Skip to main content

Samsung Galaxy A7 (2018), análisis y opinión

Lo mejor

  • Elegante diseño
  • Triple cámara, con gran angular incluido
  • Buena autonomía
  • Trae Android 8.0 Oreo de serie

Lo peor

  • Los ángulos de visión de la pantalla
  • Tiene microUSB, y no USB Tipo-C
  • No tiene resistencia al agua
  • ¿Por qué no Android One?

Jakub Motyka

29/11/2018 - 10:30

Las cámaras duales ya son cosa del pasado. Ahora, los fabricantes se suman a una nueva moda que consiste en incorporar tres (e incluso cuatro) cámaras en sus móviles. En este análisis del Galaxy A7 (2018) de Samsung ponemos a prueba su triple cámara, y te contamos qué ofrecen sus características en el día a día.

¿Más es siempre mejor? Depende. Pero si le preguntan a Samsung, es probable que la compañía surcoreana defienda de forma férrea su última apuesta de incorporar cámaras triples -e incluso cuádruples- en sus móviles de gama media. El Samsung Galaxy A7 (2018) es un móvil que, con un precio de salida por debajo de los 350 euros, ofrece nada menos que tres sensores dentro de su conjunto de cámaras principales.

En este análisis del Samsung Galaxy A7 (2018) hemos puesto a prueba este móvil de la familia Galaxy A de Samsung. Estamos hablando de una gama orientada a todos aquellos usuarios que, siendo exigentes con las características de un teléfono, no están dispuestos a gastarse los 800 o 900 euros que a día de hoy cuestan -y en algunos casos, más- los teléfonos de gama alta.

Por 349 euros, el Galaxy A7 de 2018 se presenta como una alternativa interesante tanto por diseño como por características. Por diseño, porque trae una trasera de cristal muy elegante que está disponible en tres colores diferentes (azul, negro y dorado); por características, porque además de su triple cámara cuenta también con una pantalla Super AMOLED, un procesador de ocho núcleos, 64 GB de almacenamiento interno (ampliable), 3.300 mAh de batería... sobre el papel, nada mal.

  Samsung Galaxy A7 (2018)
Pantalla

6" Super AMOLED

Full HD+ (2.220 x 1.080 píxeles)

Procesador x8 núcleos (x4 @2,2GHz + x4 @1,6GHz)
RAM + memoria 4 + 64 GB (ampliable por microSD de hasta 512 GB)
Cámaras

Principal: 24 + 5 + 8 megapíxeles

Frontal: 24 megapíxeles

Sistema operativo Android 8.0 Oreo
WiFi, 4G y Bluetooth 802.11 a/b/g/n/ac 2.4G+5GHz + 4G LTE (Cat. 6) + Bluetooth 5.0
Batería 3.300 mAh
Precio 349 euros

En este rango de precio, el Samsung Galaxy A7 de este año tiene que enfrentarse a competidores de la talla del Pocophone F1 (poco más de 300 euros), el Huawei P Smart Plus (por menos de 300 euros) o el Honor 10 (por unos 380 euros), y eso por mencionar solamente algunos ejemplos de esta competida gama del mercado de la telefonía móvil. Y la cámara es precisamente un apartado al que un usuario de esta gama otorga normalmente mucha importancia.

Que tenga tres cámaras en lugar de una sola (o dos, como estamos acostumbrados a ver en el mercado) no quiere decir que este teléfono haga fotografías de mejor calidad que todos sus competidores. Es cierto que la guerra de las cámaras móviles va más allá de los megapíxeles, y que el número de sensores es relevante en esta batalla, pero no lo es todo. Antes de lanzarte a por la compra de un móvil por su/s cámara/s, primero debes tener en cuenta otros aspectos.

Veamos qué tal sale parado de nuestro análisis a fondo el Galaxy A7 2018 de Samsung.

