos son reducidos.

Eso sí, estos marcos no son todo lo redudidos que podrían ser; aunque lo que más choca en un primer vistazo es que el superior e inferior no son simétricos. No es nada alarmante, pero lo cierto es que habría sido de agradecer que el grosor fuese el mismo en ambas zonas de la parte frontal del Samsung Galaxy A53 5G.

VIDEO

Diseño Samsung Galaxy A53 5G

Debajo de un panel que, lo cierto es que nos ha gustado bastante y del que hablaremos más adelante, se encuentra el lector de huellas. Samsung ha decidido apostar por un sensor óptico en este dispositivo, la experiencia resultante de esta decisión es buena en líneas generales y, de hecho, no hay muchas pegas que ponerle a este lector de huellas.

A nivel de funcionamiento no es el más rápido, pero tampoco es excesivamente lento. Lo cierto es que resulta correcto y su principal enemigo es la zona en la que se encuentra. Está casi a una pulgada del marco inferior del dispositivo, haciendo que a la hora de desbloquear el dispositivo haya que forzar la posición del pulgar para situarlo en la zona de desbloqueo.

Y, es que, si tienes las manos grandes es probable que te resulte molesto situar el pulgar en el lugar exacto donde tiene que posicionarse para que el desbloqueo se realice. Lo que salva esta situación es que el desbloqueo facial, pese a no ser tan seguro como el de los móviles de Apple, funciona de forma verdaderamente rápida.

Habiendo dejado el frontal del Samsung Galaxy A53 5G toca pasar a su trasera, pero antes de ello vamos a pasear por sus laterales. Este dispositivo hereda el diseño del Samsung Galaxy A52 5G, pero modifica los laterales hasta hacerlos más planos. Puede parecer que el cambio es mínimo, pero la ergonomía se ha resentido bastante.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

El diseño mucho más industrial que ofrece estos laterales hace que el dispositivo sea mucho más atractivo a la vista, pero en mano no resulta tan cómodo como otras propuestas con un tamaño mucho mayor. De hecho, sus dimensiones están en la media con sus 15,9 centímetros de largo, 7,4 centímetros de ancho y 8,1 milímetros de grosor.

Pese a no ser excesivamente grande, ni tampoco demasiado pesado gracias a que pesa 189 gramos; la sensación en mano es la de un terminal de mayores dimensiones. Lo más que probable que la culpa de todo esto sean esos cantos laterales que hemos mencionado, aunque lógicamente esta sensación puede variar dependiendo de la persona.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Tras terminar el paseo por los laterales en la zona inferior donde se encuentra el puerto USB C, el altavoz, el micrófono y el puerto para la NanoSIM junto con la microSD. Sí, el Samsung Galaxy A53 5G pierde el jack de 3,5 milímetros. Ahora toca pasar a la trasera de color azul celeste construida en un policarbonato de buena calidad y con acabado mate.

El tacto es espectacular y no es un imán para las huellas lo que resulta bastante positivo a día de hoy. Puede que no sea el material más premium, pero a nivel estético no tiene mucho que envidiar al cristal y lo que ofrece es una mejor resistencia a caídas. En esta trasera se encuentra un módulo de cámaras bastante bien integrado y que sobresale ligeramente.

Lo más llamativo de este módulo de cámaras es que el material que lo conforma es el mismo que la trasera, haciendo que no haya ningún punto de separación. Antes de terminar este apartado hay que mencionar que el Samsung Galaxy A53 5G tiene la certificación IP67 lo que le confiere resistencia al agua y al polvo hasta cierto punto.

120 Hz en un panel SuperAMOLED que se defiende muy bien

Samsung sigue dotando a sus dispositivos de paneles de altísima calidad y esto es justo lo que ocurre en el Galaxy A53 5G. Este terminal goza de una pantalla de 6,5 pulgadas con tecnología SuperAMOLED con resolución Full HD+ y que se corona con una tasa de refresco de 120 hercios. Además, Gorilla Glass 5 se encarga de proteger el panel contra caídas y arañazos.

La configuración de esta pantalla deja claras las intenciones de Samsung en la gama media. Es un panel de muy buena calidad cuyo brillo, según los datos de la compañía, alcanza los 800 nits. Eso sí, pese a hacer gala de los 120 Hz hay que matizar que nos encontramos ante un panel que no es adaptativo.