Bonito por detrás, pero no tanto por delante

Samsung Galaxy A7 (2018), análisis y opinión

Samsung ha trabajado en un diseño muy bien acabado para la parte trasera del Galaxy A7 (2018), y eso se nota en la parte delantera, donde saltan a la vista los recortes (o no-recortes mejor dicho, como ahora entenderéis). Por atrás, este teléfono luce una elegante capa de cristal que a nosotros nos ha tocado probar en el color más juvenil de todos, el Ocean Blue (azul), aunque lo podéis comprar también en Midnight Black (negro) y Gold (oro).

El teléfono transmite un acabado robusto en la mano, y aunque esta capa de cristal 2.5D no nos ha dado la sensación de que se raye con facilidad, ya sabéis que con las traseras de cristal lo mejor es curarse en salud comprando una funda asequible. Lo mismo os diremos de la pantalla: tiene Gorilla Glass (no hemos encontrado referencias a la versión exacta), así que sobrevivirá a las caídas más inocentes, pero igualmente un protector de pantalla no os vendrá nada mal.

Samsung Galaxy A7 (2018), análisis y opinión

En cuanto a materiales, este teléfono no es metálico: combina la parte trasera de cristal con unos laterales de plástico. Esto último no es algo negativo por sí mismo, pero habría que ver qué tal aguanta este plástico el paso del tiempo. ¿Os acordáis de los primeros Galaxy Core y sus laterales cromados que se "pelaban" con el paso del tiempo? Tendréis que ser vosotros los que nos digáis si en unos meses os ocurre lo mismo con este móvil.

  Galaxy A7 (2018)
Dimensiones 159,8 x 76,8 x 7,5 milímetros
Pantalla 6" (18,5:9)
Peso 168 gramos
Materiales Plástico en los laterales + cristal en la trasera
Resistencia al agua No

Si echamos un vistazo a sus medidas, veremos que el Samsung Galaxy A7 (2018) trae unas dimensiones que están dentro de la media para esta categoría del mercado: 168 gramos de peso (algo razonable, no se nota pesado en la mano) con unas medidas de 159,8 x 76,8 x 7,5 milímetros. Para que os hagáis una idea, tiene unas dimensiones similares a las de un Samsung Galaxy S9+.

Por cierto: este móvil no tiene resistencia al agua, así que nada de entrar con él en la ducha o llevártelo a la piscina en los meses de verano. En un mercado en el que raro es el móvil que no trae protección IP de algún tipo, esto es un punto en contra de esta alternativa de Samsung.

Samsung Galaxy A7 (2018), análisis y opinión

Llega el momento de la crítica de la parte frontal. Por delante, el Galaxy A7 de 2018 presenta unos marcos de pantalla que se nos han antojado demasiado grandes para lo que estamos acostumbrados a ver en el mercado: está bien que la pantalla sea de 18,5:9, ya que quiere decir que aprovecha muy bien el frontal, pero de nada sirve si luego echamos un vistazo a sus características y vemos que la pantalla solamente ocupa el 74,4% del frontal. Todo lo demás es espacio ocupado por los marcos laterales.

Marcos de la pantalla del Galaxy A7 de 2018

Y eso es algo que se nota. Lo estáis viendo por vosotros mismos en las fotografías: choca mucho ver que la pantalla está rodeada por esos gigantescos marcos, y es un detalle que otros fabricantes sí han cuidado este año, con alternativas como el Mate 20 Lite cuya pantalla ocupa un mucho más aceptable –en esta gama– 81,7% de la parte frontal. Por lo tanto, dos palitos a Samsung en el apartado del diseño: la ausencia de la resistencia al agua y los enormes marcos frontales.

En cuanto a conectividades, ninguna sorpresa: tenemos una bandeja híbrida para utilizar una microSD y hasta dos tarjetas SIM, una salida minijack para los auriculares y un puerto microUSB (nada de USB de Tipo-C, por desgracia). Un momento... ¿y el lector de huellas?