VIDEO

PANTALLA SAMSUNG GAALXY A53 5G

Teniendo en cuenta que solo se podrá elegir entre 60 Hz o 120 Hz la experiencia lógicamente dependerá de lo que priorice cada uno. En el tiempo que hemos pasado con el dispositivo hemos preferido apostar por ese extra de fluidez que aportan los 120 Hz y cuyo consumo es prácticamente imperceptible gracias a la capacidad de la batería.

Habiendo expuesto las características técnicas ahora toca hablar de la experiencia general que nos ha dado esta pantalla. Las quejas son mínimas y, es que, estamos ante un panel que cumple en lo básico y en lo importante. De hecho, es uno de los puntos claves de este terminal y un gran peso a su favor en comparación con otras propuestas.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Si bien es cierto que se le puede pedir algo más de brillo para que en verano se pueda utilizar sin problema bajo el sol, no deja de ser un panel que se comporta extremadamente bien en exteriores y que, en interiores, cuando se quiere disfrutar de contenidos multimedia como series o películas cumple a la perfección.

Pese a los elogios no es una pantalla perfecta y, de hecho, tiene un pequeño fallo que, en realidad, no es tanto culpa del panel sino de la forma en la que Samsung ha querido integrar la cámara frontal. El sensor está centrado en la zona superior y está rodeado por un borde de apariencia metálica que genera un efecto óptico bastante molesto.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Acompañando a esta pantalla que, nos ha gustado bastante, se encuentra un sistema de altavoces estéreo que cumplen con creces. A volúmenes altos distorsiona levemente por lo que es aceptable al tener en cuenta que consigue llenar una habitación pequeña con sonido, por la contra el jack de auriculares dice adiós.

Tanto la pantalla como el sistema de audio trabajan en conjunción y hacen un buen trabajo, de hecho, este apartado es uno de los más favorables del Samsung Galaxy A53 5G. Y, es que, la evolución de la gama media para ofrecer pantallas de calidad y sonido contundente es algo que nos beneficia a todos.

Potencia justa y que pasa factura en el día a día

El interior del Samsung Galaxy A53 5G lo firma la propia empresa surcoreana con el procesador Exynos 1280. A nivel técnico lo que nos encontramos es un procesador compuesto por 8 núcleos siendo dos de ellos Cortex A78 a 2,4 GHz y seis de ellos A55 a 2 GHz. La GPU encargada del apartado gráfico es la Mali-G68.

Acompañando al procesador y a la gráfica se encuentran 6 GB de memoria RAM tanto para el modelo de 128 GB como el de 256 GB. Lo esperable hubiese sido que Samsung apostase por una opción con, al menos, 8 GB y, es que, este extra de RAM supondría una garantía hacia su uso en un futuro lejano ya que el dispositivo cuenta con cuatro años de actualizaciones garantizadas.

 Samsung Galaxy A53 5GSamsung Galaxy A52s 5GSamsung Galaxy A52 5G
ProcesadorExynos 1280SD 778GSD 750G
Geekbench 5 Single732754636
Geekbench 5 Multi17322.6921.824
3D Mark OpenGL2.2992.4662.700
AnTuTu414.237499.377322.741
PC Mark10.90110.9787.846

Con las cartas sobre la mesa el Samsung Galaxy A53 5G se muestra como un contendiente capaz de librar las batallas necesarias en la gama media, lo que ha ocurrido es que esto no ha sido así. A lo largo de los días que hemos utilizado como nuestro móvil de cabecera nos hemos dado cuenta de que el rendimiento no es acorde a lo esperado.

Y, de hecho, esto se aprecia incluso en las pruebas sintéticas. El Samsung Galaxy A53 5G está por detrás de la generación pasada en casi todas y cada una de estas pruebas, haciendo que tanto el Samsung Galaxy A52s 5G como del Samsung Galaxy A52 5G. Y, aunque las cifras no marcan la experiencia, son un indicativo irrefutable.

Dejando de lado las cifras que, aunque muestran una evolución nimia y un atraso en algunos aspectos, lo importante es cómo se comporta en el día a día. Lo que nos hemos encontrado es un terminal que sufre retrasos, caídas de fotogramas y que no responde a la velocidad de un dispositivo que ha sido lanzado este mismo año.

Los momentos en los que el rendimiento cae por debajo de lo esperado no son puntuales y es lo más alarmante de todo. A la hora de desbloquear el dispositivo pasan los segundos justos como para que la sensación sea que algo no va todo lo bien que debería ir y ocurre incluso en los menús del sistema como son los ajustes.