Lector de huellas del Galaxy A7 de 2018

El lector de huellas está en uno de los laterales. Concretamente, en el botón de Encendido que hay en el lateral derecho: al más puro estilo de los Xperia XZ1 de Sony, la surcoreana Samsung se ha animado a integrar el lector de huellas en una posición diferente a la que estamos acostumbrados a ver en sus móviles.

Es una posición bastante cómoda en el día a día. En esto de los lectores de huellas y su ubicación en los móviles no hay nada escrito: al final es cuestión de acostumbrarse, y da igual que esté delante, atrás o en un lateral: tras unos días de uso, el dedo ya va de forma instintiva al lugar en el que se encuentra el sensor. El de este Galaxy A7 (2018) funciona muy bien, y no nos ha dado problemas para identificar nuestra huella a la primera. Por cierto: también hay función de reconocimiento facial, pero es a través de la cámara frontal, así que ya os imaginaréis su nivel de seguridad.

El AMOLED no lo es todo

Pantalla del Samsung Galaxy A7 2018

Decir que un móvil de gama media incorpora una pantalla Super AMOLED suele ser un punto a favor del modelo de turno, pero no lo es todo. Aquellos que no estén muy puestos en eso de las tecnologías de las pantallas, lo único que han de saber es que en este mercado existen –de forma muy resumida– dos tipos de pantallas: AMOLED e IPS LCD. La primera es la que ofrece negros puros, y un menor consumo de batería en ciertas situaciones; la desventaja que presenta es que es más cara, y por eso no es tan habitual encontrarme en teléfonos de este rango de precio. Cuando te la encuentras, suele ser porque el fabricante ha recortado a cambio en otras especificaciones para que el precio no se vaya por las nubes.

  Galaxy A7 (2018) Pocophone F1 Mate 20 Lite
Pantalla 6" 6,18" 6,3"
Tecnología Super AMOLED IPS LCD LTPS IPS LCD
Resolución 2.220 x 1.080 píxeles 2.246 x 1.080 píxeles 2.340 x 1.080 píxeles
Formato 18,5:9 18,7:9 19,5:9

Desliza el dedo sobre la tabla

En este Samsung Galaxy A7 (2018) efectivamente tenemos una pantalla Super AMOLED de seis pulgadas que se queda en una buena resolución Full HD+, es decir, una resolución Full HD estirada hasta los 2.220 x 1.080 píxeles. Sobre el papel es una buena pantalla, pero en la práctica se queda algo corta a poco que seas mínimamente exigente con la calidad de la imagen: sobre todo, a nosotros nos ha chocado ver los colores tintados tan extraños que aparecen a poco que fuerces los ángulos de visión.

Pantalla del Galaxy A7 de 2018

Es cierto que las pantallas de sus competidores no alcanzan los contrastes tan marcados que consigue este panel del A7 (2018), pero personalmente tengo mejor recuerdo de las pantallas de otros móviles como por ejemplo los Mate Lite de Huawei antes que este modelo de Samsung, y eso que en esos casos eran paneles iPS LCD. Los ángulos de visión, como decimos, no son el punto fuerte de este móvil.

Al igual que sus hermanos de la gama alta, este modelo incorpora también un apartado de modo de color que permite elegir entre cuatro modos diferentes para los colores: Adaptative display, Cine AMOLED, Foto AMOLED y Básico. Todo aquel que se sienta incómodo con unos contrastes fuertes, lo único que deberá hacer será activar el modo "Básico", que deja la pantalla a un nivel similar a cualquier configuración por defecto de un panel IPS LCD de la competencia.

Cómo proteger la pantalla de tu móvil para evitar que se rompa

En el apartado multimedia, digno de mención también es el hecho de que en este modelo tenemos la función de Dolby Atmos: si lo activas (se hace desde la barra de notificaciones), podrás obtener una experiencia mucho más personalizada para cada situación: hay un modo para cuando estés escuchando música, otro para cuando estés oyendo un podcast, otro para cuando veas una película... son detalles que se agradecen en un terminal de este rango de precio. Es la misma función que os podréis encontrar en nada menos que el Samsung Galaxy S9.