Samsung Galaxy A53 5GSamsung Galaxy A52s 5GSamsung Galaxy A52 5G
Escritura secuencial79,96 MB/s89,56 MB/s183,54 MB/s
Lectura secuencial460,51 MB/s494,03 MB/s381,72 MB/s
Escritura aleatoria19,30 MB/s34,47 MB/s19,00 MB/s
Lectura aleatoria14,34 MB/s18,87 MB/s15,44 MB/s
Velocidad de copia en memoria5,69 GB/s5,14 GB/s5,33 GB/s

La fluidez ha sido la gran ausente en esta experiencia y, aunque la pantalla 120 Hz consigue paliar o edulcorar la situación, la realidad es que a la hora de navegar, cambiar a redes sociales como Twitter o Instagram la sensación general es que le cuesta realizar estas tareas tan básicas y, en algunos momentos, parece que no puede.

A la hora de jugar, lógicamente, el Samsung Galaxy A53 5G no consigue dar la talla. Los juegos se mueven y se pueden echar partidas, pero lo que ocurre es que la tasa de fotogramas no es aceptable y, al final, la experiencia generada no resulta satisfactoria bajo ningún tipo de estándar y todavía menos si eres una persona a la que le gusta jugar.

En cuanto al software lo que tenemos es la ya archiconocida One UI sobre Android 12. La estética va a gustos, pero en nuestro caso no tenemos ninguna queja en este apartado. Eso sí, Samsung sigue ofreciendo infinidad de opciones y aplicaciones preinstaladas que pueden apabullar a cualquier usuario.

Autonomía para toda la jornada y sin cargador incluido en la caja

A la hora de hablar de la autonomía hay que dejar claro que Samsung ha prescindido del cargador en este dispositivo. Este movimiento no resulta extraño para la firma surcoreana y, es que, sus terminales de gama alta como el Samsung Galaxy S22 Ultra ya no incluyen el cargador, pero en esta ocasión resulta desalentador.

Entendemos la idea o el motivo de lo que hay detrás de este movimiento, pero lo cierto es que el hecho de que Samsung lo haya ejecutado en un dispositivo de esta gama es desconcertante y, esperamos que no sea una tendencia general que se vaya a aplicar a lo largo de las siguientes generaciones de dispositivos

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Habiendo dejado clara la situación del cargador, vamos con el comportamiento del dispositivo en el día a día. La autonomía está marcada por una capacidad enorme y, es que, Samsung ha dotado al dispositivo de 5.000 mAh que permiten usar el brillo al máximo junto con los 120 Hz sin que se resientan las horas de uso.

En nuestra experiencia hemos conseguido superar siempre las 24 horas de uso con, al menos, siete u ocho horas de pantalla encendida. De hecho, en una ocasión y forzando hasta el 3% conseguimos llegar hasta las 9 horas de pantalla encendida. La carga rápida que integra es de 25 W que se hace algo corta para la capacidad de la batería.

Dos sensores principales interesantes y dos que no aportan nada

A nivel fotográfico el Samsung Galaxy A53 5G tiene luces y sombras. Las luces son, en parte, dos de sus sensores traseros que conforman una dupla interesante. El principal es de 64 megapíxeles con focal f/1.8 y que integra estabilización óptica OIS por lo que partimos de una base sólida a nivel de expectativas.

El segundo sensor es un gran angular de 12 megapíxeles con focal f/2.2 que, aunque no suponga un gran avance, es un sensor bastante interesante. Los otros dos que forman el cuarteto de cámaras son casi anecdóticos: sensor de profundidad de 5 megapíxeles con focal f/2.4 y sensor macro de 5 megapíxeles con focal f/2.4.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Ilan K. Cherre

Teniendo en cuenta las configuraciones de las cámaras del Samsung Galaxy A53 5G lo que nos encontramos a la hora de hacer fotos es una experiencia agridulce. Antes de nada es que parte de la culpa la tiene el rendimiento del dispositivo, haciendo que exista retrasos a la hora de cambiar entre los diferentes sensores o hacer fotografías.

¿Cómo son las fotografías del Samsung Galaxy A53 5G? En general buenas, aunque hay cierto margen de mejora. La propuesta por parte del sensor principal es la mejor de todas. El color es acorde a la realidad, la saturación es la justa como para que las fotografías tengan viveza y el contraste resultante no tiene apariencia artificial.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión

De hecho, el rango dinámico es uno de los puntos fuertes de este sensor principal. En las fotografías de muestra se puede apreciar que, aunque la situación es complicada, las sombras, claros y los tonos quedan bien marcados sin que ninguno de estos elementos opaque o tenga más presencia de la debida.

Eso sí, al hacer zoom lo cierto es que hay cierta pérdida de detalle y es posible que esta sea debida al postprocesado de Samsung. No es nada alarmante, pero es algo que hay que mencionar. El sensor gran angular nos arroja fotografías demasiado suaves para nuestro gusto y la colorimetría cambia con respecto al sensor principal.

No es un mal sensor, la verdad. Pero nos damos cuenta de que Samsung ha integrado una cámara mucho más modesta. Eso sí, en determinadas situaciones es un sensor capaz de cumplir con lo que se pide y al que se le puede sacar bastante provecho en paisajes o fotografías mucho más artísticas. El zoom digital es bastante desastroso al máximo y con dos aumentos es utilizable.

Al caer la noche el sensor que se mantiene en pie es el principal y consigue cumplir en las situaciones complicadas. Sí, se pierde detalle e, incluso, aparece ruido en la imagen. Pero no encontramos artefactos extraños o lavados en determinadas zonas de la imagen. No es la mejor imagen, pero sí que resulta natural.

Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión
Samsung Galaxy A53 5G, análisis y opinión

De hecho, la interpretación de las luces es algo que nos ha sorprendido bastante. Eso sí, hay que tener cierta maña a la hora de capturar imágenes de noche debido a que siempre lo más recomendable es indicar en la pantalla donde queremos fijar el enfoque y, además, gestionar la luminosidad.

La cámara gran angular de noche palidece bastante y, es que la falta de detalle es algo y la suavidad de la imagen se vuelve todavía más acentuada cuando cae la noche. Se pueden conseguir fotografías salvables, pero para ello hay que disparar varias veces y teniendo en cuenta de que el rendimiento no es el mejor esto no resulta cómodo.

Los otros dos sensores, macro y profundidad, son bastante anecdóticos y, de hecho, no ha habido ninguna situación en la que haya hecho falta emplearlos. Además, al tener únicamente 5 megapíxeles ya da a entender que son sensores de relleno y que están ahí para hacer que el apartado fotográfico luzca más complejo.

VIDEO

Muestra vídeo Samsung Galaxy A53 5G

Eso sí, la sorpresa está en la cámara para selfies y, es que, los 32 megapíxeles de este sensor junto con una focal f/2.2 hacen que los resultados sean excelentes en este apartado. El nivel de detalle, el rango dinámico y, en general, los colores hacen que las fotografías sean de lo más agradables posibles.

La grabación de vídeo del Samsung Galaxy A53 5G permite capturar escenas con bastante buena calidad, incluso es posible grabar a 4K y 30 fotogramas por segundo. Lo único es que la estabilización no es la mejor a nivel general y cuando se cambia entre sensores la colorimetría cambia repentinamente.

Samsung tiene que darle una vuelta de tuerca a su fórmula para los terminales de gama media

El Samsung Galaxy A53 5G es la gran baza por parte de Samsung para conquistar una gama media premium como ya lo hizo su predecesor. Lo que ocurre es que la propuesta de la firma surcoreana no termina de convencer debido a que tiene un gran problema de rendimiento que afecta de manera general a la experiencia.

Y, es que, resulta incomprensible que un terminal que se acaba de lanzar al mercado sufra en el día a día a la hora de realizar tareas tan básicas como abrir una aplicación, tomar una foto o jugar. Se le puede dar un voto de confianza y esperar que con futuras actualizaciones Samsung consiga mejorar el rendimiento.

Mientras tanto resulta complicado recomendar o apostar por este dispositivo y más teniendo en cuenta su etiqueta de precio oficial que se dió en su lanzamiento. El Samsung Galaxy A53 5G tiene dos configuraciones de almacenamiento y, en ambos casos, la misma cantidad de RAM que son únicamente 6 GB.

El modelo que apuesta por un almacenamiento de 128 GB se queda en los 448,99 euros y el que sube hasta los 256 GB alcanza los 509 euros. A estos precios hay opciones mejores como puede ser incluso el modelo anterior a este dispositivo o esperar a alguna oferta puntual que rebaje su precio a los 300 euros en plataformas como Amazon.

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

10/10

Hardware

5/10

Software

5/10

Cámara

8/10

Batería

8/10

Conectividad

10/10

Sonido

7/10

Nota técnica

74

Relación calidad/precio

Y además