El Exynos 7885 está bien respaldado por los 4 GB de RAM

Samsung Galaxy A7 de 2018

El Exynos 7885 es un procesador que ya nos empieza a resultar familiar en el catálogo de móviles de gama media de Samsung en 2018: lo vimos primero en el Samsung Galaxy A8 (2018) –cuyo análisis podéis leer en este enlace–, y en su momento ya os dijimos que, pese a que no era un procesador de alta gama, ofrecía un buen desempeño para ser un gama media. Ya os adelantamos que en este otro modelo los tiros van por el mismo sitio. El procesador gráfico sigue siendo la Mali-G71, es decir, un "reciclado" de la gráfica de buques insignia del año pasado como el Mate 9 de Huawei o bien los Galaxy S8. Como colofón, tenemos 4 GB de RAM.

El A7 de 2018 rinde bien. Es un teléfono que funciona sin problemas en un uso cotidiano, y aunque no se libra de dejar algún que otro rastro de lentitud cuando pasas de una tarea exigente a otra, lo cierto es que al final del día no da dolores de cabeza en ese sentido. Además, es capaz de mover sin problema las aplicaciones más exigentes del momento, incluyendo juegos de alta gama. Por lo tanto, se lleva un aprobado alto en este apartado.

  Galaxy A7 (2018) Mate 20 Lite Pocophone F1 Xiaomi Mi A2
Procesador Exynos 7885 Kirin 710 Snapdragon 845 Snapdragon 660
AnTuTu 121.953 puntos 137.128 265.331 131.224

Desliza el dedo sobre la tabla

Las pruebas sintéticas de benchmarks a las que hemos sometido este teléfono confirman lo que os decíamos de nuestra opinión sobre su rendimiento: es un gama media sin más, y consigue una puntuación muy similar a la que logra en la misma prueba cualquiera de sus competidores. Para que os hagáis una idea, en nuestro análisis ha obtenido 121.953 puntos en AnTuTu, ligeramente –nada significativo– por detrás de lo que obtienen otros terminales de la misma gama.

Samsung Galaxy A7 (2018)

Los 64 GB de almacenamiento interno que trae la versión más básica de este modelo son suficientes para cualquier usuario –más todavía teniendo en cuenta lo fácil que resulta liberar espacio volcando todas las fotos a la nube con Google Fotos– incluso teniendo en cuenta que el sistema ocupa cerca de 10 GB de fábrica. En cualquier caso, ahí está la ranura para tarjetas microSD de hasta 512 GB para solucionar cualquier problema de espacio.

Estamos ante un terminal que viene de fábrica con Android 8.0 Oreo, aunque por supuesto no nos vamos a encontrar con una capa pura, sino que estamos ante la ya más que conocida TouchWiz (o Samsung Experience). Samsung todavía no se ha sumado a la moda de este año de lanzar al menos un móvil con Android One, la versión pura de Android, de manera que aquel que quiera una interfaz sin personalizar deberá irse a otros móviles de la competencia.

10 trucos que dejarán tu móvil Android como nuevo

En cuanto a la batería, os podemos confirmar que los 3.300 mAh que tiene de capacidad responden muy bien incluso a un uso exigente: a nosotros no nos ha resultado complicado superar el día entero de uso, y si sois usuarios moderados seguramente no tengáis problemas para llegar incluso a las dos jornadas de encendido.

Por cierto, antes de seguir hagamos un repaso rápido de sus conectividades inalámbricas: tiene WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de banda dual (es decir, sí es compatible con las redes de 5GHz), tiene Bluetooth 5.0, trae NFC (tiene Samsung Pay), cuenta con GPS (incluyendo A-GPS, GLONASS y BDS) y, como ya hemos destacado antes, trae Radio FM.

Para esto sirve tener tres cámaras en lugar de una (o dos)

Las tres cámaras del Galaxy A7 (2018)

Llegamos al apartado más interesante de esta prueba: la(s) cámara(s). Estamos ante una triple configuración de cámara que incluye: un sensor principal de 24 megapíxeles (f/1.7), un sensor de gran angular de ocho megapíxeles (f/2.4) y un sensor de profundidad de cinco megapíxeles (f/2.2). Ojo: "sensor de profundidad" no es lo mismo que zoom óptico (también conocido como sensor telefoto), así que no esperéis tener en este terminal una configuración tan avanzada como la del –por ejemplo– Mate 20 Pro, el cual permite hacer incluso fotografías con aumento sin pérdida de calidad; en este caso, es un sensor pensado para obtener más información de las escenas, pero no sirve para hacer doble aumento sin perder calidad (cosa que sí se consigue con un sensor telefoto).

Dicho esto, son dos las opciones de disparo que puedes utilizar con la cámara del Galaxy A7 (2018): hacer una fotografía con el sensor principal o, si pulsas sobre el botón que hay en la aplicación de cámara, hacer una fotografía con la lente de gran angular. ¿Para qué sirve el gran angular? Una imagen vale más que mil palabras, y aquí tenéis un ejemplo:

Gran angular del Galaxy A7 2018

La segunda fotografía fue tomada con la lente de gran angular de este móvil, y como podéis ver ofrece un campo de la escena mucho más amplio. Es ideal para hacer fotografías de paisajes y fotos en grupo, pero tiene como punto negativo el detalle de que es un sensor f/2.4 (frente al f/1.7 del sensor principal), lo que quiere decir que deja entrar menos luz y, por lo general, ofrece un resultado algo peor. Si buscáis la máxima calidad, disparad siempre con la cámara principal.

Fotografías tomadas con la cámara del Galaxy A7 (2018)
Fotografías tomadas con la cámara del Galaxy A7 (2018)
Fotografías tomadas con la cámara del Galaxy A7 (2018)
Missing media.

En todas las demás situaciones, la cámara del Samsung Galaxy A7 de 2018 nos ha ofrecido unos resultados que nos han gustado especialmente en tomas exteriores de día. Puede que pequen un poco de tonos excesivamente saturados (tiene un modo HDR muy agresivo), pero en líneas generales se trata de fotografías que lucen realmente bien si nuestra única intención es compartirlas a través de las redes sociales. El modo retrato, como suele ser habitual en estas gamas, no es perfecto y a veces falla a la hora de recortar las siluetas.

Esta cámara, por cierto, es capaz también de grabar vídeos con una resolución máxima Full HD a 30 fotogramas por segundo. En la parte frontal, lo que tenemos es un sensor de 24 megapíxeles que nos ha gustado mucho, y cuyos resultados podéis ver en la galería de fotografías que os hemos dejado adjunta un poco más arriba.

Es un buen móvil, pero está rodeado de alternativas interesantes

Opiniones tras probar el Samsung Galaxy A7 (2018)

Lo que os vamos a decir como conclusión de nuestro análisis del Samsung Galaxy A7 de 2018 se puede aplicar para todos los Galaxy A que hemos probado este año –y también para los que todavía probaremos en lo que queda de 2018–: es un buen móvil, pero tiene detrás muchas alternativas interesantes. Por sí solo, es un teléfono que no va a decepcionar a aquellos que decidan gastarse en él los 349 euros que cuesta; el problema está en que, si coges esos 349 euros y te pones a mirar alternativas, verás que tienes opciones más interesantes a un precio más bajo.

Compra el Galaxy A7 de 2018 a un precio más bajo en este enlace

Del Galaxy A7 (2018) hay que destacar de forma positiva aspectos tales como su elegante diseño, la atrevida apuesta de Samsung por nada menos que tres cámaras principales o la equilibrada combinación de rendimiento, pero también hay que criticar detalles tales como la ausencia de un puerto USB de Tipo-C, la no-resistencia al agua o la mejorable calidad de imagen de la pantalla.

En el caso de que estéis buscando una apuesta un poco más conservadora, sin salir del propio catálogo de Samsung tenéis una alternativa como el propio Galaxy A8 de 2018. Tiene un precio similar a día de hoy, y a diferencia del protagonista de nuestro análisis trae el lector de huellas en la parte trasera (y no en un lateral), tiene una única cámara principal (nada mala, como ya os dijimos en nuestro análisis) y sí tiene certificado IP68. A cambio, no trae Android 8.0 Oreo y tiene solamente 32 GB de almacenamiento interno. Valorad qué especificaciones os parecen más importantes, y lo tendréis fácil para elegir entre ambos.

  Galaxy A7 (2018) Galaxy A8 (2018)
Pantalla 6" Full HD+, Super AMOLED 5,6" Full HD+, Super AMOLED
Procesador Exynos 7885 Exynos 7885
Memoria + RAM 64 + 4 GB 32 + 4 GB
Android Android 8.0 Oreo Android 7.1.1 Nougat
Cámara principal 24 + 8 + 5 megapíxeles 16 megapíxeles
Cámara frontal 24 megapíxeles 16 + 8 megapíxeles
Batería 3.300 mAh 3.000 mAh
Precio de salida 349 euros 499 euros

Desliza el dedo sobre la tabla

A favor del Galaxy A8 (2018) hay que decir, eso sí, que está confirmado para actualizarse a la última versión de Android 8.0 Oreo más pronto que tarde. Ya hay países en los que se ha distribuido la actualización (trae la funcionalidad de Dolby Atmos e incluye mejoras en la aplicación de cámara), así que solamente es cuestión de tiempo que lo podáis actualizar en España. Por lo tanto, es una diferencia menos frente al Galaxy A7 (2018).

Pero si nos vamos a las alternativas de la competencia, entonces el abanico de móviles que os pueden interesar si vais a comprar el Galaxy A7 (2018) es prácticamente infinito. Huawei, Motorola y, sobre todo, la apisonadora Xiaomi tienen en sus catálogos teléfonos que a un precio más barato ofrecen en algunos casos incluso mejores características. Es tal la cantidad de alternativas que seguro que nos dejamos alguna por el camino (otras ya las hemos mencionado a lo largo del análisis, así que para no repetirnos las dejamos fuera).

  Galaxy A7 (2018) Xiaomi Mi A2 Motorola One Huawei P20 Lite
Pantalla 6" Full HD+, Super AMOLED 5,99" Full HD+, LTPS IPS LCD 5,9" HD+, LTPS IPS LCD 5,84" Full HD+, LTPS IPS LCD
Procesador Exynos 7885 Snapdragon 660 Snapdragon 625 Kirin 659
Memoria + RAM 64 + 4 GB 32 + 4 GB 64 + 4 GB 32 + 4 GB
Android Android 8.0 Oreo Android One Android One Android 8.0 Oreo
Cámara principal 24 + 8 + 5 megapíxeles 12 + 20 megapíxeles 13 + 2 megapíxeles 16 + 2 megapíxels
Batería 3.300 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh
Precio actual +- 288 euros +- 219 euros +- 246 euros +- 249 euros

Desliza el dedo sobre la tabla

Cada alternativa es mejor (y peor) en ciertos aspectos. En cuanto a rendimiento, seguramente consigáis mejores resultados con el Xiaomi Mi A2 o el Motorola One por el sencillo motivo de que incorporan una capa nativa de Android, y no la de TouchWiz como los Samsung Galaxy; en batería ninguna supera a nuestro protagonista de este análisis, y como mucho estarán más o menos al mismo nivel; y desde el punto de vista de la cámara, la cosa ya está más disputada.

Y ya si nos metemos a hablar de otros móviles como el Pocophone F1, el Huawei P Smart+ o el Honor 10, que los mencionábamos con sus respectivos precios en las tiendas al comienzo de esta prueba, la elección se complica todavía más. No es fácil elegir, ¿verdad?

Recordad que podéis comprar el Samsung Galaxy A7 (2018) al precio más barato en este enlace.